Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Exámenes de detección del cáncer de seno (mama) (PDQ®) : Pruebas de detección - información para los pacientes [NCI]

Esta información es producida y suministrada por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés). La información en este tema puede haber cambiado desde que se escribió. Para la información más actual, comuníquese con el Instituto Nacional del Cáncer a través del Internet en la página web http://cancer.gov o llame al 1-800-4-CANCER.

Exámenes de detección del cáncer de seno (mama)

¿Qué son los exámenes de detección?

Los exámenes de detección son la búsqueda de un cáncer antes de que la persona presente algún síntoma. Esto puede ayudar a encontrar el cáncer en un estadio inicial. Cuando el tejido anormal o el cáncer se encuentran a tiempo, puede ser más fácil tratarlos. Cuando aparecen los síntomas, el cáncer pudo haber empezado a diseminarse.

Los científicos tratan de entender mejor quiénes tienen más probabilidades de enfermarse de ciertos tipos de cáncer. También estudian lo que hacemos y las cosas que nos rodean para ver si causan cáncer. Esta información ayuda a los médicos a recomendar quién se debe someter a los exámenes de detección del cáncer, qué pruebas se deben usar y con qué frecuencia se deben realizar.

Es importante recordar que el médico no piensa necesariamente que usted tiene cáncer si ordena un examen de detección, ya que estos se realizan cuando no se tienen síntomas de cáncer.

Si el resultado de un examen de detección es anormal, es posible que necesite someterse a más pruebas para determinar si tiene cáncer. Estas se llaman pruebas de diagnóstico.

Para mayor información sobre los exámenes de detección del cáncer, consulte el siguiente sumario del PDQ:

  • Aspectos generales de los exámenes de detección del cáncer

Información general sobre el cáncer de mama

El cáncer de mama es una enfermedad en la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la mama.

La mama está compuesta por lóbulos y conductos. Cada mama tiene entre 15 y 20 secciones que se llaman lóbulos, que a su vez tienen secciones más pequeñas que se llaman lobulillos. Los lobulillos terminan en docenas de bulbos diminutos que pueden producir leche. Los lóbulos, los lobulillos y los bulbos están conectados por tubos delgados que se llaman conductos.
Dibujo de la anatomía de la mama femenina que muestra los ganglios linfáticos, el pezón, la aréola, la pared del pecho, las costillas, el músculo, el tejido graso, el lóbulo y los conductos.

Cada mama tiene también vasos sanguíneos y vasos linfáticos. Los vasos linfáticos trasportan un líquido casi incoloro que se llama linfa y conducen a órganos que se llaman ganglios linfáticos. Los ganglios linfáticos son estructuras pequeñas en forma de frijol que se encuentran en todo el cuerpo. Estos filtran sustancias en la linfa y ayudan a combatir infecciones y enfermedades. Hay racimos de ganglios linfáticos cerca de la mama en la axila (debajo del brazo), arriba de la clavícula y en el pecho.

Para mayor información sobre el cáncer de mama, consultar los siguientes sumarios del PDQ:

  • Prevención del cáncer de seno (mama)
  • Tratamiento del cáncer de seno (mama)
  • Genética del cáncer de mama y del cáncer de ovario (en inglés)

El cáncer de mama es la segunda causa principal de muerte por cáncer en las mujeres estadounidenses.

Las mujeres en los Estados Unidos presentan cáncer de mama con más frecuencia que cualquier otro tipo de cáncer, a excepción del cáncer de piel. El cáncer de mama es la segunda causa de muerte por cáncer en las mujeres, después del cáncer de pulmón.

El cáncer de mama se presenta con más frecuencia en las mujeres blancas que en las mujeres negras. Sin embargo, las mujeres negras son más propensas que las mujeres blancas a morir por la enfermedad.

El cáncer de mama también se presenta en los hombres, pero el número de casos es pequeño.

Los antecedentes de salud pueden afectar el riesgo de cáncer de mama.

Cualquier cosa que aumenta la probabilidad de presentar una enfermedad se denomina factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que se enfermará de cáncer; no tener factores de riesgo no significa que no se enfermará de cáncer. Consulte con su médico si piensa que puede estar en riesgo de cáncer de mama. Entre de los factores de riesgo de cáncer de mama se encuentran los siguientes:

  • Tener ciertas mutaciones (cambios) genéticas, como en los genes BRCA1 o BRCA2.
  • Tener la menstruación a una edad temprana.
  • Tener edad avanzada durante el primer parto o nunca haber dado a luz.
  • Tener antecedentes personales de cáncer de mama invasivo, carcinoma ductal in situ (CDIS), carcinoma lobulillar in situ (CLIS) o enfermedad de mama benigna (no cancerosa).
  • Tener antecedentes familiares (familiar de primer grado, como la madre, una hija o una hermana) con cáncer de mama.
  • Recibir tratamiento con radioterapia a la mama o el pecho.
  • Tener tejido de la mama que aparece denso en un mamograma.
  • Usar hormonas como estrógeno y progesterona contra los síntomas de la menopausia.
  • Ser Obesa.
  • No hacer suficiente ejercicio.
  • Consumir bebidas alcohólicas.
  • Ser de raza blanca.

La Herramienta para la evaluación del riesgo de cáncer de mama del NCI, disponible solo en inglés, usa los factores de riego de una mujer para calcular su riesgo de cáncer de mama en los siguientes 5 años y hasta los 90 años. Esta herramienta en línea está diseñada para su uso por un proveedor de atención de la salud. Para mayor información sobre el riesgo de cáncer de mama, llame al 1-800-4-CANCER.

Exámenes de detección del cáncer de mama

Hay pruebas que se usan para detectar los diferentes tipos de cáncer.

Algunos exámenes de detección se usan porque han mostrado ser útiles para encontrar cánceres a tiempo y disminuir la probabilidad de morir por estos cánceres. Hay otros exámenes que se usan porque mostraron encontrar cáncer en algunas personas; sin embargo, no se ha probado en ensayos clínicos que su uso disminuya el riesgo de morir por cáncer.

Los científicos estudian los exámenes de detección para identificar los que tienen menos riesgos y más beneficios. Los ensayos de exámenes de detección del cáncer también tienen el propósito de mostrar si la detección temprana (encontrar el cáncer antes de que produzca síntomas) disminuye la probabilidad de una persona de morir a causa de la enfermedad. Para algunos tipos de cáncer, la probabilidad de recuperación es mayor si la enfermedad se encuentra y se trata en un estadio inicial.

En muchas partes del país, se realizan ensayos clínicos que estudian los métodos de detección del cáncer. Para mayor información sobre ensayos clínicos en curso, consultar el portal de Internet del NCI.

Las siguientes son las tres pruebas que los proveedores de atención de la salud usan para detectar el cáncer de mama:

Mamograma

La mamografía es el examen de detección más común del cáncer de mama. Un mamograma es una radiografía de la mama. Esta prueba puede encontrar tumores que son muy pequeños al tacto. Un mamograma también puede encontrar carcinoma ductal in situ (CDIS). En el CDIS hay células anormales en el revestimiento del conducto de una mama, que se pueden volver cáncer invasivo en algunas mujeres.

Es menos probable que los mamogramas encuentren tumores en las mamas de las mujeres menores de 50 años que en las mayores. Esto puede obedecer a que el tejido de las mamas de las mujeres más jóvenes es más denso y aparece blanco en un mamograma. Debido a que los tumores también aparecen blancos en un mamograma, pueden ser difíciles de encontrar cuando hay tejido denso de la mama.

Mamografía; se presiona la mama izquierda entre dos placas. Se usa una máquina de rayos-X para tomar imágenes de la mama. Un recuadro muestra la imagen de rayos-X con una flecha que apunta al tejido anormal.

Los siguientes aspectos pueden afectar la capacidad del mamograma para detectar (encontrar) el cáncer de mama:

  • El tamaño del tumor.
  • La densidad del tejido de la mama.
  • La destreza del radiólogo.

Las mujeres de 40 a 74 años que se sometieron a mamografías de detección y recibieron un diagnóstico de cáncer de mama tienen menores probabilidades de morir por este cáncer que quienes no lo hicieron.

Examen clínico de la mama (ECM)

Un examen clínico de la mama es un examen de la mama que realiza un médico u otro profesional de la salud. El médico palpará con delicadeza las mamas y debajo de los brazos para buscar bultos o cualquier cosa que parezca inusual. Se desconoce si practicarse exámenes clínicos de la mama reduce las probabilidades de morir por cáncer de mama.

Las mujeres o los hombres se pueden realizar autoexámenes de la mama para verificar la presencia de bultos u otros cambios en las mamas. Es importante saber cómo se ven y se sienten sus mamas normalmente. Consulte con su médico si siente cualquier bulto o nota cualquier otro cambio. No se ha mostrado que realizarse autoexámenes de la mama disminuya las probabilidades de morir por cáncer de mama.

Imágenes por resonancia magnética (IRM) para las mujeres con riego alto de cáncer de mama

Las IRM consisten en un procedimiento para el que usa un imán, ondas de radio y una computadora para crear imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN). Las IRM no usan rayos X.

Las IRM se usan examen de detección para las mujeres que presentan una o más de las siguientes situaciones:

  • Ciertos cambios genéticos, como en los genes BRCA1 o BRCA2.
  • Antecedentes familiares (familiar de primer grado, como la madre, una hija o una hermana) con cáncer de mama.
  • Algunos síndromes genéticos, como el de Li-Fraumeni o el síndrome de Cowden.

Las IRM identifican cáncer de mama más a menudo que los mamogramas, pero es común que los resultados de las IRM parezcan anormales, incluso cuando no hay cáncer.

Hay pruebas de detección nuevas que se estudian en ensayos clínicos.

Termografía

La termografía es un procedimiento mediante el cual se usa una cámara especial que detecta el calor para registrar la temperatura de la piel que cubre las mamas. Una computadora crea un mapa de la mama que muestra los cambios de temperatura. Los tumores pueden producir cambios de temperatura que se pueden reflejar en el termograma.

No hay ningún ensayo clínico de termografía para ver qué tan bien detecta el cáncer de mama o si someterse al procedimiento disminuye el riesgo de morir por cáncer de mama.

Muestreo de tejido

El muestreo de tejido consiste en tomar células del tejido de la mama para observarlas al microscopio. En algunos estudios, las células anormales en el líquido de la mama se relacionaron con un mayor riesgo de cáncer de mama. Los científicos estudian si el muestreo de tejido de la mama se puede usar para encontrar cáncer de mama en un estadio inicial o predecir el riesgo de este tipo de cáncer. Las siguientes tres formas de tomar muestras de tejido están en estudio:

  • Aspiración por aguja fina: se inserta una aguja fina en el tejido de la mama alrededor de la aréola (área oscura alrededor del pezón) para tomar una muestra de células y líquido.
  • Aspiración del pezón: uso de succión suave para extraer líquido a través del pezón por medio de un dispositivo parecido a los extractores de leche que usan las mujeres para lactar.
  • Lavado ductal: se inserta en el pezón un catéter (tubo) del tamaño de un cabello, y se libera una cantidad pequeña de agua con sal en el conducto. El agua recoge células de la mama y luego se extrae.

En muchas partes del país, se realizan ensayos clínicos de exámenes de detección. Para mayor información sobre ensayos clínicos en curso, consultar el portal de Internet del NCI.

Riesgos de los exámenes de detección del cáncer de mama

Los exámenes de detección tienen riesgos.

Las decisiones sobre los exámenes de detección pueden ser difíciles. No todos estos exámenes son útiles y la mayoría tiene riesgos. Es posible que desee discutir con su médico sobre el examen de detección antes de someterse a este, ya que es importante conocer sus riesgos y si está comprobado que reduce las probabilidades de morir por cáncer.

Entre los riesgos de las pruebas de detección del cáncer de mama, se incluyen los siguientes:

Es posible que la detección del cáncer de mama no mejore la salud, o ayude a una mujer a vivir por más tiempo.

También es posible que los exámenes de detección no la ayuden si presenta cáncer de mama de crecimiento rápido, o si este se diseminó hasta otras partes del cuerpo. Además, es posible que algunos cánceres de mama que se encuentran en una mamografía de detección nunca produzcan síntomas o se vuelvan potencialmente mortales. Cuando se encuentran dichos tipos de cáncer, el tratamiento no la ayudaría a vivir por más tiempo, y en su lugar, podría causar efectos secundarios graves. En este momento, no es posible estar seguro de cuáles tipos de cáncer de mama que se encuentran por medio de exámenes de detección causarán problemas y cuáles no.

Los exámenes pueden tener resultados negativos falsos.

Los resultados del examen de detección pueden parecer normales aunque haya cáncer de mama. Una mujer que recibe un resultado negativo falso (que muestra que no hay cáncer cuando en realidad lo hay) puede demorarse en buscar atención médica aunque presente síntomas.

Uno en cinco cánceres se puede pasar por alto en una mamografía. Los resultados negativos falsos se presentan más a menudo en mujeres más jóvenes que en las de edad avanzada, porque el tejido de la mama es más denso en las primeras. Las probabilidades de un resultado negativo falso también se ven afectadas por los siguientes aspectos:

  • El tamaño del tumor.
  • La tasa de crecimiento del tumor.
  • La concentración de hormonas, como estrógeno y progesterona en el cuerpo de la mujer.
  • La destreza del radiólogo.

Los exámenes pueden tener resultados positivos falsos.

Los resultados de los exámenes de detección pueden parecer anormales aunque no haya cáncer. Por lo habitual, después de un resultado positivo falso (que muestra que hay cáncer cuando en realidad no lo hay) se realizan más pruebas (como una biopsia) que también pueden tener riesgos.

La mayoría de las pruebas con resultados anormales termina no siendo cáncer. Los resultados positivos falsos son más comunes en los siguientes grupos:

  • Mujeres más jóvenes.
  • Mujeres que se sometieron a biopsias de mama previas.
  • Mujeres con antecedentes familiares de cáncer de mama.
  • Mujeres que usan hormonas, como estrógeno y progesterona.

La destreza del radiólogo también puede afectar las probabilidades de un resultado positivo falso.

Los resultados positivos falsos de las pruebas adicionales pueden provocar ansiedad.

Por lo general, después de un resultado positivo falso de los mamogramas de detección, se realizan más pruebas que pueden provocar ansiedad. En un estudio, las mujeres que se sometieron a más pruebas tras recibir un resultado positivo falso de un mamograma de detección manifestaron sentir ansiedad tres meses después, aunque no recibieron diagnóstico de cáncer. Sin embargo, varios estudios muestran que las mujeres que sienten ansiedad luego de recibir resultados positivos falsos de una prueba son más propensas a programar exámenes de detección de mama regulares en el futuro.

Las mamografías exponen la mama a la radiación.

La exposición a la radiación es un factor de riesgo del cáncer de mama. El riesgo de presentar cáncer de mama por la exposición a la radiación, como los exámenes de detección por medio de mamograma o las radiografías, es mayor con dosis más altas de radiación en las mujeres más jóvenes. Para las mujeres mayores de 40 años, los beneficios de un examen de detección anual por medio de mamograma pueden ser mayores que los riesgos de la exposición a la radiación.

Puede presentarse dolor o incomodidad durante un mamograma.

Durante un mamograma, se sitúan las mamas entre dos placas que se presionan. La presión de las mamas ayuda a obtener una mejor radiografía de estas. Algunas mujeres presentan dolor o incomodidad durante un mamograma.

Los riesgos y beneficios de los exámenes de detección del cáncer de mama pueden ser diferentes en distintos grupos de edades.

Los beneficios de los exámenes de detección del cáncer de mama pueden variar entre grupos de edad:

  • Para las mujeres que se prevé que vivirán 5 años o menos, la detección y el tratamiento del cáncer de mama en estadio inicial puede reducir su calidad de vida, sin ayudarlas a vivir por más tiempo.
  • Como en otras mujeres, en las mujeres mayores de 65 años, los resultados de un examen de detección pueden llevar a realizar más procedimientos diagnósticos y generar ansiedad mientras se esperan los resultados. Además, por lo general, los tipos de cáncer de mama que se encuentran no son potencialmente mortales.
  • En las mujeres alrededor de 80 y 90 años, las decisiones sobre los exámenes de detección deben depender de la salud de la paciente y del posible efecto en su calidad de vida.
  • No se ha mostrado que las mujeres con riesgo promedio de cáncer de mama se beneficien al empezar a someterse a mamografías de detección antes de los 40 años.

SA las mujeres que recibieron radioterapia al pecho, en especial, a una edad temprana, se les recomienda someterse a exámenes de detección del cáncer de mama de rutina. Los exámenes de detección con IRM anuales pueden comenzar a los 8 años después del tratamiento o a la edad de 25 años, lo que represente más tiempo. No se han estudiado los beneficios y los riesgos de los mamogramas y las IRM para estas mujeres.

No se dispone de información sobre los beneficios o los riesgos de los exámenes de detección del cáncer de mama en los hombres.

Sin importar su edad, si tiene factores de riesgo de cáncer de mama, debe consultar con su médico sobre cuándo empezar a someterse a exámenes de detección del cáncer de mama y con qué frecuencia.

Modificaciones a este sumario (07 / 17 / 2013)

Los sumarios del PDQ con información sobre el cáncer se revisan con regularidad y se actualizan en la medida en que se obtiene nueva información. Esta sección describe los cambios más recientes introducidos en este sumario a partir de la fecha arriba indicada.

Se incorporaron cambios editoriales en este sumario.

Información sobre este sumario del PDQ

Información sobre el PDQ

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) que contiene información completa sobre el cáncer. La base de datos del PDQ incluye sumarios de la última información publicada sobre la prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se presentan en dos versiones. Las versiones para profesionales de la salud tienen información detallada escrita en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se escriben en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones tienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. Además, las versiones también están disponibles en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). El NIH es el centro principal de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en una revisión independiente de la literatura médica. No son declaraciones de políticas del NCI o el NIH.

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ con información sobre el cáncer contiene información actualizada sobre exámenes de detección del cáncer de mama. Tiene como objetivo informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas a cargo de pacientes. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

Los Consejos Editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están compuestos por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con este. Los sumarios se revisan regularmente y se les incorporan cambios a medida que se obtiene nueva información. La fecha de cada sumario ("Actualizado") indica la fecha del cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se tomó de la versión para profesionales de la salud, que el Consejo Editorial del PDQ® de Exámenes de Detección y Prevención revisa con regularidad y actualiza cuando es necesario.

Información sobre ensayos clínicos

Un estudio o ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar maneras nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recoge información acerca de los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes deberían considerar participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos están abiertos solo a los pacientes que no han comenzado un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos del PDQ están disponibles en línea en el portal de Internet del NCI. La lista de muchos médicos que participan en ensayos clínicos también se encuentra en el PDQ. Para mayor información, llamar al Servicio de información sobre cáncer al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

Permisos para el uso de este sumario.

PDQ es una marca registrada. Aunque el contenido de los documentos del PDQ se puede usar libremente como texto, este no se puede identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, a menos que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Sin embargo, se permitirá que un usuario tendría permiso para escribir una oración como "El sumario de información sobre el cáncer del PDQ del NCI sobre la prevención del cáncer de mama indica los siguientes riesgos: "[incluir extracto del sumario]".

El formato preferido para citar un sumario del PDQ es el siguiente:

National Cancer Institute: PDQ® Exámenes de detección del cáncer de seno (mama). Bethesda, MD: National Cancer Institute. Última actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: http://cancer.gov/espanol/pdq/deteccion/seno/Patient. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes que aparecen en los sumarios del PDQ se usan con permiso de los autores, artistas o la casa editorial para su sola inclusión en los sumarios del PDQ. El permiso para usar imágenes fuera del contexto de información del PDQ se debe obtener del propietario; el Instituto Nacional del Cáncer no lo puede otorgar. Para mayor información sobre el uso de las gráficas en este sumario, así como muchas otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar el enlace Visuals Online. Visuals Online es una colección de más de 2.000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

No se debe usar la información contenida en estos sumarios para tomar decisiones acerca del reembolso de seguros. Para mayor información sobre cobertura de seguros, consultar la página Información económica, legal y de seguro médico, disponible en Cancer.gov.

Para mayor información

En Cancer.gov/espanol se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en la página ¿En qué podemos ayudarle?. Las preguntas también se pueden enviar por correo electrónico utilizando el Formulario de comunicación.

Preguntas u opiniones sobre este sumario

Si tiene preguntas o algún comentario sobre este sumario, por favor envíelas a través del formulario de opinión disponible en nuestro portal de Internet, Cancer.gov/espanol.

Obtenga más información del NCI

Llame al 1-800-4-CANCER

Para obtener más información, las personas que residen en los Estados Unidos pueden llamar gratis al Servicio de Información del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237), de lunes a viernes de 8:00 a. m. a 8:00 p. m, hora del Este. Un especialista en información sobre el cáncer estará disponible para responder a sus preguntas.

Escríbanos

Para obtener información del NCI, sírvase escribir a la siguiente dirección:

NCI Public Inquiries Office
9609 Medical Center Dr.
Room 2E532 MSC 9760
Bethesda, MD 20892-9760

Busque en el portal de Internet del NCI

El portal de Internet del NCI provee acceso en línea a información sobre el cáncer, ensayos clínicos, y otros portales de Internet u organizaciones que ofrecen servicios de apoyo y recursos para los pacientes con cáncer y sus familias. Para una búsqueda rápida, use la casilla de búsqueda en la esquina superior derecha de cada página Web. Los resultados de una gama amplia de términos buscados incluirán una lista de las "Mejores Opciones," páginas web que son escogidas de forma editorial que se asemejan bastante al término que usted busca.

Hay muchos lugares donde las personas pueden obtener materiales e información sobre tratamientos para el cáncer y servicios. Los hospitales pueden tener información sobre instituciones o regionales que ofrecen información sobre ayuda financiera, transporte de ida y vuelta para recibir tratamiento, atención en el hogar y sobre cómo abordar otros problemas relacionados con el tratamiento del cáncer.

Publicaciones

El NCI tiene folletos y otros materiales para pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Estas publicaciones describen los diferentes tipos de cáncer, los métodos para tratarlo, pautas para hacerle frente e información sobre ensayos clínicos. Algunas publicaciones proveen información sobre las diferentes pruebas de detección del cáncer, sus causas y cómo prevenirlo, además de estadísticas e información sobre actividades de investigación llevadas a cabo en el NCI. Los materiales del NCI sobre estos y otros temas, se pueden solicitar en línea al Servicio de Localización de Publicaciones del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute Publications Locator) o imprimirse directamente. Estos materiales también se pueden solicitar con una llamada gratuita al Servicio de Información sobre el Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute's Cancer Information Service) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

Última revisión: 2013-07-17


Si usted quiere saber más sobre el cáncer y cómo se trata, o si desea saber sobre ensayos clínicos para su tipo de cáncer, puede llamar al Servicio de Información del Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés) al 1-800-422-6237, llamada gratuita. Un especialista en información capacitado puede hablar con usted y responder a sus preguntas.


Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.