Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Depresión (PDQ®) información para los pacientes [NCI]

Esta información es producida y suministrada por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés). La información en este tema puede haber cambiado desde que se escribió. Para la información más actual, comuníquese con el Instituto Nacional del Cáncer a través del Internet en la página web http://cancer.gov o llame al 1-800-4-CANCER.

Depresión

Información general sobre la depresión

La depresión es diferente de la tristeza normal.

La depresión no es simplemente sentirse triste. La depresión es un trastorno con síntomas específicos que se pueden diagnosticar y tratar. Cerca de la cuarta parte de los pacientes de cáncer se deprimen. Los números de hombres y mujeres afectados son casi los mismos.

Una persona diagnosticada con cáncer se enfrenta con muchos temas que provocan tensión. Estos pueden ser los siguientes:

  • Miedo a la muerte.
  • Cambios en los planes de vida.
  • Cambios en la imagen corporal y la autoestima.
  • Cambios en la vida diaria.
  • Preocupaciones económicas y legales.

La tristeza y la aflicción son reacciones normales ante un diagnóstico de cáncer. Una persona con cáncer también puede tener:

  • Sentimientos de la incredulidad, negación o desesperación.
  • Dificultad para dormir.
  • Pérdida de apetito.
  • Ansiedad o preocupación por el futuro.

No todas las personas diagnosticadas con cáncer reaccionan de la misma manera. Algunos pacientes de cáncer pueden no experimentar depresión o ansiedad, mientras que otros experimentan niveles altos de ambos estados.

Entre los signos que muestran que una persona se adaptó al diagnóstico y tratamiento del cáncer se incluye ser capaz de mantenerse activo en la vida diaria y continuar cumpliendo funciones como las siguientes:

  • Cónyuge.
  • Padre.
  • Empleado.

Este sumario trata sobre todo de la depresión en adultos con cáncer. Hay una sección al final del sumario sobre la depresión en los niños con cáncer.

Algunos pacientes de cáncer pueden tener un riesgo más alto de depresión.

Hay factores de riesgo conocidos de depresión después de un diagnóstico de cáncer. Los factores que aumentan el riesgo de depresión no siempre se relacionan con el cáncer.

Factores de riesgo relacionados con el cáncer.

Los factores de riesgo relacionados con el cáncer que pueden causar depresión pueden ser los siguientes:

  • Enterarse de que se tiene un cáncer cuando uno ya está deprimido por otras razones.
  • Sentir dolor por un cáncer que no se controla bien.
  • Tener un cáncer en estadio avanzado.
  • Estar físicamente debilitado por el cáncer.
  • Ser soltero (para ciertos tipos de cáncer).
  • Tener cáncer de páncreas.
  • Tomar ciertas medicinas como las siguientes:
    • Corticosteroides.
    • Procarbazina.
    • L-asparaginasa.
    • Interferón alfa.
    • Interleucina-2.
    • Anfotericina B.
Factores de riesgo no relacionados con el cáncer.

Los factores de riesgo que no se relacionan con el cáncer pueden ser los siguientes:

  • Antecedentes personales o familiares de depresión o suicidio.
  • Antecedentes personales de alcoholismo o abuso de drogas.
  • Antecedentes personales de problemas mentales.
  • Un sistema de apoyo social débil (no estar casado, tener pocos familiares o amigos, tener una tarea donde usted trabaja solo).
  • Tensión producida por situaciones de la vida que no se relacionan con el cáncer.
  • Tener problemas de salud que se sabe que causan depresión (por ejemplo, un derrame cerebral o un ataque cardíaco).

Hay muchas afecciones que pueden causar depresión.

Entre las afecciones que pueden causar depresión están las siguientes:

  • Dolor que no desaparece con tratamiento.
  • Anemia.
  • Fiebre.
  • Concentraciones anormales de calcio, sodio o potasio en la sangre.
  • No tener suficiente vitamina B12 o folato en su alimentación.
  • Demasiada o muy poca hormona tiroidea.
  • Demasiado poca hormona producida por la glándula suprarrenal.
  • Efectos secundarios de ciertas medicinas.

La depresión y la ansiedad son habituales en los pacientes cuyo cáncer está avanzado y ya no se puede tratar.

Los pacientes cuyo cáncer ya no se puede tratar a menudo se sienten deprimidos y ansiosos. Estos sentimientos pueden empobrecer la calidad de vida. Los pacientes con enfermedad terminal que están deprimidos informan que se preocupan por los siguientes aspectos:

  • Síntomas.
  • Relaciones.
  • Creencias acerca de la vida.

Los pacientes con enfermedad terminal que están deprimidos sienten que son "una carga" aunque no dependan mucho de otras personas.

Los familiares también tienen riesgo de depresión.

La ansiedad y la depresión también son comunes en los familiares que cuidan a un ser querido enfermo de cáncer. Los hijos se ven afectados cuando uno de los padres con cáncer está deprimido y pueden tener ellos mismos problemas emocionales y de comportamiento.

La buena comunicación ayuda. Es más probable que los familiares que hablan de sus sentimientos y resuelven problemas estén menos ansiosos y deprimidos.

Diagnóstico de la depresión

La depresión grave tiene síntomas específicos que duran más de dos semanas.

Es normal que se sienta triste cuando usted se entera que tiene cáncer, pero un diagnóstico de depresión depende de más que sentirse infeliz. Los síntomas de depresión son los siguientes:

  • Sentimiento de tristeza la mayor parte del tiempo.
  • Pérdida del placer y el interés por las actividades que usted solía disfrutar.
  • Cambios en los hábitos de alimentación y sueño.
  • Nerviosidad.
  • Lentitud de las respuestas físicas o mentales.
  • Cansancio sin explicación.
  • Sentimiento de inutilidad.
  • Sentimiento de culpa sin motivos.
  • Incapacidad de prestar atención.
  • Pensamientos frecuentes de muerte o suicidio.

Su médico conversará con usted para determinar si tiene síntomas de depresión.

Su médico quiere saber cómo se siente y puede querer hablar con usted sobre los siguientes temas:

  • Los sentimientos normales que el paciente puede tener. Una conversación con su médico sobre esto le puede ayudar a saber si sus sentimientos son de tristeza normal o de algo más grave.
  • Sus estados de ánimo. Le pueden pedir que mida su estado de ánimo en una escala.
  • El tiempo que duraron sus síntomas.
  • El modo en que los síntomas afectan su vida diaria; por ejemplo, sus relaciones, su trabajo y su capacidad de disfrutar sus actividades habituales.
  • Todas las medicinas que está tomando y otros tratamientos que está recibiendo. A veces, los efectos secundarios de las medicinas para el cáncer se pueden parecer a los síntomas de depresión. Esto es más probable que se presente durante un tratamiento activo o en caso de cáncer avanzado.

Esta información ayudará a usted y su médico a determinar si su tristeza es normal o usted tiene un trastorno depresivo.

Se puede repetir el examen de la depresión en momentos en los que aumenta la tensión, como cuando el cáncer empeora o vuelve después del tratamiento.

Para diagnosticar la depresión, se usan exámenes físicos, exámenes mentales y pruebas de laboratorio.

Además de conversar con usted, el médico puede realizar las siguientes pruebas y procedimientos para determinar si tiene depresión:

  • Examen físico y antecedentes: examen del cuerpo para revisar el estado general de salud, e identificar cualquier signo de enfermedad, como nódulos o cualquier otra cosa que parezca inusual. También se toman datos sobre los hábitos de salud del paciente, así como los antecedentes de enfermedades como la depresión y los tratamientos aplicados en cada caso. Un examen físico puede ayudar a descartar una afección física que pueda estar causando sus síntomas.
  • Pruebas de laboratorio: procedimientos médicos en los que se analizan muestras de tejido, sangre, orina y otras sustancias del cuerpo. Estas pruebas ayudan a diagnosticar enfermedades, planificar y controlar el tratamiento, o vigilar la evolución de la enfermedad. Las pruebas de laboratorio se usan para descartar una afección que pueda causar síntomas de depresión.
  • Examen del estado mental: examen que se realiza para hacerse una idea general de su estado mental mediante el estudio de los siguientes aspectos:
    • Su aspecto y el modo en que actúa.
    • Su estado de ánimo.
    • El modo en que habla.
    • Su memoria.
    • Si usted presta suficiente atención y entiende conceptos simples.

Tratamiento de la depresión

La decisión de tratar la depresión depende del tiempo que dure y del modo en que afecta su vida.

Si usted no se puede adaptar al diagnóstico de cáncer después de un largo tiempo y perdió interés en sus actividades habituales, puede ser que tenga una depresión que necesita tratamiento. El tratamiento de la depresión puede incluir medicinas, terapia de conversación o ambas.

El tratamiento de la depresión grave habitualmente incluye medicinas.

Es importante que se usen los antidepresivos solo bajo la atención de un médico.

Los antidepresivos ayudan a aliviar la depresión y sus síntomas. Mientras usted toma antidepresivos, es importante que los use mientras lo atiende un médico. Usted puede ser tratado con una cantidad de medicamentos mientras lo atienden por cáncer. Algunos medicamentos contra el cáncer no se pueden mezclar si peligro con ciertos antidepresivos o con ciertos alimentos, hierbas o suplementos nutricionales. Es importante hablar con sus proveedores de atención de la salud acerca de todos los medicamentos, hierbas y suplementos nutricionales que está tomando, incluso medicamentos que se usan en parches sobre la piel. Esto puede ayudar a prevenir reacciones no deseadas.

Muchos antidepresivos demoran de 3 a 6 semanas en hacer efecto. Por lo habitual, usted empieza con una dosis baja que se aumenta lentamente hasta encontrar la que es correcta para usted. Esto ayuda a evitar efectos secundarios.

Consulte con su médico antes de interrumpir la toma de un antidepresivo. Puede ser necesario que la dosis se reduzca lentamente la dosis de algunos tipos de antidepresivos. Esto se hace para prevenir los efectos secundarios que usted puede sufrir si interrumpe el medicamento de modo súbito.

Hay diferentes tipos de antidepresivos.

La mayoría de los antidepresivos ayudan a tratar la depresión porque alteran las concentraciones de sustancias químicas del cerebro que se llaman neurotransmisores. Los nervios usan estas sustancias químicas para enviarse mensajes entre sí. El aumento de la cantidad de estas sustancias químicas ayuda a mejorar el estado de ánimo. Los diferentes tipos de antidepresivos actúan sobre estas sustancias de diferentes maneras y tienen distintos efectos secundarios.

Hay tres tipos de antidepresivos que se usan por lo común para tratar la depresión en pacientes de cáncer:

  • ISRS (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina): medicinas que aumentan la sustancia química serotonina en el cerebro.
  • Antidepresivos tricíclicos: medicinas que aumentan las sustancias químicas serotonina y norepinefrina en el cerebro.
  • Estimulantes del sistema nervioso central (SNC): medicinas que aumentan las sustancias químicas dopamina y norepinefrina en el cerebro.

Hay otros tipos de antidepresivos que se pueden usar:

  • Bupropión.
  • Venlafaxina.
  • Trazodona.
  • Mirtazapina.
  • Benzodiazepinas.
  • Psicoestimulantes.
  • Inhibidores de la monoaminoxidasa (IMAO).

Los antidepresivos que son mejores para usted dependen de los siguientes aspectos:

  • Sus síntomas.
  • Sus problemas de salud.
  • Los efectos secundarios posibles del antidepresivo.
  • La forma del medicamento que usted puede tomar (por ejemplo, en píldoras o líquido).
  • Otros medicamentos que está tomando.
  • Cómo respondió a los antidepresivos en el pasado.

La hierba de San Juan puede alterar la forma en que funcionan otros de sus medicamentos.

La hierba de San Juan (Hypericum perforatum) es un producto herbario que es de venta libre para tratar la depresión. La hierba de San Juan no probó ser mejor que los medicamentos antidepresivos estándar. Se realizaron muchos estudios para comparar la hierba de San Juan con antidepresivos, placebos (medicamentos sin actividad) o ambos, y se encontraron resultados mixtos.

Asegúrese de consultar con su médico antes de tomar la hierba de San Juan. Ella puede cambiar la forma en que actúan los otros medicamentos que está tomando, incluso medicamentos para el cáncer. Además, no hay normas para las compañías que producen la hierba de San Juan, de modo que el ingrediente activo puede ser diferente para cada marca comercial.

La orientación o la terapia de conversación pueden ayudar a algunos pacientes de cáncer con depresión.

Su médico puede indicarle que consulte con un psicólogo o un psiquiatra por los siguientes motivos:

  • Su depresión está empeorando.
  • La depresión le impide continuar con su tratamiento para el cáncer.
  • Los antidepresivos que está tomando le causan efectos secundarios no deseados.
  • Sus síntomas se trataron durante 2 a 4 semanas y no mejoraron.

La mayoría de los programas de orientación o de terapia de conversación para la depresión se ofrecen en forma individual o en grupos pequeños, como son los siguientes:

  • Intervención durante la crisis.
  • Psicoterapia.
  • Terapia cognitivo conductual.

Para usted, puede ser de ayuda más de un tipo de programa de terapia. Los programas de terapia para pacientes de cáncer enseñan sobre los siguientes temas:

  • El cáncer y su tratamiento.
  • Habilidades para relajarse y maneras de disminuir la tensión.
  • Habilidades para enfrentar y resolver problemas.
  • Liberarse de pensamientos negativos.
  • Apoyo social.

Los pacientes en terapia a menudo forman una relación personal con un proveedor de atención de la salud comprensivo. Conversar con un religioso también puede ser de ayuda para algunas personas.

Riesgo de suicidio en los pacientes de cáncer

Es común que los pacientes de con cáncer a veces se sientan sin esperanza.

Los pacientes de cáncer a veces se sienten sin esperanza. Aunque se informa que pocos pacientes mueren por suicidio, converse con su médico si se siente sin esperanzas o tiene pensamientos de suicidio. Hay maneras en las que el médico lo puede ayudar. El obtener tratamiento por una depresión grave demostró disminuir el riesgo de suicidio en los pacientes de cáncer.

Factores de riesgo de suicidio que se pueden relacionar con el cáncer u otras afecciones.

Los factores de riesgo generales de suicidio son los siguientes:

  • Antecedentes de problemas mentales, especialmente aquellos que lo llevan a actuar sin pensar.
  • Antecedentes familiares de suicidio.
  • Antecedentes de intentos de suicidio.
  • Depresión o sentimiento de desesperanza.
  • Abuso de drogas o alcohol.
  • Muerte reciente de un amigo o el cónyuge.
  • Pocos amigos o escaso apoyo familiar.

Los factores de riesgo relacionados con el cáncer son los siguientes:

  • Diagnóstico de cáncer oral, de garganta o de pulmón.
  • Cáncer en estadio avanzado y pronóstico precario.
  • Confusión o incapacidad de pensar con claridad.
  • Dolor que no se alivia con tratamiento.
  • Cambios físicos como los siguientes:
    • Ser incapaz de caminar o movilizarse por sí mismo.
    • Pérdida de control de los intestinos y la vejiga.
    • Pérdida de un miembro (amputación).
    • Pérdida de la vista o la audición.
    • Parálisis.
    • Ser incapaz de comer o tragar.
    • Cansancio extremo.

Se realiza una evaluación para determinar las razones de los sentimientos de desesperanza o los pensamientos de suicidio.

Hablar sobre pensamientos de suicidio con su médico le da la oportunidad de describir sus sentimientos y miedos, y lo puede ayudar a sentirse más en control. Su médico tratará de determinar las causas de sus sentimientos de desesperanza, como las siguientes:

  • Síntomas que no se controlan bien.
  • Miedo a tener una muerte dolorosa.
  • Miedo de estar solo durante la experiencia con el cáncer.

Usted puede encontrar lo que puede ayudarlo a aliviar su dolor emocional y físico.

El control de los síntomas que causan el cáncer o su tratamiento es una meta importante para prevenir un suicidio.

Tener dolor o malestar constantes puede hacer que usted se sienta desesperado. El control del dolor y otros síntomas ayudarán a:

  • Aliviar el sufrimiento.
  • Hacerlo sentir más cómodo.
  • Prevenir pensamientos de suicidio.

El tratamiento puede incluir antidepresivos. Algunos antidepresivos demoran unas pocas semanas para actuar. El médico puede recetar otras medicinas que actúan más rápido para aliviar el sufrimiento hasta que los antidepresivos comienzan a tener efecto. Habitualmente, los pacientes solo reciben una cantidad pequeña de dosis por vez. Por su seguridad, es importante estar en contacto frecuente con el profesional de atención de la salud y evitar permanecer solo hasta que sus síntomas se controlen. Su equipo de atención de la salud lo puede ayudar a encontrar apoyo social.

La pérdida de un ser querido que se suicida es especialmente dura para la familia y los amigos.

La conmoción y la aflicción que se siente después de la pérdida de un ser querido que se suicida son muy difíciles. Los familiares y otros que amaban al paciente se pueden sentir abandonados o rechazados. Se pueden sentir culpables o enojados, o responsables del suicidio. Una conversación con un profesional o un grupo de apoyo puede ser muy útil para los familiares y las otras personas que amaban al paciente. Los grupos de apoyo pueden:

  • Ofrecer amistad.
  • Brindar tiempo para que se converse sobre los sentimientos.
  • Ayudar a encontrar maneras de enfrentar la pérdida.

Puede ser de ayuda solo saber que hay otros que comparten estos sentimientos.

Sedación paliativa

La sedación se debe considerar para brindar comodidad.

Los pacientes de cáncer avanzado o cerca de la etapa final de la vida pueden tener:

  • Mucho sufrimiento emocional y dolor físico.
  • Respiración dificultosa y dolorosa.
  • Confusión (especialmente cuando los sistemas corporales empiezan a fallar).

La sedación se puede administrar para aliviar estas afecciones. Esto se llama sedación paliativa. La decisión de usar la sedación paliativa puede ser difícil tanto para la familia como para el paciente. El paciente y la familia pueden obtener apoyo del equipo de atención de la salud y los profesionales de la salud mental cuando se utiliza la sedación paliativa.

Las elecciones sobre la atención y el tratamiento en la etapa final de la vida se deberán realizar cuando usted todavía es capaz de hacerlo.

Sus pensamientos y sentimientos acerca de la sedación en la etapa final de la vida pueden depender de su propia cultura y creencias. Algunos pacientes que se ponen ansiosos al enfrentar el final de la vida pueden querer que los seden. Otros pacientes pueden desear no someterse a procedimientos, incluso la sedación, justo antes de morir. Es importante que usted les informe a sus familiares y proveedores de atención de la salud cuáles son sus deseos sobre la sedación en la etapa final de la vida. Cuando usted hace conocer sus deseos acerca de la sedación con suficiente tiempo, los médicos y los familiares pueden estar seguros de que están haciendo lo que usted querría.

La depresión en los niños

La mayoría de los niños hacen frente bien al cáncer. Un pequeño número de niños puede tener:

  • Depresión.
  • Ansiedad.
  • Dificultad para dormir.
  • Problemas para llevarse bien con los familiares y amigos.
  • Problemas para permanecer en tratamiento.

Estos problemas pueden afectar el tratamiento del cáncer del niño y el gozar la vida. Es más probable que los niños con efectos tardíos graves del tratamiento del cáncer tengan síntomas de depresión. Un especialista en salud mental puede ayudar a los niños con depresión.

La evaluación de la depresión incluye la observación de los síntomas, la conducta y los antecedentes de salud del niño.

De la misma manera que en los adultos, la tristeza normal en los niños no es depresión. La depresión dura más tiempo y tiene síntomas específicos. El médico puede evaluar al niño por depresión si un problema de conducta dura por largo tiempo. Para evaluar la depresión, el médico necesitará tener la siguiente información sobre el niño:

  • La vida familiar en el hogar.
  • Cómo enfrenta el niño la enfermedad y el tratamiento.
  • Edad y estadio de desarrollo.
  • Enfermedades pasadas y la respuesta del niño a ellas.
  • Conciencia de autoestima.
  • Comportamiento, como lo ven los padres, los maestros y los otros.

El médico hablará con el niño y puede usar un conjunto de preguntas o una lista de verificación que ayuden a diagnosticar la depresión en los niños.

Un diagnóstico de depresión depende de los síntomas y de cuánto tiempo duraron.

Los niños deprimidos tienen un estado de ánimo infeliz y por lo menos cuatro de los síntomas siguientes todos los días durante dos semanas o más:

  • Cambios en el apetito.
  • Incapacidad para dormir o dormir demasiado.
  • Incapacidad para relajarse y quedarse quieto (como caminar mucho, estar inquieto o tirarse de la ropa).
  • Llanto frecuente.
  • Perder interés en las actividades habituales.
  • Ausencia de emociones en niños menores de 6 años.
  • Sensación de mucho cansancio o tener poca energía.
  • Sentimientos de inutilidad, culpa o remordimiento.
  • Incapacidad de pensar o prestar atención, y fantasear con frecuencia.
  • Negativa a ir a la escuela.
  • Problemas para aprender o llevarse bien con los demás.
  • Comportamiento agresivo.
  • Rabia hacia sí mismo, los padres o los maestros.
  • Pensamientos frecuentes de muerte o suicidio.

El tratamiento puede ser terapia o medicamentos.

La terapia de conversación es el tratamiento principal para la depresión en los niños.

La terapia de conversación individual y en grupos es el tratamiento principal para la depresión en los niños. Esta puede incluir terapia con juegos para los niños más pequeños. La terapia ayudará al niño a hacer frente a los sentimientos de depresión y también a entender el cáncer y su tratamiento.

Las medicinas para la depresión se deben usar con cuidado.

El médico puede recetar antidepresivos para los niños con depresión grave y ansiedad. Los niños que toman antidepresivos se deben observar de cerca. Los ISRS (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina) son un tipo de antidepresivos que habitualmente tienen menos efectos secundarios. Sin embargo, en algunos niños, adolescentes y adultos jóvenes, los ISRS empeoran la depresión o provocan pensamientos de suicidio. La Administración de Medicamentos y Alimentos advirtió que los pacientes menores de 25 años que toman ISRS se deben vigilar de cerca por signos de que la depresión empeora, y por pensamientos o comportamientos suicidas. Esto es especialmente importante durante las primeras 4 a 6 semanas de tratamiento.

Para mayor información, consultar la sección sobre Depresión y suicidio del sumario del PDQ sobre Cuidados médicos de apoyo en niños.

Información adicional sobre la depresión

Para obtener mayor información del Instituto Nacional del Cáncer sobre la depresión, consultar los siguientes enlaces:

  • Adaptación al cáncer: ansiedad y sufrimiento
  • Siga adelante: la vida después del tratamiento del cáncer
  • Cómo encontrar recursos en su comunidad si usted tiene cáncer

La información que se presenta a continuación, solo está disponible en inglés:

  • Hacer frente al cáncer avanzado: enfrentar sus sentimientos

Modificaciones a este sumario (04 / 17 / 2013)

Los sumarios del PDQ con información sobre el cáncer se revisan con regularidad y se actualizan en la medida en que se obtiene nueva información. Esta sección describe los cambios más recientes introducidos en este sumario a partir de la fecha arriba indicada.

Se incorporaron cambios editoriales en este sumario.

Información sobre este sumario del PDQ

Información sobre el PDQ

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) que contiene información completa sobre el cáncer. La base de datos del PDQ incluye sumarios de la última información publicada sobre la prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se presentan en dos versiones. Las versiones para profesionales de la salud tienen información detallada escrita en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se escriben en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones tienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. Además, las versiones también están disponibles en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). El NIH es el centro principal de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en una revisión independiente de la literatura médica. No son declaraciones de políticas del NCI o el NIH.

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ con información sobre el cáncer contiene información actualizada sobre la depresión relacionada con el cáncer y el riesgo de suicidio, tanto en la población adulta como pediátrica. Tiene como objetivo informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas a cargo de pacientes. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

Los Consejos Editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están compuestos por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con este. Los sumarios se revisan regularmente y se les incorporan cambios a medida que se obtiene nueva información. La fecha de cada sumario ("Actualizado") indica la fecha del cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se tomó de la versión para profesionales de la salud, que el Consejo Editorial sobre Cuidados Médicos de Apoyo del PDQ revisa con regularidad y actualiza cuando es necesario.

Información sobre ensayos clínicos

Un estudio o ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar maneras nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recoge información acerca de los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes deberían considerar participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos están abiertos solo a los pacientes que no han comenzado un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos del PDQ están disponibles en línea en el portal de Internet del NCI. La lista de muchos médicos que participan en ensayos clínicos también se encuentra en el PDQ. Para mayor información, llamar al Servicio de información sobre cáncer al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

Permisos para el uso de este sumario.

PDQ es una marca registrada. Aunque el contenido de los documentos del PDQ se puede usar libremente como texto, este no se puede identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, a menos que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Sin embargo, se permitirá que un usuario tendría permiso para escribir una oración como "El sumario de información sobre el cáncer del PDQ del NCI sobre la prevención del cáncer de mama indica los siguientes riesgos: "[incluir extracto del sumario]".

El formato preferido para citar un sumario del PDQ es el siguiente:

National Cancer Institute: PDQ® Depresión. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Última actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: http://cancer.gov/espanol/pdq/cuidados-medicos-apoyo/depresion/Patient. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes que aparecen en los sumarios del PDQ se usan con permiso de los autores, artistas o la casa editorial para su sola inclusión en los sumarios del PDQ. El permiso para usar imágenes fuera del contexto de información del PDQ se debe obtener del propietario; el Instituto Nacional del Cáncer no lo puede otorgar. Para mayor información sobre el uso de las gráficas en este sumario, así como muchas otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar el enlace Visuals Online. Visuals Online es una colección de más de 2.000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

No se debe usar la información contenida en estos sumarios para tomar decisiones acerca del reembolso de seguros. Para mayor información sobre cobertura de seguros, consultar la página Información económica, legal y de seguro médico, disponible en Cancer.gov.

Para mayor información

En Cancer.gov/espanol se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en la página ¿En qué podemos ayudarle?. Las preguntas también se pueden enviar por correo electrónico utilizando el Formulario de comunicación.

Preguntas u opiniones sobre este sumario

Si tiene preguntas o algún comentario sobre este sumario, por favor envíelas a través del formulario de opinión disponible en nuestro portal de Internet, Cancer.gov/espanol.

Obtenga más información del NCI

Llame al 1-800-4-CANCER

Para obtener más información, las personas que residen en los Estados Unidos pueden llamar gratis al Servicio de Información del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237), de lunes a viernes de 8:00 a. m. a 8:00 p. m, hora del Este. Un especialista en información sobre el cáncer estará disponible para responder a sus preguntas.

Escríbanos

Para obtener información del NCI, sírvase escribir a la siguiente dirección:

NCI Public Inquiries Office
9609 Medical Center Dr.
Room 2E532 MSC 9760
Bethesda, MD 20892-9760

Busque en el portal de Internet del NCI

El portal de Internet del NCI provee acceso en línea a información sobre el cáncer, ensayos clínicos, y otros portales de Internet u organizaciones que ofrecen servicios de apoyo y recursos para los pacientes con cáncer y sus familias. Para una búsqueda rápida, use la casilla de búsqueda en la esquina superior derecha de cada página Web. Los resultados de una gama amplia de términos buscados incluirán una lista de las "Mejores Opciones," páginas web que son escogidas de forma editorial que se asemejan bastante al término que usted busca.

Hay muchos lugares donde las personas pueden obtener materiales e información sobre tratamientos para el cáncer y servicios. Los hospitales pueden tener información sobre instituciones o regionales que ofrecen información sobre ayuda financiera, transporte de ida y vuelta para recibir tratamiento, atención en el hogar y sobre cómo abordar otros problemas relacionados con el tratamiento del cáncer.

Publicaciones

El NCI tiene folletos y otros materiales para pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Estas publicaciones describen los diferentes tipos de cáncer, los métodos para tratarlo, pautas para hacerle frente e información sobre ensayos clínicos. Algunas publicaciones proveen información sobre las diferentes pruebas de detección del cáncer, sus causas y cómo prevenirlo, además de estadísticas e información sobre actividades de investigación llevadas a cabo en el NCI. Los materiales del NCI sobre estos y otros temas, se pueden solicitar en línea al Servicio de Localización de Publicaciones del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute Publications Locator) o imprimirse directamente. Estos materiales también se pueden solicitar con una llamada gratuita al Servicio de Información sobre el Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute's Cancer Information Service) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

Última revisión: 2013-04-17


Si usted quiere saber más sobre el cáncer y cómo se trata, o si desea saber sobre ensayos clínicos para su tipo de cáncer, puede llamar al Servicio de Información del Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés) al 1-800-422-6237, llamada gratuita. Un especialista en información capacitado puede hablar con usted y responder a sus preguntas.


Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.