Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Cáncer de nasofaringe: Tratamiento (PDQ®) : Tratamiento - información para profesionales de salud [NCI]

Esta información es producida y suministrada por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés). La información en este tema puede haber cambiado desde que se escribió. Para la información más actual, comuníquese con el Instituto Nacional del Cáncer a través del Internet en la página web http://cancer.gov o llame al 1-800-4-CANCER.

Cáncer de nasofaringe

Información general sobre el cáncer de nasofaringe

Anatomía

La nasofaringe tiene una forma cuboide. Las paredes laterales están formadas por la trompa de Eustaquio y la fosa de Rosenmuller. El techo, descendiente de la parte anterior a la posterior, está rodeado por la hipófisis faríngea, la amígdala faríngea y la bolsa faríngea, con la base del cráneo en la parte superior. En la parte anterior, la nasofaringe termina en la coana posterior y cavidad nasal, y el límite posterior está formado por los músculos de la pared faríngea posterior. En la parte inferior, la nasofaringe termina en una línea horizontal imaginaria formada por la superficie superior del paladar blando y la pared posterior faríngea.

Factores de riesgo

A diferencia de otros cánceres de células escamosas de la cabeza y del cuello, no parece que el cáncer de nasofaringe se vincule con el consumo excesivo de tabaco o ingesta moderada de alcohol (no más de 15 bebidas a la semana). Los factores que se piensa que predisponen a este tumor son los siguientes:

  • Ascendencia china (o asiática).[1]
  • Exposición al virus de Epstein-Barr (VEB).
  • Factores desconocidos que resultan en conglomerados familiares muy poco comunes.[2]
  • Ingesta excesiva de alcohol.[3]

Signos y síntomas

Los síntomas y signos cuando se presenta el cáncer incluyen los siguientes:

  • Ganglios linfáticos indoloros y agrandados, en el cuello (presentes en aproximadamente 75% de los pacientes y, a menudo, bilaterales y posteriores).
  • Obstrucción nasal.
  • Epistaxis.
  • Disminución de la audición.
  • Acúfenos.
  • Otitis media recidivante.
  • Disfunción de los nervios craneales (generalmente II–VI o IX–XII).
  • Garganta dolorida.
  • Cefalea.

En el paciente que presenta solo adenopatía cervical, el hallazgo de material genómico del VEB en el tejido después de la amplificación del ADN con la reacción en cadena de la polimerasa provee pruebas fehacientes de un tumor nasofaríngeo primario y se deberá conducir una búsqueda concertada en esa área.[4]

Pruebas diagnósticas

El diagnóstico se hace mediante biopsia de la masa nasofaríngea. Las pruebas diagnósticas incluyen las siguientes:[5]

  • Examen visual cuidadoso (por examen endoscópico con fibra óptica o examen bajo anestesia [EBA]).
  • Documentación del tamaño y ubicación del tumor, y de los ganglios linfáticos del cuello.
  • Evaluación de la función de los nervios craneales incluyendo una evaluación neurooftalmológica y evaluación auditiva.
  • Exploración por tomografía computarizada (TC) o exploración mediante tomografía por emisión de positrones (TEP)-TC
  • Imaginología por resonancia magnética (IRM) para evaluar la invasión a la base del cráneo.
  • Hemograma.
  • Pruebas bioquímicas.
  • Valores cuantitativos del virus Epstein-Barr.

Cualquier indicación clínica o de laboratorio de metástasis a distancia debe conllevar una evaluación adicional de otros sitios. Antes de iniciar un tratamiento con radiación, es particularmente importante una evaluación dental cuidadosa e higiene y tratamientos orales. La IRM suele ser más útil que la exploración por TC para evaluar el compromiso de la base del cráneo y definir la extensión de las anomalías detectadas.[5,6,7]

Pronóstico

Los factores pronósticos principales, que tienen un efecto negativo en el resultado del tratamiento, incluyen los siguientes:[8]

  • Tamaño grande del tumor.[9][Grado de comprobación: 3iiiA]
  • Un tumor en estadio más alto (T).
  • Presencia de ganglios afectados en el cuello.

Otros factores vinculados con una disminución de la supervivencia que estuvieron presentes en algunos estudios, pero no en todos son los siguientes:

  • Edad.
  • Grado I de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
  • Intervalo largo entre la biopsia y el comienzo de la radioterapia.
  • Disminución de la función inmunitaria en el momento del diagnóstico.
  • Escisión incompleta de los ganglios afectados en el cuello.
  • Embarazo durante el tratamiento.
  • Recaída locorregional.
  • Ciertas configuraciones de valor cuantitativo de anticuerpos contra el VEB.

Los cánceres pequeños de nasofaringe son altamente curables mediante radioterapia y los pacientes de estos cánceres pequeños han exhibido tasas de supervivencia de 80 a 90%.[10]

Las lesiones moderadamente avanzadas sin prueba clínica de diseminación hasta los ganglios linfáticos cervicales son a menudo curables y los pacientes con estas lesiones han mostrado tasas de supervivencia de 50 a 70%.

Seguimiento

El seguimiento de los pacientes incluye las siguientes pruebas:

  • Examen periódico de rutina del sitio original del tumor y el cuello.
  • Exploración por TC o TEP-TC.
  • Exploración por IRM.
  • Análisis de sangre.
  • Valoración cuantitativa EBV.

El seguimiento de los pacientes deberá incluir lo siguiente:

  • Vigilancia de la función de la tiroides y la pituitaria.
  • Higiene dental y oral.
  • Ejercicios de la mandíbula para evitar el trismo.
  • Evaluación de la función de los nervios craneales, especialmente la relacionada con la visión y la audición.
  • Evaluación de las quejas sistemáticas para identificar metástasis a distancia.

Aunque la mayoría de las recaídas se presentan dentro de los cinco años del diagnóstico, la recaída puede verse a intervalos más largos. La incidencia de segundos cánceres primarios es menor que después del tratamiento de los tumores en otros lugares de la cabeza y el cuello.[11]

El cáncer de células escamosas pobremente diferenciado se relaciona con los anticuerpos contra el VEB.[4,12] Las valoraciones altas de anticuerpos contra el antígeno de la cápside vírica y el antígeno temprano, especialmente de clase alta de IgA, o las valoraciones altas que persisten después de terapia se relacionan con un pronóstico más desalentador.[13] Este hallazgo continúa en evaluación.

En la nasofaringe se pueden presentar tumores de diversas histologías, pero este análisis sobre la estadificación del cáncer de nasofaringe del American Joint Committee on Cancer, se refiere en exclusivo al carcinoma de nasofaringe en grado I-, II-, y tipo-III de la OMS.

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés nasopharyngeal cancer. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Referencias:

1. Chien YC, Chen JY, Liu MY, et al.: Serologic markers of Epstein-Barr virus infection and nasopharyngeal carcinoma in Taiwanese men. N Engl J Med 345 (26): 1877-82, 2001.
2. Decker J, Goldstein JC: Risk factors in head and neck cancer. N Engl J Med 306 (19): 1151-5, 1982.
3. Chen L, Gallicchio L, Boyd-Lindsley K, et al.: Alcohol consumption and the risk of nasopharyngeal carcinoma: a systematic review. Nutr Cancer 61 (1): 1-15, 2009.
4. Feinmesser R, Miyazaki I, Cheung R, et al.: Diagnosis of nasopharyngeal carcinoma by DNA amplification of tissue obtained by fine-needle aspiration. N Engl J Med 326 (1): 17-21, 1992.
5. Cummings CW, Fredrickson JM, Harker LA, et al.: Otolaryngology - Head and Neck Surgery. Saint Louis, Mo: Mosby-Year Book, Inc., 1998.
6. Mendenhall WM, Werning JW, Pfister DG: Treatment of head and neck cancer. In: DeVita VT Jr, Lawrence TS, Rosenberg SA: Cancer: Principles and Practice of Oncology. 9th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins, 2011, pp 729-80.
7. Laramore GE, ed.: Radiation Therapy of Head and Neck Cancer. Berlin: Springer-Verlag, 1989.
8. Sanguineti G, Geara FB, Garden AS, et al.: Carcinoma of the nasopharynx treated by radiotherapy alone: determinants of local and regional control. Int J Radiat Oncol Biol Phys 37 (5): 985-96, 1997.
9. Lee CC, Huang TT, Lee MS, et al.: Clinical application of tumor volume in advanced nasopharyngeal carcinoma to predict outcome. Radiat Oncol 5: 20, 2010.
10. Bailet JW, Mark RJ, Abemayor E, et al.: Nasopharyngeal carcinoma: treatment results with primary radiation therapy. Laryngoscope 102 (9): 965-72, 1992.
11. Cooper JS, Scott C, Marcial V, et al.: The relationship of nasopharyngeal carcinomas and second independent malignancies based on the Radiation Therapy Oncology Group experience. Cancer 67 (6): 1673-7, 1991.
12. Neel HB 3rd, Pearson GR, Taylor WF: Antibodies to Epstein-Barr virus in patients with nasopharyngeal carcinoma and in comparison groups. Ann Otol Rhinol Laryngol 93 (5 Pt 1): 477-82, 1984 Sep-Oct.
13. Lin JC, Chen KY, Wang WY, et al.: Detection of Epstein-Barr virus DNA the peripheral-blood cells of patients with nasopharyngeal carcinoma: relationship to distant metastasis and survival. J Clin Oncol 19 (10): 2607-15, 2001.

Clasificación celular del cáncer de nasofaringe

Aunque en la nasofaringe puede surgir una variedad amplia de tumores malignos, aquí solo se analiza el carcinoma de células escamosas porque el manejo de los otros tipos varía de forma considerable según la histología. Las subdivisiones del carcinoma de células escamosas en este sitio son las siguientes:

El sistema de gradación histopatológica de la Organización Mundial de la Salud (OMS) describe tres tipos de cáncer de nasofaringe:

1.Carcinoma de células escamosas queratinizantes.
2.Carcinoma de células escamosas no queratinizantes.
3.Carcinoma no diferenciado (el subtipo más común).

Entre las subdivisiones previas del carcinoma de nasofaringe se incluía el linfoepitelioma, el cual se clasifica en la actualidad como OMS de grado lll que se caracteriza por infiltrante linfoideo.[1]

El tipo de cáncer de grado tipo l de la OMS constituye el 20% de los casos en los Estados Unidos y se le relaciona con el uso del tabaco y el alcohol; los grados ll y lll de la OMS representan la forma endémica que se encuentra en el sur de China.

La presencia de queratina se relaciona con control local y supervivencia disminuidos.

Referencias:

1. Shanmugaratnam K, Sobin L: Histological Typing of Upper Respiratory Tract Tumours. Geneva: World Health Organization, 1978. International Histologic Classification of Tumours: No. 19.

Información sobre los estadios del cáncer de nasofaringe

Los sistemas de estadificación son todos de estadificación clínica, y se fundamentan en el mejor estimado posible del grado de enfermedad antes del tratamiento.[1,2] La evaluación del tumor primario se basa en la inspección y palpación, y la evaluación endoscópica con fibra óptica. El tumor se debe confirmar histológicamente, y se puede incluir cualquier otro dato patológico obtenido en la biopsia. La evaluación de la función de los nervios craneales es especialmente pertinente para los tumores de la nasofaringe. Las áreas de drenaje ganglionar correspondientes se examinan mediante palpación cuidadosa y evaluación radiológica. Los ganglios linfáticos retrofaríngeos son los primeros equelones de drenaje.[3,4] La información que proveen los estudios de imaginología diagnóstica se puede usar en la estadificación. La imaginología por resonancia magnética, proveen información adicional a la exploración por tomografía computarizada en la evaluación de la invasión a la base del cráneo y la diseminación intracraneal. [5] Las exploraciones de tomografía por emisión de positrones en combinación con las TC resultan útiles en la planificación del tratamiento radioterapéutico para la demarcación del tumor primario, ayuda en la detección del compromiso metastásico ganglionar o la diseminación metastásica como al pulmón o la metástasis esqueléticas en pacientes de cáncer avanzado de nasofaringe.[6]

Si el paciente sufre una recaída, deberá hacerse una reevaluación completa para seleccionar la terapia adicional apropiada.

Definiciones del TNM

El American Joint Committee on Cancer (AJCC) designó los estadios mediante la clasificación TNM para definir el cáncer de nasofaringe.[7]

Cuadro 1. Tumor Primario (T)a

a Reproducido con permiso de AJCC: Pharynx. En: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 41-56.
b La extensión parafaríngea significa infiltración posterolateral del tumor.
TX No se puede evaluar el tumor primario.
T0 No hay prueba de tumor primario.
Tis Carcinomain situ.
T1 El tumor está confinado a la nasofaringe, o el tumor se extiende a la orofaringe o a la cavidad nasal o a ambas, sin extensión parafaríngea.b
T2 Tumor con extensión parafaríngea.b
T3 Tumor invade las estructuras óseas de la base del cráneo o los senos paranasales o ambos.
T4 Tumor con extensión intracraneal o compromiso de los nervios craneales o ambos, la hipofaringe, la órbita o con extensión a la fosa infratemporal o el espacio masticador.

Cuadro 2. Ganglios linfáticos regionales (N)a, b

a Reproducido con permiso del AJCC: Pharynx. En: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 44-56.
b La distribución y el efect en el pronóstico de la diseminación a los ganglios linfáticos regionales del cáncer de nasofaringe, principalmente del tipo indiferenciado, son diferentes de aquellos otros cánceres de la mucosa de la cabeza y el cuello y justifica el uso de un esquema diferente de clasificación N.
c Los ganglios de la línea media son considerados ganglios ipsilaterales.
d La zona o fosa supraclavicular es relevante a la clasificación del carcinoma de nasofaringe y corresponde a la región triangular descrita originalmente como Ho. Se define con 3 puntos: (1) el margen superior del borde esternal de la clavícula, (2) el margen superior del borde lateral de la clavícula, (3) el punto donde el cuello se encuentra con el hombro. Nótese que esto incluiría las porciones caudales de los niveles IV y VB. Todos los casos con ganglios linfáticos (completos o parciales) en la fosa, se consideran N3b.
NX No se pueden evaluar los ganglios linfáticos regionales.
N0 No hay metástasis a ganglios linfáticos regionales.
N1 Metástasis unilateral en ganglio(s) linfático(s) cervical(es) ≤6 cm en su mayor dimensión, sobre la fosa supraclavicular, o de los ganglios linfáticos retrofaríngeos o de ambos, de manera unilateral o bilateral, ≤6 cm en su mayor dimensión.c
N2 Metástasis bilateral en ganglio(s) linfático(s) cervical(es), ≤6 cm en su mayor dimensión, sobre la fosa supraclavicular.d
N3 Metástasis en ganglio(s) linfático(s)c>6 cm o en la fosa supraclavicular.d
N3a >6 cm en dimensión.
N3b Extensión a la fosa supraclavicular.d

Cuadro 3. Metástasis a distancia (M)a

a Reproducido con permiso del AJCC: Pharynx. En: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 41-56.
M0 No hay metástasis a distancia.
M1 Presencia de metástasis a distancia.

Cuadro 4. Grupos por estadios anatómicos y pronósticosa

Estadio T N M
a Reproducido con permiso del AJCC: Pharynx. En: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 41-56.
0 Tis N0 M0
I T1 N0 M0
II T1 N1 M0
T2 N0 M0
T2 N1 M0
III T1 N2 M0
T2 N2 M0
T3 N0 M0
T3 N1 M0
T3 N2 M0
IVA T4 N0 M0
T4 N1 M0
T4 N2 M0
IVB Cualquier T N3 M0
IVC Cualquier T Cualquier N M1

Referencias:

1. Teo PM, Leung SF, Yu P, et al.: A comparison of Ho's, International Union Against Cancer, and American Joint Committee stage classifications for nasopharyngeal carcinoma. Cancer 67 (2): 434-9, 1991.
2. Lee AW, Foo W, Law SC, et al.: Staging of nasopharyngeal carcinoma: from Ho's to the new UICC system. Int J Cancer 84 (2): 179-87, 1999.
3. Mendenhall WM, Werning JW, Pfister DG: Treatment of head and neck cancer. In: DeVita VT Jr, Lawrence TS, Rosenberg SA: Cancer: Principles and Practice of Oncology. 9th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins, 2011, pp 729-80.
4. Laramore GE, ed.: Radiation Therapy of Head and Neck Cancer. Berlin: Springer-Verlag, 1989.
5. Consensus conference. Magnetic resonance imaging. JAMA 259 (14): 2132-8, 1988.
6. Liu FY, Chang JT, Wang HM, et al.: [18F]fluorodeoxyglucose positron emission tomography is more sensitive than skeletal scintigraphy for detecting bone metastasis in endemic nasopharyngeal carcinoma at initial staging. J Clin Oncol 24 (4): 599-604, 2006.
7. Pharynx. In: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 41-56.

Aspectos generales de las opciones de tratamiento

Los tratamientos estándar para los pacientes de cáncer de nasofaringe incluyen los siguientes:

  • Radioterapia sola.
  • Quimiorradiación simultánea seguida de quimioterapia adyuvante.
  • Cirugía en caso de enfermedad ganglional residual..
  • Quimioterapia sola en caso de enfermedad metastásica.

El tratamiento primario para el cáncer de nasofaringe, tanto para la localización del tumor primario como para el cuello, es la radioterapia de dosis elevada con quimioterapia.[1] La cirugía, cuando es factible, se reserva generalmente para aquellos ganglios que no responden con remisión después de radioterapia o para ganglios recidivantes después de una respuesta clínica completa. La dosis de radioterapia y los márgenes del campo se ajustan individualmente a la ubicación y tamaño del tumor primario y ganglios linfáticos.[2,3,4,5] Aunque la mayoría de los tumores se tratan exclusivamente con radioterapia de haz externo (RHE), en algunos tumores se puede reforzar la radioterapia mediante implantes intracavitarios o intersticiales o mediante el uso de radiocirugía estereotáctica cuando existe pericia clínica y la anatomía es adecuada.[6,7,8,9,10] La radioterapia de intensidad modulada (RIM) resulta en una menor incidencia de xerostomía y podría proveer una mejor calidad de vida que la radioterapia convencional tridimensional o bidimensional.[11,12][Grado de comprobación: 1iiC] Los resultados de un estudio del RTOG en fase ll (RTOG-0225) mostró la factibilidad de la RIM en un entorno multiinstitucional y tasas de xerostomías mínimas en grado lll y grado lV.[13] La tasa de xerostomía en grado 2 a un año a partir del comienzo de la RIM fue de 13,5%. Solo 2 de 68 pacientes presentaron xerostomía en grado 3 y ninguno presentó xerostomía en grado 4.[13][Grado de comprobación: 2C]

Las pruebas acumuladas mostraron una alta incidencia (>30–40%) de hipotiroidismo en pacientes que recibieron RHE a toda la glándula tiroidea o a la glándula pituitaria. Se deberá considerar la evaluación de la función de la tiroides en los pacientes antes de la terapia y como parte del seguimiento después del tratamiento.[14,15]

Los tratamientos en evaluación clínica para los pacientes de cáncer de nasofaringe incluyen los siguientes:

  • Aumento de la dosis con nuevas técnicas de radioterapia; por ejemplo potenciación de la radioterapia estereotáctica.[16][Grado de comprobación: 3iiiDiv]
  • Braquiterapia.[17][Grado de comprobación: 3iiiDii]

Para mayor información sobre ensayos clínicos en curso, consultar el portal de Internet del NCI. (Nota: la información contenida en este enlace solo está disponible en inglés.)

Referencias:

1. Baujat B, Audry H, Bourhis J, et al.: Chemotherapy in locally advanced nasopharyngeal carcinoma: an individual patient data meta-analysis of eight randomized trials and 1753 patients. Int J Radiat Oncol Biol Phys 64 (1): 47-56, 2006.
2. Perez CA, Devineni VR, Marcial-Vega V, et al.: Carcinoma of the nasopharynx: factors affecting prognosis. Int J Radiat Oncol Biol Phys 23 (2): 271-80, 1992.
3. Lee AW, Law SC, Foo W, et al.: Nasopharyngeal carcinoma: local control by megavoltage irradiation. Br J Radiol 66 (786): 528-36, 1993.
4. Geara FB, Sanguineti G, Tucker SL, et al.: Carcinoma of the nasopharynx treated by radiotherapy alone: determinants of distant metastasis and survival. Radiother Oncol 43 (1): 53-61, 1997.
5. Sanguineti G, Geara FB, Garden AS, et al.: Carcinoma of the nasopharynx treated by radiotherapy alone: determinants of local and regional control. Int J Radiat Oncol Biol Phys 37 (5): 985-96, 1997.
6. Mendenhall WM, Werning JW, Pfister DG: Treatment of head and neck cancer. In: DeVita VT Jr, Lawrence TS, Rosenberg SA: Cancer: Principles and Practice of Oncology. 9th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins, 2011, pp 729-80.
7. Itami J, Anzai Y, Nemoto K, et al.: Prognostic factors for local control in nasopharyngeal cancer (NPC): analysis by multivariate proportional hazard models. Radiother Oncol 21 (4): 233-9, 1991.
8. Levendag PC, Schmitz PI, Jansen PP, et al.: Fractionated high-dose-rate brachytherapy in primary carcinoma of the nasopharynx. J Clin Oncol 16 (6): 2213-20, 1998.
9. Teo PM, Leung SF, Lee WY, et al.: Intracavitary brachytherapy significantly enhances local control of early T-stage nasopharyngeal carcinoma: the existence of a dose-tumor-control relationship above conventional tumoricidal dose. Int J Radiat Oncol Biol Phys 46 (2): 445-58, 2000.
10. Le QT, Tate D, Koong A, et al.: Improved local control with stereotactic radiosurgical boost in patients with nasopharyngeal carcinoma. Int J Radiat Oncol Biol Phys 56 (4): 1046-54, 2003.
11. Pow EH, Kwong DL, McMillan AS, et al.: Xerostomia and quality of life after intensity-modulated radiotherapy vs. conventional radiotherapy for early-stage nasopharyngeal carcinoma: initial report on a randomized controlled clinical trial. Int J Radiat Oncol Biol Phys 66 (4): 981-91, 2006.
12. Kam MK, Leung SF, Zee B, et al.: Prospective randomized study of intensity-modulated radiotherapy on salivary gland function in early-stage nasopharyngeal carcinoma patients. J Clin Oncol 25 (31): 4873-9, 2007.
13. Lee N, Harris J, Garden AS, et al.: Intensity-modulated radiation therapy with or without chemotherapy for nasopharyngeal carcinoma: radiation therapy oncology group phase II trial 0225. J Clin Oncol 27 (22): 3684-90, 2009.
14. Turner SL, Tiver KW, Boyages SC: Thyroid dysfunction following radiotherapy for head and neck cancer. Int J Radiat Oncol Biol Phys 31 (2): 279-83, 1995.
15. Constine LS: What else don't we know about the late effects of radiation in patients treated for head and neck cancer? Int J Radiat Oncol Biol Phys 31 (2): 427-9, 1995.
16. Tate DJ, Adler JR Jr, Chang SD, et al.: Stereotactic radiosurgical boost following radiotherapy in primary nasopharyngeal carcinoma: impact on local control. Int J Radiat Oncol Biol Phys 45 (4): 915-21, 1999.
17. Lu JJ, Shakespeare TP, Tan LK, et al.: Adjuvant fractionated high-dose-rate intracavitary brachytherapy after external beam radiotherapy in Tl and T2 nasopharyngeal carcinoma. Head Neck 26 (5): 389-95, 2004.

Cáncer de nasofaringe en estadio I

Opciones de tratamiento estándar:

  • Radioterapia de dosis elevada al sitio del tumor primario y radioterapia profiláctica al drenaje ganglionar.[1]

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés stage I nasopharyngeal cancer. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Referencias:

1. Xiao WW, Han F, Lu TX, et al.: Treatment outcomes after radiotherapy alone for patients with early-stage nasopharyngeal carcinoma. Int J Radiat Oncol Biol Phys 74 (4): 1070-6, 2009.

Cáncer de nasofaringe en estadio II

Opciones de tratamiento estándar:

1.Quimiorradioterapia seguida de quimioterapia adyuvante, según se hace constar por ejemplo en el INT-0099.[1][Grado de comprobación: 3iiiA] (Los pacientes con extensión parafaríngea fueron estadificados originalmente como T3 en el estudio INT-0099 y ahora se consideran T2 en la estadificación actual).
2.Radioterapia de dosis elevada al sitio del tumor primario y radioterapia profiláctica al drenaje ganglionar.[2]

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés stage II nasopharyngeal cancer. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Referencias:

1. Cheng SH, Tsai SY, Yen KL, et al.: Concomitant radiotherapy and chemotherapy for early-stage nasopharyngeal carcinoma. J Clin Oncol 18 (10): 2040-5, 2000.
2. Xiao WW, Han F, Lu TX, et al.: Treatment outcomes after radiotherapy alone for patients with early-stage nasopharyngeal carcinoma. Int J Radiat Oncol Biol Phys 74 (4): 1070-6, 2009.

Cáncer de nasofaringe en estadio III

Opciones de tratamiento estándar:

1.Radioquimioterapia combinada.[1,2]
2. Quimiorradioterapia combinada seguida de quimioterapia adyuvante según se hace constar por ejemplo, en el INT-0099,[3,4,2,5,6,7,8,9,10,11,12,13,14]
3.Radioterapia de fraccionamiento alterado.[15,16]
4.La disección del cuello puede indicarse para ganglios persistentes o recidivantes si se controla el sitio del tumor primario.[17]

Opciones de tratamiento bajo evaluación clínica:

  • Quimioterapia neoadyuvante. La quimioterapia neoadyuvante, tal como se usa en los ensayos clínicos, se usa para reducir tumores, y de ese modo hacerlos definitivamente más tratables mediante radioterapia. La quimioterapia se administra antes de las otras modalidades, de ahí que se la designe neoadyuvante para distinguirla de la terapia adyuvante estándar, que se administra después de la terapia definitiva con radiación o durante esta, o después de la cirugía. En la quimioterapia neoadyuvante se emplean muchas combinaciones de fármacos .

    Dos ensayos aleatorios compararon la quimioterapia combinada (cisplatino, epirubicina y bleomicina o cisplatino más infusión de fluorouracilo [FU-5]) más radioterapia con radioterapia sola.[3][Grado de comprobación:1iiA];[18][Grado de comprobación: 1iiDii] Aunque la supervivencia sin enfermedad mejoró en el grupo de quimioterapia, para ambos grupos, solo se informó de una mejora de la supervivencia general en el ensayo Intergrupal al que se administró de manera conjunta quimioterapia con cisplatino.[3]

Se deben tomar en cuenta ensayos clínicos para tumores avanzados donde se evalúe el uso de la quimioterapia antes de la radioterapia, simultáneamente con la radioterapia o como terapia adyuvante luego de la radioterapia.[19,20,21,22]

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés stage III nasopharyngeal cancer. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Referencias:

1. Langendijk JA, Leemans ChR, Buter J, et al.: The additional value of chemotherapy to radiotherapy in locally advanced nasopharyngeal carcinoma: a meta-analysis of the published literature. J Clin Oncol 22 (22): 4604-12, 2004.
2. Huncharek M, Kupelnick B: Combined chemoradiation versus radiation therapy alone in locally advanced nasopharyngeal carcinoma: results of a meta-analysis of 1,528 patients from six randomized trials. Am J Clin Oncol 25 (3): 219-23, 2002.
3. Al-Sarraf M, LeBlanc M, Giri PG, et al.: Chemoradiotherapy versus radiotherapy in patients with advanced nasopharyngeal cancer: phase III randomized Intergroup study 0099. J Clin Oncol 16 (4): 1310-7, 1998.
4. Teo PM, Chan AT, Lee WY, et al.: Enhancement of local control in locally advanced node-positive nasopharyngeal carcinoma by adjunctive chemotherapy. Int J Radiat Oncol Biol Phys 43 (2): 261-71, 1999.
5. Chan AT, Teo PM, Ngan RK, et al.: Concurrent chemotherapy-radiotherapy compared with radiotherapy alone in locoregionally advanced nasopharyngeal carcinoma: progression-free survival analysis of a phase III randomized trial. J Clin Oncol 20 (8): 2038-44, 2002.
6. Chua DT, Ma J, Sham JS, et al.: Long-term survival after cisplatin-based induction chemotherapy and radiotherapy for nasopharyngeal carcinoma: a pooled data analysis of two phase III trials. J Clin Oncol 23 (6): 1118-24, 2005.
7. Wee J, Tan EH, Tai BC, et al.: Randomized trial of radiotherapy versus concurrent chemoradiotherapy followed by adjuvant chemotherapy in patients with American Joint Committee on Cancer/International Union against cancer stage III and IV nasopharyngeal cancer of the endemic variety. J Clin Oncol 23 (27): 6730-8, 2005.
8. Zhang L, Zhao C, Peng PJ, et al.: Phase III study comparing standard radiotherapy with or without weekly oxaliplatin in treatment of locoregionally advanced nasopharyngeal carcinoma: preliminary results. J Clin Oncol 23 (33): 8461-8, 2005.
9. Baujat B, Audry H, Bourhis J, et al.: Chemotherapy in locally advanced nasopharyngeal carcinoma: an individual patient data meta-analysis of eight randomized trials and 1753 patients. Int J Radiat Oncol Biol Phys 64 (1): 47-56, 2006.
10. Baujat B, Audry H, Bourhis J, et al.: Chemotherapy as an adjunct to radiotherapy in locally advanced nasopharyngeal carcinoma. Cochrane Database Syst Rev (4): CD004329, 2006.
11. Chen Y, Liu MZ, Liang SB, et al.: Preliminary results of a prospective randomized trial comparing concurrent chemoradiotherapy plus adjuvant chemotherapy with radiotherapy alone in patients with locoregionally advanced nasopharyngeal carcinoma in endemic regions of china. Int J Radiat Oncol Biol Phys 71 (5): 1356-64, 2008.
12. Lee AW, Tung SY, Chua DT, et al.: Randomized trial of radiotherapy plus concurrent-adjuvant chemotherapy vs radiotherapy alone for regionally advanced nasopharyngeal carcinoma. J Natl Cancer Inst 102 (15): 1188-98, 2010.
13. Lee AW, Tung SY, Chan AT, et al.: A randomized trial on addition of concurrent-adjuvant chemotherapy and/or accelerated fractionation for locally-advanced nasopharyngeal carcinoma. Radiother Oncol 98 (1): 15-22, 2011.
14. Lee AW, Tung SY, Ngan RK, et al.: Factors contributing to the efficacy of concurrent-adjuvant chemotherapy for locoregionally advanced nasopharyngeal carcinoma: combined analyses of NPC-9901 and NPC-9902 Trials. Eur J Cancer 47 (5): 656-66, 2011.
15. Johnson CR, Schmidt-Ullrich RK, Wazer DE: Concomitant boost technique using accelerated superfractionated radiation therapy for advanced squamous cell carcinoma of the head and neck. Cancer 69 (11): 2749-54, 1992.
16. Chen CY, Han F, Zhao C, et al.: Treatment results and late complications of 556 patients with locally advanced nasopharyngeal carcinoma treated with radiotherapy alone. Br J Radiol 82 (978): 452-8, 2009.
17. Mendenhall WM, Werning JW, Pfister DG: Treatment of head and neck cancer. In: DeVita VT Jr, Lawrence TS, Rosenberg SA: Cancer: Principles and Practice of Oncology. 9th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins, 2011, pp 729-80.
18. Preliminary results of a randomized trial comparing neoadjuvant chemotherapy (cisplatin, epirubicin, bleomycin) plus radiotherapy vs. radiotherapy alone in stage IV(> or = N2, M0) undifferentiated nasopharyngeal carcinoma: a positive effect on progression-free survival. International Nasopharynx Cancer Study Group. VUMCA I trial. Int J Radiat Oncol Biol Phys 35 (3): 463-9, 1996.
19. Azli N, Armand JP, Rahal M, et al.: Alternating chemo-radiotherapy with cisplatin and 5-fluorouracil plus bleomycin by continuous infusion for locally advanced undifferentiated carcinoma nasopharyngeal type. Eur J Cancer 28A (11): 1792-7, 1992.
20. Chan AT, Teo PM, Leung TW, et al.: A prospective randomized study of chemotherapy adjunctive to definitive radiotherapy in advanced nasopharyngeal carcinoma. Int J Radiat Oncol Biol Phys 33 (3): 569-77, 1995.
21. Merlano M, Benasso M, Corvò R, et al.: Five-year update of a randomized trial of alternating radiotherapy and chemotherapy compared with radiotherapy alone in treatment of unresectable squamous cell carcinoma of the head and neck. J Natl Cancer Inst 88 (9): 583-9, 1996.
22. Jeremic B, Shibamoto Y, Milicic B, et al.: Hyperfractionated radiation therapy with or without concurrent low-dose daily cisplatin in locally advanced squamous cell carcinoma of the head and neck: a prospective randomized trial. J Clin Oncol 18 (7): 1458-64, 2000.

Cáncer de nasofaringe en estadio IV

Opciones de tratamiento estándar:

1.Quimiorradioterapia seguida de quimioterapia adyuvante, como se hace constar por ejemplo, en el INT-0099,[1,2,3,4,5,6,7,8,9,10,11,12,13,14]
2.Fraccionamiento alterado incluyendo radioterapia hiperfraccionada.[15,16]
3. La disección del cuello debe reservarse para ganglios persistentes o recidivantes.[17]
4.Quimioterapia para pacientes con enfermedad en estadio lVC.[18]

Opciones de tratamiento bajo evaluación clínica:

1. Quimioterapia neoadyuvante. La quimioterapia neoadyuvante, se emplea para reducir tumores, y definitivamente, de ese modo hacerlos más tratables con radioterapia. La quimioterapia se administra antes de las otras modalidades, de ahí que se la designe neoadyuvante para distinguirla de la terapia adyuvante estándar, que se administra después de la terapia definitiva con radiación o después de la misma, o después de la cirugía. Se emplean muchas combinaciones de fármacos en quimioterapia neoadyuvante.

Se debería tomar en cuenta los ensayos clínicos para los tumores avanzados para evaluar el uso de la quimioterapia antes de la radioterapia, de forma simultánea con la radioterapia o como terapia adyuvante luego de la radioterapia.[19,20,21,22]

Un estudio aleatorizado en fase ll con 65 pacientes de carcinoma de nasofaringe en estadios lll y lV se asignaron al azar para recibir docetaxel neoadyuvante (75 mg/m2) y cisplatino (75 mg/m2) cada 3 semanas por dos cursos seguido de cisplatino (40 mg/m2) cada semana contra radiación sola. Las tasas de neutropenia en grado 3 o 4 fueron de 97% durante el grupo neoadyuvante sin diferencia en cuanto a las toxicidades entre los dos grupos durante la porción dedicada a la quimiorradiación en el transcurso del tratamiento. La supervivencia sin evolución durante los 3 años con el docetaxel neoadyuvante contra el grupo de control fue 88,2% y 59.5% (cociente de riesgo instantáneo [CRI] = 0,49; intervalo de confianza [IC] 95%, 0,20–1,19; P = 0,12). La supervivencia sin evolución durante los 3 años con el docetaxel neoadyuvante contra el grupo de control fue 94,1% y 67,7% (CRI = 0,24; IC 95%, 0,078–0,73; P = 0,012).[23][Grado de comprobación: 1iiDiii] Estos datos necesitan confirmarse en un ensayo definitivo en fase lll.

Tres ensayos aleatorizados prospectivos compararon la quimioterapia combinada (cisplatino, epirubicina y bleomicina o cisplatino más infusiones de fluorouracilo [FU-5]) más radioterapia con la radioterapia sola.[1][Grado de comprobación: 1iiA];[24,25][Grado de comprobación: 1iiDii] .Aunque la supervivencia sin enfermedad (SSE) mejoró en el grupo de quimioterapia para ambos grupos, solo se observó una mejora en la supervivencia general en el ensayo Intergrupal al que se administró de manera simultánea quimioterapia con cisplatino.[1]

2.Radioterapia simultánea con quimioterapia. Un estudio con 1.355 pacientes comparó la radioterapia simultánea con el carboplatino o cisplatino que se administró con una infusión de 96 horas de FU-5 mensual por tres ciclos.[26] La tasa de SSE a 3 años fue 63,4% en los pacientes del grupo de cisplatino y 60,9% en los pacientes del grupo de carboplatino (P = 0,961; criterio de riesgo instantáneo [CRI] = 0,70; intervalo de confianza [IC] 95%, 0,50–0,98). Las tasas de SG fueron de 77% para los pacientes del grupo de cisplatino y 79% para los pacientes del grupo de carboplatino (P = 0,988; CRI = 0,83; IC 95%, 0,63–1,010).[26][Grado de comprobación: 1iiA] El grado de toxicidad a los riñones y el recuento de glóbulos blancos fue mayor en los pacientes bajo el grupo de cisplatino.

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés stage IV nasopharyngeal cancer. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Referencias:

1. Al-Sarraf M, LeBlanc M, Giri PG, et al.: Chemoradiotherapy versus radiotherapy in patients with advanced nasopharyngeal cancer: phase III randomized Intergroup study 0099. J Clin Oncol 16 (4): 1310-7, 1998.
2. Teo PM, Chan AT, Lee WY, et al.: Enhancement of local control in locally advanced node-positive nasopharyngeal carcinoma by adjunctive chemotherapy. Int J Radiat Oncol Biol Phys 43 (2): 261-71, 1999.
3. Chan AT, Teo PM, Ngan RK, et al.: Concurrent chemotherapy-radiotherapy compared with radiotherapy alone in locoregionally advanced nasopharyngeal carcinoma: progression-free survival analysis of a phase III randomized trial. J Clin Oncol 20 (8): 2038-44, 2002.
4. Huncharek M, Kupelnick B: Combined chemoradiation versus radiation therapy alone in locally advanced nasopharyngeal carcinoma: results of a meta-analysis of 1,528 patients from six randomized trials. Am J Clin Oncol 25 (3): 219-23, 2002.
5. Lin JC, Jan JS, Hsu CY, et al.: Phase III study of concurrent chemoradiotherapy versus radiotherapy alone for advanced nasopharyngeal carcinoma: positive effect on overall and progression-free survival. J Clin Oncol 21 (4): 631-7, 2003.
6. Chua DT, Ma J, Sham JS, et al.: Long-term survival after cisplatin-based induction chemotherapy and radiotherapy for nasopharyngeal carcinoma: a pooled data analysis of two phase III trials. J Clin Oncol 23 (6): 1118-24, 2005.
7. Wee J, Tan EH, Tai BC, et al.: Randomized trial of radiotherapy versus concurrent chemoradiotherapy followed by adjuvant chemotherapy in patients with American Joint Committee on Cancer/International Union against cancer stage III and IV nasopharyngeal cancer of the endemic variety. J Clin Oncol 23 (27): 6730-8, 2005.
8. Zhang L, Zhao C, Peng PJ, et al.: Phase III study comparing standard radiotherapy with or without weekly oxaliplatin in treatment of locoregionally advanced nasopharyngeal carcinoma: preliminary results. J Clin Oncol 23 (33): 8461-8, 2005.
9. Baujat B, Audry H, Bourhis J, et al.: Chemotherapy in locally advanced nasopharyngeal carcinoma: an individual patient data meta-analysis of eight randomized trials and 1753 patients. Int J Radiat Oncol Biol Phys 64 (1): 47-56, 2006.
10. Baujat B, Audry H, Bourhis J, et al.: Chemotherapy as an adjunct to radiotherapy in locally advanced nasopharyngeal carcinoma. Cochrane Database Syst Rev (4): CD004329, 2006.
11. Chen Y, Liu MZ, Liang SB, et al.: Preliminary results of a prospective randomized trial comparing concurrent chemoradiotherapy plus adjuvant chemotherapy with radiotherapy alone in patients with locoregionally advanced nasopharyngeal carcinoma in endemic regions of china. Int J Radiat Oncol Biol Phys 71 (5): 1356-64, 2008.
12. Lee AW, Tung SY, Chua DT, et al.: Randomized trial of radiotherapy plus concurrent-adjuvant chemotherapy vs radiotherapy alone for regionally advanced nasopharyngeal carcinoma. J Natl Cancer Inst 102 (15): 1188-98, 2010.
13. Lee AW, Tung SY, Chan AT, et al.: A randomized trial on addition of concurrent-adjuvant chemotherapy and/or accelerated fractionation for locally-advanced nasopharyngeal carcinoma. Radiother Oncol 98 (1): 15-22, 2011.
14. Lee AW, Tung SY, Ngan RK, et al.: Factors contributing to the efficacy of concurrent-adjuvant chemotherapy for locoregionally advanced nasopharyngeal carcinoma: combined analyses of NPC-9901 and NPC-9902 Trials. Eur J Cancer 47 (5): 656-66, 2011.
15. Johnson CR, Schmidt-Ullrich RK, Wazer DE: Concomitant boost technique using accelerated superfractionated radiation therapy for advanced squamous cell carcinoma of the head and neck. Cancer 69 (11): 2749-54, 1992.
16. Chen CY, Han F, Zhao C, et al.: Treatment results and late complications of 556 patients with locally advanced nasopharyngeal carcinoma treated with radiotherapy alone. Br J Radiol 82 (978): 452-8, 2009.
17. Mendenhall WM, Werning JW, Pfister DG: Treatment of head and neck cancer. In: DeVita VT Jr, Lawrence TS, Rosenberg SA: Cancer: Principles and Practice of Oncology. 9th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins, 2011, pp 729-80.
18. Ma BB, Tannock IF, Pond GR, et al.: Chemotherapy with gemcitabine-containing regimens for locally recurrent or metastatic nasopharyngeal carcinoma. Cancer 95 (12): 2516-23, 2002.
19. Dimery IW, Peters LJ, Goepfert H, et al.: Effectiveness of combined induction chemotherapy and radiotherapy in advanced nasopharyngeal carcinoma. J Clin Oncol 11 (10): 1919-28, 1993.
20. Chan AT, Teo PM, Leung TW, et al.: A prospective randomized study of chemotherapy adjunctive to definitive radiotherapy in advanced nasopharyngeal carcinoma. Int J Radiat Oncol Biol Phys 33 (3): 569-77, 1995.
21. Merlano M, Benasso M, Corvò R, et al.: Five-year update of a randomized trial of alternating radiotherapy and chemotherapy compared with radiotherapy alone in treatment of unresectable squamous cell carcinoma of the head and neck. J Natl Cancer Inst 88 (9): 583-9, 1996.
22. Jeremic B, Shibamoto Y, Milicic B, et al.: Hyperfractionated radiation therapy with or without concurrent low-dose daily cisplatin in locally advanced squamous cell carcinoma of the head and neck: a prospective randomized trial. J Clin Oncol 18 (7): 1458-64, 2000.
23. Hui EP, Ma BB, Leung SF, et al.: Randomized phase II trial of concurrent cisplatin-radiotherapy with or without neoadjuvant docetaxel and cisplatin in advanced nasopharyngeal carcinoma. J Clin Oncol 27 (2): 242-9, 2009.
24. Preliminary results of a randomized trial comparing neoadjuvant chemotherapy (cisplatin, epirubicin, bleomycin) plus radiotherapy vs. radiotherapy alone in stage IV(> or = N2, M0) undifferentiated nasopharyngeal carcinoma: a positive effect on progression-free survival. International Nasopharynx Cancer Study Group. VUMCA I trial. Int J Radiat Oncol Biol Phys 35 (3): 463-9, 1996.
25. Lee AW, Lau WH, Tung SY, et al.: Preliminary results of a randomized study on therapeutic gain by concurrent chemotherapy for regionally-advanced nasopharyngeal carcinoma: NPC-9901 Trial by the Hong Kong Nasopharyngeal Cancer Study Group. J Clin Oncol 23 (28): 6966-75, 2005.
26. Chitapanarux I, Lorvidhaya V, Kamnerdsupaphon P, et al.: Chemoradiation comparing cisplatin versus carboplatin in locally advanced nasopharyngeal cancer: randomised, non-inferiority, open trial. Eur J Cancer 43 (9): 1399-406, 2007.

Cáncer de nasofaringe recidivante

Opciones de tratamiento estándar:

1. Determinados pacientes con recidiva local se pueden tratar de nuevo con radioterapia de haz externo de dosis moderada, empleando radioterapia de intensidad modulada, radioterapia estereotáctica, o radiación intracavitaria o intersticial al sitio de recidiva.[1,2,3]
2.En pacientes altamente seleccionados, puede considerarse resección quirúrgica de lesiones locales recidivantes.
3.Si un paciente tiene enfermedad metastásica o recidiva local que ya no es susceptible a cirugía o radioterapia, se deberá considerar la quimioterapia.[4,5,6]

Opciones de tratamiento bajo evaluación clínica:

  • Se deben considerar ensayos clínicos que evalúan la quimioterapia.
  • Radiación estereotáctica para la enfermedad local recidivante o persistente.[7,8,9][Grado de comprobación: 3iiiDiv

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés recurrent nasopharyngeal cancer. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Referencias:

1. Mendenhall WM, Werning JW, Pfister DG: Treatment of head and neck cancer. In: DeVita VT Jr, Lawrence TS, Rosenberg SA: Cancer: Principles and Practice of Oncology. 9th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins, 2011, pp 729-80.
2. Vikram B, Strong EW, Shah JP, et al.: Intraoperative radiotherapy in patients with recurrent head and neck cancer. Am J Surg 150 (4): 485-7, 1985.
3. Koutcher L, Lee N, Zelefsky M, et al.: Reirradiation of locally recurrent nasopharynx cancer with external beam radiotherapy with or without brachytherapy. Int J Radiat Oncol Biol Phys 76 (1): 130-7, 2010.
4. Al-Sarraf M: Head and neck cancer: chemotherapy concepts. Semin Oncol 15 (1): 70-85, 1988.
5. Jacobs C, Lyman G, Velez-García E, et al.: A phase III randomized study comparing cisplatin and fluorouracil as single agents and in combination for advanced squamous cell carcinoma of the head and neck. J Clin Oncol 10 (2): 257-63, 1992.
6. Foo KF, Tan EH, Leong SS, et al.: Gemcitabine in metastatic nasopharyngeal carcinoma of the undifferentiated type. Ann Oncol 13 (1): 150-6, 2002.
7. Chua DT, Sham JS, Kwong PW, et al.: Linear accelerator-based stereotactic radiosurgery for limited, locally persistent, and recurrent nasopharyngeal carcinoma: efficacy and complications. Int J Radiat Oncol Biol Phys 56 (1): 177-83, 2003.
8. Pai PC, Chuang CC, Wei KC, et al.: Stereotactic radiosurgery for locally recurrent nasopharyngeal carcinoma. Head Neck 24 (8): 748-53, 2002.
9. Xiao J, Xu G, Miao Y: Fractionated stereotactic radiosurgery for 50 patients with recurrent or residual nasopharyngeal carcinoma. Int J Radiat Oncol Biol Phys 51 (1): 164-70, 2001.

Modificaciones a este sumario (04 / 26 / 2013)

Los sumarios del PDQ con información sobre el cáncer se revisan con regularidad y se actualizan en la medida en que se obtiene nueva información. Esta sección describe los cambios más recientes hechos introducidos en este sumario a partir de la fecha arriba indicada.

Se incorporaron cambios editoriales en este sumario.

Este sumario está redactado y mantenido por el Consejo Editorial sobre Tratamientos de Adultos del PDQ, que es editorialmente independiente del NCI. El sumario refleja una revisión independiente de la bibliografía y no representa una declaración de políticas del NCI o de los NIH. Para mayor información sobre las políticas de los sumarios y la función de los consejos editoriales del PDQ que mantienen los sumarios del PDQ, consultar en Información sobre este sumario del PDQ y la página sobre Banco de datos de información de cáncer (PDQ®).

Información sobre este sumario del PDQ

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ con información sobre el cáncer para profesionales de la salud provee información integral, revisada por expertos, con base en los datos probatorios sobre el tratamiento del cáncer de nasofaringe. Su propósito es servir como fuente de información y ayuda para los médicos que atienden a pacientes de cáncer. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

El Consejo Editorial sobre Tratamientos de Adultos del PDQ revisa y actualiza regularmente este sumario a medida que es necesario, el cual es editorialmente independiente del Instituto Nacional del Cáncer. El sumario refleja un revisión independiente de la literatura médica y no representa la política del Instituto Nacional del Cáncer o los Institutos Nacionales de la Salud.

Los miembros de este Consejo revisan mensualmente los artículos recién publicados para determinar si un artículo debería:

  • discutirse en una reunión,
  • citarse incluyendo el texto, o
  • sustituir o actualizar un artículo ya citado.

Los cambios en los sumarios se deciden por medio de un proceso de consenso durante el que los miembros del Consejo evalúan la solidez de los datos probatorios en los artículos publicados y determinan la forma en que se debe incluir el artículo en el sumario.

Los revisores principales del sumario sobre Cáncer de nasofaringe son:

  • James P. Neifeld, MD (Medical College of Virginia Hospital & Virginia Commonwealth University)
  • Minh Tam Truong, MD (Boston University Medical Center)

Cualquier comentario o pregunta sobre el contenido de este sumario se debe enviar a la página del Internet Cancer.gov/espanol del NCI utilizando el Formulario de comunicación (Contact Form). Se solicita no comunicarse con los miembros del Consejo para presentar preguntas o comentarios sobre los sumarios. Los miembros del Consejo no responderán preguntas individuales.

Grados de comprobación científica

Algunas referencias bibliográficas en este sumario vienen seguidas de un grado de comprobación científica. Estas designaciones tienen el propósito de ayudar al lector a evaluar la solidez de los hechos científico-estadísticos que sustentan el uso de intervenciones o abordajes específicos. El Consejo Editorial sobre Tratamientos de Adultos del PDQ utiliza un sistema formal de jerarquización de la medicina factual para establecer las designaciones del grado de comprobación científica.

Permisos para el uso de este sumario

PDQ es una marca registrada. Aunque el contenido de los documentos del PDQ se puede usar libremente como texto, este no se puede identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI a menos que se reproduzca en su totalidad y se actualice regularmente. Sin embargo, se permitirá que un autor escriba una oración como, por ejemplo, "El sumario con información sobre el cáncer del PDQ del NCI sobre prevención del cáncer de mama indica los siguientes riesgos de manera suscinta: [incluir fragmento del sumario]".

El formato preferido para una referencia bibliográfica de este sumario del PDQ es el siguiente:

National Cancer Institute: PDQ® Cáncer de nasofaringe. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Última actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: http://cancer.gov/espanol/pdq/tratamiento/nasofaringe/HealthProfessional. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes incluidas en este sumario se usan con permiso del autor, el artista o la casa editorial para su sola inclusión en los sumarios del PDQ. El permiso para usar las imágenes fuera del contexto de información del PDQ se debe obtener del propietario; el Instituto Nacional del Cáncer no lo puede otorgar. Para mayor información sobre el uso de las gráficas de este sumario, así como de muchas otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar Visual Online, una colección de más de 2.000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

Con base en la solidez de los datos probatorios, las opciones de tratamiento se pueden describir como "estándar" o "bajo evaluación clínica". Estas clasificaciones no se deben utilizar como base para determinar reembolsos. Para mayor información sobre cobertura de seguros, consultar la página Cómo hacer frente al cáncer disponible en Cancer.gov.

Para mayor información

En Cancer.gov/espanol, se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en la página ¿En qué podemos ayudarle?. Las preguntas también se pueden enviar por correo electrónico utilizando el Formulario de comunicación.

Obtenga más información del NCI

Llame al 1-800-4-CANCER

Para obtener más información, las personas que residen en los Estados Unidos pueden llamar gratis al Servicio de Información del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237), de lunes a viernes de 8:00 a. m. a 8:00 p. m, hora del Este. Un especialista en información sobre el cáncer estará disponible para responder a sus preguntas.

Escríbanos

Para obtener información del NCI, sírvase escribir a la siguiente dirección:

NCI Public Inquiries Office
9609 Medical Center Dr.
Room 2E532 MSC 9760
Bethesda, MD 20892-9760

Busque en el portal de Internet del NCI

El portal de Internet del NCI provee acceso en línea a información sobre el cáncer, ensayos clínicos, y otros portales de Internet u organizaciones que ofrecen servicios de apoyo y recursos para los pacientes con cáncer y sus familias. Para una búsqueda rápida, use la casilla de búsqueda en la esquina superior derecha de cada página Web. Los resultados de una gama amplia de términos buscados incluirán una lista de las "Mejores Opciones," páginas web que son escogidas de forma editorial que se asemejan bastante al término que usted busca.

Hay muchos lugares donde las personas pueden obtener materiales e información sobre tratamientos para el cáncer y servicios. Los hospitales pueden tener información sobre instituciones o regionales que ofrecen información sobre ayuda financiera, transporte de ida y vuelta para recibir tratamiento, atención en el hogar y sobre cómo abordar otros problemas relacionados con el tratamiento del cáncer.

Publicaciones

El NCI tiene folletos y otros materiales para pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Estas publicaciones describen los diferentes tipos de cáncer, los métodos para tratarlo, pautas para hacerle frente e información sobre ensayos clínicos. Algunas publicaciones proveen información sobre las diferentes pruebas de detección del cáncer, sus causas y cómo prevenirlo, además de estadísticas e información sobre actividades de investigación llevadas a cabo en el NCI. Los materiales del NCI sobre estos y otros temas, se pueden solicitar en línea al Servicio de Localización de Publicaciones del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute Publications Locator) o imprimirse directamente. Estos materiales también se pueden solicitar con una llamada gratuita al Servicio de Información sobre el Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute's Cancer Information Service) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

Última revisión: 2013-04-26

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.