Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Cáncer de las vías biliares extrahepáticas: Tratamiento (PDQ®) : Tratamiento - información para los pacientes [NCI]

Esta información es producida y suministrada por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés). La información en este tema puede haber cambiado desde que se escribió. Para la información más actual, comuníquese con el Instituto Nacional del Cáncer a través del Internet en la página web http://cancer.gov o llame al 1-800-4-CANCER.

Cáncer de las vías biliares extrahepáticas

Información general sobre el cáncer de las vías biliares extrahepáticas

El cáncer de las vías biliares extrahepáticas es una enfermedad poco frecuente en la que se forman células malignas (cancerosas) en las vías biliares fuera del hígado.

La vía biliar extrahepática se compone de dos partes:

  • El conducto hepático común, que también se llama la parte perihiliar de la vía extrahepática.
  • El conducto biliar común, que también se llama la parte distal de la vía extrahepática.

La vía biliar extrahepática forma parte de una red de conductos (tubos) que conecta el hígado, la vesícula biliar y el intestino delgado. Esta red empieza en el hígado, en donde muchos conductos pequeños recogen la bilis (un líquido que el hígado produce para descomponer las grasas durante la digestión). Los conductos pequeños se unen para formar las vías biliares hepáticas derecha e izquierda. Las dos vías se unen fuera del hígado y forman el conducto hepático común. La bilis que sale del hígado pasa a través de los conductos hepáticos, el conducto hepático común y el conducto cístico y se almacena en la vesícula biliar.

Cuando se digieren los alimentos, se libera la bilis almacenada en la vesícula biliar y pasa a través del conducto cístico hasta el conducto biliar común y el intestino delgado.
Anatomía de la vía biliar extrahepática; el dibujo muestra el hígado, los conductos hepáticos derecho e izquierdo, la vesícula biliar, el conducto cístico, el conducto hepático común (perihiliar), el conducto biliar común (distal), la vía biliar extrahepática, el intestino delgado y el páncreas. El recuadro muestra el hígado, los conductos biliares, la vesícula biliar, el páncreas y el intestino delgado.

La colitis o ciertas enfermedades del hígado aumentan el riesgo de cáncer de las vías biliares extrahepáticas.

Cualquier cosa que aumenta el riesgo de enfermarse se llama factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que usted se va a enfermar de cáncer; no tener un factor de riesgo no significa usted que no se va a enfermar de cáncer. Hable con su médico si piensa que puede estar en riesgo. Los factores de riesgo incluyen tener cualquiera de los siguientes trastornos:

  • Colangitis esclerosante primaria.
  • Colitis ulcerosa crónica.
  • Quistes en el conducto biliar común.
  • Infección por el parásito trematodo hepático chino.

Los signos y síntomas de cáncer de las vías biliares extrahepáticas son ictericia y dolor.

El cáncer de las vías biliares extrahepáticas u otras afecciones pueden producir estos y otros signos y síntomas. Consulte con su médico si presenta cualquiera de los siguientes problemas:

  • Ictericia (tonalidad amarilla de la piel o el blanco de los ojos).
  • Dolor en el abdomen.
  • Fiebre.
  • Picazón en la piel.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de las vías biliares extrahepáticas, se utilizan pruebas que examinan la vía biliar y el hígado.

Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes: examen del cuerpo para comprobar los signos generales de salud, incluso el control de signos de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que parezca anormal. También se anotan los antecedentes de los hábitos de salud del paciente, y las enfermedades y tratamientos anteriores.
  • Ecografía: procedimiento por el cual se hacen rebotar ondas sonoras de alta energía (ultrasónicas) en tejidos u órganos internos y se crean ecos. Los ecos forman una imagen de los tejidos del cuerpo que se llama sonograma. La imagen se puede imprimir y observar más tarde.
  • Exploración por TC (exploración por TAC): procedimiento en el que se toma una serie de imágenes detalladas del interior del cuerpo, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se inyecta un tinte en una vena o se ingiere, a fin de que los órganos o los tejidos se destaquen más claramente. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computarizada o tomografía axial computarizada. Una exploración por TC en espiral o exploración por TC helicoidal crea imágenes detalladas de áreas del interior del cuerpo mediante una máquina de rayos X que examina el cuerpo siguiendo un recorrido en espiral.
  • IRM (imágenes por resonancia magnética): procedimiento en el que se usa un imán, ondas de radio y una computadora para crear imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).
  • Exploración por TEP (tomografía por emisión de positrones): procedimiento para encontrar células de tumores malignos en el cuerpo. Se inyecta en una vena una cantidad pequeña de glucosa (azúcar) radiactiva. El escáner de TEP rota alrededor del cuerpo y toma una imagen de los lugares que absorben la glucosa. Las células de tumores malignos tienen aspecto más brillante en la imagen porque son más activas y absorben más glucosa que las células normales.
  • CPRE (colangiopancreatografía retrógrada endoscópica): procedimiento que se usa para tomar radiografías de los conductos (tubos) que llevan bilis desde el hígado hasta la vesícula biliar y desde esta hasta el intestino delgado. A veces, el cáncer de las vías biliares extrahepáticas hace que estos conductos se estrechen y bloqueen o demoren el flujo de bilis, lo que produce ictericia. Se introduce un endoscopio por la boca, el esófago y el estómago hasta la primera parte del intestino delgado. Un endoscopio es un instrumento delgado en forma de tubo con una luz y una lente para observar. Luego, se introduce un catéter (un tubo más pequeño) a través del endoscopio hasta los conductos pancreáticos. Se inyecta un tinte a través del catéter hacia los conductos y se toma una radiografía. Si los conductos están bloqueados por un tumor, se puede introducir un tubo delgado en el conducto para desbloquearlo. Este tubo (o cánula) se puede dejar colocado para mantener abierto el conducto. También se toman muestras de tejidos y se observan bajo un microscopio para determinar si hay signos de cáncer.
  • CTP (colangiografía transhepática percutánea): procedimiento utilizado para tomar una radiografía del hígado y los conductos biliares. Se inserta una aguja fina en el hígado a través de la piel por debajo de las costillas. Se inyecta un tinte en el hígado o los conductos biliares y se toma una radiografía. Si se encuentra un bloqueo, se deja en el hígado un tubo delgado y flexible que se llama cánula para drenar la bilis hacia el intestino delgado o una bolsa de recolección fuera del cuerpo.
  • Biopsia: extracción de células o tejidos para observarlos bajo un microscopio y verificar si hay signos de cáncer. La muestra se puede tomar con una aguja delgada que se inserta en el conducto durante una radiografía o una ecografía. Esto se llama biopsia por aspiración con aguja fina (BAAF). La biopsia se realiza por lo habitual con una CTP o una CPRE. El tejido también se puede extraer durante una cirugía y puede incluir parte de un ganglio linfático.
  • Prueba de la función hepática: procedimiento en el que se analiza una muestra de sangre para medir las concentraciones de ciertas sustancias liberadas por el hígado. Una concentración más alta de la normal de una sustancia puede ser un signo de enfermedad del hígado, cuya causa puede ser un cáncer de las vías biliares extrahepáticas.
  • Prueba de marcadores tumorales: procedimiento en el que se examina una muestra de sangre en la orina o el tejido para medir las cantidades de ciertas sustancias liberadas en la sangre por los órganos, los tejidos o las células tumorales del cuerpo. Ciertas sustancias se relacionan con tipos específicos de cáncer cuando se encuentran en concentraciones altas en la sangre. Estas sustancias se llaman marcadores tumorales. Los antígenos carcinoembrionarios (ACE) y CA 19-9 se relacionan con los cánceres del conducto biliar extrahepático cuando se encuentran en concentraciones altas en la sangre.

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

  • El estadio del cáncer (si afecta solo la vía biliar o se diseminó hasta otros lugares en el cuerpo).
  • Si el tumor se puede extirpar completamente mediante cirugía.
  • Si el tumor está en la sección superior o inferior del conducto.
  • Si el cáncer recién se diagnosticó o recidivó (volvió).

Las opciones de tratamiento también pueden depender de los síntomas que causa el tumor. El cáncer de las vías biliares extrahepáticas por lo habitual se encuentra después de que se disemina y muy rara vez se puede extirpar completamente por medio de cirugía. La terapia paliativa puede aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida del paciente.

Estadios del cáncer de las vías biliares extrahepáticas

Después de diagnosticarse el cáncer de las vías biliares extrahepáticas, se realizan pruebas para determinar si las células cancerosas se diseminaron dentro de la vía biliar o hasta otras partes del cuerpo.

El proceso que se usa para determinar si el cáncer se diseminó dentro de las vías biliares extrahepáticas o hasta otras partes del cuerpo se llama estadificación. La información reunida en el proceso de estadificación determina el estadio de la enfermedad. Es importante conocer el estadio a fin de planificar el tratamiento.

En general la estadificación del cáncer de las vías biliares extrahepáticas se puede realizar después de una laparotomía. Se hace una incisión quirúrgica en la pared del abdomen para verificar si hay signos de enfermedad y extrae tejido y líquido para examinarlos bajo un microscopio. Los resultados de las pruebas con imágenes de diagnóstico, la laparotomía y la biopsia se estudian juntos para determinar el estadio del cáncer. A veces, se realiza una laparoscopia antes de la laparotomía para ver si el cáncer se diseminó. Si el cáncer se diseminó y no se puede extirpar por medio de cirugía, el cirujano puede decidir no realizar una laparotomía.

El cáncer se disemina en el cuerpo de tres maneras.

El cáncer se puede diseminar a través del tejido, el sistema linfático y la sangre:

  • Tejido. El cáncer se disemina desde donde comenzó y se extiende hacia las áreas cercanas.
  • Sistema linfático. El cáncer se disemina desde donde comenzó hasta entrar en el sistema linfático. El cáncer se desplaza a través de los vasos linfáticos a otras partes del cuerpo.
  • Sangre. El cáncer se disemina desde donde comenzó y entra en la sangre. El cáncer se desplaza a través de los vasos sanguíneos a otras partes del cuerpo.

El cáncer se puede diseminar desde donde comenzó hasta otras partes del cuerpo.

Cuando el cáncer se disemina a otra parte del cuerpo, se llama metástasis. Las células cancerosas se desprenden de donde se originaron (tumor primario) y se desplazan a través del sistema linfático o la sangre.

  • Sistema linfático. El cáncer penetra el sistema linfático, se desplaza a través de los vasos linfáticos, y forma un tumor (tumor metastásico) en otra parte del cuerpo.
  • Sangre. El cáncer penetra la sangre, se desplaza a través de los vasos sanguíneos, y forma un tumor (tumor metastásico) en otra parte del cuerpo.

El tumor metastásico es el mismo tipo de cáncer que el tumor primario. Por ejemplo, si el cáncer de las vías biliares extrahepáticas se disemina hasta el hígado, las células cancerosas en el hígado son, en realidad, células de cáncer de las vías biliares extrahepáticas. La enfermedad es cáncer de las vías biliares extrahepáticas metastásico, no cáncer de hígado.

Hay dos sistemas de estadificación para el cáncer de vías biliares extrahepáticas.

El cáncer de las vías biliares extrahepáticas tiene dos sistemas de estadificación. El sistema de estadificación que se use depende del lugar dónde se forma este tipo de cáncer.

  • Los tumores de las vías biliares extrahepáticas perihiliares o proximales (tumores de las vías biliares perihiliares) se forman en un área donde la vía biliar sale del hígado. A este tipo de tumor también se le llama tumor de Klatskin.
    Tumor de Klatskin; el dibujo muestra cáncer en el conducto hepático común, el área donde el conducto hepático derecho e izquierdo se unen. También se muestran el hígado y la vesícula biliar.
  • Los tumores de las vías biliares extrahepáticas distales (tumores de las vías biliares distales) se forman en un área donde la vía biliar se comunica con el intestino delgado.

Los estadios que se usan para el cáncer de las vías biliares extrahepáticas perihiliares son los siguientes:

Estadio 0 (carcinoma in situ)

En el estadio 0, se encuentran células anormales en la capa más interna del tejido que reviste la vía biliar perihiliar. Estas células anormales se pueden volver cancerosas y diseminarse hacia los tejidos normales cercanos. El estadio 0 también se le llama carcinoma in situ.

Estadio I

En el estadio I, el cáncer se formó en la capa más interna de la pared de la vía biliar perihiliar y se diseminó hacia el músculo y el tejido fibroso de la pared.

Estadio II

En el estadio II, el cáncer se diseminó a través de la pared de la vía biliar perihiliar hasta el tejido adiposo cercano o hasta el hígado.

Estadio III

El estadio III se divide en los estadios IIIA y IIIB.

  • Estadio IIIA: el tumor se diseminó hasta una rama de la arteria hepática o de la vena porta (los vasos que trasportan sangre desde y hacia el hígado).
  • Estadio IIIB: el tumor se diseminó hasta los ganglios linfáticos cercanos. El cáncer también se diseminó hacia la pared de la vía biliar perihiliar y se pudo haber diseminado a través de la pared de tejido adiposo cercano, el hígado, o a una rama de la arteria hepática o la vena porta (los vasos que trasportan la sangre desde y hacia el hígado).

Estadio IV

El estadio IV se divide en los estadios IVA y IVB.

  • Estadio IVA: el tumor se puede haber diseminado hasta los ganglios linfáticos cercanos y se diseminó a uno o más de los siguientes lugares:
    • La parte principal de la vena porta (un vaso que trasporta sangre fuera del hígado) o hasta ambas ramas de la vena porta;
    • La arteria hepática (un vaso que trasporta sangre al hígado);
    • Las vías hepáticas derecha e izquierda;
    • La vía hepática derecha y la rama izquierda de la arteria hepática o de la vena porta;
    • La vía hepática izquierda y la rama derecha de la arteria hepática o de la vena porta.
  • Estadio IVB: el tumor se diseminó hasta otras partes del cuerpo como el hígado.

Los estadios que se usan para el cáncer de vías biliares extrahepáticas distales son los siguientes:

Estadio 0 (carcinoma in situ)

En el estadio 0, se encuentran células anormales en la capa más interna del tejido que reviste la vía biliar distal. Estas células anormales se pueden volver cancerosas y diseminar hacia el tejido normal cercano. El estadio 0 también se llama carcinoma in situ.

Estadio I

En el estadio I, el cáncer se formó. El estadio I se divide en los estadios IA y IB.

  • Estadio IA: el cáncer se encuentra solo en la vía biliar distal.
  • Estadio IB: el cáncer se diseminó totalmente a través de la pared de la vía biliar distal.

Estadio II

El estadio II se divide en los estadios IIA y IIB.

  • Estadio IIA: el cáncer se diseminó desde la vía biliar distal hasta la vesícula biliar, el páncreas, el intestino delgado u otros órganos cercanos.
  • Estadio IIB: el cáncer se diseminó desde la vía biliar distal hasta los ganglios linfáticos cercanos. El cáncer se pudo haber diseminado a través de la pared de la vía biliar distal o a la vesícula biliar, el páncreas, el intestino delgado y otros órganos cercanos.

Estadio III

En el estadio III, el cáncer se diseminó hasta los grandes vasos que trasportan sangre hasta los órganos del abdomen. El cáncer se pudo haber diseminado hasta los ganglios linfáticos cercanos.

Estadio IV

En el estadio IV, el cáncer se diseminó hasta otras partes del cuerpo, como el hígado o los pulmones.

El cáncer de las vías biliares extrahepáticas también se puede agrupar de acuerdo con la forma en que se puede tratar. Hay dos grupos de tratamiento:

Localizado (e inoperable)

El cáncer está en un área en la que no se puede extirpar por completo mediante cirugía.

Inoperable, recidivante o metastásico

El cáncer inoperable no se puede extirpar completamente mediante cirugía. La mayoría de los pacientes de cáncer de las vías biliares extrahepáticas tienen un cáncer inoperable.

El cáncer recidivante es el cáncer que recidivó (volvió) después de haber sido tratado. El cáncer de las vías biliares extrahepáticas puede volver a una vía biliar o a otras partes del cuerpo.

Una metástasis es la diseminación del cáncer desde el sitio primario (el lugar donde empezó) hasta otras partes del cuerpo. El cáncer de las vías biliares extrahepáticas se puede diseminar hasta los vasos sanguíneos cercanos, el hígado, el conducto biliar común, los ganglios linfáticos cercanos, otras partes de la cavidad abdominal o partes distantes del cuerpo.

Aspectos generales de las opciones de tratamiento

Hay diferentes tipos de tratamiento para los pacientes de cáncer de las vías biliares extrahepáticas.

Hay diferentes tipos de tratamiento disponibles para los pacientes de cáncer de las vías biliares extrahepáticas. Algunos tratamientos son estándar (el tratamiento actualmente usado) y otros se encuentran en evaluación en ensayos clínicos. Un ensayo clínico de un tratamiento es un estudio de investigación que procura mejorar los tratamientos actuales u obtener información sobre tratamientos nuevos para pacientes de cáncer. Cuando los ensayos clínicos muestran que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en el tratamiento estándar. Los pacientes deberían pensar en participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos están abiertos solo para pacientes que no han comenzado un tratamiento.

Se utilizan tres tipos de tratamiento estándar:

Cirugía

Para tratar el cáncer de las vías biliares extrahepáticas, se usan los siguientes tipos de cirugía:

  • Extracción de la vía biliar: si el tumor es pequeño y está solo en la vía biliar, esta se puede extirpar por completo. Se crea un conducto nuevo conectando las aberturas del conducto en el hígado hasta el intestino. Se extirpan los ganglios linfáticos y se observan bajo un microscopio para determinar si contienen cáncer.
  • Hepatectomía parcial: extracción de la sección del hígado donde se encuentra el cáncer. La sección que se extirpa puede ser una cuña de tejido, un lóbulo entero o una parte más grande del hígado, junto con parte del tejido normal que lo rodea.
  • Procedimiento de Whipple: procedimiento quirúrgico en el que se extrae la cabeza del páncreas, la vesícula biliar, parte del estómago, parte del intestino delgado y la vía biliar. Se deja una cantidad suficiente del páncreas como para que elabore jugos digestivos e insulina.
  • Derivación biliar quirúrgica: si el tumor no se puede extraer, pero obstruye el intestino delgado y produce la acumulación de bilis en la vesícula biliar, se puede realizar una derivación. Durante esta operación, se cortan la vesícula biliar o la vía biliar y se cosen al intestino delgado para crear una vía nueva alrededor del área bloqueada. Este procedimiento ayuda a aliviar la ictericia que produce la acumulación de bilis.
  • Colocación de una cánula: si el tumor bloquea la vía biliar, se puede colocar una cánula (tubo delgado) en el conducto para drenar la bilis que se acumuló en el área. La derivación puede drenar hacia el exterior del cuerpo o pasar alrededor del área bloqueada y drenar la bilis en el intestino delgado. El médico puede colocar la cánula durante una cirugía o CTP, o con un endoscopio.

Radioterapia

La radioterapia es un tratamiento para el cáncer para el que se utilizan rayos X de alta energía u otros tipos de radiación para destruir células cancerosas o impedir que crezcan. Hay dos tipos de radioterapia: la radioterapia externa utiliza una máquina fuera del cuerpo que envía radiación hacia el cáncer; la radioterapia interna utiliza una sustancia radiactiva sellada en agujas, semillas, cables o catéteres que se colocan directamente en el cáncer o cerca de este. La forma de administración de la radioterapia depende del tipo y el estadio del cáncer que se está tratando.

Quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento para el cáncer en el que se usan medicamentos para interrumpir el crecimiento de células cancerosas, ya sea mediante su destrucción o impidiendo su multiplicación. Cuando la quimioterapia se toma por boca o se inyecta en una vena o músculo, los medicamentos ingresan en el torrente sanguíneo y pueden llegar a las células cancerosas de todo el cuerpo (quimioterapia sistémica). Cuando la quimioterapia se coloca directamente en el líquido cefalorraquídeo, un órgano o una cavidad corporal como el abdomen, los medicamentos afectan principalmente las células cancerosas de esas áreas (quimioterapia regional). La forma de administración de la quimioterapia depende del tipo y el estadio del cáncer que se esté tratando.

Se están probando nuevos tipos de tratamiento en ensayos clínicos.

En la presente sección del sumario se hace referencia a tratamientos en evaluación en ensayos clínicos, pero tal vez no se mencionen todos los tratamientos nuevos que se están considerando. Para mayor información en inglés sobre ensayos clínicos, consultar el portal de Internet del NCI.

Radiosensibilizadores

Se están estudiando en ensayos clínicos formas para mejorar el efecto de la radioterapia en las células tumorales, incluso las siguientes:

  • Terapia de hipertermia: tratamiento en el que se expone el tejido corporal a temperaturas altas para dañar y destruir células cancerosas, o para hacer que estas sean más sensibles a los efectos de la radioterapia y de ciertos medicamentos contra el cáncer.
  • Radiosensibilizadores: medicamentos que hacen que las células tumorales se vuelvan más sensibles a la radioterapia. La combinación de radioterapia con radiosensibilizadores puede destruir más células tumorales.

Los pacientes deberían pensar en participar en un ensayo clínico.

Para algunos pacientes, la mejor elección de tratamiento puede ser participar en un ensayo clínico. Los ensayos clínicos forman parte del proceso de investigación del cáncer. Los ensayos clínicos se llevan a cabo para determinar si los tratamientos nuevos para el cáncer son seguros y eficaces, o mejores que el tratamiento estándar.

Muchos de los tratamientos estándar actuales se basan en ensayos clínicos anteriores. Los pacientes que participan en un ensayo clínico pueden recibir el tratamiento estándar o estar entre los primeros en recibir el tratamiento nuevo.

Los pacientes que participan en los ensayos clínicos también ayudan a mejorar la forma en que se tratará el cáncer en el futuro. Aunque los ensayos clínicos no conduzcan a tratamientos nuevos eficaces, a menudo responden a preguntas importantes y ayudan a avanzar en la investigación.

Los pacientes pueden entrar a formar parte de los ensayos clínicos antes, durante o después de comenzar su tratamiento para el cáncer.

Algunos ensayos clínicos sólo incluyen a pacientes que todavía no recibieron tratamiento. Otros ensayos prueban los tratamientos para los pacientes cuyo cáncer no mejoró. También hay ensayos clínicos que prueban nuevas maneras de impedir que el cáncer recidive (vuelva) o de reducir los efectos secundarios del tratamiento de cáncer.

Los ensayos clínicos se realizan en muchas partes del país. Consultar la sección sobre Opciones de Tratamiento para encontrar enlaces en inglés a los ensayos clínicos que se realizan actualmente. Estos se han recuperado de la lista de ensayos clínicos del NCI.

Pueden necesitarse pruebas de seguimiento.

Algunas de las pruebas que se usaron para diagnosticar el cáncer o para determinar el estadio del cáncer se pueden repetir. Algunas pruebas se repiten para asegurarse que el tratamiento es eficaz. Las decisiones acerca de seguir, cambiar o suspender el tratamiento se pueden basar en los resultados de estas pruebas. Esto a veces se llama reestadificación.

Algunas de las pruebas se seguirán repitiendo esporádicamente después de terminar el tratamiento. Los resultados de estas pruebas pueden mostrar si la afección cambió o si el cáncer recidivó (volvió). Estas pruebas a veces se llaman pruebas de seguimiento o exámenes médicos.

Opciones de tratamiento para el cáncer de las vías biliares extrahepáticas

Cáncer de las vías biliares extrahepáticas localizado

El tratamiento del cáncer de las vías biliares extrahepáticas localizado puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Se puede colocar una cánula o derivación biliar para aliviar el bloqueo de la vía biliar antes de la cirugía para aliviar la ictericia.
  • Cirugía, con radioterapia de haz externo o sin esta.

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer para acceder a los ensayos clínicos que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés localized extrahepatic bile duct cancer. Para encontrar resultados más específicos, se puede refinar la búsqueda usando otras características, como la ubicación donde se realiza el ensayo, el tipo de tratamiento o el nombre del medicamento que se utiliza. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Cáncer de las vías biliares extrahepáticas inoperable, recidivante o metastásico

El tratamiento del cáncer de las vías biliares extrahepáticas inoperable, recidivante o metastásico por lo habitual se lleva a cabo en un ensayo clínico. El tratamiento puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Colocación de una cánula o derivación biliar, con radioterapia interna o radioterapia externa o sin estas, como tratamiento paliativo para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida.
  • Quimioterapia.
  • Participación en un ensayo clínico de nuevas maneras de administrar radioterapia paliativa, como combinarla con terapia de hipertermia, radiosensibilizadores o quimioterapia.
  • Participación en un ensayo clínico de medicamentos o combinación de medicamentos nuevos.

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer para acceder a los ensayos clínicos que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar los términos en inglés unresectable extrahepatic bile duct cancer, recurrent extrahepatic bile duct cancer y metastatic extrahepatic bile duct cancer. Para encontrar resultados más específicos, se puede refinar la búsqueda usando otras características, como la ubicación donde se realiza el ensayo, el tipo de tratamiento o el nombre del medicamento que se utiliza. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Información adicional sobre el cáncer de las vías biliares extrahepáticas

Para obtener mayor información del Instituto Nacional del Cáncer sobre el cáncer de las vías biliares extrahepáticas, consultar la página sobre Cáncer de las vías biliares extrahepáticas.

Para mayor información sobre el cáncer en general y otros recursos disponibles en el Instituto Nacional del Cáncer, consultar los siguientes enlaces:

  • Lo que usted necesita saber™ sobre el cáncer
  • Estadificación del cáncer
  • La quimioterapia y usted: apoyo para las personas con cáncer
  • La radioterapia y usted: apoyo para las personas con cáncer
  • Apoyo y recursos
  • Preguntas para el doctor

La información que se presenta a continuación solo está disponible en inglés:

  • Biblioteca del cáncer
  • Información para los sobrevivientes/personas encargadas del cuidado del paciente/defensores del paciente

Modificaciones a este sumario (09 / 26 / 2013)

Los sumarios del PDQ con información sobre el cáncer se revisan con regularidad y se actualizan en la medida en que se obtiene nueva información. Esta sección describe los cambios más recientes introducidos en este sumario a partir de la fecha arriba indicada.

Se incorporaron cambios editoriales en este sumario.

Información sobre este sumario del PDQ

Información sobre el PDQ

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) que contiene información completa sobre el cáncer. La base de datos del PDQ incluye sumarios de la última información publicada sobre la prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se presentan en dos versiones. Las versiones para profesionales de la salud tienen información detallada escrita en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se escriben en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones tienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. Además, las versiones también están disponibles en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). El NIH es el centro principal de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en una revisión independiente de la literatura médica. No son declaraciones de políticas del NCI o el NIH.

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ con información sobre el cáncer contiene información actualizada sobre el tratamiento del cáncer de las vías biliares extrahepáticas. Tiene como objetivo informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas a cargo de pacientes. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

Los Consejos Editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están compuestos por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con este. Los sumarios se revisan regularmente y se les incorporan cambios a medida que se obtiene nueva información. La fecha de cada sumario ("Actualizado") indica la fecha del cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se tomó de la versión para profesionales de la salud, que el Consejo Editorial sobre Tratamientos de Adultos del PDQ revisa con regularidad y actualiza cuando es necesario.

Información sobre ensayos clínicos

Un estudio o ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar maneras nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recoge información acerca de los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes deberían considerar participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos están abiertos solo a los pacientes que no han comenzado un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos del PDQ están disponibles en línea en el portal de Internet del NCI. La lista de muchos médicos que participan en ensayos clínicos también se encuentra en el PDQ. Para mayor información, llamar al Servicio de información sobre cáncer al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

Permisos para el uso de este sumario.

PDQ es una marca registrada. Aunque el contenido de los documentos del PDQ se puede usar libremente como texto, este no se puede identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, a menos que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Sin embargo, se permitirá que un usuario tendría permiso para escribir una oración como "El sumario de información sobre el cáncer del PDQ del NCI sobre la prevención del cáncer de mama indica los siguientes riesgos: "[incluir extracto del sumario]".

El formato preferido para citar un sumario del PDQ es el siguiente:

National Cancer Institute: PDQ® Cáncer de las vías biliares extrahepáticas. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Última actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: http://cancer.gov/espanol/pdq/tratamiento/viasbiliares/Patient. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes que aparecen en los sumarios del PDQ se usan con permiso de los autores, artistas o la casa editorial para su sola inclusión en los sumarios del PDQ. El permiso para usar imágenes fuera del contexto de información del PDQ se debe obtener del propietario; el Instituto Nacional del Cáncer no lo puede otorgar. Para mayor información sobre el uso de las gráficas en este sumario, así como muchas otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar el enlace Visuals Online. Visuals Online es una colección de más de 2.000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

No se debe usar la información contenida en estos sumarios para tomar decisiones acerca del reembolso de seguros. Para mayor información sobre cobertura de seguros, consultar la página Información económica, legal y de seguro médico, disponible en Cancer.gov.

Para mayor información

En Cancer.gov/espanol se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en la página ¿En qué podemos ayudarle?. Las preguntas también se pueden enviar por correo electrónico utilizando el Formulario de comunicación.

Obtenga más información del NCI

Llame al 1-800-4-CANCER

Para obtener más información, las personas que residen en los Estados Unidos pueden llamar gratis al Servicio de Información del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237), de lunes a viernes de 8:00 a. m. a 8:00 p. m, hora del Este. Un especialista en información sobre el cáncer estará disponible para responder a sus preguntas.

Escríbanos

Para obtener información del NCI, sírvase escribir a la siguiente dirección:

NCI Public Inquiries Office
9609 Medical Center Dr.
Room 2E532 MSC 9760
Bethesda, MD 20892-9760

Busque en el portal de Internet del NCI

El portal de Internet del NCI provee acceso en línea a información sobre el cáncer, ensayos clínicos, y otros portales de Internet u organizaciones que ofrecen servicios de apoyo y recursos para los pacientes con cáncer y sus familias. Para una búsqueda rápida, use la casilla de búsqueda en la esquina superior derecha de cada página Web. Los resultados de una gama amplia de términos buscados incluirán una lista de las "Mejores Opciones," páginas web que son escogidas de forma editorial que se asemejan bastante al término que usted busca.

Hay muchos lugares donde las personas pueden obtener materiales e información sobre tratamientos para el cáncer y servicios. Los hospitales pueden tener información sobre instituciones o regionales que ofrecen información sobre ayuda financiera, transporte de ida y vuelta para recibir tratamiento, atención en el hogar y sobre cómo abordar otros problemas relacionados con el tratamiento del cáncer.

Publicaciones

El NCI tiene folletos y otros materiales para pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Estas publicaciones describen los diferentes tipos de cáncer, los métodos para tratarlo, pautas para hacerle frente e información sobre ensayos clínicos. Algunas publicaciones proveen información sobre las diferentes pruebas de detección del cáncer, sus causas y cómo prevenirlo, además de estadísticas e información sobre actividades de investigación llevadas a cabo en el NCI. Los materiales del NCI sobre estos y otros temas, se pueden solicitar en línea al Servicio de Localización de Publicaciones del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute Publications Locator) o imprimirse directamente. Estos materiales también se pueden solicitar con una llamada gratuita al Servicio de Información sobre el Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute's Cancer Information Service) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

Última revisión: 2013-09-26


Si usted quiere saber más sobre el cáncer y cómo se trata, o si desea saber sobre ensayos clínicos para su tipo de cáncer, puede llamar al Servicio de Información del Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés) al 1-800-422-6237, llamada gratuita. Un especialista en información capacitado puede hablar con usted y responder a sus preguntas.


Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.