Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Cáncer de uretra: Tratamiento (PDQ®) : Tratamiento - información para profesionales de salud [NCI]

Esta información es producida y suministrada por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés). La información en este tema puede haber cambiado desde que se escribió. Para la información más actual, comuníquese con el Instituto Nacional del Cáncer a través del Internet en la página web http://cancer.gov o llame al 1-800-4-CANCER.

Cáncer de uretra

Información general sobre el cáncer de uretra

Incidencia y mortalidad

El cáncer de uretra es poco frecuente. Entre 1973 y 2002, en los Estados Unidos, las tasas de incidencia anuales en la base de datos de Surveillance, Epidemiology and End Results para hombres y mujeres fueron 4,3 y 1,5 millones, respectivamente, con tendencias a la baja en las tres décadas.[1] La incidencia fue dos veces más alta en afroamericanos que en blancos (5 vs. 2,5 millones). Los cánceres de uretra parecen estar relacionados con la infección por el papilomavirus humano (PVH), en especial PVH16, una cepa del PVH que se sabe que causa cáncer de cuello uterino.[2,3]

Debido a su carácter poco frecuente, casi toda la información sobre el tratamiento del cáncer de uretra y los resultados de la terapiaprovienen de series retrospectivas de casos en un centro único y, en consecuencia, representa un grado de comprobación científica muy bajo de 3iiiDiv. Gran parte de la información proviene de casos acumulados en el transcurso de muchas décadas en centros académicos importantes.

Anatomía

La uretra femenina está contenida en gran medida dentro de la pared vaginal anterior. En mujeres adultas, tiene aproximadamente 4 cm de longitud.

La uretra masculina, que tiene en promedio cerca de 20 cm en longitud, se divide en las secciones distal y proximal. La uretra distal, que se extiende de forma distal a proximal desde la punta del pene hasta justo antes de la próstata, comprende el meato, la fosa navicular, la uretra peniana o pendular y la uretra bulbar. La uretra proximal, que se extiende desde la uretra bulbar hasta el cuello de la vejiga, comprende de forma distal a proximal la uretra membranosa y la uretra prostática.

Cuadro 1. Anatomía del sistema urinario masculino y el sistema urinario femenino


Anatomía del sistema urinario masculino; se observan los riñones derecho e izquierdo, los uréteres, la vejiga llena de orina y la uretra que pasa a través del pene. En el interior del riñón izquierdo se observa la pelvis renal. En el recuadro, se observan los túbulos renales y la orina. También se muestra la próstata.

Anatomía del sistema urinario femenino; se observan los riñones derecho e izquierdo, los uréteres, la vejiga llena de orina y la uretra. En el interior del riñón izquierdo se observa la pelvis renal. En el recuadro, se observan los túbulos renales y la orina. También se muestra el útero.
Anatomía del sistema urinario masculino (izquierda) y el sistema urinario femenino (derecha) que muestra los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra. La orina se elabora en los túbulos renales y se almacena en la pelvis renal de cada riñón. La orina fluye desde los riñones y pasa a través de los uréteres hasta la vejiga y se acumula en la vejiga hasta que sale del cuerpo a través de la uretra.

Pronóstico

El pronóstico del cáncer de uretra depende de los siguientes factores:[4,5,6]

  • La ubicación anatómica.
  • El tamaño.
  • El estadio.
  • La extensión de la invasión.

Por lo general, los tumores superficiales ubicados en la uretra distal tanto de mujeres como de hombres son curables. Sin embargo, las lesiones profundamente invasivas son curables en raras ocasiones por medio de cualquier combinación de tratamientos. En los hombres, el pronóstico de los tumores en la uretra distal (pendular) es mejor que para los tumores de la uretra proximal (bulbomembranosa) y prostática, que tienden a presentarse en estadios más avanzados.[7,8] Asimismo, los tumores de la uretra distal tienden a manifestarse en estadios más tempranos en las mujeres y parecen tener un mejor pronóstico que los tumores proximales.[9]

Referencias:

1. Swartz MA, Porter MP, Lin DW, et al.: Incidence of primary urethral carcinoma in the United States. Urology 68 (6): 1164-8, 2006.
2. Wiener JS, Liu ET, Walther PJ: Oncogenic human papillomavirus type 16 is associated with squamous cell cancer of the male urethra. Cancer Res 52 (18): 5018-23, 1992.
3. Wiener JS, Walther PJ: A high association of oncogenic human papillomaviruses with carcinomas of the female urethra: polymerase chain reaction-based analysis of multiple histological types. J Urol 151 (1): 49-53, 1994.
4. Urethra. In: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 508-9.
5. Rabbani F: Prognostic factors in male urethral cancer. Cancer : , 2010.
6. Dalbagni G, Zhang ZF, Lacombe L, et al.: Female urethral carcinoma: an analysis of treatment outcome and a plea for a standardized management strategy. Br J Urol 82 (6): 835-41, 1998.
7. Dinney CP, Johnson DE, Swanson DA, et al.: Therapy and prognosis for male anterior urethral carcinoma: an update. Urology 43 (4): 506-14, 1994.
8. Dalbagni G, Zhang ZF, Lacombe L, et al.: Male urethral carcinoma: analysis of treatment outcome. Urology 53 (6): 1126-32, 1999.
9. Gheiler EL, Tefilli MV, Tiguert R, et al.: Management of primary urethral cancer. Urology 52 (3): 487-93, 1998.

Clasificación celular del cáncer de uretra

En un análisis de datos de Surveillance, Epidemiology, and End Results de 1973 a 2002, los tipos histológicos más comunes del cáncer de uretra fueron:[1]

  • Células de transición (55%).
  • Células escamosas (21,5%).
  • Adenocarcinoma (16,4%).

Otros tipos de células, como los melanomas, fueron extremadamente poco frecuentes.[1]

La uretra femenina está revestida de una mucosa de células de transición de forma proximal, y por células escamosas estratificadas de forma distal. Por consiguiente, los carcinomas de células de transición son los más comunes en la uretra proximal y los carcinomas de células escamosas predominan en la uretra distal. Los adenocarcinomas pueden manifestarse en ambos sitios y se originan por metaplasia de las numerosas glándulas periuretrales.

La uretra masculina está revestida de células de transición en la porción prostática y membranosa y cambia de epitelio columnar estratificado a epitelio escamoso estratificado en las secciones bulbosas y penianas. La submucosa de la uretra contiene numerosas glándulas. Por lo tanto, el cáncer de uretra masculina puede manifestar las características histológicas del carcinoma de células de transición, el carcinoma de células escamosas o el adenocarcinoma.

Salvo en el caso de la uretra prostática, donde el carcinoma de células de transición es más común, el carcinoma de células escamosas es la histología predominante de las neoplasias uretrales. Debido a que los carcinomas de las células de transición de la uretra prostática se pueden relacionar con los carcinomas de células de transición de la vejiga o los carcinomas de las células de transición que se originan en los conductos prostáticos, se tratan de forma similar a estos tumores primarios y deberán separarse de los carcinomas más distales de uretra.

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés urethral cancer. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Referencias:

1. Swartz MA, Porter MP, Lin DW, et al.: Incidence of primary urethral carcinoma in the United States. Urology 68 (6): 1164-8, 2006.

Información sobre los estadios para el cáncer de uretra

Las decisiones sobre el pronóstico y el tratamiento se determinan de acuerdo a los siguientes factores:[1]

  • La ubicación anatómica del tumor primario.
  • El tamaño del tumor.
  • El estadio del cáncer.
  • La extensión de la invasión del tumor.

La histología del tumor primario es de menor importancia para determinar la respuesta al tratamiento y la supervivencia.[2] El examen endoscópico, la uretrografía y las imágenes por resonancia magnética son útiles para determinar la extensión local del tumor.[3,4]

Cáncer de uretra distal

Estas lesiones son a menudo superficiales.

  • Mujer: lesión del tercio distal de la uretra).
  • Hombre: sección anterior o peniana de la uretra, incluso el meato y uretra pendular.

Cáncer de uretra proximal

Estas lesiones son a menudo profundamente invasivas.

  • Mujer: las lesiones no están claramente limitadas al tercio distal de la uretra.
  • Hombre: uretra bulbomembranosa y prostática.

Cáncer de uretra relacionado con cáncer de vejiga invasivo

Es posible que aproximadamente de 5 a 10% de los hombres que se someten a una cistectomía para el cáncer de vejiga puedan presentar cáncer de uretra distal al diafragma urogenital. [5,6]

La supervivencia a 5 años relacionada con cáncer de uretra se determina con mayor frecuencia por estadios.

Definición de los estadios según la extensión de la invasión

  • Estadio 0 (Tis, Ta): limitado a la mucosa.
  • Estadio A (T1): invasión de la submucosa.
  • Estadio B (T2): músculo periuretral infiltrante o cuerpo esponjoso.
  • Estadio C (T3): infiltración más allá del tejido periuretral.
    • Mujer: vagina, labios, músculo.
    • Hombre: cuerpo cavernoso, músculo.
  • Estadio D1 (N+): ganglios regionales; pélvicos e inguinales.
  • Estadio D2 (N+, M+): ganglios distantes; metástasis viscerales.

Definiciones TNM

El American Joint Committee on Cancer designó la estadificación mediante la clasificación TNM para definir el cáncer de uretra.[1]

Cuadro 2. Tumor primario (T) (hombre y mujer)a

a Reimpreso con permiso de AJCC: Urethra. In: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 507-13.
TX No se puede evaluar el tumor primario.
T0 No hay prueba de tumor primario.
Ta Carcinoma papilar, poliposo o verrugoso no invasivo.
Tis Carcinoma in situ.
T1 El tumor invade el tejido conjuntivo subepitelial.
T2 El tumor invade uno de los siguientes: cuerpo esponjoso, próstata, músculo periuretral.
T3 El tumor invade uno de los siguientes: cuerpo cavernoso, más allá de la cápsula prostática, vagina anterior, cuello de la vejiga.
T4 El tumor invade otros órganos cercanos.
Carcinoma urotelial (de células de transición) de la próstata
Tis pu Carcinoma in situ, compromiso de la uretra prostática.
Tis pd Carcinoma in situ, compromiso de los conductos prostáticos.
T1 El tumor invade el tejido conjuntivo subepitelial de la uretra.
T2 El tumor invade uno de los siguientes: estroma prostático, cuerpo esponjoso, músculo periuretral.
T3 El tumor invade uno de los siguientes: cuerpo cavernoso, más allá de la cápsula prostática, cuello de la vejiga (extensión extraprostática).
T4 El tumor invade otros órganos cercanos (invasión de la vejiga).

Cuadro 3. Ganglios linfáticos regionalesa

a Reimpreso con permiso de AJCC: Urethra. In: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 507-13.
NX No se pueden evaluar los ganglios linfáticos regionales.
N0 No hay metástasis a los ganglios linfáticos regionales.
N1 Metástasis a un ganglio linfático único de 2 cm o menos en su dimensión mayor.
N2 Metástasis a un ganglio único de más de 2 cm en su dimensión mayor, o a múltiples ganglios.

Cuadro 4. Metástasis a distanciaa

a Reimpreso con permiso de AJCC: Urethra. In: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 507-13.
M0 No hay metástasis a distancia.
M1 Metástasis a distancia.

Cuadro 5. Estadio anatómico/Grupos de pronósticoa

Estadio T N M
a Reimpreso con permiso de AJCC: Urethra. In: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 507-13.
0a Ta N0 M0
0is Tis N0 M0
Tis pu N0 M0
Tis pd N0 M0
I T1 N0 M0
II T2 N0 M0
III T1 N1 M0
T2 N1 M0
T3 N0 M0
T3 N1 M0
IV T4 N0 M0
T4 N1 M0
Cualquier T N2 M0
Cualquier T Cualquier N M1

Referencias:

1. Urethra. In: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 508-9.
2. Grigsby PW, Corn BW: Localized urethral tumors in women: indications for conservative versus exenterative therapies. J Urol 147 (6): 1516-20, 1992.
3. Ryu J, Kim B: MR imaging of the male and female urethra. Radiographics 21 (5): 1169-85, 2001 Sep-Oct.
4. Pavlica P, Barozzi L, Menchi I: Imaging of male urethra. Eur Radiol 13 (7): 1583-96, 2003.
5. Trabulsi DJ, Gomella LG: Cancer of the urethra and penis. In: DeVita VT Jr, Lawrence TS, Rosenberg SA: Cancer: Principles and Practice of Oncology. 9th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins, 2011, pp 1272-79.
6. Erckert M, Stenzl A, Falk M, et al.: Incidence of urethral tumor involvement in 910 men with bladder cancer. World J Urol 14 (1): 3-8, 1996.

Aspectos generales de las opciones de tratamiento

La información sobre el tratamiento del cáncer de uretra y los resultados de la terapia se deriva de series de casos retrospectivos, en un centro único, y representa un grado de comprobación científica muy bajo de 3iiiDiv. Gran parte de la información proviene de los números pequeños de casos acumulados en el curso de muchas décadas en los principales centros académicos. En consecuencia, el tratamiento en estos informes suele no estar estandarizado y el tratamiento también cubre períodos de prácticas cambiantes en los cuidados médicos de apoyo. Debido al carácter inusual del cáncer de uretra, su tratamiento también puede reflejar la extrapolación del manejo de otras neoplasias malignas uroteliales, como el cáncer de vejiga, en el caso de los cánceres de transición; y el cáncer de ano, en el caso de los carcinomas de células escamosas.

Función de la cirugía

La cirugía es el pilar del tratamiento de los cánceres de uretra femenina y masculina.[Grado de comprobación: 3iiiDiv] El enfoque quirúrgico depende del estadio del tumor y su ubicación anatómica, y el grado del tumor desempeña una función menos importante en las decisiones sobre el tratamiento.[1,2] Si bien la recomendación tradicional es lograr un margen libre de tumor de 2 cm, el margen quirúrgico óptimo no fue objeto de estudio riguroso y no está bien definido. La función de la disección de los ganglios linfáticos no queda clara ante la ausencia de compromiso clínico y la función de la disección profiláctica es polémica.[2] La radioterapia o la quimioterapia se pueden agregar en algunos casos de pacientes con enfermedad extensa o en un intento por preservar el órgano; pero no hay pautas claras para la selección de los pacientes y el nivel bajo de datos probatorios impide el arribo a conclusiones seguras sobre su beneficio creciente.[2,3]

Las técnicas de ablación, como la resección transuretral, la electrorresección y la fulguración, o la vaporización-coagulación por láser, se usan para preservar el funcionamiento de los órganos en casos de tumores anteriores superficiales, si bien la literatura médica que sustenta estas prácticas es escasa.[2]

Función de la radioterapia

La radioterapia de haz externo, la braquiterapia o una combinación de ambas se usan algunas veces en el tratamiento primario de los cánceres de uretra proximal en estadio temprano, en especial en mujeres.[Grado de comprobación: 3iiiDiv] La braquiterapia se puede administrar con fuentes de iridio 192 de dosis bajas con el empleo de una plantilla o catéter en la uretra. La radiación definitiva también se utiliza algunas veces para los tumores en estadio avanzado, pero dado que la monoterapia de los tumores grandes reveló control tumoral bajo, se incorpora con más frecuencia en el tratamiento de modalidad combinada después de la cirugía o con quimioterapia.[4] No hay comparaciones directas de estos enfoques diversos, y la selección de los pacientes puede explicar las diferencias en los resultados entre los regímenes.[Grado de comprobación: 3iiiDiv]

Las dosis que se usan más comúnmente en los tumores oscilan entre 60 y 70 Gy. Las tasas de complicaciones graves para la radiación definitiva se acercan a 16 a 20% e incluyen la presentación de fístula, en especial para los tumores grandes que invaden la vagina, la vejiga o el recto. Las estenosis uretrales también se presentan en el entorno del tratamiento para salvar la uretra. Las tasas de toxicidad aumentan con dosis por encima de 65 a 70 Gy. La radioterapia modulada por intensidad se comenzó a usar más comúnmente en un intento por disminuir la morbilidad local de la radiación.[4]

Función de la quimioterapia

La literatura médica sobre la quimioterapia para el carcinoma de uretra es de naturaleza anecdótica y está limitada a una serie de casos o informes de casos retrospectivos, en un centro único.[5][Grado de comprobación: 3iiiDiv] En el curso de los años, se notificó una gran variedad de fármacos que se usan solos o en combinación, cuyo uso se extrapoló en gran medida de la experiencia con otros tumores de las vías urinarias.

Para los cánceres de células escamosas, los fármacos que se usaron en el cáncer de pene o el carcinoma de ano son:[3,5]

  • Cisplatino.
  • 5 Fluorouracilo .
  • Bleomicina.
  • Metotrexato.
  • Irinotecán.
  • Gemcitabina.
  • Paclitaxel.
  • Docetaxel.
  • Mitomicina-C.

La quimioterapia para los tumores de uretra de células de transición se extrapola de la experiencia con los tumores de vejiga de células de transición y, de este modo, en general contiene lo siguiente:[[4,5,6,7,8]

  • Metotrexato, vinblastina, doxorrubicina y cisplatino (MVAC).
  • Paclitaxel.
  • Carboplatino.
  • Ifosfamida, con respuestas completas ocasionales.

La quimioterapia se utiliza sola para la enfermedad metastásica o en combinación con radioterapia o cirugía para el cáncer de uretra localmente avanzado. Se puede usar en el entorno neoadyuvante con radioterapia, en un intento por aumentar la tasa de resecabilidad o por conservar un órgano.[3] Sin embargo, se desconoce la repercusión de cualquiera de estos regímenes en la supervivencia para cualquier estadio o entorno.

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés urethral cancer. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Referencias:

1. Trabulsi DJ, Gomella LG: Cancer of the urethra and penis. In: DeVita VT Jr, Lawrence TS, Rosenberg SA: Cancer: Principles and Practice of Oncology. 9th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins, 2011, pp 1272-79.
2. Karnes RJ, Breau RH, Lightner DJ: Surgery for urethral cancer. Urol Clin North Am 37 (3): 445-57, 2010.
3. Cohen MS, Triaca V, Billmeyer B, et al.: Coordinated chemoradiation therapy with genital preservation for the treatment of primary invasive carcinoma of the male urethra. J Urol 179 (2): 536-41; discussion 541, 2008.
4. Koontz BF, Lee WR: Carcinoma of the urethra: radiation oncology. Urol Clin North Am 37 (3): 459-66, 2010.
5. Trabulsi EJ, Hoffman-Censits J: Chemotherapy for penile and urethral carcinoma. Urol Clin North Am 37 (3): 467-74, 2010.
6. Trabulsi EJ, Gomella LG: Cancer of the urethra and penis. In: DeVita VT Jr, Hellman S, Rosenberg SA, eds.: Cancer: Principles and Practice of Oncology. Vols. 1 & 2. 8th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins, 2008, pp 1452-62.
7. VanderMolen LA, Sheehy PF, Dillman RO: Successful treatment of transitional cell carcinoma of the urethra with chemotherapy. Cancer Invest 20 (2): 206-7, 2002.
8. Lin CC, Hsu CH, Huang CY, et al.: Phase II trial of weekly paclitaxel, cisplatin plus infusional high dose 5-fluorouracil and leucovorin for metastatic urothelial carcinoma. J Urol 177 (1): 84-9; discussion 89, 2007.

Cáncer de uretra distal

Cáncer de uretra distal femenina

Si la neoplasia maligna se encuentra dentro del meato y los parámetros superficiales (estadio 0/Tis, Ta), tal vez sea posible efectuar una escisión abierta o una electrorresección y fulguración. La destrucción tumoral usando Nd-YAG o vaporización-coagulación por rayos láser CO2 es una alternativa. En el caso de lesiones grandes y lesiones más invasivas (estadio A y estadio B, T1 y T2, respectivamente), la braquiterapia o una combinación de braquiterapia y radioterapia de haz externo son otras opciones a la resección quirúrgica del tercio distal de la uretra. Los pacientes con lesiones T3 de la uretra distal o lesiones que recidivan después del tratamiento por escisión local o radioterapia, requieren evisceración anterior y desviación urinaria.

Si los ganglios inguinales son palpables, se debe obtener confirmación de las secciones congeladas del tumor. Si el tumor resulta positivo para neoplasia maligna, se deberá efectuar la disección ipsolateral de los ganglios, ya que aún se puede lograr la curación en pacientes con metástasis ganglionares regionales limitadas. Si no hay adenopatía inguinal, no se suele realizar la disección de los ganglios, y se realiza el seguimiento clínico de estos.

Opciones de tratamiento estándar:

1.Escisión abierta y tratamiento quirúrgico conservador para preservar el órgano.[1]
2.Técnicas de ablación, como resección transuretral, electrorresección y fulguración, o vaporización-coagulación con rayos láser (lesiones Tis, Ta, T1).[2,3]
3.Radioterapia de haz externo, braquiterapia o una combinación de dos (lesiones T1, T2).[4]
4.Evisceración anterior con radiación preoperatoria o sin esta y desviación (lesiones T3 o lesiones recidivantes).[2,3]

El grado de comprobación científica para estas opciones de tratamiento es 3iiiDiv.

Cáncer de uretra distal masculina

Si la neoplasia maligna está en la uretra pendular y es superficial, existe la posibilidad de supervivencia sin enfermedad a largo plazo. En los casos poco frecuentes en que comprometen solo a la mucosa, (estadio 0/Tis, Ta), se pueden usarse la resección y fulguración. Para las lesiones infiltrantes en la fosa navicular, el tratamiento procedente podría ser la amputación del glande del pene. Para las lesiones que afectan a secciones más proximales de la uretra distal, puede ser factible la escisión del segmento de la uretra comprometido, al preservar el cuerpo peniano, en el caso de tumores superficiales. En las lesiones infiltrantes se utiliza la amputación del pene. Tradicionalmente, se utiliza un margen de 2 cm proximal al tumor pero no se ha estudiado el margen óptimo. Es poco frecuente observar recidivas locales tras la amputación.

La función de la radioterapia en el tratamiento del carcinoma de uretra anterior masculina no está bien definida. Algunos cánceres de uretra anterior se curan solo con radiación, o una combinación de quimioterapia y radioterapia.[4,5]

Si los ganglios inguinales son palpables, se indica su disección ipsolateral después de confirmar secciones congeladas del tumor, ya que aún se puede lograr la curación en pacientes con metástasis ganglionar regional limitada. Si no hay adenopatía inguinal, no se suele realizar la disección de los ganglios, y se realiza el seguimiento clínico de estos.

Opciones de tratamiento estándar:

1.Escisión abierta y tratamiento quirúrgico conservador para preservar el órgano.[1,3]
2. Técnicas de ablación, como resección transuretral, electrorresección y fulguración, o vaporización-coagulación por rayos láser (lesiones Tis, Ta, T1 ).[2,3]
3.Amputación del pene (lesiones T1, T2, T3).
4.Radiación (lesiones T1, T2, T3 si se rechaza la amputación).[4]
5.Quimioterapia y radioterapia combinadas.[5]

El grado de comprobación científica para estas opciones de tratamiento es 3iiiDiv.

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés distal urethral cancer. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Referencias:

1. Davis JW, Schellhammer PF, Schlossberg SM: Conservative surgical therapy for penile and urethral carcinoma. Urology 53 (2): 386-92, 1999.
2. Trabulsi DJ, Gomella LG: Cancer of the urethra and penis. In: DeVita VT Jr, Lawrence TS, Rosenberg SA: Cancer: Principles and Practice of Oncology. 9th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins, 2011, pp 1272-79.
3. Karnes RJ, Breau RH, Lightner DJ: Surgery for urethral cancer. Urol Clin North Am 37 (3): 445-57, 2010.
4. Koontz BF, Lee WR: Carcinoma of the urethra: radiation oncology. Urol Clin North Am 37 (3): 459-66, 2010.
5. Cohen MS, Triaca V, Billmeyer B, et al.: Coordinated chemoradiation therapy with genital preservation for the treatment of primary invasive carcinoma of the male urethra. J Urol 179 (2): 536-41; discussion 541, 2008.

Cáncer de uretra proximal

Cáncer de uretra proximal femenina

Por lo general, las lesiones de la uretra proximal o de toda su longitud se relacionan con invasión y una incidencia alta de metástasis ganglionares pélvicas. Las perspectivas de curación son limitadas, salvo en el caso de tumores pequeños. Los mejores resultados se lograron con evisceración y desviación urinaria con tasas de supervivencia a 5 años que oscilan entre 10 y 20%.

A fin de aumentar la tasa de resecabilidad del tumor macrocítico y reducir la recidiva local, en un esfuerzo por disminuir los márgenes tumorales, es razonable recomendar radioterapia adyuvante prequirúrgica. Se realiza linfadenectomía pélvica de forma simultánea. Solo se indica una disección ipsolateral de los ganglios inguinales si los especímenes de la biopsia de la adenopatía palpable ipsolateral son positivos en la sección congelada. En los tumores que no exceden 2 cm en su dimensión mayor, la radiación sola, la cirugía sin evisceración sola o una combinación de ambas, puede ser suficiente para lograr un resultado excelente.

Es razonable considerar la resección de una parte de la sínfisis púbica y las ramas púbicas inferiores para aumentar al máximo los márgenes quirúrgicos y reducir la recidiva local. El cierre perineal y la reconstrucción vaginal se pueden lograr mediante el uso de colgajos miocutáneos.

El pronóstico del cáncer de uretra femenina se relaciona con el tamaño de la lesión en el momento de presentación. Para las lesiones de menos de 2 cm de diámetro, se puede prever una supervivencia a 5 años de 60%; en el caso de las lesiones que exceden 4 cm de diámetro, la supervivencia a 5 años se reduce a 13%.

Opciones de tratamiento estándar:

1.Radiación preoperatoria seguida de evisceración anterior y desviación urinaria con disección bilateral de los ganglios pélvicos, con disección de los ganglios inguinales o sin esta.[1]
2.Para los tumores que no exceden 2 cm en su dimensión mayor, la radiación sola, la cirugía sin evisceración sola, o su combinación puede ser suficiente para producir un resultado excelente.[1,2]

El grado de comprobación científica para estas opciones de tratamiento es 3iiiDiv.

Cáncer de uretra proximal masculina

Las lesiones de la uretra bulbomembranosa requieren de una cistoprostatectomía radical y penectomía en bloque para lograr márgenes adecuados de resección, minimizar la recidiva local y lograr la supervivencia sin enfermedad a largo plazo. La linfadenectomía pélvica también se realiza en vista de la incidencia alta de ganglios positivos y la morbilidad agregada limitada.

A pesar de procedimientos quirúrgicos extensivos, la recidiva local es común y ello se relaciona invariablemente con la muerte a causa de la enfermedad. Se puede esperar una supervivencia a 5 años en sólo 15 a 20% de los pacientes. Con el fin de reducir los márgenes tumorales, se puede considerar el uso de radioterapia adyuvante prequirúrgica. A fin de aumentar los márgenes quirúrgicos de la disección, se usó la resección de las ramas púbicas inferiores y la región inferior de la sínfisis púbica. Es necesario efectuar una desviación urinaria.[3]

Se indica realizar una disección ipsolateral de los ganglios inguinales si se encuentra adenopatía inguinal ipsolateral palpable en el examen físico y se confirma como neoplasia mediante sección congelada.

Opciones de tratamiento estándar:

  • Radiación prequirúrgica o quimioterapia y radioterapia combinadas, seguidas por cistoprostatectomía, desviación urinaria y penectomía con disección bilateral de los ganglios pélvicos, con disección de los ganglios inguinales o sin esta.[4]

El grado de comprobación científica para estas opciones de tratamiento es 3iiiDiv.

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés proximal urethral cancer. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Referencias:

1. Koontz BF, Lee WR: Carcinoma of the urethra: radiation oncology. Urol Clin North Am 37 (3): 459-66, 2010.
2. Grigsby PW, Corn BW: Localized urethral tumors in women: indications for conservative versus exenterative therapies. J Urol 147 (6): 1516-20, 1992.
3. Su LM, Smith JA Jr.: Laparoscopic and robotic-assisted laparoscopic radical prostatectomy and pelvic lymphadenectomy. In: Wein AJ, Kavoussi LR, Novick AC, et al.: Campbell-Walsh Urology. 10th ed. Philadelphia, Pa, Elsevier Saunders, 2012, pp 2830-2849.
4. Karnes RJ, Breau RH, Lightner DJ: Surgery for urethral cancer. Urol Clin North Am 37 (3): 445-57, 2010.

Cáncer de uretra relacionado con cáncer de vejiga invasivo

Se puede esperar que aproximadamente 10% (intervalo, 4–17%) de los pacientes sometidos a una cistectomía como tratamiento del cáncer de vejiga tengan o presenten posteriormente una neoplasia clínica de la uretra distal al diafragma urogenital. Dentro de los factores relacionados con el riesgo de una recidiva uretral tras la cistectomía se encuentran los siguientes:[1,2]

  • Multiplicidad del tumor.
  • Patrón papilar.
  • Carcinoma in situ.
  • Ubicación del tumor en el cuello de la vejiga.
  • Compromiso de la mucosa o el estroma de la uretra prostática.

Se deben sopesar los beneficios de una uretrectomía en el momento de efectuar una cistectomía con respecto a los factores de morbilidad, que incluyen un tiempo más largo de operación, hemorragia y posibilidad de presentar una hernia perineal. Los tumores que se encuentran de forma accidental durante un examen patológico tienen una mayor posibilidad de ser superficiales o in situ, en comparación con los que se presentan con síntomas clínicos en una fecha posterior, cuando la probabilidad de invasión dentro de los entes corporales es alta. Las lesiones mencionadas anteriormente son a menudo curables, y las últimas se curan solo raras veces. Las indicaciones para realizar una uretrectomía a continuación de una cistoprostatectomía son:

  • Tumor visible en la uretra.
  • Citología positiva de la uretra con hisopo.
  • Márgenes positivos de la uretra membranosa en sección congelada tomada al momento de la cistoprostatectomía.
  • Múltiples tumores de vejiga in situ, que se extienden sobre el cuello de la vejiga y la uretra prostática proximal.

Si la uretra no se extrae en el momento de la cistectomía, el seguimiento deberá incluir una evaluación citológica periódica de lavados uretrales salinos. [2]

Opciones de tratamiento estándar:

1.Cistouretrectomía en continuidad.
2.Vigilancia de la citología uretral y uretrectomía retardada, de ser necesaria.

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés urethral cancer associated with invasive bladder cancer. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Referencias:

1. Trabulsi DJ, Gomella LG: Cancer of the urethra and penis. In: DeVita VT Jr, Lawrence TS, Rosenberg SA: Cancer: Principles and Practice of Oncology. 9th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins, 2011, pp 1272-79.
2. Sherwood JB, Sagalowsky AI: The diagnosis and treatment of urethral recurrence after radical cystectomy. Urol Oncol 24 (4): 356-61, 2006 Jul-Aug.

Cáncer de uretra recidivante o metastásico

Las recidivas locales del cáncer de uretra pueden responder al tratamiento de modalidad local con radiación o cirugía, con quimioterapia o sin esta. (Para mayor información, consultar la sección Aspectos generales de las opciones de tratamiento de este sumario). La enfermedad metastásica se puede tratar con regímenes que se usan para otros carcinomas uroteliales de células de transición o escamosas o carcinomas de ano, según la histología.[1,2,3]

Opciones de tratamiento:

1.El cáncer de uretra recidivante localmente tras la radioterapia se debe tratar mediante escisión quirúrgica, si es factible.
2.El cáncer de uretra recidivante localmente tras la cirugía sola se debe considerar para la radiación combinada y la resección quirúrgica más amplia.
3.El cáncer de uretra metastásico se debe considerar para ensayos clínicos que usan quimioterapia. El cáncer de uretra de células de transición puede responder favorablemente a los mismos regímenes quimioterapéuticos que se emplean para el cáncer de vejiga avanzado de células de transición.[2,3,4,5]

El grado de comprobación científica para estas opciones de tratamiento es 3iiiDiv.

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés recurrent urethral cancer. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Referencias:

1. Trabulsi DJ, Gomella LG: Cancer of the urethra and penis. In: DeVita VT Jr, Lawrence TS, Rosenberg SA: Cancer: Principles and Practice of Oncology. 9th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins, 2011, pp 1272-79.
2. Trabulsi EJ, Hoffman-Censits J: Chemotherapy for penile and urethral carcinoma. Urol Clin North Am 37 (3): 467-74, 2010.
3. Lin CC, Hsu CH, Huang CY, et al.: Phase II trial of weekly paclitaxel, cisplatin plus infusional high dose 5-fluorouracil and leucovorin for metastatic urothelial carcinoma. J Urol 177 (1): 84-9; discussion 89, 2007.
4. Trabulsi EJ, Gomella LG: Cancer of the urethra and penis. In: DeVita VT Jr, Hellman S, Rosenberg SA, eds.: Cancer: Principles and Practice of Oncology. Vols. 1 & 2. 8th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins, 2008, pp 1452-62.
5. VanderMolen LA, Sheehy PF, Dillman RO: Successful treatment of transitional cell carcinoma of the urethra with chemotherapy. Cancer Invest 20 (2): 206-7, 2002.

Modificaciones a este sumario (04 / 26 / 2013)

Los sumarios del PDQ con información sobre el cáncer se revisan con regularidad y se actualizan en la medida en que se obtiene nueva información. Esta sección describe los cambios más recientes hechos a este sumario a partir de la fecha arriba indicada.

Se incorporaron cambios editoriales en este sumario.

Este sumario está redactado y mantenido por el Consejo Editorial sobre Tratamientos de Adultos del PDQ, que es editorialmente independiente del NCI. El sumario refleja una revisión independiente de la bibliografía y no representa una declaración de políticas del NCI o de los NIH. Para mayor información sobre las políticas de los sumarios y la función de los consejos editoriales del PDQ que mantienen los sumarios del PDQ, consultar en Información sobre este sumario del PDQ y la página sobre Banco de datos de información de cáncer (PDQ®).

Información sobre este sumario del PDQ

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ con información sobre el cáncer para profesionales de la salud provee información integral, revisada por expertos, con base en los datos probatorios sobre el tratamiento del cáncer de uretra. Su propósito es servir como fuente de información y ayuda para los médicos que atienden a pacientes de cáncer. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

El Consejo Editorial sobre Tratamientos de Adultos del PDQ revisa y actualiza regularmente este sumario a medida que es necesario, el cual es editorialmente independiente del Instituto Nacional del Cáncer. El sumario refleja un revisión independiente de la literatura médica y no representa la política del Instituto Nacional del Cáncer o los Institutos Nacionales de la Salud.

Los miembros de este Consejo revisan mensualmente los artículos recién publicados para determinar si un artículo debería:

  • discutirse en una reunión,
  • citarse incluyendo el texto, o
  • sustituir o actualizar un artículo ya citado.

Los cambios en los sumarios se deciden por medio de un proceso de consenso durante el que los miembros del Consejo evalúan la solidez de los datos probatorios en los artículos publicados y determinan la forma en que se debe incluir el artículo en el sumario.

El revisor principal del sumario sobre Cáncer de uretra es:

  • Timothy Gilligan, MD (Cleveland Clinic Taussig Cancer Institute)

Cualquier comentario o pregunta sobre el contenido de este sumario se debe enviar a la página del Internet Cancer.gov/espanol del NCI utilizando el Formulario de comunicación (Contact Form). Se solicita no comunicarse con los miembros del Consejo para presentar preguntas o comentarios sobre los sumarios. Los miembros del Consejo no responderán preguntas individuales.

Grados de comprobación científica

Algunas referencias bibliográficas en este sumario vienen seguidas de un grado de comprobación científica. Estas designaciones tienen el propósito de ayudar al lector a evaluar la solidez de los hechos científico-estadísticos que sustentan el uso de intervenciones o abordajes específicos. El Consejo Editorial sobre Tratamientos de Adultos del PDQ utiliza un sistema formal de jerarquización de la medicina factual para establecer las designaciones del grado de comprobación científica.

Permisos para el uso de este sumario

PDQ es una marca registrada. Aunque el contenido de los documentos del PDQ se puede usar libremente como texto, este no se puede identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI a menos que se reproduzca en su totalidad y se actualice regularmente. Sin embargo, se permitirá que un autor escriba una oración como, por ejemplo, "El sumario con información sobre el cáncer del PDQ del NCI sobre prevención del cáncer de mama indica los siguientes riesgos de manera suscinta: [incluir fragmento del sumario]".

El formato preferido para una referencia bibliográfica de este sumario del PDQ es el siguiente:

National Cancer Institute: PDQ® Cáncer de uretra. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Última actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: http://cancer.gov/espanol/pdq/tratamiento/uretra/HealthProfessional. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes incluidas en este sumario se usan con permiso del autor, el artista o la casa editorial para su sola inclusión en los sumarios del PDQ. El permiso para usar las imágenes fuera del contexto de información del PDQ se debe obtener del propietario; el Instituto Nacional del Cáncer no lo puede otorgar. Para mayor información sobre el uso de las gráficas de este sumario, así como de muchas otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar Visual Online, una colección de más de 2.000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

Con base en la solidez de los datos probatorios, las opciones de tratamiento se pueden describir como "estándar" o "bajo evaluación clínica". Estas clasificaciones no se deben utilizar como base para determinar reembolsos. Para mayor información sobre cobertura de seguros, consultar la página Cómo hacer frente al cáncer disponible en Cancer.gov.

Para mayor información

En Cancer.gov/espanol, se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en la página ¿En qué podemos ayudarle?. Las preguntas también se pueden enviar por correo electrónico utilizando el Formulario de comunicación.

Obtenga más información del NCI

Llame al 1-800-4-CANCER

Para obtener más información, las personas que residen en los Estados Unidos pueden llamar gratis al Servicio de Información del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237), de lunes a viernes de 8:00 a. m. a 8:00 p. m, hora del Este. Un especialista en información sobre el cáncer estará disponible para responder a sus preguntas.

Escríbanos

Para obtener información del NCI, sírvase escribir a la siguiente dirección:

NCI Public Inquiries Office
9609 Medical Center Dr.
Room 2E532 MSC 9760
Bethesda, MD 20892-9760

Busque en el portal de Internet del NCI

El portal de Internet del NCI provee acceso en línea a información sobre el cáncer, ensayos clínicos, y otros portales de Internet u organizaciones que ofrecen servicios de apoyo y recursos para los pacientes con cáncer y sus familias. Para una búsqueda rápida, use la casilla de búsqueda en la esquina superior derecha de cada página Web. Los resultados de una gama amplia de términos buscados incluirán una lista de las "Mejores Opciones," páginas web que son escogidas de forma editorial que se asemejan bastante al término que usted busca.

Hay muchos lugares donde las personas pueden obtener materiales e información sobre tratamientos para el cáncer y servicios. Los hospitales pueden tener información sobre instituciones o regionales que ofrecen información sobre ayuda financiera, transporte de ida y vuelta para recibir tratamiento, atención en el hogar y sobre cómo abordar otros problemas relacionados con el tratamiento del cáncer.

Publicaciones

El NCI tiene folletos y otros materiales para pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Estas publicaciones describen los diferentes tipos de cáncer, los métodos para tratarlo, pautas para hacerle frente e información sobre ensayos clínicos. Algunas publicaciones proveen información sobre las diferentes pruebas de detección del cáncer, sus causas y cómo prevenirlo, además de estadísticas e información sobre actividades de investigación llevadas a cabo en el NCI. Los materiales del NCI sobre estos y otros temas, se pueden solicitar en línea al Servicio de Localización de Publicaciones del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute Publications Locator) o imprimirse directamente. Estos materiales también se pueden solicitar con una llamada gratuita al Servicio de Información sobre el Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute's Cancer Information Service) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

Última revisión: 2013-04-26

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.