Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Adaptación al cáncer: ansiedad y sufrimiento (PDQ®) información para los pacientes [NCI]

Esta información es producida y suministrada por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés). La información en este tema puede haber cambiado desde que se escribió. Para la información más actual, comuníquese con el Instituto Nacional del Cáncer a través del Internet en la página web http://cancer.gov o llame al 1-800-4-CANCER.

Adaptación al cáncer: ansiedad y sufrimiento

Descripción

La ansiedad y el sufrimiento pueden afectar la calidad de vida de los pacientes con cáncer y sus familias.

Los pacientes que viven con cáncer sienten muchas emociones diferentes, incluso ansiedad y sufrimiento.

  • La ansiedad es el miedo, el pavor y la incomodidad que causa la tensión.
  • El sufrimiento es padecimiento emocional, mental, social o espiritual. Los pacientes que sufren pueden tener una variedad de sentimientos que van desde la vulnerabilidad y la tristeza hasta la depresión, la ansiedad, el pánico y el aislamiento.

Los pacientes pueden sentir ansiedad y sufrimiento mientras se someten a exámenes de detección de un cáncer, esperan los resultados de las pruebas, reciben el diagnóstico de un cáncer, se los trata por un cáncer o se preocupan porque el cáncer va a recidivar (volver).

La ansiedad y el sufrimiento pueden afectar la capacidad del paciente de hacer frente a un diagnóstico de cáncer o su tratamiento. Puede hacer que los pacientes pierdan sus citas de control o demoren el tratamiento. La ansiedad puede aumentar el dolor, afectar el sueño, y causar náuseas y vómitos. La ansiedad, aunque sea moderada, puede afectar la calidad de vida de los pacientes con cáncer y sus familias, y puede ser necesario tratarla.

Los pacientes que viven con cáncer pueden sentir distintos grados de sufrimiento.

Algunos pacientes que viven con cáncer tienen un grado bajo de sufrimiento y otros tienen grados alto de sufrimiento. El grado de sufrimiento varía desde la capacidad de adaptarse a vivir con un cáncer hasta padecer de un problema grave de salud mental como una depresión grave. Sin embargo, la mayoría de los pacientes con cáncer no muestran signos o síntomas de ningún problema específico de salud mental. Este sumario describe los grados menos graves de sufrimiento de los pacientes que viven con un cáncer:

  • Adaptación normal: conducta por la que la persona realiza cambios en su vida para manejar una situación que causa tensión como, por ejemplo, un diagnóstico de cáncer. Cuando la persona tiene una adaptación normal, aprende correctamente a hacer frente al sufrimiento emocional y resuelve los problemas relacionados con el cáncer.
  • Sufrimiento psicológico y social: afección por la que una persona tiene algunas dificultades para hacer cambios en su vida de modo de poder manejar una situación difícil como, por ejemplo, un diagnóstico de cáncer. Puede necesitar ayuda de un profesional para aprender nuevas habilidades para hacer frente a una dificultad.
  • Trastorno de adaptación: afección por la que una persona tiene muchos problemas para hacer cambios en su vida a fin de poder manejar una situación difícil como, por ejemplo, un diagnóstico de cáncer. Se presentan síntomas tales como depresión, ansiedad u otros problemas emocionales, sociales o de comportamiento que empeoran la calidad de vida de la persona. Se pueden necesitar medicinas y ayuda de un profesional para hacer esos cambios.
  • Trastorno de ansiedad: afección por la que una persona tiene un grado muy alto de ansiedad. Esto puede obedecer a una situación que causa tensión como, por ejemplo, un diagnóstico de cáncer o presentarse sin ninguna causa conocida. Los síntomas de un trastorno de ansiedad incluyen preocupación, miedo y pavor. Cuando los síntomas son graves, afectan la capacidad de una persona de tener una vida normal. Hay muchos tipos de trastornos de ansiedad:
    • Trastorno de ansiedad generalizada.
    • Trastorno de pánico (afección que causa sentimientos súbitos de pánico).
    • Agorafobia (miedo a los espacios abiertos o a las situaciones en las que puede ser difícil recibir ayuda en caso de ser necesario).
    • Trastorno de ansiedad social: (miedo a situaciones sociales).
    • Fobia específica (aversión a un objeto o situación específica).
    • Trastorno obsesivo compulsivo.
    • Trastorno por tensión postraumática.

Hay ciertos factores de riesgo de sufrimiento grave en las personas con cáncer.

Casi la mitad de los pacientes con cáncer informan sentir mucho sufrimiento. Es más probable que los pacientes de cánceres de pulmón, páncreas y cerebro manifiesten sufrimiento pero, en general, el tipo de cáncer no determina una diferencia. Los factores que aumentan el riesgo de ansiedad y sufrimiento no siempre se relacionan con el cáncer. Los siguientes pueden ser factores de riesgo de grados altos de sufrimiento en los pacientes con cáncer:

  • Dificultad para realizar las actividades de la vida diaria habituales.
  • Síntomas físicos y efectos secundarios (como fatiga, náuseas y dolor).
  • Problemas en el hogar.
  • Depresión u otros problemas mentales o emocionales.
  • Ser joven, no ser de raza blanca o ser mujer.
  • Tener un grado más bajo de educación.

Se realizan exámenes de detección para determinar si el paciente necesita ayuda para adaptarse al cáncer.

Los exámenes de detección habitualmente se realizan mediante preguntas al paciente, orales o escritas. Los pacientes que presentan un grado alto de angustia habitualmente sienten que les resulta útil hablar sobre sus preocupaciones con un trabajador social, un profesional de la salud mental, un especialista en cuidados paliativos o un consejero pastoral.

Este sumario trata sobre la adaptación al cáncer, la ansiedad y el sufrimiento de los adultos con cáncer.

Para mayor información sobre depresión o trastorno por tensión postraumática, consultar los siguientes sumarios del PDQ:

  • Depresión
  • Trastorno de tensión postraumática

Adaptación normal

Los pacientes que viven con cáncer necesitan hacer ajustes en sus vidas para hacer frente a la enfermedad y los cambios en el tratamiento.

Vivir con un diagnóstico de cáncer incluye muchos ajustes de vida. La adaptación normal incluye aprender a hacer frente al sufrimiento emocional y resolver los problemas que trae consigo el cáncer. Los pacientes que viven con cáncer no realizan todos esos ajustes de una vez, sino durante un período de tiempo a medida de que cambian su enfermedad y tratamiento. Los pacientes pueden necesitar realizar ajustes en las siguientes situaciones:

  • Al conocer el diagnóstico.
  • Mientras se trata su cáncer.
  • Al terminar el tratamiento.
  • Al enterarse de que su cáncer está en remisión.
  • Al enterarse de que su cáncer volvió.
  • Cuando pasa a ser un sobreviviente de cáncer.

Los métodos para hacer frente a situaciones difíciles ayudan a que el paciente se adapte.

Los pacientes encuentran que es más fácil adaptarse si pueden continuar con sus rutinas y trabajo habituales, seguir realizando actividades que les importan y hacer frente a la tensión en sus vidas.

Hacer frente a situaciones difíciles es el uso de pensamientos y comportamientos para adaptarse a las situaciones que presenta la vida. La manera en que la gente hace frente a esas situaciones habitualmente se relaciona con las características de su personalidad (por ejemplo, si generalmente son optimistas o pesimistas, o son tímidos o sociables).

Los métodos para hacer frente incluyen el uso de pensamientos o comportamientos en situaciones especiales. Por ejemplo, cambiar una rutina diaria o un horario de trabajo para manejar los efectos secundarios del tratamiento del cáncer como mecanismo para enfrentar una situación difícil. El uso de mecanismos para enfrentar situaciones difíciles puede ayudar al paciente a lidiar con ciertos problemas, el sufrimiento emocional y el cáncer en su vida diaria.

Los pacientes que se adaptan bien habitualmente participan mucho en hacer frente al cáncer. Ellos también continúan buscando el significado y lo que es importante en sus vidas. Los pacientes que no se adaptan bien se pueden distanciar de relaciones o situaciones, y se sienten sin esperanza. Se están realizando estudios para determinar el modo en que los diferentes tipos de métodos para enfrentar situaciones difíciles afectan la calidad de vida de los sobrevivientes de cáncer.

Los pacientes que se están ajustando a los cambios que causa el cáncer pueden experimentar sufrimiento.

El sufrimiento se puede presentar cuando los pacientes se sienten incapaces de manejar o controlar los cambios que causa el cáncer. Los pacientes con el mismo diagnóstico o tratamiento pueden tener grados muy diferentes de sufrimiento. Los pacientes sufren menos cuando sienten que las exigencias del diagnóstico o el tratamiento no son muchas o el grado de apoyo que reciben es alto. Por ejemplo, un profesional de la atención de la salud puede ayudar al paciente a ajustarse a los efectos secundarios de la quimioterapia si le proporciona medicinas para las náuseas.

La manera en que cada paciente hace frente al cáncer depende de muchos factores físicos y emocionales.

Los siguientes factores afectan el modo en que un paciente hace frente a la tensión que causa el cáncer:

  • El tipo de cáncer, su estadio y las probabilidades de recuperación.
  • Si el paciente fue recién diagnosticado, está en tratamiento, está en remisión o sufre una recidiva.
  • La edad del paciente.
  • Si el paciente puede recibir tratamiento.
  • Cuán bien el paciente enfrenta habitualmente la tensión.
  • El número de situaciones de la vida que provocan tensión que enfrentó el paciente durante el último año; por ejemplo, comenzar un trabajo nuevo o mudarse.
  • Si el paciente obtiene apoyo de amigos y familiares.
  • Presiones sociales causadas por las creencias y miedos de otras personas sobre del cáncer.

Los pacientes con cáncer necesitan distintas destrezas para enfrentar situaciones difíciles en diferentes momentos.

Las destrezas para hacer frente que se necesitan cambiarán en momentos importantes como los siguientes:

Al conocer el diagnóstico

El proceso de adaptarse al cáncer empieza antes de conocer el diagnóstico. Los pacientes se pueden sentir preocupados y temerosos cuando tienen síntomas que no se explican o se someten a pruebas para determinar si tienen cáncer.

Un diagnóstico de cáncer puede causar un sufrimiento emocional que es normal y esperable. Algunos pacientes pueden no creerlo y preguntan: "¿Está seguro que tiene los resultados correctos?" Se pueden sentir aturdidos o sobresaltados, o pensar: "Esto no me puede estar pasando a mí". Muchos pacientes se preguntan: "¿Me puedo morir por esto?"

Muchos pacientes sienten que no pueden pensar con claridad y pueden no entender o recordar la información que el médico les da acerca del diagnóstico y las opciones de tratamiento. Los pacientes deberían tener alguna forma de revisar más tarde esta información. Resulta de ayuda que vayan con otra persona a la consulta, traigan un grabador o soliciten una segunda consulta para hacer preguntas al médico y revisar el plan de tratamiento. Para mayor información, consultar la sección sobre Hablar con el equipo de atención de la salud en el sumario del PDQ sobre Comunicación en la atención del cáncer.

Cuando los pacientes aceptan el diagnóstico, empiezan a sentir síntomas de sufrimiento como los siguientes:

  • Depresión.
  • Ansiedad.
  • Pérdida de apetito.
  • Dificultad para dormir.
  • Incapacidad de concentrarse.
  • Problemas para realizar las actividades de la vida diaria.
  • Pensamientos constantes sobre el cáncer o la muerte.

Cuando los pacientes reciben y entiende la información sobre el cáncer y las opciones de tratamiento, se pueden empezar a sentir más esperanzados. Con el tiempo y el uso de formas de enfrentar las dificultades que les sirvieron en el pasado y el aprendizaje de otras formas nuevas de lidiar con los problemas, habitualmente los pacientes se adaptan a tener cáncer. Durante este período, puede ser útil la ayuda profesional adicional para enfrentar problemas tales como la fatiga, la dificultad para dormir y la depresión.

Durante el tratamiento del cáncer

A medida que los pacientes reciben tratamiento para el cáncer, establecen estrategias para enfrentar dificultades tales como adaptarse a la tensión que presenta el tratamiento. Los pacientes pueden sufrir de ansiedad o miedos por los siguientes aspectos:

  • Procedimientos que pueden ser dolorosos.
  • Efectos secundarios como caída del cabello, náuseas y vómitos, fatiga o dolor.
  • Cambios en las rutinas diarias en el trabajo o el hogar.

Por lo habitual, los pacientes se adaptan bien cuando pueden comparar la incomodidad por un período corto con los beneficios a largo plazo (por ejemplo, vivir más tiempo) y deciden que "Vale la pena". Las preguntas que los pacientes pueden hacer durante el tratamiento incluyen: "¿Podré sobrevivir a esto?", "¿Será posible que me quiten todo el cáncer? o "¿Qué efectos secundarios voy a sufrir?". Resulta de ayuda encontrar maneras de enfrentar los problemas que causa el cáncer, como sentirse cansado, ir y volver del tratamiento, y tener que hacer cambios en el horario de trabajo.

Al terminar el tratamiento

La terminación del tratamiento del cáncer puede causar sentimientos encontrados. Puede ser un momento de celebración y alivio porque el tratamiento terminó. Pero también puede ser un momento de preocupación de que el cáncer vuelva. Muchos pacientes se ponen felices porque el tratamiento terminó, pero sienten un aumento de la ansiedad en la medida en que ven al médico menos a menudo. Otras preocupaciones incluyen volver al trabajo y a la vida familiar, y sentirse muy preocupados cuando tienen cualquier cambio en su salud.

Durante la remisión, los pacientes se pueden poner tensos antes de las visitas médicas de seguimiento porque temen que el cáncer haya vuelto. Esperar los resultados de las pruebas puede causar mucha tensión.

Es más probable que los pacientes que pueden expresar tanto sus emociones positivas como sus emociones negativas se adapten bien. Los pacientes son más capaces de hacer frente a la tensión emocional de terminar el tratamiento y permanecer en remisión cuando presentan las siguientes características:

  • Son honestos acerca de sus emociones.
  • Son concientes de sus propios sentimientos y pueden compartirlos con otros.
  • Son capaces de aceptar sus sentimientos sin pensar si son correctos o incorrectos, o son buenos o malos, y están dispuestos a abrirse paso entre sus emociones.
  • Tienen el apoyo de otros que están dispuestos a escuchar y aceptar sus sentimientos.

Al enterarse de que el cáncer volvió

A veces, el cáncer vuelve y no mejora con un tratamiento. El plan de tratamiento entonces cambio de uno dirigido a la cura del cáncer a otro que proporciona consuelo y alivia los síntomas. Esto puede causar una gran ansiedad en el paciente. Al principio, el paciente puede sentirse sobresaltado y ser incapaz de creerlo. Esto puede ser seguido por un período de sufrimiento como depresión, dificultad para concentrarse e incapacidad para dejar de pensar en la muerte. Los signos de adaptación normal incluyen los siguientes aspectos:

  • Momentos de tristeza y llanto.
  • Sentimiento de ira hacia Dios u otro poder superior.
  • Momentos de aislarse de los otros y querer estar solo.
  • Pensamientos de darse por vencido.

Los pacientes se adaptan lentamente al retorno del cáncer. Dejan de esperar curarse del cáncer y empiezan con un tipo diferente de proceso de sanación. La sanación es un proceso que permite volver a sentirse completo al cambiar el modo de vida de muchas maneras al enfrentar la posibilidad de morir. Es muy importante que los pacientes conserven la esperanza mientras se adaptan al regreso del cáncer. Algunos pacientes mantienen la esperanza a través de su espiritualidad o las creencias religiosas. (Para mayor información, consultar el sumario del PDQ sobre La espiritualidad en el tratamiento del cáncer).

Cuando se pasa a ser un sobreviviente de cáncer

Los pacientes se adaptan a la terminación del tratamiento del cáncer y pasan a ser sobrevivientes a largo plazo con el pasar de los años. A medida que los tratamientos para el cáncer mejoraron, el cáncer se volvió una enfermedad crónica para algunos pacientes. Algunos de los problemas que informan los sobrevivientes de cáncer cuando enfrentan el futuro son los siguientes:

  • Sentir la ansiedad de que el cáncer vuelva.
  • Sentir que pierden el control.
  • Recuerdos de la quimioterapia (como sus olores o su aspecto) que causan ansiedad y náusea.
  • Síntomas de tensión postraumática, como no poder dejar de pensar en el cáncer o su tratamiento, o sentirse solo y aislado de los demás.
  • Preocupaciones por la imagen corporal y la sexualidad.

La mayoría de los pacientes se adaptan bien y algunos hasta afirman que la experiencia de sobrevivir al cáncer les hizo sentir mayor aprecio por la vida, los ayudó a entender lo que es más importante en la vida y a tener creencias espirituales o religiosas más fuertes.

Algunos pacientes tienen más dificultad para adaptarse debido a problemas médicos, menos amigos y familiares para darles apoyo, problemas económicos o de salud mental que no se relacionan con el cáncer.

Sufrimiento psicológico y social

Los sentimientos de sufrimiento emocional, social o espiritual pueden hacer difícil enfrentar el tratamiento del cáncer.

Casi todos los pacientes que viven con un cáncer experimentan sufrimiento. Los sentimientos de sufrimientos van desde la tristeza y los temores hasta problemas más serios, como depresión, pánico, se sienten inseguros sobre las creencias espirituales, o se sienten solos o aislados de los amigos y la familia.

Los pacientes que sufren durante cualquier fase del cáncer necesitan tratamiento y apoyo para su sufrimiento. Es más probable que los pacientes necesiten que los controlen y traten durante los siguientes períodos:

  • Inmediatamente después del diagnóstico.
  • Al comenzar el tratamiento.
  • Al terminar el tratamiento.
  • De vez en cuando después de terminar el tratamiento y durante la remisión.
  • Si el cáncer vuelve.
  • Si la meta del tratamiento cambia de la curación o el control del cáncer al tratamiento paliativo para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida.

Los pacientes que tienen problemas para hacer frente al cáncer pueden encontrar útil conversar con un profesional sobre sus inquietudes y preocupaciones. Estos especialistas pueden ser los siguientes:

  • Profesionales de la salud mental, como psicólogos y psiquiatras.
  • Trabajadores sociales.
  • Especialistas en cuidados paliativos.
  • Consejeros religiosos.

Se puede ayudar a los pacientes que sufren con diferentes tipos de apoyo emocional y social.

Los estudios mostraron que se puede ayudar a los pacientes que tienen problemas para adaptarse al cáncer con tratamientos que les proporcionan apoyo social y emocional como los siguientes:

  • Entrenamiento en técnicas de relajación.
  • Orientación o terapia de conversación.
  • Sesiones de educación sobre el cáncer.
  • Apoyo social en grupos.

Estos tipos de tratamiento se pueden combinar de diferentes maneras en una o más sesiones. Los estudios mostraron que los pacientes con cáncer que reciben estos tratamientos obtienen más beneficios que quienes no los reciben. Entre los beneficios, se cuentan la disminución de los grados de depresión, la ansiedad y los síntomas relacionados con la enfermedad o el tratamiento, así como un aumento del sentimiento de optimismo. Parecería que los pacientes que más sufren obtienen la mayor ayuda de estos tratamientos. Sin embargo, los pacientes que reciben estos tratamiento no viven más tiempo que quienes no los reciben.

Trastornos de la adaptación

Los trastornos de la adaptación pueden causar serios problemas en la vida diaria.

Un trastorno de la adaptación se presenta cuando la reacción del paciente a una situación que causa tensión tiene las siguientes características:

  • La cantidad de sufrimiento es mayor que la esperada.
  • Afecta sus relaciones o causa problemas en el hogar o el trabajo.
  • Incluye síntomas de depresión y ansiedad, u otros problemas emocionales, sociales o de comportamiento.

Entre las causas de los trastornos de adaptación están las siguientes:

  • Diagnóstico.
  • Tratamiento.
  • Recidiva.
  • Efectos secundarios del tratamiento.

Habitualmente, un trastorno de la adaptación empieza dentro de los tres meses de una situación que causa tensión y no dura más de seis meses después que se supera la situación. Algunos pacientes pueden presentar un trastorno crónico de la adaptación porque tienen muchas causas de sufrimiento, una inmediatamente después de la otra.

Un trastorno de la adaptación se puede convertir en un trastorno mental más grave como en el caso de una depresión grave. Esto es más común en niños y adolescentes que en los adultos. (Para mayor información, consultar el sumario del PDQ sobre Cuidados médicos de apoyo en niños).

La orientación puede ayudar a los pacientes con trastornos de adaptación.

La orientación individual (cara a cara) y en grupo mostró que ayuda a los pacientes con cáncer con trastornos de adaptación. La orientación puede incluir un tratamiento enfocado en los pensamientos, sentimientos y comportamientos del paciente. Lo siguiente puede ayudar a los pacientes a hacer frente a sus problemas:

  • Entrenamiento en técnicas de relajación.
  • Biorretroalimentación.
  • Ejercicios de imágenes guiadas.
  • Resolución de problemas.
  • Planificación de situaciones que pueden ocurrir en el futuro.
  • Cambio de las creencias que no son verdaderas.
  • Distracción.
  • Detención de los pensamientos.
  • Pensamientos positivos.

La orientación se puede combinar con medicinas para la ansiedad o antidepresivos.

Se debe tratar de recurrir a la orientación antes que a las medicinas. A algunos pacientes no se les puede ayudar con orientación o presentan un problema más grave de salud mental, como ansiedad o depresión graves. A estos pacientes se les puede ayudar con medicinas para la ansiedad o antidepresivos al mismo tiempo que reciben orientación. (Para mayor información, consultar el sumario del PDQ sobre Depresión).

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre cuidados médicos de apoyo y cuidados paliativos que se realizan en los Estados Unidos para adjustment disorder y que actualmente aceptan participantes. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Trastornos por ansiedad

Los trastornos por ansiedad son temores muy fuertes que pueden obedecer a tensión física o emocional.

Los estudios mostraron que casi la mitad de los pacientes con cáncer dicen que sienten algo de ansiedad y alrededor de un cuarto de todos los pacientes con cáncer dicen que sienten mucha ansiedad. Los pacientes que viven con cáncer encuentran que se sienten más o menos ansiosos en diferentes momentos. Un paciente se puede volver más ansioso cuando el cáncer se disemina o el tratamiento pasa a ser más intensivo.

Para algunos pacientes, los sentimientos de ansiedad se pueden volver abrumadores y pueden afectar el tratamiento del cáncer. Esto es especialmente cierto para los pacientes que sufren períodos de intensa ansiedad antes del diagnóstico de un cáncer. Muchos pacientes que no presentaban una afección relacionada con la ansiedad antes de su diagnóstico de cáncer no presentarán un trastorno relacionado con el cáncer.

Los pacientes con más probabilidades de sufrir de un trastorno por ansiedad durante el tratamiento de cáncer son quienes tienen cualquiera de las siguientes características:

  • Antecedentes de un trastorno por ansiedad.
  • Antecedentes de trauma físico o emocional.
  • Ansiedad en el momento del diagnóstico.
  • Pocos familiares o amigos que le puedan proporcionar apoyo emocional.
  • Dolor que no está bien controlado.
  • Cáncer que no mejora con el tratamiento.
  • Dificultad para atender sus necesidades personales como bañarse o alimentarse.

Puede ser difícil diagnosticar los trastornos por ansiedad.

Puede ser difícil establecer la diferencia entre los miedos normales relacionados con el cáncer y los miedos anormales graves que se pueden describir como trastornos por ansiedad. El diagnóstico se basa en la manera en que los síntomas de ansiedad afectan la calidad de vida del paciente, los tipos de síntomas que se presentaron desde el diagnóstico o el tratamiento del cáncer, el momento en que se presentaron los síntomas y su duración.

Los trastornos por ansiedad pueden causar síntomas serios que afectan la vida diaria; entre ellos, los siguientes:

  • Sentirse preocupado todo el tiempo.
  • No poder concentrarse.
  • No poder "apagar los pensamientos" la mayor parte del tiempo.
  • Dificultad para dormir la mayoría de las noches.
  • Crisis frecuentes de llanto.
  • Sentir miedo casi todo el tiempo.
  • Sufrir síntomas como latidos cardíacos rápidos, boca seca, temblor en las manos, agitación o sentirse en el límite.
  • Ansiedad que no se alivia con las formas habituales de disminuir la ansiedad, como mantenerse ocupado para distraerse.

Hay diferentes causas para los trastornos de ansiedad en los pacientes con cáncer.

Además de la ansiedad que causa el diagnóstico de cáncer, los siguientes factores pueden causar ansiedad en los pacientes con cáncer:

  • Dolor: los pacientes cuyo dolor no se controla con medicinas se sienten ansiosos y esto puede aumentar el dolor.
  • Otros problemas médicos: la ansiedad puede ser un signo de advertencia de un cambio en el metabolismo (como una concentración baja de azúcar en la sangre), un ataque cardíaco, una infección grave, neumonía o un coágulo de sangre en el pulmón. La sepsis y los desequilibrios en los electrolitos también pueden causar ansiedad.
  • Ciertos tipos de tumores: ciertos tumores que segregan hormonas pueden causar síntomas de ansiedad y ataques de pánico. Los tumores que se diseminaron hasta el cerebro y la médula espinal, y los tumores en los pulmones pueden causar otros problemas de salud con síntomas de ansiedad.
  • Tomar ciertos medicamentos: ciertos tipos de medicamentos, incluso corticosteroides, tiroxina, broncodilatadores y antihistamínicos, pueden causar nerviosidad, agitación o ansiedad.
  • Abstenerse de medicamentos que forman hábitos: la abstinencia de medicinas que contienen alcohol, nicotina, opioides o antidepresivos puede causar agitación o ansiedad.

La ansiedad por estas causas habitualmente se maneja tratando la causa misma.

Un diagnóstico de cáncer puede hacer que los trastornos por ansiedad aparezcan de nuevo en pacientes con antecedentes de estos trastornos.

Cuando los pacientes que tuvieron un trastorno por ansiedad en el pasado reciben un diagnóstico de cáncer, el trastorno por ansiedad se puede volver a presentar. Estos pacientes pueden sentir un gran temor, ser incapaces de recordar la información que les trasmiten las personas a cargo del paciente o no poder someterse a las pruebas y procedimientos médicos. Pueden tener los siguientes síntomas:

  • Falta de aliento.
  • Sudores.
  • Sensación de desmayo.
  • Latidos cardíacos rápidos.

Los pacientes con cáncer pueden sufrir los siguientes tipos de trastornos por ansiedad:

Fobias

Las fobias son temores relacionados con una situación o un objeto que no cesan con el paso del tiempo. Las personas con fobias habitualmente sienten una ansiedad intensa o evitan la situación o el objeto que temen. Por ejemplo, los pacientes con fobias a los espacios pequeños pueden evitar someterse a pruebas que se realizan en espacios pequeños, como las exploraciones mediante imágenes por resonancia magnética (IRM).

Las fobias hacen difícil que los pacientes puedan cumplir con las pruebas y procedimientos, o con el tratamiento. Las fobias se tratan con profesionales e incluyen distintas clases de terapias.

Trastorno por pánico

Los pacientes con un trastorno por pánico sienten una ansiedad súbita e intensa que se conoce como ataque de pánico. Los síntomas de un ataque de pánico incluyen los siguientes problemas:

  • Falta de aliento.
  • Sensación de desmayo.
  • Latidos cardíacos rápidos.
  • Temblores.
  • Mucha transpiración.
  • Sensación de descompostura de estómago.
  • Cosquilleo en la piel.
  • Sentir miedo de sufrir un ataque cardíaco.
  • Sentir miedo de "enloquecer".

Un ataque de pánico puede durar varios minutos o más tiempo. Puede provocar sentimientos de incomodidad que duran varias horas después del ataque. Los ataques de pánico se tratan con medicinas y terapia de conversación.

Trastorno obsesivo compulsivo

Los trastornos obsesivo compulsivos son poco frecuentes en pacientes con cáncer que no sufrían de ellos antes de recibir un diagnóstico de cáncer.

El trastorno obsesivo compulsivo se diagnostica cuando una persona que padece de pensamientos incesantes (obsesivos), ideas o imágenes, y usa compulsiones (comportamientos repetitivos) para manejar los sentimientos de sufrimiento. Las obsesiones y compulsiones afectan la capacidad de la persona para trabajar, ir a la escuela o participar en situaciones sociales. Los ejemplos de compulsiones incluyen lavarse las manos con frecuencia o controlar constantemente que una puerta esté cerrada. Los pacientes con un trastorno obsesivo compulsivo pueden ser incapaces de cumplir con el tratamiento del cáncer como consecuencia de esos pensamientos y comportamientos. Un trastorno obsesivo compulsivo se trata con medicinas y orientación individual (cara a cara).

Trastorno de tensión postraumática

Para mayor información sobre esta afección, consultar el sumario del PDQ sobre Trastorno de tensión postraumática.

Trastorno por ansiedad generalizada

Los pacientes que sufren un trastorno por ansiedad generalizada pueden sentir ansiedad o preocupación extremas y constantes. Por ejemplo, los pacientes con familiares y amigos que los apoyan pueden temer que nadie se ocupará de ellos. Los pacientes se pueden preocupar de que no pueden pagar su tratamiento aunque cuenten con suficiente dinero y seguro.

Una persona con ansiedad generalizada se puede sentir irritable, inquieta o mareada, tener los músculos tensos, falta de aliento, latidos cardíacos rápidos, transpirar o cansarse rápidamente. Un trastorno por ansiedad generalizada a veces se presenta después que un paciente estuvo muy deprimido.

Hay diferentes clases de tratamiento para los trastornos por ansiedad.

Hay diferentes clases de tratamiento para los pacientes con trastornos por ansiedad, incluso métodos para manejar la tensión. Las siguientes son algunas maneras de manejar la tensión:

  • Tratar el problema directamente.
  • Considerar la situación como un problema que se debe resolver o un desafío.
  • Conseguir toda la información y el apoyo necesarios para resolver el problema.
  • Dividir los grandes problemas o situaciones en problemas o tareas más pequeñas.
  • Ser flexible. Enfrentar las situaciones a medida que se presentan.

Los pacientes con trastornos por ansiedad necesitan información y apoyo para entender su cáncer y las elecciones de tratamiento. También pueden ser útiles para la ansiedad los tratamientos psicológicos, que incluyen los siguientes:

  • Orientación individual (cara a cara).
  • Orientación para la pareja y la familia.
  • Orientación para situaciones de crisis.
  • Terapia grupal.
  • Grupos de autoayuda.

Otros tratamientos para disminuir los síntomas de ansiedad son los siguientes:

  • Hipnosis.
  • Meditación.
  • Técnicas de relajación.
  • Imágenes mentales.
  • Biorretroalimentación.

Para algunos pacientes, puede ser útil usar juntos los distintos métodos. (Para mayor información, consultar la sección de este sumario sobre Sufrimiento psicológico y social).

Las medicinas se pueden usar solas o combinadas con otros tipos de tratamiento para los trastornos por ansiedad.

Las medicinas para controlar la ansiedad se pueden usar si el paciente no desea recibir orientación o si no está disponible. Estas medicinas alivian los síntomas de ansiedad, como los sentimientos de temor, terror, incomodidad y tensión muscular. Pueden aliviar el sufrimiento durante el día y reducir el insomnio. Estas medicinas se pueden usar solas o combinadas con otras terapias.

Aunque algunos pacientes temen volverse adictos a los medicamentos contra la ansiedad, este no es un problema común para los pacientes con cáncer. Se administra una cantidad suficiente de medicamentos como para aliviar los síntomas y luego se reduce lentamente la dosis a medida en que los síntomas empiezan a mejorar.

Hay estudios que muestran que los antidepresivos son útiles para tratar los trastornos por ansiedad. Los niños y adolescentes tratados con antidepresivos tienen un riesgo mayor de pensamientos y comportamientos suicidas y se deben vigilar muy de cerca. (Para mayor información, consultar la sección de Tratamiento del sumario del PDQ sobre Depresión).

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre cuidados médicos de apoyo y cuidados paliativos que se realizan en los Estados Unidos para adjustment disorder y que actualmente aceptan participantes. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Modificaciones a este sumario (06 / 21 / 2013)

Los sumarios del PDQ con información sobre el cáncer se revisan con regularidad y se actualizan en la medida en que se obtiene nueva información. Esta sección describe los cambios más recientes introducidos en este sumario a partir de la fecha arriba indicada.

Se incorporaron cambios en este sumario para reflejar los introducidos en la versión para profesionales de la salud.

Información sobre este sumario del PDQ

Información sobre el PDQ

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) que contiene información completa sobre el cáncer. La base de datos del PDQ incluye sumarios de la última información publicada sobre la prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se presentan en dos versiones. Las versiones para profesionales de la salud tienen información detallada escrita en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se escriben en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones tienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. Además, las versiones también están disponibles en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). El NIH es el centro principal de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en una revisión independiente de la literatura médica. No son declaraciones de políticas del NCI o el NIH.

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ con información sobre el cáncer contiene información actualizada sobre los aspectos de la adaptación normal, y la fisiopatología y tratamiento del sufrimiento y los trastornos de adaptación. Tiene como objetivo informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas a cargo de pacientes. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

Los Consejos Editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están compuestos por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con este. Los sumarios se revisan regularmente y se les incorporan cambios a medida que se obtiene nueva información. La fecha de cada sumario ("Actualizado") indica la fecha del cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se tomó de la versión para profesionales de la salud, que el Consejo Editorial sobre Cuidados Médicos de Apoyo del PDQ revisa con regularidad y actualiza cuando es necesario.

Información sobre ensayos clínicos

Un estudio o ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar maneras nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recoge información acerca de los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes deberían considerar participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos están abiertos solo a los pacientes que no han comenzado un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos del PDQ están disponibles en línea en el portal de Internet del NCI. La lista de muchos médicos que participan en ensayos clínicos también se encuentra en el PDQ. Para mayor información, llamar al Servicio de información sobre cáncer al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

Permisos para el uso de este sumario.

PDQ es una marca registrada. Aunque el contenido de los documentos del PDQ se puede usar libremente como texto, este no se puede identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, a menos que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Sin embargo, se permitirá que un usuario tendría permiso para escribir una oración como "El sumario de información sobre el cáncer del PDQ del NCI sobre la prevención del cáncer de mama indica los siguientes riesgos: "[incluir extracto del sumario]".

El formato preferido para citar un sumario del PDQ es el siguiente:

National Cancer Institute: PDQ® Adaptación al cáncer. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Última actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: http://cancer.gov/espanol/pdq/cuidados-medicos-apoyo/adaptacion/Patient. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes que aparecen en los sumarios del PDQ se usan con permiso de los autores, artistas o la casa editorial para su sola inclusión en los sumarios del PDQ. El permiso para usar imágenes fuera del contexto de información del PDQ se debe obtener del propietario; el Instituto Nacional del Cáncer no lo puede otorgar. Para mayor información sobre el uso de las gráficas en este sumario, así como muchas otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar el enlace Visuals Online. Visuals Online es una colección de más de 2.000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

No se debe usar la información contenida en estos sumarios para tomar decisiones acerca del reembolso de seguros. Para mayor información sobre cobertura de seguros, consultar la página Información económica, legal y de seguro médico, disponible en Cancer.gov.

Para mayor información

En Cancer.gov/espanol se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en la página ¿En qué podemos ayudarle?. Las preguntas también se pueden enviar por correo electrónico utilizando el Formulario de comunicación.

Preguntas u opiniones sobre este sumario

Si tiene preguntas o algún comentario sobre este sumario, por favor envíelas a través del formulario de opinión disponible en nuestro portal de Internet, Cancer.gov/espanol.

Obtenga más información del NCI

Llame al 1-800-4-CANCER

Para obtener más información, las personas que residen en los Estados Unidos pueden llamar gratis al Servicio de Información del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237), de lunes a viernes de 8:00 a. m. a 8:00 p. m, hora del Este. Un especialista en información sobre el cáncer estará disponible para responder a sus preguntas.

Escríbanos

Para obtener información del NCI, sírvase escribir a la siguiente dirección:

NCI Public Inquiries Office
9609 Medical Center Dr.
Room 2E532 MSC 9760
Bethesda, MD 20892-9760

Busque en el portal de Internet del NCI

El portal de Internet del NCI provee acceso en línea a información sobre el cáncer, ensayos clínicos, y otros portales de Internet u organizaciones que ofrecen servicios de apoyo y recursos para los pacientes con cáncer y sus familias. Para una búsqueda rápida, use la casilla de búsqueda en la esquina superior derecha de cada página Web. Los resultados de una gama amplia de términos buscados incluirán una lista de las "Mejores Opciones," páginas web que son escogidas de forma editorial que se asemejan bastante al término que usted busca.

Hay muchos lugares donde las personas pueden obtener materiales e información sobre tratamientos para el cáncer y servicios. Los hospitales pueden tener información sobre instituciones o regionales que ofrecen información sobre ayuda financiera, transporte de ida y vuelta para recibir tratamiento, atención en el hogar y sobre cómo abordar otros problemas relacionados con el tratamiento del cáncer.

Publicaciones

El NCI tiene folletos y otros materiales para pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Estas publicaciones describen los diferentes tipos de cáncer, los métodos para tratarlo, pautas para hacerle frente e información sobre ensayos clínicos. Algunas publicaciones proveen información sobre las diferentes pruebas de detección del cáncer, sus causas y cómo prevenirlo, además de estadísticas e información sobre actividades de investigación llevadas a cabo en el NCI. Los materiales del NCI sobre estos y otros temas, se pueden solicitar en línea al Servicio de Localización de Publicaciones del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute Publications Locator) o imprimirse directamente. Estos materiales también se pueden solicitar con una llamada gratuita al Servicio de Información sobre el Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute's Cancer Information Service) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

Última revisión: 2013-06-21


Si usted quiere saber más sobre el cáncer y cómo se trata, o si desea saber sobre ensayos clínicos para su tipo de cáncer, puede llamar al Servicio de Información del Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés) al 1-800-422-6237, llamada gratuita. Un especialista en información capacitado puede hablar con usted y responder a sus preguntas.


Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.