El proceso de hemodiálisis

La diálisis es un proceso mecánico que lleva a cabo las funciones de los riñones sanos. La hemodiálisis utiliza una membrana artificial (dializador) para eliminar los desechos y el líquido adicional de la sangre. También restablece el equilibrio adecuado de determinados minerales de la sangre (electrolitos). El líquido que se usa para filtrar o limpiar la sangre se llama dializado.

La hemodiálisis por lo general se realiza en un hospital o en un centro de diálisis.

Antes de que se pueda comenzar la diálisis, el médico tiene que crear un acceso de diálisis. En la hemodiálisis, el acceso es el lugar donde se introducen las agujas de diálisis para transportar la sangre a la máquina de diálisis y desde ella. Para crear el mejor acceso, el médico hace una conexión que se llama fístula, entre una arteria y una vena del antebrazo. O bien el médico utiliza un tubo que se llama injerto para conectar una arteria con una vena. A veces se coloca un tubo plástico (catéter venoso central) en el cuello.

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Anne C. Poinier, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Tushar J. Vachharajani, MD, FASN, FACP - Nefrología

Revisado14 noviembre, 2014

Revisado: 14 noviembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Anne C. Poinier, MD - Medicina interna & Tushar J. Vachharajani, MD, FASN, FACP - Nefrología