Callos en los dedos del pie

Los callos son zonas de piel gruesa, endurecida y muerta. Se forman para proteger la piel y las estructuras que haya debajo de la piel de la presión, la fricción y las lesiones. Pueden verse grisáceos o amarillentos, ser menos sensibles al tacto que la piel que los rodea y sentirse abultados.

Los callos suelen encontrarse donde se frotan entre sí los dedos de los pies. Los callos blandos se encuentran entre los dedos de los pies (por lo general entre el cuarto y el quinto dedo), mientras que los callos duros a menudo se encuentran sobre la parte huesuda del dedo del pie (usualmente en el quinto dedo).

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Revisor médico especializado Barry L. Scurran, DPM - Podólogo y cirugía podológica

Revisado12 marzo, 2014

Revisado: 12 marzo, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia & Barry L. Scurran, DPM - Podólogo y cirugía podológica