Cómo drenar sangre de debajo una uña

Saltar a la barra de navegación

Es posible que usted pueda aliviar un dolor fuerte y pulsante drenándose la sangre de debajo de la uña. Este procedimiento no es necesario y no se recomienda si usted no tiene dolor. El procedimiento es seguro si se hace debidamente.

Nota:

  • No haga este procedimiento si no confía en que lo puede hacer sin quemarse. Si no lo hace correctamente, se puede quemar y causar daños permanentes en la uña.
  • No haga este procedimiento si usted tiene diabetes, enfermedad arterial periférica o alguna enfermedad que cause problemas con el sistema inmunitario.
Cómo drenar sangre de debajo una uña

Para quitar la sangre de debajo de la uña:

  • Enderece un clip para papel y caliente la punta en una llama hasta que esté al rojo vivo.
  • Coloque la punta del clip en la uña y permita que se funda. No hay nervios en las uñas, así que ponerles encima un clip caliente no debería doler.
  • No empuje ni aplique presión en el clip. Hay nervios en la piel debajo de la uña. Podría tocar accidentalmente la piel de debajo de la uña si aplicara presión.
  • Vaya lentamente y vuelva a calentar el clip si es necesario. Una uña gruesa podría necesitar varios intentos.
  • En cuanto el agujero esté completo, la sangre escapará por ahí y se aliviará el dolor.
  • Puede esperar que haya un drenado de un líquido transparente o ligeramente sanguinolento por 2 o 3 días.
  • Remoje el dedo en agua tibia y jabonosa durante 10 minutos, 3 veces al día, durante 2 o 3 días.

Puede repetir el procedimiento usando el mismo agujero. El dolor y la presión que se alivian inmediatamente podrían regresar en unos pocos días.

Si el dolor no desaparece después de haber drenado la sangre de debajo de la uña, es posible que usted tenga una lesión más grave. Llame a su médico para hacer una cita.

No olvide observar si hay señales de infección hasta que se haya curado la uña. Las señales de infección pueden ser:

  • Aumento de dolor, hinchazón, enrojecimiento o temperatura alrededor de la uña.
  • Vetas rojizas que se extienden desde la uña.
  • Pus que supura de la uña.
  • Fiebre.

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Revisor médico especializado H. Michael O'Connor, MD - Medicina de emergencia

Revisado14 noviembre, 2014

Revisado: 14 noviembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia & H. Michael O'Connor, MD - Medicina de emergencia