Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Cómo detener el sangrado de una herida en la piel

Si no es necesario un tratamiento de urgencia, por lo general puede detenerse el sangrado aplicando presión constante y directa y elevando la herida. Los siguientes pasos protegerán la herida en la piel y lo protegerán a usted de la exposición a la sangre de otra persona.

Imagen de cómo detener el sangrado

Antes de intentar detener el sangrado

  • Lávese bien las manos con agua y jabón, si están disponibles.
  • Colóquese guantes médicos, si están disponibles, antes de aplicar presión directa en la herida. Si los guantes no están disponibles, use muchas capas de paño limpio, bolsas de plástico o el material más limpio disponible entre las manos y la herida.
  • Haga que la persona lesionada mantenga presión directa sobre la herida, si es posible, y eleve el área lesionada.
  • Use las manos descubiertas para aplicar presión directa solo como último recurso.

Detenga el sangrado

  • Recueste a la persona lesionada y eleve el sitio que está sangrando.
  • Extraiga cualquier objeto visible en la herida que sea fácil de extraer. Controle el sangrado antes de intentar limpiar la herida.
  • Quítese o corte la ropa que está alrededor de la herida. Quítese cualquier joya del área general de la herida, de modo que si el área se hincha, las joyas no afecten el flujo de sangre.
  • Aplique presión directa constante y eleve la zona durante 15 minutos completos. Use un reloj: 15 minutos pueden parecer mucho tiempo. Resista la necesidad urgente de mirar después de algunos minutos para ver si el sangrado se ha detenido. Si la sangre empapa el paño, aplique otro sin levantar el primero. Si hay un objeto en la herida, aplique presión alrededor del objeto, no directamente sobre él.
  • Si el sangrado de moderado a intenso no ha disminuido ni se ha detenido, siga aplicando presión directa mientras consigue ayuda. No use un torniquete para detener el sangrado. Haga todo lo que pueda para mantener la herida limpia y evitar más lesiones en la zona.
  • El sangrado leve suele detenerse por sí solo o reducirse a supuración o goteo después de 15 minutos de aplicar presión. Es posible que exude o gotee por un máximo de 45 minutos.

De vez en cuando, una herida punzante causa sangrado debajo de la piel, pero solo una pequeña cantidad de sangre sale de la herida. Cuando esto sucede, es posible que la zona alrededor de la herida punzante se hinche y presente moretones. Si el sangrado hace que la sangre se acumule en el lugar de la herida (hematoma de la herida), el riesgo de infección aumenta.

Mientras sigue los pasos para detener el sangrado, preste atención a las señales de choque en la persona lesionada, incluyendo:

  • Desmayarse (perder el conocimiento).
  • Sentirse muy mareado o aturdido, como si la persona fuera a desmayarse.
  • Sentirse muy débil o tener problemas para ponerse de pie.
  • Estar menos alerta. Puede que de repente la persona sea incapaz de responder preguntas, o quizás se sienta confusa, inquieta o temerosa.

Para más información, vea el tema "Choque".

Por El personal de Healthwise
William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
H. Michael O'Connor, MD - Medicina de emergencia
Última revisión 6 junio, 2012

Última revisión: 6 junio, 2012

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia & H. Michael O'Connor, MD - Medicina de emergencia

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.