Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Virus del Nilo Occidental

Generalidades del tema

¿Qué es el virus del Nilo Occidental?

El virus del Nilo Occidental es un tipo de virus que es transmitido por mosquitos. La infección que causa puede ser tan leve que las personas ni siquiera saben que la tienen. Pero en casos poco comunes, el virus de Nilo Occidental conduce a una enfermedad grave que afecta el cerebro o la médula espinal. Las personas mayores de 50 años corren el riesgo más alto de tener problemas graves por el virus del Nilo Occidental.

La mayoría de las personas se recuperan completamente del virus del Nilo Occidental. Pero algunas personas que tienen una infección grave tienen problemas permanentes como convulsiones, pérdida de la memoria y daño cerebral. Unas pocas personas mueren a causa de la infección.

¿Cómo se transmite el virus del Nilo Occidental?

La mayoría de las veces, los mosquitos transmiten el virus al picar aves infectadas con el virus y luego pican a las personas.

Los mosquitos también pueden transmitir el virus a otros animales, como los caballos. Pero usted no puede contagiarse el virus del Nilo Occidental de estos animales ni por tocar o besar a una persona infectada.

El virus del Nilo Occidental puede transmitirse mediante un trasplante de órgano o una transfusión de sangre. Esto pasa raras veces en los Estados Unidos, no obstante, porque toda la sangre donada es analizada para ver si el virus está presente.

Hay algo de evidencia que sugiere que el virus del Nilo Occidental puede transmitirse de una madre a su bebé durante el embarazo, el parto o a través de la leche materna. Pero los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos todavía recomiendan que las mujeres amamanten a sus hijos. Amamantar tiene muchos beneficios, y el riesgo de transmitir el virus a bebés parece ser muy bajo.

¿Cuáles son los síntomas?

Aproximadamente 80 de cada 100 personas que tienen el virus del Nilo Occidental no tienen síntomas.1 Cuando los síntomas aparecen, comienzan dentro de 2 a 15 días después de la picadura del mosquito. Los síntomas leves pueden incluir:

  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.
  • Sentirse muy cansado y con menos hambre de lo habitual.
  • Dolores corporales.
  • Un salpullido, generalmente en el pecho, y ganglios linfáticos inflamados.

La mayoría de las personas que tienen la forma leve del virus del Nilo Occidental tienen fiebre durante 5 días, dolor de cabeza durante 10 días y se sienten cansadas durante más de un mes.

El virus del Nilo Occidental causa una enfermedad grave en alrededor de 1 de cada 150 personas que se infectan.1 Puede conducir a inflamación del cerebro (encefalitis), la médula espinal (mielitis), o los tejidos que rodean el cerebro y la médula espinal (meningitis). Los síntomas de estas enfermedades pueden incluir:

  • Dolor de cabeza intenso.
  • Fiebre alta.
  • Rigidez de cuello.
  • Confusión o atención reducida a las cosas que lo rodean.
  • Temblores o convulsiones.
  • Debilidad muscular o parálisis.
  • Estado de coma.

Llame a su médico inmediatamente si usted o alguien que conoce tiene síntomas como estos.

Si usted tiene un caso grave de virus del Nilo Occidental, los síntomas pueden durar semanas o meses, especialmente si la infección se ha propagado al cerebro.

¿Cómo se diagnostica la infección por el virus del Nilo Occidental?

Si su médico piensa que usted puede tener el virus del Nilo Occidental, le hará preguntas para averiguar cuándo lo picó un mosquito y qué síntomas tiene.

Es posible que el médico también le pida un análisis de sangre para detectar anticuerpos contra el virus. Los anticuerpos pueden indicar si usted ha tenido una infección reciente por el virus del Nilo Occidental. Los anticuerpos no siempre aparecen inmediatamente, de modo que su médico puede pedirle que se haga otro análisis de sangre en un par de semanas.

Usted puede hacerse otras pruebas, como:

¿Cómo se trata?

No existe un tratamiento para el virus del Nilo Occidental. Su cuerpo simplemente tiene que combatir la infección por sí solo. Si su caso es leve, puede recuperarse en el hogar. Asegúrese de beber suficientes líquidos y descanse mucho. También puede tomar medicamentos para reducir el dolor o la fiebre. Tal vez se sienta lo suficientemente bien como para seguir haciendo sus actividades normales. Pregúntele a su médico si tiene que quedarse en casa.

Si tiene un caso grave de virus del Nilo Occidental, es posible que tenga que estar internado en un hospital para conseguir tratamiento para ayudar a su cuerpo a combatir la enfermedad. Pueden darle líquidos por una vena (vía intravenosa o IV) y ayudarle a prevenir otras enfermedades como neumonía. Si tiene un problema grave para respirar, pueden usar una máquina llamada respirador para ayudarle a respirar. También pueden darle medicamentos para ayudarle con el dolor o la fiebre.

¿Cómo puede prevenir una infección por el virus del Nilo Occidental?

Puede contactar a su departamento de salud local para obtener la información más reciente sobre el virus del Nilo Occidental en la zona donde vive. También es una buena idea tomar medidas para reducir su riesgo de que lo piquen los mosquitos:

  • Use repelente contra insectos cuando salga al aire libre hacia finales de la primavera, el verano y a principios del otoño.
  • Use camisas de manga larga y pantalones largos si sabe que estará en zonas con muchos mosquitos o donde sabe que se ha detectado el virus del Nilo Occidental.
  • No deje que se formen charcos ni recipientes abiertos con agua cerca de su casa. Los mosquitos se crían en agua estancada.
  • Quédese adentro al amanecer, al atardecer y en las primeras horas de la noche cuando los mosquitos están más activos.

No hay una vacuna para prevenir el virus del Nilo Occidental en humanos, pero los investigadores están trabajando para desarrollar una.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

Centers for Disease Control and Prevention: West Nile Virus (U.S.)
Dirección del sitio web: www.cdc.gov/ncidod/dvbid/westnile

National Institute of Allergy and Infectious Diseases (NIAID), National Institutes of Health
Dirección del sitio web: www.niaid.nih.gov

Información relacionada

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Centers for Disease Control and Prevention (2012). West Nile virus: What you need to know. Available online: http://www.cdc.gov/ncidod/dvbid/westnile/wnv_factsheet.htm.

Otras obras consultadas

  • American Public Health Association (2004). Other mosquito-borne and culicoides-borne fevers: Bunyamwera viral fever, Rift Valley fever, West Nile fever (including Kunjin viral fever), Group C virus disease, Oropouche virus disease, Zika virus disease. In DL Heymann, ed., Control of Communicable Diseases Manual, 18th ed., pp. 45–48. Washington, DC: American Public Health Association.
  • Centers for Disease Control and Prevention (2012). West Nile virus, pregnancy and breastfeeding. Available online: http://www.cdc.gov/ncidod/dvbid/westnile/qa/breastfeeding.htm.
  • Centers for Disease Control and Prevention (2012). West Nile virus: What you need to know. Available online: http://www.cdc.gov/ncidod/dvbid/westnile/wnv_factsheet.htm.
  • Kanzaria HK, Hsia RY (2012). Mosquitoes and mosquito-borne diseases. In PS Auerbach, ed., Wilderness Medicine, 6th ed., pp. 883–900. Philadelphia: Mosby Elsevier.
  • Vaughn DW, et al. (2010). Flaviviruses (yellow fever, dengue, dengue hemorrhagic fever, Japanese encephalitis, West Nile encephalitis, St. Louis encephalitis, tick-borne encephalitis). In GL Mandell et al., eds., Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, 7th ed., vol. 2, pp. 2133–2156. Philadelphia: Churchill Livingstone Elsevier.
  • Watson JT, et al. (2004). Clinical characteristics and functional outcomes of West Nile fever. Annals of Internal Medicine, 141(5): 360–365.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
W. David Colby IV, MSc, MD, FRCPC - Enfermedad infecciosa
Última revisión 25 junio, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.