Cáncer pancreático

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

¿Qué es el cáncer pancreático?

El cáncer pancreático ocurre cuando células que no son normales crecen y empiezan a formar tumores en el páncreas, un órgano pequeño ubicado en lo profundo del abdomen, detrás del estómago.

El páncreas produce jugos que ayudan a su cuerpo a digerir los alimentos. También fabrica insulina y otras hormonas que ayudan a controlar el azúcar en la sangre.

Hay dos tipos principales de tumores pancreáticos: exocrino y endocrino. El tipo de tumor depende de cuáles tipos de células estén implicadas. Las células exocrinas producen jugos digestivos. Las células endocrinas producen insulina. La mayoría de las personas con cáncer pancreático tienen tumores exocrinos, los cuales crecen más rápidamente que los tumores endocrinos.

Los tratamientos son más exitosos cuando el cáncer se detecta temprano. Pero en la mayoría de los casos, el cáncer pancreático ya se ha extendido para cuando se lo detecta. No obstante, el tratamiento puede ayudarle a sentirse mejor, y ayuda a algunas personas a vivir más tiempo.

¿Cuál es la causa del cáncer de páncreas?

Los entendidos no saben cuál es la causa del cáncer de páncreas. Pero sí saben que cambios en el ADN del cuerpo desempeñan un papel en muchos cánceres.

¿Cuáles son los síntomas?

El cáncer de páncreas rara vez causa síntomas sino hasta que se ha propagado. Es entonces que los síntomas pueden incluir dolor en la parte superior del abdomen o en la espalda, pérdida de peso, fatiga extrema e ictericia.

¿Cómo se diagnostica el cáncer pancreático?

No hay todavía ninguna prueba que funcione bien para detectar el cáncer pancreático en sus etapas iniciales.

Si su médico sospecha que usted tiene cáncer de páncreas, podrían hacerle uno o más estudios por imágenes —pruebas que generan imágenes del páncreas y de las zonas vecinas— como una tomografía computarizada o CT, por sus siglas en inglés o una resonancia magnética o MRI, por sus siglas en inglés.

Es posible que también le hagan una biopsia. Esto significa tomar una muestra de tejido del páncreas y analizarla bajo un microscopio.

¿Qué aumenta el riesgo de cáncer pancreático?

Su riesgo de tener cáncer de páncreas es más alto si usted:

  • Fuma.
  • Tiene diabetes.
  • Tiene pancreatitis crónica.
  • Tiene antecedentes familiares de cáncer pancreático.
  • Tiene ciertas afecciones hereditarias poco comunes, como pancreatitis hereditaria o síndrome de Lynch.

¿Cómo se trata?

Cirugía, quimioterapia y radiación son los tratamientos principales para el cáncer pancreático. Aunque el tratamiento no suele curar el cáncer, puede ayudarle a sentirse mejor y a vivir más tiempo.

Este cáncer raramente se detecta antes de que haya crecido. Pero cuando se detecta temprano, el tratamiento puede ayudar a la persona a vivir más tiempo. Las estadísticas indican que por cada 100 personas cuyo cáncer se detecta temprano, aproximadamente 23 vivirán al menos 5 años más.1

Enterarse de que tiene cáncer puede cambiar su vida. Es posible que sienta que su vida se derrumba y que ha perdido el control. Hablar con familiares, amigos y un consejero puede ayudar mucho. Pregúntele a su médico sobre grupos de apoyo. O llame a la Sociedad Americana contra el Cáncer (American Cancer Society) (1-800-227-2345) o visite su sitio web en www.cancer.org.

Preguntas frecuentes

Aprender sobre el cáncer pancreático:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Atención de apoyo:

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud. Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.

Síntomas

Por lo general, el cáncer de páncreas no produce síntomas al principio. Es silencioso y no causa dolor. Los síntomas generalmente no comienzan sino hasta que el cáncer se ha propagado. Pueden incluir:

  • Dolor en la parte superior del abdomen o en la espalda.
  • Ictericia. Esta coloración amarillenta de la piel y de la parte clara de los ojos puede presentarse cuando el tumor crece y ejerce presión sobre el colédoco y lo obstruye.
  • Pérdida de peso inesperada.
  • Pérdida de apetito.
  • Cansancio extremo.

Por supuesto, hay otras afecciones que causan estos síntomas, así que estos no necesariamente significan que usted tenga cáncer. Pero es importante hablar con su médico si usted tiene alguno de estos problemas.

Exámenes y pruebas

Para detectar o diagnosticar cáncer pancreático, su médico puede usar algunas de estas pruebas:

Los estudios por imágenes pueden indicar evidencia de cáncer pancreático. Pero su médico también puede solicitar una biopsia. Esto significa obtener una muestra de tejido del páncreas para ver si contiene células cancerosas. Hay dos tipos principales:

  • Laparoscopia . El médico le hace un corte pequeño en la piel y le introduce un pequeño tubo con una cámara en su extremo. Cuando la cámara llega al páncreas, el médico puede usar el mismo tubo para recoger muestras de tejido.
  • Biopsia por punción . Se toman muestras de tejido por medio de una punción con una aguja. Esto puede hacerse introduciendo una aguja a través de la piel hasta llegar al páncreas o como parte de una endoscopia.

Determinación de etapa y grado

Una parte importante del tratamiento de la mayoría de los tipos de cáncer es la determinación de la etapa y del grado. Esto significa examinar las muestras de tejido bajo un microscopio para ver si las células cancerosas se han propagado más allá del páncreas y qué clase de células son.

Para el cáncer pancreático, las muestras de tejido pueden tomarse durante una biopsia por separado o durante una ecografía endoscópica. A veces, la biopsia se hace al mismo tiempo que la operación para extirpar el cáncer.

Conocer la etapa y el grado ayuda a los médicos a saber si operar tendrá éxito para extirpar el cáncer o qué clase de tratamiento le ayudará a sentirse mejor.

Generalidades del tratamiento

Incluso si el tratamiento generalmente no cura el cáncer, es posible que le ayude a vivir más tiempo y a sentirse mejor. Los tratamientos más comunes incluyen cirugía, radiación y quimioterapia. También puede usarse terapia dirigida. A menudo se usa una combinación de estos tratamientos.

Cirugía

Se opera si es posible extirpar el tumor. Pero la mayoría de las veces, el cáncer ya se ha extendido tanto que no puede extirparse todo.

Si la operación puede extirpar todo el cáncer, puede ayudarle a vivir más tiempo. Pero incluso si la operación tiene éxito, el cáncer a menudo reaparece.

Si le han dicho que su cáncer se ha propagado demasiado como para que pueda operarse, tal vez quiera obtener una segunda opinión de un cirujano especialista en cáncer de páncreas.

La cirugía para el cáncer pancreático incluye:

  • Operación de Whipple. Esta es la cirugía más común para el cáncer pancreático. El cirujano puede extirpar parte del páncreas, parte del estómago, parte del intestino delgado, y la vesícula biliar y el colédoco.
  • Pancreatectomía distal. El cirujano puede extirpar parte del páncreas y el bazo.
  • Pancreatectomía total. El cirujano puede extirpar todo el páncreas, parte del estómago, parte del intestino delgado, el colédoco, la vesícula biliar, el bazo y los ganglios linfáticos cercanos.

Usted estará en el hospital por entre 1 y 2 semanas después de la cirugía. Es probable que pueda volver a trabajar o retomar su rutina habitual en aproximadamente 1 mes. Probablemente tarde alrededor de 3 meses en recuperar su fuerza normal. Es probable que necesite más tratamientos contra el cáncer, como quimioterapia o radiación.

Según cuánto del páncreas se extraiga, es posible que tenga que tomar suplementos de enzimas (para reemplazar las enzimas que fabrica el páncreas) y pastillas para prevenir úlceras a partir de ahora. Si le extirpan todo el páncreas, usted tendrá que reponer la insulina producida por el páncreas. Tal vez precise revisarse el nivel de azúcar en la sangre y aplicarse inyecciones de insulina.

Quimioterapia

La quimioterapia usa medicamentos para destruir células cancerosas. Los medicamentos usados en este tratamiento también pueden afectar a células saludables y causar efectos secundarios. Algunos de los medicamentos de quimioterapia usados comúnmente para el cáncer pancreático son:

  • Gemcitabina.
  • Fluorouracilo (5-FU).
  • (Nab)-paclitaxel.

Los efectos secundarios comunes de estos medicamentos incluyen:

  • Náuseas, vómito y diarrea.
  • Pérdida de apetito.
  • Caída del cabello.
  • Llagas en la boca.
  • Descenso en la cantidad de células sanguíneas, lo cual puede aumentar el riesgo de infección y sangrado.

Radiación

El tratamiento de radiación puede usarse para ciertos tipos de tumores pancreáticos.

La radiación externa es la clase de radiación que se usa más a menudo. Puede usarse junto con la quimioterapia. También puede usarse antes o después de la cirugía.

La radiación puede tener efectos secundarios. Los efectos secundarios más comunes incluyen:

  • Cansancio extremo.
  • Caída del cabello cerca de la zona tratada.
  • Oscurecimiento de la piel en la zona.
  • Pérdida de apetito.
  • Náuseas, vómito y diarrea.
  • Dolor abdominal o sensación de llenura.

La radiación también puede usarse para ayudar a controlar el dolor al reducir el tumor, de modo que este no presione sobre nervios u otros órganos.

Terapia dirigida

Puede usarse terapia dirigida con inhibidores de la tirosina quinasa (TKI, por sus siglas en inglés), como erlotinib. Este medicamento se toma por boca. La terapia dirigida puede retrasar el crecimiento de las células cancerosas.

Cuidado paliativo

Los cuidados paliativos son una clase de atención para las personas que tienen una enfermedad grave. Son distintos de la atención que recibe para curar su enfermedad. Su objetivo es mejorar su calidad de vida, no solo en cuanto a su cuerpo, sino también a su mente y espíritu. Usted puede recibir esta atención junto con el tratamiento para curar la enfermedad.

Los proveedores de cuidados paliativos trabajarán para ayudar a controlar el dolor o los efectos secundarios. Pueden ayudarle a decidir qué tratamiento quiere o no quiere. Y pueden ayudar a sus seres queridos a entender cómo darle apoyo.

Si le interesa recibir cuidados paliativos, hable con su médico.

Para obtener más información, vea el tema Cuidados paliativos.

Control del dolor

El dolor es una de las inquietudes principales de las personas que tienen cáncer pancreático. Pero el dolor del cáncer casi siempre puede controlarse. Usted y su médico tienen varias opciones para aliviar su dolor.

  • Los bloqueos de nervios son inyecciones de alcohol o de otro líquido en la zona dolorida. El líquido entumece los nervios, interrumpiendo la señal de dolor enviada al cerebro. En algunos casos, los nervios que transportan la sensación de dolor en efecto pueden cortarse.
  • A veces, la radiación o la quimioterapia pueden usarse para ayudar a aliviar el dolor reduciendo el tumor.
  • Y hay medicamentos más fuertes que su médico puede darle para ayudarle con su dolor.
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Cáncer: Cómo controlar el dolor asociado con el cáncer

Eliminación de una obstrucción

En ocasiones, el tumor presiona y obstruye el colédoco donde pasa por el páncreas. Esto puede provocar problemas con la digestión. Hay dos maneras de corregir la obstrucción y ayudar a que se sienta mejor.

  • Ampliar la zona obstruida para que pueda drenar. Esto puede hacerse usando un endoscopio, que es un tubo flexible y largo que se introduce por la boca y se lo hace llegar al páncreas mientras usted está sedado. O puede hacerse insertando un tubo a través de la piel hasta llegar a la zona obstruida.
  • Desviar la circulación de la bilis de modo que pase alrededor —en vez de a través— del páncreas. Esto requiere cirugía.

Dado que el páncreas se halla al lado del estómago, el tumor a veces puede obstruir el paso de los alimentos desde el estómago a la primera sección del intestino delgado. En ese caso, su médico podría hacer una derivación gástrica, cosiendo el estómago directamente a una parte más baja del intestino delgado para esquivar la zona obstruida.

Ensayos clínicos

Quizás su médico le hable sobre hacer parte de un ensayo clínico. Para algunas personas con cáncer pancreático, participar en un ensayo clínico puede ser la mejor opción de tratamiento.

Entre los tratamientos examinados en ensayos clínicos para el cáncer de páncreas se halla la terapia biológica, un tratamiento que usa el sistema inmunitario para combatir el cáncer.

Cuidados al final de la vida

Para algunas personas que tienen cáncer avanzado, llega un momento cuando el tratamiento para curar el cáncer ya no parece una buena opción. Esto puede deberse a que los efectos secundarios, la duración y los costos del tratamiento son mayores que la promesa de obtener una cura o alivio. Pero todavía puede obtener tratamiento que le haga sentirse lo más cómodo posible durante el tiempo que le queda. Usted y su médico pueden decidir cuándo podría estar listo para recibir cuidados paliativos al final de la vida.

Para obtener más información, vea los temas:

El Instituto Nacional del Cáncer brinda información adicional sobre el cáncer de páncreas en www.cancer.gov/cancertopics/types/pancreatic.

Tratamiento complementario

A veces, las personas usan terapias complementarias junto con tratamiento médico para ayudar a aliviar los síntomas y los efectos secundarios de los tratamientos para el cáncer. Algunas de las terapias complementarias que pueden ser útiles incluyen:

Estos tratamientos de cuerpo y mente pueden ayudarle a sentirse mejor. Pueden hacer más fácil sobrellevar el tratamiento. También pueden reducir el dolor crónico en la parte baja de la espalda, el dolor articular, los dolores de cabeza y el dolor de los tratamientos.

Antes de probar una terapia complementaria, hable con su médico sobre los posibles beneficios y efectos secundarios. Informe a su médico si ya está usando alguna de esas terapias. No tienen como fin reemplazar el tratamiento médico estándar.

Tratamiento en el hogar

Manejo de los efectos secundarios

Los efectos secundarios del tratamiento de cáncer pueden ser graves. Los hábitos saludables, como seguir una dieta equilibrada, dormir lo suficiente y hacer ejercicio, pueden ayudarle a controlar sus síntomas. Su médico también puede darle medicinas para ayudarle con ciertos efectos secundarios, tales como medicamentos para controlar y prevenir náuseas y vómitos.

  • El tratamiento en el hogar para la fatiga incluye consejos sobre cómo manejar el cansancio que no desaparece con reposo o sueño. Por ejemplo, si tomar una ducha es una prioridad y la mañana es cuando usted tiene más energía, tome su ducha en la mañana.
  • El tratamiento en el hogar para las náuseas o vómito incluye detectar y tratar las señales tempranas de deshidratación, como sequedad en la boca o sensación de aturdimiento cuando se pone de pie. Consumir comidas más pequeñas puede ayudar. Y también un poco de dulces de jengibre o té de jengibre.
  • El tratamiento en el hogar para la diarrea incluye permitir que el estómago descanse y estar alerta a las señales de deshidratación. Consulte con su médico antes de usar cualquier medicamento sin receta para la diarrea. Asegúrese de beber suficiente líquido.
  • El tratamiento en el hogar para el estreñimiento consiste en asegurarse de tomar suficientes líquidos e incorporar frutas, verduras y fibra en su dieta diaria. No use un laxante sin hablar primero con su médico.
  • El tratamiento en el hogar para las llagas bucales incluye vigilar lo que come y bebe y enjuagarse regularmente con un enjuague bucal o un antiácido.

Otros síntomas que pueden tratarse en casa incluyen:

  • Problemas para dormir. Si tiene problemas para dormir, algunos consejos para manejar los problemas del sueño pueden ayudar.
  • La caída del cabello puede ser inevitable. Pero usted puede disminuir la irritación del cuero cabelludo usando champús suaves y evitando productos que dañen el cabello.
  • Dolor. Hay muchos tratamientos en el hogar que pueden ayudar cuando tiene dolor, como analgésicos de venta libre, almohadillas térmicas o compresas frías.

Nutrición

El cáncer de páncreas y sus tratamientos pueden hacer que pierda el apetito. Y el cáncer puede hacer que su cuerpo tenga más dificultad para obtener lo que necesita de los alimentos. Esto puede hacer que adelgace y se debilite. De modo que es importante que preste atención a lo que come.

Un dietista puede ayudarle a planificar comidas que le darán la mayor cantidad de energía. También podría necesitar suplementos.

Cómo controlar el estrés

Tener cáncer y recibir tratamiento para el mismo puede ser muy estresante. Hay pasos que usted puede tomar para reducir su estrés. Algunas personas encuentran que les ayuda hablar de sus sentimientos con sus familiares y amigos. Otras descubren que lo que necesitan es pasar tiempo a solas.

Si su reacción emocional al cáncer se interpone en su capacidad para tomar decisiones de salud, es importante hablar con su médico. Es posible que su centro de tratamiento para el cáncer ofrezca servicios psicológicos o financieros. Y la filial local de la Sociedad Americana contra el Cáncer (American Cancer Society) puede ayudarle a encontrar un grupo de apoyo.

Tener cáncer puede cambiar su vida de muchas maneras. Para encontrar ayuda en cómo manejar estos cambios, vea el tema Cómo conseguir apoyo cuando tiene cáncer.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Cancer Society (ACS)
250 Williams Street NW
Atlanta, GA 30303
www.cancer.org
National Cancer Institute (NCI)
www.cancer.gov (o https://livehelp.cancer.gov/app/chat/chat_launch para ayuda en línea en vivo)

Referencias

Citas bibliográficas

  1. American Cancer Society (2011). Cancer Facts and Figures 2011. Atlanta: American Cancer Society. Available online: http://www.cancer.org/acs/groups/content/@epidemiologysurveilance/documents/document/acspc-029771.pdf.

Otras obras consultadas

  • American Cancer Society (2011). Treating pancreatic cancer. Detailed Guide: Pancreatic Cancer. Available online: http://www.cancer.org/Cancer/PancreaticCancer/DetailedGuide/index.
  • National Cancer Institute (2010). Pancreatic Cancer Treatment PDQ—Health Professional Version. Available online: http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/treatment/pancreatic/HealthProfessional.
  • National Cancer Institute (2010). Pancreatic Cancer Treatment PDQ—Patient Version. Available online: http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/treatment/pancreatic/Patient.
  • Royal RE, et al. (2008). Pancreatic cancer. In VT DeVita Jr et al., eds., DeVita, Hellman, and Rosenberg’s Cancer: Principles and Practice of Oncology, 8th ed., vol. 1, pp. 1086–1124. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisado14 noviembre, 2014

Revisado: 14 noviembre, 2014