Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Neuropatía diabética

Generalidades del tema

¿Qué es la neuropatía diabética?

Neuropatía significa enfermedad de los nervios o daño en los nervios. La neuropatía diabética es un daño en los nervios causado por la diabetes. Con frecuencia, las personas que tienen diabetes tienen niveles altos de azúcar en la sangre. Con el tiempo, los niveles altos de azúcar en la sangre pueden dañar los nervios de todo el cuerpo.

Existen tres tipos de neuropatía diabética.

  1. La neuropatía periférica es el daño en los nervios periféricos. Estos son los nervios que perciben el dolor, el tacto, el calor y el frío. También afectan el movimiento y la fuerza muscular. Los nervios de los pies y de la parte inferior de las piernas son los nervios afectados con mayor frecuencia. Este tipo de daño en los nervios puede provocar problemas graves en los pies. El daño suele empeorar lentamente, en el transcurso de meses o años.
  2. La neuropatía autónoma es el daño en los nervios autónomos. Estos nervios controlan factores como los latidos cardíacos, la presión arterial, la sudoración, la digestión, la orina y la función sexual.
  3. La neuropatía focal afecta a un solo nervio, por lo general en la muñeca, el muslo o el pie. También es posible que afecte a los nervios de la espalda y del pecho, y a aquellos que controlan los músculos oculares. Este tipo de daño en los nervios suele suceder repentinamente.

¿Cuál es la causa de la neuropatía diabética?

Con el tiempo, los niveles altos de azúcar en la sangre a causa de la diabetes pueden hacerle daño a nervios por todo el cuerpo. Cuanto más altos sean los niveles de azúcar en la sangre, más probabilidades tendrá de tener daño en los nervios. Por eso, es muy importante que controle el nivel de azúcar en la sangre durante toda su vida.

Cuantos más años tenga y cuanto más tiempo tenga diabetes, más probabilidades tendrá de tener daño en los nervios. Las personas que tienen diabetes y beben demasiado alcohol también tienen más probabilidades de tener daño en los nervios.

¿Cuáles son los síntomas?

Sus síntomas dependerán de qué nervios estén lesionados. Es posible que no pueda sentir dolor, especialmente en los pies. Esto puede provocar infecciones graves debido a que es posible que las llagas u otros problemas no se traten.

Cuando otras partes del cuerpo están afectadas, los síntomas pueden incluir:

  • Problemas de digestión, como abotagamiento, eructos, estreñimiento, náuseas y vómito, diarrea y dolor de estómago.
  • Problemas de temperatura corporal, como sudoración intensa por la noche o cuando come determinados alimentos. Es posible que algunas personas tengan una reducción de la sudoración, especialmente, en los pies y en las piernas.
  • Problemas para orinar, como dificultad para darse cuenta de cuándo la vejiga está llena o dificultad para vaciar la vejiga por completo.
  • Problemas sexuales, como problemas de erección en los hombres y sequedad vaginal en las mujeres.
  • Problemas del corazón y de los vasos sanguíneos, que provocan mala circulación o presión arterial baja. Esto puede causar mareos, debilidad o desmayos al ponerse de pie o al sentarse desde una posición recostada.
  • Problemas para percibir cuándo el nivel de azúcar en la sangre está bajo.

¿Cómo se diagnostica la neuropatía diabética?

Su médico verificará cuán bien siente el tacto leve y la temperatura, y evaluará su fortaleza y sus reflejos. Pueden hacerse pruebas, como un electromiograma y estudios de conducción nerviosa, para confirmar el diagnóstico. Es posible que necesite realizarse otras pruebas para ver qué tipo de neuropatía tiene y para ayudar a guiar su tratamiento.

Los médicos no pueden hacer pruebas para detectar todos los tipos de daño en los nervios. Por eso, es importante informar a su médico acerca de cualquier dolor o debilidad que sienta. También mencione si tiene sudoración intensa o mareos y cualquier cambio en la digestión, en la orina y en la función sexual.

¿Cómo se trata?

El tratamiento consiste en mantener los niveles de azúcar en la sangre dentro de su intervalo ideal. Esto no curará el daño en los nervios, pero puede ayudar a impedir que el daño empeore y el dolor podría mejorar.

Otros tratamientos dependen de sus síntomas:

  • El dolor puede tratarse con medicamentos.
  • Los problemas en el aparato digestivo o los problemas en los vasos sanguíneos pueden tratarse con medicamentos.
  • Los problemas de la presión arterial pueden tratarse con medicamentos y usando medias de soporte (también llamadas medias de compresión).
  • Los problemas sexuales pueden controlarse con medicamentos o dispositivos para mejorar las erecciones o con cremas lubricantes que ayudan a manejar la sequedad vaginal.
  • Puede usarse una tablilla (férula) o un aparato ortopédico para un nervio comprimido.

Cuando tiene diabetes, podría tener una llaga u otro problema en los pies sin notarlo. Revísese los pies todos los días. Un problema en los pies no tratado puede provocar una infección grave o incluso una amputación.

Sea claro con su médico sobre qué le está ayudando a sentirse mejor y qué no. Usted y su médico pueden trabajar en conjunto para encontrar el tratamiento que más le ayude.

¿Puede prevenirse la neuropatía diabética?

Mantener los niveles de azúcar en la sangre dentro de su intervalo ideal, establecido con su médico, puede ayudar a prevenir que alguna vez se desarrolle la neuropatía. La mejor manera de hacer esto es revisando su azúcar en la sangre y ajustando su tratamiento. También es importante alcanzar y mantener un peso saludable haciendo ejercicio y comiendo alimentos saludables.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca de la neuropatía diabética:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Cómo vivir con neuropatía diabética:

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud. Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.
  Diabetes: Cómo cuidarse los pies

Las Herramientas interactivas le ayudan a la gente a determinar los riesgos de salud, el peso ideal, la frecuencia cardíaca deseable y mucho más. Las Herramientas interactivas están diseñadas para ayudarle a la gente a determinar los riesgos de salud, el peso ideal, la frecuencia cardíaca deseable y mucho más.
  Herramienta interactiva: ¿Está deprimido?

Síntomas

La neuropatía diabética, especialmente la neuropatía periférica, puede no causar ningún síntoma perceptible al principio. Si tiene diabetes, es importante realizarse chequeos médicos regulares para detectar señales de neuropatía y tratar los problemas antes de que se agraven.

Es posible que los síntomas de la neuropatía diabética varíen según el tipo de neuropatía que tenga.

Síntomas de la neuropatía periférica

La neuropatía periférica tiende a desarrollarse lentamente durante meses o años. En general, los síntomas pueden incluir:

  • Reducción de la sensibilidad o entumecimiento en los pies.
  • Con el tiempo, opresión, ardor o dolor lacerante o punzante en los pies, las manos u otras partes del cuerpo. Pueden desarrollarse deformidades en los huesos y las articulaciones, especialmente en los pies (como el pie de Charcot).
  • Reducción importante o aumento importante de la sensibilidad al tacto leve o a la temperatura.
  • Debilidad y pérdida del equilibrio y de la coordinación.

Síntomas de la neuropatía autónoma

La neuropatía autónoma puede afectar la digestión, la capacidad del cuerpo de regular la temperatura, la orina, la función sexual y la función del corazón y de los vasos sanguíneos, incluyendo la presión arterial. Es posible que los síntomas empeoren durante el embarazo. En general, los síntomas pueden incluir:

  • Abotagamiento, eructos, estreñimiento, acidez estomacal, náuseas y vómito, diarrea y dolor abdominal frecuentes. Estos síntomas pueden indicar gastroparesia, una afección que hace que el estómago se vacíe mucho más lento de lo normal.
  • Extrema sudoración en el torso, en la cara o en el cuello por la noche o al comer determinados alimentos, como alimentos picantes y quesos. Es posible que algunas personas tengan una reducción de la sudoración, especialmente, en los pies y en las piernas.
  • Dificultad para darse cuenta de cuándo la vejiga está llena o problemas para vaciar la vejiga por completo.
  • Problemas sexuales, como problemas de erección en los hombres y sequedad vaginal en las mujeres.
  • Mareos, debilidad o desmayos al ponerse de pie o al sentarse desde una posición recostada (hipotensión ortostática).
  • Dificultad para saber cuándo su nivel de azúcar en la sangre está bajo (falta de conciencia de su hipoglucemia).

Síntomas de la neuropatía focal

Los síntomas de neuropatía focal suelen aparecer repentinamente. Estos pueden incluir:

  • Dolor, debilidad y problemas motores en una zona única del cuerpo, como la muñeca, el muslo o el pie. En casos de un nervio pinzado o comprimido, pueden desarrollarse molestias y dolor en forma más gradual durante varias semanas o meses.
  • Dolor en uno de los ojos y a su alrededor, dificultad para mover un ojo y visión doble. A veces, la neuropatía focal puede afectar los nervios que controlan los músculos oculares.

Los síntomas de la neuropatía focal suelen mejorar con el tiempo. Pero la neuropatía focal puede ser permanente.

Exámenes y pruebas

Un diagnóstico de neuropatía diabética se basa en gran medida en sus síntomas, historial de salud y examen físico. Durante un examen físico, su médico puede evaluar qué tan bien siente el tacto leve, la temperatura, el dolor, la vibración y el movimiento. Su médico también puede verificar su fortaleza y sus reflejos. Pueden hacerse una electromiografía (EMG) y estudios de conducción nerviosa para confirmar un diagnóstico. Estas pruebas miden qué tan bien y con qué rapidez los nervios conducen los impulsos eléctricos. Cuando hay un daño en los nervios, la velocidad de la función nerviosa disminuye.

Los problemas asociados con la neuropatía autónoma, la cual afecta los nervios que controlan las funciones internas, pueden ser difíciles de diagnosticar. Cuando se desarrollan síntomas nuevos, es posible que se necesiten más pruebas para diagnosticar el problema, identificar la causa y guiar el tratamiento. Por ejemplo, puede hacerse un estudio que mide la rapidez con la que el estómago se vacía si síntomas como abotagamiento, indigestión o vómito sugieren gastroparesia, una afección que hace que el estómago demore demasiado tiempo en vaciarse.

Los problemas nerviosos en personas que tienen diabetes pueden ser causados por otras afecciones, como la enfermedad renal, la dependencia del alcohol o una deficiencia de vitamina B12. Pueden usarse una variedad de pruebas de laboratorio (como un hemograma completo) para detectar afecciones diferentes a la diabetes que puedan estar causando síntomas. Sus síntomas y su historial de salud determinarán qué pruebas son necesarias.

Detección temprana

Para algunas enfermedades, los médicos pueden usar pruebas de detección para detectar problemas antes de que usted tenga algún síntoma. Pero los médicos no pueden hacer pruebas para detectar todos los tipos de neuropatía autónoma o focal. Por eso, es importante informar a su médico cualquier dolor, debilidad o problema motor que tenga. También mencione cualquier cambio en la digestión, en la orina, en la función sexual, en la sudoración o la aparición de mareos. Su médico también buscará señales de neuropatía autónoma durante sus exámenes físicos.

La Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association o ADA, por sus siglas en inglés) recomienda que las personas que tienen diabetes vean a un médico para que en todas las consultas les examine los pies, a fin de detectar piel resquebrajada o descamada, exceso o reducción de la sudoración, ampollas, callosidades, llagas, señales de infección, anormalidades en los huesos y las articulaciones, y para que les examine la marcha y el equilibrio. La ADA también recomienda que un médico le haga un examen completo de los pies, al menos una vez al año.1 Este examen puede detectar una pérdida de sensibilidad en sus pies, lo que puede conducir a problemas más graves en los pies.

Generalidades del tratamiento

Un buen control de la diabetes con el tiempo es la clave para tratar la neuropatía diabética. No existe cura para la neuropatía, pero mantener su azúcar en la sangre dentro de un intervalo ideal puede reducir los síntomas e impedir que empeoren.

Para ayudar a controlar su diabetes, coma alimentos que sean buenos para usted y haga ejercicio. Controlar la diabetes significa mantener los niveles de azúcar en la sangre (A1c) dentro del intervalo ideal. Esta será la medida más útil para ayudar a prevenir que la neuropatía diabética empeore.

Tratamiento inicial y continuo

El tratamiento para la neuropatía diabética depende de sus síntomas y del tipo de neuropatía que tenga. En general, el tratamiento se centra en reducir los síntomas actuales y en prevenir que la afección empeore, manteniendo el nivel de azúcar en la sangre dentro de su intervalo ideal. Usted puede mantener los niveles de azúcar en la sangre dentro del intervalo ideal usando su insulina o tomando los medicamentos orales para la diabetes según lo indicado, revisándose los niveles de azúcar en la sangre, siguiendo su dieta para la diabetes, haciendo ejercicio y consultando a su médico en forma regular.

Además, es importante cuidarse adecuadamente los pies cuando tiene neuropatía diabética. La neuropatía diabética puede causar una pérdida de la sensibilidad en los pies. Es posible que no note una llaga u otro problema en los pies. Sin un cuidado adecuado de los pies, una llaga en los pies sin tratar puede provocar una infección grave o, posiblemente, una amputación. Para más información, vea:

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes: Cómo cuidarse los pies.

También es aconsejable mantener hábitos saludables, por ejemplo, consultar a su médico en forma regular, controlar la presión arterial, seguir una dieta balanceada, hacer ejercicio en forma regular, no fumar y limitar o evitar el consumo de alcohol. El tratamiento adicional depende del tipo específico de neuropatía diabética que tenga además de sus síntomas actuales.

Muchas personas con neuropatía periférica tienen dolor de leve a grave en partes específicas del cuerpo. Hable con su médico sobre el tratamiento que pueda reducir su dolor y mejorar sus funciones físicas, su estado de ánimo y su bienestar mental. Algunas personas encuentran útiles estos tratamientos:

  • Medicamentos, como analgésicos (medicamentos para el dolor) o cremas para aliviar el dolor. Los medicamentos recetados que suelen usarse para reducir el dolor causado por la neuropatía diabética pueden incluir medicamentos que se usan con mayor frecuencia para tratar la depresión, como los antidepresivos tricíclicos y el clorhidrato de duloxetina antidepresivo, y los medicamentos que controlan las convulsiones, como la pregabalina y la gabapentina. Estos medicamentos pueden probarse para reducir su dolor aunque no tenga depresión ni convulsiones.
  • Terapias complementarias, como la acupuntura y la biorretroalimentación.
  • Fisioterapia, como los ejercicios, el estiramiento y los masajes. Si le indican usar calor o hielo, tenga cuidado. La neuropatía puede hacer que le resulte difícil sentir los cambios de temperatura.
  • Neuroestimulación eléctrica transcutánea (TENS, por sus siglas en inglés), que es un tipo de terapia que reduce el dolor aplicando impulsos breves de electricidad a las terminaciones nerviosas en la piel.

La neuropatía autónoma, que afecta los nervios que controlan las funciones internas, puede afectar la digestión, la orina, la sudoración, la función sexual, la presión arterial y otras funciones involuntarias del cuerpo. Algunos síntomas de la neuropatía autónoma pueden ser difíciles de manejar, pero otros responden bien al tratamiento:

  • Estreñimiento leve. Puede ser útil comer con frecuencia comidas pequeñas ricas en fibra y bajas en grasa.
  • Diarrea frecuente. Puede ser útil comer alimentos ricos en fibra. Es posible que necesite medicamentos que disminuyen la rapidez con la que los alimentos digeridos y los desechos circulan por los intestinos, o es posible que necesite antibióticos como la amoxicilina, el metronidazol o la tetraciclina.
  • Gastroparesia leve. Esta es una afección que hace que el estómago se vacíe muy lentamente. Puede mejorar si come con frecuencia comidas pequeñas bajas en fibra y grasa. También puede ser necesario tomar medicamentos que ayuden al estómago a vaciarse más rápidamente. Controlar los niveles de azúcar en la sangre puede reducir los síntomas de la gastroparesia.
  • Sudoración anormal. Si suda mucho, intente evitar la humedad y el calor intensos. Si no suda lo suficiente, puede usar humectantes para aliviar la piel seca o resquebrajada. Beber más agua puede prevenir acalorarse. Intente evitar lugares muy calurosos o muy fríos.
  • Falta de conciencia del nivel bajo de azúcar en la sangre. Esto también se llama falta de conciencia de la hipoglucemia. Usted puede ajustar su insulina y permitir que los niveles de azúcar en la sangre sean un poco más altos que el intervalo ideal. Por lo general, se recomienda que mantenga su A1c en un intervalo ideal.
  • Problemas urinarios. Los problemas urinarios pueden tratarse con antibióticos para infecciones del tracto urinario y con medicamentos para mejorar el control de la vejiga.
  • Problemas sexuales. Es posible que su médico le sugiera usar medicamentos o dispositivos para mejorar las erecciones. O es posible que necesite lubricantes y cremas de estrógeno sin receta para la sequedad vaginal.
  • Problemas de presión arterial. La presión arterial alta puede tratarse con inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ACE, por sus siglas en inglés), como benazepril y enalapril. La presión arterial baja puede tratarse con medicamentos y usando medias de soporte (también llamadas medias de compresión).

Tratamiento si la afección empeora

Si la neuropatía diabética empeora, puede tener problemas graves como gastroparesia grave, infecciones en la vejiga o problemas en los pies. Además de mantener su azúcar en la sangre dentro de su intervalo ideal y de cuidarse bien los pies, es posible que necesite recibir tratamiento adicional si la neuropatía diabética avanza.

La neuropatía diabética es un factor de riesgo importante para las infecciones de los pies o para las llagas en los pies que conducen a amputación. Es posible tener desfiguración permanente en uno o ambos pies (como el pie de Charcot) a causa de la neuropatía diabética. A veces, se necesita cirugía para corregir deformidades en las articulaciones que pueden ser consecuencia del pie de Charcot. Vea una imagen del pie de Charcot.

La gastroparesia grave puede requerir otro tratamiento, como medicamentos que vacían el estómago más rápidamente o una sonda de alimentación que se inserta en el estómago.

Las infecciones graves en la vejiga u otros problemas en la vejiga, como la pérdida del control, pueden requerir pruebas de diagnóstico y tratamientos adicionales, como medicamentos o cirugía para mejorar la función de la vejiga.

Además, es común experimentar síntomas de depresión con cualquier enfermedad crónica, como la diabetes o la neuropatía diabética. Buscar ayuda para la depresión puede mejorar su bienestar general y ayudar al tratamiento de su afección.

Herramienta interactiva: ¿Está deprimido?

Para pensar

Independientemente de lo que usted o su médico intenten, es posible que usted no pueda evitar sentir dolor. Sea claro con su médico sobre qué le está ayudando y qué no. Usted y su médico pueden trabajar en conjunto para encontrar la combinación correcta de medicamentos y otros tratamientos para ayudarle lo más posible.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Diabetes Association (ADA)
Dirección del sitio web: www.diabetes.org

National Diabetes Information Clearinghouse (NDIC) (U.S.)
Dirección del sitio web: www.diabetes.niddk.nih.gov

Referencias

Citas bibliográficas

  1. American Diabetes Association (2013). Standards of medical care in diabetes—2013. Diabetes Care, 36(Suppl 1): S11–S66.

Otras obras consultadas

  • American Diabetes Association (2005). Diabetic neuropathies. Position statement. Diabetes Care, 28(4): 956–962.
  • American Diabetes Association (2013). Standards of medical care in diabetes—2013. Diabetes Care, 36(Suppl 1): S11–S66.
  • Brannagan TH (2010). Acquired neuropathies. In LP Rowland, TA Pedley, eds., Merritt's Neurology, 12th ed., chap. 134, pp. 832–833. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Brownlee M, et al. (2011). Complications of diabetes mellitus. In S Melmed et al., eds., Williams Textbook of Endocrinology, 12th ed., pp. 1462–1551. Philadelphia: Saunders.
  • Freeman R (2010). Diabetic neuropathy. In RS Beaser, ed., Joslin’s Diabetes Deskbook: A Guide for Primary Care Providers, 2nd ed., pp. 499–522. Boston, MA: Joslin Diabetes Center.
  • Hunt DL (2011). Diabetes: Foot ulcers and amputations, search date September 2010. Online version of BMJ Clinical Evidence: http://www.clinicalevidence.com.
  • Masharani U, German MS (2011). Pancreatic hormones and diabetes mellitus. In DG Gardner, D Shoback, eds., Greenspan's Basic and Clinical Endocrinology, 9th ed., pp. 573–655. New York: McGraw-Hill.
  • Molitch ME, Genuth S (2006). Complications of diabetes mellitus. In DC Dale, DD Federman, eds., ACP Medicine, section 9, chap. 3. New York: WebMD.
  • National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (2008). Diabetic Neuropathies: The Nerve Damage of Diabetes (NIH Publication No. 08–3185). Available online: http://diabetes.niddk.nih.gov/dm/pubs/neuropathies/neuropathies.pdf.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Barrie J. Hurwitz, MD - Neurología
Última revisión 12 abril, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.