Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Hierro (Fe)

Generalidades de la prueba

La prueba de hierro analiza la cantidad de hierro en la sangre para ver lo bien que se metaboliza el hierro en el cuerpo. El hierro (Fe) es un mineral necesario para la hemoglobina, que es la proteína de los glóbulos rojos que transporta el oxígeno. El hierro también es necesario para la energía, los músculos fuertes y la función de los órganos.

Aproximadamente el 70% del hierro del cuerpo está ligado a la hemoglobina en los glóbulos rojos. El resto está ligado a otras proteínas (transferrina en la sangre o ferritina en la médula ósea) o almacenado en otros tejidos del cuerpo. Cuando los glóbulos rojos mueren, su hierro es liberado y transportado por la transferrina a la médula ósea y a otros órganos, como el hígado y el bazo. En la médula ósea, el hierro se almacena y se utiliza como sea necesario para elaborar nuevos glóbulos rojos.

La fuente de todo el hierro del cuerpo son los alimentos, como hígado y otras carnes, huevos, pescado y verduras de hojas verdes. El cuerpo necesita más hierro en tiempos de crecimiento (como durante la adolescencia), en el embarazo, durante la lactancia materna o cuando hay niveles bajos de hierro en el cuerpo (como después de sangrar).

Los hombres adultos sanos obtienen el hierro suficiente de los alimentos que comen. Los hombres tienen reservas suficientes de hierro en el cuerpo para varios años, aun si no toman nada de hierro nuevo. Los hombres raramente desarrollan una deficiencia de hierro debido a su alimentación. En cambio, las mujeres pueden perder grandes cantidades de hierro debido al sangrado menstrual, durante el embarazo o durante la lactancia materna. Por ello, las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de desarrollar una deficiencia de hierro y podrían necesitar tomar un suplemento de hierro. A menudo, la deficiencia de hierro en hombres y en mujeres después de la menopausia se origina por un sangrado anormal, por lo general, del tracto gastrointestinal, como úlceras en el estómago o cáncer de colon.

La prueba de hierro analiza:

  • La cantidad de hierro ligado a la transferrina en la sangre (suero).
  • La cantidad de hierro necesario para ligar toda la transferrina. Este valor se llama capacidad total de fijación de hierro (TIBC, por sus siglas en inglés).
  • El porcentaje de transferrina con hierro ligado. Este valor se llama saturación de transferrina.

Por qué se hace

La prueba de hierro se hace para:

Cómo prepararse

No tome suplementos de hierro durante 12 horas antes de hacerse una prueba de hierro.

Los niveles de hierro cambian a lo largo del día, así que es mejor hacer las pruebas de hierro por la mañana, cuando los niveles de hierro alcanzan los valores más altos.

Cómo se hace

El profesional de la salud que le extraiga sangre:

  • Le ajustará una banda elástica alrededor de la parte superior del brazo para detener el flujo de sangre. Esto hace que las venas por debajo de la banda se agranden y sea más fácil insertar la aguja en la vena.
  • Limpiará con alcohol el lugar de inserción de la aguja.
  • Insertará la aguja en la vena. Es posible que necesite más de un pinchazo con la aguja.
  • Conectará un tubo a la aguja para llenarlo de sangre.
  • Le quitará la banda del brazo cuando haya extraído la sangre necesaria.
  • Colocará una almohadilla de gasa o una bolita de algodón en el sitio de la punción al retirar la aguja.
  • Presionará el lugar de inserción y, luego, le pondrá una venda.

Qué se siente

La muestra de sangre se toma de una vena del brazo. Se coloca una banda elástica alrededor de la parte superior del brazo. Es posible que la sienta apretada. Es posible que no sienta en absoluto la aguja o que solo sienta un rápido piquete o pinchazo.

Riesgos

Las probabilidades de que surja un problema a partir de la extracción de una muestra de sangre de una vena son muy bajas.

  • Le puede salir un pequeño moretón en el sitio de la punción. Usted puede reducir las probabilidades de desarrollar un moretón al aplicar presión en el lugar durante varios minutos.
  • En casos poco comunes, la vena puede hincharse después de que le tomen la muestra de sangre. Este problema se llama flebitis. Para tratarlo, se puede aplicar una compresa tibia varias veces al día.
  • El sangrado continuo puede representar un problema para las personas con trastornos de sangrado. La aspirina, la warfarina (como Coumadin) y otros medicamentos anticoagulantes pueden aumentar las probabilidades de sangrado. Si tiene problemas de sangrado o de coagulación, o si está tomando anticoagulantes, dígaselo a su médico antes de que le saquen la muestra de sangre.

Resultados

La prueba de hierro analiza la cantidad de hierro en la sangre para ver lo bien que se metaboliza el hierro en el cuerpo.

Valores normales

Los valores normales enumerados aquí, llamados límites de referencia, son solo una guía. Estos límites varían de un laboratorio a otro, y su laboratorio puede tener límites diferentes para indicar lo que es normal. El informe de laboratorio debe incluir los límites que usa su laboratorio. Además, su médico evaluará los resultados en función de su salud y de otros factores. Esto significa que un resultado que esté fuera de los valores normales enumerados aquí aún puede ser normal para usted o su laboratorio.

Hierro sérico 1
Hombres:

70–175 microgramos por decilitro (mcg/dL) o 12.5–31.3 micromoles por litro (mcmol/L)

Mujeres:

50–150 mcg/dL o 8.9–26.8 mcmol/L

Niños:

50–120 mcg/dL o 9.0–21.5 mcmol/L

 

Capacidad total de fijación de hierro (TIBC) 1
Hombres y mujeres:

250–450 mcg/dL o 45–76 mcmol/L

 

Saturación de transferrina 1
Hombres:

10%–50%

Mujeres:

15%–50%

 

Valores altos y bajos

Los valores de hierro sérico, capacidad total de fijación de hierro (TIBC) y saturación de transferrina se usan para ver si la cantidad baja de hierro en el cuerpo se debe a una anemia por deficiencia de hierro u otra afección. Los valores también se utilizan para ver si una cantidad alta de hierro se debe a la hemocromatosis u otra afección. Otras afecciones que afectan los niveles de hierro, TIBC y saturación de transferrina incluyen:

  • Anemia hemolítica. Produce una cantidad baja de la hemoglobina que transporta oxígeno y que se encuentra en los glóbulos rojos. A menudo, los niveles de hierro son normales.
  • Talasemia. Es un trastorno de la sangre que se transmite en las familias (hereditario). Cambia la forma en que el cuerpo produce la hemoglobina. A menudo, los niveles de hierro son normales, pero los niveles de ferritina pueden ser altos si la persona ha tenido muchas transfusiones de sangre.
  • Cirrosis. Es una afección que ocurre cuando la inflamación y la cicatrización dañan el hígado.
  • Intoxicación por plomo. Se desarrolla a lo largo de meses o años de exposición a pequeñas cantidades de plomo en el ambiente.
  • Anemia por deficiencia de hierro. Ocurre cuando los niveles bajos de hierro causan una cantidad baja de la hemoglobina que transporta oxígeno en los glóbulos rojos. Los niveles de hierro son bajos, la saturación de transferrina es alta y el nivel de ferritina es bajo.
  • Artritis reumatoide. Esta forma de artritis inflama las membranas o los tejidos que recubren las articulaciones.
  • Uso excesivo de suplementos de hierro.
  • Sangrado.
  • Insuficiencia renal.
  • Infección grave.

Qué afecta esta prueba

Es posible que no pueda realizarse la prueba o que los resultados no sean útiles por los siguientes motivos:

  • Tomar medicamentos, como cloranfenicol, píldoras anticonceptivas, corticotropina, estrógeno, aspirina y suplementos de hierro.
  • Usar algunos remedios herbarios, sobre todo hierba de San Juan y palma enana americana.
  • Tomar suplementos de vitamina B12 en las 48 horas anteriores a la prueba de hierro.
  • No dormir lo suficiente (privación del sueño).
  • Tener mucho estrés.
  • Haber tenido una transfusión de sangre en los últimos 4 meses.

Para pensar

  • Tomar suplementos de hierro para el cansancio puede enmascarar un problema de hierro. Hable con su médico antes de tomar suplementos de hierro.
  • Los niveles de hierro cambian durante el día. Es mejor hacer las pruebas de hierro por la mañana, cuando los niveles de hierro alcanzan los valores más altos.
  • Los resultados de una prueba de hierro también se comparan con los resultados de un hemograma completo (CBC, por sus siglas en inglés) y de las pruebas de ferritina y transferrina. A menudo, la prueba de ferritina es mejor que una prueba de hierro para ver si hay una deficiencia de hierro. Por lo general, la prueba de hierro y la prueba de ferritina se hacen al mismo tiempo. Para obtener más información, vea los temas Hemograma completo (CBC) y Ferritina.
  • Una prueba llamada prueba de tinción de siderocitos analiza el número de glóbulos rojos que tienen partículas de hierro no ligado a la hemoglobina (siderocitos). Normalmente, hay cantidades muy bajas de siderocitos en la sangre. Los niveles altos de siderocitos en adultos pueden indicar que hay un tipo de anemia, sobrecarga de hierro, intoxicación por plomo, hemocromatosis o una infección grave.
  • Cuando se diagnostica una anemia por deficiencia de hierro, se debe encontrar y tratar la fuente de la anemia. La deficiencia de hierro puede ser causada por la pérdida de sangre a largo plazo (crónica) por sangrado menstrual abundante, embarazo, no consumir suficiente hierro en la dieta, o sangrado del tracto intestinal (por úlceras, pólipos de colon, cáncer de colon, hemorroides u otras afecciones). En raras ocasiones, se puede perder demasiado hierro a través de la piel (debido a una enfermedad como la psoriasis) o en la orina. La anemia por deficiencia de hierro se puede tratar fácilmente con suplementos de hierro, pero es fundamental identificar y detener la pérdida de hierro.
  • La hemocromatosis se puede tratar con medicamentos para ayudar al cuerpo a deshacerse del hierro sobrante. También se puede hacer un procedimiento llamado flebotomía para eliminar hierro del cuerpo.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.

Otras obras consultadas

  • Chernecky CC, Berger BJ (2008). Laboratory Tests and Diagnostic Procedures, 5th ed. St. Louis: Saunders.
  • Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby’s Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby Elsevier.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Joseph O'Donnell, MD - Hematología, Oncología
Última revisión 6 agosto, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.