Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Autoexamen vaginal (VSE)

Generalidades de la prueba

El autoexamen vaginal es una manera de que una mujer examine su vulva y su vagina. El autoexamen vaginal puede ayudarla a entender mejor su cuerpo, los cambios que tienen lugar durante el ciclo menstrual y cualquier problema que pueda requerir atención médica. Vea una imagen de la vulva.

El mejor momento para hacerse un autoexamen vaginal es entre los períodos menstruales. El autoexamen vaginal no debe sustituir a un examen pélvico regular por su médico.

Por qué se hace

El autoexamen vaginal se puede hacer para:

  • Ayudarla a aprender más sobre su cuerpo y lo que es normal para usted.
  • Ayudarla a detectar llagas vaginales, flujo anormal u otros problemas, como verrugas genitales.

Cómo prepararse

Para hacerse un autoexamen vaginal, necesitará:

  • Una pequeña linterna o una habitación con buena iluminación.
  • Un espejo de mano con un mango largo.

Elija un momento en que no esté teniendo su período menstrual. No use cremas ni lavados vaginales antes de hacerse el examen.

Cómo se hace

Deberá quitarse la ropa de la cintura para abajo. Tenga el espejo y la linterna en donde pueda alcanzarlos fácilmente. Lávese las manos. Siéntese en el piso, en una cama o en un sofá y apoye la espalda sobre almohadas. Flexione las rodillas, coloque los pies cerca de los glúteos, inclínese ligeramente hacia atrás y separe las rodillas para que se pueda ver su área genital.

Sostenga o apoye el espejo en frente de su área genital. Observe:

  • Los labios carnosos exteriores e interiores de la vulva.
  • El bulto de tejido cubierto por una capucha de piel en la parte delantera de los labios (llamado clítoris). El clítoris es el área principal que es estimulada durante la actividad sexual.
  • La abertura de la uretra por donde fluye la orina de su cuerpo.
  • La abertura de la vagina.
  • La abertura del ano.

Haga que la luz se refleje en el espejo para que pueda ver claramente el área vaginal. Luego, utilice sus dedos para separar los labios vaginales. Ajuste la luz y el espejo hasta que pueda ver al interior de la vagina. Debe poder ver las paredes de color rosa rojizo de la vagina, que tiene pequeños dobleces o surcos conocidos como pliegues vaginales.

Vea su flujo vaginal. El flujo vaginal normal puede ser de transparente a blanco turbio, de olor ligeramente ácido (como vinagre), espeso o aguado, y cambia un poco a lo largo del ciclo menstrual. Para obtener más información, vea el tema Calendario de fertilidad.

Qué se siente

Relaje los músculos de la pelvis y del abdomen todo lo que pueda durante el autoexamen vaginal. Debe sentir poca o nada de incomodidad por el examen, a menos que tenga una infección vaginal o una llaga abierta.

Riesgos

Normalmente, no surge ningún problema por hacerse un autoexamen vaginal.

Resultados

El autoexamen vaginal es una manera de que una mujer examine su vulva y su vagina. Debe informar a su médico acerca de cualquier problema que encuentre.

Autoexamen vaginal
Normal:

La vulva no tiene llagas ni otros crecimientos, como verrugas genitales.

Las paredes vaginales son de color rosa rojizo y tienen pliegues o surcos. No se observan llagas ni crecimientos.

El flujo normal es claro y aguado, o blanco y cremoso. El flujo no tiene mal olor, no es sanguinolento, ni se ve grumoso (queso cottage).

Anormal:

Pueden estar presentes llagas o manchas rugosas y abultadas en la piel (como verrugas genitales). El enrojecimiento y la comezón en los labios pueden indicar una irritación (a partir de productos de higiene femenina o la actividad sexual) o infecciones (como el herpes genital u otra infección de transmisión sexual).

El flujo vaginal con mal olor puede indicar la presencia de una infección, como la tricomoniasis. El flujo que se ve como grumos puede indicar la presencia de una candidiasis vaginal.

Qué afecta esta prueba

Los motivos por los que es posible que no pueda realizarse un autoexamen vaginal incluyen:

  • Está teniendo su período menstrual.
  • Se hizo un lavado vaginal o utilizó productos vaginales antes del autoexamen.

Para pensar

  • El autoexamen vaginal no debe sustituir a un examen pélvico regular y a una prueba de Papanicolaou realizados por su médico. Para obtener más información, vea los temas Examen pélvico y Prueba de Papanicolaou.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Krantz KE (2007). Anatomy of the female reproductive system. In AH DeCherney et al., eds., Current Diagnosis and Treatment Obstetrics and Gynecology, 10th ed., pp. 5–55. New York: McGraw-Hill.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Sarah Marshall, MD - Medicina familiar
Femi Olatunbosun, MB, FRCSC - Obstetricia y ginecología
Última revisión 27 enero, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.