Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Tomografía por emisión de positrones (PET)

Generalidades de la prueba

La tomografía por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés) es una prueba que utiliza un tipo especial de cámara y un marcador (sustancia química radiactiva) para examinar órganos en el cuerpo. Por lo general, el marcador es una forma especial de una sustancia (como la glucosa) que se acumula en las células que están utilizando una gran cantidad de energía, como las células cancerosas.

Durante la prueba, el líquido marcador se coloca en una vena (por vía intravenosa o IV) del brazo. El marcador se mueve por su cuerpo, donde la mayor parte de este se acumula en el órgano o el tejido específicos. El marcador emite pequeñas partículas con carga positiva (positrones). La cámara registra los positrones y convierte lo registrado en imágenes en una computadora.

Las imágenes de la PET no muestran tantos detalles como las de la tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés) o las del examen de imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés), ya que las imágenes solo muestran la ubicación del marcador. Las imágenes de la PET se pueden comparar con las de una tomografía computarizada para obtener información más detallada sobre la ubicación del marcador.

A menudo, la PET se utiliza para evaluar el cáncer, revisar el flujo de sangre o ver cómo están funcionando los órganos.

Por qué se hace

La tomografía por emisión de positrones (PET) se hace para:

  • Estudiar el flujo de sangre del cerebro y la actividad metabólica. La PET puede ayudar al médico a encontrar problemas del sistema nervioso, como enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple, accidente isquémico transitorio (AIT), esclerosis lateral amiotrófica (ALS, por sus siglas en inglés), enfermedad de Huntington, ataque cerebral, y esquizofrenia.
  • Encontrar cambios en el cerebro que puedan causar epilepsia.
  • Evaluar algunos tipos de cáncer, especialmente linfoma o cáncer de cabeza y cuello, de cerebro, de pulmón, de colon o de próstata. En sus primeras etapas, el cáncer se puede ver con mayor claridad en una PET que en una CT o en un examen de MRI.
  • Ver lo avanzado que está el cáncer y si se ha extendido (metastatizado) a otra zona del cuerpo. A menudo, es necesario hacer tanto una CT como una PET para evaluar el cáncer.
  • Ayudar al médico a elegir el mejor tratamiento para el cáncer o a ver lo bien que está funcionando el tratamiento. También se puede realizar una PET para ver si se puede hacer una cirugía para extirpar un tumor.
  • Ayudar a diagnosticar la enfermedad de Alzheimer cuando los síntomas no son claros o si la persona tiene síntomas de demencia a una edad temprana (generalmente antes de los 65 años).1 Esto se llama imagen de amiloide.
  • Encontrar un flujo de sangre insuficiente al corazón, lo que podría indicar la presencia de una enfermedad de las arterias coronarias.
  • Detectar daños en los tejidos del corazón, especialmente después de un ataque al corazón.
  • Ayudar a elegir el mejor tratamiento, como la cirugía de injerto de derivación ("bypass") de las arterias coronarias, para una persona con una enfermedad cardíaca.

Cómo prepararse

  • Antes de hacerse una PET, dígale a su médico si:
    • Tiene diabetes. Si toma medicamentos para controlar la diabetes, es posible que tenga que tomar menos de su dosis normal. Hable con su médico acerca de la cantidad de medicamento que debería tomar.
    • Toma algún medicamento, suplementos o remedios herbarios. Podría tener que dejar de tomar algunos medicamentos o cambiar su dosis antes de esta prueba.
    • Está o pudiera estar embarazada.
    • Está amamantando. El marcador radiactivo usado en esta prueba puede llegar a su leche. No amamante a su bebé por 2 días de esta prueba. Durante este tiempo, puede darle a su bebé leche materna que haya almacenado antes de la prueba, o puede darle fórmula. Deseche la leche que se saque por 2 días después de la prueba.
    • Tiene miedo de espacios cerrados.
  • No fume ni beba cafeína o alcohol por 24 horas antes de esta prueba.
  • No coma ni beba por al menos 6 horas antes de esta prueba.

Es posible que se le pida que firme un formulario de consentimiento. Hable con su médico acerca de cualquier inquietud que tenga sobre la necesidad de la prueba, sus riesgos, el modo en que se realizará y el significado de los resultados. Como ayuda para comprender la importancia de esta prueba, complete el formulario de información sobre pruebas médicas (¿Qué es un documento PDF ?).

Cómo se hace

La tomografía por emisión de positrones (PET) es realizada en el departamento de medicina nuclear de un hospital o en un centro especial de PET por un radiólogo o por un especialista en medicina nuclear y un técnico. Se recostará sobre una mesa que está conectada a un escáner grande, a una cámara y a una computadora.

Durante la prueba

Por lo general, el marcador radiactivo se administra en una vena (IV). Es posible que tenga que esperar de 30 a 60 minutos para que el marcador pase por todo su cuerpo. Durante este tiempo, es posible que tenga que evitar moverse o hablar.

El escáner de PET, que tiene forma de rosquilla, se mueve a su alrededor. Las imágenes escaneadas se envían a una pantalla de computadora para que su médico pueda verlas. Se realizan muchas exploraciones para generar una serie de imágenes. Es muy importante permanecer quieto mientras se está haciendo cada exploración. En algunos centros médicos, se realizará una CT al mismo tiempo.

Para que le realicen una PET del cerebro, se recostará en una cama. Pueden pedirle que lea, que nombre letras o que cuente una historia, según se esté evaluando el habla, el razonamiento o la memoria. Durante la exploración, le pueden dar tapones para los oídos y un antifaz para dormir (si no necesita leer durante la prueba) para que esté más cómodo.

Si le hacen una PET del corazón, le pondrán electrodos en el cuerpo para hacerle un electrocardiograma (EKG, ECG).

Durante la prueba, estará solo en la sala donde se encuentra el escáner. El técnico lo observará por una ventana y usted podrá hablarle en todo momento a través de un intercomunicador de dos vías.

La prueba dura de 1 a 3 horas.

Después de la prueba

Después de la prueba, beba muchos líquidos durante las siguientes 24 horas para ayudar a expulsar el marcador de su cuerpo.

Qué se siente

No sentirá dolor durante la prueba. Es posible que la mesa donde está recostado sea dura, y la sala podría estar fría. Podría resultarle difícil permanecer quieto durante la prueba.

Puede sentir un pinchazo o pellizco rápido cuando se le coloca la IV en el brazo. El marcador puede hacer que se sienta caliente y enrojecido. Algunas personas se sienten mal del estómago o tienen dolor de cabeza. Dígale a su médico cómo se siente.

Es posible que se sienta nervioso dentro del escáner de PET.

Riesgos

Siempre hay una pequeña probabilidad de que se produzcan daños en las células o en los tejidos debido a la radiación, incluidos los bajos niveles de radiación que se usan para realizar esta prueba. Sin embargo, la probabilidad de daños suele ser muy baja en comparación con los beneficios de la prueba.

La mayor parte del marcador se elimina del cuerpo en un lapso de 6 a 24 horas. Las reacciones alérgicas al marcador son poco frecuentes.

En raras ocasiones, se puede presentar un poco de dolor o hinchazón en el sitio de la IV donde se introdujo el marcador radiactivo. Colóquese una compresa húmeda y tibia en el brazo.

Resultados

La tomografía por emisión de positrones (PET) es una prueba que utiliza un tipo especial de cámara y un marcador (sustancia química radiactiva) para examinar órganos en el cuerpo.

Es posible que el radiólogo hable con usted acerca de los resultados preliminares de la PET inmediatamente después de la prueba. Por lo general, los resultados completos están disponibles en 1 o 2 días.

Tomografía por emisión de positrones (PET)
Normal:

El flujo de sangre es normal y los órganos están funcionando bien. El flujo y el patrón del marcador muestran una distribución normal en el cuerpo.

Anormal: Corazón:
  • La disminución del flujo de sangre y el aumento del metabolismo de la glucosa podrían indicar que los vasos sanguíneos están obstruidos. Esto puede indicar la presencia de una enfermedad de las arterias coronarias (CAD, por sus siglas en inglés).
  • La disminución del flujo de sangre y del metabolismo de la glucosa puede significar que los tejidos del corazón presentan daños y cicatrices, debido, por ejemplo, a un ataque al corazón.
Cerebro:
  • Las zonas con aumento del metabolismo de la glucosa, o la disminución del uso de oxígeno y del flujo de sangre pueden indicar que usted tiene epilepsia.
  • La disminución del uso de oxígeno y del flujo de sangre puede significar que ha ocurrido un ataque cerebral.
  • La disminución en el metabolismo de la glucosa puede indicar una forma de demencia. La demencia puede ser causada por la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Huntington o una enfermedad mental como la esquizofrenia.
  • Los patrones del flujo de sangre y el uso de oxígeno anormales pueden indicar la presencia de un tumor cerebral.
  • Una prueba especial (llamada imagen de amiloide) puede indicar señales de la enfermedad de Alzheimer.
Detección de tumores:

Las zonas con aumento del metabolismo de la glucosa pueden indicar la presencia de un tumor.

 

Qué afecta esta prueba

Es posible que no pueda realizarse la prueba o que los resultados no sean útiles por los siguientes motivos:

  • Estar embarazada. Por lo general, no se realiza una PET durante el embarazo debido a que la radiación podría dañar al bebé por nacer (feto).
  • Haber consumido cafeína, tabaco o alcohol en las últimas 24 horas.
  • No poder permanecer quieto durante la prueba.
  • Usar sedantes.
  • Tomar medicamentos, como insulina, que cambian el metabolismo.
  • Haberse sometido recientemente a una cirugía, una biopsia, quimioterapia o radioterapia.

Para pensar

  • Se pueden hacer una tomografía computarizada (CT) y una PET al mismo tiempo.
  • La tomografía computarizada por emisión de fotón único (SPECT, por sus siglas en inglés) es un método que se puede usar para diagnosticar a una persona con síntomas de enfermedad cardíaca. La SPECT también se puede hacer para ver si una persona con una enfermedad de las arterias coronarias (CAD) tiene probabilidades de tener un ataque al corazón u otro problema grave.2

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Johnson KA, et al. (2013). Appropriate use criteria for amyloid PET: A report of the Amyloid Imaging Task Force, the Society of Nuclear Medicine and Molecular Imaging, and the Alzheimer's Association. Alzheimer's and Dementia, 9(1): e1–e16.
  2. Hendel RC, et al. (2009). ACCF/ASNC/ACR/AHA/ASE/SCCT/SCMR/SNM 2009 appropriate use criteria for cardiac radionuclide imaging. Circulation, 119(22): e561–e587.

Otras obras consultadas

  • Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby’s Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Adam Husney, MD - Medicina familiar
Howard Schaff, MD - Diagnóstico en radiología
Última revisión 14 julio, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.