Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Examen testicular y autoexamen testicular (TSE)

Generalidades de la prueba

El examen testicular y el autoexamen testicular (TSE, por sus siglas en inglés) son dos métodos para detectar la presencia de bultos o de anormalidades en los testículos.

Los dos testículos, o testes, están dentro del escroto. Los testículos son los órganos reproductivos masculinos que producen espermatozoides y la hormona masculina testosterona. Cada testículo tiene aproximadamente el tamaño y la forma de un huevo pequeño. En la parte posterior de cada testículo está el epidídimo, un tubo enrollado que recolecta y almacena esperma.

Los testículos se desarrollan en el abdomen de un bebé (feto) de sexo masculino y normalmente descienden al escroto antes del nacimiento o poco tiempo después de nacer. Un testículo que no ha descendido puede aumentar el riesgo de tener cáncer testicular.

Examen testicular

Un examen testicular incluye un examen físico completo de la ingle y de los órganos genitales (el pene, el escroto y los testículos) realizado por su médico. Su médico sentirá (palpará) los órganos y los examinará para detectar la presencia de bultos, hinchazón, reducción de tamaño (atrofia testicular) u otras señales visuales de anormalidad. Un examen testicular puede detectar las causas del dolor, la inflamación, la hinchazón, las anormalidades congénitas (como la ausencia de un testículo o un testículo no descendido) y la presencia de bultos o de masas que podrían indicar un cáncer de testículo.

Un examen genital es una parte importante de un examen físico de rutina para todo adolescente masculino y hombre adulto. A los bebés masculinos también debería hacérseles un examen de los genitales para detectar anormalidades congénitas o un testículo que no ha descendido. Un testículo no descendido es más común en los bebés de sexo masculino prematuros que en los bebés de sexo masculino nacidos a término.

El cáncer de testículo es raro, pero es el tipo de cáncer más común en los hombres menores de 35 años. Muchos cánceres de testículo son descubiertos inicialmente por los propios hombres, o por sus parejas sexuales, como un bulto o un testículo hinchado agrandado. En las etapas iniciales del cáncer testicular, el bulto, que podría ser del tamaño de una arveja, no suele doler. El cáncer de testículo que se descubre en forma temprana y que se trata de inmediato tiene una tasa de curación muy alta.

Autoexamen testicular (TSE)

El autoexamen testicular (TSE, por sus siglas en inglés) podría detectar el cáncer de testículo en una etapa temprana. Muchos cánceres de testículo se descubren primero por un autoexamen como un bulto indoloro o un testículo agrandado.

Los entendidos ofrecen diferentes recomendaciones para detectar el cáncer testicular. Por ejemplo, el Grupo Especial de Servicios Preventivos de los Estados Unidos (USPSTF, por sus siglas en inglés) no recomienda exámenes testiculares rutinarios ni autoexámenes testiculares en adolescentes y hombres que no tienen síntomas.1 El USPSTF dice que la evidencia demuestra que estos exámenes solo ofrecen un pequeño beneficio y pueden causar daño debido a resultados positivos falsos que llevan a pruebas de diagnóstico o a procedimientos que usted no necesita.

Por qué se hace

Examen testicular

Un examen testicular puede detectar las causas del dolor, la inflamación, la hinchazón, las anormalidades congénitas (como la ausencia de un testículo o un testículo no descendido) y la presencia de bultos o de masas en los testículos.

Autoexamen testicular (TSE)

El autoexamen testicular (TSE, por sus siglas en inglés) se realiza para que un hombre se familiarice con el tamaño, la forma y el peso normales de sus testículos y de la zona alrededor del escroto. Esto le permite detectar cualquier cambio que se aparte de lo normal.

Cómo prepararse

No se necesita ninguna preparación especial antes de un examen testicular realizado por su médico. Pero por comodidad, usted debería vaciar la vejiga con anticipación. Se le pedirá que se desvista y que se coloque una bata de hospital.

El autoexamen testicular (TSE, por sus siglas en inglés) es indoloro y solo dura un minuto. Este autoexamen se realiza mejor después de bañarse o de ducharse, cuando los músculos del escroto están tibios y relajados.

Cómo se hace

Examen testicular

El examen podría realizarse en primer lugar estando recostado y luego repetirse estando de pie. Su médico le inspeccionará el abdomen, la ingle y la zona genital (el pene, el escroto y los testículos). El escroto y ambos testículos se sentirán (palparán) para ver el tamaño, el peso, la textura y la consistencia, y para detectar señales físicas de hinchazón, la presencia de bultos o de masas. La ausencia de un testículo por lo general indica un testículo no descendido. La reducción del tamaño (atrofia) de uno o de ambos testículos también se notará.

Si se encuentra una masa en un testículo, su médico colocará una luz fuerte detrás del testículo para ver si la luz puede atravesar el testículo (que se llama transiluminación). Un tumor de testículo es demasiado sólido como para que la luz lo atraviese. Además, un testículo con un tumor por lo general parece más pesado que un testículo normal. Una masa o hinchazón palpables causadas por un hidrocele permitirán que la luz atraviese el testículo. Un hidrocele se siente como agua en una bolsa delgada de plástico. El otro testículo también se sentirá y examinará para asegurarse de que no contenga ningún bulto, masa ni otras anormalidades.

Su médico también sentirá los ganglios linfáticos en la ingle y en la parte interna del muslo para detectar señales de agrandamiento.

Autoexamen testicular (TSE)

El autoexamen testicular (TSE, por sus siglas en inglés) se realiza mejor después de bañarse o ducharse, cuando los músculos del escroto están tibios y relajados. Si se realiza el examen en otro momento, quítese la ropa interior para que los genitales queden expuestos. Vea una imagen de un autoexamen testicular.

Póngase de pie y coloque su pierna derecha en una superficie elevada más o menos a la altura de una silla. Luego, pálpese el saco escrotal suavemente hasta encontrar el testículo derecho. Haga rodar el testículo de manera suave, pero firme, entre los pulgares y los dedos de ambas manos, revisando cuidadosamente la superficie para detectar bultos. La piel que se encuentra sobre el testículo se mueve libremente, lo que le permitirá palpar mejor toda la superficie del testículo. Repita este procedimiento del otro lado, levantando la pierna izquierda y revisando el testículo izquierdo. Palpe la superficie completa de ambos testículos.

Qué se siente

Un examen testicular de su médico podría causar molestias leves si los testículos le duelen, están hinchados o están inflamados. Cuando le tocan la zona genital, existe la posibilidad de que el cuerpo reaccione, y podría tener una erección. Esta es una respuesta normal que su médico conoce y usted no debe sentirse avergonzado.

Usualmente no hay dolor ni molestias asociados con un autoexamen testicular (TSE, por sus siglas en inglés), salvo que un testículo esté hinchado o sensible. Un bulto canceroso suele ser firme al tacto y no suele ser sensible ni doloroso cuando se lo presiona.

Riesgos

No hay riesgos asociados con un examen testicular ni con un autoexamen testicular (TSE, por sus siglas en inglés). Pero resultados positivos falsos pueden llevar a pruebas de diagnóstico o a procedimientos que usted no necesita.

Resultados

El examen testicular y el autoexamen testicular (TSE, por sus siglas en inglés) son dos métodos para detectar la presencia de bultos o de anormalidades en los testículos.

Examen testicular y autoexamen testicular (TSE)
Normal:

Cada testículo debería sentirse firme, pero no duro, y la superficie debería ser muy lisa, sin la presencia de bultos ni de protuberancias. La estructura esponjosa y tubular (epidídimo) podría sentirse en la parte superior y en la parte posterior de cada testículo. Un testículo (por lo general el izquierdo) podría colgar un poco más abajo que el otro, y un testículo podría ser un poco más grande que el otro. Esta diferencia por lo general es normal.

No se experimentan dolor ni molestias durante el examen testicular o TSE.

Anormal:

Un bulto pequeño y duro (con frecuencia aproximadamente del tamaño de una arveja) se siente en la superficie del testículo, o el testículo está hinchado o agrandado. Si usted nota un bulto o una hinchazón durante el TSE, comuníquese con su médico de inmediato. No demore ni espere que el bulto desaparezca porque podría ser una señal temprana de cáncer testicular. El tratamiento inmediato proporciona la mejor probabilidad de curarse.

Uno o ambos testículos no se sienten. Si usted no puede sentir uno o ambos testículos cuando realiza un TSE, comuníquese con su médico. Es posible que esto signifique un testículo no descendido.

Un conjunto blando de tubos delgados (que con frecuencia se llama "bolsa de gusanos" o "espagueti") se siente por encima o por detrás del testículo. Esto podría significar un varicocele.

Dolor repentino (agudo) o hinchazón en el escroto que se nota durante el examen testicular o TSE podría significar una infección (epididimitis) o una obstrucción del flujo de sangre al testículo (torsión testicular); en ambos casos se requiere una evaluación médica inmediata.

Podría haber un bulto que flota libremente en el escroto que no está adherido a un testículo, pero esto no es motivo de inquietud.

Si usted no puede sentir ambos testículos en el escroto (testículos descendidos) de su bebé, hable con su médico.

Qué afecta esta prueba

No hay nada que interfiera en un examen testicular ni en un autoexamen testicular (TSE, por sus siglas en inglés).

Para pensar

  • Los testículos no descendidos pueden ser un factor de riesgo de tener cáncer de testículo. Los padres deben controlar a sus hijos o consultar a un médico para que los controle a fin de asegurarse de que ambos testículos hayan descendido en forma adecuada antes de la pubertad.
  • Los expertos difieren en sus recomendaciones para la detección de cáncer testicular.
  • Para más información sobre el diagnóstico y el tratamiento del cáncer testicular, vea el tema Cáncer de testículo.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. U.S. Preventive Services Task Force (2011). Screening for Testicular Cancer: Reaffirmation Recommendation Statement. Available online:

Otras obras consultadas

  • American Cancer Society (2012). Can testicular cancer be found early? Testicular Cancer Detailed Guide: Early Detection, Diagnosis, and Staging. Available online: http://www.cancer.org/Cancer/TesticularCancer/DetailedGuide/testicular-cancer-detection.
  • Rew L, et al. (2005). Development of the self-efficacy for testicular self-examination scale. Journal of Men's Health and Gender, 2(1): 59–63.
  • Stephenson AJ, Gilligan TD (2012). Neoplasms of the testis. In AJ Wein et al., eds., Campbell-Walsh Urology, 10th ed., vol. 1, pp. 837–870. Philadelphia: Saunders.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Christopher G. Wood, MD, FACS - Urología, Oncología
Última revisión 28 diciembre, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.