Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Prueba de la tuberculina en la piel

Generalidades de la prueba

Una prueba de la tuberculina en la piel (cutánea) o prueba de Mantoux se realiza para ver si alguna vez ha estado expuesto a la tuberculosis (TB). La prueba se realiza colocando una pequeña cantidad de proteína de TB (antígenos) debajo de la capa superior de la piel en la parte interna del antebrazo. Si alguna vez ha estado expuesto a las bacterias de la TB (Mycobacterium tuberculosis), la piel reaccionará a los antígenos formando un bulto firme y rojo en el lugar, en el término de 2 días.

Los antígenos de la TB usados en una prueba de la tuberculina en la piel se llaman derivado proteico purificado (PPD, por sus siglas en inglés). Se coloca una cantidad medida de PPD en una inyección debajo de la capa superior de la piel en el antebrazo. Esta es una prueba adecuada para detectar una infección por TB. Se usa con frecuencia cuando los síntomas, las pruebas de detección u otras pruebas, como una radiografía de pecho (tórax), muestran que una persona puede tener TB.

Una prueba de la tuberculina en la piel no puede mostrar durante cuánto tiempo ha estado infectado con TB. Tampoco puede mostrar si la infección está latente (inactiva) o si está activa y puede transmitirse a otras personas.

Por qué se hace

Una prueba de la tuberculina en la piel se realiza para encontrar personas que tienen tuberculosis (TB), entre las que se incluyen:

  • Personas que han estado en contacto cercano con alguien que se sabe que tiene TB.
  • Trabajadores de atención médica que tienen probabilidades de estar expuestos a la TB.
  • Personas con síntomas de TB, como tos continua, sudoración nocturna y pérdida de peso inexplicable.
  • Personas que han tenido una radiografía de pecho anormal.
  • Personas que han tenido un trasplante de órgano recientemente o que tienen el sistema inmunitario deteriorado, como aquellas con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

No debería realizarse una prueba de la tuberculina en la piel en personas:

  • Con una infección por TB conocida.
  • Que hayan tenido una reacción previa grave a los antígenos de la TB.
  • Que tienen un salpullido que haría que sea difícil interpretar los resultados de la prueba en la piel.

Cómo prepararse

Antes de realizarse una prueba de la tuberculina en la piel, informe a su médico si:

  • Tiene síntomas de tuberculosis (TB), como tos continua, sudoración nocturna o pérdida de peso inexplicable.
  • Ha tenido una reacción grave a la prueba de la tuberculina en la piel en el pasado.
  • Ha tenido TB en el pasado.
  • Tiene factores de riesgo de TB, los cuales son cosas que aumentan su riesgo. Los factores de riesgo de TB incluyen:
    • Contacto con una persona que tiene TB.
    • Empleo como trabajador de atención médica que podría hacer que esté expuesto a personas con TB.
    • Haber vivido en un país o haber viajado a un país en el que la TB es común.
  • Ha recibido una vacuna contra la TB. La vacuna contiene una bacteria que se llama BCG (bacilo de Calmette y Guérin) que está estrechamente relacionada con la bacteria que causa la TB.
  • Ha recibido tratamiento con medicamentos, como corticosteroides, que pueden afectar su sistema inmunitario.
  • Está infectado con VIH.
  • Tiene un salpullido que podría hacer que sea difícil interpretar los resultados de la prueba en la piel.

Hable con su médico acerca de cualquier inquietud que tenga respecto de la necesidad de la prueba, sus riesgos, la manera en que se realizará o el significado de los resultados. Como ayuda para comprender la importancia de esta prueba, complete el formulario de información sobre pruebas médicas (¿Qué es un documento PDF ?).

Cómo se hace

Para una prueba de la tuberculina en la piel, usted se sienta y gira la parte interna del antebrazo hacia arriba. La piel en la que se realiza la prueba se limpia y se deja secar. Se aplica una pequeña inyección del antígeno de la TB (derivado proteico purificado o PPD, por sus siglas en inglés) debajo de la capa superior de la piel. El líquido forma un pequeño bulto (habón) debajo de la piel. Podría dibujarse un círculo alrededor de la zona de la prueba con un bolígrafo.

No cubra el lugar con una venda. Debe consultar a su médico entre 2 y 3 días después de la prueba para que le revise el lugar de la piel en que se realizó la prueba.

Qué se siente

Es posible que sienta un pinchazo o pellizco rápidos por la aguja.

Riesgos

Hay un riesgo muy leve de tener una reacción grave a la prueba de la tuberculina en la piel, especialmente si ha tenido tuberculosis (TB). Una reacción alérgica puede causar mucha hinchazón y dolor en el lugar. Es posible que aparezca una llaga.

Usted no puede contraer una infección por TB a causa de la prueba de la tuberculina en la piel, porque no se usan bacterias vivas para la prueba.

Después de la prueba

Se espera que haya cierto enrojecimiento en el lugar de la piel en que se realizó la prueba. El lugar podría picarle, pero es importante que no se rasque, dado que esto puede causar enrojecimiento o hinchazón que podrían hacer que sea difícil interpretar los resultados de la prueba en la piel. Si la comezón es un problema, colóquese un paño frío en el lugar y luego séquelo.

Una reacción positiva fuerte podría causar dolor leve. Hable con su médico si tiene:

Resultados

Una prueba de la tuberculina en la piel se realiza para ver si alguna vez ha tenido tuberculosis (TB) (infección con Mycobacterium tuberculosis).

Un enrojecimiento solo en el lugar de la piel en que se realizó la prueba suele significar que no ha estado infectado con la bacteria de la TB. Un bulto firme y rojo puede significar que ha estado infectado con la bacteria de la TB en algún momento. El tamaño del bulto firme (no la zona roja) se mide entre 2 y 3 días después de la prueba para determinar el resultado. Su médico considerará su posibilidad de tener TB cuando vea el lugar de la piel en que se realizó la prueba.

Los resultados de la prueba dependen de su riesgo de tener TB. Si usted se halla en un grupo de alto riesgo, un bulto más pequeño se considera como señal de infección. Las personas con bajo riesgo de tener TB deben tener un bulto más grande para que se las diagnostique con una infección por TB.

Se han definido tres niveles de riesgo:

  • El grupo de alto riesgo incluye a las personas que tienen el VIH, aquellas que han tenido un contacto cercano reciente con una persona que tiene una infección por TB activa y aquellas que tienen síntomas o una radiografía de pecho (tórax) que muestra TB. Otras personas con alto riesgo de tuberculosis incluyen a quienes toman medicamentos que contienen corticosteroides durante mucho tiempo o a las personas que toman antagonistas del factor de necrosis tumoral alfa (que se usan para tratar la artritis reumatoide y la enfermedad de Crohn).
  • El grupo de riesgo moderado incluye a personas que recientemente se han mudado desde un país o que han viajado a un país con un alto índice de TB, aquellas que consumen drogas ilegales mediante inyecciones (personas que consumen drogas intravenosas), personas que viven en hogares para ancianos, trabajadores de hospitales, de hogares para ancianos, de escuelas y de prisiones, niños menores de 4 años, niños (de 4 a 18 años) que están expuestos a adultos con alto riesgo y personas desamparadas. Otras personas con riesgo moderado de tener tuberculosis incluyen aquellas que tienen un peso corporal que se encuentra un 10% o más por debajo de su peso corporal ideal y las personas que tienen insuficiencia renal, diabetes, leucemia, cáncer o aquellas a las que se les ha extraído parte del estómago (gastrectomía).
  • El grupo de bajo riesgo incluye a personas que no tienen ninguna posibilidad de exposición a la TB mencionada en los otros grupos de riesgo.

Una reacción positiva suele permanecer visible durante alrededor de 1 semana.

Prueba de la tuberculina en la piel de Mantoux
Normal (resultados negativos):

No se forma ningún bulto firme en el lugar en que se realizó la prueba, o se forma un bulto que mide menos de 5 mm (0.2 pulgadas).

Anormal (resultados positivos):

Un bulto firme que tiene 5 mm (0.2 pulgadas) de tamaño parece indicar una infección por TB en personas que están en un grupo de alto riesgo.

Un bulto firme que tiene 10 mm (0.4 pulgadas) de tamaño parece indicar una infección por TB en personas que están en un grupo de riesgo moderado.

Un bulto firme que tiene 15 mm (0.6 pulgadas) de tamaño parece indicar una infección por TB en personas que están en un grupo de bajo riesgo.

Una prueba de la tuberculina en la piel positiva no significa que tenga una infección contagiosa (activa). La prueba no puede indicar si la infección está activa o inactiva (TB latente). Tampoco puede indicar la diferencia entre una infección por TB y una vacunación contra la TB (vacuna BCG). Por lo general, se realizan más pruebas —como una radiografía de pecho (tórax), un cultivo de esputo o ambos— para ver si tiene una infección por TB activa.

Qué afecta esta prueba

Los motivos por los que es posible que usted no pueda realizarse la prueba o que los resultados no sean útiles incluyen:

  • Una vacuna BCG (bacilo de Calmette y Guérin). Si usted recibió una vacuna BCG, puede tener un resultado positivo en la prueba en la piel de derivado proteico purificado (PPD, por sus siglas en inglés) aunque no tenga TB.
  • Tomar medicamentos que suprimen el sistema inmunitario, como los corticosteroides.
  • Afecciones que debilitan el sistema inmunitario, como una infección por el VIH o cáncer. El resultado también puede verse afectado si una persona está gravemente desnutrida.
  • Algunas vacunas contra infecciones, como el sarampión, las paperas, la rubéola, la poliomielitis o la varicela, administradas dentro de 6 semanas antes de la prueba de la tuberculina. Una infección reciente con uno de estos virus también puede interferir en los resultados de la prueba durante un período corto. La prueba en la piel también podría ser positiva si la persona tiene una infección causada por una micobacteria distinta de la que causa la TB.
  • Una infección por TB muy reciente. El sistema inmunitario tarda de 2 a 10 semanas en reaccionar a la bacteria de la TB.
  • Tener menos de 3 meses de edad. El sistema inmunitario de un bebé no está desarrollado por completo a esta edad.
  • Un "efecto de refuerzo". Esto tiende a ocurrir en personas que se realizan pruebas de TB en la piel regulares, como los trabajadores de atención médica. El efecto de refuerzo es una reacción débil o ninguna reacción a una prueba de TB en la piel seguida de una reacción fuerte en una segunda prueba. Pero la reacción fuerte a la segunda prueba no significa que la persona recién se haya infectado con TB. En cambio, la reacción puede deberse a los siguientes factores:
    • Una infección por TB que se produjo hace mucho tiempo. Con el tiempo, el sistema inmunitario de una persona tiende a dejar de reaccionar fuertemente a la bacteria de la TB. Por lo tanto, la primera prueba de TB en la piel estimula (refuerza) el sistema inmunitario, que luego reacciona fuertemente a una segunda prueba en la piel.
    • La vacuna BCG, que contiene bacterias similares a la bacteria que causa la TB. El sistema inmunitario de una persona no reacciona con la misma fuerza a las bacterias de la vacuna, y esto tiende a disminuir con el tiempo. Por lo tanto, el sistema inmunitario de la persona está reforzado por la primera prueba en la piel y reacciona fuertemente a una segunda prueba.
    • Una infección con bacterias similares a la bacteria Mycobacterium tuberculosis. Esto también puede hacer que una primera prueba de TB en la piel refuerce el sistema inmunitario, lo que permite que reaccione fuertemente a una segunda prueba, aunque no se haya producido una nueva infección por TB.

Para pensar

  • Los resultados de una prueba de la tuberculina en la piel (prueba cutánea) por sí solos no pueden confirmar una infección por TB activa. Cuando una prueba en la piel es positiva, podrían realizarse otras pruebas, como una radiografía de pecho (tórax), una citología de esputo y un cultivo de esputo, para confirmar una infección por TB activa. Por lo general, se cree que una persona que tiene una prueba en la piel positiva o una radiografía de pecho, pero que no tiene síntomas de TB, tiene una infección por TB que no puede transmitirse a otras personas (TB latente).
  • Entre los trabajadores de hospitales u otras personas que se hagan pruebas periódicas en la piel, una segunda prueba realizada después de algunas semanas de una prueba negativa puede ser positiva, aunque la persona no se haya infectado entre las dos pruebas. Estos resultados (que se llaman efecto de refuerzo) pueden indicar una infección por TB que ocurrió mucho tiempo atrás o una vacunación previa con BCG.
  • Alrededor del 5% al 10% de las personas (de 1 a 2 personas de cada 20) que tienen TB inactiva desarrollarán TB activa en algún momento de su vida.1 La probabilidad de desarrollar TB activa es más alta en niños, adultos mayores y personas con un sistema inmunitario deteriorado.
  • No se necesitan más pruebas para una persona con una prueba de la tuberculina en la piel negativa que no tiene síntomas de infección activa y que no tiene antecedentes de exposición a la TB.
  • Algunas personas no tienen ninguna reacción a la prueba de la tuberculina en la piel incluso si tienen tuberculosis. Las afecciones como la TB activa, el cáncer o el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) no siempre responden normalmente a los antígenos de la TB. En estos casos, pueden realizarse otras pruebas en la piel. Si se produce una reacción en la piel, entonces los resultados de la prueba de la tuberculina en la piel probablemente sean correctos. Pero si no se produce ninguna reacción, es más probable que el sistema inmunitario de la persona esté demasiado débil para responder normalmente a la prueba de la tuberculina en la piel.
  • Los análisis de sangre rápidos para diagnosticar la TB han sido aprobados por la Food and Drug Administration (Administración de Drogas y Alimentos o FDA, por sus siglas en inglés) de los EE. UU. Estas pruebas podrían usarse en lugar de una prueba de la tuberculina en la piel. Es posible que un análisis de sangre rápido pueda revelar si una persona tuvo una reacción a una prueba en la piel por una infección por TB activa o por una vacuna BCG previa. Los análisis de sangre rápidos también se llaman pruebas de liberación de interferón gamma (IGRA, por sus siglas en inglés).
  • Pruebas rápidas de esputo que pueden detectar bacterias de la TB en el esputo han sido aprobadas por la FDA. Estas pruebas, llamadas pruebas de amplificación de ácido nucleico (NAA, por sus siglas en inglés), pueden proporcionar resultados dentro de 24 horas. Pero solo se realizan cuando se sospecha fuertemente que una persona tiene TB.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Pasipanodya J, et al. (2011). Tuberculosis and other mycobacterial diseases. In ET Bope et al., eds., Conn's Current Therapy 2011. pp. 295–301. Philadelphia: Saunders.

Otras obras consultadas

  • American Thoracic Society, Centers for Disease Control and Prevention, Infectious Diseases Society of America (2003). Treatment of tuberculosis. American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, 167(4): 603–662.
  • Centers for Disease Control and Prevention (2005). Guidelines for using the QuantiFERON®-TB test for diagnosing latent Mycobacterium tuberculosis infection. MMWR, 54(RR-15): 49–55.
  • Division of Tuberculosis Elimination, National Center for HIV/AIDS, Viral Hepatitis, STD, and TB Prevention (2009). Questions and Answers About TB. Available online: http://www.cdc.gov/tb/publications/faqs/default.htm.
  • Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
R. Steven Tharratt, MD, MPVM, FACP, FCCP - Pulmonología, Medicina de Cuidados Críticos, Toxicología Médica
Última revisión 4 abril, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.