Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Sigmoidoscopia (anoscopia, proctoscopia)

Generalidades de la prueba

Las pruebas llamadas anoscopia, proctoscopia y sigmoidoscopia permiten que su médico observe el recubrimiento interno del ano, del recto y de la parte inferior del intestino grueso (colon). Estas pruebas se usan para detectar crecimientos anormales (por ejemplo, tumores o pólipos), inflamación, sangrado, hemorroides y otras afecciones (por ejemplo, diverticulosis).

Estas pruebas usan diferentes endoscopios para explorar diversas secciones del colon.

  • Anoscopia. Durante una anoscopia, se utiliza un tubo corto, rígido y hueco (anoscopio) que podría contener una fuente de luz para observar las últimas 2 pulgadas (5 cm) del colon (conducto anal). Por lo general, la anoscopia puede realizarse en cualquier momento debido a que no requiere ninguna preparación especial (enemas o laxantes) para vaciar el colon.
  • Proctoscopia. Durante una proctoscopia, se utiliza un instrumento algo más largo que el utilizado para la anoscopia para ver el interior del recto. Probablemente tendrá que usar un enema o un laxante para vaciar el colon antes de realizar la prueba.
    • El proctoscopio mide alrededor de 10 pulgadas (25 cm) a 12 pulgadas (32 cm) de largo y 1 pulgada (2.5 cm) de ancho. Le permite a su médico mirar dentro del recto y la parte inferior del colon, pero no llega tan lejos dentro del colon como el sigmoidoscopio flexible.
  • Sigmoidoscopia. Durante una sigmoidoscopia, se inserta un tubo iluminado por el ano. Su médico puede extraerle pequeños crecimientos y recolectar muestras de tejido (biopsia) a través de un sigmoidoscopio. Usted tendrá que usar un enema o un laxante (o ambos) para vaciar el colon antes de realizar la prueba.
    • El sigmoidoscopio flexible mide alrededor de 2.3 pies (70 cm) de largo y 0.5 pulgadas (1 cm) de ancho y tiene un sistema de lentes con luz. Este instrumento le permite a su médico ver las curvaturas del colon.

La sigmoidoscopia flexible es una de las varias pruebas que se pueden usar para detectar el cáncer de colon. La prueba de detección que elija depende de su riesgo, sus preferencias y su médico. Hable con su médico acerca de qué le hace correr el riesgo y qué prueba sería mejor para usted.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Cáncer de colon: ¿Qué prueba de detección debería realizarme?

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud. Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.
  Cáncer de colon: ¿Qué prueba de detección debería realizarme?

Por qué se hace

Estas pruebas se realizan para:

  • Detectar problemas o enfermedades del ano, del recto o de la parte inferior del intestino grueso (colon sigmoide). Con frecuencia, estas pruebas se realizan para investigar síntomas como sangrado del recto de origen desconocido, diarrea crónica o estreñimiento, sangre o pus en las heces o dolor en la parte inferior del abdomen.
  • Extraer pólipos o hemorroides.
  • Observar el crecimiento de pólipos o el tratamiento de la enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Detectar el cáncer de colon o la existencia de pólipos.

Cómo prepararse

Anoscopia

Por lo general, no es necesario prepararse para una anoscopia.

Proctoscopia y sigmoidoscopia

Es posible que la preparación para una proctoscopia y para una sigmoidoscopia sea similar. Antes de la prueba:

  • Hable con su médico para averiguar si necesita dejar de tomar algunos medicamentos, como warfarina, antes de la prueba.
  • Informe a su médico si tiene antecedentes de problemas intestinales o si lo han operado recientemente.

Por lo general, la preparación para estas pruebas incluye una limpieza profunda del colon inferior, debido a que debe estar completamente libre de heces (excremento). Incluso una pequeña cantidad de materia fecal puede afectar la exactitud de la prueba.

  • Es posible que se le indique seguir una dieta líquida durante 1 o 2 días antes de la prueba.
  • Es posible que se le indique que no coma hasta 12 horas antes de la prueba.
  • Es posible que deba hacerse dos enemas antes del examen.
  • Es posible que no necesite ninguna preparación especial, particularmente si tiene diarrea acuosa o sanguinolenta (con sangre).

Hable con su médico acerca de cualquier inquietud que tenga respecto de la necesidad de esta prueba, sus riesgos, la manera en que se realizará y lo que los resultados podrían significar. Como ayuda para comprender la importancia de esta prueba, complete el formulario de información sobre pruebas médicas (¿Qué es un documento PDF ?).

Cómo se hace

Probablemente tendrá que recostarse sobre su lado izquierdo durante la prueba. También es posible que se le pida que se arrodille sobre la mesa con las nalgas elevadas.

Una vez que esté en posición:

  • Su médico le introducirá suavemente un dedo enguantado en el ano. En el caso de los hombres, el médico también revisará el estado de la próstata.
  • Luego, se inserta un endoscopio lubricado. El endoscopio se mueve lentamente hacia adentro del recto y del colon inferior. Durante una sigmoidoscopia, se introducen descargas de aire a través del endoscopio para abrir el colon, de manera que su médico puede observarlo con mayor claridad.
  • Es posible que se utilice succión para extraer heces acuosas, líquido de enema, mucosidad o sangre a través del endoscopio.
  • Una vez que su médico haya movido el endoscopio lo más adentro posible, se retira en forma lenta mientras se inspecciona el tejido cuidadosamente.
  • Es posible que su médico también introduzca instrumentos diminutos (fórceps, asas, hisopos) a través del endoscopio para recolectar muestras de tejido (biopsia) o para extraer los crecimientos. Es posible que las muestras de tejido se envíen a un laboratorio para que se examinen.

Por lo general, todo el examen dura entre 5 y 15 minutos; un poco más si se toman muestras de tejido o si se extraen pólipos.

Después de la prueba

Después de que se extrae el endoscopio, le limpiarán la zona anal con pañuelos de papel. Si está sintiendo retortijones, pasar gas podría ayudarle a aliviarlos.

Si le administraron un sedante durante la prueba, no conduzca, no opere maquinaria ni firme documentos legales por 24 horas después de la prueba. Haga arreglos para que alguien lo lleve a su hogar en automóvil después del examen.

Es posible que después de la prueba pueda volver a su dieta regular, a menos que su médico le dé otras instrucciones. Asegúrese de beber abundante líquido para recuperar el líquido que perdió durante la preparación para la sigmoidoscopia.

Qué se siente

Una anoscopia, una proctoscopia y una sigmoidoscopia pueden ser incómodas. Es posible que tenga retortijones, una sensación de presión o abotagamiento o que sienta un dolor breve y agudo cuando el endoscopio se mueve hacia adentro o cuando se le introduce aire en el colon. A medida que el colonoscopio se mueva por dentro del colon, es posible que usted sienta la necesidad de evacuar el intestino y de pasar gas. Dígale a su médico si siente dolor.

La extracción de muestras de tejido (biopsia) del colon no causa ninguna molestia. Se usa un anestésico local cuando se realiza una biopsia de la zona anal. Es posible que tenga el ano adolorido durante algunos días.

Es posible que tenga leves dolores por gases y que necesite eliminar los gases después del procedimiento. Es posible que caminar le ayude a aliviar los dolores por gases.

Si se realizó una biopsia o se le extrajo un pólipo, podría tener trazas de sangre en las heces durante algunos días.

Riesgos

Existe un riesgo muy bajo de tener complicaciones a causa de una anoscopia, una proctoscopia o una sigmoidoscopia.

  • Existe una leve probabilidad de perforar el colon (perforación) o de causar un sangrado intenso al dañar la pared del colon. Pero estos problemas son poco frecuentes.
  • También existe una leve probabilidad de tener una infección de colon (muy poco frecuente).

Llame a su médico de inmediato si tiene:

  • Sangrado rectal abundante.
  • Dolor abdominal intenso.
  • Fiebre.

Resultados

Las pruebas llamadas anoscopia, proctoscopia y sigmoidoscopia permiten que su médico observe el recubrimiento interno del ano y del recto y de la parte inferior del intestino grueso (colon).

Su médico debería poder hablar con usted sobre algunos de los hallazgos inmediatamente después de la prueba. Es posible que los resultados de laboratorio (por ejemplo, de una biopsia) demoren varios días.

Anoscopia, proctoscopia y sigmoidoscopia
Normal:
  • El recubrimiento del colon tiene una apariencia lisa y rosada con muchos pliegues.
  • No se observan crecimientos, sacos, sangrado ni inflamación anormales.
Anormal:

Los hallazgos anormales incluyen:

 

Su médico hablará con usted sobre cualquier resultado anormal significativo en relación con sus síntomas y sus antecedentes de salud.

Qué afecta esta prueba

Los motivos por los que es posible que usted no pueda realizarse la prueba o que los resultados no sean útiles incluyen:

  • Heces en el colon o en el recto.
  • La estructura del colon, por ejemplo, que el colon tenga muchas curvas.
  • Un enema de bario realizado una semana antes de la sigmoidoscopia.
  • Tener peritonitis, diverticulitis, megacolon tóxico o haber tenido recientemente una cirugía intestinal.

Para pensar

  • Podría necesitar hacerse pruebas de seguimiento, como una colonoscopia, después de la sigmoidoscopia. También es posible que se necesite una colonoscopia para examinar la sección superior del colon si se observaron crecimientos durante la sigmoidoscopia. Para saber más, vea el tema Colonoscopia.
  • En algunos casos, el sigmoidoscopio podría estar conectado a un monitor de video y a un dispositivo de grabación, lo que permitirá que su médico vea el interior del colon y grabe los hallazgos.
  • Los expertos recomiendan pruebas de detección del cáncer de colon de rutina para todas las personas de 50 años y mayores que tengan un riesgo normal de tener cáncer de colon. Su médico puede recomendarle que se haga las pruebas más temprano o con más frecuencia si tiene un riesgo más alto de cáncer de colon. Hable con su médico acerca de cuándo debe hacerse la prueba.
  • La prueba de detección que elija depende de su riesgo, sus preferencias y su médico. Hable con su médico acerca de qué le hace correr el riesgo y qué prueba sería mejor para usted.
Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Cáncer de colon: ¿Qué prueba de detección debería realizarme?

Referencias

Otras obras consultadas

  • Chernecky CC, Berger BJ (2013). Laboratory Tests and Diagnostic Procedures, 6th ed. St. Louis: Saunders.
  • Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby’s Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby Elsevier.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Adam Husney, MD - Medicina familiar
Arvydas D. Vanagunas, MD - Gastroenterología
Última revisión 30 octubre, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.