Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Tránsito esofagogastroduodenal (UGI)

Generalidades de la prueba

En un tránsito esofagogastroduodenal (UGI, por sus siglas en inglés) se examinan las secciones media y alta del tracto gastrointestinal. En la prueba se utiliza bario como material de contraste, fluoroscopia y radiografías. Antes de la prueba, usted beberá una mezcla de bario (bario como material de contraste) y agua. El bario suele combinarse con cristales de bicarbonato de soda. El médico observa el movimiento del bario a través del esófago, el estómago y la primera parte del intestino delgado (duodeno) en una pantalla de video. Se toman varias radiografías en diferentes momentos y desde diferentes perspectivas.

Se puede hacer un seguimiento del intestino delgado inmediatamente después del tránsito esofagogastroduodenal para ver el resto del intestino delgado. Si solo se observan la garganta y el esófago, la prueba se llama esofagografía (o ingestión de bario). Vea imágenes de ingestión de bario.

En algunos casos, se hace una endoscopia superior en lugar de un tránsito esofagogastroduodenal. En la endoscopia se utiliza un tubo delgado y flexible (endoscopio) para examinar el revestimiento del esófago, del estómago y del intestino delgado superior (duodeno).

Por qué se hace

Un tránsito esofagogastroduodenal (UGI) se hace para:

  • Encontrar la causa de síntomas gastrointestinales, como dificultad para tragar, vómitos, eructos, dolor de estómago (incluida una sensación de ardor o dolor persistente en el centro del estómago) o indigestión.
  • Detectar estrechamientos (compresiones) en el tracto intestinal superior, úlceras, tumores, pólipos o estenosis pilórica.
  • Detectar zonas inflamadas del intestino, síndrome de mala absorción o problemas con el movimiento peristáltico que transporta los alimentos a través de los intestinos (trastornos de la motilidad).
  • Encontrar objetos que se han ingerido.

Por lo general, solo se realiza un tránsito esofagogastroduodenal ante la presencia de síntomas de un problema gastrointestinal. Un tránsito esofagogastroduodenal se hace más a menudo en personas que tienen:

  • Dificultades para tragar.
  • Un posible bloqueo en los intestinos (obstrucción).
  • Dolor de estómago que se alivia o empeora al comer.
  • Acidez intensa o frecuente.

Cómo prepararse

Dígale a su médico si usted:

  • Está tomando algún medicamento.
  • Es alérgico a algún medicamento, al bario o a cualquier otro material de contraste para radiografías.
  • Está embarazada o podría estarlo. Esta prueba no se realiza durante el embarazo debido al riesgo de radiación para el bebé en desarrollo (feto).

Se le puede pedir que siga una dieta baja en fibra durante 2 o 3 días antes de la prueba. También se le puede pedir que evite comer las 12 horas anteriores a la prueba. Su médico le dirá si deberá dejar de tomar ciertos medicamentos antes de la prueba.

Se le puede pedir que tome un laxante la noche anterior a la prueba porque esto ayudará a limpiar los intestinos. Si no logra tener el estómago vacío por sí solo, es posible que, justo antes de que comience la prueba, le coloquen un tubo especial por la nariz que se extenderá hasta el estómago. Una suave succión en el tubo drenará el contenido del estómago.

Si le harán un seguimiento al intestino delgado después del tránsito esofagogastroduodenal, tendrá que esperar entre una radiografía y otra. El examen de seguimiento del intestino delgado completo tiene una duración de hasta 6 horas, así que lleve con usted un libro para leer o cualquier otra actividad tranquila para hacer.

Es posible que se le solicite firmar un formulario de consentimiento. Hable con su médico acerca de cualquier inquietud que tenga sobre la necesidad de la prueba, sus riesgos, el modo en que se realizará o los significados de los resultados. Para ayudarlo a comprender la importancia de esta prueba, complete el formulario de información sobre pruebas médicas (¿Qué es un documento PDF ?).

Cómo se hace

El tránsito esofagogastroduodenal se suele hacer en una clínica o en el departamento de radiología de un hospital. No necesita pasar la noche en el hospital. La prueba está a cargo de un radiólogo y de un técnico radiólogo.

Deberá quitarse la ropa y ponerse una bata de hospital. Tendrá que quitarse la dentadura postiza y las joyas. No podrá fumar ni masticar chicle durante la prueba, ya que el estómago producirá más jugos gástricos y esto enlentecerá el movimiento del bario a través de los intestinos.

Se recostará boca arriba en una camilla para radiografías. La camilla se inclina para ponerlo en una posición vertical con la máquina de rayos X delante de usted. Se pueden utilizar correas para sujetarlo a la camilla. El técnico se asegurará de que se sienta cómodo durante los cambios de posición de la camilla.

Le tomarán una radiografía antes de que ingiera el bario. A continuación, tomará pequeños tragos varias veces durante la siguiente serie de radiografías. El radiólogo le dirá cuándo y cuánto beber. Al final de la prueba, usted puede haber ingerido de 1 taza (240 mL) a 2.5 tazas (600 mL) de la mezcla de bario. Vea una imagen de una prueba de ingestión de bario.

El radiólogo observa el paso del bario a través del tracto gastrointestinal mediante el uso de la fluoroscopia y de radiografías. La camilla se inclina en diferentes posiciones y usted puede cambiar de posición para ayudar a esparcir el bario. Se aplica un poco de presión suave en su abdomen con un cinturón o con la mano enguantada del técnico. Se le puede pedir que tosa para que el radiólogo vea cómo esa acción cambia el flujo del bario. Vea una imagen de una ingestión de bario.

Si le hacen un estudio con contraste de aire, tomará un sorbo de líquido de bario con una pajita (popote) con un agujero o tomará píldoras que le producirán gas en su estómago. El aire o gas que tome permitirá ver el revestimiento del estómago y de los intestinos con mayor detalle.

Si además le hacen un estudio del intestino delgado, el radiólogo observará cómo pasa el bario a través del intestino delgado hasta llegar al intestino grueso. Las radiografías se toman cada 30 minutos.

El tránsito esofagogastroduodenal tarda de 30 a 40 minutos. Si esta prueba se realiza con un estudio del intestino delgado, la duración es de 2 a 6 horas. En algunos casos, se le puede pedir que regrese después de 24 horas para tomar más radiografías.

Cuando haya terminado el tránsito esofagogastroduodenal, podrá comer y beber lo que quiera, a menos que su médico le indique lo contrario.

Se le puede dar un laxante o un enema para eliminar el bario del intestino después de la prueba a fin de evitar el estreñimiento. Beba abundantes líquidos durante unos días para eliminar el bario.

Qué se siente

El bario líquido es espeso y blanquecino, y a algunas personas les resulta difícil tragarlo. Se utiliza un sabor dulce, como el del chocolate o la fresa, para hacer que sea más fácil de beber. A algunas personas no les gusta que la camilla para radiografías se incline. Es posible que le resulte incómoda la presión sobre el abdomen. Después de la prueba, muchas personas se sienten abotagadas y con un poco de náuseas.

De 1 a 3 días después de la prueba, la materia fecal (heces) se verá blanca debido al bario. Llame a su médico si no puede evacuar los intestinos en 2 a 3 días después de la prueba. Si el bario permanece en su intestino, puede endurecerse y provocar una obstrucción. Si sufre de estreñimiento, es posible que necesite usar un laxante para evacuar las heces.

Riesgos

El bario no se pasa a la sangre, por lo que las reacciones alérgicas son muy raras.

Algunas personas tienen arcadas mientras beben el líquido de bario. En raras ocasiones, una persona puede atragantarse e inhalar (aspirar) un poco de líquido, que ingresa en los pulmones.

Existe una pequeña posibilidad de que el bario obstruya el intestino o de que penetre en el abdomen a través de una úlcera perforada. Se puede usar un tipo especial de material de contraste (Gastrografin) si tiene una obstrucción o una úlcera.

Siempre hay una pequeña posibilidad de que se produzcan daños en las células o en el tejido por la exposición a la radiación, incluso a los bajos niveles de radiación que se usan para esta prueba.

Resultados

Un tránsito esofagogastroduodenal (UGI) examina las secciones superior y media del tracto gastrointestinal. Por lo general, los resultados están listos en 1 a 3 días.

Tránsito esofagogastroduodenal (UGI)
Normal:

El esófago, el estómago y el intestino delgado tienen un aspecto normal.

Anormal:

Se pueden observar estrechamiento (compresión), inflamación, una masa, una hernia hiatal o venas agrandadas (várices). Pueden ocurrir espasmos del esófago o regreso (reflujo) del bario desde el estómago.

El tránsito esofagogastroduodenal puede señalar una úlcera de estómago (gástrica) o de intestino (duodenal), un tumor o algo que está ejerciendo presión sobre los intestinos desde afuera del tracto gastrointestinal. Se puede observar un estrechamiento de la apertura entre el estómago y el intestino delgado (estenosis pilórica).

El seguimiento del intestino delgado puede revelar inflamación o cambios en el revestimiento que pueden explicar la mala absorción de los alimentos. Esto puede ser causado por la enfermedad de Crohn o la enfermedad celíaca.

Qué afecta esta prueba

Es posible que usted no pueda realizarse la prueba o que los resultados no sean útiles por los siguientes motivos:

  • Comer antes o durante la prueba.
  • Tener demasiado aire en el intestino delgado.

Para pensar

  • Se puede realizar un estudio de la motilidad gastrointestinal (GI, por sus siglas en inglés) si los movimientos peristálticos del intestino delgado no son normales durante el tránsito esofagogastroduodenal y el seguimiento del intestino delgado. El movimiento del bario a través del tracto intestinal inferior se registra cada pocas horas durante 24 horas como máximo. Podría ser necesario un enema de bario o una colonoscopia para confirmar el diagnóstico.
  • En algunos casos, se hace una endoscopia superior en lugar de una prueba UGI. En la endoscopia se utiliza un tubo delgado y flexible (endoscopio) para examinar el revestimiento del esófago, del estómago y del intestino delgado superior (duodeno). Para obtener más información, consulte la prueba médica Endoscopia gastrointestinal superior.
  • El tránsito esofagogastroduodenal:
    • Quizás no muestre la irritación del revestimiento del estómago (gastritis), del esófago (esofagitis) ni de úlceras con un diámetro inferior a 0.25 pulgadas (6 mm) aproximadamente.
    • No puede mostrar una infección por la bacteria Helicobacter pylori, que puede ser causa de las úlceras estomacales.
  • No se puede hacer una biopsia durante el tránsito esofagogastroduodenal si se detecta un problema.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Chernecky CC, Berger BJ (2008). Laboratory Tests and Diagnostic Procedures, 5th ed. St. Louis: Saunders.
  • Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby’s Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby Elsevier.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Jerome B. Simon, MD, FRCPC, FACP - Gastroenterología
Última revisión 7 marzo, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.