Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Hormona estimulante de la tiroides (TSH)

Generalidades de la prueba

Un análisis de sangre de la hormona estimulante de la tiroides (TSH, por sus siglas en inglés) se usa para detectar problemas en la glándula tiroides. La TSH se produce cuando el hipotálamo libera una sustancia que se llama hormona liberadora de tirotropina (TRH, por sus siglas en inglés). La TRH entonces hace que la glándula pituitaria libere TSH.

La TSH hace que la glándula tiroides produzca dos hormonas: la triyodotironina (T3) y la tiroxina (T4). La T3 y la T4 ayudan a controlar el metabolismo de su cuerpo.

La triyodotironina (T3) y la tiroxina (T4) son necesarias para el crecimiento normal del cerebro, especialmente durante los primeros 3 años de vida. Un bebé cuya glándula tiroides no produce suficiente hormona tiroidea (hipotiroidismo congénito) puede, en casos graves, ser retardado mental. Los niños mayores también necesitan hormonas tiroideas para crecer y desarrollarse con normalidad.

Esta prueba podría realizarse al mismo tiempo que las pruebas para medir la T3 y la T4.

Por qué se hace

Una prueba de la hormona estimulante de la tiroides (TSH, por sus siglas en inglés) se realiza para:

  • Averiguar si la glándula tiroides funciona en forma adecuada.
    • Una glándula tiroides hipoactiva (hipotiroidismo) puede causar síntomas como aumento de peso, cansancio, piel seca, estreñimiento, sensación de demasiado frío o periodos menstruales frecuentes.
    • Una glándula tiroides hiperactiva (hipertiroidismo) puede causar síntomas como perdida de peso, frecuencia cardíaca rápida, nerviosismo, diarrea, sensación de demasiado calor o periodos menstruales irregulares.
  • Encontrar la causa de una glándula tiroides hipoactiva (hipotiroidismo). Los niveles de TSH pueden ayudar a determinar si el hipotiroidismo se debe a una glándula tiroides dañada o a alguna otra causa (como un problema en la glándula pituitaria o en el hipotálamo).
  • Llevar un registro del tratamiento con medicamento de reemplazo de hormona tiroidea para personas que tienen hipotiroidismo.
  • Llevar un registro de la función de la glándula tiroides en personas que están recibiendo tratamiento para el hipertiroidismo. Este tratamiento podría incluir medicamento antitiroideo, cirugía o radioterapia.
  • Corroborar el diagnóstico de una glándula tiroides hipoactiva en un recién nacido (hipotiroidismo congénito).

Cómo prepararse

Informe a su médico si le han realizado alguna prueba en la que le hayan administrado material radiactivo o si le han realizado radiografías con tinte de yodo dentro de las últimas 4 a 6 semanas. Es posible que los resultados de la prueba no sean correctos si le administraron material de contraste de yodo antes de realizarle la prueba de la hormona estimulante de la tiroides (TSH, por sus siglas en inglés).

Cómo se hace

El profesional de la salud que le extraiga sangre:

  • Le colocará una banda elástica alrededor de la parte superior del brazo para detener el flujo de sangre. Esto hace que las venas por debajo de la banda se hagan más grandes y sea más fácil insertar la aguja en la vena.
  • Limpiará con alcohol el lugar de inserción de la aguja.
  • Insertará la aguja en la vena. Es posible que necesite más de un pinchazo con la aguja.
  • Conectará un tubo a la aguja para llenarlo de sangre.
  • Le retirará la banda del brazo cuando haya extraído suficiente sangre.
  • Colocará una almohadilla de gasa o una bolita de algodón en el sitio de la punción al extraer la aguja.
  • Aplicará presión en el lugar y, luego, le colocará una venda.

Qué se siente

La muestra de sangre se toma de una vena del brazo. Se coloca una banda elástica alrededor de la parte superior del brazo. Es posible que la sienta apretada. Es posible que no sienta en absoluto la aguja, o que sólo sienta un rápido piquete o pinchazo.

Riesgos

Las probabilidades de que surja un problema a partir de la extracción de una muestra de sangre de una vena son muy bajas.

  • Le puede salir un pequeño moretón en el sitio de la punción. Usted puede reducir las probabilidades de desarrollar un moretón aplicando presión en el lugar durante varios minutos.
  • En casos pocos comunes, la vena puede hincharse después de que le tomen la muestra de sangre. Este problema se llama flebitis. Para tratarlo, se puede aplicar una compresa tibia varias veces al día.
  • El sangrado continuo puede representar un problema para las personas con trastornos de sangrado. La aspirina, la warfarina (Coumadin) y otros medicamentos anticoagulantes pueden aumentar las probabilidades del sangrado. Si usted tiene problemas de sangrado o de coagulación, o si está tomando anticoagulantes, dígaselo a su médico antes de que le saquen la muestra de sangre.

Resultados

Un análisis de sangre de la hormona estimulante de la tiroides (TSH, por sus siglas en inglés) se usa para detectar problemas en la glándula tiroides.

Los valores normales enumerados aquí, llamados un rango de referencia, son solo una guía. Estos rangos varían de un laboratorio a otro, y su laboratorio puede tener un rango diferente para lo que es normal. El informe de su prueba de laboratorio debe incluir los rangos que usa su laboratorio. También, su médico evaluará sus resultados basado en su salud y otros factores. Esto significa que un resultado que cae fuera de los valores normales enumerados aquí todavía puede ser normal para usted o su laboratorio.

Por lo general, los resultados están disponibles en 2 a 3 días.

Hormona estimulante de la tiroides (TSH) 1
Adultos:

0.4–4.2 microunidades por mililitro (mcU/mL) o 0.4–4.2 miliunidades por litro (mU/L)

Niños:

0.7–6.4 mcU/mL o 0.7–6.4 mU/L

Recién nacidos (de 1 a 4 días)

1–39 mcU/mL o 1–39 mU/L

Un valor levemente alto de TSH puede no requerir tratamiento. El médico considerará cualquier síntoma que pueda tener junto con los resultados de otras pruebas para determinar si se necesita tratamiento.

Valores altos

Los niveles altos de TSH podrían estar causados por:

  • Una glándula tiroides hipoactiva (hipotiroidismo). La tiroiditis de Hashimoto es la causa más común de hipotiroidismo primario.
  • Un tumor en la glándula pituitaria que está produciendo demasiada TSH. Esto es poco común.
  • No tomar suficiente medicamento de hormona tiroidea para el tratamiento de una glándula tiroides hipoactiva.

Valores bajos

Los niveles bajos de TSH podrían estar causados por:

  • Una glándula tiroides hiperactiva (hipertiroidismo). Entre las causas del hipertiroidismo se incluyen enfermedad de Graves, un tipo de bocio (bocio multinodular tóxico), o un tumor no canceroso (benigno) que se llama nódulo tóxico.
  • Daño en la glándula pituitaria que impide que esta produzca TSH (una afección que se llama hipotiroidismo secundario).
  • Tomar demasiado medicamento para la tiroides para el tratamiento de una glándula tiroides hipoactiva.
  • Embarazo durante el primer trimestre.

Qué afecta esta prueba

Los motivos por los que es posible que usted no pueda realizarse la prueba o que los resultados no sean útiles incluyen:

  • Tomar medicamentos como corticosteroides, levodopa, heparina, dopamina o litio (como Lithobid).
  • Haberse realizado recientemente una radiografía con tinte de yodo o una prueba que utilice materiales radiactivos.
  • Tener estrés grave o una enfermedad a largo plazo (crónica).

Para pensar

  • La prueba de la hormona estimulante de la tiroides (TSH, por sus siglas en inglés) es la mejor prueba de detección para afecciones que pueden afectar la glándula tiroides.
  • Los resultados de una prueba de TSH deben considerarse junto con los resultados de las pruebas de las hormonas tiroideas, especialmente los resultados de la tiroxina (T4). Para más información acerca de las pruebas de la T3 y de la T4, vea el tema Pruebas de hormonas tiroideas.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.

Otras obras consultadas

  • Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby’s Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby Elsevier.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Matthew I. Kim, MD - Endocrinología
Última revisión 5 abril, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.