Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Análisis de semen

Generalidades de la prueba

El análisis del semen mide la cantidad de semen que produce un hombre y determina el número y la calidad de espermatozoides en la muestra de semen.

El análisis del semen suele ser una de las primeras pruebas que se realizan para determinar si un hombre tiene algún problema para procrear un hijo (infertilidad). Los problemas con el semen o esperma afectan a más de un tercio de las parejas que no pueden tener hijos (infértiles).

Las pruebas que pueden realizarse durante un análisis de semen son:

  • Volumen. Esta es una medida de la cantidad de semen presente en una eyaculación.
  • Tiempo de licuefacción. El semen es un gel espeso en el momento de la eyaculación y, normalmente, se hace líquido dentro de los 20 minutos posteriores a la eyaculación. El tiempo de licuefacción es una medida del tiempo que tarda el semen en licuarse.
  • Recuento de espermatozoides. Este es un recuento del número de espermatozoides presentes por mililitro (mL) de semen en una eyaculación.
  • Morfología espermática. Es una medida del porcentaje de espermatozoides que tienen una forma normal.
  • Motilidad espermática. Es una medida del porcentaje de espermatozoides que pueden avanzar de manera normal. También se puede medir el número de espermatozoides que muestran avance normal en una cierta cantidad de semen (densidad móvil).
  • pH. Esta es una medida de la acidez (pH bajo) o alcalinidad (pH alto) del semen.
  • Recuento de glóbulos blancos. Los glóbulos blancos, normalmente, no están presentes en el semen.
  • Niveles de fructosa. Esta es una medida de la cantidad de un azúcar llamado fructosa en el semen. La fructosa proporciona energía a los espermatozoides.

Por qué se hace

El análisis del semen se realiza para determinar si:

  • Un hombre tiene un problema reproductivo que está causando infertilidad.
  • La vasectomía ha sido exitosa.
  • La reversión de la vasectomía ha sido exitosa.

Cómo prepararse

Es posible que se le pida que evite cualquier actividad sexual que tenga como consecuencia la eyaculación por 2 a 5 días antes de un análisis de semen. Esto ayuda a asegurar que el conteo de espermatozoides esté en su nivel más alto y mejora la fiabilidad de la prueba. Cuando sea posible, no evite la actividad sexual por más de 1 a 2 semanas antes de esta prueba, dado que un largo período de inactividad sexual puede dar lugar a espermatozoides menos activos.

Es posible que se le pida que evite consumir bebidas alcohólicas durante unos pocos días antes de la prueba.

Asegúrese de informarle a su médico de todos los medicamentos o suplementos herbales que esté tomando.

Cómo se hace

Tendrá que producir una muestra de semen, por lo general, mediante la eyaculación en un frasco limpio para muestras. Puede hacerlo en una habitación privada o en un cuarto de baño en el consultorio de su médico o de una clínica. Si vive cerca del consultorio de su médico o de la clínica, podría obtener la muestra de semen en casa y luego llevarla al consultorio o a la clínica para su análisis.

  • La manera más común para recolectar el semen es mediante la masturbación, emitiendo el semen dentro de un frasco limpio para muestras. No use lubricante.
  • Puede recolectar una muestra de semen durante las relaciones sexuales retirando el pene de su pareja justo antes de la eyaculación (coito interrumpido). Eyacule luego en un frasco limpio para muestras. Este método puede ser utilizado después de una vasectomía para detectar la presencia de espermatozoides, pero, probablemente serán recomendables otros métodos si está haciéndose pruebas para la infertilidad.
  • También puede recolectar una muestra de semen durante las relaciones sexuales utilizando un condón. Si utiliza un condón común, tendrá que lavarlo perfectamente antes de usarlo para quitar cualquier talco o lubricante en él que pudiera matar a los espermatozoides. También le pueden dar un condón especial que no contenga ninguna sustancia que mate a los espermatozoides (espermicida). Después de haber eyaculado, retire con cuidado el condón de su pene. Haga un nudo en el extremo abierto del condón y colóquelo en un recipiente que pueda ser sellado, para el caso de fugas o roturas del condón.

Si cualquiera de estos métodos va en contra de sus creencias, hable con su médico acerca de otros métodos de recolección.

Si recolecta la muestra de semen en su casa, debe ser recibida en el laboratorio o en la clínica en un lapso de 1 hora. Mantenga la muestra fuera de la luz solar directa y no permita que se enfríe o se caliente. Si es un día frío, lleve el recipiente con la muestra de semen pegado a su cuerpo para mantenerlo tan cercano a la temperatura corporal como sea posible. No refrigere la muestra de semen.

Dado que las muestras de semen pueden variar de un día a otro, se pueden evaluar 2 o 3 muestras diferentes en un período de 3 meses para lograr una prueba precisa.

El análisis del semen para probar la efectividad de la vasectomía se hace, generalmente, 6 semanas después de la vasectomía.

Qué se siente

Producir una muestra de semen no causa ninguna molestia. Sin embargo, es posible que se sienta incómodo por el método utilizado para recolectarlo.

Riesgos

La recolección de semen no tiene riesgos asociados.

Resultados

El análisis del semen mide la cantidad de semen que produce un hombre y determina el número y la calidad de espermatozoides en la muestra de semen. Los resultados del análisis del semen suelen estar disponibles en un día. Los valores normales pueden variar de un laboratorio a otro.

Análisis de semen 1

Volumen del semen

Normal:

2–5 mililitros (mL) (0.002–0.005 L en unidades SI) por eyaculación

Anormal:

El volumen de semen es anormalmente bajo o alto, lo que a veces puede causar problemas de fertilidad.

Tiempo de licuefacción

Normal:

20–30 minutos después de la recolección

Anormal:

El tiempo de licuefacción es anormalmente largo, lo que puede indicar una infección.

Recuento de espermatozoides

Normal:

20 millones de espermatozoides por mililitro (mL) o más

0 espermatozoides por mililitro si el hombre se ha sometido a una vasectomía

Anormal:

Se encuentra un conteo de espermatozoides muy bajo, lo que puede significar infertilidad. Sin embargo, un recuento bajo de espermatozoides no siempre significa que un hombre no puede engendrar un hijo. Hombres con recuentos de espermatozoides por debajo de 1 millón han engendrado hijos.

Forma de los espermatozoides (morfología)

Normal:

Más del 30% de los espermatozoides tienen forma normal.

Criterio de Kruger: Más del 14% de los espermatozoides tienen una forma normal.

Anormal:

Los espermatozoides pueden ser anormales de varias maneras, como, por ejemplo, tener dos cabezas o dos colas, una cola corta, una cabeza pequeña (cabeza de alfiler) o cabeza redonda (en vez de ovalada). Los espermatozoides anormales pueden ser incapaces de moverse con normalidad o penetrar el óvulo. Generalmente, se encuentran algunos espermatozoides anormales en las muestras de semen normal. Sin embargo, un alto porcentaje de espermatozoides anormales puede dificultar el que un hombre engendre un hijo.

Movimiento espermático (motilidad)

Normal:

Más del 50% de los espermatozoides muestran un movimiento normal hacia adelante después de 1 hora.

Anormal:

Los espermatozoides deben ser capaces de avanzar (o "nadar") a través de la mucosidad en el cuello uterino para llegar a un óvulo. Un alto porcentaje de espermatozoides que no pueden nadar adecuadamente puede afectar la capacidad del hombre para engendrar un hijo.

pH del semen

Normal:

El pH del semen es de 7.1–8.0

Anormal:

Un pH del semen anormalmente alto o bajo puede matar al esperma o afectar su capacidad para moverse o para penetrar el óvulo.

Glóbulos blancos

Normal:

No se detectan glóbulos blancos ni bacterias.

Anormal:

Hay presencia de bacterias o de una gran cantidad de glóbulos blancos, lo que puede indicar una infección.

Ciertas afecciones pueden estar vinculadas con el recuento bajo o la ausencia de espermatozoides. Estas afecciones incluyen la orquitis, el varicocele, el síndrome de Klinefelter, el tratamiento de los testículos con radiación, o enfermedades que puedan causar encogimiento (atrofia) de los testículos (como las paperas).

Si se encuentran un recuento bajo de espermatozoides o un alto porcentaje de anormalidades en el esperma, se pueden hacer pruebas adicionales. Otras pruebas podrían incluir la medición de hormonas, como la testosterona, la hormona luteinizante (LH, por sus siglas en inglés), la hormona folículo-estimulante (FSH, por sus siglas en inglés) o la prolactina. Si el recuento de espermatozoides o la motilidad es muy baja, puede ser necesaria una pequeña muestra (biopsia) de los testículos para una evaluación posterior.

Qué afecta esta prueba

Los motivos por los que es posible que usted no pueda realizarse la prueba o que los resultados no sean útiles incluyen:

  • Tomar medicamentos como la cimetidina (Tagamet), las hormonas masculinas y femeninas (testosterona, estrógenos), la sulfasalazina, la nitrofurantoína y algunos medicamentos de quimioterapia.
  • El uso de cafeína, alcohol, cocaína, marihuana y tabaco.
  • Tomar medicamentos herbales, como la hierba de San Juan y altas dosis de equinácea.
  • Una muestra de semen que se enfríe. El valor de la motilidad del esperma será más bajo si la muestra de semen se enfría.
  • La exposición a la radiación, algunos productos químicos (como ciertos pesticidas o espermicidas) y la exposición prolongada al calor.
  • Una muestra de semen incompleta. Esto es más común cuando una muestra se recolecta por otros métodos distintos de la masturbación.
  • No eyacular durante varios días. Esto puede afectar el volumen de semen.

Para pensar

  • Un kit de prueba casera para determinar el recuento de espermatozoides ha sido aprobado por la Administración de Alimentos y Drogas (Food and Drug Administration o FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos. Esta prueba puede ayudarle a un hombre a averiguar si tiene problemas de fertilidad.
  • Una muestra de semen recolectada en el hogar debe ser recibida en el laboratorio o en la clínica en un lapso de 1 hora. Mantenga la muestra fuera de la luz solar directa y no permita que se enfríe o se caliente. Si es un día frío, lleve el recipiente con la muestra de semen pegado a su cuerpo para mantenerlo tan cercano a la temperatura corporal como sea posible. No refrigere la muestra de semen.
  • La detección constante de espermatozoides en el semen de un hombre que se ha practicado una vasectomía significa que su cirugía no tuvo éxito y que debe utilizar otro método anticonceptivo para prevenir el embarazo. Puede haber un número bajo de espermatozoides en una muestra de semen tomada inmediatamente después de una vasectomía. Pero no debe haber presencia de espermatozoides en las muestras subsiguientes.
  • Un hombre cuya madre tomó el medicamento dietilestilbestrol (DES) mientras estaba embarazada de él tiene un riesgo mayor de lo normal de ser incapaz de engendrar un hijo (infertilidad).
  • Otras pruebas pueden incluir la medición de los niveles de hormonas, como testosterona, hormona luteinizante (LH), hormona folículo-estimulante (FSH) o prolactina. Para obtener más información, consulte los temas Testosterona, Hormona luteinizante, Hormona folículo-estimulante y Prolactina.
  • Para problemas de infertilidad, pueden ser recomendables otras pruebas de fertilidad, incluyendo la de penetración del espermatozoide, la de presencia de anticuerpos antiespermáticos o el análisis después de tener relaciones sexuales (poscoital). Para obtener más información, vea el tema Pruebas de infertilidad.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby’s Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby Elsevier.

Otras obras consultadas

  • Chernecky CC, Berger BJ (2013). Laboratory Tests and Diagnostic Procedures, 6th ed. St. Louis: Saunders.
  • Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Fritz MA, Speroff L (2011). Male infertility. In Clinical Gynecologic Endocrinology and Infertility, 8th ed., pp. 1249–1292. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby’s Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Sarah Marshall, MD - Medicina familiar
Femi Olatunbosun, MB, FRCSC - Obstetricia y ginecología
Última revisión 30 abril, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.