Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Pruebas de anticuerpos (Prueba de Coombs)

Generalidades de la prueba

Las pruebas de anticuerpos se hacen para detectar ciertos anticuerpos que atacan a los glóbulos rojos. Los anticuerpos son proteínas producidas por el sistema inmunitario. Normalmente, los anticuerpos se adhieren a sustancias extrañas, como bacterias y virus, y hacen que sean destruidas.

Las siguientes condiciones provocan que se formen anticuerpos.

Reacción a una transfusión

La sangre humana se clasifica de acuerdo a ciertos marcadores (llamados antígenos) que se encuentran en la superficie de los glóbulos rojos. Si recibe una transfusión de sangre, la sangre transfundida debe ser compatible con su tipo de sangre. Eso quiere decir que la sangre transfundida debe tener los mismos antígenos de sus glóbulos rojos. Si recibe una transfusión de sangre con antígenos diferentes a los suyos (sangre incompatible), su sistema inmunitario destruye los glóbulos transfundidos. Esto se conoce como una reacción a la transfusión y puede causar enfermedades graves o, incluso, la muerte. Esta es la razón por la cual la compatibilidad del grupo sanguíneo es tan importante.

Sensibilización al Rh

El Rh es un antígeno. El nombre completo de este antígeno es factor Rhesus.

Si una mujer embarazada con sangre Rh negativo está gestando a un bebé (feto) con sangre Rh positivo, puede ocurrir la sensibilización al Rh. El bebé podría tener sangre Rh positivo si el padre tiene sangre Rh positivo. La sensibilización al Rh ocurre cuando la sangre del bebé se mezcla con la sangre de la madre durante el embarazo o el parto. Esto hace que el sistema inmunitario de la madre produzca anticuerpos contra los glóbulos rojos del bebé en embarazos futuros. Esta respuesta de anticuerpos se llama sensibilización al Rh y, según cuándo ocurra, puede destruir los glóbulos rojos del bebé antes o después de su nacimiento. Si ocurre la sensibilización, el feto o el recién nacido puede desarrollar problemas de leves a graves (llamados enfermedad del Rh o eritroblastosis fetal). En casos poco comunes, si la enfermedad del Rh no se trata, el feto o el recién nacido puede morir.

Una mujer con Rh negativo puede recibir una inyección de inmunoglobulina Rh (como RhoGAM) que casi siempre evita que ocurra la sensibilización. Los problemas de la sensibilización al Rh se han vuelto muy poco frecuentes desde que se desarrolló la inmunoglobulina Rh.

Anemia hemolítica autoinmune

Un tipo de anemia hemolítica, llamada anemia hemolítica autoinmune, es una enfermedad poco frecuente que provoca que se formen anticuerpos contra los propios glóbulos rojos de una persona.

Existen dos análisis de sangre que pueden comprobar si hay anticuerpos que ataquen a los glóbulos rojos: la prueba de Coombs directa y la prueba de Coombs indirecta. La prueba de Coombs directa se hace sobre una muestra de glóbulos rojos del cuerpo. Esta detecta los anticuerpos que ya están unidos a los glóbulos rojos. La prueba de Coombs indirecta se hace sobre una muestra de la parte líquida de la sangre (suero). Esta detecta los anticuerpos que están presentes en el torrente sanguíneo y que podrían adherirse a ciertos glóbulos rojos, lo que daría lugar a problemas si ocurre la mezcla de la sangre.

Por qué se hace

Prueba de Coombs directa

La prueba de Coombs directa encuentra anticuerpos unidos a los glóbulos rojos. Los anticuerpos pueden ser los de su propio organismo, generados debido a una enfermedad, o los adquiridos en una transfusión de sangre.

La prueba de Coombs directa también se puede hacer en un recién nacido con sangre Rh positivo cuya madre tiene sangre Rh negativo. La prueba muestra si la madre ha producido anticuerpos y si los anticuerpos se han desplazado a través de la placenta a su bebé.

Prueba de Coombs indirecta

La prueba de Coombs indirecta detecta ciertos anticuerpos que se encuentran en la parte líquida de la sangre (suero). Estos anticuerpos pueden atacar a los glóbulos rojos, pero no están unidos a ellos. Por lo general, la prueba de Coombs indirecta se realiza para detectar anticuerpos en la sangre del receptor o del donante antes de una transfusión.

Al principio de un embarazo, se realiza una prueba para determinar si la mujer tiene sangre Rh positivo o Rh negativo (títulos de anticuerpos Rh). Si la mujer tiene sangre Rh negativo, se pueden tomar medidas para proteger al bebé.

Cómo prepararse

No necesita hacer nada antes de realizarse esta prueba.

Cómo se hace

El profesional de la salud que le extraiga sangre:

  • Le ajustará una banda elástica alrededor de la parte superior del brazo para detener el flujo de sangre. Esto hace que las venas por debajo de la banda se agranden y sea más fácil insertar la aguja en la vena.
  • Limpiará con alcohol el lugar de inserción de la aguja.
  • Insertará la aguja en la vena. Si la aguja no se coloca correctamente o si la vena colapsa, es posible que sea necesario pinchar más de una vez con la aguja.
  • Conectará un tubo a la aguja para llenarlo de sangre.
  • Le quitará la banda del brazo cuando haya extraído la sangre necesaria.
  • Colocará una almohadilla de gasa o una bolita de algodón en el sitio de la punción al retirar la aguja.
  • Presionará el lugar de inserción y, luego, le pondrá una venda.

Qué se siente

La muestra de sangre se toma de una vena del brazo. Se coloca una banda elástica alrededor de la parte superior del brazo. Es posible que la sienta apretada. Es posible que no sienta en absoluto la aguja o que solo sienta un rápido piquete o pinchazo.

Riesgos

Las probabilidades de que surja un problema a partir de la extracción de una muestra de sangre de una vena son muy bajas.

  • Le puede salir un pequeño moretón en el sitio de la punción. Usted puede reducir las probabilidades de desarrollar un moretón al aplicar presión en el lugar durante varios minutos.
  • En casos pocos comunes, la vena puede hincharse después de que le tomen la muestra de sangre. Este problema se llama flebitis. Para tratarlo, se puede aplicar una compresa tibia varias veces al día.
  • El sangrado continuo puede representar un problema para las personas con trastornos de sangrado. La aspirina, la warfarina (Coumadin) y otros medicamentos anticoagulantes pueden aumentar las probabilidades de sangrado. Si tiene problemas de sangrado o de coagulación, o si está tomando anticoagulantes, dígaselo a su médico antes de que le saquen la muestra de sangre.

Resultados

Las pruebas de anticuerpos (pruebas de Coombs) se hacen para detectar anticuerpos que atacan a los glóbulos rojos.

Normales

No se encontraron anticuerpos. Esto se llama prueba de resultado negativo.

  • Prueba de Coombs directa. Un resultado negativo significa que su sangre no tiene anticuerpos unidos a los glóbulos rojos.
  • Prueba de Coombs indirecta. Un resultado negativo significa que su sangre es compatible con la sangre que va a recibir en la transfusión. Una prueba de Coombs indirecta negativa para el factor Rh (títulos de anticuerpos Rh) en una mujer embarazada significa que no ha desarrollado anticuerpos contra la sangre Rh positivo del bebé. Esto significa que no ha ocurrido la sensibilización al Rh.

Anormales

  • Prueba de Coombs directa. Un resultado positivo significa que la sangre tiene anticuerpos que luchan contra los glóbulos rojos. Esto puede ser causado por una transfusión de sangre incompatible o puede estar relacionado con enfermedades como anemia hemolítica o enfermedad hemolítica del recién nacido (HDN, por sus siglas en inglés).
  • Prueba de Coombs indirecta. Un resultado positivo significa que su sangre es incompatible con la sangre del donante y no puede recibir sangre de esa persona. Si la prueba de título de anticuerpos Rh es positiva en una mujer que está embarazada o que planea quedar embarazada, significa que tiene anticuerpos contra la sangre Rh positivo (sensibilización al Rh). Se le harán pruebas al inicio del embarazo para verificar el tipo de sangre de su bebé. Si el bebé tiene sangre Rh positivo, la madre será observada de cerca durante todo el embarazo para evitar problemas con los glóbulos rojos del bebé. Si no ha ocurrido la sensibilización, se puede prevenir con una inyección de inmunoglobulina Rh.

Qué afecta esta prueba

Es posible que no pueda realizarse la prueba o que los resultados no sean útiles por diversos motivos, entre los que se incluyen:

  • Haber tenido una transfusión de sangre en el pasado.
  • Estar embarazada en los últimos 3 meses.
  • Tomar algunos medicamentos, como cefalosporinas, sulfamidas, medicamentos para la tuberculosis, insulina y tetraciclinas.

Para pensar

Se le puede hacer una prueba de Coombs directa a un bebé recién nacido (cuya madre tiene sangre Rh negativo) para detectar anticuerpos contra los glóbulos rojos del bebé. Si la prueba es positiva, es posible que el bebé necesite una transfusión de sangre compatible para prevenir la anemia.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Chernecky CC, Berger BJ (2008). Laboratory Tests and Diagnostic Procedures, 5th ed. St. Louis: Saunders.
  • Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby’s Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby Elsevier.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
W. David Colby IV, MSc, MD, FRCPC - Enfermedad infecciosa
Última revisión 30 diciembre, 2011

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.