Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Histeroscopia

Generalidades de la prueba

La histeroscopia es una forma de que el médico observe el revestimiento del útero. El médico utiliza un instrumento de observación delgado llamado histeroscopio. La punta del histeroscopio se introduce en la vagina y se desplaza suavemente a través del cuello uterino hacia el interior del útero. El histeroscopio tiene una luz y una cámara conectada para que su médico pueda ver el revestimiento (endometrio) en una pantalla de video.

La histeroscopia se puede hacer para encontrar la causa de sangrado anormal o de sangrado que se presenta después de que una mujer ha pasado la menopausia. También se puede hacer para ver si algún problema en el útero le impide quedar embarazada (infertilidad). La histeroscopia se puede utilizar para extirpar crecimientos en el útero, como fibromas o pólipos.

Asimismo, su médico podría tomar una pequeña muestra de tejido (biopsia). La muestra se observa con un microscopio para detectar problemas. Otra cirugía, llamada laparoscopia, también se puede hacer al mismo tiempo que una histeroscopia si hay un problema de infertilidad.

Por qué se hace

La histeroscopia se puede hacer para:

  • Encontrar la causa de cólicos intensos o de sangrado anormal. Su médico puede pasar instrumentos con calor a través del histeroscopio para detener el sangrado.
  • Ver si un problema en la forma o el tamaño del útero o si el tejido cicatricial en el útero son la causa de la infertilidad.
  • Observar las aberturas del útero hacia las trompas de Falopio. Si las trompas están obstruidas, el médico puede abrir las trompas con instrumentos especiales que pasan a través del histeroscopio.
  • Encontrar las causas posibles de abortos espontáneos reiterados. También se pueden hacer otras pruebas.
  • Buscar y extraer un dispositivo intrauterino (DIU) mal colocado.
  • Encontrar y extirpar pequeños fibromas o pólipos.
  • Detectar cáncer de endometrio.
  • Utilizar instrumentos con calor para eliminar zonas problemáticas en el revestimiento del útero (ablación endometrial).
  • Colocar un implante anticonceptivo (como Essure) en la abertura de las trompas de Falopio como un método anticonceptivo permanente.

Cómo prepararse

Dígale a su médico si usted:

  • Está o pudiera estar embarazada.
  • Está tomando algún medicamento.
  • Es alérgica a algún medicamento.
  • Ha tenido problemas de sangrado o toma anticoagulantes, como aspirina o warfarina (Coumadin).
  • Ha recibido tratamiento por una infección vaginal, del cuello uterino o de la pelvis en las últimas 6 semanas.
  • Tiene algún problema cardíaco o pulmonar.

Es mejor hacerse una histeroscopia cuando no está teniendo su período menstrual. Si existe alguna posibilidad de que pudiera quedar embarazada, la histeroscopia se debe hacer antes de que esté ovulando para que su médico esté seguro de que no está embarazada.

No se haga lavados vaginales, no use tampones ni use medicamentos vaginales 24 horas antes de la histeroscopia.

Se le puede dar un medicamento (sedante) para que se relaje durante la prueba, o se le puede poner anestesia general, regional o local. Su médico hablará con usted sobre esto.

Si le van a poner anestesia general, tendrá que dejar de comer y beber antes de la prueba. Siga al pie de la letra las instrucciones sobre cuándo dejar de comer y beber; de lo contrario, su cirugía podría ser cancelada. Si su médico le indicó que tome sus medicamentos el día de la cirugía, hágalo con un solo sorbo de agua.

Haga arreglos para que alguien la lleve a su hogar después de la prueba en caso de que se le dé un sedante.

Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento antes de la prueba. Hable con su médico acerca de cualquier inquietud que tenga sobre la necesidad de la prueba, sus riesgos, el modo en que se realizará o los significados de los resultados. Para ayuda en la comprensión de la importancia de esta prueba, complete el formulario de información sobre pruebas médicas (¿Qué es un documento PDF ?).

Es posible que el hospital o el centro quirúrgico le envíen instrucciones sobre cómo prepararse para una cirugía o que una enfermera la llame para brindarle instrucciones antes de la cirugía.

Cómo se hace

Por lo general, la histeroscopia es realizada por su ginecólogo en el quirófano de un hospital o de un centro quirúrgico. La mayoría de las mujeres vuelven a su hogar el mismo día. En algunos casos, la histeroscopia se puede hacer en el consultorio del médico.

Es posible que le administren un medicamento (anestesia) para ayudarla a relajarse, para adormecer la zona o para ayudarla a dormir.

Se deberá quitar toda la ropa y ponerse una bata para la prueba. Deberá vaciar la vejiga antes de la prueba. Luego, deberá recostarse boca arriba en una mesa de exploración, con las piernas elevadas y los pies apoyados en soportes (estribos).

Su médico le insertará en la vagina un instrumento lubricado llamado espéculo. El espéculo separa suavemente las paredes vaginales, de manera que el médico pueda ver el interior de la vagina y el cuello uterino. Vea una imagen de un examen pélvico con un espéculo. Se le limpiará la vagina con un jabón especial.

El histeroscopio se colocará en la entrada de la vagina y se desplazará suavemente a través del cuello uterino hasta el útero. Se inyectará un gas o un líquido a través del histeroscopio dentro del útero para ayudar a que el médico observe el revestimiento con claridad. Su médico observará a través del histeroscopio una vista ampliada del revestimiento del útero. Su médico también podrá ver las aberturas del útero de las trompas de Falopio. Se podría utilizar una pantalla de video durante la prueba.

Cuando le hagan una biopsia u otro procedimiento, el médico utilizará instrumentos pequeños a través del histeroscopio. La histeroscopia tarda aproximadamente 30 minutos, a menos que le hagan otros procedimientos.

Qué se siente

Si le dan un sedante o anestesia local o regional, es posible que tenga algunos cólicos durante la prueba. Si se le administra anestesia general, podría tener cosquilleo, sequedad en la garganta, ronquera ligera o dolor de garganta leve después de la prueba; estos síntomas pueden durar varios días. Las pastillas para la garganta y las gárgaras con agua salada tibia pueden ayudar a aliviar los síntomas de la garganta.

Algunas mujeres se sienten mareadas y con malestar estomacal. Esto se llama reacción vasovagal. Esta sensación desaparecerá después de unos minutos.

Es posible que tenga que evitar las relaciones sexuales, el uso de tampones o la práctica de deportes durante un tiempo después de la histeroscopia. Pregúntele a su médico cuándo puede reanudar sus actividades normales.

Riesgos

Si se utiliza un líquido durante la prueba para ayudar a que médico vea el revestimiento del útero con claridad, es posible que absorba un poco de líquido y se sienta abotagada. También podría cambiar su nivel de sodio en la sangre. Si se utiliza gas, hay un pequeño riesgo de que se forme una burbuja de aire (embolia gaseosa) en un vaso sanguíneo, aunque esto es muy poco frecuente.

La histeroscopia puede causar lesiones en el útero o en el cuello uterino, una infección o sangrado. En raras ocasiones, pueden llegar a perforarse el útero, la vejiga o el intestino durante la prueba, lo que requiere una reparación quirúrgica. Si se utiliza anestesia general, existe un pequeño riesgo de tener problemas por la anestesia.

Después de la prueba

Inmediatamente después de la prueba, será llevada a un área de recuperación donde las enfermeras la cuidarán y la tendrán en observación. Por lo general, permanecerá en el área de recuperación de 1 a 4 horas y, luego, se la trasladará a una habitación del hospital o podrá ir a su casa. Además de cualquier indicación especial de su médico, su enfermera le proporcionará información para ayudarla en su recuperación. Probablemente se vaya a su hogar con una hoja de instrucciones de cuidado y con indicaciones sobre a quién llamar si tiene algún problema.

Es normal tener algo de sangrado vaginal durante más o menos uno o dos días después de la histeroscopia. También podría tener algo de dolor leve de estomago si se utilizó gas durante la prueba. Este debe desaparecer en el término de 24 horas. Puede tomar acetaminofén (como Tylenol) para aliviar el dolor.

Siga todas las indicaciones de su médico. Llame a su médico si tiene:

  • Sangrado o flujo vaginal abundante (más que durante un periodo menstrual normal).
  • Fiebre.
  • Dolor abdominal o pélvico agudo o cólicos.
  • Problemas para orinar.
  • Falta de aire.
  • Vómitos.

Resultados

La histeroscopia es una forma de que el médico observe el revestimiento del útero. El médico utiliza un instrumento de observación delgado llamado histeroscopio. Su médico hablará con usted sobre lo que observa al momento de realizarse la histeroscopia.

Histeroscopia
Normal:

El interior del útero se ve normal en tamaño y forma.

No hay presencia de pólipos, fibromas u otros crecimientos.

Las aberturas de las trompas de Falopio se ven normales.

Anormal:

El tamaño o la forma del interior del útero no parecen normales.

Hay tejido cicatricial en el útero.

Hay presencia de pólipos uterinos, fibromas u otros crecimientos.

Se encontró y extrajo un dispositivo intrauterino (DIU) que estaba mal colocado.

Las aberturas del útero a una o ambas trompas de Falopio están cerradas.

Qué afecta esta prueba

Es posible que no pueda realizarse la histeroscopia o que los resultados no sean útiles por diversos motivos, entre los que se incluyen:

  • Tener su período menstrual. Su médico no podrá ver el revestimiento con claridad.
  • Estar embarazada. La histeroscopia no se puede hacer si está embarazada, debido al riesgo para su bebé en desarrollo (feto).
  • Tener una infección vaginal o cervical.

Si usted no es sexualmente activa, la histeroscopia se puede hacer en cualquier momento. Sin embargo, es mejor hacerse una histeroscopia cuando no está teniendo su período menstrual.

Si es posmenopáusica, la histeroscopia se puede hacer en cualquier momento.

Para pensar

Referencias

Otras obras consultadas

  • Chernecky CC, Berger BJ (2008). Laboratory Tests and Diagnostic Procedures, 5th ed. St. Louis: Saunders.
  • Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby’s Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Sarah Marshall, MD - Medicina familiar
Femi Olatunbosun, MB, FRCSC - Obstetricia y ginecología
Última revisión 22 octubre, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.