Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Gammagrafía pulmonar

Generalidades de la prueba

Una gammagrafía pulmonar es un estudio nuclear que se usa más comúnmente para detectar un coágulo de sangre que impide el flujo normal de sangre a una parte del pulmón (embolia pulmonar). Vea la imagen de una gammagrafía pulmonar.

Hay dos tipos de gammagrafías de pulmón que se suelen hacer juntas:

  • Gammagrafía de ventilación. Durante una gammagrafía de ventilación, se inhala un gas o un rocío de un marcador radiactivo. Las imágenes de esta exploración pueden mostrar zonas de los pulmones que no están recibiendo suficiente aire o que retienen demasiado aire. Las zonas del pulmón que retienen mucho aire aparecen en las imágenes como puntos brillantes o "calientes". Las zonas que no están recibiendo suficiente aire aparecen como puntos oscuros o "fríos".
  • Gammagrafía de perfusión. Durante una gammagrafía de perfusión, se inyecta el marcador radiactivo en una vena en el brazo. El marcador viaja por el torrente sanguíneo hasta los pulmones. Las imágenes de esta exploración pueden mostrar zonas de los pulmones que no están recibiendo suficiente sangre. El marcador se absorbe de manera uniforme en las zonas del pulmón donde el flujo de sangre es normal. Estas zonas aparecen con el marcador distribuido uniformemente. Las zonas que no están recibiendo suficiente sangre aparecen como puntos fríos.

Si los pulmones están funcionando normalmente, el flujo de sangre en una gammagrafía de perfusión coincide con el flujo de aire en una gammagrafía de ventilación. Una falta de coincidencia entre las gammagrafías de ventilación y de perfusión puede significar una embolia pulmonar.

Las gammagrafías de ventilación y de perfusión se pueden hacer por separado o conjuntamente para diagnosticar ciertas enfermedades pulmonares. Cuando se hacen ambas exploraciones, la prueba se llama gammagrafía V/Q. La gammagrafía de ventilación suele hacerse primero.

Por qué se hace

Una gammagrafía pulmonar se hace para:

  • Encontrar un coágulo de sangre que impide el flujo normal de la sangre (perfusión) a una parte del pulmón (embolia pulmonar).
  • Revisar el flujo de sangre (perfusión) o de aire (ventilación) a través de los pulmones.
  • Ver qué partes de los pulmones están funcionando y cuáles están dañadas. Esto se suele hacer antes de la cirugía de pulmón para extraer partes del pulmón.

Cómo prepararse

Antes de la gammagrafía pulmonar, dígale a su médico si:

  • Está o pudiera estar embarazada.
  • Está amamantando. El marcador radiactivo usado en esta prueba puede llegar a su leche materna. No amamante a su hijo por 1 o 2 días después de esta prueba. Durante este tiempo, puede darle a su hijo leche materna que haya guardado antes de la prueba, o puede darle fórmula. Deseche la leche materna que se saque los 1 o 2 primeros días después de la prueba.

Una radiografía de tórax suele hacerse el mismo día, ya sea antes o después de la gammagrafía pulmonar.

Es posible que se le pida que firme un formulario de consentimiento antes de la prueba. Hable con su médico de cualquier preocupación que tenga sobre la necesidad de la prueba, sus riesgos, cómo se hará o qué significarán los resultados. Para ayuda en la comprensión de la importancia de esta prueba, complete el formulario de información sobre pruebas médicas (¿Qué es un documento PDF ?).

Cómo se hace

Por lo general, la gammagrafía pulmonar es realizada por un técnico en medicina nuclear. Las imágenes de la exploración generalmente son interpretadas por un radiólogo o por un especialista en medicina nuclear.

Necesitará quitarse cualquier joya que pudiera interferir en la exploración. Tal vez deba quitarse toda o casi toda la ropa, según la zona que se examine (es posible que le permitan dejarse la ropa interior puesta si las prendas no interfieren en la prueba). Le darán un protector de tela o de papel para que lo use durante la prueba.

Durante la exploración, se acostará boca arriba con la cámara de exploración colocada encima o debajo del pecho, o se sentará con la cámara situada al lado de su pecho. La cámara no produce ningún tipo de radiación, por lo que usted no está expuesto a ninguna radiación adicional mientras se realiza la exploración.

Gammagrafía de ventilación

Para la gammagrafía de ventilación, le colocarán una mascarilla sobre la boca y la nariz. O podría tener una pinza nasal en la nariz y un tubo en la boca que utilizará para respirar. Inhalará el gas o el rocío con el marcador a través de la máscara o del tubo tomando una respiración profunda y manteniéndola. La cámara buscará la radiación liberada por el marcador y producirá imágenes a medida que se mueva el marcador a través de los pulmones. Se le puede pedir que inhale y exhale el gas por la boca durante varios minutos. A continuación, se le puede pedir que contenga la respiración por períodos cortos (aproximadamente 10 segundos) y cambie de posición para que sus pulmones se puedan ver desde otros ángulos. La cámara puede moverse para tomar fotografías desde diferentes ángulos. Usted necesita permanecer muy quieto durante cada exploración para evitar imágenes desenfocadas.

Después, el gas o el rocío radiactivo se liberará de sus pulmones a medida que respira.

La gammagrafía de ventilación dura alrededor de 15 a 30 minutos.

Gammagrafía de perfusión

Para la gammagrafía de perfusión, el técnico limpiará el sitio en el brazo donde se le inyectará el marcador radiactivo. Después le inyectará una pequeña cantidad del marcador radiactivo.

Una vez que le hayan inyectado el marcador radiactivo, la cámara buscará la radiación liberada por el marcador y producirá imágenes a medida que este se desplaza por sus pulmones. La cámara puede volverse a colocar alrededor del pecho para obtener diferentes vistas. Usted necesita permanecer muy quieto durante cada exploración para evitar imágenes desenfocadas.

La gammagrafía de perfusión dura alrededor de 5 a 10 minutos.

Qué se siente

Usted puede encontrar que respirar a través de la mascarilla durante la gammagrafía de ventilación es incómodo, especialmente si siente que tiene dificultad para respirar. Sin embargo, se le administrará bastante oxígeno a través de la máscara.

Es posible que no sienta la punción de la aguja en absoluto al momento que se inyecta el marcador, o que sienta un pinchazo o pellizco breves cuando la aguja atraviese la piel. Aparte de eso, una gammagrafía pulmonar suele ser indolora. Es posible que le resulte difícil permanecer quieto durante el examen. Pida una almohada o una manta para ponerse lo más cómodo posible antes de empezar el procedimiento.

Riesgos

Son muy raras las reacciones alérgicas al marcador radiactivo. La mayor parte del marcador será eliminado de su cuerpo (a través de la orina o de las heces) en un día, así que asegúrese de vaciar rápidamente el inodoro y lavarse bien las manos con agua y jabón. La cantidad de radiación es tan pequeña que no implica ningún riesgo para las personas que entran en contacto con usted después de la prueba.

De vez en cuando, se puede llegar a presentar algo de dolor o hinchazón en el sitio de la inyección. Estos síntomas generalmente se pueden aliviar mediante la aplicación de compresas tibias y húmedas en el brazo.

Siempre existe un leve riesgo de causar daños en las células o en el tejido por la exposición a cualquier tipo de radiación, inclusive a los niveles bajos de radiación liberados por el marcador radiactivo usado para esta prueba.

Resultados

Una gammagrafía pulmonar es un estudio nuclear que se usa más comúnmente para detectar un coágulo de sangre que impide el flujo normal de sangre a una parte del pulmón (embolia pulmonar). Los resultados de una gammagrafía pulmonar suelen estar listos en 1 día.

Gammagrafía pulmonar
Normal:

El marcador radiactivo se distribuye uniformemente por toda la extensión de los pulmones durante la ventilación y la perfusión.

Anormal:

La gammagrafía de ventilación es anormal, pero la gammagrafía de perfusión es normal. Esto puede significar unas vías respiratorias anormales en la totalidad o en partes del pulmón. Podría haber presencia de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o de asma.

La gammagrafía de perfusión es anormal, pero la gammagrafía de ventilación es normal. Según la diferencia entre las dos gammagrafías, es posible que haya una embolia pulmonar.

Tanto la gammagrafía de ventilación como la de perfusión son anormales. Esto puede ser causado por ciertos tipos de enfermedades pulmonares, como la neumonía, la EPOC o una embolia pulmonar.

Los resultados de la gammagrafía pulmonar pueden ayudar al médico a determinar la probabilidad de la presencia de una embolia pulmonar. Los resultados suelen describirse de una de las siguientes maneras:

  • Normales. Los resultados no muestran ningún problema con sus pulmones.
  • Baja probabilidad. Los resultados muestran que la probabilidad de embolia pulmonar es baja. Su médico podría sentir que son necesarias más pruebas.
  • Probabilidad indeterminada o intermedia. Los resultados de la gammagrafía pulmonar muestran que existe la posibilidad de una embolia pulmonar. Pueden ser necesarias más pruebas, como un angiograma o un angiograma pulmonar por tomografía computarizada.
  • Alta probabilidad. Los resultados muestran que la probabilidad de una embolia pulmonar es alta. Generalmente, no hay necesidad de hacer más pruebas de diagnóstico. Su médico le dará medicamentos para el tratamiento de la embolia pulmonar.

Qué afecta esta prueba

Los motivos por los que es posible que usted no pueda realizarse la prueba o que los resultados no sean útiles incluyen:

  • Embarazo. Por lo general, no se realizan gammagrafías pulmonares durante el embarazo debido a que la radiación podría dañar al bebé en desarrollo (feto).
  • Incapacidad para permanecer quieto durante la prueba.
  • Incapacidad para respirar a través de la mascarilla o del tubo.
  • Afecciones médicas, como edema pulmonar o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), que involucran a los pulmones o al corazón.

Para pensar

  • Verificar la presencia de un coágulo de sangre en la pierna (trombosis venosa profunda) puede ayudar al médico a decidir si usted está en alto riesgo de tener una embolia pulmonar. Después de realizar el historial de salud y el examen físico para establecer su nivel de riesgo (prueba previa de probabilidad) para la trombosis venosa profunda en las piernas, se suele hacer una ecografía. Su prueba previa de probabilidad y los resultados de la ecografía inicial ayudarán a su médico a determinar las pruebas más apropiadas de seguimiento para ver si usted tiene una embolia pulmonar. Para obtener más información, vea el tema Ecografía Doppler.
  • Los resultados inciertos de la gammagrafía de perfusión a veces se investigan más a fondo mediante una angiografía pulmonar o una nueva técnica de tomografía computarizada llamada angiografía pulmonar por tomografía computarizada, o CTPA, por sus siglas en inglés. La angiografía pulmonar es una radiografía que utiliza un medio de contraste que se inyecta en el torrente sanguíneo para evaluar el flujo de sangre a través de las arterias que conducen a los pulmones (arterias pulmonares). Muchos centros médicos o médicos utilizan actualmente la CTPA como su primera opción para evaluar una embolia pulmonar en lugar de una gammagrafía pulmonar debido a que la tomografía computarizada se ha vuelto más accesible. Para obtener más información, vea los temas Angiograma del pulmón y Tomografía computarizada del cuerpo.
  • Los resultados de una gammagrafía pulmonar para personas que tienen una enfermedad pulmonar a largo plazo (crónica), como enfisema o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), pueden ser difíciles de interpretar. Por esta razón, se podrían hacer otras pruebas, como un angiograma por tomografía computarizada.
  • Los resultados de una gammagrafía pulmonar combinada (ventilación y perfusión), a menudo llamada gammagrafía V/Q, pueden ser difíciles de interpretar. Estos resultados deben ser interpretados junto con los síntomas de la persona y los resultados de otras pruebas, como un examen físico, pruebas de laboratorio y una radiografía de tórax.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby’s Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby Elsevier.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Anne C. Poinier, MD - Medicina interna
Myo Min Han, MD - Medicina Nuclear
Última revisión 1 octubre, 2012

Última revisión: 1 octubre, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.