Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Gammagrafía con galio

Generalidades de la prueba

La gammagrafía con galio es una prueba de medicina nuclear. La prueba de medicina nuclear usa una cámara especial para tomar imágenes de tejidos específicos en el cuerpo después de que un marcador radiactivo (radionúclido o radioisótopo) los hace visibles. Cada tipo de tejido que puede ser explorado (incluidos huesos, órganos, glándulas y vasos sanguíneos) usa un compuesto radiactivo diferente como marcador. La radiactividad de un marcador disminuye en un período de horas, días o semanas. El marcador se queda en el cuerpo hasta que sea eliminado como desecho, generalmente en la orina o las heces (materia fecal).

Durante una gammagrafía con galio, se inyecta el marcador (citrato de galio radiactivo) en una vena del brazo. Este viaja por el torrente sanguíneo y entra a los tejidos del cuerpo, principalmente a los huesos, al hígado, a los intestinos y a las zonas de tejido donde hay inflamación o una concentración de glóbulos blancos (WBC, por sus siglas en inglés). A menudo, el marcador demora unos días en acumularse en estas zonas, de modo que en la mayoría de los casos, la exploración se hace 2 días después de que se haya inyectado el marcador y, otra vez, a los 3 días. Las zonas donde el marcador se concentra en cantidades más altas de lo normal aparecen como puntos brillantes o "calientes" en las imágenes. Las partes problemáticas pueden ser causadas por una infección, ciertas enfermedades inflamatorias o un tumor.

Por qué se hace

La gammagrafía con galio se hace para:

  • Descubrir la fuente de una infección que causa fiebre (llamada fiebre de origen desconocido).
  • Detectar un absceso o ciertas infecciones, sobre todo en los huesos.
  • Observar la respuesta al tratamiento con antibióticos.
  • Diagnosticar afecciones inflamatorias, como fibrosis pulmonar o sarcoidosis.
  • Detectar ciertos tipos de cáncer (como el linfoma). También puede hacerse una gammagrafía con galio para ver si el cáncer se propagó (metastatizó) a otras partes del cuerpo, o para verificar lo bien que funciona el tratamiento contra el cáncer.

Cómo prepararse

Antes de hacerse una gammagrafía con galio, informe a su médico si:

  • Está o pudiera estar embarazada.
  • Está amamantando. Si no seguirá amamantando después de la prueba, le pedirán detener la lactancia materna 2 semanas antes de la prueba, de modo que el marcador radiactivo no se acumule en el tejido mamario. Si seguirá amamantando después de la prueba, se recomienda que no use su leche materna durante 4 semanas después de una gammagrafía con galio, ya que el marcador puede pasar a su bebé. Algunos médicos pueden aconsejar que deje de amamantar completamente después de esta exploración.
  • En los últimos 4 días anteriores a la gammagrafía con galio, le han hecho una radiografía con un material de contraste de bario (como un enema de bario) o ha tomado un medicamento que contiene bismuto (como Pepto-Bismol). El bario y el bismuto pueden interferir en los resultados de la prueba.

El galio se acumula en el intestino grueso (colon) antes de que sea eliminado en las heces. Es posible que deba tomar un laxante la noche anterior a la exploración y hacerse un enema de 1 a 2 horas antes para evitar que el galio en su colon interfiera en las imágenes de la zona estudiada.

Hable con su médico acerca de cualquier inquietud que tenga sobre la necesidad de la prueba, sus riesgos, cómo se realizará o el significado de los resultados. Para ayuda en la comprensión de la importancia de esta prueba, complete el formulario de información sobre pruebas médicas (¿Qué es un documento PDF ?).

Cómo se hace

Por lo general, la gammagrafía con galio es realizada por un técnico en medicina nuclear. Las imágenes de la exploración generalmente son interpretadas por un radiólogo o un especialista en medicina nuclear.

El técnico le limpiará el sitio del brazo donde se inyectará el marcador radiactivo. Luego, se inyecta una pequeña cantidad del marcador. Tendrá que volver para las pruebas de diagnóstico. Por lo general, las gammagrafías con galio se hacen 24 horas (1 día), 48 horas (2 días) y 72 horas (3 días) después de que se inyecta el marcador.

Antes de que se realice la exploración, tendrá que quitarse todas las joyas que puedan interferir en la exploración. Deberá quitarse toda o casi toda la ropa, según la zona que se examine (es posible que no tenga que quitarse la ropa interior si esta no interfiere en la prueba). Le darán un protector de tela o de papel para que lo use durante la prueba.

Estará acostado boca arriba en una mesa, y se colocará una cámara de exploración grande muy cerca encima de usted. Después de que se inyecte el marcador radiactivo, la cámara explorará para detectar la radiación emitida por el marcador y producirá imágenes del marcador en los tejidos. La cámara puede moverse despacio encima y alrededor de su cuerpo. La cámara no produce ninguna radiación, por lo que no estará expuesto a ninguna radiación adicional mientras se hace la exploración.

Pueden pedirle que se mueva en posiciones diferentes para que se pueda ver la zona de interés desde otros ángulos. Tiene que mantenerse acostado muy quieto durante cada exploración para evitar que las imágenes salgan borrosas. Pueden pedirle que contenga la respiración brevemente durante algunas exploraciones.

Cada exploración puede durar aproximadamente de 60 a 90 minutos.

Qué se siente

Es posible que no sienta la punción de la aguja en absoluto cuando le inyecten el marcador o que sienta un pinchazo o un pellizco breves cuando la aguja atraviese la piel. Por lo demás, la gammagrafía con galio suele ser indolora. Puede resultarle difícil permanecer quieto durante la exploración. Pida una almohada o una manta para estar lo más cómodo posible antes de que comience la exploración.

Riesgos

Siempre existe un leve riesgo de causar daños en las células o en el tejido por la exposición a cualquier tipo de radiación, incluso a los niveles bajos de radiación liberados por el marcador que se usa para realizar esta prueba.

Las reacciones alérgicas al marcador son poco frecuentes. La mayor parte del marcador se eliminará de su cuerpo (a través de la orina o las heces) en 4 días. La cantidad de radiación es tan pequeña que no representa un riesgo para las personas que tienen contacto con usted después de la prueba.

A veces, podría tener dolor o hinchazón en el sitio de la inyección. Puede aliviar estos síntomas al aplicar compresas húmedas y tibias en su brazo.

Resultados

La gammagrafía con galio es una prueba de medicina nuclear que usa una cámara especial para tomar imágenes de tejidos específicos en el cuerpo después de que un marcador radiactivo (radionúclido o radioisótopo) los hace visibles. Por lo general, los resultados de una gammagrafía con galio están disponibles 2 días después de que se hacen las exploraciones.

Gammagrafía con galio
Normal:

La acumulación y la actividad del galio en los huesos, el hígado, el bazo y el intestino grueso (colon) son normales. No se ven zonas de acumulación de galio poco usuales.

Anormal:

Hay una acumulación de galio anormalmente alta (punto caliente) en una o varias zonas del cuerpo, lo que posiblemente significa la presencia de una inflamación, una infección o un tumor.

Qué afecta esta prueba

Es posible que no pueda realizarse la prueba o que los resultados no sean útiles por los siguientes motivos:

  • Estar embarazada. Por lo general, no se realizan gammagrafías con galio durante el embarazo debido a que la radiación podría dañar al bebé en desarrollo (feto).
  • Tener bario o bismuto en su sistema. Si es necesaria una gammagrafía con galio, debe realizarse antes de cualquier prueba que use bario (como un enema de bario). Tomar medicamentos (como el Pepto-Bismol) que contienen bismuto también puede interferir en la gammagrafía con galio.
  • No poder permanecer quieto durante la prueba.

Para pensar

Referencias

Otras obras consultadas

  • Chernecky CC, Berger BJ (2008). Laboratory Tests and Diagnostic Procedures, 5th ed. St. Louis: Saunders.
  • Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby’s Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby Elsevier.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Howard Schaff, MD - Diagnóstico en radiología
Última revisión 29 noviembre, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.