Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Ecografía de seno

Generalidades de la prueba

Una ecografía de seno usa ondas sonoras para formar una imagen de los tejidos que se encuentran dentro del seno. Una ecografía de seno puede mostrar todas las zonas del seno, incluida la zona más cercana a la pared torácica, que es difícil de evaluar con una mamografía. La ecografía de seno no usa rayos X ni otros tipos de radiación posiblemente perjudiciales.

Una ecografía de seno se usa para ver si un bulto en el seno está lleno de líquido (un quiste) o si es un bulto sólido. Una ecografía no reemplaza la necesidad de una mamografía, pero con frecuencia se usa para revisar resultados anormales de una mamografía.

En una ecografía de seno, una unidad pequeña manual, que se llama transductor, se desliza suavemente de un lado a otro del seno. Una computadora convierte las ondas sonoras en una imagen, en una pantalla de televisión. La imagen se llama sonograma o ecografía.

Por qué se hace

La ecografía de seno puede añadir información importante a los resultados de otras pruebas, como una mamografía o imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés). También podría proporcionar información que no se encuentra con una mamografía. Podría hacerse una ecografía de seno a fin de:

  • Encontrar la causa de los síntomas en el seno, como dolor, hinchazón y enrojecimiento.
  • Revisar un bulto en el seno, detectado en un autoexamen de los senos o en un examen físico. Se usa para ver si un bulto en el seno está lleno de líquido (es un quiste) o si es un bulto sólido. Es posible que un bulto que no tiene líquido o que tiene líquido con partículas flotantes requiera ser sometido a más pruebas.
  • Revisar los resultados anormales de una mamografía.
  • Examinar los senos en mujeres más jóvenes debido a que su tejido mamario a menudo es más denso y es posible que una mamografía no muestre muchos detalles.
  • Guiar la colocación de una aguja u otro tubo para drenar una recolección de líquido (quiste) o de pus (absceso), tomar una muestra de tejido mamario (biopsia) o guiar una cirugía de seno.
  • Prestar atención a los cambios en el tamaño de un quiste o de un abultamiento no canceroso (fibroadenoma).
  • Ver la extensión del cáncer en el seno.
  • Revisar los senos si usted tiene implantes mamarios de silicona o senos densos. En estas situaciones, es posible que una mamografía no detecte bultos en los senos.

Cómo prepararse

Use un conjunto de dos piezas, de manera que resulte fácil desvestirse de la cintura para arriba.

Hable con su médico de cualquier preocupación que tenga sobre la necesidad de la prueba, sus riesgos, cómo se hará o qué significarán los resultados. Para ayudarle a comprender la importancia de esta prueba, complete el formulario de información sobre pruebas médicas (¿Qué es un documento PDF ?).

Cómo se hace

Una ecografía de seno es realizada, por lo general, por un técnico especialmente capacitado.

Le pedirán que se desvista de la cintura para arriba. Le darán una bata para que se coloque alrededor de los hombros. Quítese todas las joyas del cuello.

Se le pondrá gel en el seno para que el transductor pueda detectar las ondas sonoras a medida que se mueve de un lado a otro del seno. Se puede ver una imagen del tejido mamario en una pantalla de televisión.

Por lo general, una ecografía de seno dura entre 15 y 30 minutos. Es posible que se necesite más tiempo si se realizará un examen del seno o si también se está planificando realizar una biopsia. Es posible que le pidan que espere hasta que un radiólogo haya revisado las imágenes. El radiólogo podría querer realizar más vistas de ecografía de algunas áreas de su seno.

Qué se siente

Cuando se le coloque gel en el seno, es posible que lo sienta frío. Sentirá una leve presión causada por el transductor a medida que se desliza por el seno, pero no debería sentir ninguna molestia a menos que su seno esté sensible debido a cambios fibroquísticos en el seno, un absceso u otra infección. No escuchará las ondas sonoras. Podría usarse una ecografía Doppler especial para revisar el flujo de sangre al seno; puede escuchar las ondas sonoras de este tipo de ecografía.

Riesgos

No se conocen riesgos en relación con la realización de una ecografía de seno.

Resultados

Una ecografía de seno usa ondas sonoras para formar una imagen de los tejidos que se encuentran dentro del seno.

Es posible que el radiólogo hable con usted acerca de los resultados de la ecografía inmediatamente después de la prueba. Por lo general, los resultados completos están a disposición de su médico en el término de 1 a 2 días.

Ecografía de seno
Normal:
El tejido mamario tiene un aspecto normal. Si la prueba se realiza en ambos senos, el tejido tiene un aspecto similar.
Anormal:
Presencia de un saco lleno de líquido (quiste). Un bulto lleno de líquido que tiene una forma pareja y que no tiene partículas flotantes probablemente es un quiste simple. Es posible que no necesite más pruebas. Vea una imagen de ecografía de un quiste simple de seno.
Se encontró un quiste que tiene partículas (un quiste complejo). Es posible que necesite más pruebas.
Se encontró un bulto que tiene un aspecto sólido. Según el bulto, su edad y otros factores médicos, es posible que necesite que se le realice una biopsia o un seguimiento con otras pruebas.

 

Qué afecta esta prueba

Es posible que no se le pueda realizar la prueba o que los resultados no sean útiles si tiene una herida abierta en el área del seno.

Para pensar

  • Una biopsia de seno guiada por ecografía puede permitirle a su médico confirmar sin cirugía que un bulto sospechoso no es cáncer (benigno).
  • Es posible que, en ocasiones, se use una ecografía de seno en lugar de una mamografía si usted tiene menos de 30 años y tiene inquietudes acerca de los rayos X o no debe estar expuesta a ningún tipo de radiación debido a que está embarazada. Para obtener más información, vea el tema Mamografía.
  • Una ecografía de seno podría ser útil para realizar pruebas de detección en mujeres jóvenes con antecedentes familiares de cáncer de seno. Se necesitan más estudios para ver si la ecografía es buena para este propósito.
  • Una ecografía no reemplaza una mamografía. Una ecografía puede utilizarse para revisar un problema detectado en una mamografía. También puede usarse para mostrar más detalles en las mujeres que tienen senos densos. Para obtener más información, vea el tema Mamografía.
  • Los exámenes de imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) de seno son otros tipos de prueba que podrían usarse para los exámenes del seno después de la cirugía o para revisar tejidos mamarios densos. Podría usarse un MRI de seno junto con una mamografía y una ecografía de seno para revisar los senos o bultos en los senos.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby’s Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Sarah Marshall, MD - Medicina familiar
Howard Schaff, MD - Diagnóstico en radiología
Última revisión 8 marzo, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.