Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Enfermedad cardíaca: ¿Debería hacerme una angiografía?

Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Enfermedad cardíaca: ¿Debería hacerme una angiografía?

Obtenga los hechos

Sus opciones

  • Hacerse una angiografía para averiguar si necesita tratamiento para la enfermedad de las arterias coronarias.
  • No hacerse una angiografía.

Puntos clave para recordar

  • Una angiografía puede mostrar qué tan grave es su enfermedad de las arterias coronarias y cuál es la mejor manera de tratarla. Muestra si las arterias coronarias están obstruidas, dónde están obstruidas y en qué medida. La prueba puede ayudar a que su médico vea si usted necesita tratamiento, como medicamentos, angioplastia o cirugía de derivación vascular ("bypass") de las arterias coronarias.
  • Es posible que su médico le recomiende que se realice una angiografía si:
    • Los resultados de una prueba de esfuerzo cardíaco sugieren que usted tiene una enfermedad cardíaca grave.
    • Tiene síntomas de angina, como dolor o presión en el pecho, mientras está en reposo o cuando realiza solamente actividad física moderada. O está tomando medicamentos para la angina, pero estos no la controlan.
    • Usted tiene otro problema del corazón, como insuficiencia cardíaca, que podría ser causado por una enfermedad cardíaca.
  • Si durante la prueba el médico ve que sus arterias están muy obstruidas, es posible que deba realizarse una angioplastia o una cirugía de derivación vascular de inmediato. Por eso, antes de realizarse la prueba, es una buena idea hablar con su médico acerca de estos tratamientos. Pregunte qué podría mostrar la prueba y cuáles son sus opciones en cada caso.
  • Es posible que no deba realizarse una angiografía si puede controlar sus síntomas de angina con medicamentos y si, más allá de eso, usted es una persona sana.
  • Es posible que no deba realizarse una angiografía si usted ya sabe que no desea realizarse una angioplastia o una cirugía de derivación vascular.
PMCs

¿Qué es una angiografía coronaria?

Una angiografía coronaria es una radiografía que toma imágenes del flujo de sangre a través de las arterias coronarias. Ayuda a su médico a ver si las arterias están obstruidas, dónde están obstruidas y en qué medida. Una angiografía ayuda a usted y a su médico a decidir qué tratamiento es mejor para su enfermedad de las arterias coronarias. Los tratamientos incluyen medicamentos, angioplastia y cirugía de derivación vascular de las arterias coronarias.

Durante una angiografía, se coloca un tubo delgado que se llama catéter en una arteria del brazo o de la pierna y se lo hace pasar suavemente por esta arteria hasta llegar al corazón. Un tinte especial atraviesa el catéter. El tinte ayuda a que las arterias se vean en la radiografía. El médico revisa las radiografías para ver si las arterias coronarias están obstruidas.

¿Qué es la enfermedad de las arterias coronarias?

La enfermedad de las arterias coronarias ocurre cuando depósitos de grasa llamados placa se acumulan dentro de las arterias coronarias. Las arterias coronarias envuelven el corazón y le suministran sangre y oxígeno. Cuando la placa se acumula, se estrechan las arterias y esto limita la cantidad de sangre que llega al corazón.

La enfermedad de las arterias coronarias puede desarrollarse lentamente con el tiempo sin que usted lo sepa. Es posible que no tenga ningún síntoma hasta que las arterias estén muy estrechas. Los síntomas incluyen angina, como dolor o presión en el pecho, y falta de aire.

Sin tratamiento, la enfermedad de las arterias coronarias puede provocar problemas graves, como un ataque al corazón o un ataque cerebral.

¿Cómo podría la prueba afectar su tratamiento para las enfermedades cardíacas?

Es probable que su médico le sugiera que adopte hábitos saludables, como dejar de fumar, seguir una dieta saludable para el corazón y hacer ejercicio en forma regular. Al hacer estas cosas, usted puede disminuir la propagación de la enfermedad y mejorar su calidad de vida.

Es posible que deba tomar medicamentos para reducir su colesterol o presión arterial alta. Es posible que su médico le recete aspirina para reducir su riesgo de tener un ataque al corazón. Y es posible que le recete otros medicamentos para controlar la angina, en caso de que la tenga.

Si los cambios en el estilo de vida y los medicamentos no dan tan buenos resultados como para aliviar sus síntomas y reducir su riesgo de tener un ataque al corazón, es posible que deba realizarse una angioplastia o una cirugía de derivación vascular.

Si durante la angiografía el médico ve que las arterias están muy obstruidas, es posible que necesite una angioplastia o cirugía de derivación vascular de inmediato. Podría convenirle hablar con su médico acerca de estos tratamientos antes de realizarse una angiografía. Durante la prueba, no podrá tomar una decisión acerca de recibir más tratamiento, debido a que estará somnoliento por los medicamentos.

¿Cuáles son los riesgos de una angiografía?

La mayoría de la gente no tiene problemas graves durante o después de una angiografía.

Los problemas graves, como un ataque cardíaco o un ataque cerebral, son raros, pero pueden poner la vida en peligro. Es más probable que sucedan en algunas personas, tales como las que están gravemente enfermas o los ancianos.

Los problemas menos serios pueden incluir:

  • Un desgarre o cierre repentino en una arteria.
  • Reacción alérgica al material de contraste usado para ver las arterias coronarias.
  • Daño renal relacionado con el material de contraste.
  • Sangrado o moretones donde se insertó el catéter.

Riesgo de radiación. Siempre existe un leve riesgo de causar daño en las células o en los tejidos por la exposición a cualquier tipo de radiación, inclusive a los niveles bajos de rayos X usados para esta prueba. Pero por lo general, el riesgo de daño a causa de los rayos X es muy bajo en comparación con los posibles beneficios de la prueba.

¿Qué nos dicen las cifras sobre los beneficios y los riesgos de una angiografía?

Ejemplos de riesgos de una angiografía*
Problemas graves relacionados con el procedimiento Cantidad de personas que pueden tener el problema
Ataque cardíaco 1 de cada 1,000
Ataque cerebral 1 de cada 1,000
Sangrado intenso 10 a 40 de cada 1,000
Muerte 1 a 2 de cada 1,000

*Basados en la mejor evidencia disponible (calidad de la evidencia: dudosa)

Beneficios

Los beneficios de una angiografía no son las clases de cosas que pueden medirse directamente con cifras. La razón principal para considerar hacerse la prueba es que puede ayudarles a usted y a su médico a tomar mejores decisiones acerca de si hay que tratar su enfermedad cardíaca y de qué manera. En algunos casos, esas decisiones sobre tratamiento pueden salvar la vida.

Riesgos

La calidad de la evidencia sobre los riesgos es dudosa.

Tome un grupo de 1,000 personas que se hagan una angiografía. Se hallan en riesgo de varios riesgos poco frecuentes pero graves, incluyendo:

  • Ataque al corazón: 1 persona de cada 1,000 puede tener un ataque cardíaco relacionado con el procedimiento. Esto significa que 999 probablemente no lo tengan.
  • Ataque cerebral: 1 persona de cada 1,000 puede tener un ataque cerebral relacionado con el procedimiento. Esto significa que 999 probablemente no lo tengan.
  • Sangrado grave en el lugar donde se coloca el tubo: de 10 a 40 personas de cada 1,000 pueden tener sangrado grave. Esto significa que de 960 a 990 probablemente no lo tengan.
  • Muerte: de 1 a 2 de cada 1,000 pueden morir como consecuencia del procedimiento. Esto significa que de 998 a 999 probablemente no mueran.
Cómo entender la evidencia

Determinada evidencia es mejor que otra evidencia. La evidencia surge de estudios que examinan lo bien que funcionan los tratamientos y las pruebas y lo seguros que son. Por muchas razones, algunos estudios son más confiables que otros. Mientras mejor sea la evidencia —más alta es su calidad— más podemos confiar en ella.

La información que le mostramos aquí está basada en la mejor evidencia disponible.1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 La evidencia es clasificada usando cuatro niveles de calidad: alta, moderada, dudosa y no concluyente.

Otra cosa que hay que entender es que la evidencia no puede predecir lo que va a pasar en su caso. Cuando la evidencia nos dice que 2 de cada 100 personas que se someten a una prueba o a un tratamiento determinados pueden tener un resultado determinado y que 98 de cada 100 pueden no tenerlo, no hay manera de saber si usted será uno de los 2 o de los 98.

¿Por qué podría su médico recomendarle que se haga una angiografía?

Su médico podría sugerirle que se realice esta prueba si:

  • Una prueba de esfuerzo cardíaco sugiere que usted tiene una enfermedad cardíaca grave. Esta prueba busca cambios en su corazón mientras hace ejercicio.
  • Tiene síntomas de angina mientras está en reposo o cuando realiza solamente actividad física moderada. O está tomando medicamentos para la angina, pero estos no la controlan.
  • Usted tiene otro problema del corazón, como insuficiencia cardíaca, que podría ser causado por una enfermedad cardíaca.

Usted probablemente no necesita una angiografía si puede controlar su angina y otros síntomas con medicamentos y con cambios en el estilo de vida y si, más allá de eso, usted es una persona sana.

Compare sus opciones

Compare

¿Qué implica generalmente?









¿Cuáles son los beneficios?









¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?









Hacerse una angiografía Hacerse una angiografía
  • Una angiografía dura alrededor de 1 a 3 horas. Usted recibirá una inyección para adormecer el lugar donde se coloca un catéter en el vaso sanguíneo.
  • Después de la prueba, es posible que deba permanecer en cama por varias horas con su brazo o pierna sin flexionar. Es posible que regrese a su hogar el mismo día o al día siguiente.
  • La prueba ayuda a usted y a su médico a decidir qué tratamiento mejorará sus síntomas y reducirá su riesgo de tener un ataque al corazón.
  • Una angiografía tiene algunos riesgos poco frecuentes, pero graves. Estos incluyen:
    • Ataque al corazón.
    • Ataque cerebral.
    • Reacción alérgica al tinte usado para ver las arterias coronarias.
    • Daño en los riñones relacionado con el tinte.
    • Sangrado en el lugar donde se coloca el catéter.
    • Muerte.
No hacerse una angiografía No hacerse una angiografía
  • Pruebe cambios en el estilo de vida como dejar de fumar, seguir una dieta saludable para el corazón y hacer ejercicio en forma regular si le preocupa la enfermedad cardíaca.
  • Podría tomar medicamentos para controlar su colesterol y presión arterial.
  • Su médico podría sugerir que tome medicamentos para ayudar a controlar la angina o aspirina para reducir su riesgo de tener un ataque al corazón.
  • Es posible que pueda manejar sus síntomas sin realizarse esta prueba.
  • Usted evita el costo y los riesgos de una angiografía.
  • Es posible que los medicamentos y los cambios en el estilo de vida no den resultado. Su enfermedad cardíaca podría empeorar.
  • Si tiene enfermedad cardíaca grave y no hace nada, esto puede provocar un ataque al corazón o un ataque cerebral.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de la decisión de realizarse o no una angiografía

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

Mis medicamentos para el corazón simplemente no están dando tan buenos resultados como antes. Aunque mi angina se mantiene estable, no me siento tan bien como quisiera. Deseo tener la energía para jugar con mis nietos y la confianza para tomar las vacaciones que mi esposa y yo siempre planificamos, sin miedo a tener un ataque al corazón. He decidido realizarme una angiografía, para que mi esposa, mi médico y yo podamos tomar una decisión acerca de si podría o no haber algo más que me ayude.

Julian, 68 años

Le pregunté a mi médica qué pensaba que detectaríamos en una angiografía. Dijo que de acuerdo con mis otras pruebas, estaba bastante segura de que yo tenía una obstrucción en una de las arterias principales del corazón, pero que la única manera de estar seguros era realizar una angiografía. Cuando le pregunté qué recomendaba en caso de encontrar la obstrucción, mi médica consideró que se necesitaría tanto una angioplastia como una cirugía de derivación vascular a corazón abierto. Bueno, había visto a mi hermana someterse a una cirugía a corazón abierto, y puedo decirles que no es para mí. Por eso, mi médica y yo decidimos que probaríamos con diferentes medicamentos para mantener mi angina bajo control, y ver cómo seguía la situación. Aún puedo realizarme la prueba —y la cirugía— si cambio de opinión, pero por ahora me está yendo bien así como estoy.

Reynaldo, 75 años

Después de que mi padre falleció de un ataque al corazón a los 58 años y mi hermano tuvo uno a los 55 años, me preocupaba el hecho de ser el próximo. Cuando mi dolor en el pecho empeoró y mi médico me recomendó una angiografía, estuve totalmente de acuerdo en realizármelo. Decidí que prefería realizarme la prueba y luego la cirugía en caso de necesitarla, para evitar un ataque al corazón, si es posible.

Mabel, 60 años

Tenía dolor en el pecho después de caminar algunas cuadras o incluso menos si hacía frío afuera. Pensaba que simplemente eran los pulmones, pero cuando lo consulté con mi médico, me dijo que pensaba que era el corazón. Entonces, realicé una prueba en el caminador mecánico y, debido a mis resultados, mi médico pensó que probablemente tenía algún tipo de obstrucción en las arterias del corazón, pero que no parecía demasiado grave. Decidimos probar algunos medicamentos para ver si eso ayudaba, en lugar de realizarme esa prueba donde se observa el tinte en el corazón. Me ha estado yendo bien y ya casi nunca tengo dolor en el pecho.

Jean, 62 años

¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para hacerse una angiografía

Motivos para no hacerse una angiografía

Mi angina está afectando mi calidad de vida.

Puedo controlar mi angina con medicamentos.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Me preocupa que pueda tener un ataque al corazón si no recibo tratamiento.

No me preocupa tener un ataque al corazón.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Si una arteria está muy obstruida, sé que es posible que necesite una angioplastia de emergencia o una cirugía.

Ya sé que no quiero realizarme ni una angioplastia ni una cirugía de derivación vascular.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Estaré más motivado para adoptar hábitos saludables y para dejar de fumar si sé qué tan grave es mi enfermedad cardíaca.

Descubrir que mi enfermedad cardíaca es grave no me ayudará a realizar cambios.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

Más importante
Igualmente importante
Más importante

¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Hacerse una angiografía

NO hacerse una angiografía

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1.

Una angiografía puede ayudarnos a mí y a mi médico a decidir qué tratamiento es el mejor para mi enfermedad cardíaca.

  • VerdaderoSí, eso es correcto. Una angiografía les ayuda a usted y a su médico a decidir si usted necesita o no medicamentos, una angioplastia o una cirugía de derivación vascular de las arterias coronarias.
  • FalsoLo lamento, eso no es correcto. Una angiografía les ayuda a usted y a su médico a decidir si usted necesita o no medicamentos, una angioplastia o una cirugía de derivación vascular de las arterias coronarias.
  • No estoy seguroEs posible que le ayude volver atrás y leer "¿Qué es una angiografía coronaria?" Una angiografía les ayuda a usted y a su médico a decidir si usted necesita o no medicamentos, una angioplastia o una cirugía de derivación vascular de las arterias coronarias.
2.

Es posible que no necesite una angiografía si puedo controlar mis síntomas de angina con medicamentos y si, fuera de eso, soy una persona sana.

  • VerdaderoSí, eso es correcto. Algunas personas obtendrán buenos resultados simplemente tomando medicamentos para controlar sus síntomas.
  • FalsoLo lamento, eso no es correcto. Algunas personas obtendrán buenos resultados simplemente tomando medicamentos para controlar sus síntomas.
  • No estoy seguroEs posible que le ayude volver atrás y leer "¿Por qué podría su médico recomendarle que se haga una angiografía?" Algunas personas obtendrán buenos resultados simplemente tomando medicamentos para controlar sus síntomas.
3.

Si me realizo una angiografía, no es necesario que haga nada más para tratar mi enfermedad cardíaca.

  • VerdaderoLo lamento, eso es incorrecto. Si la prueba muestra que usted tiene una enfermedad cardíaca, deberá adoptar hábitos saludables, como dejar de fumar, seguir una dieta saludable para el corazón y hacer ejercicio en forma regular. Es posible que usted también necesite tomar medicamentos.
  • FalsoSí, eso es correcto. Si la prueba muestra que usted tiene una enfermedad cardíaca, deberá adoptar hábitos saludables, como dejar de fumar, seguir una dieta saludable para el corazón y hacer ejercicio en forma regular. Es posible que usted también necesite tomar medicamentos.
  • No estoy seguroEs posible que le ayude volver atrás y leer "¿Cómo podría la prueba afectar su tratamiento para la enfermedad cardíaca?" Si la prueba muestra que usted tiene una enfermedad cardíaca, deberá adoptar hábitos saludables y podría necesitar tomar medicamentos.

Decida cuál es el siguiente paso

1.

¿Entiende usted las opciones que tiene?

2.

¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3.

¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1.

¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro
3.

Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

Resumen

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.

Su decisión 

Pasos a seguir

Hacia qué se inclina

Qué tan seguro está

Sus comentarios

Su conocimiento de los hechos 

Conceptos clave que ha entendido

Conceptos clave que pueden necesitar revisión

Prepárese para actuar 

Opciones del paciente

Créditos y Referencias

Credits
CréditosEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioRakesh K. Pai, MD, FACC - Cardiología, Electrofisiologia
Revisor médico especializadoRobert A. Kloner, MD, PhD - Cardiología

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Boden WE, et al. (2007). Optimal medical therapy with or without PCI for stable coronary disease. New England Journal of Medicine, 356(15): 1503–1516.
  2. Anderson JL, et al. (2011). 2011 ACCF/AHA focused update incorporated into the ACC/AHA 2007 guidelines for the management of patients with unstable angina/non-ST-elevation myocardial infarction: A report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. Circulation, 123(18): e426–579.
  3. Greenhalgh J, et al. (2010). Drug-eluting stents versus bare metal stents for angina or acute coronary syndromes. Cochrane Database of Systematic Reviews (5).
  4. Hoenig MR, et al. (2010). Early invasive versus conservative strategies for unstable angina and non-ST elevation myocardial infarction in the stent era. Cochrane Database of Systematic Reviews (3).
  5. Nayak KR, et al. (2009). Anaphylactoid reactions to radiocontrast agents: Prevention and treatment in the cardiac catheterization laboratory. Journal of Invasive Cardiology, 21(10): 548–551.
  6. Muller DW, et al. (1992). Peripheral vascular complications after conventional and complex percutaneous coronary interventional procedures. American Journal of Cardiology, 69(1): 63–68.
  7. Tavris DR, et al. (2004). Risk of local adverse events following cardiac catheterization by hemostasis device use and gender. Journal of Invasive Cardiology, 16(9): 459–464.
  8. Wijeysundera HC, et al. (2010). Meta-analysis: Effects of percutaneous coronary intervention versus medical therapy on angina relief. Annals of Internal Medicine, 152(6): 370–379.
Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Enfermedad cardíaca: ¿Debería hacerme una angiografía?

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.
  1. Obtenga los hechos
  2. Compare sus opciones
  3. ¿Qué es lo que más le importa?
  4. ¿Hacia qué se inclina ahora?
  5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

1. Hechos

Sus opciones

  • Hacerse una angiografía para averiguar si necesita tratamiento para la enfermedad de las arterias coronarias.
  • No hacerse una angiografía.

Puntos clave para recordar

  • Una angiografía puede mostrar qué tan grave es su enfermedad de las arterias coronarias y cuál es la mejor manera de tratarla. Muestra si las arterias coronarias están obstruidas, dónde están obstruidas y en qué medida. La prueba puede ayudar a que su médico vea si usted necesita tratamiento, como medicamentos, angioplastia o cirugía de derivación vascular ("bypass") de las arterias coronarias.
  • Es posible que su médico le recomiende que se realice una angiografía si:
    • Los resultados de una prueba de esfuerzo cardíaco sugieren que usted tiene una enfermedad cardíaca grave.
    • Tiene síntomas de angina, como dolor o presión en el pecho, mientras está en reposo o cuando realiza solamente actividad física moderada. O está tomando medicamentos para la angina, pero estos no la controlan.
    • Usted tiene otro problema del corazón, como insuficiencia cardíaca, que podría ser causado por una enfermedad cardíaca.
  • Si durante la prueba el médico ve que sus arterias están muy obstruidas, es posible que deba realizarse una angioplastia o una cirugía de derivación vascular de inmediato. Por eso, antes de realizarse la prueba, es una buena idea hablar con su médico acerca de estos tratamientos. Pregunte qué podría mostrar la prueba y cuáles son sus opciones en cada caso.
  • Es posible que no deba realizarse una angiografía si puede controlar sus síntomas de angina con medicamentos y si, más allá de eso, usted es una persona sana.
  • Es posible que no deba realizarse una angiografía si usted ya sabe que no desea realizarse una angioplastia o una cirugía de derivación vascular.
PMCs

¿Qué es una angiografía coronaria?

Una angiografía coronaria es una radiografía que toma imágenes del flujo de sangre a través de las arterias coronarias. Ayuda a su médico a ver si las arterias están obstruidas, dónde están obstruidas y en qué medida. Una angiografía ayuda a usted y a su médico a decidir qué tratamiento es mejor para su enfermedad de las arterias coronarias. Los tratamientos incluyen medicamentos, angioplastia y cirugía de derivación vascular de las arterias coronarias.

Durante una angiografía, se coloca un tubo delgado que se llama catéter en una arteria del brazo o de la pierna y se lo hace pasar suavemente por esta arteria hasta llegar al corazón. Un tinte especial atraviesa el catéter. El tinte ayuda a que las arterias se vean en la radiografía. El médico revisa las radiografías para ver si las arterias coronarias están obstruidas.

¿Qué es la enfermedad de las arterias coronarias?

La enfermedad de las arterias coronarias ocurre cuando depósitos de grasa llamados placa se acumulan dentro de las arterias coronarias. Las arterias coronarias envuelven el corazón y le suministran sangre y oxígeno. Cuando la placa se acumula, se estrechan las arterias y esto limita la cantidad de sangre que llega al corazón.

La enfermedad de las arterias coronarias puede desarrollarse lentamente con el tiempo sin que usted lo sepa. Es posible que no tenga ningún síntoma hasta que las arterias estén muy estrechas. Los síntomas incluyen angina, como dolor o presión en el pecho, y falta de aire.

Sin tratamiento, la enfermedad de las arterias coronarias puede provocar problemas graves, como un ataque al corazón o un ataque cerebral.

¿Cómo podría la prueba afectar su tratamiento para las enfermedades cardíacas?

Es probable que su médico le sugiera que adopte hábitos saludables, como dejar de fumar, seguir una dieta saludable para el corazón y hacer ejercicio en forma regular. Al hacer estas cosas, usted puede disminuir la propagación de la enfermedad y mejorar su calidad de vida.

Es posible que deba tomar medicamentos para reducir su colesterol o presión arterial alta. Es posible que su médico le recete aspirina para reducir su riesgo de tener un ataque al corazón. Y es posible que le recete otros medicamentos para controlar la angina, en caso de que la tenga.

Si los cambios en el estilo de vida y los medicamentos no dan tan buenos resultados como para aliviar sus síntomas y reducir su riesgo de tener un ataque al corazón, es posible que deba realizarse una angioplastia o una cirugía de derivación vascular.

Si durante la angiografía el médico ve que las arterias están muy obstruidas, es posible que necesite una angioplastia o cirugía de derivación vascular de inmediato. Podría convenirle hablar con su médico acerca de estos tratamientos antes de realizarse una angiografía. Durante la prueba, no podrá tomar una decisión acerca de recibir más tratamiento, debido a que estará somnoliento por los medicamentos.

¿Cuáles son los riesgos de una angiografía?

La mayoría de la gente no tiene problemas graves durante o después de una angiografía.

Los problemas graves, como un ataque cardíaco o un ataque cerebral, son raros, pero pueden poner la vida en peligro. Es más probable que sucedan en algunas personas, tales como las que están gravemente enfermas o los ancianos.

Los problemas menos serios pueden incluir:

  • Un desgarre o cierre repentino en una arteria.
  • Reacción alérgica al material de contraste usado para ver las arterias coronarias.
  • Daño renal relacionado con el material de contraste.
  • Sangrado o moretones donde se insertó el catéter.

Riesgo de radiación. Siempre existe un leve riesgo de causar daño en las células o en los tejidos por la exposición a cualquier tipo de radiación, inclusive a los niveles bajos de rayos X usados para esta prueba. Pero por lo general, el riesgo de daño a causa de los rayos X es muy bajo en comparación con los posibles beneficios de la prueba.

¿Qué nos dicen las cifras sobre los beneficios y los riesgos de una angiografía?

Ejemplos de riesgos de una angiografía*
Problemas graves relacionados con el procedimiento Cantidad de personas que pueden tener el problema
Ataque cardíaco 1 de cada 1,000
Ataque cerebral 1 de cada 1,000
Sangrado intenso 10 a 40 de cada 1,000
Muerte 1 a 2 de cada 1,000

*Basados en la mejor evidencia disponible (calidad de la evidencia: dudosa)

Beneficios

Los beneficios de una angiografía no son las clases de cosas que pueden medirse directamente con cifras. La razón principal para considerar hacerse la prueba es que puede ayudarles a usted y a su médico a tomar mejores decisiones acerca de si hay que tratar su enfermedad cardíaca y de qué manera. En algunos casos, esas decisiones sobre tratamiento pueden salvar la vida.

Riesgos

La calidad de la evidencia sobre los riesgos es dudosa.

Tome un grupo de 1,000 personas que se hagan una angiografía . Se hallan en riesgo de varios riesgos poco frecuentes pero graves, incluyendo:

  • Ataque al corazón: 1 persona de cada 1,000 puede tener un ataque cardíaco relacionado con el procedimiento. Esto significa que 999 probablemente no lo tengan.
  • Ataque cerebral: 1 persona de cada 1,000 puede tener un ataque cerebral relacionado con el procedimiento. Esto significa que 999 probablemente no lo tengan.
  • Sangrado grave en el lugar donde se coloca el tubo: de 10 a 40 personas de cada 1,000 pueden tener sangrado grave. Esto significa que de 960 a 990 probablemente no lo tengan.
  • Muerte: de 1 a 2 de cada 1,000 pueden morir como consecuencia del procedimiento. Esto significa que de 998 a 999 probablemente no mueran.
Cómo entender la evidencia

Determinada evidencia es mejor que otra evidencia. La evidencia surge de estudios que examinan lo bien que funcionan los tratamientos y las pruebas y lo seguros que son. Por muchas razones, algunos estudios son más confiables que otros. Mientras mejor sea la evidencia —más alta es su calidad— más podemos confiar en ella.

La información que le mostramos aquí está basada en la mejor evidencia disponible.1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 La evidencia es clasificada usando cuatro niveles de calidad: alta, moderada, dudosa y no concluyente.

Otra cosa que hay que entender es que la evidencia no puede predecir lo que va a pasar en su caso. Cuando la evidencia nos dice que 2 de cada 100 personas que se someten a una prueba o a un tratamiento determinados pueden tener un resultado determinado y que 98 de cada 100 pueden no tenerlo, no hay manera de saber si usted será uno de los 2 o de los 98.

¿Por qué podría su médico recomendarle que se haga una angiografía?

Su médico podría sugerirle que se realice esta prueba si:

  • Una prueba de esfuerzo cardíaco sugiere que usted tiene una enfermedad cardíaca grave. Esta prueba busca cambios en su corazón mientras hace ejercicio.
  • Tiene síntomas de angina mientras está en reposo o cuando realiza solamente actividad física moderada. O está tomando medicamentos para la angina, pero estos no la controlan.
  • Usted tiene otro problema del corazón, como insuficiencia cardíaca, que podría ser causado por una enfermedad cardíaca.

Usted probablemente no necesita una angiografía si puede controlar su angina y otros síntomas con medicamentos y con cambios en el estilo de vida y si, más allá de eso, usted es una persona sana.

2. Compare sus opciones

 Hacerse una angiografíaNo hacerse una angiografía
¿Qué implica generalmente?
  • Una angiografía dura alrededor de 1 a 3 horas. Usted recibirá una inyección para adormecer el lugar donde se coloca un catéter en el vaso sanguíneo.
  • Después de la prueba, es posible que deba permanecer en cama por varias horas con su brazo o pierna sin flexionar. Es posible que regrese a su hogar el mismo día o al día siguiente.
  • Pruebe cambios en el estilo de vida como dejar de fumar, seguir una dieta saludable para el corazón y hacer ejercicio en forma regular si le preocupa la enfermedad cardíaca.
  • Podría tomar medicamentos para controlar su colesterol y presión arterial.
  • Su médico podría sugerir que tome medicamentos para ayudar a controlar la angina o aspirina para reducir su riesgo de tener un ataque al corazón.
¿Cuáles son los beneficios?
  • La prueba ayuda a usted y a su médico a decidir qué tratamiento mejorará sus síntomas y reducirá su riesgo de tener un ataque al corazón.
  • Es posible que pueda manejar sus síntomas sin realizarse esta prueba.
  • Usted evita el costo y los riesgos de una angiografía.
¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
  • Una angiografía tiene algunos riesgos poco frecuentes, pero graves. Estos incluyen:
    • Ataque al corazón.
    • Ataque cerebral.
    • Reacción alérgica al tinte usado para ver las arterias coronarias.
    • Daño en los riñones relacionado con el tinte.
    • Sangrado en el lugar donde se coloca el catéter.
    • Muerte.
  • Es posible que los medicamentos y los cambios en el estilo de vida no den resultado. Su enfermedad cardíaca podría empeorar.
  • Si tiene enfermedad cardíaca grave y no hace nada, esto puede provocar un ataque al corazón o un ataque cerebral.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de la decisión de realizarse o no una angiografía

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

"Mis medicamentos para el corazón simplemente no están dando tan buenos resultados como antes. Aunque mi angina se mantiene estable, no me siento tan bien como quisiera. Deseo tener la energía para jugar con mis nietos y la confianza para tomar las vacaciones que mi esposa y yo siempre planificamos, sin miedo a tener un ataque al corazón. He decidido realizarme una angiografía, para que mi esposa, mi médico y yo podamos tomar una decisión acerca de si podría o no haber algo más que me ayude."

— Julian, 68 años

"Le pregunté a mi médica qué pensaba que detectaríamos en una angiografía. Dijo que de acuerdo con mis otras pruebas, estaba bastante segura de que yo tenía una obstrucción en una de las arterias principales del corazón, pero que la única manera de estar seguros era realizar una angiografía. Cuando le pregunté qué recomendaba en caso de encontrar la obstrucción, mi médica consideró que se necesitaría tanto una angioplastia como una cirugía de derivación vascular a corazón abierto. Bueno, había visto a mi hermana someterse a una cirugía a corazón abierto, y puedo decirles que no es para mí. Por eso, mi médica y yo decidimos que probaríamos con diferentes medicamentos para mantener mi angina bajo control, y ver cómo seguía la situación. Aún puedo realizarme la prueba —y la cirugía— si cambio de opinión, pero por ahora me está yendo bien así como estoy."

— Reynaldo, 75 años

"Después de que mi padre falleció de un ataque al corazón a los 58 años y mi hermano tuvo uno a los 55 años, me preocupaba el hecho de ser el próximo. Cuando mi dolor en el pecho empeoró y mi médico me recomendó una angiografía, estuve totalmente de acuerdo en realizármelo. Decidí que prefería realizarme la prueba y luego la cirugía en caso de necesitarla, para evitar un ataque al corazón, si es posible."

— Mabel, 60 años

"Tenía dolor en el pecho después de caminar algunas cuadras o incluso menos si hacía frío afuera. Pensaba que simplemente eran los pulmones, pero cuando lo consulté con mi médico, me dijo que pensaba que era el corazón. Entonces, realicé una prueba en el caminador mecánico y, debido a mis resultados, mi médico pensó que probablemente tenía algún tipo de obstrucción en las arterias del corazón, pero que no parecía demasiado grave. Decidimos probar algunos medicamentos para ver si eso ayudaba, en lugar de realizarme esa prueba donde se observa el tinte en el corazón. Me ha estado yendo bien y ya casi nunca tengo dolor en el pecho."

— Jean, 62 años

3. ¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para hacerse una angiografía

Motivos para no hacerse una angiografía

Mi angina está afectando mi calidad de vida.

Puedo controlar mi angina con medicamentos.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Me preocupa que pueda tener un ataque al corazón si no recibo tratamiento.

No me preocupa tener un ataque al corazón.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Si una arteria está muy obstruida, sé que es posible que necesite una angioplastia de emergencia o una cirugía.

Ya sé que no quiero realizarme ni una angioplastia ni una cirugía de derivación vascular.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Estaré más motivado para adoptar hábitos saludables y para dejar de fumar si sé qué tan grave es mi enfermedad cardíaca.

Descubrir que mi enfermedad cardíaca es grave no me ayudará a realizar cambios.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

  
       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

4. ¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Hacerse una angiografía

NO hacerse una angiografía

       
Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1. Una angiografía puede ayudarnos a mí y a mi médico a decidir qué tratamiento es el mejor para mi enfermedad cardíaca.

  • Verdadero
  • Falso
  • No estoy seguro
Sí, eso es correcto. Una angiografía les ayuda a usted y a su médico a decidir si usted necesita o no medicamentos, una angioplastia o una cirugía de derivación vascular de las arterias coronarias.

2. Es posible que no necesite una angiografía si puedo controlar mis síntomas de angina con medicamentos y si, fuera de eso, soy una persona sana.

  • Verdadero
  • Falso
  • No estoy seguro
Sí, eso es correcto. Algunas personas obtendrán buenos resultados simplemente tomando medicamentos para controlar sus síntomas.

3. Si me realizo una angiografía, no es necesario que haga nada más para tratar mi enfermedad cardíaca.

  • Verdadero
  • Falso
  • No estoy seguro
Sí, eso es correcto. Si la prueba muestra que usted tiene una enfermedad cardíaca, deberá adoptar hábitos saludables, como dejar de fumar, seguir una dieta saludable para el corazón y hacer ejercicio en forma regular. Es posible que usted también necesite tomar medicamentos.

Decida cuál es el siguiente paso

1. ¿Entiende usted las opciones que tiene?

2. ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3. ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

     
Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

2. Verifique lo que debe hacer antes de tomar esta decisión.

  • Estoy listo para actuar.
  • Yo quiero discutir las opciones con otras personas.
  • Yo quiero aprender más acerca de mis opciones.

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

 
Créditos
PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioRakesh K. Pai, MD, FACC - Cardiología, Electrofisiologia
Revisor médico especializadoRobert A. Kloner, MD, PhD - Cardiología

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Boden WE, et al. (2007). Optimal medical therapy with or without PCI for stable coronary disease. New England Journal of Medicine, 356(15): 1503–1516.
  2. Anderson JL, et al. (2011). 2011 ACCF/AHA focused update incorporated into the ACC/AHA 2007 guidelines for the management of patients with unstable angina/non-ST-elevation myocardial infarction: A report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. Circulation, 123(18): e426–579.
  3. Greenhalgh J, et al. (2010). Drug-eluting stents versus bare metal stents for angina or acute coronary syndromes. Cochrane Database of Systematic Reviews (5).
  4. Hoenig MR, et al. (2010). Early invasive versus conservative strategies for unstable angina and non-ST elevation myocardial infarction in the stent era. Cochrane Database of Systematic Reviews (3).
  5. Nayak KR, et al. (2009). Anaphylactoid reactions to radiocontrast agents: Prevention and treatment in the cardiac catheterization laboratory. Journal of Invasive Cardiology, 21(10): 548–551.
  6. Muller DW, et al. (1992). Peripheral vascular complications after conventional and complex percutaneous coronary interventional procedures. American Journal of Cardiology, 69(1): 63–68.
  7. Tavris DR, et al. (2004). Risk of local adverse events following cardiac catheterization by hemostasis device use and gender. Journal of Invasive Cardiology, 16(9): 459–464.
  8. Wijeysundera HC, et al. (2010). Meta-analysis: Effects of percutaneous coronary intervention versus medical therapy on angina relief. Annals of Internal Medicine, 152(6): 370–379.

Nota: La "versión imprimible" del documento no contendrá toda la información disponible en el documento en línea; parte de la información (por ejemplo, referencias cruzadas a otros temas, definiciones o ilustraciones médicas) sólo está disponible en la versión en línea.

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.