Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Amoníaco

Generalidades de la prueba

Un análisis de amoníaco mide la cantidad de esta sustancia en la sangre. La mayor parte del amoníaco del cuerpo se forma cuando la proteína es descompuesta por bacterias en los intestinos. El hígado normalmente convierte el amoníaco en urea, que se elimina luego en la orina.

Los niveles de amoníaco en la sangre se elevan cuando el hígado no es capaz de convertir el amoníaco en urea. Esto puede ser provocado por cirrosis o hepatitis severa.

Para esta prueba, puede tomarse una muestra de sangre ya sea de una vena o de una arteria.

Por qué se hace

Una prueba de amoníaco se realiza para:

  • Revisar lo bien que está funcionando el hígado, sobre todo cuando hay síntomas de confusión, somnolencia excesiva, coma o temblor de manos.
  • Verificar el éxito del tratamiento para enfermedades graves del hígado, como la cirrosis.
  • Ayudar a identificar un trastorno de la infancia llamado síndrome de Reye, que puede dañar el hígado y el cerebro. Las pruebas de amoníaco también pueden ayudar a predecir las consecuencias (pronosticar) de un caso diagnosticado de síndrome de Reye.
  • Ayudar a predecir el resultado (pronóstico) de un caso diagnosticado de insuficiencia hepática aguda.
  • Controlar el nivel de amoníaco en una persona que recibe nutrición intravenosa (IV) de altas calorías (hiperalimentación).

Cómo prepararse

No coma ni beba nada aparte de agua, ni fume durante 8 horas antes de hacerse el análisis de amoníaco en la sangre.

Evite el ejercicio intenso inmediatamente antes de hacerse esta prueba.

Dígale a su médico si:

  • Está tomando algún medicamento. Muchos medicamentos pueden afectar los resultados del examen. Su médico puede pedirle que deje de tomar ciertos medicamentos durante varios días antes de hacerse una prueba de amoníaco.
  • Fuma o bebe alcohol.

Hable con su médico acerca de cualquier inquietud respecto de la necesidad de la prueba, sus riesgos, la manera en que se realizará y lo que los resultados podrían significar. Como ayuda para comprender la importancia de esta prueba, complete el formulario de información sobre pruebas médicas (¿Qué es un documento PDF ?).

Cómo se hace

Si la muestra se toma de una vena

El profesional de la salud que le tome una muestra de sangre:

  • Le colocará una banda elástica alrededor de la parte superior del brazo para detener el flujo de sangre. Esto hace que las venas por debajo de la banda se dilaten y sea más fácil insertar la aguja.
  • Limpiará con alcohol el lugar de la punción.
  • Insertará la aguja en la vena. Es posible que necesite más de un pinchazo.
  • Conectará un tubo a la aguja para llenarlo de sangre.
  • Le retirará la banda del brazo cuando haya extraído suficiente sangre.
  • Colocará una almohadilla de gasa o algodón en el sitio de la punción al extraer la aguja.
  • Hará presión en el sitio y después le pondrá una venda.

Si la muestra se toma de una arteria

Una muestra de sangre de una arteria suele tomarse del interior de la muñeca (arteria radial), pero también puede tomarse de una arteria de la ingle (arteria femoral) o del interior del brazo por encima del pliegue del codo (arteria braquial). Usted estará sentado con el brazo extendido y la muñeca apoyada en una almohada pequeña. El profesional de la salud que tome la sangre puede hacerle girar la mano de un lado a otro y buscar el pulso en la muñeca.

Para prevenir la posibilidad de dañar la arteria de la muñeca cuando se toma la muestra, puede hacerse un procedimiento llamado prueba de Allen para asegurarse de que el flujo de sangre a su mano es normal. La prueba de amoníaco no se hace en un brazo utilizado para diálisis o si hay infección o inflamación en el sitio de punción.

El profesional de la salud que le tome una muestra de sangre:

  • Limpiará con alcohol el lugar de la punción. Pueden colocarle una inyección de anestésico local para dormir esa zona.
  • Insertará la aguja en la vena. Puede que necesite más de un pinchazo.
  • Dejará que la sangre llene la jeringa. Respire normalmente mientras se recolecta la sangre.
  • Colocará una almohadilla de gasa o algodón en el sitio de la punción al extraer la aguja.
  • Pondrá una venda pequeña sobre el sitio de punción y aplicará presión firme de 5 a 10 minutos (posiblemente más si usted toma anticoagulantes o tiene problemas de hemorragia).

Qué se siente

Si la muestra se toma de una vena

La muestra de sangre se toma de una vena del brazo. Se coloca una banda elástica alrededor de la parte superior del brazo. Es posible que la sienta apretada. Es posible que no sienta en absoluto la aguja, o que solo sienta un rápido pellizco o pinchazo.

Si la muestra se toma de una arteria

Tomar muestras de sangre de una arteria es más doloroso que hacerlo de una vena, porque las arterias están a mayor profundidad y están protegidas por nervios.

  • La mayor parte de las personas siente un dolor breve y agudo cuando la aguja para recolectar la muestra de sangre entra en la arteria. Si le ponen un anestésico local, es posible que no sienta la punción en absoluto, o que sienta un pinchazo o pellizco breve cuando la aguja atraviese la piel.
  • Puede sentir más dolor si la persona que toma la sangre tiene dificultades para localizar la arteria, si su arteria se ha estrechado o si usted es muy sensible al dolor.

Riesgos

Si la muestra se toma de una vena

Las probabilidades de que surja un problema a partir de la extracción de una muestra de sangre de una vena son muy bajas.

  • Le puede salir un pequeño moretón en el sitio de la punción. Puede reducir las probabilidades de un moretón aplicando presión en el lugar durante varios minutos.
  • En raros casos, la vena puede hincharse después de tomarse la muestra de sangre. Este problema se llama flebitis. Para tratarla, se puede aplicar una compresa tibia varias veces al día.
  • Un sangrado continuo puede ser un problema para las personas con trastornos de hemorragia. La aspirina, la warfarina (Coumadin) y otros medicamentos anticoagulantes pueden aumentar las probabilidades de hemorragia. Si tiene problemas de hemorragia o de coagulación, o si toma anticoagulantes, dígaselo al médico antes de que le tomen la muestra de sangre.

Si la muestra se toma de una arteria

Las probabilidades de que surja un problema a partir de la extracción de una muestra de sangre de una arteria son bajas.

  • Le puede salir un pequeño moretón en el sitio de la punción. Puede reducir la posibilidad de moretones haciendo presión en el sitio durante al menos 10 minutos después de que le hayan retirado la aguja (o más si tiene problemas de hemorragia o toma anticoagulantes).
  • Puede sentirse aturdido, mareado, tener un desmayo o náuseas mientras le toman la muestra de sangre de la arteria.
  • Un sangrado continuo puede ser un problema para las personas con trastornos de hemorragia. La aspirina, la warfarina (Coumadin) y otros medicamentos anticoagulantes pueden aumentar las probabilidades de sangrado. Si tiene problemas de hemorragia o de coagulación, o si está tomando anticoagulantes, dígaselo al médico antes de que le tomen la muestra de sangre.
  • En raras ocasiones, la aguja puede dañar un nervio o una arteria, haciendo que la arteria se bloquee.

Aunque los problemas sean raros, tenga cuidado con el brazo o la pierna de donde le sacaron sangre. No levante ni cargue objetos durante unas 24 horas después de que le hayan extraído sangre de una arteria.

Resultados

Este análisis mide la cantidad de amoníaco en la sangre. Los resultados suelen estar disponibles en el transcurso de 12 horas.

Normales

Los valores normales enumerados aquí, llamados límites de referencia, son solo una guía. Estos límites varían de un laboratorio a otro, y su laboratorio puede tener límites diferentes para lo que es normal. El informe de laboratorio debe incluir los límites utilizados. Además, su médico evaluará los resultados basándose en su salud y en otros factores. Esto significa que un resultado por fuera de los valores normales enumerados aquí puede ser normal para usted o para su laboratorio.

Amoníaco 1

Adultos:

9.5–49 microgramos por decilitro (mcg/dL)

7–35 micromoles por litro (mcmol/L)

Niños:

40–80 mcg/dL

28–57 mcmol/L

Recién nacidos:

90–150 mcg/dL

64–107 mcmol/L

Valores altos

Los niveles altos de amoníaco en la sangre pueden ser causados por:

Los valores de amoníaco altos en los bebés pueden aparecer cuando los grupos sanguíneos de una madre y su bebé no coinciden (enfermedad hemolítica del recién nacido).

Qué afecta esta prueba

Los motivos por los que es posible que no pueda realizarse la prueba o que los resultados no sean útiles incluyen:

  • El hábito de fumar.
  • Una dieta de alto o bajo valor proteico.
  • Usar medicamentos que aumentan los niveles de amoníaco en sangre, como la acetazolamida, el valproato y algunos diuréticos (como la furosemida).
  • Usar medicamentos que disminuyen los niveles de amoníaco, como la difenhidramina, la isocarboxacida, la lactulosa, la neomicina, la fenelcina, la tetraciclina y la tranilcipromina.
  • Hacer ejercicio intenso inmediatamente antes de la prueba.

Para pensar

  • Los niveles de amoníaco no siempre reflejan la gravedad de los síntomas de una persona. Por ejemplo, una persona con cirrosis grave puede tener niveles solo ligeramente altos de amoníaco en sangre y, sin embargo, puede no pensar claramente o estar somnoliento o en coma. Otra persona con niveles de amoníaco muy altos podría pensar y actuar normalmente.
  • Los síntomas de un nivel de amoníaco alto, como confusión o somnolencia extrema, pueden tratarse con un medicamento llamado lactulosa, un laxante que funciona reduciendo la producción de amoníaco en los intestinos.
  • Es común que los recién nacidos tengan niveles ligeramente altos de amoníaco en sangre. Pero los niveles son temporales y, por lo general, no causan síntomas.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Chernecky CC, Berger BJ (2013). Laboratory Tests and Diagnostic Procedures, 6th ed. St. Louis: Saunders.

Otras obras consultadas

  • Chernecky CC, Berger BJ (2013). Laboratory Tests and Diagnostic Procedures, 6th ed. St. Louis: Saunders.
  • Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby’s Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Jerome B. Simon, MD, FRCPC, FACP - Gastroenterología
Última revisión 2 octubre, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.