Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Pruebas de funcionamiento pulmonar

Generalidades de la prueba

Las pruebas de funcionamiento pulmonar (también llamadas pruebas de función de los pulmones o PFT, por sus siglas en inglés) revisan lo bien que funcionan los pulmones. Las pruebas determinan la cantidad de aire que pueden contener los pulmones, con qué velocidad usted puede mover el aire hacia adentro y hacia afuera de los pulmones, y cuán bien los pulmones aportan oxígeno a la sangre y eliminan el dióxido de carbono presente en esta. Las pruebas pueden diagnosticar enfermedades de los pulmones, medir la gravedad de los problemas en los pulmones y verificar qué tan buenos son los resultados del tratamiento para una enfermedad de los pulmones.

También podrían realizarse otras pruebas —como el volumen residual, las pruebas de difusión de gases, la pletismografía corporal, las pruebas de provocación con inhalación y las pruebas de esfuerzo con ejercicio— para determinar el funcionamiento pulmonar.

Espirometría

La espirometría es la primera prueba de funcionamiento pulmonar y la que se realiza más comúnmente. Mide la cantidad de aire que usted puede mover hacia afuera de los pulmones y la velocidad con que puede hacerlo. Para esta prueba, usted respira en una boquilla sujeta a un dispositivo de grabación (espirómetro). Es posible que la información que recopila el espirómetro se imprima en una tabla llamada espirograma.

Los valores más comunes de funcionamiento pulmonar medidos con una espirometría son:

  • Capacidad vital forzada (FVC, por sus siglas en inglés). Mide la cantidad de aire que usted puede exhalar con fuerza después de inhalar tan profundamente como sea posible.
  • Volumen espiratorio forzado (FEV, por sus siglas en inglés). Mide la cantidad de aire que usted puede exhalar con fuerza en una respiración. La cantidad de aire que exhala podría medirse durante 1 segundo (FEV1), 2 segundos (FEV2) o 3 segundos (FEV3). También puede determinarse el FEV1 dividido por la FVC.
  • Flujo espiratorio forzado entre el 25% y el 75%. Mide el flujo de aire en la mitad de una exhalación.
  • Flujo espiratorio máximo (PEF, por sus siglas en inglés). Mide la cantidad de aire que usted puede exhalar cuando se esfuerza al máximo. Por lo general, se mide al mismo tiempo que su capacidad vital forzada (FVC).
  • Ventilación voluntaria máxima (MVV, por sus siglas en inglés). Mide la mayor cantidad de aire que usted puede inhalar y exhalar durante 1 minuto.
  • Capacidad vital lenta (SVC, por sus siglas en inglés). Mide la cantidad de aire que usted puede exhalar lentamente después de inhalar tan profundamente como sea posible.
  • Capacidad pulmonar total (TLC, por sus siglas en inglés). Mide la cantidad de aire en los pulmones después de inhalar tan profundamente como sea posible.
  • Capacidad residual funcional (FRC, por sus siglas en inglés). Mide la cantidad de aire en los pulmones al final de una exhalación normal.
  • Volumen residual (RV, por sus siglas en inglés). Mide la cantidad de aire en los pulmones después de que haya exhalado por completo. Puede realizarse inhalando gas helio o nitrógeno y observando la cantidad que se exhala.
  • Volumen de reserva espiratoria (ERV, por sus siglas en inglés). Mide la diferencia entre la cantidad de aire en los pulmones después de una exhalación normal (FRC) y la cantidad después de exhalar con fuerza (RV).

Pruebas de difusión de gases

Las pruebas de difusión de gases miden la cantidad de oxígeno y otros gases que pasan por los sacos de aire de los pulmones (alvéolos) por minuto. Estas pruebas evalúan lo bien que se absorben los gases en la sangre desde los pulmones. Las pruebas de difusión de gases incluyen:

  • La gasometría arterial, que determina la cantidad de oxígeno y dióxido de carbono en el torrente sanguíneo.
  • La capacidad de difusión de monóxido de carbono (también llamada DLCO, por sus siglas en inglés), que mide cuán bien los pulmones transfieren una pequeña cantidad de monóxido de carbono (CO) a la sangre. Se utilizan dos métodos diferentes para esta prueba. Si se utiliza el método de respiración única o de contención de la respiración, inhalará aire con una cantidad muy pequeña de monóxido de carbono de un recipiente mientras se toman medidas. En el método de estado estable, inhalará aire con una cantidad muy pequeña de monóxido de carbono de un recipiente. Luego se mide la cantidad de monóxido de carbono en su respiración cuando exhala. La capacidad de difusión brinda un cálculo de cuán bien el gas puede moverse desde los pulmones hacia la sangre.

Pletismografía corporal

La pletismografía corporal puede usarse para medir:

  • La capacidad pulmonar total (TLC), que es la cantidad total de aire que pueden contener los pulmones. Para esta prueba, usted se sienta en una pequeña habitación hermética, llamada cubículo para pletismografía, y respira a través de una boquilla mientras se toman mediciones de la presión y el flujo de aire.
  • El volumen residual (RV), que es la cantidad de aire que permanece en los pulmones después de que exhala lo más posible. Para esta prueba, usted se sienta en un cubículo para pletismografía y respira mientras se observa la presión del cubículo. Es posible que deba respirar a través de una boquilla mientras permanece en el cubículo.

Pruebas de provocación con inhalación

Las pruebas de provocación con inhalación se realizan a fin de medir la respuesta de las vías respiratorias a sustancias que pueden estar causando asma o respiración sibilante (con silbidos). Estas pruebas también se llaman estudios de provocación.

Durante las pruebas de inhalación, se inhalan cantidades en aumento de una sustancia a través de un nebulizador, un dispositivo que utiliza una mascarilla facial o una boquilla para administrar la sustancia en forma de rocío (aerosol). A veces, pueden inhalarse cantidades crecientes de metacolina o manitol a través del nebulizador. Se toman lecturas de la espirometría para evaluar la función pulmonar antes, durante y después de inhalar la sustancia.

En raras ocasiones, con la prueba de provocación con inhalación, puede presentarse un broncoespasmo. Lo observarán atentamente durante la prueba y después de esta.

Pruebas de esfuerzo con ejercicio

Las pruebas de esfuerzo con ejercicio evalúan el efecto del ejercicio en las pruebas de función pulmonar. Las lecturas de la espirometría se toman después del ejercicio y, nuevamente, en reposo.

Prueba de lavado mediante respiraciones múltiples

La prueba de lavado mediante respiraciones múltiples se realiza para revisar el funcionamiento pulmonar en personas con fibrosis quística. Para esta prueba, usted inhala aire con un gas trazador a través de un tubo. Luego, inhala aire común mientras se observa la cantidad de gas trazador que exhala. Los resultados de la prueba se informan mediante un índice de depuración pulmonar (LCI, por sus siglas en inglés). Un valor alto de LCI significa que los pulmones no están funcionando bien.

Los resultados del funcionamiento pulmonar se miden directamente en algunas pruebas y se calculan en otras. No existe una única prueba que pueda determinar todos los valores del funcionamiento pulmonar; por eso, es posible que se realice más de un tipo de prueba. Es posible que se repitan algunas de las pruebas después de que inhale algún medicamento que agrande las vías respiratorias (broncodilatador).

Por qué se hace

Las pruebas de funcionamiento pulmonar se realizan para:

  • Determinar la causa de los problemas respiratorios.
  • Diagnosticar determinadas enfermedades de los pulmones, como asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).
  • Evaluar el funcionamiento pulmonar de una persona antes de una cirugía.
  • Revisar el funcionamiento pulmonar de una persona que se expone regularmente a sustancias que pueden dañar los pulmones.
  • Revisar la eficacia del tratamiento para las enfermedades del pulmón.

Cómo prepararse

Informe a su médico si:

  • Recientemente ha tenido dolor de pecho o un ataque al corazón.
  • Toma medicamentos para un problema en los pulmones, como el asma. Es posible que deba dejar de tomar algunos medicamentos antes de las pruebas.
  • Es alérgico a algún medicamento.
  • Le han realizado recientemente una cirugía de ojos, de pecho o de abdomen, o si ha tenido un colapso de pulmón (neumotórax).

No coma una comida pesada inmediatamente antes de esta prueba, porque tener el estómago lleno podría impedir que los pulmones se dilaten por completo. No debe fumar ni hacer ejercicio vigoroso durante 6 horas antes de la prueba. El día de la prueba, use ropa suelta que no limite su respiración de ninguna manera. También debe evitar los alimentos y las bebidas que contienen cafeína porque pueden hacer que sus vías respiratorias se relajen y permitir el ingreso de una cantidad de aire mayor que la habitual.

Si tiene dentadura postiza, úsela durante la prueba para que su boca se ajuste bien alrededor de la boquilla del espirómetro.

Cómo se hace

Por lo general, las pruebas de funcionamiento pulmonar se realizan en habitaciones especiales para exámenes, que cuentan con todos los dispositivos de medición del funcionamiento pulmonar. Por lo general, un terapeuta en respiración o terapeuta o técnico especialmente capacitados realizan la prueba. Para la mayoría de las pruebas de funcionamiento pulmonar, tendrá que usar una pinza nasal para asegurarse de que no entre ni salga aire de la nariz durante la prueba. Luego, se le pedirá que respire en una boquilla conectada a un dispositivo de grabación.

El procedimiento exacto es diferente para cada tipo de prueba. Por ejemplo, es posible que se le pida que inhale tan profundamente como sea posible y, luego, que exhale tan rápida y fuertemente como sea posible. También es posible que se le pida que inhale y exhale tan profunda y rápidamente como sea posible durante 15 segundos. Es posible que algunas pruebas se repitan después de que haya inhalado un medicamento en aerosol que dilate las vías respiratorias de los pulmones (broncodilatador). Es posible que se le pida que inhale una mezcla especial de gases, como oxígeno al 100%, una mezcla de helio y aire o una mezcla de monóxido de carbono y aire. A veces, es posible que se tome una muestra de sangre de una arteria de la muñeca, para medir los gases de la sangre.

Si le realizan una pletismografía corporal, se le pedirá que se siente en un pequeño recinto, similar a una cabina telefónica, con ventanas que le permitirán mirar hacia afuera. La cabina mide pequeños cambios en la presión, que se producen a medida que usted respira.

La exactitud de las pruebas depende de su capacidad para seguir todas las instrucciones. Es posible que el terapeuta le recomiende, con firmeza, respirar profundamente durante algunas de las pruebas, para obtener los mejores resultados.

La evaluación puede durar entre 5 y 30 minutos, en función de la cantidad de pruebas que le realicen.

Qué se siente

Si se le realiza una prueba de gasometría arterial, es posible que sienta dolor debido a la aguja utilizada para extraer la sangre. Por lo general, las demás pruebas de funcionamiento pulmonar son indoloras. Algunas de las pruebas podrían producir cansancio a las personas con enfermedad de los pulmones.

Podría tener tos o sentirse aturdido después de inhalar y exhalar rápidamente, pero se le dará la posibilidad de descansar entre las pruebas. Usar la pinza nasal podría resultarle incómodo. Respirar a través de la boquilla durante un largo período podría ser incómodo.

Si le realizan una pletismografía corporal, podría sentirse incómodo en la cabina hermética para pletismografía. Pero el terapeuta se encontrará cerca durante la prueba para abrir la puerta si usted se siente demasiado incómodo.

Si le administran medicamentos para la respiración, podría temblar o su frecuencia cardíaca podría aumentar. Si siente algún dolor o molestia en el pecho, informe al terapeuta de inmediato.

Riesgos

Las pruebas de funcionamiento pulmonar implican poco o ningún riesgo para una persona saludable. Si tiene una afección cardíaca o pulmonar grave, hable con su médico acerca de sus riesgos.

Resultados

Las pruebas de funcionamiento pulmonar (también llamadas pruebas de función de los pulmones o PFT, por sus siglas en inglés) revisan lo bien que funcionan los pulmones. Los valores de los límites normales para las pruebas de funcionamiento pulmonar se ajustarán según su edad, su estatura, su sexo y, a veces, su peso y su raza. Con frecuencia, los resultados se expresan en términos de un porcentaje del valor esperado. La mayoría de los resultados de las pruebas están disponibles de inmediato.

Normales

Los resultados de las pruebas se encuentran dentro de los rangos normales para una persona con pulmones saludables.

Anormales

Los resultados de las pruebas se encuentran fuera del rango normal para una persona con pulmones saludables. Esto podría significar la presencia de algún tipo de enfermedad de los pulmones. Existen dos tipos principales de enfermedades de los pulmones que pueden detectarse con las pruebas de funcionamiento pulmonar: obstructiva y restrictiva.

Obstructiva

En afecciones pulmonares obstructivas, las vías respiratorias se estrechan; por lo general, esto causa un aumento de la cantidad de tiempo necesario para vaciar los pulmones. La enfermedad pulmonar obstructiva puede ser causada por afecciones tales como enfisema, bronquitis, infección (que produce inflamación) y asma.

Valores del funcionamiento pulmonar en la enfermedad obstructiva
Prueba de funcionamiento pulmonar Resultado esperado según la edad, la estatura, el sexo, el peso o la raza

Capacidad vital forzada (FVC)

Normal o inferior al valor esperado

Volumen espiratorio forzado (FEV1)

Inferior

FEV1 dividido por FVC

Inferior

Flujo espiratorio forzado entre el 25% y el 75%

Inferior

Flujo espiratorio máximo (PEF)

Inferior

Ventilación voluntaria máxima (MVV)

Inferior

Capacidad vital lenta (SVC)

Normal o inferior

Capacidad pulmonar total (TLC) (VT)

Normal o superior

Capacidad residual funcional (FRC)

Superior

Volumen residual (RV)

Superior

Volumen de reserva espiratoria (ERV)

Normal o inferior

RV dividido por la proporción de TLC

Superior

Con frecuencia, el FEV1 aumenta después de usar un medicamento que dilata las vías respiratorias en las personas con una enfermedad obstructiva reversible, como el asma.

Restrictiva

En las afecciones pulmonares restrictivas, existe una pérdida de tejido pulmonar, una disminución en la capacidad de los pulmones para dilatarse o una disminución en la capacidad de los pulmones para transferir oxígeno a la sangre (o dióxido de carbono fuera de ella). La enfermedad pulmonar restrictiva puede ser causada por afecciones tales como esclerodermia, fibrosis pulmonar o sarcoidosis. Otras afecciones restrictivas incluyen algunas lesiones en el pecho, tener mucho sobrepeso (obesidad), el embarazo y la pérdida de tejido pulmonar debido a una cirugía.

Valores del funcionamiento pulmonar en la enfermedad restrictiva
Prueba de funcionamiento pulmonar Resultado esperado según la edad, la estatura, el sexo, el peso o la raza

Capacidad vital forzada (FVC)

Valor inferior al esperado

Volumen espiratorio forzado (FEV1)

Normal o inferior

FEV1 dividido por FVC

Normal o superior

Flujo espiratorio forzado entre el 25% y el 75%

Normal o inferior

Flujo espiratorio máximo (PEF)

Normal o inferior

Ventilación voluntaria máxima (MVV)

Normal o inferior

Capacidad vital lenta (SVC)

Inferior

Capacidad pulmonar total (TLC) (VT)

Inferior

Capacidad residual funcional (FRC)

Normal o inferior

Volumen residual (RV)

Normal, inferior o superior

Volumen de reserva espiratoria (ERV)

Normal o inferior

RV dividido por la proporción de TLC

Normal o superior

Qué afecta esta prueba

Es posible que no pueda realizarse la prueba o que los resultados no sean útiles por diversos motivos, entre los que se incluyen:

  • Usar medicamentos, como albuterol, que dilatan las vías respiratorias de los pulmones dentro de las 4 horas de la prueba.
  • Usar sedantes antes de la prueba.
  • Consumir alimentos o bebidas que contengan cafeína antes de la prueba.
  • No poder respirar con normalidad debido al dolor.
  • Embarazo, obesidad o un agrandamiento del estómago (después de una comida abundante, por ejemplo).
  • No poder seguir instrucciones ni hacer un esfuerzo durante las pruebas.

Para pensar

Referencias

Otras obras consultadas

  • Chernecky CC, Berger BJ (2013). Laboratory Tests and Diagnostic Procedures, 6th ed. St. Louis: Saunders.
  • Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Gustafsson PM, et al. (2008). Multiple-breath inert gas washout and spirometry versus structural lung disease in cystic fibrosis. Thorax, 63(2): 129–134.
  • Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby’s Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Mark A. Rasmus, MD - Pulmonología, Medicina de Cuidados Críticos, Medicina del sueño
Última revisión 25 abril, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.