Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Ecografía tiroidea y paratiroidea

Generalidades de la prueba

La ecografía tiroidea y paratiroidea es un examen de diagnóstico por imágenes para revisar la glándula tiroidea y las glándulas paratiroideas. La ecografía tiroidea puede ayudar a medir el tamaño y la forma de la glándula tiroidea, pero no puede determinar qué tan bien está funcionando. La ecografía también se puede utilizar para revisar las cuatro glándulas paratiroideas que están detrás o al lado de la glándula tiroidea. Vea una imagen de la glándula tiroidea y las glándulas paratiroideas.

La glándula tiroidea produce una hormona llamada tiroxina que controla la velocidad con la que el cuerpo convierte los alimentos en energía (metabolismo). La hormona paratiroidea (PTH, por sus siglas en inglés) es producida por las glándulas paratiroideas y controla la cantidad de calcio y fósforo en la sangre.

Durante una ecografía tiroidea y paratiroidea, un pequeño instrumento portátil, llamado transductor, se pasa hacia atrás y hacia delante sobre el cuello para formar una imagen de la glándula tiroidea y de las glándulas paratiroideas.

Por qué se hace

La ecografía tiroidea y paratiroidea se hace para:

  • Detectar bultos (nódulos) en la glándula tiroidea. Por lo general, la ecografía tiroidea puede mostrar la diferencia entre un nódulo sólido en la glándula tiroidea y un simple saco lleno de líquido (quiste). Vea una imagen de un nódulo tiroideo.
  • Averiguar si la glándula tiroidea está agrandada. La ecografía tiroidea también se puede utilizar para llevar un registro del tamaño de la glándula tiroidea durante el tratamiento para un problema tiroideo.
  • Detectar glándulas paratiroideas agrandadas a causa de una enfermedad. Las glándulas paratiroideas normales suelen ser difíciles de ver en la ecografía y no se pueden sentir durante un examen físico. Sin embargo, si las glándulas paratiroideas anormales están agrandadas, se puede ver fácilmente por medio de la ecografía.
  • Guiar la colocación de la aguja durante una biopsiade la glándula tiroidea.

Cómo prepararse

No se requiere ningún tipo de preparación especial antes de realizarse esta prueba. Tendrá que quitarse las joyas de la cabeza o del cuello antes de la prueba.

Hable con su médico acerca de cualquier inquietud que tenga sobre la necesidad de la prueba, sus riesgos, el modo en que se realizará o los significados de los resultados. Para ayudarlo a comprender la importancia de esta prueba, complete el formulario de información sobre pruebas médicas (¿Qué es un documento PDF ?).

Cómo se hace

En general, la ecografía tiroidea y paratiroidea es realizada por un radiólogo o un técnico en ecografía. Se realiza en la sala de ecografía del consultorio de un médico o del hospital.

Es posible que le pidan que se desvista de la cintura para arriba y le coloquen un protector de papel o de tela alrededor de los hombros. Se deberá quitar todas las joyas de la cabeza o alrededor del cuello.

Estará acostado boca arriba sobre una mesa alta con el cuello estirado y con una almohada debajo de los hombros. Le pondrán gel en el cuello para mejorar el paso de las ondas sonoras (que no se transmiten fácilmente a través del aire). A veces, se coloca una pequeña bolsa con agua o una esponja de gelatina sobre la garganta para ayudar a conducir las ondas sonoras. Presionarán el transductor contra su cuello (o contra la bolsa de agua o la esponja de gelatina, si se utiliza) y, luego, lo moverán hacia atrás y hacia adelante sobre su cuello. En el monitor se podrá observar una imagen de la glándula tiroidea y del tejido circundante. Es posible que le pidan que gire la cabeza hacia el lado contrario del que se está examinando para que no estorbe la mandíbula.

La prueba dura alrededor de 30 minutos. Se le podría pedir que espere hasta que el radiólogo revise la información. Es posible que el radiólogo quiera tomar vistas de ecografía adicionales del cuello.

Qué se siente

Puede sentir frío el gel cuando se lo apliquen en el cuello. Mantener extendido el cuello durante la prueba puede resultar incómodo, pero no debería sentir incomodidad debido al transductor o a las ondas sonoras. Podrá respirar y tragar con normalidad durante la prueba, y no escuchará las ondas sonoras.

Riesgos

Las probabilidades de que surja un problema debido a la prueba tiroidea y paratiroidea son muy bajas.

La ecografía tiroidea no utiliza radiación, por lo que es seguro hacérsela durante el embarazo y no le hará daño a su bebé en crecimiento.

Resultados

La ecografía tiroidea y paratiroidea es un examen de diagnóstico por imágenes para revisar la glándula tiroidea y las glándulas paratiroideas. Los resultados de la ecografía tiroidea o paratiroidea suelen estar listos en 2 a 3 días.

Ecografía tiroidea y paratiroidea
Normal:

La glándula tiroidea y las glándulas paratiroideas tienen la forma adecuada y se encuentran en el lugar correcto.

Las glándulas no son demasiado grandes ni demasiado pequeñas.

No se observan crecimientos ni otras anormalidades.

Anormal:

La glándula tiroidea es demasiado grande (bocio) o se observa un crecimiento (nódulo tiroideo) o quiste en la glándula tiroidea.

Las glándulas paratiroideas son demasiado grandes.

Qué afecta esta prueba

Es posible que no pueda realizarse la prueba o que los resultados no sean útiles por los siguientes motivos:

  • La imposibilidad de permanecer quieto durante el procedimiento. El movimiento puede interferir con la calidad de la imagen de la ecografía.
  • Tener una herida abierta en el área que necesita ser observada.

Para pensar

  • La gammagrafía tiroidea radiactiva y la prueba de captación de yodo radiactivo (RAIU, por sus siglas en inglés) son pruebas de medicina nuclear que utilizan una sustancia radiactiva para ver lo bien que está funcionando la glándula tiroidea e identificar los problemas tiroideos. Para obtener más información, vea el tema Gammagrafía tiroidea.
  • La ecografía tiroidea no utiliza una sustancia radiactiva; además, es más fácil de realizar y es menos costosa que una gammagrafía tiroidea radiactiva o RAIU. Sin embargo, la ecografía tiroidea no proporciona información acerca de lo bien que está funcionando la glándula tiroidea.
  • Una ecografía tiroidea se puede realizar al mismo tiempo que una prueba RAIU. La prueba RAIU se usa más a menudo que la ecografía tiroidea para detectar problemas como el hipertiroidismo. La ecografía tiroidea se puede utilizar para identificar los diferentes tipos de problemas tiroideos, especialmente los problemas como nódulos tiroideos.
  • Los nódulos tiroideos son comunes, especialmente en mujeres y en personas mayores.
  • Por lo general, la ecografía tiroidea puede mostrar la diferencia entre un quiste, un nódulo sólido u otro tipo de masa que necesite pruebas adicionales. Es probable que un saco lleno de líquido de forma lisa y redonda y que no tiene partículas flotantes sea un simple quiste. Un bulto que no tiene ningún líquido o que tiene líquido con partículas flotantes debe ser examinado con mayor atención. Si se encuentra un nódulo sólido, podría ser necesario hacer una biopsia de la glándula tiroidea.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby’s Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Matthew I. Kim, MD - Endocrinología
Última revisión 5 abril, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.