Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Diabetes tipo 1

Generalidades del tema

¿Es para usted este tema?

Este tema cubre la diabetes tipo 1, incluyendo información sobre síntomas, pruebas y tratamiento en el hogar. Para información específica sobre niños que tienen diabetes tipo 1, vea el tema Diabetes tipo 1: Niños que viven con la enfermedad.

¿Qué es la diabetes tipo 1?

La diabetes tipo 1 se produce cuando su páncreas deja de producir insulina.

La insulina es una hormona que ayuda a que las células del cuerpo usen el azúcar (glucosa) para energía. También ayuda al cuerpo a almacenar la energía adicional en las células de los músculos, de la grasa y del hígado. Sin insulina, esta azúcar no puede entrar en las células para hacer su trabajo. Por el contrario, permanece en la sangre. Y entonces, el nivel de azúcar en la sangre aumenta demasiado.

Un nivel alto de azúcar en la sangre puede hacer daño a muchas partes del cuerpo, como los ojos, el corazón, los vasos sanguíneos, los nervios y los riñones. También puede aumentar su riesgo de otros problemas de salud (complicaciones).

La diabetes tipo 1 puede presentarse a cualquier edad, pero suele empezar en niños o adultos jóvenes. Por eso se le solía llamar diabetes juvenil.

La diabetes tipo 1 es diferente de la diabetes tipo 2. En la diabetes tipo 1, el cuerpo deja de elaborar insulina. En la tipo 2, el cuerpo no produce suficiente insulina o no puede utilizar la insulina de la manera correcta.

No hay cura para la diabetes tipo 1. Pero con tratamiento, las personas pueden vivir una vida larga y saludable.

¿Qué causa la diabetes tipo 1?

El cuerpo produce insulina en las células beta, que se encuentran en una zona del páncreas llamada tejido del islote. La diabetes tipo 1 comienza porque el cuerpo destruye esas células beta. Los expertos no saben por qué sucede esto.

Algunas personas tienen más probabilidades de contraer la diabetes tipo 1 porque uno de sus padres o un hermano o hermana la tiene. Pero la mayoría de las personas con la enfermedad no tiene antecedentes familiares.

Otras cosas que aumentan el riesgo de contraer diabetes tipo 1 son ser blanco y tener en la sangre anticuerpos contra células de islote.

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes tipo 1 sin diagnosticar?

Los síntomas de la diabetes son:

  • Tener mucha sed.
  • Orinar mucho.
  • Bajar de peso sin la intención de hacerlo.
  • Estar más hambriento de lo usual (algunas veces).
  • Visión borrosa.

Estos síntomas suelen aparecer en un lapso de días a semanas. A veces, las personas notan síntomas después de una enfermedad, como la gripe. Y pueden pensar que los síntomas de la diabetes se deben a la gripe, por lo que no buscan atención médica lo suficientemente pronto.

Si espera demasiado para conseguir atención médica, es posible que llegue a tener cetoacidosis diabética, la cual es muy peligrosa. Los síntomas de este problema incluyen:

  • Piel enrojecida, caliente y seca.
  • Falta de apetito.
  • Dolor en el abdomen.
  • Vómitos.
  • Aliento con olor fuerte y afrutado.
  • Respiración rápida y superficial.
  • Nerviosismo, somnolencia (sueño) o dificultad para despertar.
  • Confusión.

¿Cómo se diagnostica la diabetes tipo 1?

Su médico puede diagnosticarle diabetes con un examen físico, su historial de salud y análisis de sangre.

A algunas personas se les diagnostica diabetes tipo 1 porque tienen síntomas de cetoacidosis diabética.

¿Cómo se trata?

El tratamiento para la diabetes tipo 1 se centra en mantener los niveles de azúcar en la sangre dentro de los límites ideales y hacer cosas para reducir complicaciones. Para controlar el nivel de azúcar en la sangre, usted:

  • Se administra insulina por medio de inyecciones diarias o una bomba de insulina.
  • Sigue una dieta saludable que distribuya los carbohidratos durante el día.
  • Se revisa los niveles de azúcar en la sangre varias veces al día.
  • Hace ejercicio con regularidad.

¿Cuáles son las complicaciones por la diabetes?

El nivel alto de azúcar en la sangre puede causarle problemas como:

  • Endurecimiento de las arterias (aterosclerosis). Esto puede causar una enfermedad cardíaca, un ataque cerebral o un ataque al corazón.
  • Retinopatía diabética. Esta es un tipo de enfermedad de los ojos que puede provocar pérdida de la vista.
  • Nefropatía diabética. Esta es una enfermedad del riñón que no tiene síntomas al principio, pero que puede provocar insuficiencia renal.
  • Neuropatía diabética. Esta es una enfermedad de los nervios que puede afectar los órganos internos, así como el sentido del tacto y la capacidad de sentir dolor, especialmente en los pies. También puede causar problemas sexuales.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca de la diabetes tipo 1:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Inquietudes a largo plazo:

Cómo vivir con la diabetes tipo 1:

Causa

La diabetes tipo 1 se produce porque el sistema inmunitario del cuerpo destruye células beta en una parte del páncreas que se llama islote. Estas células beta producen insulina. Así que las personas con diabetes tipo 1 no pueden producir su propia insulina.

El páncreas ajusta normalmente la cantidad de insulina que produce según los cambios en el nivel de azúcar en la sangre. Cuando tiene diabetes, las inyecciones de insulina no pueden controlar el azúcar en la sangre minuto a minuto, tal como lo haría su páncreas. De modo que es posible que tenga niveles altos y bajos de azúcar en la sangre de vez en cuando.

Causas de un nivel alto de azúcar en la sangre

Las causas de niveles altos de azúcar en la sangre incluyen:

Cetoacidosis diabética

A veces, el nivel de azúcar en la sangre de una persona se eleva mucho antes de que sepa que algo anda mal. Como no hay insulina disponible, las células del cuerpo son incapaces de obtener el azúcar (glucosa) que necesitan para producir energía. El cuerpo comienza a descomponer grasa y músculo para obtener energía.

Cuando se utiliza grasa para obtener energía, se producen cetonas —o ácidos grasos— y entran al torrente sanguíneo. Esto provoca el desequilibrio químico llamado cetoacidosis diabética. Esto puede ser un cuadro clínico potencialmente mortal.

Causas de un nivel bajo de azúcar en la sangre

Las causas de niveles bajos de azúcar en la sangre incluyen:

  • Tomar demasiada insulina.
  • Saltarse o retrasar una comida o un refrigerio.
  • Hacer más ejercicio de lo habitual sin comer lo suficiente.
  • Beber demasiado alcohol, especialmente con el estómago vacío.
  • Tomar medicamentos que pueden disminuir el nivel de azúcar en la sangre, como grandes cantidades de aspirina o medicamentos para trastornos mentales.
  • Comenzar su período menstrual, dado que los cambios hormonales pueden afectar la eficacia de la insulina.

Síntomas

Los síntomas de la diabetes tipo 1 suelen aparecer rápidamente, en unos pocos días o semanas, y son causados por altos niveles de azúcar en la sangre. Al principio, los síntomas pueden pasarse por alto o confundirse con otra enfermedad como la gripe.

Los síntomas de azúcar alta en la sangre incluyen:

  • Orinar mucho, que puede ser más perceptible en la noche. Los riñones están intentando deshacerse del exceso de azúcar en la sangre. Para hacer eso, tienen que eliminar más agua. Más agua significa más orina.
  • Tener mucha sed. Esto sucede si orina con tanta frecuencia que pierde la suficiente cantidad de agua como para deshidratarse.
  • Bajar de peso sin la intención de hacerlo. Esto sucede porque está deshidratado. La pérdida de peso también puede suceder si usted está perdiendo todas esas calorías de azúcar en la orina en vez de usarlas.
  • Aumento del hambre. Siente hambre porque su cuerpo no está usando todas las calorías que puede. Por el contrario, muchas de ellas se van del organismo con la orina.
  • Visión borrosa. Cuando el azúcar se acumula en el cristalino del ojo, absorbe agua adicional dentro del ojo. Esto cambia la forma del cristalino y enturbia la vista.
  • Sentirse muy cansado. Se siente cansado por la misma razón por la que siente hambre. Su cuerpo no está usando las calorías que ingiere, y su cuerpo no está obteniendo la energía que necesita.

Vea más sobre los síntomas de niveles altos de azúcar en la sangre.

Síntomas de cetoacidosis diabética

Los síntomas de la cetoacidosis diabética son:

  • Piel enrojecida, caliente y seca.
  • Pérdida del apetito, dolor abdominal y vómito.
  • Aliento con olor fuerte y afrutado.
  • Respiración rápida y profunda.
  • Inquietud, somnolencia, dificultad para despertarse, confusión o coma. Los niños pequeños pueden carecer de interés en sus actividades normales.

Niveles bajos de azúcar en la sangre

Los síntomas comunes del nivel bajo de azúcar en la sangre incluyen:

  • Sudoración.
  • Temblores.
  • Debilidad.
  • Hambre.
  • Confusión.

Puede desmayarse cuando su azúcar en la sangre baja mucho.

Vea más sobre los síntomas del nivel bajo de azúcar en la sangre.

Si no puede darse cuenta de cuándo su azúcar en la sangre es demasiado bajo (problemas para reconocer hipoglucemia), es una buena idea revisar su azúcar en la sangre con frecuencia.

Factores de riesgo para tener niveles altos y bajos de azúcar en la sangre

  • Controles estrictos del nivel de azúcar en la sangre. El control estricto del nivel de azúcar en la sangre ayuda a prevenir complicaciones, como las enfermedades de los ojos, de los riñones, del corazón, de los vasos sanguíneos y de los nervios. Pero de hecho lo pone en riesgo de tener niveles bajos de azúcar en la sangre con frecuencia.
  • La adolescencia. Los estirones rápidos de crecimiento y los cambios en los niveles de las hormonas de la adolescencia pueden hacer que sea difícil mantener los niveles de azúcar en la sangre dentro de los límites ideales. Sus límites ideales son la meta de nivel de azúcar en la sangre que fija usted con su médico.
  • Trastornos psiquiátricos. La depresión, el trastorno de la ansiedad, el trastorno de pánico y la adicción al alcohol o a las drogas aumentan el riesgo de tener altibajos frecuentes del nivel de azúcar en la sangre.
  • Trastornos de alimentación. Los adolescentes a menudo se preocupan por su peso y su imagen corporal, y es posible que se salten inyecciones de insulina para bajar de peso. Los trastornos de la alimentación pueden ser mucho más comunes en niñas y mujeres de todas las edades que tienen diabetes tipo 1.
  • Lipohipertrofia, lo cual es grasa y tejido cicatricial que puede ser causado por inyectarse insulina repetidamente en el mismo lugar. Esta zona puede sentirse más firme que la piel a su alrededor. Inyectarse insulina en una zona de grasa y tejido cicatricial significa que tal vez la insulina no se absorba a la misma velocidad cada vez, lo cual puede provocar niveles altos o bajos de azúcar en la sangre.
  • Gastroparesia. El daño a los nervios del cuerpo puede cambiar cómo se contrae el estómago al digerir los alimentos. Los alimentos pueden tardar más tiempo en digerirse, lo cual puede hacer que sea más difícil saber cuándo actuará la insulina después de comer. Esto puede conducir a niveles altos y bajos de azúcar.
  • Problemas tiroideos o renales. Una cantidad demasiado baja de la hormona tiroidea puede retrasar el metabolismo, lo cual puede hacer que algunos medicamentos (como la insulina) permanezcan más tiempo en el organismo. Esto puede causar un bajo nivel de azúcar. Y cuando los riñones están dañados, la insulina puede permanecer más tiempo en el organismo, y provocar azúcar baja en la sangre. Los riñones también pueden tener problemas para producir glucosa y así causar un bajo nivel de azúcar en la sangre.

Qué sucede

La insulina inyectada no puede actuar tan bien como un páncreas normal, de modo que tendrá niveles altos y bajos de azúcar de vez en cuando.

Si su nivel de azúcar en la sangre se mantiene por encima de los límites ideales durante mucho tiempo, puede dañarle muchas partes del cuerpo.

Ojos

Los niveles altos de azúcar en la sangre pueden provocar pérdida de la vista y ceguera (retinopatía diabética).

Para aprender más, vea el tema Retinopatía diabética.

Tener diabetes también lo pone en riesgo de tener cataratas o glaucoma.

Pies y piel

Es posible que tenga menos sensibilidad en sus pies, lo que quiere decir que puede lastimarse los pies sin darse cuenta. Las infecciones comunes por ampollas, uñas encarnadas, cortes pequeños u otros problemas pueden volverse rápidamente más graves cuando tiene diabetes.

Si tiene infecciones graves o deformidades de los huesos y de las articulaciones, usted puede necesitar una operación (incluso amputación) para tratar esos problemas.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes: Cómo cuidarse los pies
Lista de control para examinarse los pies diariamente
Cuidado de la piel cuando se tiene diabetes

Corazón y vasos sanguíneos

El nivel alto de azúcar en la sangre hace daño al revestimiento de los vasos sanguíneos grandes. Esto puede provocar un ataque cerebral, un ataque cardíaco o enfermedad arterial periférica.

Nervios

Los niveles altos de azúcar en la sangre pueden hacer daño a los nervios de todo el cuerpo. Este daño a los nervios se conoce como neuropatía diabética. Existen tres tipos de neuropatía diabética:

  • Neuropatía periférica diabética. Esto es daño a los nervios que sienten dolor, calor, frío y el ser tocado. Este tipo de daño en los nervios puede conducir a deformidades como el pie de Charcot. También puede llevar a otros problemas que pueden requerir amputación.
  • Neuropatía autonómica. Esto es daño a los nervios que controlan cosas como los latidos cardíacos, la presión arterial, la sudoración, la digestión, la micción y la función sexual.
  • Neuropatía focal. La mayor parte del tiempo, esto afecta a un solo nervio, generalmente en la muñeca, en el muslo o en el pie. También es posible que afecte a los nervios de la espalda y del pecho, y a aquellos que controlan los músculos oculares.

Para aprender más, vea el tema Neuropatía diabética.

Riñones

Los riñones tienen muchos vasos sanguíneos pequeños que filtran los desechos de la sangre. Un nivel alto de azúcar en la sangre puede destruir estos vasos sanguíneos. No tendrá ningún síntoma de daño en los riñones hasta que el problema sea grave. Luego, es posible que note hinchazón en los pies o en las piernas o en todo el cuerpo.

Para aprender más, vea el tema Nefropatía diabética.

Audición

El azúcar alta en la sangre puede dañar los pequeños vasos sanguíneos y nervios del oído y causar pérdida auditiva.

Dientes

La enfermedad de las encías puede dificultar mantener el azúcar en la sangre en los límites ideales. Y el nivel alto de azúcar en la sangre puede provocar enfermedad de las encías, pérdida de dientes y dificultades para la sanación en la boca.

Salud mental

El estrés de enfrentar la diabetes o los efectos que tiene la diabetes en el organismo puede conducir a depresión.

Estar deprimido puede hacer que sea difícil comer alimentos saludables y encontrar la motivación para hacer ejercicio. Todas estas cosas llevan a un nivel más alto de azúcar en la sangre. Si consigue ayuda para la depresión, se sentirá mejor y es posible que le sea más fácil mantenerse motivado.

Herramienta interactiva: ¿Está deprimido?

Qué aumenta el riesgo

Los factores de riesgo son las cosas que aumentan su probabilidad de enfermarse o de tener un problema. Los factores de riesgo para la diabetes tipo 1 incluyen:

  • Antecedentes familiares de diabetes tipo 1. Tener antecedentes familiares de la enfermedad aumenta las posibilidades de que una persona tenga anticuerpos contra células del islote. Pero no predice que una persona tendrá la enfermedad.
  • Raza. Las personas de raza blanca tienen un riesgo mayor de desarrollar diabetes tipo 1 que las personas negras, asiáticas o hispanas.
  • La presencia de anticuerpos contra células de islote en la sangre. Las personas que tienen tanto antecedentes familiares de diabetes tipo 1 como anticuerpos contra las células del islote en la sangre tienen probabilidades de padecer diabetes. Los familiares de personas con diabetes tipo 1 pueden hacerse examinar para ver si tienen anticuerpos contra células de islote. Las personas a quienes se les encuentren anticuerpos contra células de islote quizás puedan participar en estudios sobre la prevención de la diabetes tipo 1.

Cuándo llamar al médico

Llame al 911 o a otros servicios de urgencia de inmediato si:

  • Tiene síntomas de cetoacidosis diabética (DKA, por sus siglas en inglés), como:
    • Visión borrosa.
    • Problemas para mantenerse despierto o problemas para despertarse.
    • Respiración rápida y profunda.
    • Aliento que huele afrutado.
    • Dolor abdominal, no tener apetito y vomitar.
    • Sentirse confuso.
  • Se desmayó (perdió el conocimiento) o si de pronto se volvió muy somnoliento o confuso. (Es posible que tenga niveles muy bajos de azúcar en la sangre, lo que se llama hipoglucemia).
Bajo nivel de azúcar en la sangre: Atención de urgencia

Llame a un médico si:

  • Está enfermo y no puede controlarse el nivel de azúcar en la sangre.
  • Ha tenido vómito o diarrea durante más de 6 horas.
Pautas para días de enfermedad para las personas con diabetes
  • Tiene un nivel de azúcar en la sangre que permanece más alto que el nivel que el médico le ha indicado a usted, por ejemplo, 300 miligramos por decilitro (mg/dL) por dos o más lecturas.
  • Tiene un nivel de azúcar en la sangre que permanece más bajo que el nivel que el médico le ha indicado a usted, por ejemplo, 70 mg/dL por dos o más lecturas.
  • Tiene síntomas de azúcar baja en la sangre, como:
    • Sudoración.
    • Sentirse nervioso, tembloroso y débil.
    • Hambre extrema y algo de náuseas.
    • Mareos y dolor de cabeza.
    • Visión borrosa.
    • Confusión.

Consulte a su médico si:

  • A menudo tiene problemas con niveles altos o bajos de azúcar en la sangre.
  • Tiene problemas para saber cuándo su azúcar en la sangre es baja (problemas para reconocer hipoglucemia).
  • Tiene preguntas o quiere saber más sobre la diabetes.

A quién consultar

Los profesionales de la salud que podrían participar en su cuidado para la diabetes incluyen:

Si usted tiene señales de complicaciones de la diabetes, como problemas de los nervios o problemas de riñón, puede ser remitido a un especialista. Aprenda más sobre los papeles de los profesionales de la salud en un equipo de cuidado para la diabetes.

Planificación del embarazo cuando tiene diabetes tipo 1

Las mujeres que desean planificar un embarazo deben hablar con sus médicos sobre cómo asegurarse de que tienen un buen control de su azúcar en la sangre.

Los niveles altos de azúcar en la sangre durante el primer trimestre del embarazo elevan el riesgo de defectos congénitos. El buen cuidado de la diabetes antes de la concepción parece reducir el riesgo de defectos de nacimiento.

Las mujeres con diabetes que no quieren quedar embarazadas deberían utilizar métodos anticonceptivos. Esto reduce el riesgo de defectos congénitos en embarazos no planeados.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Embarazo y diabetes: Cómo planificar el embarazo

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

Pruebas de diagnóstico

Si su médico piensa que usted podría tener diabetes, le solicitará que se realice análisis de sangre para medir cuánta azúcar hay en la sangre. Las pruebas que se usan son:

Su médico usará los resultados de su análisis de sangre y las pautas de la Asociación Americana de Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés) para diagnosticar la diabetes. También le hará un historial médico y un examen físico.

Una prueba de péptido C puede ayudar a distinguir entre diabetes tipo 1 y tipo 2.

Pruebas para verificar su salud

Tendrá que ver a su médico con una frecuencia de 3 a 6 meses. En las visitas, es posible que su médico:

  • Le controle los niveles de azúcar en la sangre desde su última visita y revise los límites ideales para usted.
  • Le revise la presión arterial y comience un tratamiento o lo ajuste si es necesario. El daño a los nervios y vasos sanguíneos puede resultar a causa de la presión arterial alta, dando lugar a problemas cardíacos y ataques cerebrales. Para más información, vea el tema Presión arterial alta.
  • Le Haga clic aquí para ver una Medida práctica. revise los pies por señales de problemas, especialmente si ha tenido diabetes por algunos años. El daño en los nervios de los pies hace que sea difícil sentir una lesión o infección. Quítese los calcetines cada vez que vea al médico para asegurarse de que ambos se acuerden de que hay que revisar los pies. Al menos una vez al año, su médico le hará un examen completo de los pies.
  • Le haga una prueba de hemoglobina A1c. Este análisis sanguíneo muestra cuán constantes han sido los niveles de azúcar en la sangre con el tiempo.

Revise su progreso con regularidad

Las visitas y revisiones periódicas con el médico son también un buen momento para:

Estas consultas son también una buena oportunidad para hablar con su médico sobre cómo se está sintiendo. Es normal sentirse frustrado o abrumado con todo lo que hay que hacer. Si está teniendo problemas para sobrellevar la situación, su médico puede ayudarle.

Herramienta interactiva: ¿Está deprimido?

Pruebas para detectar complicaciones

Después de que ha tenido diabetes tipo 1 por un período de 3 a 5 años, es posible que su médico le recomiende estas pruebas.

  • Un examen completo de la vista hecho por un oftalmólogo o un optometrista. Los niveles altos de azúcar en la sangre a causa de la diabetes pueden hacerle daño a sus ojos. Esta prueba puede detectar problemas en forma temprana. Si usted corre un riesgo bajo de tener problemas de la vista, es posible que su médico considere la posibilidad de hacerle exámenes de seguimiento cada 2 o 3 años.
  • Un examen de los pies para detectar neuropatía diabética. Su médico puede mirarle los pies para ver si tiene llagas y callos en cada visita. Si tiene un problema de los pies o más, es posible que le tengan que revisar los pies más de una vez al año. Un niño que tenga diabetes quizás no necesite que le examinen completamente los pies cada año hasta después de la pubertad.
  • Una prueba de colesterol y triglicéridos. Esta prueba muestra su nivel de colesterol LDL. Usted y su médico pueden ajustar su plan de tratamiento de acuerdo a lo alto que sea. Si usted es adulto y tiene resultados normales, pueden hacerle el análisis cada 2 años. Si los niveles de su hijo son normales, es posible que le hagan la prueba cada 5 años.
  • Un análisis de orina, para detectar proteínas. Si se detectan proteínas, se le realizarán más pruebas que ayudarán a orientar el mejor tratamiento. Las proteínas en la orina pueden ser una señal de daño en los riñones (nefropatía diabética).
  • Un análisis de sangre para la creatinina y la tasa de filtración glomerular (GFR, por sus siglas en inglés). Estas pruebas detectan enfermedades renales.
  • Una prueba de la función hepática. Esta prueba busca daño al hígado.
  • Una prueba de la hormona estimulante tiroidea. Esta prueba detecta problemas de la glándula tiroidea, que son comunes entre las personas con diabetes. Si la prueba es normal, su médico puede sugerirle que se haga la prueba nuevamente cada 1 o 2 años.

Vea una lista de pruebas para observar la diabetes como ayuda para recordar lo que tiene que hacer y en qué momento.

Controles dentales

Exámenes de la vista durante el embarazo

Si queda embarazada, deberá hacerse un examen de la vista en algún momento durante los primeros 3 meses. También será necesario que se le haga un seguimiento minucioso durante el embarazo y durante 1 año después de tener a su bebé. El embarazo puede aumentar su riesgo de tener retinopatía diabética. Si ya tiene una enfermedad de los ojos y queda embarazada, la enfermedad de los ojos puede empeorar rápidamente.

Generalidades del tratamiento

La diabetes tipo 1 requiere tratamiento para mantener los niveles de azúcar en la sangre dentro de los límites ideales. El tratamiento incluye:

  • Aplicarse varias inyecciones de insulina todos los días o usar una bomba de insulina.
  • Revisar los niveles de azúcar en la sangre varias veces al día.
  • Seguir una dieta saludable que distribuya los carbohidratos durante el día.
  • Actividad física o ejercicio con regularidad. El ejercicio ayuda al cuerpo a usar insulina más eficazmente. También puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos.
  • Controles médicos regulares. Se le harán pruebas de detección y exámenes de rutina para observar señales de complicaciones, tales como enfermedades de los ojos, de los riñones, del corazón, de los vasos sanguíneos y de los nervios.
  • No fumar.
  • No beber alcohol si corre riesgo de tener períodos de azúcar baja en la sangre.

Los niveles de azúcar en la sangre son más fáciles de predecir y controlar cuando los horarios de las comidas, las cantidades de alimentos y el ejercicio son similares todos los días. Así que adoptar una rutina diaria es muy útil.

Cetoacidosis diabética

Algunas personas descubren que tienen diabetes tipo 1 cuando los internan en el hospital por una cetoacidosis diabética. Si sus síntomas son graves, es posible que necesiten ser tratados en una unidad de cuidados intensivos.

El tratamiento de la cetoacidosis diabética incluye la administración de líquidos a través de una vena (intravenosa o IV) para tratar la deshidratación y equilibrar los electrolitos, y de insulina para bajar el nivel de azúcar en la sangre y hacer que el cuerpo deje de producir cetonas.

El período de luna de miel

Si sus niveles de azúcar en la sangre regresan a los límites normales poco después del diagnóstico, usted está en lo que se llama el "período de luna de miel".

Este es un período de tiempo en el que las células productoras de insulina que quedan en su páncreas están esforzándose más para suministrarle suficiente insulina a su cuerpo.

El tratamiento durante este tiempo puede incluir:

  • Mantenerse en contacto estrecho con su médico.
  • Examinarse el nivel de azúcar en la sangre con frecuencia para ver si está aumentando.
  • Tomar cantidades muy pequeñas de insulina o no tomar nada de insulina. Aunque puede que no necesite insulina, algunos médicos prefieren que tome pequeñas dosis diarias de insulina durante el período de luna de miel. Esto puede reducir el estrés sobre el páncreas.

Prevención

Actualmente, no hay ninguna manera de prevenir la diabetes tipo 1, pero los estudios en curso están explorando maneras de prevenir la diabetes en las personas que tienen más probabilidades de padecerla. Las personas que tienen un padre, hermano o hermana con diabetes tipo 1 y están dispuestas a participar en uno de estos estudios deben hablar con sus médicos.

Cómo prevenir las complicaciones de la diabetes

Las personas con diabetes tipo 1 pueden ayudar a prevenir o retrasar la aparición de complicaciones, manteniendo su nivel de azúcar en sus límites ideales. También necesitan controles médicos regulares para detectar señales tempranas de complicaciones. Si se tratan a tiempo las complicaciones, el daño puede detenerse, retardarse o posiblemente revertirse.

Las personas que tienen otros problemas de salud junto con la diabetes, tales como presión arterial alta o colesterol alto, tienen que tratar esas afecciones. Además, no fumar puede reducir el riesgo de complicaciones. Tener otros problemas de salud puede aumentar el riesgo de complicaciones de la diabetes.

Cómo prevenir la enfermedad

Si tiene diabetes, usted necesita vacunarse contra la gripe (¿Qué es un documento PDF ?) todos los años. También necesita la vacuna contra la hepatitis B (¿Qué es un documento PDF ?).

También necesita una vacuna antineumocócica. Su médico puede ayudarle a escoger entre la vacuna antineumocócica polisacárida (Pneumovax) (¿Qué es un documento PDF ?) o la vacuna antineumocócica conjugada (Prevnar) (¿Qué es un documento PDF ?).

Usted podría necesitar o querer vacunas adicionales si situaciones determinadas aumentan sus probabilidades de exponerse a alguna enfermedad.

Tratamiento en el hogar

La diabetes tipo 1 requiere prestar atención diariamente a la alimentación, al ejercicio y a la insulina. Usted puede tener momentos en que este trabajo se vuelva agobiante, pero hacerlo parte de su rutina diaria puede ayudar. Y ocuparse bien de sí mismo también le ayudará a sentirse mejor, a tener una mejor calidad de vida y a prevenir o retrasar complicaciones de la diabetes.

Distribuya los carbohidratos a lo largo del día

Los carbohidratos son el nutriente en su dieta que más afecta a los niveles de azúcar en la sangre. Un dietista registrado puede ayudarle a aprender qué alimentos contienen carbohidratos y cómo manejarlos en su dieta.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes: Cómo sobrellevar sus sentimientos acerca de su dieta
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes: Cómo contar los carbohidratos si usa insulina
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Alimentación saludable: Cómo usar el formato del plato para planificar comidas
Consejos prácticos: Cómo elegir refrigerios en forma inteligente cuando tiene diabetes

Tome insulina

Usted debe inyectarse todos los días porque su páncreas ya no produce insulina. Para aprender más, vea Medicamentos.

Revísese el nivel de azúcar en la sangre con frecuencia

Su médico querrá que usted se revise el nivel de azúcar en la sangre varias veces al día.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes: Cómo controlarse el nivel de azúcar en la sangre

Es importante que sepa cómo reconocer y tratar el nivel de azúcar alto o bajo rápidamente.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes: Cómo manejar los niveles bajos de azúcar en la sangre por el uso de insulina
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes: Cómo prevenir las emergencias causadas por un nivel alto de azúcar en la sangre

Haga ejercicio en forma regular

Trate de hacer al menos 2½ horas de actividad moderada a la semana.1 Una forma de hacer esto es estar activo 30 minutos al día, por lo menos 5 días a la semana.

Haga ejercicio en forma segura. Beba abundante agua antes, durante y después de estar activo. Esto es muy importante cuando hace mucho calor y cuando hace ejercicio intenso. También puede tratar de llevar un registro de sus ejercicios en un registro de actividad (¿Qué es un documento PDF ?).

Protéjase los pies

El cuidado diario de los pies puede prevenir problemas graves. Los problemas en los pies causados por la diabetes son la causa más común de las amputaciones.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes: Cómo cuidarse los pies

Limite el alcohol

Además de hacer ejercicio, es una buena idea restringir la cantidad de alcohol que toma. La Asociación Americana de Diabetes recomienda que las mujeres con diabetes no tomen más de 1 bebida al día y que los hombres con diabetes no tomen más de 2 bebidas al día.2

Una bebida es 12 onzas líquidas (0.4 L) de cerveza, 5 onzas líquidas (0.2 L) de vino o 1.5 onzas líquidas (44.4 mL) de licor.

No fume

Tener diabetes tipo 1 puede causar muchos problemas en su cuerpo. Fumar puede empeorar muchos de estos problemas, especialmente las enfermedades cardíacas y de los vasos sanguíneos.

Fumar eleva su colesterol y hace más difícil que su cuerpo sane.

Sin importar cuánto tiempo haya fumado, su salud mejorará después de dejar de fumar.

Medicamentos

Insulina

La insulina ayuda a mantener el nivel de azúcar en la sangre fuertemente controlado y dentro de los límites ideales. Puede administrarse por medio de una inyección o a través de una bomba de insulina.

Por lo general, las personas que tienen diabetes tipo 1 toman una combinación de tipos de insulina, como una insulina de acción prolongada una vez o dos veces al día y una insulina de acción rápida antes de cada comida. La cantidad y tipo de insulina necesaria depende de cada persona.

Además, la cantidad y el tipo de insulina que necesita usted cambia con el tiempo, dependiendo de la edad, las hormonas (como durante el crecimiento rápido o embarazo) y cambios en su rutina de ejercicio. Es posible que necesite dosis más altas de insulina durante los momentos de enfermedad o estrés emocional.

Aprenda acerca de la insulina:

  • Conozca la dosis de cada tipo de insulina que se inyecta, cuándo debe inyectarse las dosis, cuánto tiempo demorará cada tipo de insulina en hacer efecto (comienzo), cuándo hará el mayor efecto (pico) y por cuánto tiempo hará efecto (duración).
  • Nunca se salte una dosis de insulina sin el consejo de su médico.
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes: Cómo aplicarse una inyección de insulina
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes: Cómo vivir con una bomba de insulina

Es posible que también tome un amilinomimético, como pramlintida (Symlin). Este medicamento solamente se usa con insulina, pero se da en una inyección por separado.

ECA y ARB

Si se encuentran pequeñas cantidades de proteínas en sus análisis de orina, es posible que se encuentre en la etapa temprana de la nefropatía diabética. Usted podría recibir un inhibidor de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) o un bloqueador de los receptores de angiotensina II (ARB, por sus siglas en inglés).

Aspirina diaria

Hable con su médico acerca de si debería tomar aspirina de dosis baja. Una aspirina diaria de dosis baja (81 miligramos) puede ayudar a prevenir problemas del corazón si corre riesgo de ataque al corazón o de ataque cerebral.

Medicamentos para otros problemas de salud

Podría necesitar uno o más medicamentos para bajar la presión arterial.

También es posible que deba tomar medicamentos para bajar el colesterol.

Tratar la presión arterial alta y el colesterol alto puede ayudar a prevenir complicaciones por la diabetes.

Quizás necesite otros medicamentos si se producen complicaciones, como enfermedad renal.

Cirugía

Algunas complicaciones de la diabetes tipo 1 se tratan con una operación. Por ejemplo, una operación para extraer el humor vítreo (vitrectomía) puede mejorar la enfermedad del ojo.

Para más información, vea:

Operación del páncreas

Cuando la insulina no es suficiente como para mantener el azúcar en la sangre dentro de los límites ideales para usted, un trasplante de páncreas podría ser una opción. Si tiene éxito, es posible que ya no tenga síntomas ni necesidad de tratar la diabetes.

Pero es posible que todavía tenga complicaciones por la diabetes. Si ya tiene complicaciones, pueden continuar empeorando a medida que pasa el tiempo.

La tasa de éxito de los trasplantes de páncreas está mejorando gracias a las nuevas técnicas quirúrgicas y los nuevos medicamentos.

Si le trasplantan un páncreas, usted debe tomar medicamentos para evitar que su cuerpo rechace el nuevo órgano.

Un trasplante de páncreas puede hacerse al mismo tiempo que un trasplante de riñón.

Cirugía de las células del islote pancreático

Se sigue investigando sobre la cirugía de las células del islote pancreático. Implica insertar un grupo pequeño de células del páncreas donadas (células del islote) por medio de una vena en el hígado. Después de la cirugía, estas células comienzan a producir insulina. Si pueden producir lo suficiente, es posible que ya no necesite inyecciones de insulina.

Como la cirugía es más sencilla que un trasplante de páncreas, suele haber menos complicaciones. Pero todavía debe tomar medicamentos para prevenir el rechazo.

Otro tratamiento

Evite los productos que prometan una "cura" para la diabetes. Por ejemplo, los suplementos antioxidantes (vitaminas E, C y caroteno) no curan la diabetes. La Asociación Americana de Diabetes no recomienda tomarlos.2

Si se entera de algo nuevo para ayudar con la diabetes, haga algo de investigación para averiguar si realmente funciona. También puede consultar con su médico o un educador en diabetes. Su plan de salud también puede proporcionar información de salud en su sitio web.

Terapias complementarias

Algunas terapias complementarias pueden ayudar a aliviar el estrés y la tensión muscular. Es posible que le ayuden a sentirse mejor en general. Pero no deberían usarse en lugar de tratamiento.

Hable con su médico si está usando:

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Diabetes Association (ADA)
Dirección del sitio web: www.diabetes.org

National Diabetes Education Program (NDEP) (U.S.)
Dirección del sitio web: www.ndep.nih.gov

Referencias

Citas bibliográficas

  1. U.S. Department of Health and Human Services (2008). 2008 Physical Activity Guidelines for Americans (ODPHP Publication No. U0036). Washington, DC: U.S. Government Printing Office. Available online: http://www.health.gov/paguidelines/guidelines/default.aspx.
  2. American Diabetes Association (2013). Standards of medical care in diabetes—2013. Diabetes Care, 36(Suppl 1): S11–S66.

Otras obras consultadas

  • American Diabetes Association (2013). Nutrition therapy recommendations for the management of adults with diabetes. Diabetes Care, 36(11): 3821–3842. DOI: 10.2337/dc13-2042. Accessed December 5, 2013.
  • American Diabetes Association (2013). Standards of medical care in diabetes—2013. Diabetes Care, 36(Suppl 1): S11–S66.
  • Bax J, et al. (2007). Screening for coronary artery disease in patients with diabetes. Diabetes Care, 30(10): 2729–2736. Also available online: http://care.diabetesjournals.org/content/30/10/2729.full?sid=7fd5fe8d-71f5-49c8-8e5e-98669526543e.
  • Beaser RS (2010). Designing a conventional insulin treatment program. In RS Beaser, ed., Joslin's Diabetes Deskbook: A Guide for Primary Care Providers, 2nd ed., pp. 297–340. Boston: Joslin Diabetes Center.
  • Brownlee M, et al. (2011). Complications of diabetes mellitus. In S Melmed et al., eds., Williams Textbook of Endocrinology, 12th ed., pp. 1462–1551. Philadelphia: Saunders.
  • Brunzell J, et al. (2008). Lipoprotein management in patients with cardiometabolic risk. Diabetes Care, 33(4): 811–822. Also available online: http://care.diabetesjournals.org/content/31/4/811.full?sid=23d6bec9-aabf-4e19-aaf3-cb9e68f725c8.
  • Campbell AP, Beaser RS (2010). Medical nutrition therapy. In RS Beaser, ed., Joslin's Diabetes Deskbook: A Guide for Primary Care Providers, 2nd ed., pp. 91–136. Boston: Joslin Diabetes Center.
  • Centers for Disease Control and Prevention (2011). National Diabetes Fact Sheet 2011. Available online: http://www.cdc.gov/diabetes/pubs/factsheet11.htm.
  • Eisenbarth GS, Buse JB (2011). Type 1 diabetes mellitus. In S Melmed et al., eds., Williams Textbook of Endocrinology, 12th ed., pp. 1436–1461. Philadelphia: Saunders.
  • Giovannucci E, et al. (2010). Diabetes and cancer: A consensus report. Diabetes Care, 33(7): 1674–1685. Also available online: http://care.diabetesjournals.org/content/33/7/1674.full?sid=ccc0c9ea-6728-4ebc-ae85-d2eaa4f2a6ee.
  • Handelsman Y, et al. (2011). American Association of Clinical Endocrinologists medical guidelines for clinical practice for developing a diabetes mellitus comprehensive care plan. Endocrine Practice, 17(Suppl 2): 1–53. Available online: https://www.aace.com/publications/guidelines.
  • Kitzmiller J, et al. (2008). Managing preexisting diabetes for pregnancy: Summary of evidence and consensus recommendations for care. Diabetes Care, 31(5): 1060–1079. Also available online: http://care.diabetesjournals.org/content/31/5/1060.full?sid=85664cd8-932d-4050-ab55-6ecd083ab5c8.
  • Masharani U, German MS (2011). Pancreatic hormones and diabetes mellitus. In DG Gardner, D Shoback, eds., Greenspan's Basic and Clinical Endocrinology, 9th ed., pp. 573–655. New York: McGraw-Hill.
  • Mohamed QA, et al. (2011). Diabetic retinopathy (treatment), search date June 2010. BMJ Clinical Evidence. Available online: http://www.clinicalevidence.com.
  • Nix S (2013). Diabetes mellitus. In Williams' Basic Nutrition and Diet Therapy, 14th ed., pp. 400–425. St. Louis: Mosby.
  • Pignone M, et al. (2010). Aspirin for primary prevention of cardiovascular events in people with diabetes: A position statement of the American Diabetes Association, a scientific statement of the American Heart Association, and an expert consensus document of the American College of Cardiology Foundation. Circulation, 121(24): 2694–2701.
  • Rogers L, et al. (2011). The charcot foot in diabetes. Diabetes Care, 34(9): 2123–2129. Also available online: http://care.diabetesjournals.org/content/34/9/2123.full?sid=32c9be6e-36be-44f6-8592-94442221751d.
  • U.S. Department of Health and Human Services (2008). 2008 Physical Activity Guidelines for Americans (ODPHP Publication No. U0036). Washington, DC: U.S. Government Printing Office. Available online: http://www.health.gov/paguidelines/guidelines/default.aspx.
  • Vijan S (2012). Diabetes: Treating hypertension, search date April 2011. BMJ Clinical Evidence: Available online: http://www.clinicalevidence.com.
  • Wolfsdorf JI, Garvey K (2012). Type 1 diabetes mellitus. In EG Nabel, ed., ACP Medicine, section 9, chap. 1. Hamilton, ON: BC Decker.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
David C.W. Lau, MD, PhD, FRCPC - Endocrinología
Última revisión 16 agosto, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.