Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Trastornos del manguito de los rotadores

Generalidades del tema

Articulación del hombro

¿Qué son los trastornos del manguito de los rotadores?

El manguito de los rotadores es un grupo de fibras fuertes y flexibles (tendones) y músculos en el hombro. Los trastornos del manguito de los rotadores ocurren cuando se irritan o se dañan los tejidos en el hombro. Los trastornos del manguito de los rotadores incluyen:

  • Inflamación de los tendones (tendinitis) o de la bursa (bursitis). En el hombro, la bursa es un saco pequeño lleno de líquido que sirve como un amortiguador entre los tendones y los huesos.
  • Pinzamiento, en el que un tendón está aplastado y se frota contra el hueso.
  • Acumulación de calcio en los tendones, que causa una afección dolorosa llamada tendinitis cálcica.
  • Desgarros de los tendones del manguito de los rotadores que pueden ser parciales o totales.

¿Cómo funciona el hombro y qué función cumple el manguito de los rotadores?

El hombro es una articulación con tres huesos principales: el hueso de la parte superior del brazo (húmero), la clavícula y el omóplato (escápula). Los huesos están unidos por músculos, tendones y ligamentos. El manguito de los rotadores mantiene el hueso de la parte superior del brazo en la cavidad del hombro y le permite levantar y girar el brazo.

El hombro es una articulación de "esfera y copa". La esfera arriba del hueso de la parte superior del brazo encaja en la cavidad del omóplato. Esta cavidad es poco profunda, lo que le permite mover el brazo con una gran amplitud de movimiento. Pero también significa que los músculos y los tendones del manguito de los rotadores tienen que trabajar más para mantener los huesos en su lugar. Como resultado, se lesionan fácilmente y son propensos al desgaste.

¿Cuál es la causa de los trastornos del manguito de los rotadores?

La mayoría de los trastornos del manguito de los rotadores son causados por una combinación de:

  • Desgaste normal. El uso del hombro durante muchos años daña lentamente el manguito de los rotadores. A medida que envejece, las actividades cotidianas pueden provocar cambios en el manguito de los rotadores, como adelgazamiento y deshilachamiento de los tendones, y reducción del riego sanguíneo.
  • Uso excesivo. Las actividades en las que se usan los brazos sobre la cabeza (como al jugar al tenis, al nadar o al pintar una casa) pueden provocar problemas del manguito de los rotadores. Incluso los movimientos normales realizados frecuentemente en el transcurso de un período largo pueden hacerle esforzar el manguito de los rotadores o lesionarlo.

Desgarrar un tendón sano del manguito de los rotadores requiere mucha fuerza. Esto puede ocurrir al realizar deportes, en un accidente o en una caída grave. Pero incluso un movimiento simple como levantar una maleta puede causar un desgarro del manguito de los rotadores en un adulto mayor o en alguien cuyo hombro ya está dañado.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de un trastorno del manguito de los rotadores incluyen dolor y debilidad en el hombro. La mayoría de las veces, el dolor se ubica al costado y al frente de la parte superior del brazo y del hombro. Es posible que le duela o le resulte imposible realizar actividades cotidianas, como peinarse, ponerse la camisa o estirarse para agarrar algo. Podría sentir dolor durante la noche y tener problemas para dormir.

¿Cómo se diagnostican los trastornos del manguito de los rotadores?

Para diagnosticar un trastorno del manguito de los rotadores, los médicos preguntan sobre cualquier lesión del hombro o dolor de hombro previo. También realizan un examen físico para ver lo bien que funciona el hombro y para detectar zonas o actividades dolorosas. Mover el brazo de una manera determinada puede ayudar a un médico a determinar el estado del manguito de los rotadores.

Podría tener que realizarse una radiografía para revisar los huesos del hombro. Si el diagnóstico todavía es incierto, el médico podría indicar un examen de diagnóstico por imágenes, como un examen de imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) o una ecografía.

¿Cómo se tratan?

Es importante tratar el problema del manguito de los rotadores. Sin tratamiento, el hombro podría debilitarse y es posible que no pueda levantar el brazo.

Para la mayoría de los trastornos del manguito de los rotadores, los médicos recomiendan tomar estas medidas primero:

  • Descanse el hombro. Use el brazo, pero hágalo cuidadosamente. No mantenga el hombro quieto con un cabestrillo o un aparato ortopédico. Esto puede provocar rigidez o incluso un hombro congelado (capsulitis adhesiva).
  • Use hielo o calor sobre el hombro, lo que le haga sentir mejor.
  • Tome medicamentos antiinflamatorios (AINE) para aliviar el dolor y para reducir la hinchazón y la inflamación. Algunos ejemplos incluyen ibuprofeno (como Advil) y naproxeno (como Aleve). O pruebe acetaminofén (como Tylenol). Puede ayudar con el dolor, pero no reducirá la hinchazón ni la inflamación. Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta.
  • Evite las posiciones y las actividades incómodas, como levantar objetos o estirarse para alcanzar algo que está por encima de la cabeza. Abandone cualquier actividad que le haga doler el hombro.

El médico también podría sugerir fisioterapia. La fisioterapia puede reducir el dolor y ayudar a que el hombro esté más fuerte y flexible. En la fisioterapia, usted aprende ejercicios para estirar y fortalecer el hombro. Después de aprender los ejercicios, puede hacerlos en el hogar.

Es importante darle tiempo al tratamiento para que funcione. Obtener buenos resultados podría llevar desde un par de semanas hasta varios meses.

Si otros tratamientos no ayudan, su médico podría darle inyecciones de medicamentos esteroides en el hombro. Las inyecciones probablemente no curan los trastornos del manguito de los rotadores. Pero pueden ayudar a aliviar el dolor y la inflamación para que pueda hacer ejercicios para fortalecer el hombro. Las inyecciones también podrían ayudar a su médico a averiguar si el dolor de hombro se debe al manguito de los rotadores. Si una inyección de esteroides cerca del manguito de los rotadores alivia el dolor, incluso si el dolor reaparece después, significa que el manguito de los rotadores, y no algún otro problema del hombro, está causando el dolor.

La mayoría de los trastornos del manguito de los rotadores no se tratan con cirugía. Pero los médicos podrían operarlo si un tendón del manguito de los rotadores está desgarrado o si varios meses de otro tratamiento no han sido de ayuda.

  • La cirugía podría ser una buena elección si es joven y el manguito de los rotadores ha estado en buenas condiciones. Es posible que la cirugía no dé tan buenos resultados si sus tendones están débiles y desgastados.
  • La cirugía no reemplaza a la fisioterapia. Incluso después de la cirugía, podría necesitar meses de fisioterapia para una recuperación completa.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca de los trastornos del manguito de los rotadores:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Inquietudes a largo plazo:

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud. Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.
  Problemas del manguito de los rotadores: ¿Debería operarme?

Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud. Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.
  Problemas del manguito de los rotadores: Ejercicios que puede hacer en el hogar

Causa

En un trastorno del manguito de los rotadores, los tendones que componen el manguito se comprimen y frotan contra el hueso. Se dañan e irritan. Esto causa sangrado e inflamación. Los tendones pueden crear tejido cicatricial, el cual no es tan fuerte y flexible como el tejido de tendón normal. Con el tiempo, los tendones se vuelven más débiles y menos flexibles. Finalmente, se pueden desgarrar.

El desgaste normal y el uso excesivo causan la mayoría de los problemas del manguito de los rotadores.

Desgarrar un tendón sano del manguito de los rotadores requiere mucha fuerza. Esto puede ocurrir al realizar deportes, en un accidente o en una caída grave. Pero incluso un movimiento simple como levantar una maleta puede causar un desgarro del manguito de los rotadores en un adulto mayor o en alguien cuyo hombro ya está dañado.

Síntomas

Un trastorno del manguito de los rotadores causa dolor y debilidad en el hombro. Es posible que le sea incómodo o imposible realizar actividades cotidianas, como peinarse, ponerse la camisa o estirarse para alcanzar algo que está por encima de su cabeza.

La mayoría de las veces, siente el dolor al costado y al frente de la parte superior del brazo y del hombro. Es posible que sienta dolor durante la noche y que tenga problemas para dormir sobre ese lado. El dolor casi siempre es peor cuando hace movimientos por encima de la cabeza.

Debido al dolor, es posible que trate de no usar su brazo. Y esto puede causar aún más debilidad y rigidez en el hombro.

La intensidad suele depender de cuánto daño hay:

  • Daño menor. La mayoría de las veces, el dolor ocurre solo cuando está activo, y suele aliviarse con reposo.
  • Daño moderado. Es probable que note dolor durante la actividad y después de esta. El dolor también podría ocurrir durante la noche, especialmente cuando se apoya sobre el hombro.
  • Daño grave. Es posible que tenga un dolor continuo.

Algunas veces, el dolor no está directamente relacionado la gravedad del daño. Por ejemplo, el manguito de los rotadores podría tener un daño menor, pero la fuerza y la pérdida de amplitud de movimiento podrían ser graves porque es demasiado doloroso moverlo de ciertas maneras. Esto es especialmente cierto si suele realizar muchos movimientos por encima de la cabeza.

Síntomas de tendinitis del manguito de los rotadores

En una tendinitis (inflamación del tendón), el dolor suele comenzar gradualmente, por encima del costado del hombro y de la parte superior del brazo.

  • Su hombro y brazo no están particularmente débiles pero duele usarlos.
  • El dolor puede extenderse hacia abajo por el lado externo de la parte superior del brazo, incluso hasta el codo.
  • El dolor puede ser peor durante la noche y puede impedirle dormir, especialmente si se apoya sobre ese lado.
  • Levantar el brazo hacia el costado o hacia adelante empeora el dolor.

Con el tiempo, es posible que el dolor empeore o que tenga dolor continuo. En algunos casos, esto es debido a que usted efectivamente tiene uno o más pequeños desgarros del tendón.

Algunas personas también tienen tendinitis en otras partes del hombro. Y algunas personas tienen dolor en el cuello como consecuencia del uso de otros músculos para ayudar a mover el hombro.

Síntomas de desgarros del manguito de los rotadores

Los síntomas más comunes de un desgarro son:

  • Dolor cuando mueve el brazo, especialmente sobre la cabeza o contra algo que opone resistencia.
  • Dolor por la noche.
  • Debilidad en el hombro, aunque algunas personas no notan ninguna debilidad si el desgarro es pequeño.

Los síntomas de un desgarro repentino y grave incluyen:

  • Un sonido de chasquido o una sensación de desgarro en el hombro.
  • Dolor inmediato en el hombro.
  • Debilidad y dolor al levantar o al rotar el brazo.
  • Amplitud de movimiento limitada e incapacidad de elevar el brazo a causa del dolor o de la debilidad.
  • Posiblemente, moretones en el hombro o en la parte superior del brazo.

Usted puede tener un desgarro total sin síntomas, especialmente si usted es un adulto mayor que no es muy activo.

En casos raros, el dolor de hombro podría ser una señal de un problema más grave en su corazón o pulmones.

Qué sucede

El manguito de los rotadores es un grupo de cuatro tendones. Estos tendones conectan los músculos principales del hombro a la parte superior del brazo. Los tendones y los músculos estabilizan la articulación del hombro de manera que pueda levantar y rotar el brazo. Cada vez que levanta su brazo por encima de su cabeza, el tendón superior se desliza por debajo del extremo superior del omóplato.

A veces, el omóplato es áspero o de forma anormal y frota o raspa el tendón. Con el tiempo, esto puede causar desgarros pequeños y sangrado. Cuando sanan estos desgarros, el tejido cicatricial es más débil y menos flexible que el tendón normal, de manera que todo el manguito de los rotadores se vuelve más débil. Mientras más débil se vuelve el tendón, mayores son sus probabilidades de desgarrarse.

Sin tratamiento, este ciclo de inflamación, desgaste y uso limitado puede provocar otros problemas del hombro, como rigidez u hombro congelado. Las actividades que requieren movimientos repetidos del brazo por encima de la cabeza pueden llevar a problemas como bursitis y tendinitis.

Las siguientes son las cosas que pueden llevar poco a poco a problemas del manguito de los rotadores. A menudo suceden juntas o se superponen:

  • Huesos de forma irregular. Estos pueden afectar cómo se mueve el manguito de los rotadores. Es posible que haya nacido con estas irregularidades o que ocurran después de algún tipo de lesión, como un hueso fracturado.
  • Envejecimiento. A medida que envejece, las actividades cotidianas y el desgaste normal provocan algunos cambios en el manguito de los rotadores, como:
    • Adelgazamiento, deshilachamiento y desgarramiento generales del tendón.
    • Reducción del riego sanguíneo a los tendones.
  • Aflojamiento de las articulaciones y desequilibrio muscular en el hombro. Esto puede dañar el tejido.
  • Actividades repetitivas. Las actividades repetitivas, especialmente los movimientos fuertes por encima de la cabeza, son comunes en ciertos deportes u ocupaciones, por ejemplo, lanzar una pelota de béisbol, realizar un golpe por encima de la cabeza en el tenis, nadar, levantar objetos o pintar. Estos movimientos pueden llevar finalmente a que los tendones se raspen contra el hueso (pinzamiento).
  • Uso excesivo. Esto puede ocurrir con las actividades repetitivas o relacionarse estrechamente con estas. Los movimientos normales realizados frecuentemente en el transcurso de un período prolongado pueden hacerle esforzar los tejidos del manguito de los rotadores o lesionarlos. Los deportistas, incluidas las personas jóvenes, pueden llegar a tener tendinitis por practicar excesivamente deportes de lanzamiento, natación o deportes de raqueta.

Desgarros repentinos

Desgarrar un tendón sano del manguito de los rotadores requiere muchísima fuerza. Esto podría suceder mientras hace deportes, durante un accidente o una caída grave.

En los adultos mayores y menos activos, incluso los movimientos simples como levantar una maleta pueden causar un desgarro.

Qué aumenta el riesgo

Cosas que podrían aumentar el riesgo de tener trastornos del manguito de los rotadores incluyen:

  • Envejecimiento.
  • Tener tendinitis del manguito de los rotadores desde hace mucho tiempo.
  • Sostener o mover el brazo por encima de la cabeza con frecuencia, como cuando pinta, trabaja como mesero o juega al tenis, al béisbol y a otros deportes de lanzamiento en forma regular.
  • Lesiones anteriores del hombro, como dislocaciones y fracturas en los huesos.
  • Tener un desgarro del manguito de los rotadores en el otro hombro.
  • Irregularidades de los músculos, de los tendones y de los huesos en el hombro, que aumentan el desgaste en los tendones del manguito de los rotadores.
  • Haber recibido muchas inyecciones de corticosteroides en el hombro, que podrían debilitar los tendones y aumentar el riesgo.
  • El hábito de fumar, que disminuye el riego sanguíneo y retarda el proceso de sanación.
  • Inestabilidad del hombro.

A medida que el manguito de los rotadores y el hombro se debilitan, aumenta el riesgo de un desgarro total o parcial.

Cuándo llamar al médico

Llame al 911 o a otros servicios de urgencia de inmediato si ocurren dolor en el hombro o en el brazo junto con dolor en el pecho u otros síntomas de un ataque al corazón, tales como falta de aire o náuseas.

Llame a su médico de inmediato si se ha lesionado el hombro y:

  • Siente mucho dolor en el hombro.
  • El hombro parece estar deformado.
  • No puede mover el hombro con normalidad.
  • Tiene señales de daño en los nervios o en los vasos sanguíneos, como entumecimiento, hormigueo, una sensación de "pinchazos" debajo de la lesión, o piel pálida, fría o azulada.

Llame a su médico si:

  • Ha tenido un problema del hombro en el pasado y tiene dolor de hombro.
  • Su dolor o rigidez de hombro están empeorando.
  • El tratamiento en el hogar no está ayudando.

Espera vigilante

La espera vigilante es un período durante el cual usted y su médico observan su afección o los síntomas sin usar un tratamiento médico. Este período de espera vigilante puede variar desde algunos días hasta semanas o, posiblemente, meses. La espera vigilante no es adecuada si:

  • El dolor en el hombro es insoportable.
  • Tiene el hombro deformado.
  • Tiene pérdida de sensibilidad en el hombro.
  • La piel alrededor de su hombro está pálida, fría o azulada.

A quién consultar

Los profesionales de la salud que pueden diagnosticar y tratar trastornos del manguito de los rotadores incluyen:

Para el tratamiento, es posible que se le remita a un especialista, como:

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

Para diagnosticar un trastorno del manguito de los rotadores, su médico preguntará acerca de sus antecedentes de lesión o dolor de hombro y hará un examen físico para ver cómo le está funcionando el hombro.

Si sus síntomas y examen muestran que podría tener un desgarro total del manguito de los rotadores, es posible que le realicen una o más de estas pruebas para confirmar el diagnóstico:

Pruebas adicionales

Su edad, trabajo y nivel de actividad se consideran cuando su médico está decidiendo acerca de más pruebas. Por ejemplo, si usted es un deportista que compite o tiene un trabajo que requiere actividades por encima de la cabeza, puede necesitar pruebas adicionales más pronto que un adulto mayor relativamente inactivo. Es importante tener un diagnóstico más completo si es probable que continúe con las actividades que pueden causar un mayor daño en el hombro.

Generalidades del tratamiento

El tratamiento de los trastornos del manguito de los rotadores debe comenzar poco después de la lesión o de que aparezcan síntomas, para que tenga las mejores probabilidades de recuperar la flexibilidad y la fuerza en el hombro. Sin tratamiento, la inflamación y los desgarros pueden acumularse, causando dolor, debilidad y pérdida de función.

El tratamiento depende de sus síntomas, edad y nivel de actividad, y de si sus síntomas parecen estar relacionados con una lesión del manguito de los rotadores.

Tratamiento no quirúrgico

La mayoría de los trastornos del manguito de los rotadores se tratan sin cirugía. Su tratamiento podría incluir:

Si los síntomas no mejoran después de algunos meses de tratamiento no quirúrgico, usted y su médico podrían considerar pruebas (como radiografías o exámenes de imágenes por resonancia magnética) para averiguar si tiene un desgarro del manguito de los rotadores.

O su médico puede ponerle una inyección de corticosteroides.

Cirugía

La cirugía se usa a menudo para reparar un manguito de los rotadores desgarrado en una persona joven y sana, debido a que es más probable que se obtengan buenos resultados si hay poca o ninguna evidencia de degeneración o pinzamiento.

Las personas que tienen trastornos del manguito de los rotadores avanzados y con tendones duros, fibrosos y rígidos no suelen responder tan bien a la cirugía. La cirugía puede reparar exitosamente el desgarro, pero no puede reparar todo el daño causado por la edad o degeneración.

Pero se puede considerar la cirugía si:

  • Tiene un desgarro del manguito de los rotadores causado por una lesión repentina.
  • Su hombro no mejora después de 3 a 6 meses de otro tratamiento.

Para más información, vea Cirugía.

Para pensar

La recuperación de un trastorno del manguito de los rotadores varía con cada persona. Usted debería continuar su programa de fisioterapia y de ejercicios en el hogar hasta que el hombro esté tan fuerte y flexible como sea posible. Algunos tratamientos para los trastornos del manguito de los rotadores pueden durar hasta un año. La mayoría de las personas pueden reanudar sus actividades previas después de varias semanas de rehabilitación.

Los expertos tienen diferentes opiniones acerca del tratamiento de los desgarros del manguito de los rotadores.

  • Algunos prefieren tratamiento no quirúrgico para personas mayores de 60 años. Pero otros expertos creen que cuanto antes se repare quirúrgicamente un desgarro del manguito de los rotadores, mayores serán las probabilidades de tener un resultado exitoso, independientemente de la edad.
  • Algunos creen que los desgarros pequeños no requieren cirugía. Otros expertos piensan que los desgarros pequeños deben repararse en forma temprana para prevenir desgarros adicionales.

Prevención

Los cambios a largo plazo que ocurren en la articulación del hombro y alrededor de esta debido al desgaste diario no se pueden prevenir totalmente. Pero es posible que usted pueda prevenir algunos problemas del manguito de los rotadores si usted:

  • Mantiene los músculos de los hombros flexibles y fuertes. Los ejercicios diarios para mantener la fuerza y la flexibilidad podrían ser la mejor defensa contra los trastornos del manguito de los rotadores.
  • Mantiene una buena postura en todo momento. Párese derecho y relajado, sin desplomarse.
  • No levanta objetos que sean demasiado pesados para usted, especialmente no sobre su cabeza.
  • No agarra objetos que se están cayendo.
  • Evita deportes u otras actividades donde el contacto con fuerza o las caídas son probables o comunes.
  • No mantiene los brazos extendidos a los costados ni elevados por encima de la cabeza durante largos períodos, como cuando pinta un techo. Si tiene que hacer estas actividades:
    • Haga pausas frecuentes, y aplique hielo en el hombro varias veces al día y por la noche.
    • Tome un medicamento antiinflamatorio no esteroideo para aliviar cualquier hinchazón y dolor en los tejidos que están comprimidos. Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta.
    • Pregúntele a su médico si le sería útil tomar un medicamento antiinflamatorio antes de realizar actividades que podrían hacerle esforzar el hombro.

Tratamiento en el hogar

A menudo, el tratamiento en el hogar es el primer tratamiento para un problema del manguito de los rotadores. El tratamiento puede ayudar a aliviar el malestar y evitar que el problema empeore.

  • Descanse su hombro lesionado, aunque se recomienda un movimiento delicado del hombro. Limite los movimientos repetitivos, y evite las actividades extenuantes y las actividades en las que mueve los brazos sobre la cabeza. Asegúrese de seguir la recomendación de su médico acerca del tiempo en que debe limitar el movimiento. La mayoría de las personas no reposan lo suficiente. El período de reposo para un trastorno del manguito de los rotadores podría ser de un par de días a varias semanas. Durante el reposo:
    • Evite poner el brazo en un cabestrillo. Es importante que no mantenga el hombro completamente quieto (inmovilizado), porque esto puede causar rigidez en la articulación o incluso puede llevar a un hombro congelado.
    • Mueva el brazo cuidadosamente con toda la amplitud de movimiento varias veces al día. Avance lentamente para evitar lesiones.
  • Evite las actividades o las posiciones que causan molestias, como jugar al golf o al tenis, o cargar bolsas pesadas de comestibles. Abandone cualquier actividad que le provoque dolor en el hombro.
  • Tome medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como ibuprofeno o naproxeno, para aliviar el dolor. Los AINE vienen en pastillas y en crema que puede frotar sobre la zona dolorida. Sea prudente con los medicamentos.Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta.

Cómo usar hielo y calor

Las personas responden al calor y al hielo de formas diferentes. Use el que le haga sentir mejor. En algunos casos, el calor le hace sentir bien durante un tiempo, pero puede empeorar el dolor y la rigidez después de 1 a 2 horas. Para una lesión repentina, no use calor durante las primeras 48 horas.

Al principio, el hielo ayuda a aliviar el dolor y reducir la hinchazón. Trate de aplicar hielo al hombro durante las primeras 48 horas después de que comienza la molestia:

  • Para evitar dañar la piel, colóquese una toalla delgada entre la compresa de hielo y el cuerpo, o coloque una funda de almohada sobre la compresa de hielo.
  • Aplíquese hielo 2 o 3 veces al día, hasta 20 minutos por vez.
  • Aplíquese una compresa de hielo después de hacer ejercicio con el hombro, para ayudar a prevenir la hinchazón.

Después de 2 a 3 días, comience a mover el hombro con la ayuda de calor húmedo.

  • Moje una toalla con agua caliente y escúrrala. Doble la toalla en un cuadrado de alrededor de 8 pulgadas (20 cm).
  • Mientras sostiene la toalla sobre el hombro, relaje el hombro, inclínese hacia adelante de manera que el brazo cuelgue libremente y balancee suavemente el brazo hacia atrás y hacia adelante como un péndulo.
  • También puede hacer este ejercicio de pie bajo una ducha de agua tibia. El calor relaja los músculos y los tendones aumentando el flujo de sangre. Cuando se combina con un movimiento suave, el calor puede disminuir la inflamación.
  • Repita estos pasos 2 o 3 veces al día para reducir el riesgo de rigidez permanente en la articulación.

Ejercicios

Con el tiempo, es posible que su médico quiera que haga más para estirar y fortalecer el hombro. Para encontrar ejercicios que puede hacer en el hogar (con la aprobación de su médico), vea:

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Problemas del manguito de los rotadores: Ejercicios que puede hacer en el hogar.

Medicamentos

Los medicamentos no curan los trastornos del manguito de los rotadores. Ayudan con el dolor y la inflamación. Esto le permite comenzar a realizar ejercicios para estirar y fortalecer gradualmente el hombro, lo que reduce el riesgo de que el hombro se le vuelva rígido o de que tenga un hombro congelado.

Opciones de medicamentos

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE). Estos son los medicamentos más comunes usados para ayudar a manejar los trastornos del manguito de los rotadores. Los AINE están disponibles con o sin receta médica. Los AINE vienen en forma de pastilla y como una crema que se frota sobre la zona adolorida. O usted puede usar acetaminofén.
  • Inyecciones de corticosteroides. Estos son medicamentos fuertes que suelen administrarse solamente después de 3 a 4 semanas de tratamiento. Si la primera inyección no ayuda mucho, es posible que se aplique una segunda inyección para asegurar que la primera inyección se haya aplicado en el lugar correcto. Pero rara vez se necesitan más que algunas inyecciones.

Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta.

Cirugía

Se puede considerar la cirugía si:

  • Su lesión del manguito de los rotadores es muy grave.
  • Tiene dolor intenso y pérdida de la función del hombro que no han respondido a otros tratamientos.
  • Tiene debilidad del hombro causado por un desgarro completo, especialmente cuando el manguito de los rotadores está sano, excepto por esta afección.

Generalmente se opera para reparar un manguito de los rotadores desgarrado en una persona joven y sana, debido a que es más probable que se obtengan buenos resultados si hay poca o ninguna evidencia de otros problemas. Las personas que tienen trastornos del manguito de los rotadores avanzados y tendones duros, fibrosos y rígidos no suelen responder tan bien a la cirugía. La cirugía puede reparar exitosamente el desgarro, pero no puede reparar todo el daño causado por la edad o degeneración.

Si la cirugía no se lleva a cabo de inmediato, la reparación de un desgarro grande puede no ser tan exitosa. Pero aún así suele aliviar el dolor y restablecer la fuerza suficiente para hacer actividades de rutina no extenuantes.

Después de la cirugía, un programa de rehabilitación física es muy importante. Usted puede no sentirse tan bien después de la cirugía si no quiere o no puede comprometerse a un programa exigente de rehabilitación física.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Problemas del manguito de los rotadores: ¿Debería operarme?

Opciones de cirugía

La cirugía de hombro para los trastornos del manguito de los rotadores generalmente implica uno o más de los siguientes:

Estos procedimientos pueden ser hechos artroscópicamente, mediante una cirugía abierta tradicional o mediante una combinación de los dos métodos.

A veces, un desgarro del manguito de los rotadores es tan grave que no se puede reparar de la forma habitual. Si esto ocurre en una persona más joven, el médico puede sugerir mover otro tendón para sustituir el tendón desgarrado. En una persona mayor, el médico puede sugerir un reemplazo de hombro especial.

Para pensar

El éxito de la cirugía para los desgarros del manguito de los rotadores depende de muchos factores, tales como:

  • La gravedad presente de otros daños.
  • Su edad.
  • Otras afecciones médicas. Algunas pueden causar una sanación más lenta.
  • Sus metas relacionadas con la recuperación, y su compromiso con y cumplimiento de un programa de rehabilitación física.
  • Si usted fuma o no. Fumar disminuye el riego sanguíneo en todo el cuerpo y retarda el proceso de sanación.

Otro tratamiento

Fisioterapia y rehabilitación

Un programa de fisioterapia y rehabilitación suele incluir ejercicios para estirar y fortalecer gradualmente el hombro. Algunos fisioterapeutas pueden usar otras técnicas, como el masaje o el ultrasonido, para aliviar el dolor y reducir los espasmos musculares.

Este programa de tratamiento se puede usar sin cirugía o como parte de la recuperación después de la cirugía. Puede reducir el dolor en los tejidos blandos (como los músculos, ligamentos y tendones), mejorar la función y aumentar la fuerza muscular.

Algunas dificultades comunes con los programas de rehabilitación incluyen:

  • Impaciencia durante los largos períodos de reposo necesarios para permitir que el hombro sane. Esta etapa del tratamiento puede generar impaciencia en los deportistas y en las personas cuyos trabajos dependen del uso de los brazos.
  • No hacer los ejercicios con la frecuencia con la que le han sido indicados.
  • El uso de una técnica incorrecta al hacer los ejercicios.

Aunque puede ser difícil completar un programa de rehabilitación, un resultado exitoso después de la cirugía depende de su compromiso con el tratamiento. Si sigue el plan de fisioterapia estrechamente y obtiene ayuda cuando la necesite, tiene más probabilidades de recuperar la fuerza y la movilidad del hombro.

Algunos ejercicios para los trastornos del manguito de los rotadores incluyen:

  • Ejercicios de estiramiento suave. Con frecuencia, estos son la parte más importante de la fisioterapia para los trastornos del manguito de los rotadores, especialmente cuando la rigidez es uno de los síntomas principales. El estiramiento incluye ejercicios de amplitud de movimiento.
  • Ejercicios de fortalecimiento. En general, no comenzará a hacer estos ejercicios hasta que el manguito de los rotadores haya sanado y pueda hacer los ejercicios de estiramiento y de amplitud de movimiento cómodamente. Los ejercicios de fortalecimiento pueden ayudar a fortalecer y a mantener la función y la estabilidad del hombro.
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Problemas del manguito de los rotadores: Ejercicios que puede hacer en el hogar (con permiso de su médico)

Tratamientos en estudio

Los expertos están estudiando un nuevo tratamiento para la tendinitis calcificante crónica del manguito de los rotadores. El tratamiento usa ondas sonoras para crear ondas de choque que destruyen los depósitos de calcio en los tendones del manguito de los rotadores. Esto se llama terapia extracorpórea de ondas de choque. Algunos estudios muestran alivio del dolor y mayor amplitud de movimiento. Pero se necesitan más estudios para ver si estos resultados pueden repetirse y para medir los resultados a largo plazo.1

Otros tratamientos en estudio incluyen:

  • Acupuntura.
  • Hialuronano, el cual se inyecta en una articulación para ayudar a complementar el líquido sinovial natural en la articulación.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

American Academy of Orthopaedic Surgeons (AAOS)
Dirección del sitio web: www.orthoinfo.aaos.org

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Gerdesmeyer L, et al. (2003). Extracorporeal shock wave therapy for the treatment of chronic calcifying tendonitis of the rotator cuff. JAMA, 290(19): 2573–2580.

Otras obras consultadas

  • American Academy of Orthopaedic Surgeons and American Academy of Pediatrics (2010). Impingement syndrome. In JF Sarwark, ed., Essentials of Musculoskeletal Care, 4th ed., pp. 295–300. Rosemont, IL: American Academy of Orthopaedic Surgeons.
  • Lin KC, et al. (2010). Rotator cuff: 1. Impingement lesions in adult and adolescent athletes. In JC DeLee et al., eds., DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine, Principles and Practice, 3rd ed., vol. 1, pp. 986–1015. Philadelphia: Saunders Elsevier.
  • Wiesel BB, Carroll RM (2010). The shoulder. In SW Wiesel, JN Delahay, eds., Essentials of Orthopedic Surgery, 4th ed., pp. 323–351. New York: Springer.

Créditos

Por El personal de Healthwise
William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Timothy Bhattacharyya, MD
Última revisión 7 octubre, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.