Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Trastorno bipolar

Generalidades del tema

¿Es para usted este tema?

Este tema analiza el trastorno bipolar en adultos. Si le preocupa que su hijo pequeño o adolescente pueda tener trastorno bipolar, vea el tema Trastorno bipolar en niños y adolescentes.

¿Qué es el trastorno bipolar?

El trastorno bipolar es una enfermedad que causa cambios extremos en el estado de ánimo, desde episodios maníacos con muy altos niveles de energía hasta los bajones extremos de la depresión. También se llama trastorno maníaco-depresivo.

Esta enfermedad puede causar una conducta tan extrema que le impide desenvolverse en el trabajo, en situaciones familiares o sociales, o en las relaciones con otras personas. Algunas personas con trastorno bipolar se vuelven suicidas.

Más de 3 millones de estadounidenses —alrededor del 1% de la población, o 1 de cada 100 personas— tienen trastorno bipolar, y las tasas son similares en otros países.1

Es importante saber que usted no está solo. Es posible que hablar con otras personas que sufren de trastorno bipolar le ayude a aprender que hay esperanzas de una vida mejor. Y el tratamiento puede ayudarle a recuperar el control.

¿Cuál es la causa del trastorno bipolar?

No se comprende por completo la causa del trastorno bipolar. Tiende a ser hereditario. También es posible que se vea afectado por su entorno de vida o por su situación familiar. Una posible causa es un desequilibrio de sustancias químicas en el cerebro.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas dependen de los altibajos de su estado de ánimo, o "altos" y "bajos". Durante una gran manía, usted puede sentirse:

  • Muy feliz, lleno de energía o irritable.
  • Como si necesitara dormir muy poco.
  • Excesivamente seguro de sí mismo.

Algunas personas gastan mucho dinero o participan en actividades peligrosas cuando están en una fase maníaca. Después de un episodio maníaco, quizás vuelva a la normalidad. O quizás su estado de ánimo oscile en la dirección opuesta a los sentimientos de tristeza, depresión y desesperanza. Durante un episodio depresivo, o decaída, puede que tenga:

  • Dificultad para pensar y tomar decisiones.
  • Problemas de memoria.
  • Menos interés en actividades que disfrutaba en el pasado.
  • Ideas de suicidarse.

Las oscilaciones en el estado de ánimo del trastorno bipolar pueden ser leves o extremas. Quizás empiecen lentamente a lo largo de varios días o semanas, o sucedan de repente en el transcurso de algunos minutos u horas. Estas oscilaciones en el estado de ánimo pueden durar entre unas horas y varios meses.

¿Cómo se diagnostica el trastorno bipolar?

El trastorno bipolar es difícil de diagnosticar. Primero, su médico o terapeuta le hará preguntas detalladas sobre qué tipo de síntomas tiene y cuánto duran. Quizás le hagan análisis de orina y de sangre para descartar otros problemas que pudieran estar causando sus síntomas.

Existen dos tipos de trastorno bipolar: I y II.

Para que lo diagnostiquen con trastorno bipolar I, tiene que haber tenido:

  • Un episodio maníaco que haya durado al menos una semana (o menos, si tuvo que ser hospitalizado).
  • Durante ese tiempo, tres o más síntomas de manía, como necesitar menos sueño o sentir acelerado el pensamiento.

Para el trastorno bipolar II, su médico buscará los mismos síntomas, pero la manía puede ser menos intensa y más corta.

¿Cómo se trata?

El trastorno bipolar es tratable. Con tratamiento, que incluye medicamentos y asesoría psicológica, puede sentirse mejor.

Quizás deba probar varios medicamentos para encontrar la combinación que le funcione.

  • La mayoría de las personas que tienen trastorno bipolar deben tomar todos los días un medicamento llamado un estabilizador del estado de ánimo.
  • Los medicamentos que se llaman antipsicóticos pueden ayudar a controlar una fase maníaca.
  • Los antidepresivos se usan cuidadosamente para episodios de depresión, ya que hacen que algunas personas entren en una fase maníaca.

La asesoría psicológica para usted y su familia también es un tratamiento importante. Puede ayudarle a sobrellevar algunos de los problemas asociados con el trabajo y las relaciones que la enfermedad pueda causar.

Usted puede hacer algunas cosas por su cuenta para ayudar a manejar el trastorno bipolar. Estas incluyen hacer actividad con regularidad, dormir lo suficiente y aprender a reconocer las señales incipientes de las manías y las decaídas.

Con frecuencia, las personas dejan de tomar sus medicamentos durante una fase maníaca debido a que se sienten bien. Pero esto es un error. Usted debe tomar sus medicamentos en forma regular, aunque se sienta mejor.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca del trastorno bipolar:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Inquietudes a largo plazo:

Cómo vivir con trastorno bipolar:

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud. Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.
  Depresión: Cómo apoyar a una persona que está deprimida
  Depresión: Cómo ayudar a alguien a obtener tratamiento
  Trastorno bipolar: Cómo prevenir los episodios maníacos

Causa

La causa del trastorno bipolar no se comprende bien, pero la evidencia sugiere que es hereditario.2 Su entorno de vida y situación familiar también pueden desempeñar un papel. Los episodios de depresión y de manía pueden ser causados por un problema con ciertas sustancias químicas del cerebro llamadas neurotransmisores.

Los medicamentos antidepresivos pueden desencadenar un episodio maníaco en una persona que tiene trastorno bipolar. Pero esto puede suceder antes de que diagnostiquen a la persona, mientras busca tratamiento para un episodio de depresión.

La privación del sueño o el abuso de sustancias, incluyendo la cafeína, pueden hacer que alguien con trastorno bipolar tenga un episodio maníaco.

Síntomas

El trastorno bipolar causa cambios extremos en el estado de ánimo, desde sentirse extremadamente enérgico (manía) hasta sentirse muy triste o tener bajos niveles de energía (depresión).2

La manía puede hacer que usted:

  • Se sienta extremadamente alegre o muy irritable.
  • No necesite dormir tanto como de costumbre. (Usted puede sentirse descansado tras 3 horas de sueño).
  • Hable más de lo habitual.
  • Haga más actividad de lo habitual.
  • Tenga dificultad para concentrarse porque tiene demasiados pensamientos a la vez (pensamientos acelerados).
  • Actúe impulsivamente o haga actividades imprudentes, como gastar demasiado dinero, conducir imprudentemente o participar en empresas de negocios absurdas. O quizás tenga relaciones sexuales de manera frecuente, indiscriminada o no segura.

La depresión puede hacer que usted:

  • Se sienta triste o ansioso por un período de tiempo significativo.
  • Piense y hable con lentitud debido a los bajos niveles de energía.
  • Tenga problemas para concentrarse, recordar y tomar decisiones.
  • Tenga cambios en sus hábitos de comer y dormir. Quizás coma o duerma demasiado o muy poco.
  • Tenga menos interés en sus actividades habituales, incluidas las relaciones sexuales.
  • Tenga pensamientos suicidas.

Tipos de trastorno bipolar

  • Bipolar I. Esta es la forma clásica de la enfermedad. Provoca episodios de manía y depresión que siguen reapareciendo. Puede que la depresión dure poco tiempo o meses. Luego, quizás vuelva a sentirse normal por un tiempo o quizás experimente un episodio maníaco.
  • Bipolar II. Con este tipo, tendrá depresión al igual que en bipolar I. Pero las cúspides maníacas son menos intensas (hipomanía). Las personas que tienen trastorno bipolar II tienen más decaídas depresivas que cúspides hipomaníacas.

Algunas personas pueden tener trastorno bipolar con síntomas mixtos. Las cúspides y decaídas de su manía y su depresión ocurren al mismo tiempo. Esto hace que sea difícil tratar el trastorno y que sea muy frustrante para usted y para los que lo rodean. También puede llevar a hospitalización si se deteriora su funcionamiento diario.

Si tiene trastorno bipolar de ciclo rápido, quizás experimente al menos cuatro episodios de depresión, manía o ambas en el transcurso de 12 meses. Usted puede pasar directamente de una decaída a una manía. O quizás pase un lapso corto de tiempo entre los dos extremos de estado de ánimo.

Además de los cambios en el estado de ánimo, algunas personas con trastorno bipolar también tienen síntomas de ansiedad, ataques de pánico o síntomas de psicosis.

Qué sucede

Con trastorno bipolar, usted va y viene entre los altibajos de la manía y la depresión. Entre ellos, es posible que regrese por completo a la normalidad o que tenga algunos síntomas remanentes. Puede que los cambios extremos de estado de ánimo empiecen de repente o aparezcan más lentamente.

Durante un episodio maníaco, puede ir desde sentirse anormalmente feliz y productivo a comportarse irresponsablemente y dormir muy poco. Tras este episodio maníaco, quizás su estado de ánimo vuelva a la normalidad. O puede oscilar en la dirección opuesta. Quizás se sienta inútil y extremadamente triste. Y quizás pierda interés en las cosas que ha disfrutado en el pasado.

Los hombres tienden a tener más cúspides maníacas, y las mujeres tienden a tener más decaídas de depresión.3

Al principio, puede que el estrés desencadene depresión o manía. Pero a medida que la enfermedad avanza, puede que los cambios en el estado de ánimo no sean causados por ningún acontecimiento específico. Sin tratamiento, su trastorno bipolar puede empeorar. Esto puede hacer que oscile con más frecuencia entre la manía y la depresión.

Otros problemas de salud

La gente con trastorno bipolar —los hombres más a menudo que las mujeres— pueden padecer de abuso de sustancias, sobre todo durante los episodios maníacos.4 El abuso del alcohol o de las drogas puede afectar el tratamiento e interferir con tomar los medicamentos tal como le fueron prescritos. Otros trastornos que pueden suceder junto con este trastorno incluyen:5

Estas enfermedades deben tratarse junto con el trastorno bipolar.

Qué aumenta el riesgo

El trastorno bipolar puede ser hereditario. Si le han diagnosticado trastorno bipolar a algún familiar, su riesgo de tenerlo es mayor.

Algunas cosas pueden aumentar su riesgo de un episodio maníaco o de depresión. Estas incluyen:

  • Cambios del sueño y las rutinas diarias.
  • Medicamentos antidepresivos. Esto puede suceder si no se le ha diagnosticado trastorno bipolar y está buscando tratamiento para la depresión.
  • Acontecimientos estresantes.
  • Dejar de tomar su medicamento para el trastorno bipolar. Aunque se sienta mejor, es importante tomar sus medicamentos como le fueron recetados.

El uso o abuso de alcohol o drogas lo hace correr un alto riesgo de volver a tener trastornos en el estado de ánimo.5

Cuándo llamar al médico

Llame al 911, a la línea nacional de ayuda para el suicidio al 1-800-273-TALK (1-800-273-8255) o a otros servicios de emergencia de inmediato si:

  • Usted o alguien a quien conoce está pensando seriamente en suicidarse o ha tratado de suicidarse recientemente. Las señales serias incluyen estas ideas:
    • Ha decido cómo suicidarse, como con un arma o medicamentos.
    • Ha determinado un momento y lugar para hacerlo.
    • Piensa que no hay otra forma de solucionar el problema o ponerle fin al dolor.
  • Usted siente que no puede dejar de lastimarse o lastimar a otra persona.

Llame a un médico de inmediato si:

  • Oye voces.
  • Ha estado pensando mucho en la muerte o el suicidio, pero no tiene un plan para suicidarse.
  • Le preocupa que no se vayan su sensación de depresión ni sus ideas de suicidio.

Busque atención médica pronto si:

  • Tiene síntomas de depresión, tales como:
    • Sentirse triste o sin esperanza.
    • No disfrutar absolutamente de nada.
    • Tener problemas para dormir.
    • Sentirse culpable.
    • Sentirse ansioso o preocupado.
  • Lo han tratado para la depresión por más de 3 semanas, pero no está mejorando.

A quién consultar

El trastorno bipolar es complejo y difícil de diagnosticar, debido a que tiene muchas fases y síntomas. A veces, se diagnostica erróneamente como depresión únicamente, porque la gente es más propensa a buscar tratamiento durante un período de depresión.

Después de que le diagnostiquen trastorno bipolar, deberá mantener una relación a largo plazo con su médico o terapeuta. Esto puede ayudarle a asegurarse de que su tratamiento sea coherente y de que sus medicamentos puedan ajustarse cuando sea necesario.

Aunque otros profesionales de la salud pueden diagnosticar trastorno bipolar, es probable que lo remitan a un psiquiatra que se especialice en tratar tales trastornos. Él o ella puede prescribirle medicamentos y brindarle asesoría psicológica. Otros profesionales de la salud que pueden diagnosticar trastorno bipolar incluyen:

La asesoría psicológica puede ayudarle a manejar los cambios en el estado de ánimo y el impacto que puede tener el trastorno bipolar en su trabajo y en sus relaciones familiares. Además de los psiquiatras, otros que pueden brindar asesoría psicológica incluyen:

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

Para averiguar si tiene trastorno bipolar, su médico le hará preguntas detalladas sobre sus síntomas. Se le preguntará cuánto tiempo duran los síntomas y cada cuánto los tiene. Su médico le preguntará sobre sus antecedentes familiares y quizás haga una evaluación de salud mental.

Puede que le hagan análisis de orina y de sangre, como una prueba de la glándula tiroidea, para asegurarse de que no sea otro problema lo que está causando sus síntomas. Un análisis de toxicología examina la sangre, la orina o el cabello para detectar la presencia de drogas.

Cuanto antes se confirme la enfermedad, más pronto puede conseguir tratamiento, sentirse mejor y mejorar su calidad de vida. Esto también puede reducir su riesgo de otros problemas de salud, como el abuso de alcohol y drogas.

Generalidades del tratamiento

El trastorno bipolar se trata con una combinación de medicamentos y asesoría psicológica. Es importante que tome sus medicamentos exactamente tal como se le recetaron, incluso cuando se sienta bien. Puede que su médico lo haga probar diferentes combinaciones de medicamentos para encontrar lo que sea adecuado para usted.

Su médico de familia puede recetar medicamentos para tratar el trastorno bipolar. Pero probablemente será remitido a un psiquiatra, quien está capacitado específicamente para tratar trastornos mentales.

Muchas personas no buscan ayuda para el trastorno bipolar. Quizás no busque tratamiento porque cree que los síntomas no son tan malignos o que puede resolver las cosas por su propia cuenta. Pero el tratamiento puede ayudarle a manejar las cúspides y las decaídas, los altibajos.

Si requiere ayuda para decidir si debe consultar a su médico, vea algunos motivos por los que la gente no busca ayuda y cómo superarlos.

Su plan de tratamiento

El tratamiento suele comenzar con ayudarle a superar una fase "aguda" o un episodio maníaco. Quizás se sienta suicida o psicótico, o use juicio tan deficiente que corra peligro de hacerse daño. Puede que su médico decida que debe ser hospitalizado por su propia seguridad, especialmente si cree que usted es suicida.

Medicamentos

Los medicamentos que pueden usarse incluyen estabilizadores del estado de ánimo y los antipsicóticos. Con el tiempo, estos medicamentos se ajustarán con la meta de prevenir episodios maníacos y depresivos. Quizás lleve meses para que sus síntomas desaparezcan y para que sea capaz de mantener una rutina normal de trabajo y actividad. Para aprender más, vea Medicamentos.

Asesoría psicológica

La asesoría psicológica también es una parte importante del tratamiento. Puede ayudarle a sobrellevar los problemas que quizás surjan en su trabajo o sus relaciones debido al trastorno bipolar. Para aprender más, vea Otro tratamiento.

Cuidado personal

También puede hacer algunas cosas por su cuenta para ayudar a manejar sus síntomas y a mantener una rutina normal. Integrarse a un grupo de apoyo para hablar con otros que tienen trastorno bipolar puede ayudar. Para aprender más, vea Tratamiento en el hogar.

Prevención

El trastorno bipolar no puede prevenirse. Pero a menudo, los cambios en el estado de ánimo pueden controlarse con medicamentos. Y hay muchas cosas que usted puede hacer por su cuenta para ayudar a manejar las cúspides y decaídas. Para aprender más, vea Tratamiento en el hogar.

Tratamiento en el hogar

El tratamiento en el hogar es importante en el trastorno bipolar. Hay muchas medidas que puede tomar para que le ayuden con sus altibajos emocionales. Pero no es necesario que los haga todos a la vez. Trate de hacer una cosa, como comer una dieta saludable, y luego añada otra cuando pueda.

Vigile lo que come

Trate de seguir una dieta equilibrada. Una dieta equilibrada incluye alimentos de diferentes grupos alimenticios, como granos enteros, productos lácteos, frutas y verduras, y proteínas. Coma una variedad de alimentos de cada uno de los grupos alimenticios. (Por ejemplo, coma diferentes frutas del grupo de las frutas en vez de solo manzanas). Una dieta variada le ayuda a obtener todos los nutrientes que necesite. Por sí solo, ningún alimento provee todos los nutrientes.

Mantenga buenos hábitos

  • Tomar sus medicamentos todos los días como le fueron recetados.
  • Haga suficiente ejercicio. Intente hacer actividad moderada por lo menos 30 minutos al día todos los días si es posible. Una caminata a paso recio es un ejemplo de actividad moderada.
  • Evite el alcohol y las drogas ilegales.
  • Restrinja la cafeína y la nicotina.

Reduzca el estrés, descanse

  • Trate de controlar la cantidad de estrés en su vida. Las técnicas para aliviar el estrés incluyen actividad física y ejercicio, ejercicios de respiración, relajación muscular, y asesoría psicológica y grupos de apoyo.
  • Duerma lo suficiente. Mantenga su habitación oscura y tranquila, y trate de acostarse a la misma hora todas las noches. Si planea viajar a oras zonas horarias, pregúntele a su médico si debería hacer algún cambio en sus medicamentos. Y pregunte que hacer si tiene un episodio maníaco o depresivo mientras que esté lejos.

Pida ayuda

  • Aprender a reconocer las señales incipientes de advertencia de sus episodios maníacos y depresivos.
  • Pida ayuda a sus amigos y familiares cuando la necesite. Quizás necesite ayuda con sus actividades diarias cuando esté deprimido. O quizás necesite apoyo para controlar los niveles altos de energía si tiene un episodio maníaco.
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Trastorno bipolar: Cómo prevenir los episodios maníacos

Cómo pueden ayudar los familiares y amigos

Los familiares suelen sentirse impotentes cuando un ser querido está deprimido o maníaco. Pero usted puede ayudar.

  • Anime a la persona a tomar los medicamentos recetados con regularidad, aunque se sienta bien.
  • Reconozca una recaída en un episodio maníaco o depresivo. Ayúdele a la persona a sobrellevar la situación y conseguir tratamiento.
  • Permita que su ser querido se tome suficiente tiempo para sentirse mejor y reanudar las actividades cotidianas.
  • Aprenda la diferencia entre hipomanía y cuando su ser querido solo tiene un buen día. La hipomanía es un estado de ánimo elevado o irritable que claramente es diferente de un estado de ánimo no deprimido regular. Puede durar una semana o más.
Conozca las señales
  • Conozca las señales de advertencia de suicidio. Estas incluyen:
    • Tomar mucho alcohol o consumir drogas ilegales.
    • Hablar, escribir o dibujar sobre la muerte, como escribir notas suicidas.
    • Hablar de cosas que pueden causar daño, como pastillas, armas de fuego o cuchillos.
    • Pasar períodos prolongados solo.
    • Regalar sus pertenencias.
    • Actuar de un modo agresivo o parecer calmado repentinamente.
Consiga ayuda para usted

Si un ser querido tiene trastorno bipolar, puede ser útil que usted reciba asesoría psicológica para manejar el impacto en su propia vida. Los episodios maníacos pueden ser particularmente difíciles. Consulte a un psiquiatra, un psicólogo, un trabajador social o un consejero profesional matriculado para su propia terapia.

La asesoría psicológica también puede ser útil para un niño que tiene un padre bipolar. Los altibajos emocionales del padre pueden afectar negativamente al niño. Esto puede causar ganas de llorar, ira, depresión o conducta rebelde.

Averigüe cómo ayudar a una persona durante un episodio maníaco.

Para aprender más sobre cómo puede ayudar a su ser querido con depresión, vea:

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Depresión: Cómo ayudar a alguien a obtener tratamiento.
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Depresión: Cómo apoyar a una persona que está deprimida.

Medicamentos

Los medicamentos, cuando se toman como le fueron recetados, pueden ayudar a controlar los altibajos emocionales bipolares. Su médico variará las cantidades y combinaciones de sus medicamentos de acuerdo a sus síntomas, el tipo de trastorno bipolar que tenga y la forma en que responda a los medicamentos.

Alrededor de 1 de cada 3 personas no presenta absolutamente ningún síntoma de trastorno bipolar si toma un medicamento estabilizador del estado de ánimo de por vida, como la carbamacepina o el litio.5

Puede que tomar medicamentos para el trastorno bipolar durante el embarazo aumente el riesgo de defectos congénitos (de nacimiento). Si está embarazada o piensa quedar embarazada, hable con su médico. Puede que deba seguir tomando el medicamento si su trastorno bipolar es grave. Su médico puede ayudarle a sopesar los riesgos del tratamiento contra el riesgo de perjudicar su embarazo.

Opciones de medicamentos

Se usan varios medicamentos para tratar el trastorno bipolar. Puede llevar tiempo encontrar lo que funcione mejor para usted. Los medicamentos más comunes que se usan son:

  • Estabilizadores del estado de ánimo, tales como el litio (Lithobid). Los expertos creen que el litio quizás afecta ciertas sustancias químicas del cerebro (neurotransmisores) que causan cambios en el estado de ánimo. Se recomiendan un estabilizador del estado de ánimo y un antipsicótico como los primeros medicamentos para episodios maníacos agudos.
  • Anticonvulsivos, tales como carbamacepina (como Equetro y Tegretol), divalproex (Depakote) y valproato (Depakene). También se consideran estabilizadores del estado de ánimo. El divalproex y el valproato se usan para tratar episodios maníacos. El anticonvulsivo lamotrigina (Lamictal) puede ser útil para la depresión bipolar.
  • Antipsicóticos, tales como aripiprazol (Abilify), olanzapina (Zyprexa), quetiapina (Seroquel), risperidona (Risperdal) y ziprasidona (Geodon). Los antipsicóticos mejoran los episodios maníacos. La olanzapina puede usarse en combinación con otros medicamentos.
  • Benzodiacepinas, como el diazepam (Valium). Estas pueden usarse en lugar de antipsicóticos o como un medicamento adicional durante una fase maníaca.

Medicamentos y su estilo de vida

Cuando usted y su médico discutan sus medicamentos, piense si su estilo de vida le permite tomar los medicamentos a tiempo todos los días. Un medicamento que tome solo una vez al día puede funcionar mejor para usted si tiene dificultades para acordarse de tomar sus medicamentos.

Durante la cita con su médico, pregunte sobre:

  • Los efectos secundarios de cada medicamento.
  • Cada cuánto deberá tomar los medicamentos.
  • De qué manera pueden interactuar los medicamentos con otros medicamentos que esté tomando.
  • Si es importante que se tome los medicamentos a la misma hora todos los días.
Cómo controlar los medicamentos

Va a tener que consultar con su médico en forma regular mientras tome medicamentos para el trastorno bipolar.

Si le recetan carbamacepina, litio o valproato, tendrá que hacerse análisis de sangre con regularidad para supervisar la cantidad de medicamento presente en la sangre. Demasiado litio en el torrente sanguíneo puede provocar efectos secundarios graves. Los análisis de sangre también pueden ayudar a mostrar cómo le están afectando los medicamentos al hígado, los riñones y la glándula tiroidea o a medir el número de células sanguíneas en su cuerpo.

El uso de antidepresivos solamente se ha vinculado con un aumento en los episodios maníacos. El tratamiento con antidepresivos debe ser supervisado de cerca para evitar que cause un episodio maníaco.

Advertencias de la FDA

La Administración de Drogas y Alimentos (Food and Drug Administration o FDA, por sus siglas en inglés) de los EE. UU. ha publicado una advertencia sobre los medicamentos antidepresivos y del riesgo de suicidio. La FDA no recomienda que la gente deje de usar estos medicamentos. En su lugar, alguien que esté tomando antidepresivos debe ser vigilado en busca de señales de advertencia de suicidio, como amenazar con lastimarse y estar preocupado con la muerte y el suicidio. Esto es especialmente importante al comienzo del tratamiento o cuando se cambian las dosis.

Otro tratamiento

Casi todas las personas que tienen trastorno bipolar necesitan medicamentos. Pero la asesoría psicológica también es importante para ayudarle a lidiar con las batallas en las relaciones y en el trabajo asociadas con su enfermedad.

Opciones de asesoría psicológica

  • La terapia cognitiva conductual es un tipo de asesoría psicológica que tiene como objetivo enseñarle a volverse más saludable modificando ciertos patrones de pensamiento y comportamiento. Se basa en la teoría de que el pensamiento y el comportamiento pueden afectar los síntomas de una persona y pueden desacelerar o impedir la recuperación.
  • La terapia interpersonal se enfoca en las relaciones sociales y personales, y en los problemas relacionados. Usted y su consejero discuten el duelo y la pérdida, los conflictos de papeles en las relaciones y las transiciones en las relaciones.
  • La resolución de problemas es una forma breve y enfocada de terapia cognitiva que se usa para tratar la depresión. Se centra en problemas específicos y en cómo puede resolverlos.
  • La terapia familiar es un tipo de asesoría psicológica que se usa para ayudar a las familias a enfrentar una situación estresante o un acontecimiento que cambie la vida. En la terapia familiar, cada persona puede expresar toda inquietud y temor sobre la forma en que el problema afecta a la persona que tiene trastorno bipolar y a la familia entera.

Independientemente del tipo de asesoría que elija, establezca una relación a largo plazo con un consejero que le guste. El consejero le ayudará a reconocer cambios de personalidad que indiquen el momento en que usted esté por tener un altibajo emocional. Conseguir tratamiento temprano puede reducir la duración de la manía o la decaída. Vea algunos consejos para encontrar un consejero o un terapeuta.

Terapia ECT

En algunos casos, la terapia electroconvulsiva (ECT, por sus siglas en inglés) puede ser una opción. En este procedimiento, se aplica una breve estimulación eléctrica al cerebro por medio de electrodos colocados en la cabeza. La estimulación produce un episodio breve de convulsiones que se cree que equilibra las sustancias químicas del cerebro.

Terapia alternativa

Algunos estudios sugieren que tomar ácidos grasos omega-3 junto con medicamentos (como el litio) puede ayudar a reducir los síntomas depresivos del trastorno bipolar en algunas personas. Los ácidos grasos omega-3 no parecen tener ningún efecto en los síntomas maníacos del trastorno bipolar. Y los ácidos grasos omega-3 por sí solos no son un buen tratamiento para el trastorno bipolar. No son un sustituto de los medicamentos ni de otras terapias usadas para tratar esta afección.6, 7

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

Depression and Bipolar Support Alliance
Dirección del sitio web: www.dbsalliance.org

National Institute of Mental Health (NIMH)
Dirección del sitio web: www.nimh.nih.gov

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Brent DA, Pan RJ (2008). Bipolar disorders. In MH Ebert et al., eds., Current Diagnosis and Treatment in Psychiatry, 2nd ed., pp. 607–611. New York: McGraw-Hill.
  2. American Psychiatric Association (2000). Bipolar disorders. In Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, 4th ed., text rev., pp. 382–397. Washington, DC: American Psychiatric Association.
  3. Akiskal HS (2009). Mood disorders: Clinical features. In BJ Sadock et al., eds., Kaplan and Sadock's Comprehensive Textbook of Psychiatry, 9th ed., vol. 1, pp. 1693–1733. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  4. American Psychiatric Association (2002). Practice guideline for the treatment of patients with bipolar disorder (revision). American Journal of Psychiatry, 159(4, Suppl):1–50.
  5. Keck PE, et al. (2004). Expert consensus guideline series: Treatment of bipolar disorder 2004. Postgraduate Medicine Special Report. Available online: http://www.psychguides.com/content/treatment-bipolar-disorder-2004.
  6. Sarris J, et al. (2012). Omega-3 for bipolar disorder: Meta-analyses of use in mania and bipolar depression. Journal of Clinical Psychiatry, 73(1): 81–86.
  7. Montgomery P, Richardson AJ (2009). Omega-3 fatty acids for bipolar disorder. Cochrane Database of Systematic Reviews (1).

Otras obras consultadas

  • Akiskal HS (2009). Mood disorders: Clinical features. In BJ Sadock et al., eds., Kaplan and Sadock's Comprehensive Textbook of Psychiatry, 9th ed., vol. 1, pp. 1693–1733. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Baloch HA, Soares JC (2010). Mood disorders. In EG Nabel, ed., ACP Medicine, section 13, chap. 2. Hamilton, ON: BC Decker.
  • Geddes J, Briess D (2007). Bipolar disorder, search date July 2006. Online version of BMJ Clinical Evidence. Also available online: http://www.clinicalevidence.com.
  • Hirschfeld RM (2005). Guideline Watch: Practice Guideline for the Treatment of Patients With Bipolar Disorder. Arlington, VA: American Psychiatric Association. Available online: http://www.psych.org/psych_pract/treatg/pg/prac_guide.cfm.
  • Sadock BJ, Sadock VA (2007). Mood disorders. In Kaplan and Sadock's Synopsis of Psychiatry, 10th ed., pp. 527–562. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Patrice Burgess, MD - Medicina familiar
Lisa S. Weinstock, MD - Psiquiatría
Última revisión 3 abril, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.