Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Tiña de la piel

Generalidades del tema

¿Es para usted este tema?

Este tema es acerca de la tiña de la piel, de la ingle o de las manos. Para obtener información sobre otras infecciones micóticas (por hongos), vea los temas:

¿Qué es la tiña de la piel?

La tiña de la piel es una infección causada por un hongo.

La tiña inguinal es un tipo de tiña que causa un salpullido con comezón en la piel de la zona de la ingle. Es mucho más común en los hombres que en las mujeres. La tiña inguinal puede ser causada por la propagación del hongo del pie de atleta a la ingle.

¿Cuál es la causa de la tiña?

La tiña no es causada por un gusano. Es causada por un hongo. Los tipos de hongos que causan la tiña viven y se propagan en la capa superior de la piel o en el cabello. Crecen mejor en zonas cálidas y húmedas, como vestuarios y piscinas (albercas), y en los pliegues de la piel.

La tiña es contagiosa. Se propaga cuando usted tiene contacto piel a piel con una persona o con un animal que la tiene. También puede propagarse cuando usted comparte cosas como toallas, prendas o equipos deportivos.

También puede contraer tiña al tocar un perro o un gato infectado, aunque este tipo de tiña no es común.

¿Cuáles son los síntomas?

Por lo general, la tiña de la piel causa un salpullido con mucha comezón. Con frecuencia, se presenta en forma de anillo, pero no siempre lo hace. A veces, es solo un salpullido rojo con comezón.

La tiña inguinal es un salpullido en los pliegues de la piel de la ingle. También puede propagarse a la parte interna de los muslos o a las nalgas.

La tiña de la mano tiene un aspecto similar al pie de atleta. La piel de la palma de la mano se vuelve gruesa, seca y escamosa. Y es posible que la piel entre los dedos esté húmeda y tenga llagas abiertas.

¿Cómo se diagnostica la tiña de la piel?

Si tiene un salpullido con forma de anillo, es muy probable que tenga tiña. Su médico podrá saberlo con certeza. Probablemente, también examinará una muestra de un raspado del salpullido bajo un microscopio para detectar la presencia del hongo de la tiña.

¿Cómo se trata?

La mayoría de las tiñas de la piel pueden tratarse en el hogar con cremas que puede comprar sin una receta médica. Es posible que su salpullido desaparezca poco tiempo después de comenzar con el tratamiento, pero es importante seguir usando la crema durante el período que indique la etiqueta o su médico. Esto ayudará a evitar que la infección reaparezca. Si la crema no da resultado, su médico puede recetarle pastillas que matarán el hongo.

Si la tiña no se trata, la piel podría ampollarse y las grietas podrían infectarse con bacterias. Si esto sucede, necesitará antibióticos.

Si su hijo está siendo tratado por tiña, no tiene que mantenerlo alejado de la escuela o de la guardería.

¿Se puede prevenir la tiña?

Para prevenir la tiña:

  • No comparta prendas, equipos deportivos, toallas ni sábanas. Si cree que ha estado expuesto a la tiña, lave las prendas en agua caliente con un jabón antimicótico (contra los hongos) especial.
  • Use chinelas o sandalias (chanclas) en vestuarios y baños públicos.
  • Dúchese y lávese bien con champú después de cualquier deporte que implique contacto piel a piel.
  • Use prendas de algodón holgadas. Cámbiese los calcetines y la ropa interior al menos una vez al día.
  • Mantenga la piel limpia y seca. Séquese siempre por completo después de tomar duchas o baños, dejando los pies para lo último.
  • Si tiene pie de atleta, póngase los calcetines antes que la ropa interior para que los hongos no se propaguen de los pies a la ingle.
  • Lleve a su mascota al veterinario si tiene zonas sin pelo, que podrían ser una señal de infección micótica.

Si usted o alguien en su familia tienen síntomas, es importante tratar la tiña de inmediato para evitar que otros familiares la contraigan.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca de la tiña de la piel:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Causa

La infección de la tiña es causada por un hongo. Los hongos que causan la tiña viven y se propagan en la capa externa de la piel. La tiña no es causada por un gusano ni por otro parásito.

Los hongos están presentes en todos los lugares de nuestro entorno, incluido el cuerpo humano. Crecen en zonas cálidas y húmedas, como vestuarios y piscinas (albercas), y en los pliegues de la piel. Usted puede contraer tiña de la piel al compartir toallas, prendas y equipos deportivos contaminados, y al mantener un contacto directo con una persona infectada.

La tiña de la piel (tinea corporis) es más comúnmente causada por el hongo Trichophyton rubrum, que se propaga de persona a persona. También puede ser causada por el Microsporum canis, que lo propagan los gatos y los perros. Este tipo es menos común, pero causa una infección más grave.

Con frecuencia, las personas contraen tiña de la ingle ("tiña inguinal") al propagar accidentalmente el hongo del pie de atleta a la zona de su propia ingle. Las personas que tienen pie de atleta también lo propagan comúnmente a las manos (tinea manuum).

Algunas personas tienen más probabilidades que otras de contraer infecciones micóticas. La tendencia a contraer infecciones micóticas de la piel o a que estas reaparezcan después del tratamiento parece ser hereditaria.

Síntomas

La mayoría de las infecciones de tiña causan un salpullido que puede descascarar, agrietar o descamar la piel, y causar comezón y enrojecimiento. A veces, el salpullido forma ampollas, especialmente en los pies.

Los síntomas de la tiña del cuerpo incluyen un salpullido:

  • En el pecho, en el estómago, en los brazos, en las piernas o en la espalda.
  • Con bordes rojos y escamosos o húmedos, y con costra. El salpullido también puede tener pequeños bultos que parecen ampollas. El centro del salpullido puede estar despejado, lo que le da una apariencia con forma de anillo, o bien puede haber un grupo de bultos rojos.
  • Que puede formar grandes zonas redondeadas.

Los síntomas de la tiña de la cara incluyen un salpullido:

  • En la cara, en las orejas o en ambos lados.
  • Con un borde que puede no estar muy definido.
  • Que puede empeorar después de estar al sol.

Los síntomas de la tiña de la ingle (tiña inguinal) incluyen un salpullido:

  • En la ingle, en los pliegues de la piel, en la parte interna de los muslos o en las nalgas. Por lo general, el salpullido no se presenta en el escroto ni en el pene.
  • Con bordes que están muy definidos, y puede ser escamoso o tener bultos que parecen ampollas.
  • Que puede tener un centro color marrón rojizo.

Con frecuencia, la tiña inguinal y el pie de atleta ocurren al mismo tiempo.

Los síntomas de la tiña de la manoincluyen un salpullido:

  • En la palma que puede confundirse con eccema.
  • En la palma que es grueso, seco y escamoso, similar al pie de atleta, mientras que la piel entre los dedos puede estar húmeda y tener llagas abiertas.
  • En el dorso de la mano, que es rojo y escamoso, con bordes que tienen bultos que parecen ampollas.

Las uñas de los dedos también pueden infectarse. Para obtener más información, vea el tema Infecciones micóticas de las uñas.

La tiña de la piel puede confundirse con otras afecciones con síntomas similares, como el eccema o la psoriasis.

Qué sucede

La tiña de la piel puede comenzar como una zona pequeña de piel roja, escamosa o con comezón. El salpullido puede propagarse y cubrir una zona grande.

Las prendas que rozan la piel pueden irritar el salpullido. El sudor, el calor o la humedad en el aire pueden empeorar la comezón y la infección.

A medida que la infección empeora, el patrón con forma de anillo y el color marrón rojizo pueden volverse más visibles. Si no se trata, la piel puede irritarse y doler. Las ampollas y las grietas de la piel pueden infectarse con bacterias y requerir antibióticos.

La tiña también puede propagarse a otras partes del cuerpo, como los pies, las uñas, el cuero cabelludo o la barba.

Después del tratamiento, el salpullido desaparecerá. Sin embargo, la tiña puede regresar a menos que siga los pasos para prevenirla. La tendencia a contraer infecciones micóticas de la piel o a que estas regresen después del tratamiento parece ser hereditaria.

Qué aumenta el riesgo

Su riesgo de tener tiña es mayor si:

  • Usted está en contacto con una persona que tiene una infección micótica o con un portador, una persona que tiene los hongos, pero no tiene los síntomas.
  • Tiene predisposición a las infecciones micóticas o ha tenido una infección micótica previa.
  • Tiene un sistema inmunitario deteriorado debido a enfermedades, como diabetes o cáncer.
  • Vive en un lugar con clima cálido y húmedo.
  • Usa prendas ajustadas o se deja la piel mojada durante mucho tiempo, lo que ocurre, por ejemplo, cuando lleva puesto un traje de baño mojado o prendas de ejercicio sudadas.
  • Es luchador.

Cuándo llamar al médico

Si sospecha que tiene tiña de la piel, llame a su médico si:

  • Tiene zonas de piel que son rojas o escamosas, o le causan comezón con bultos que parecen ampollas, y no mejoran después de 2 semanas de tratamiento con un producto antimicótico sin receta.
  • Le aparecen señales de infección bacteriana. Las señales pueden incluir:
    • Mayor dolor, hinchazón, enrojecimiento, sensibilidad o aumento de la temperatura.
    • Vetas rojizas que se extienden desde la zona.
    • Secreción de pus.
    • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) o más alta sin ninguna otra causa.
  • El salpullido parece estar propagándose incluso después del tratamiento.

Espera vigilante

Tener una espera vigilante significa observar y esperar. Si usted mejora por sí solo, no necesitará tratamiento. Si empeora, usted y su médico decidirán qué acción hay que tomar.

Usted puede tratar la tiña en el hogar con medicamentos que puede comprar sin una receta médica. Si los síntomas no mejoran después de 2 semanas de tratamiento con ese medicamento, llame a su médico.

Su médico debería revisar cualquier infección persistente, grave o recurrente.

A quién consultar

Los siguientes profesionales de la salud pueden diagnosticar y tratar la tiña de la piel:

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

Con frecuencia, los médicos pueden fácilmente reconocer la tiña por su salpullido con forma de anillo. Es probable que su médico también examine una muestra de piel (preparación de hidróxido de potasio [KOH]) bajo un microscopio para confirmar que el hongo está presente.

Las pruebas para detectar la tiña de la piel incluyen:

  • Una preparación de KOH (hidróxido de potasio). Esta prueba puede ayudar a su médico a determinar si un hongo está causando el salpullido. El médico tomará una muestra de la piel raspando levemente la zona infectada. La muestra se coloca en un portaobjetos con una solución de hidróxido de potasio (KOH) y se calienta lentamente. Si hay presencia de células de hongo, el médico puede entonces examinarlas con un microscopio.
  • Un examen con lámpara de Wood. Esta prueba puede usarse para ver si el salpullido es causado por un hongo. Su médico iluminará la zona de su piel en la que tiene el salpullido con una lámpara especial. Ciertos tipos de hongos brillan bajo esta luz.
  • Un cultivo de hongos (cultivo de piel). Esta prueba puede identificar el tipo de hongo que está causando su infección. Por lo general, el cultivo solo se realiza si el diagnóstico es difícil o si la afección de la piel no está respondiendo al tratamiento. Esta prueba puede llevar hasta 4 semanas, debido a que lleva tiempo que el hongo crezca.

Generalidades del tratamiento

La mayoría de los casos de tiña de la piel, entre los que se incluyen la tiña inguinal (de la ingle) y la tiña de la mano, pueden tratarse con cremas o ungüentos que se colocan sobre la piel para matar los hongos. Estos productos se llaman antimicóticos tópicos. Usted puede obtener muchos antimicóticos tópicos sin una receta médica. Entre las marcas comerciales se incluyen Micatin, Tinactin, Mycelex y Lamisil.

Es posible que deba tomar pastillas antimicóticas (tratamiento oral) si la tiña no desaparece después de que usted haya probado diferentes antimicóticos tópicos o si la infección se extiende. Los tratamientos orales incluyen azoles, como fluconazol (Diflucan), alilaminas, como terbinafina (Lamisil) y griseofulvina (Grifulvin V).

Es posible que el salpullido comience a desaparecer poco tiempo después de que comience el tratamiento, pero es importante usar el medicamento tal como lo indica la etiqueta o su médico. Esto ayudará a evitar que la infección reaparezca. Es probable que necesite continuar el tratamiento de 2 a 4 semanas.

Si no se trata, la tiña puede propagarse, y la piel puede irritarse y doler. Las ampollas y las grietas de la piel pueden infectarse con bacterias. Si esto sucede, es posible que deba tomar antibióticos.

Para pensar

Usted debería tratar una infección micótica de inmediato. Las infecciones generalizadas y graves pueden ser difíciles de tratar.

Prevención

Para prevenir la tiña de la piel:

  • Mantenga la piel limpia y seca. Cámbiese los calcetines y la ropa interior al menos una vez al día.
  • Use prendas de algodón holgadas. Evite usar ropa interior, pantalones y pantimedias ajustados.
  • Séquese siempre por completo después de tomar duchas o baños. Después de secarse la piel con una toalla, deje que la piel se seque al aire antes de vestirse. También puede usar un secador de cabello, en un nivel frío, para secarse la piel.
  • No comparta prendas, equipos deportivos, toallas ni sábanas. Si cree que ha estado expuesto a la tiña, lave las prendas en agua caliente con un jabón que mate los hongos (fungicida).
  • Use chinelas o sandalias (chanclas) en vestuarios, duchas y baños públicos.
  • Dúchese y lávese bien con champú después de cualquier deporte que implique contacto piel a piel.
  • Si tiene pie de atleta, póngase los calcetines antes que la ropa interior para que los hongos no se propaguen de los pies a la ingle. Además, cuando se seque después de una ducha o un baño, deje los pies para lo último.
  • Lleve a su mascota al veterinario si tiene zonas sin pelo, que pueden ser una señal de infección micótica. Las mascotas en el hogar pueden propagar los hongos que causan la tiña en las personas.

Tratamiento en el hogar

En la mayoría de los casos, usted puede tratar la tiña de la piel con cremas o ungüentos antimicóticos. Muchos están disponibles sin una receta médica. Use una crema antimicótica sin receta que contenga miconazol o clotrimazol. Entre las marcas comerciales se incluyen Micatin, Mycelex y Tinactin. La crema de terbinafina (Lamisil) también está disponible sin receta médica.

  • Lave el salpullido con agua y jabón, y séquelo bien. Para zonas grandes de llagas con ampollas, use compresas, como aquellas que se hacen con solución de Burow (disponible sin una receta médica) para calmar y secar las ampollas.
  • Aplíquese crema antimicótica más allá del borde o contorno del salpullido.
  • Siga las instrucciones del envase. No deje de usar el medicamento solo porque sus síntomas desaparecen. Es probable que necesite continuar el tratamiento por entre 2 y 4 semanas.
  • Si los síntomas no mejoran después de 2 semanas, llame a su médico.

Si el salpullido no desaparece después de que haya probado diferentes antimicóticos tópicos o si la infección se extiende, es posible que necesite tomar pastillas antimicóticas recetadas.

Si tiene pie de atleta y tiña de la ingle o de las piernas, debería tratar ambas infecciones. Esto evitará que vuelvan a infectarse las piernas o la ingle con el hongo del pie de atleta cuando se pone la ropa interior.

Medicamentos

La mayoría de las infecciones de la piel con tiña pueden tratarse en el hogar con cremas antimicóticas sin receta. Por lo general, el salpullido mejorará al cabo de 2 semanas. Sin embargo, la mayoría de los antimicóticos deben usarse por entre 2 y 4 semanas para eliminar el hongo.1

Si el salpullido no mejora después de que haya usado una crema antimicótica, y es grave y generalizado, o regresa con frecuencia, es posible que necesite tomar pastillas antimicóticas que le recete su médico. Cuando está tratando la tiña, es importante terminar de tomar todos los medicamentos recetados, incluso si los síntomas han desaparecido, para que la infección no regrese.

Opciones de medicamentos

Los antimicóticos más comunes usados para tratar la tiña de la piel son:

  • Alilaminas, como terbinafina(Lamisil). Las alilaminas vienen en forma de cremas, pastillas y geles. La terbinafina también viene en forma de gránulos orales, que son pequeños granos que pueden espolvorearse sobre los alimentos y tragarse fácilmente. El Lamisil está disponible en forma de crema sin una receta médica.
  • Azoles. Las formas orales recetadas incluyen fluconazol (Diflucan) e itraconazol (Sporanox). Algunos de estos medicamentos están disponibles sin una receta médica. Entre las marcas comerciales se incluyen Micatin y Mycelex.
  • Griseofulvina (Grifulvin V). La griseofulvina viene en forma de pastilla y requiere una receta médica.
  • Otros antimicóticos, como tolnaftato (Tinactin). El Tinactin está disponible sin una receta médica y viene en forma de loción, crema, gel y aerosol.

A veces, el clotrimazol/betametasona (Lotrisone), una combinación de antimicótico y de corticosteroide, se usa para tratar la tiña que causa ardor, comezón e inflamación. Este medicamento recetado debería usarse con precaución y durante no más de 2 semanas, debido a que pueden ocurrir complicaciones con el uso de corticosteroides a largo plazo.

Para pensar

Las personas que toman pastillas antimicóticas deberían solicitar a un médico que observe sus hemogramas y sus funciones hepática y renal durante el tratamiento para detectar la presencia de cualquier efecto secundario perjudicial.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Academy of Dermatology
Dirección del sitio web: www.aad.org

American Academy of Family Physicians: FamilyDoctor.org
Dirección del sitio web: www.familydoctor.org

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Hirschmann JV (2009). Fungal, bacterial, and viral infections of the skin. In EG Nabel, ed., ACP Medicine, section 2, chap. 7. Hamilton, ON: BC Decker.

Otras obras consultadas

  • American Academy of Pediatrics (2009). Tinea corporis (ringworm of the body). In LK Pickering, ed., Red Book: 2009 Report of the Committee on Infectious Diseases, 28th ed., p. 663. Elk Grove Village, IL: American Academy of Pediatrics.
  • Grossberg R (2011). Fungal diseases of the skin. In ET Bope et al., eds., Conn's Current Therapy 2011, pp. 869–871. Philadelphia: Saunders.
  • Habif TP, et al. (2011). Tinea of the body (tinea corporis) and face (tinea faciei). In Skin Disease: Diagnosis and Treatment, 3rd ed., pp. 275–279. Edinburgh: Saunders.
  • Hall JC (2010). Dermatologic mycology. In JC Hall, ed., Sauer’s Manual of Skin Diseases, 10th ed., pp. 246–266. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
John Pope, MD - Pediatría
Última revisión 7 noviembre, 2013

Última revisión: 7 noviembre, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.