Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Síndrome premenstrual (SPM)

Generalidades del tema

¿Qué es el síndrome premenstrual (SPM)?

La mayoría de las mujeres tienen sensibilidad en los pechos, abotagamiento (sensación de estar inflada) y dolores musculares pocos días antes de que empiece su período menstrual. Estos son síntomas premenstruales normales. Sin embargo, cuando trastornan su vida diaria, se llaman síndrome premenstrual (SPM, o PMS por sus siglas en inglés). El SPM puede afectar su cuerpo, su estado de ánimo y cómo actúa en los días anteriores a su período menstrual.

Algunas mujeres tienen SPM por primera vez en la adolescencia o entre los 20 y los 30 años. Otras no lo tienen hasta la década de los 30 años. Los síntomas podrían agravarse al acercarse a los fines de la década de los 30 años y en la década de los 40 años, al acercarse a la perimenopausia.

¿Cuál es la causa del SPM?

El SPM está relacionado con los cambios hormonales que ocurren durante el ciclo menstrual. Los médicos no saben con precisión por qué los síntomas premenstruales son peores en algunas mujeres que en otras. Lo que sí saben es que en muchas mujeres el SPM es hereditario.

No consumir suficiente vitamina B6, calcio o magnesio en los alimentos puede elevar las posibilidades de tener SPM. Mucho estrés, la falta de ejercicio y demasiada cafeína pueden empeorar sus síntomas.

¿Cuáles son los síntomas?

Los signos físicos comunes incluyen:

  • Abotagamiento.
  • Hinchazón y sensibilidad en los senos.
  • Falta de energía.
  • Dolores de cabeza.
  • Cólicos y dolor en la parte baja de la espalda.

También es común:

  • Sentirse triste, enojada, irritable o ansiosa.
  • Estar menos alerta.
  • Tener dificultades para concentrarse en sus tareas.
  • Aislarse de familiares y amigos.

Los síntomas del SPM pueden ser leves o intensos y variar de mes a mes. Cuando los síntomas de SPM son graves, este cuadro se llama trastorno disfórico premenstrual (TDPM, o PMDD por sus siglas en inglés). Pero el TDPM es poco frecuente.

¿Cómo se diagnostica el SPM?

Su médico le hará preguntas acerca de sus síntomas y le hará un examen físico. Es importante asegurarse de que los síntomas no estén causados por algo más, como enfermedad tiroidea.

Su médico le pedirá que lleve un registro escrito de sus síntomas durante 2 o 3 meses. Esto se llama diario menstrual. Puede ayudarla a llevar un registro de cuándo comienzan sus síntomas, cuán graves son y cuánto duran. Su médico puede usar este diario para ayudar a diagnosticar el SPM.

¿Cómo se trata?

Es probable que algunos cambios en el estilo de vida la ayuden a sentirse mejor.

  • Coma una variedad de alimentos saludables, incluyendo granos integrales, proteína, lácteos bajos en grasa, frutas y verduras.
  • Haga bastante ejercicio.
  • Tome vitamina B6 y calcio adicional.
  • Limite la cafeína, el alcohol, el chocolate y la sal.
  • Para el dolor, pruebe aspirina, ibuprofeno (como Advil o Motrin) u otros medicamentos antiinflamatorios.

Hable con su médico si estos cambios no le brindan algún alivio de sus síntomas después de algunos ciclos menstruales. Este puede recetarle un medicamento para problemas como abotagamiento o para síntomas de SPM más graves. Por ejemplo, los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS, o SSRI por sus siglas en inglés) pueden aliviar síntomas tanto físicos como emocionales. Las pastillas anticonceptivas de bajo estrógeno pueden ayudar a aliviar SPM grave o TDPM.

Si está tomando un medicamento para el SPM, hable con su médico acerca de los métodos anticonceptivos. Algunos medicamentos para el SPM pueden causar defectos congénitos (de nacimiento) si los toma durante el embarazo.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca del síndrome premenstrual (SPM):

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud. Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.
  SPM: ¿Debería probar un medicamento ISRS para mis síntomas?

Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud. Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.
  Ciclo menstrual: Cómo manejar los cólicos

Causa

El síndrome premenstrual (SPM) y la forma más grave, el trastorno disfórico premenstrual (TDPM), están relacionados con cambios normales en el sistema endocrino. El sistema endocrino produce hormonas que controlan el ciclo menstrual. El sistema endocrino femenino es muy complejo. Los expertos en medicina no comprenden por completo por qué cambios hormonales normales causan el SPM en algunas mujeres y no en otras.

La única causa directa que se sabe que afecta a algunas mujeres es genética: muchas mujeres con SPM tienen un familiar cercano con antecedentes de SPM.

Síntomas

Los síntomas premenstruales ocurren entre la ovulación y el comienzo del sangrado menstrual. Se han relacionado más de 150 síntomas con el SPM. Estos pueden variar mucho de ciclo a ciclo y ser peores en épocas de mayor estrés.

Síntomas físicos comunes

  • Abotagamiento, aumento de peso
  • Fatiga, falta de energía
  • Dolores de cabeza
  • Cólicos, dolor muscular y en las articulaciones, dolor en la parte baja de la espalda
  • Hinchazón y sensibilidad en los senos
  • Antojos de alimentos, especialmente de alimentos dulces o salados
  • Dormir demasiado o demasiado poco
  • Disminución del deseo sexual
  • Estreñimiento o diarrea

Síntomas conductuales y del estado de ánimo

  • Estado de ánimo triste o deprimido
  • Enojo, irritabilidad, agresión
  • Ansiedad
  • Cambios en el estado de ánimo
  • Estado de alerta disminuido, problemas para concentrarse
  • Aislarse de la familia y los amigos

Síntomas graves

Se dice que las mujeres que tienen cambios en el estado de ánimo, depresión, irritabilidad o ansiedad premenstrual graves (con o sin síntomas físicos) tienen trastorno disfórico premenstrual (TDPM). Los síntomas suelen desaparecer durante los primeros 3 días del sangrado menstrual. Este tipo grave de SPM no es común.

Empeoramiento premenstrual de otras afecciones

Es posible que algunas afecciones médicas empeoren entre la ovulación y el primer día del sangrado menstrual. Los problemas más afectados incluyen:

  • Problemas de salud mental, como depresión y trastornos de ansiedad.
  • Migrañas.
  • Trastornos convulsivos.
  • Síndrome del intestino irritable (SII).
  • Asma.
  • Síndrome de fatiga crónica.
  • Alergias.

¿Son sus síntomas realmente SPM?

A veces, lo que parece SPM puede ser causado por otra afección. Es importante saber lo que está causando sus síntomas para que pueda conseguir el tratamiento adecuado. La mejor manera de darse cuenta de si sus síntomas son SPM es llevar un diario menstrual (¿Qué es un documento PDF ?) por 2 o 3 meses y luego mostrárselo a su profesional de la salud.

Qué sucede

La mayoría de las mujeres tienen el SPM por primera vez alrededor de los 25 años, pero se vuelve más común en las mujeres de 30 a 39 años. Las mujeres que tienen entre 35 y 45 años pueden tener síntomas perimenopáusicos que son similares al SPM y al trastorno disfórico premenstrual (TDPM).

Después de la menopausia, cuando las hormonas están bajas y ya no suben y bajan cada mes, las mujeres no tienen SPM.

Qué aumenta el riesgo

Un factor de riesgo es algo que aumenta sus probabilidades de enfermarse o de tener un problema. Los factores de riesgo para el SPM incluyen:

  • Antecedentes familiares de SPM.
  • La edad. El SPM se vuelve más común a medida que las mujeres envejecen a lo largo de la década de los años 30 y, a veces, los síntomas empeoran con el tiempo.
  • Ansiedad, depresión u otros problemas de salud mental. Este es un factor de riesgo significativo de trastorno disfórico premenstrual (TDPM).
  • Falta de ejercicio.
  • Nivel alto de estrés.
  • Una dieta baja en vitamina B6, calcio o magnesio.
  • Consumo alto de cafeína.

Cuándo llamar al médico

Llame a su médico si:

  • Los síntomas de SPM trastornan su vida en forma regular.
  • Se siente fuera de control debido a los síntomas de SPM.
  • Los tratamientos en el hogar no ayudan.
  • Los síntomas graves de SPM (como la depresión, la ansiedad, la irritabilidad, el llanto o los cambios en el estado de ánimo) no desaparecen un par de días después de que comienza su período menstrual.

A quién consultar

La mayoría de los médicos de cabecera puede diagnosticar y tratar el SPM. También puede hacerlo la mayoría de las enfermeras practicantes y asistentes médicos.

Si usted tiene síntomas graves, es posible que necesite ver a un ginecólogo para que la ayude a preparar un plan de tratamiento.

Si sus síntomas son principalmente emocionales o conductuales, un psiquiatra o un psicólogo pueden ayudarla a encontrar maneras de manejar sus síntomas.

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

No hay una prueba única que pueda diagnosticar el SPM. Un diagnóstico de SPM o de trastorno disfórico premenstrual (TDPM) suele basarse en un historial de salud e información proveniente de un diario menstrual (¿Qué es un documento PDF ?) de dos o tres ciclos donde usted registra sus síntomas, días de la menstruación y días de ovulación si es posible.

Los problemas tiroideos tratables a veces causan síntomas parecidos a los del SPM. De modo que es posible que le realicen un análisis de sangre de la hormona estimulante de la glándula tiroidea para asegurarse de que la glándula tiroidea esté funcionando en forma adecuada.

Es importante que su médico descarte otras afecciones que causan síntomas parecidos a los del SPM, de manera que es posible que le lleve más de una consulta para que le diagnostique los síntomas. Es posible que sea difícil diagnosticar el SPM si usted tiene otra afección que empeora durante las últimas 2 semanas de su ciclo menstrual.

Generalidades del tratamiento

Hay maneras de reducir sus síntomas de SPM y su impacto en su vida. Pero no hay un solo tratamiento que funcione para todas las mujeres. Es posible que tenga que probar varios para encontrar las opciones adecuadas para usted.

El primer paso es probar varios cambios en el estilo de vida, como limitar la cafeína y hacer ejercicio en forma regular. Para más información, vea Tratamiento en el hogar.

Si todavía tiene síntomas de moderados a graves después de dos o tres ciclos de medidas de tratamiento en el hogar, hable con su médico sobre opciones de tratamiento adicionales. Estas pueden incluir tomar antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) o pastillas anticonceptivas de bajo estrógeno. Para más información, vea Medicamentos.

Una variedad de hierbas y otros tratamientos complementarios pueden ayudar a reducir o a aliviar el SPM. Para más información, vea Otro tratamiento.

Raramente se usa la cirugía para extirpar los ovarios (ovariectomía), un tratamiento controvertido para la forma grave de SPM, el trastorno disfórico premenstrual (TDPM). Para más información, vea Cirugía.

Prevención

Usted no puede prevenir el SPM. Pero hay cosas que puede hacer para reducir las probabilidades de tener síntomas graves.

  • Tome diariamente calcio (hasta 1200 mg) y vitamina B6 (50 mg a 100 mg).
  • Haga ejercicio en forma regular. Ayuda a reducir el dolor y a brindar una sensación de bienestar.
  • Siga una dieta equilibrada que incluya granos integrales, proteína, lácteos bajos en grasa, frutas y verduras.
  • Limite la cafeína, el alcohol, el chocolate y la sal.
  • Reduzca el estrés administrando bien su tiempo, descansando lo suficiente y aprendiendo técnicas de relajación.
  • Deje de fumar, si fuma.

Tratamiento en el hogar

El primer paso en aprender a manejar el SPM es llevar un diario menstrual (¿Qué es un documento PDF ?). Escriba la clase de síntomas que tiene, la gravedad, cuándo tiene su período y cuándo ovula. Esto puede ayudarla a identificar patrones en su ciclo y a planificar por adelantado para enfrentar mejor sus síntomas.

Luego, use algunas medidas de cuidado personal para el SPM. Se concentran en la práctica de hábitos saludables, manejo del dolor y reducción del estrés. Cuando siga estas ideas, es mejor que:

  • Pruebe una o dos técnicas a la vez, en lugar de todas al mismo tiempo. Esto la ayudará a encontrar las técnicas más útiles.
  • Pruebe la técnica durante dos o tres ciclos menstruales. Si no parece ayudar, pruebe alguna otra cosa.

Practique hábitos saludables

  • Haga al menos 2½ horas de ejercicio moderado a la semana. El ejercicio puede ayudar a aliviar tensión, dolor y síntomas del SPM relacionados con el estado de ánimo.
  • Siga una dieta equilibrada que incluya granos integrales, proteína, lácteos bajos en grasa, frutas y verduras.
  • Limite la cafeína, el alcohol, el chocolate y la sal.
  • Tome calcio diariamente (hasta 1200 mg) y vitamina B6 (50 mg a 100 mg).
  • Deje de fumar, si fuma.

Controle el dolor

  • Use un medicamento antiinflamatorio no esteroideo (AINE) como naproxeno o ibuprofeno para aliviar el dolor y reducir el sangrado menstrual. Pruebe a comenzar a tomar un AINE 1 o 2 días antes de cuando espera que empiece el dolor. Los AINE actúan mejor cuando se toman antes y a intervalos regulares durante los días en los que tiene dolor.
  • Use un sostén con más soporte, como un sostén deportivo cuando sus senos estén sensibles.
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Ciclo menstrual: Cómo manejar los cólicos

Reduzca el estrés

  • Pruebe algunas técnicas de relajación, como ejercicios de respiración, yoga o masoterapia.
  • Practique una mejor administración del tiempo y duerma lo suficiente.
  • Cree un sistema de soporte. Únase a un grupo de apoyo de mujeres que manejen el SPM. Con sus seres queridos, planee maneras de reducir las demandas que le hacen cuando tiene SPM.

Medicamentos

Si tiene síntomas premenstruales de moderados a graves aun después de haber probado tratamiento en el hogar y cambios en el estilo de vida, hable con su médico acerca de usar un medicamento. Los medicamentos más comúnmente usados para el SPM son:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) para el dolor.
  • Inhibidores selectivos de recaptación de la serotonina (ISRS) para síntomas relacionados con el estado de ánimo.
  • Un anticonceptivo hormonal, el cual puede ayudar a aliviar el trastorno disfórico premenstrual (TDPM).
Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. SPM: ¿Debería probar un medicamento ISRS para mis síntomas?

Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE)

  • Los AINE, como ibuprofeno o naproxeno alivian el dolor y los cólicos premenstruales y reducen el sangrado menstrual. Intente tomar un AINE 1 o 2 días antes de cuando espera que comience el dolor. Los AINE actúan mejor cuando se toman antes y a intervalos regulares durante el período de dolor premenstrual.

Inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS)

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. SPM: ¿Debería probar un ISRS para mis síntomas?

Anticonceptivos hormonales

  • Una píldora anticonceptiva de bajo estrógeno como YAZ o Yasmin puede ayudar a aliviar síntomas de SPM grave o de TDPM.
  • Otros tipos de píldoras anticonceptivas (estrógeno-progestina) son muy recetados para el SPM. Pueden ayudar a aliviar abotagamiento, dolores de cabeza, dolores abdominales y sensibilidad de los senos en algunas mujeres. Pero otras mujeres pueden tener peores síntomas o desarrollar problemas anímicos.
  • El estrógeno por sí solo puede ofrecer algún beneficio para algunas mujeres. Pero cuando el estrógeno se toma sin progestina, aumenta el riesgo de cáncer uterino (del endometrio).
  • La progestina (progesterona) ha sido usada en el pasado para el SPM. Pero para algunas mujeres, puede hacer que empeoren los síntomas físicos y emocionales.

Para más información sobre píldoras anticonceptivas y progestina, vea el tema Métodos anticonceptivos.

Diuréticos

  • La espironolactona es un diurético. Puede reducir el abotagamiento y la sensibilidad en los senos si se toma durante las semanas premenstruales.
  • La drospirenona, la cual se encuentra en algunas píldoras anticonceptivas de bajo estrógeno, actúa como un diurético para aliviar el abotagamiento y la sensibilidad en los senos. Este medicamento también puede ayudar a aliviar síntomas de SPM grave y TDPM.

Medicamentos menos comúnmente usados

  • El propranolol, un medicamento betabloqueante, puede usarse para tratar migrañas o dolores de cabeza relacionados con el SPM.
  • Los antidepresivos tricíclicos no han sido tan bien estudiados para el SPM como los ISRS. Generalmente, se los prefiere menos por sus posibles efectos secundarios. Pero sí mejoran la depresión grave y el insomnio en algunas mujeres.
  • El alprazolam, un medicamento ansiolítico, solo se recomienda para un uso de unos pocos días cuando no han funcionado otros tratamientos. Puede darle somnolencia, pierde eficacia con el tiempo y puede ser adictivo. El uso a largo plazo puede causar síntomas de abstinencia o peligrosos para la vida.
  • El danazol, una hormona sintética masculina, puede aliviar el dolor en los senos al disminuir la producción de estrógenos. No se receta con frecuencia.
  • Los agonistas de hormonas que liberan gonadotropina (GnRH-a) es un tratamiento de última instancia para TDPM grave. Este medicamento detiene el ciclo hormonal menstrual mensual y resulta en un estado similar al de la menopausia.

Efectos secundarios

  • Si está tomando medicamentos para el SPM, hable con su médico sobre anticonceptivos. Algunos medicamentos para el SPM pueden causar defectos congénitos si los toma mientras está embarazada.
  • Los efectos secundarios de algunos medicamentos pueden ser tan desagradables como sus síntomas de SPM. Por ejemplo, GnRH-a y danazol tienen efectos secundarios graves. En otros casos, el alivio de los síntomas que da un medicamento puede ser muy superior a los efectos secundarios.

Cirugía

En el pasado, a algunas mujeres con trastorno disfórico premenstrual (TDPM), la forma grave de SPM, se las operó para extirparle los ovarios (ovariectomía) y el útero (histerectomía). Sin ovarios, una mujer ya no tiene un ciclo menstrual.

La extirpación quirúrgica de los ovarios para el TDPM es altamente controvertida y rara vez se realiza. Solo se considera si una mujer cumple con todos los siguientes criterios:

  • Los síntomas de SPM son graves y alteran en forma regular su calidad de vida.
  • No tiene planes futuros de tener hijos biológicos, y le faltan muchos años para la menopausia natural.
  • Los síntomas mejoran con el uso de medicamentos que producen un estado similar a la menopausia (como danazol o un GnRH-a).
  • Todos los otros tratamientos han fracasado.
  • Todos o la mayoría de los síntomas están directamente relacionados con el TDPM. Otros problemas, como problemas psicológicos o no médicos, no parecen contribuir a los síntomas.

Extirpar los ovarios conduce a una menopausia temprana, y los síntomas tienden a ser más graves que los de la menopausia natural. La menopausia temprana también aumenta el riesgo de osteoporosis porque un nivel bajo de estrógeno provoca pérdida de densidad ósea.

La cirugía también tiene riesgos relacionados con el procedimiento o la anestesia. Para más información, vea el tema Histerectomía.

Otro tratamiento

La mayoría de las siguientes terapias complementarias no se consideran tratamiento estándar para el SPM. Pero podría hallar que una o más de ellas ayuda a aliviar algunos de sus síntomas. En general, estos tratamientos son seguros y no causan efectos secundarios molestos.

  • Antes de que tome cualquier suplemento de vitaminas, herbario o mineral, hable con su médico o farmacéutico. Este puede averiguar si podría interferir con otros medicamentos que esté tomando.
  • Asegúrese de seguir las indicaciones en la etiqueta. No tome más de la dosis máxima.
  • Algunos suplementos y remedios deberían evitarse si está tratando de quedar embarazada.

Terapias complementarias que se usan comúnmente para el SPM

  • La terapia con luz brillante puede ayudar a aliviar los síntomas anímicos los días en que están presentes los síntomas de SPM.
  • El magnesio puede ayudar con ciertos síntomas de SPM.
  • La vitamina E es utilizada por algunas mujeres para ayudar con sensibilidad en los senos relacionada con el SPM.

Terapias complementarias que se usan a veces para el SPM

  • La black cohosh (cimicifuga racemosa) a veces se usa para aliviar síntomas de la menopausia, y podría ayudar a aliviar síntomas del SPM. Si planea tomar black cohosh, hable con su médico sobre cómo tomarla en forma segura.
  • El zinc puede ayudar a mejorar el acné relacionado con el SPM.
  • El vitex (agnus-castus o fruto de árbol casto) podría ayudar a reducir la irritabilidad, el enojo, la sensibilidad en los senos, el abotagamiento, los cólicos y los dolores de cabeza. Pero posibles efectos secundarios incluyen náuseas, malestar gastrointestinal y malestar general.
  • El ginkgo biloba podría reducir la sensibilidad en los senos, el abotagamiento y el aumento de peso.
  • La rosa de primavera o hierba del asno (Oenothera biennis) puede ofrecer alivio leve de la sensibilidad en los senos.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Congress of Obstetricians and Gynecologists (ACOG)
Dirección del sitio web: www.acog.org

Office on Women's Health
Dirección del sitio web: www.womenshealth.gov

Referencias

Otras obras consultadas

  • Abajo FJ, Garcia-Rodriguez LA (2008). Risk of upper gastrointestinal tract bleeding associated with selective serotonin reuptake inhibitors and venlafaxine therapy. Archives of General Psychiatry, 65(7): 795–803.
  • Berga SL, Spencer JB (2009). Premenstrual syndrome. In EG Nabel, ed., ACP Medicine, section 16, chap. 3. New York: WebMD.
  • Davis AJ, Johnson SR (2000, reaffirmed 2010). Premenstrual syndrome. ACOG Practice Bulletin No. 15, pp. 1–9. Washington, DC: American College of Obstetricians and Gynecologists.
  • Kwan I, Onwude JL (2009). Premenstrual syndrome, search date July 2009. Online version of BMJ Clinical Evidence: http://www.clinicalevidence.com.
  • Reid RL (2008). Premenstrual syndrome. In RS Gibbs et al., eds., Danforth's Obstetrics and Gynecology, 10th ed., pp. 672–681. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Twogood S, Israel J (2010). Premenstrual syndrome. In Management of Common Problems in Obstetrics and Gynecology, 5th ed., pp. 267–270. Chichester, UK: Wiley-Blackwell.
  • U.S. Food and Drug Administration (2005). FDA Public Health Advisory: Paroxetine. Available online: http://www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/PostmarketDrugSafetyInformationforPatientsandProviders/DrugSafetyInformationforHeathcareProfessionals/PublicHealthAdvisories/ucm051731.htm.
  • Yonkers KA, et al. (2005). Efficacy of a new low-dose oral contraceptive with drospirenone in premenstrual dysphoric disorder. Obstetrics and Gynecology, 106(3): 492–501.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Sarah Marshall, MD - Medicina familiar
Kirtly Jones, MD - Obstetricia y ginecología
Última revisión 5 agosto, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.