Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Ronquidos

Generalidades del tema

¿Es para usted este tema?

Este tema es sobre los ronquidos simples. Si deja de respirar, se atraganta o respira de manera entrecortada cuando duerme, es posible que tenga un problema que se llama apnea del sueño, que puede ser grave. Para obtener más información, vea el tema Apnea del sueño.

¿Qué son los ronquidos?

Usted ronca cuando el flujo de aire que va desde la boca o la nariz hasta los pulmones hace vibrar los tejidos de la garganta cuando duerme. Esto puede producir un ruido fuerte y áspero. Los ronquidos fuertes pueden hacer que usted y su pareja tengan dificultad para dormir bien de noche.

Es posible que usted no sepa que ronca. Es posible que su pareja de cama note los ronquidos y que usted duerme con la boca abierta. Si los ronquidos les impiden a usted o a su pareja de cama dormir bien de noche, es posible que alguno de ustedes o ambos se sientan cansados durante el día.

Roncar puede indicar otros problemas médicos, como la apnea de sueño obstructiva. La apnea del sueño puede ser un problema grave, debido a que por momentos usted deja de respirar cuando duerme. Por lo tanto, si ronca con frecuencia, hable con su médico al respecto.

Los ronquidos son más comunes entre los hombres que entre las mujeres.

¿Qué causa los ronquidos?

Cuando usted duerme, los músculos de la parte posterior del techo de la boca (paladar blando), de la lengua y de la garganta se relajan. Si se relajan demasiado, estrechan u obstruyen las vías respiratorias. Al respirar, el paladar blando y la úvula vibran y golpean contra la parte trasera de la garganta. Esto produce los sonidos que se oyen al roncar.

Es posible que las amígdalas y las adenoides también vibren. Cuanto más estrechas estén las vías respiratorias, más vibrará el tejido y más fuertes serán los ronquidos.

¿Cómo se tratan?

Es posible que usted pueda tratar los ronquidos haciendo cambios en su estilo de vida y en su forma de prepararse para dormir. Por ejemplo:

  • Si tiene sobrepeso, baje de peso.
  • Deje de fumar.
  • Duerma de lado y no boca arriba.
  • Limite el consumo de alcohol y medicamentos, como los sedantes, antes de acostarse.
  • Si la nariz congestionada empeora los ronquidos, use descongestionantes o aerosoles ("sprays") nasales con corticosteroides para ayudarse a respirar.
  • Trate de usar dispositivos que se adhieren al exterior de la nariz para ayudarle a respirar mientras duerme. Estos incluyen las tiras nasales y los discos nasales.
  • Cuando duerma, utilice un dispositivo en la boca que le ayude a respirar con más facilidad. Este dispositivo empuja la lengua y la mandíbula hacia adelante para mejorar el flujo de aire.

Si estos tratamientos no funcionan, es posible que pueda utilizar una máquina que le ayude a respirar cuando duerme. Este tratamiento se llama presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP, por sus siglas en inglés). En raras ocasiones, su médico podría sugerir una cirugía para abrir las vías respiratorias.

Los ronquidos no siempre se consideran un problema médico. Por lo tanto, averigüe si su seguro cubre el costo del tratamiento.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca de los ronquidos:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Cómo vivir con los ronquidos:

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud. Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.
  Apnea del sueño: ¿Debería realizarme un estudio del sueño?

Causa

Usted ronca cuando el flujo de aire que va desde la boca o la nariz hasta los pulmones hace vibrar los tejidos de las vías respiratorias. Por lo general, esto es causado por un bloqueo (obstrucción) o un estrechamiento de la nariz, la boca o la garganta (vías respiratorias).

Cuando inhala mientras duerme, el aire ingresa por la boca o la nariz y pasa a través del paladar blando (la parte posterior del techo de la boca) para dirigirse a los pulmones. La parte posterior de la boca, donde la lengua y la parte superior de la garganta se encuentran con el paladar blando y con la úvula, puede hundirse. Si esta zona se hunde, las vías respiratorias se estrechan o se obstruyen. Las fosas estrechadas u obstruidas alteran el flujo de aire, lo que hace que el paladar blando y la úvula vibren y choquen contra la parte de atrás de la garganta, provocando los ronquidos. Es posible que las amígdalas y las adenoides también vibren. Cuanto más estrechas estén las vías respiratorias, más vibrará el tejido y más fuertes serán los ronquidos.

Usted no ronca cuando está despierto porque los músculos de la garganta mantienen los tejidos de la parte posterior de la boca en su lugar. Cuando usted duerme, los músculos se relajan, lo que permite que los tejidos se hundan.

Los ronquidos pueden ser causados por:

  • Agrandamiento de los tejidos de la nariz, la boca o la garganta. El agrandamiento de las amígdalas es una causa frecuente de ronquidos en niños.
  • Obstrucción de las fosas nasales, lo cual dificulta la inhalación. Esto afecta el tejido de la garganta, que podría unirse durante el esfuerzo adicional que se requiere para respirar, lo que a su vez estrecha las vías respiratorias. La obstrucción de las fosas nasales puede ser causada por una infección respiratoria superior (como un resfriado), por una alergia o por pólipos nasales.
  • Un tabique nasal desviado, que altera el flujo de aire en la nariz.
  • Pérdida del tono muscular en la garganta, lo que facilita el hundimiento del tejido. Esto puede deberse al envejecimiento o a la falta de estado físico.

Otros factores que podrían contribuir a los ronquidos incluyen:

  • Beber alcohol, lo que reduce el funcionamiento de la parte del cerebro que controla la respiración. Esto puede relajar demasiado los músculos de la lengua y de la garganta, lo que hace que obstruyan parcialmente el movimiento de aire.
  • Obesidad. La grasa en la garganta podría estrechar las vías respiratorias.
  • Medicamentos que lo relajan o que le provocan somnolencia, como aquellos que se toman para las alergias, la depresión o la ansiedad.

Síntomas

Los ronquidos son un ruido que usted podría hacer mientras respira cuando duerme. Los ronquidos pueden ser suaves, fuertes, rasposos, ásperos, roncos o vibrantes. Es posible que su pareja de cama note que usted duerme con la boca abierta y que está inquieto mientras duerme. Si los ronquidos afectan su sueño o el de su pareja de cama, es posible que alguno de ustedes o ambos se sientan cansados durante el día.

Si usted deja temporalmente de respirar durante la noche, es posible que tenga apnea del sueño, una afección grave. Para obtener más información, vea el tema Apnea del sueño.

Qué sucede

Los ronquidos ocurren cuando el flujo de aire que va desde la boca o la nariz hasta los pulmones hace vibrar los tejidos de las vías respiratorias. Por lo general, esto es causado por un bloqueo (obstrucción) o un estrechamiento de la nariz, la boca o la garganta (vías respiratorias).

Cuando inhala mientras duerme, el aire ingresa por la boca o la nariz y pasa a través del paladar blando (la parte posterior del techo de la boca) para dirigirse a los pulmones. La parte posterior de la boca, donde la lengua y la parte superior de la garganta se encuentran con el paladar blando y con la úvula, puede hundirse. Si esta zona se hunde, las vías respiratorias se estrechan o se obstruyen. Las fosas estrechadas u obstruidas alteran el flujo de aire, lo que hace que el paladar blando y la úvula vibren y choquen contra la parte de atrás de la garganta, provocando los ronquidos. Es posible que las amígdalas y las adenoides también vibren. Cuanto más estrechas estén las vías respiratorias, más vibrará el tejido y más fuertes serán los ronquidos.

Usted no ronca cuando está despierto porque los músculos de la garganta mantienen los tejidos de la parte posterior de la boca en su lugar. Cuando usted duerme, los músculos se relajan, lo que permite que los tejidos se hundan.

Los ronquidos pueden ser lo suficientemente fuertes como para mantener despierto a su pareja de cama. Es posible que usted también tenga un sueño menos tranquilo. La calidad del sueño puede disminuir a medida que el volumen de los ronquidos aumenta. Y roncar puede provocar somnolencia durante el día.

Los ronquidos que afectan lo bien que duerme pueden aumentar su riesgo de alta presión arterial.1, 2

Los ronquidos pueden avanzar hasta convertirse en síndrome de resistencia de las vías respiratorias superiores o en apnea del sueño, una afección grave. Para obtener más información, vea el tema Apnea del sueño.

Qué aumenta el riesgo

Las cosas que pueden aumentar el riesgo de roncar incluyen:

  • Ser varón. Los hombres son más propensos a roncar que las mujeres.
  • La edad. Los ronquidos son más comunes en las personas de mediana edad.
  • Los factores hereditarios. Es posible que los ronquidos sean hereditarios.
  • El aumento de peso y la obesidad.
  • Fumar. Exponer a los niños al humo de tabaco también podría aumentar su riesgo de roncar.
  • El consumo de alcohol o el uso de sedantes.
  • La congestión nasal crónica cuando duerme. Esto suele ser causado por resfriados o por alergias.
  • Anormalidades en la mandíbula, como una barbilla pequeña y una sobremordida (maloclusión de clase II: el maxilar superior y los dientes superiores se superponen sobre el maxilar inferior y los dientes inferiores). Este podría ser un factor especialmente importante en las mujeres.

Cuándo llamar al médico

Llame a su médico si usted o su pareja de cama:

  • Roncan de manera fuerte e intensa.
  • Roncan y se sienten somnolientos durante el día.
  • Roncan y se duermen en momentos inapropiados, por ejemplo al hablar o al comer.
  • Dejan de respirar, respiran entrecortadamente o se atragantan cuando duermen.

Roncar es el principal síntoma de la apnea del sueño, un trastorno del sueño potencialmente grave en razón del cual usted deja de respirar periódicamente cuando duerme. Para obtener más información, vea el tema Apnea del sueño.

Espera vigilante

La espera vigilante es un período durante el cual usted y su médico observan su afección o los síntomas sin usar un tratamiento médico. La espera vigilante podría ser apropiada si sus ronquidos no molestan a su pareja de cama o si usted no se siente demasiado somnoliento durante el día. Si el tratamiento en el hogar no le ayuda con sus ronquidos, comuníquese con su médico.

Es posible que la espera vigilante no sea apropiada si usted o su pareja de cama roncan de manera fuerte e intensa, están inquietos cuando duermen, se sienten somnolientos durante el día o dejan de respirar cuando duermen. Esto podría indicar la presencia de apnea del sueño. Comuníquese con su médico.

A quién consultar

Los profesionales de la salud que pueden tratar los ronquidos incluyen:

Si se sospecha que tiene apnea del sueño, un médico que se especializa en tratar los trastornos del sueño (por lo general un neurólogo o un neumólogo) puede ayudar a programar pruebas para diagnosticar apnea del sueño. Si su médico recomienda un dispositivo de respiración oral, es posible que lo remitan a un dentista.

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

El diagnóstico de los ronquidos se concentra en averiguar si usted podría tener apnea del sueño. Su médico le hará un examen físico y le hará preguntas acerca de su historial de salud. Debido a que ni un examen físico ni un historial de salud pueden determinar si usted tiene apnea del sueño, casi siempre se le hará un estudio del sueño si su médico sospecha que tiene la afección.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Apnea del sueño: ¿Debería realizarme un estudio del sueño?

Para obtener más información, vea el tema Apnea del sueño.

Niños

De acuerdo con la American Academy of Pediatrics (Academia Americana de Pediatría):3

  • Se debe someter a todos los niños a una prueba para detectar si roncan, como parte de un chequeo de rutina.
  • Si se sospecha la presencia de apnea del sueño, por lo general es necesario realizar un estudio del sueño completo.

Generalidades del tratamiento

Los ronquidos se tratan mediante cambios en el estilo de vida, como bajar de peso (si lo necesita), dejar de fumar, cambiar los hábitos de sueño (por ejemplo, dormir de lado en lugar de boca arriba) y evitar el consumo de alcohol y de sedantes antes de irse a dormir. Además, puede probar medicamentos de venta libre para reducir la congestión nasal. O puede usar un dispositivo para ayudar a mantener abiertas las vías respiratorias mientras duerme.

Si los ronquidos continúan a pesar de estos tratamientos, podría probarse la presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP, por sus siglas en inglés) o la cirugía. Implantes que endurecen su paladar pueden ayudar a reducir los ronquidos y la somnolencia durante el día causada por ellos.4 Sin embargo, los ronquidos no siempre se consideran un problema médico; por lo tanto, es posible que el seguro no cubra el tratamiento.

Tratamiento inicial y continuo

Los ronquidos frecuentemente se tratan con éxito por medio de cambios en el estilo de vida. Usted puede:

  • Bajar de peso (si lo necesita).
  • Irse a dormir a la misma hora todas las noches y dormir lo suficiente.
  • Dormir de lado, no boca arriba. Pruebe cosiendo un bolsillo en el medio de la parte de atrás de la camisa de su pijama, coloque una pelota de tenis en él y cósalo. Esto ayudará a prevenir que duerma de espalda.
  • Evitar consumir alcohol y usar sedantes antes de irse a dormir.
  • Dejar de fumar.
  • Elevar la cabecera de su cama de 4 pulgadas (10 cm) a 6 pulgadas (15 cm) colocando ladrillos debajo de las patas de la cama (utilizar almohadas para elevar la cabeza y la parte superior del cuerpo no funcionará).
  • Tratar de inmediato los problemas respiratorios, como una congestión nasal causada por un resfriado o alergias.
  • Usar un dilatador nasal para ayudar a mantener abiertas las vías respiratorias. Esto es un dispositivo, como las tiras o los discos nasales, que usted se coloca en el exterior de la nariz mientras duerme.

Si tiene congestión nasal, puede probar despejando las fosas nasales o utilizando medicamentos, como descongestionantes y aerosoles nasales con corticosteroides. Estos abren las vías respiratorias, lo que permite un mejor flujo de aire, y podrían reducir los ronquidos. Sin embargo, los descongestionantes inhalados no deberían utilizarse durante períodos prolongados.

A veces, los dispositivos de respiración oral, que empujan la lengua y la mandíbula hacia adelante para mejorar el flujo de aire, pueden tratar los ronquidos, especialmente si son causados por la posición de la mandíbula mientras duerme.

Si a su pareja de cama le molestan sus ronquidos, podría probar utilizando tapones para los oídos o máquinas en las que suene música ambiental o sonidos de la naturaleza. Estos pueden tapar el ruido.

Si los ronquidos continúan, es posible que su médico quiera examinarlo nuevamente para ver si ha desarrollado el síndrome de resistencia de las vías respiratorias superiores o apnea del sueño, un trastorno del sueño potencialmente grave por el cual usted deja de respirar periódicamente cuando duerme. Para obtener más información, vea el tema Apnea del sueño.

Tratamiento si la afección empeora

Si sus ronquidos empeoran, hable con su médico. Es posible que se le deban hacer pruebas para ver si ha desarrollado el síndrome de resistencia de las vías respiratorias superiores o apnea del sueño, un trastorno del sueño potencialmente grave por el cual usted deja de respirar periódicamente cuando duerme.

Es posible que su médico sugiera presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP). La CPAP es el tratamiento estándar para la apnea del sueño; sin embargo, rara vez se utiliza para tratar los ronquidos. Para obtener más información sobre CPAP, vea el tema Apnea del sueño.

En casos extremos, podría hacerse cirugía. Para obtener más información, vea Cirugía.

Prevención

Para ayudar a prevenir los ronquidos, usted puede:

  • Evitar el consumo de alcohol y el uso de medicamentos que hacen más lenta su respiración, como las pastillas para dormir y los tranquilizantes.
  • Comer con moderación, hacer ejercicio y mantenerse en un peso saludable.
  • Irse a dormir a la misma hora todas las noches y dormir lo suficiente. Los patrones de sueño regulares le ayudan a dormir mejor, y un sueño más tranquilo podría reducir los ronquidos.
  • Dormir de lado, no boca arriba. Dormir boca arriba puede aumentar los ronquidos. Pruebe cosiendo un bolsillo en el medio de la parte de atrás de la camisa de su pijama, coloque una pelota de tenis en él y cósalo. Esto ayudará a prevenir que duerma de espalda.
  • Dejar de fumar. Esto reduce la inflamación y la hinchazón de las vías respiratorias, lo que podría contribuir al estrechamiento de las vías respiratorias.
  • Elevar la cabecera de su cama de 4 pulgadas (10 cm) a 6 pulgadas (15 cm) colocando ladrillos bajo las patas de la cama. (Utilizar almohadas para elevar la cabeza y la parte superior del cuerpo no funcionará). Dormir con una leve inclinación puede evitar que la lengua caiga hacia la parte posterior de la garganta, lo que contribuye a la obstrucción o al estrechamiento de las vías respiratorias.
  • Tratar de inmediato los problemas respiratorios, como una congestión nasal causada por un resfriado o alergias. Los problemas respiratorios pueden aumentar el riesgo de roncar.

Tratamiento en el hogar

Generalmente, los ronquidos se tratan primero en el hogar. El tratamiento incluye:

  • Bajar de peso. Muchas personas que roncan tienen sobrepeso. La pérdida de peso puede ayudar a reducir el estrechamiento de las vías respiratorias y posiblemente reducir o detener los ronquidos.
  • Limitar el consumo de alcohol y el uso de medicamentos. Beber cantidades excesivas de alcohol o tomar determinados medicamentos, especialmente pastillas para dormir o tranquilizantes, antes de irse a dormir podrían empeorar los ronquidos.
  • Irse a dormir a la misma hora todas las noches y dormir lo suficiente. Es posible que los ronquidos sean más frecuentes cuando usted no durmió lo suficiente.
  • Dormir de lado. Dormir de lado podría detener los ronquidos. Pruebe cosiendo un bolsillo en el medio de la parte de atrás de la camisa de su pijama, coloque una pelota de tenis en él y cósalo. Esto ayudará a prevenir que duerma de espalda.
  • Tratar de inmediato los problemas respiratorios. Los problemas respiratorios causados por resfriados o alergias pueden alterar el flujo de aire y producir ronquidos.
  • Utilizar un dispositivo para respirar mientras duerme. Ayuda a mantener abiertas las vías respiratorias. Podría tratarse de un dispositivo que usted se coloca en la boca. Otros ejemplos incluyen las tiras o los discos nasales que se usan sobre la nariz.

Medicamentos

Los medicamentos pueden ayudar a prevenir o a reducir los ronquidos cuando son causados por una congestión nasal. La congestión nasal suele ser causada por resfriados o por alergias. Es posible que los medicamentos abran las fosas nasales, lo que permite un mejor flujo de aire y la disminución de los ronquidos. Los descongestionantes y los corticosteroides inhalados reducen la congestión nasal. Los descongestionantes inhalados son solo un tratamiento a corto plazo y no pueden utilizarse a largo plazo.

Cirugía

Rara vez se usa cirugía para los ronquidos y solo se la considera en casos de ronquidos muy graves cuando otros tratamientos han fallado.

La cirugía se usa para:

  • Extraer el exceso de tejido blando de la garganta para ensanchar las vías respiratorias superiores. Esto podría implicar extraer las amígdalas y las adenoides y otros tejidos en la parte de atrás de la garganta (uvulopalatofaringoplastia).
  • Corregir una pared (tabique) con forma anormal entre las fosas nasales o extraer pólipos nasales que obstruyen el flujo de aire que pasa a través de la nariz.
  • Modificar la posición de las estructuras óseas en las vías respiratorias superiores para permitir que el aire circule más libremente, en especial cuando duerme. Es posible que se necesite más de una cirugía para realizar estos cambios.
  • Implantar cilindros plásticos en el paladar blando para endurecerlo para evitar que vibre. Esto puede reducir los ronquidos y la somnolencia durante el día causada por ellos.4

Opciones de cirugía

  • La uvulopalatofaringoplastia extrae el exceso de tejido de la garganta, lo que ensancha las vías respiratorias y permite un mejor flujo de aire. Es posible que esto reduzca los ronquidos.
  • La uvulopalatoplastia asistida por láser utiliza un láser para extraer el exceso de tejido en la garganta.
  • La palatoplastia con radiofrecuencia es un procedimiento que utiliza corriente eléctrica para reducir el tamaño de la parte posterior del techo de la boca (paladar blando y úvula) y ponerla rígida. Cuando el paladar blando y la úvula están más rígidos, es menos probable que vibren, y es menos probable que usted ronque.
  • La amigdalectomía y la adenoidectomía podrían utilizarse si usted tiene amígdalas y adenoides agrandadas que obstruyen las vías respiratorias cuando duerme.
  • La septoplastia nasal repara y endereza el hueso y los tejidos (tabique) que separan las dos fosas de la nariz. Este procedimiento se realiza si una deformidad nasal interfiere en la respiración.
  • La polipectomía nasal extrae los tejidos blandos y redondos (pólipos) que pueden proyectarse en las fosas nasales.
  • Implantar cilindros plásticos en el paladar blando puede endurecerlo y ayudarle a evitar que vibre.4

Para pensar

Rara vez se utiliza la cirugía para tratar los ronquidos. Es posible que no cure por completo los ronquidos, y el pequeño beneficio que se obtiene podría ser inferior a los riesgos de la cirugía.

Los ronquidos no siempre se consideran un problema médico; por lo tanto, es posible que el seguro no cubra el tratamiento.

Otro tratamiento

Otros tratamientos para los ronquidos incluyen la presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP, por sus siglas en inglés) y otros dispositivos de respiración.

La asesoría nutricional puede ayudar a las personas que roncan y tienen sobrepeso.

Otras opciones de tratamiento

La presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP) es el tratamiento preferido para la apnea del sueño. En raras ocasiones, se considera la CPAP para tratar los ronquidos. Para obtener información sobre CPAP, vea el tema Apnea del sueño.

A veces, los dispositivos de respiración oral pueden tratar los ronquidos, especialmente si son causados por la posición de la mandíbula mientras duerme.

Los dilatadores nasales (como las tiras nasales y los discos nasales) pueden ayudar a mantener abiertas las vías respiratorias mientras duerme. Las tiras nasales ensanchan las fosas nasales y mejoran el flujo de aire. Los discos nasales tienen una válvula que hace que sea más difícil exhalar. Esto provoca un poco de resistencia en las vías respiratorias, lo cual puede ayudar a mantenerlas abiertas. Muchos de estos dispositivos se pueden obtener sin receta médica. Hable con su médico o farmacéutico acerca de sus opciones.

Para pensar

Muchos productos afirman curar los ronquidos. Algunos podrían proporcionar un poco de ayuda, pero es posible que otros no ayuden en absoluto e incluso podrían ser perjudiciales. Aun si un producto ayuda a reducir los ronquidos, es importante consultar al médico, debido a que los ronquidos son el principal síntoma de la apnea del sueño, una afección potencialmente grave.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Academy of Otolaryngology—Head and Neck Surgery (AAO-HNS)
Dirección del sitio web: www.entnet.org

National Sleep Foundation
Dirección del sitio web: www.sleepfoundation.org

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Knutson KL, et al. (2009). Association between sleep and blood pressure in midlife: The CARDIA sleep study. Archives of Internal Medicine, 169(11): 1055–1061.
  2. Li AM, et al. (2009). Blood pressure is elevated in children with primary snoring. Journal of Pediatrics, 155(3): 362–368.
  3. Marcus CL, et al. (2012). Diagnosis and management of childhood obstructive sleep apnea syndrome. Pediatrics, 130(3): 576–584.
  4. Palatal implants for snoring and obstructive sleep apnea (2008). Medical Letter on Drugs and Therapeutics, 50(1282): 23–24.

Otras obras consultadas

  • Collop NA, Cassell DK (2002). Snoring and sleep-disordered breathing. In TL Lee-Chiong Jr et al., eds., Sleep Medicine, pp. 349–355. Philadelphia: Hanley and Belfus.
  • Vlastos IM, Hajiioannou JK (2009). Clinical practice: Diagnosis and treatment of childhood snoring. European Journal of Pediatrics, July 21 (Epub ahead of print).

Créditos

Por El personal de Healthwise
Anne C. Poinier, MD - Medicina interna
Mark A. Rasmus, MD - Pulmonología, Medicina de Cuidados Críticos, Medicina del sueño
Última revisión 10 octubre, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.