Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Cáncer de seno

Generalidades del tema

¿Es para usted este tema?

Este tema es para las mujeres a quienes se les ha diagnosticado cáncer de seno por primera vez. Si está buscando información sobre el cáncer de seno que se ha extendido o que ha regresado después del tratamiento, vea el tema Cáncer de seno, metastásico o recurrente.

Para cáncer de seno masculino, vea el tema Cáncer de seno en hombres.

¿Qué es el cáncer de seno?

El cáncer de seno se produce cuando crecen células anormales en forma descontrolada en uno o en ambos senos. Pueden invadir los tejidos cercanos y formar una masa, llamada tumor maligno. Las células cancerosas pueden propagarse (metastatizarse) a los ganglios linfáticos y a otras partes del organismo.

El cáncer de seno que comienza en los conductos del seno se llama carcinoma ductal. Es el tipo más común de cáncer de seno.

¿Qué causa el cáncer de seno?

Los médicos no saben exactamente qué causa el cáncer de seno. Pero se sabe de algunas cosas que aumentan la posibilidad de que lo tenga. Estas se llaman factores de riesgo. Los factores de riesgo que usted no puede cambiar incluyen envejecer y tener mutaciones en ciertos genes. Los factores de riesgo que tal vez pueda cambiar incluyen usar ciertos tipos de terapia hormonal después de la menopausia, tener sobrepeso y no hacer suficiente actividad física.

Sin embargo, muchas mujeres que tienen factores de riesgo no tienen cáncer de seno. Y muchas mujeres que desarrollan cáncer de seno no tienen factores de riesgo conocidos aparte de ser mujer y envejecer.

¿Cuáles son los síntomas?

El cáncer de seno puede provocar:

  • Un cambio en la forma en que se siente el seno. El síntoma más común es un bulto o engrosamiento indoloro en el seno o la axila.
  • Un cambio en la forma en que se ve el seno. La piel del seno puede formar hoyuelos o verse como una cáscara de naranja. Puede haber un cambio en el tamaño o la forma del seno.
  • Un cambio en el pezón. Puede hundirse hacia adentro. La piel que lo rodea puede tener un aspecto escamoso.
  • Un líquido que sale del pezón.

Consulte a su médico de inmediato si observa alguno de estos cambios.

¿Cómo se diagnostica el cáncer de seno?

Durante un examen físico de rutina, su médico puede revisarle los senos en busca de bultos o cambios. Según su edad y sus factores de riesgo, es posible que el médico le recomiende realizarse una mamografía, que es una radiografía del seno. Con frecuencia, una mamografía puede encontrar un bulto que es demasiado pequeño como para que se sienta. A veces, una mujer encuentra un bulto en un autoexamen de los senos.

Si usted o su médico encuentran una masa u otro cambio, el médico querrá tomar una muestra de las células en su seno (biopsia). Los resultados de la biopsia ayudan a su médico a saber si tiene cáncer y qué tipo de cáncer es.

Es posible que le hagan otras pruebas para determinar la etapa del cáncer. La etapa es una forma en que los médicos describen cuánto se ha propagado el cáncer. Sus opciones de tratamiento se basarán en parte en el tipo de cáncer y en la etapa en que se encuentra.

¿Cómo se trata?

Usted y su médico decidirán qué combinación de tratamientos es la adecuada para usted, con base en muchos factores. Entre ellos están los datos sobre su cáncer así como sus antecedentes familiares, otros problemas de salud y sus sentimientos acerca de conservar su seno.

Se suele tratar el cáncer de seno con cirugía, radioterapia, quimioterapia, terapia hormonal o terapia dirigida.

En algunos casos, podría tener que decidir entre hacerse una cirugía para extraer solo el cáncer (cirugía de conservación de seno, o tumorectomía) o una cirugía que extrae todo el seno (mastectomía).

Los tratamientos pueden causar efectos secundarios. Su médico puede hacerle saber qué problemas esperar y ayudarla a encontrar maneras de manejarlos.

Cuando descubre que tiene cáncer, podría sentir muchas emociones y necesitar algo de ayuda para sobrellevarlas. Hablar con otras mujeres que están pasando por la misma situación podría ayudarla. Su médico o la oficina local de la Sociedad Americana del Cáncer puede ayudarla a encontrar un grupo de apoyo.

¿Se puede prevenir el cáncer de seno?

En este momento, no existe ninguna manera segura de prevenir el cáncer de seno.

No se pueden controlar algunos factores de riesgo, como la edad y ser mujer. Pero podría hacer cosas para mantenerse lo más saludable posible, como seguir una dieta saludable y estar activa. Saber cuál es su riesgo de tener cáncer de seno también puede ayudarla a elegir qué pasos va a seguir.

Hable con su médico acerca de su riesgo. Averigüe cuándo empezar a hacerse mamografías y con qué frecuencia las necesita. Si su médico confirma que usted tiene un riesgo alto o muy alto, pregúntele sobre qué puede hacer para reducir su riesgo, como hacerse pruebas de detección adicionales, tomar medicamentos u operarse.

Si usted tiene antecedentes familiares significativos de cáncer de seno, pregúntele a su médico sobre las pruebas genéticas. Un análisis de sangre puede detectar mutaciones en los genes BRCA, las cuales pueden aumentar sus probabilidades de tener cáncer de seno o de ovario.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca del cáncer de seno:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Cómo vivir con el cáncer de seno:

Causa

Se desconoce la causa exacta del cáncer de seno. La edad de una mujer y su historial de salud desempeñan un papel. Las probabilidades de que usted tenga cáncer de seno aumentan a medida que envejece. En los Estados Unidos, 1 mujer de cada 8 será diagnosticada con cáncer de seno en algún momento de su vida.1

Síntomas

La primera señal de cáncer de seno suele ser un bulto indoloro. Pero el cáncer de seno en etapa temprana frecuentemente se detecta en una mamografía antes de que pueda percibirse un bulto.

Otros síntomas de cáncer de seno podrían no aparecer hasta que el cáncer esté más avanzado. Estos incluyen:

  • Un engrosamiento en el seno o en la axila.
  • Un cambio en el tamaño o la forma del seno.
  • Cambios en la piel del seno, tales como un hoyuelo o piel que se parece a la cáscara de naranja.
  • Un cambio en el pezón, como descamación de la piel o un pezón que se vuelve hacia adentro.
  • Un líquido verde o sanguinolento que sale del pezón.
  • Un cambio en el color o la textura de la piel alrededor del pezón (areola).

Síntomas tales como cambios en la piel del seno o el pezón pueden ser una señal de cáncer inflamatorio del seno. Para más información, vea el tema Cáncer inflamatorio de seno.

Qué sucede

El cáncer de seno se produce cuando las células del seno crecen de manera anormal. A medida que el cáncer de seno avanza, puede propagarse a los tejidos y a los ganglios linfáticos cercanos. El cáncer de seno en etapa avanzada puede afectar a los huesos, al hígado y al cerebro.

Su médico averiguará más sobre su cáncer de seno cuando se examinen las células cancerosas bajo un microscopio. Después de la cirugía, se suelen hacer exámenes de receptores hormonales y de mutaciones genéticas. Para las pruebas, su médico utiliza tejido tomado de su seno.

Su médico también evaluará la etapa del cáncer para ver cuánto se ha diseminado dentro del seno, a tejidos cercanos y a otros órganos. Su médico determinará la etapa usando pruebas, tales como radiografías de pecho o tomografías computarizadas (CT, por sus siglas en inglés). La etapa de su cáncer ayudará a guiar sus opciones de tratamiento.

Qué aumenta el riesgo

Si bien se desconoce la causa exacta del cáncer de seno, la mayoría de los expertos están de acuerdo en que varias cosas pueden aumentar su riesgo de tener cáncer de seno.

Principales factores de riesgo relacionados con el cáncer de seno

  • Envejecimiento. Su riesgo de tener cáncer de seno aumenta a medida que usted envejece. Por grupo de edad, el cáncer de seno se diagnostica en:2
    • 4 de cada 1,000 mujeres de 30 a 39 años.
    • 15 de cada 1,000 mujeres de 40 a 49 años.
    • 24 de cada 1,000 mujeres de 50 a 59 años.
    • 36 de cada 1,000 mujeres de 60 a 69 años.
    • 38 de cada 1,000 mujeres de 70 a 79 años.
  • Ser mujer. Si bien el cáncer de seno puede aparecer en los hombres, la mayoría de los cánceres de seno se dan en las mujeres.

Factores que pueden aumentar el riesgo de cáncer de seno

Otras cosas que aumentan el riesgo de cáncer de seno

  • Raza. El cáncer de seno ocurre con más frecuencia en mujeres blancas que en mujeres negras, hispanas o asiáticas.
  • Radioterapia. Las mujeres cuyos senos estuvieron expuestos a cantidades significativas de radiación a una edad temprana, especialmente aquellas que fueron tratadas por linfoma de Hodgkin, corren un mayor riesgo de cáncer de seno.
  • No amamantar. Las mujeres que no amamantan corren un mayor riesgo de tener cáncer de seno en comparación con aquellas que sí amamantan. Cuantos más meses de lactancia, menor es el riesgo de tener cáncer de seno.
  • Alcohol. Su riesgo aumenta mientras más beba. Para la mejor salud, las mujeres deben tomar no más de 1 bebida al día o 7 bebidas por semana.
  • Hormonas. Las hormonas femeninas tienen un papel en algunos tipos de cáncer de seno. Su riesgo de cáncer de seno es más alto si:3
    • Usted usa terapia hormonal con estrógeno-progestina después de la menopausia por varios años o más.
    • Usted comienza a menstruar antes de los 12 años de edad y comienza la menopausia después de los 55.
    • Usted tiene su primer bebé a una edad más avanzada o no tiene ningún hijo.
    • Usted tiene exceso de grasa corporal o aumenta de peso a una edad más avanzada. Esto puede aumentar la cantidad de estrógeno en su cuerpo.

Para obtener más información sobre su nivel personal de riesgo, visite www.cancer.gov/bcrisktool.

Cuándo llamar al médico

Llame a su médico si tiene:

  • Un bulto indoloro en su seno o su axila.
  • Un cambio en el tamaño o la forma del seno.
  • Cambios en la piel del seno, tales como un hoyuelo o piel que se parece a la cáscara de naranja.
  • Un cambio en el pezón, como descamación de la piel, un pezón que se vuelve hacia adentro, o secreción o sangrado.
  • Un cambio en el color o la textura de la piel alrededor del pezón.

A quién consultar

Entre los profesionales de la salud que pueden hacer un examen del seno se incluyen:

Las mamografías suelen ser leídas por los radiólogos.

Podría consultar a un cirujano general, a un cirujano del seno o a un radiólogo si necesita una evaluación adicional de un problema en el seno.

El cáncer de seno lo tratan los cirujanos, oncólogos clínicos y oncólogos radioterapeuta.

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

Detección temprana

Es posible que le hagan una prueba de detección para ver si tiene cáncer de seno. (Las pruebas de detección ayudan a su médico a buscar ciertas enfermedades antes de que aparezcan los síntomas). Cuanto antes se detecte el cáncer de seno, más fácil y exitoso será su tratamiento.

El tipo y la frecuencia de la prueba de detección de cáncer de seno que es mejor para usted cambia a medida que envejece. Las formas más comunes para detectar precozmente el cáncer de seno incluyen:

Pruebas de diagnóstico

Si su médico cree que tiene cáncer de seno, es posible que deba realizarse otras pruebas, que incluyen:

  • Más mamografías.
  • Una ecografía. Es posible que le hagan una ecografía del seno si se detecta un bulto durante un examen clínico del seno o una mamografía.
  • Una MRI del seno. Esta a veces se usa para obtener más información sobre un bulto en el seno o para evaluar problemas en mujeres que tienen implantes mamarios.
  • Una biopsia del seno. Si se detecta un bulto en el seno, su médico tendrá que extraer una pequeña muestra del bulto (biopsia) y examinarla bajo un microscopio para observar si hay células cancerosas.
  • Se pueden hacer otras pruebas para ayudar a tomar decisiones de tratamiento. Estas incluyen:
    • Estado de los receptores de estrógeno y progesterona. Las hormonas estrógeno y progesterona estimulan el crecimiento de las células normales de los senos, así como algunos cánceres de seno. El estado de los receptores de hormonas es información importante que les permitirá a usted y a su médico planificar el tratamiento.
    • Estado de los receptores HER-2. El HER-2/neu es una proteína que controla el crecimiento de algunas células del cáncer de seno. Algunas mujeres con cáncer de seno tienen demasiada cantidad (sobreexpresión) de esta proteína que fomenta el crecimiento.
    • Pruebas de genes múltiples para mujeres posmenopáusicas con cáncer de seno HER-2 negativo con receptores hormonales positivos. Estas pruebas pueden mostrar sus probabilidades de que el cáncer reaparezca. Esto puede ayudar a su médico a determinar si es probable que la quimioterapia le sirva a usted.
  • Un hemograma completo (CBC, por sus siglas en inglés) para brindar información importante sobre los tipos y las cantidades de células presentes en su sangre.
  • Un análisis bioquímico, para medir los niveles de varias sustancias (como aquellas involucradas en el funcionamiento del hígado) presentes en la sangre.
  • Una radiografía de pecho (tórax), para proporcionar una imagen de los órganos y de las estructuras dentro del pecho, incluidos el corazón y los pulmones, los vasos sanguíneos y la lámina delgada de músculo que se encuentra justo por debajo de los pulmones (diafragma).

Pruebas si su médico piensa que el cáncer de seno se ha diseminado

Si su médico cree que el cáncer de seno se puede haber propagado a otros órganos del cuerpo (metastatizado), es posible que solicite pruebas adicionales, incluyendo una gammagrafía ósea o una tomografía computarizada.

Pruebas de seguimiento

Si ha tenido cáncer de seno en uno de los senos, tiene un mayor riesgo de volver a tener cáncer de seno. El cáncer de seno puede reaparecer en el mismo seno, en la pared torácica, en el otro seno o en otro lugar del cuerpo. Usted puede esperar hacerse:

  • Exámenes físicos. La frecuencia de sus exámenes físicos depende de su estado de salud general y del tipo del cáncer de seno que tenga. En general, usted consultará a su médico con una frecuencia de 3 a 6 meses durante 3 años y luego, cada 6 meses hasta que hayan pasado 5 años desde su diagnóstico de cáncer de seno. Luego puede ver a su médico una vez al año.
  • Mamografías para detectar el cáncer de seno y para investigar bultos que puedan percibirse durante un examen del seno.

Si encuentra algún cambio inusual en la zona tratada o en el otro seno, o si tiene ganglios linfáticos inflamados o dolor en los huesos, llame a su médico para conversar sobre estos cambios. Para obtener más información, vea el tema Cáncer de seno, metastásico o recurrente.

Es importante saber cuáles son el aspecto y la sensación normales de los senos. Cuando sepa qué es lo normal para usted, podrá notar mejor los cambios. Informe a su médico de inmediato si nota algún cambio en sus senos.

Generalidades del tratamiento

Al tomar decisiones sobre el tratamiento, usted y su médico tendrán en cuenta muchas cosas, tales como su edad y su salud, el tipo de cáncer de seno que tiene y cuáles son las probabilidades de que se propague.

El cáncer de seno se suele tratar con cirugía, radioterapia, quimioterapia, terapia hormonal o terapia dirigida.

Tipos de tratamiento

  • Cirugía para extirpar el cáncer. Esto podría realizarse extirpando todo el seno (mastectomía) o solo la parte del seno que contiene el cáncer de seno (tumorectomía). También se pueden extraer algunos de los ganglios linfáticos ubicados debajo del brazo.
  • Radioterapia, que es el uso de rayos X de dosis altas para destruir las células cancerosas y reducir el tamaño de los tumores.
  • Quimioterapia, que es el uso de medicamentos para destruir las células cancerosas. La quimioterapia se llama tratamiento sistémico, debido a que los medicamentos ingresan en el torrente sanguíneo, circulan por el cuerpo y pueden destruir las células cancerosas que están fuera de la zona de tratamiento.
  • Terapia hormonal con tamoxifeno o un inhibidor de la aromatasa, para cambiar la forma en que las hormonas del cuerpo provocan el crecimiento del cáncer.
  • Terapia dirigida con medicamentos que van directamente a las células cancerosas, como el trastuzumab (Herceptin).

En algunos casos, se usa quimioterapia o terapia hormonal antes de la cirugía para reducir el tamaño del cáncer de seno. Esto puede significar que menos tejido mamario tiene que ser eliminado durante la cirugía.

Dependiendo del tamaño del tumor y de si el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos, puede que tenga varias opciones de tratamiento. La terapia hormonal, la quimioterapia o una combinación de ambos tratamientos se puede utilizar después de la cirugía para destruir cualquier célula cancerosa restante. Esto también reduce las posibilidades de que el cáncer regrese. Su médico podría sugerirle realizarse pruebas genéticas para determinar si la quimioterapia ayudará.

Para las mujeres con carcinoma ductal in situ (DCIS, por sus siglas en inglés), la cirugía es el tratamiento estándar. Pero los investigadores están tratando de determinar qué mujeres podrían ser buenas candidatas para la vigilancia activa. Estas mujeres tal vez pudieran evitar o postergar en forma segura la cirugía.

Efectos secundarios del tratamiento

Los tratamientos pueden tener efectos secundarios, como náuseas y vómito y caída del cabello. Para obtener más información sobre cómo manejar los efectos secundarios, vea Tratamiento en el hogar.

El Instituto Nacional del Cáncer brinda más información sobre el cáncer de seno en www.cancer.gov/cancertopics/types/breast.

Cómo sobrellevar las emociones

Cuando descubre por primera vez que tiene cáncer, puede sentirse asustada o enojada. O podría sentirse muy calmada. Es normal tener una amplia variedad de sentimientos y que los sentimientos cambien rápidamente. Para algunas personas ayuda hablar sobre sus sentimientos con sus familiares y amigos.

Si su reacción emocional al cáncer se interpone en su capacidad para tomar decisiones sobre su salud, es importante hablar con su médico. Es posible que su centro de tratamiento para el cáncer ofrezca servicios psicológicos o financieros. Y la filial local de la American Cancer Society (Sociedad Americana del Cáncer) puede ayudarla a encontrar un grupo de apoyo.

Tener cáncer puede cambiar su vida de muchas maneras. Para obtener asistencia en el manejo de estos cambios, vea el tema Cómo obtener apoyo cuando tiene cáncer.

Problemas de la imagen corporal y sexuales

Sus sentimientos acerca de su cuerpo podrían cambiar después del tratamiento para el cáncer de seno. El manejo de los asuntos relacionados con la imagen del cuerpo puede implicar hablar abiertamente sobre sus inquietudes con su pareja y discutir sus sentimientos con su médico. Su médico tal vez pueda remitirla a grupos que pueden ofrecerle apoyo e información.

Los problemas sexuales pueden deberse a los efectos físicos o emocionales del cáncer o su tratamiento. Algunas mujeres pueden sentir menos placer sexual o perder su deseo por la intimidad. Para obtener más información, vea el tema Problemas sexuales en las mujeres.

Atención de seguimiento

Después del tratamiento inicial del cáncer de seno, es posible que deba consultar a su médico de familia, oncólogo clínico, oncólogo radioterapeuta o cirujano a intervalos programados en forma regular, según su situación particular. Sus chequeos serán menos frecuentes conforme pasa el tiempo.

Como parte de su seguimiento, es posible que se haga exámenes físicos y mamografías regulares.

También es importante hacerse autoexámenes con regularidad. De esta manera, si de hecho el cáncer regresa, tiene usted una mejor posibilidad de encontrarlo con suficiente antelación para un tratamiento exitoso. Las señales tempranas de recurrencia podrían aparecer en la zona de incisión en sí, en el seno opuesto, debajo del brazo o en la zona por encima de la clavícula.

Si surgen nuevos problemas, es posible que deba realizarse pruebas adicionales, como análisis de sangre, gammagrafías óseas, radiografías de pecho (tórax), tomografías computarizadas (CT, por sus siglas en inglés) o exámenes de imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés).

Si su cáncer de seno dio un resultado positivo en cuanto a los receptores de estrógeno y progesterona, el médico puede recetar medicamentos que pueden disminuir su riesgo de que el cáncer regrese. Para obtener más información, vea Medicamentos.

Para obtener información sobre el tratamiento para el cáncer de seno metastásico o recurrente, vea el tema Cáncer de seno, metastásico o recurrente.

Prevención

Usted no puede controlar algunos factores que causan el riesgo de tener cáncer de seno, como la edad y el hecho de ser mujer. Pero puede tomar decisiones personales que reduzcan su riesgo de tener cáncer de seno.

  • Mantenga un peso saludable.
  • Siga una dieta saludable con abundantes frutas, verduras y granos enteros.
  • Haga suficiente actividad física.
  • Limite el alcohol a no más de una bebida al día.

Si usted piensa que corre alto riesgo de cáncer de seno

Si le preocupa su riesgo de cáncer de seno, hable con su médico. Él o ella puede ayudarla a comprender el riesgo si usted tiene antecedentes familiares significativos de cáncer de seno. En base a su riesgo, su médico le recomendará un programa de detección.

Su médico puede hablar con usted sobre pruebas genéticas, riesgos y beneficios de tomar terapia hormonal, o incluso cirugía si su riesgo es muy alto.

Para obtener más información, vea:

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Riesgo de cáncer de seno: ¿Debería hacerme una prueba genética de BRCA?
Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Cáncer de seno: ¿Qué debo hacer si corro un alto riesgo?

Tratamiento en el hogar

Control de los efectos secundarios

Los efectos secundarios del tratamiento de cáncer de seno pueden ser graves. Los hábitos saludables, como seguir una alimentación equilibrada, dormir lo suficiente y hacer suficiente ejercicio podrían ayudarla a controlar sus síntomas. Su médico también puede darle medicinas para ayudarla con ciertos efectos secundarios, tales como medicamentos para controlar y prevenir náuseas y vómitos.

  • El tratamiento en el hogar para la fatiga incluye aprender qué hacer cuando sienta cansancio que no desaparece con reposo o sueño. Por ejemplo, si ducharse es una prioridad y la mañana es cuando usted tiene más energía, planee ducharse en ese momento.
  • El tratamiento en el hogar para las náuseas o el vómito incluye detectar y tratar las señales tempranas de deshidratación, como sequedad en la boca o sensación de aturdimiento (como que se está por desmayar) cuando se pone de pie. Comer comidas más pequeñas puede ayudar. Y también un poco de dulces de jengibre o té de jengibre.
  • El tratamiento en el hogar para la diarrea incluye permitir que el estómago descanse y estar alerta a las señales de deshidratación. Consulte con su médico antes de usar cualquier medicamento sin receta para la diarrea. Asegúrese de beber suficiente líquido.
  • El tratamiento en el hogar para el estreñimiento consiste en asegurarse de tomar suficientes líquidos e incorporar frutas, verduras y fibra en su dieta diaria. No use laxantes sin hablar primero con su médico.

Otros problemas que pueden tratarse en casa incluyen:

  • Problemas para dormir. Si tiene problemas para dormir, manejar los problemas del sueño puede ayudar. Esto incluye establecer una rutina del sueño y hacer que su habitación sea un lugar tranquilo.
  • Es posible que la caída del cabello sea inevitable. Sin embargo, usted puede disminuir la irritación del cuero cabelludo usando champús suaves y evitando productos que dañen el cabello.
  • Estrés. El cáncer y su tratamiento pueden ser estresantes. Pero hay muchas medidas que puede tomar para manejar el estrés, entre las que se incluyen aprender habilidades específicas de relajación y encontrar maneras de expresarse.
  • Dolor. No todas las formas de cáncer o de tratamiento para el cáncer causan dolor. Pero si usted tiene dolor, hay muchos tratamientos caseros que pueden ayudar, tales como medicamentos de venta libre y el uso de hielo y de calor.
  • Linfedema, que es una hinchazón del brazo. Usted puede reducir su riesgo de linfedema protegiéndose el brazo del lado donde la operaron e informando a su médico de inmediato si tiene hinchazón o enrojecimiento en ese brazo.
    Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Linfedema: Cómo manejar el linfedema

Medicamentos

Se usan medicamentos para tratar el cáncer de seno y también para ayudar a aliviar los efectos secundarios del tratamiento.

Quimioterapia

Se utiliza normalmente una combinación de medicamentos para tratar el cáncer de seno. La cantidad de ciclos del tratamiento dependerá de los medicamentos que se usen y de cómo se administren. La quimioterapia a menudo utiliza varios medicamentos juntos. Algunos de los medicamentos más comúnmente utilizados son:

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Cáncer de seno: ¿Debería recibir quimioterapia para el cáncer de seno en etapa temprana?

Los efectos secundarios de la quimioterapia dependen principalmente de los medicamentos que recibe. Al igual que con otros tipos de tratamiento, los efectos secundarios varían de una persona a otra. También es posible que su médico le recete medicamentos para controlar y prevenir las náuseas y el vómito.

Terapia hormonal

Los medicamentos usados para terapia hormonal detienen o retrasan el crecimiento de células cancerosas sensibles a hormonas. Estos medicamentos incluyen:

Los tratamientos de bloqueo hormonal pueden causar menos efectos secundarios que la quimioterapia. Si usted está decidiendo qué tipo de medicina usar, evalúe los beneficios y riesgos de estos medicamentos para su tipo de cáncer.

Terapias dirigidas

Las terapias dirigidas utilizan medicamentos o sustancias que van directamente a las células cancerosas y no hacen daño a las células normales. Incluyen los anticuerpos monoclonales, los inhibidores de tirosina quinasa y los inhibidores de PARP.

  • Trastuzumab (Herceptin) y pertuzumab (Perjeta) se usan para tratar el cáncer de seno HER-2 positivo. Estos medicamentos son anticuerpos monoclonales. Ayudan a que la quimioterapia funcione mejor.
  • Se puede utilizar Lapatinib, un inhibidor de la tirosina quinasa, para tratar a las mujeres que tienen cáncer de HER-2+ que ha progresado aun después de haber tomado trastuzumab.
  • La terapia con inhibidores de PARP es otro tipo de terapia dirigida para el cáncer de seno triple negativo (células cancerosas que no tienen receptores de estrógeno o progesterona ni grandes cantidades de HER-2).

Los efectos secundarios de las terapias dirigidas dependerán del tipo de medicamento que se dé. Incluyen náusea, vómito y diarrea. Algunos medicamentos también pueden provocar efectos secundarios que son más graves.

Cirugía

La mayoría de las personas con cáncer de seno se operan para extirpar el cáncer. Usted puede someterse a una cirugía conservadora de seno o a una cirugía para extirpar todo el seno. Algunos de los ganglios linfáticos bajo el brazo también pueden ser extraídos para detectar células cancerosas.

El tipo de cirugía que se haga puede depender del tamaño y la ubicación de su cáncer y de sus preferencias personales.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Cáncer de seno: ¿Debería realizarme una cirugía conservadora de seno o una mastectomía para el cáncer en etapa temprana?

Cirugía que extirpa parte del seno

Los procedimientos incluyen:

Hable con su médico sobre cómo podría verse su seno después de la cirugía.

Cirugía que extirpa todo el seno

Los procedimientos de la mastectomía incluyen:

  • Mastectomía total o simple, que es la extirpación de todo el seno.
  • Mastectomía radical modificada, que es la extirpación del seno, de algunos de los ganglios linfáticos ubicados debajo del brazo y, a veces, de parte de los músculos de la pared torácica.
  • Mastectomía radical, que es la extirpación del seno, los músculos pectorales y todos los ganglios linfáticos ubicados debajo del brazo (disección de los ganglios linfáticos axilares). Rara vez se usa esta cirugía.

Reconstrucción del seno

Después de la mastectomía, se puede reconstruir un nuevo seno. Su cirujano reconstruirá la forma de su seno con implantes artificiales o tejido de otras partes de su cuerpo.

Si desea la reconstrucción del seno, hable con su médico antes de planificar su cirugía. Es posible que pueda hacerse la reconstrucción mamaria inmediatamente después de la mastectomía.

O su médico puede sugerir que espere hasta más tarde para la reconstrucción mamaria si va a tener un tratamiento adicional, como radiación. Si es así, tal vez quiera usar una prótesis de seno hasta que tenga su reconstrucción.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Cáncer de seno: ¿Debería someterme a una reconstrucción mamaria después de una mastectomía?

Otro tratamiento

Radiación

La radioterapia es el uso de rayos X de alta energía para destruir las células cancerosas y reducir el tamaño de los tumores. Reduce el riesgo de que reaparezca su cáncer en el seno o en la pared torácica. La radioterapia se usa después de una cirugía conservadora de seno y, a veces, después de una mastectomía, según lo avanzado que esté el cáncer de seno al momento de la cirugía.

La forma en que se administra la radioterapia dependerá del tipo y de la etapa de su cáncer.

La forma más común de administrar radioterapia se llama radiación de haz externo. Este método de tratamiento expone la piel del pecho y debajo del brazo a un haz de radiación cuidadosamente enfocado.

A veces, se colocan semillas radiactivas diminutas en el lugar del tumor o cerca de este. Esto se llama braquiterapia, radiación interna o radiación intersticial.

Con frecuencia, la braquiterapia se usa con radiación de haz externo.

La radioterapia puede causar muchos efectos secundarios. El seno podría hincharse y sentirse pesado. La fatiga es común. Para obtener información sobre cómo manejar los efectos secundarios, vea Tratamiento en el hogar.

Ensayos clínicos

Es posible que esté interesada en participar en estudios de investigación, que se llaman ensayos clínicos. Los ensayos clínicos están diseñados para encontrar mejores formas de tratar a los pacientes con cáncer y se basan en la información más actualizada. Es posible que las mujeres que desean ayudar con la investigación del cáncer de seno y aquellas que no se curan usando los tratamientos estándares quieran participar en ensayos clínicos. Estos se realizan actualmente en la mayor parte de los Estados Unidos y en algunos otros países para todas las etapas del cáncer de seno.

Consulte con su médico para ver si hay ensayos clínicos disponibles en su localidad y si cumple los requisitos para participar en ellos.

Terapia complementaria

Además del tratamiento médico, a veces las personas usan terapias complementarias para ayudar a aliviar los síntomas y los efectos secundarios de los tratamientos para el cáncer. Algunas de las terapias complementarias que podrían ayudarla incluyen:

Estos tratamientos de cuerpo y mente pueden ayudarla a sentirse mejor. Ellos pueden hacer más fácil sobrellevar el tratamiento. También podrían reducir el dolor crónico en la espalda, el dolor articular, los dolores de cabeza y el dolor causado por tratamientos.

Antes de probar una terapia complementaria, hable con su médico sobre los posibles beneficios y efectos secundarios. Infórmele si ya está usando alguna de esas terapias. Ellas no pretenden tomar el lugar del tratamiento médico estándar.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

Breastcancer.org
Dirección del sitio web: www.breastcancer.org

National Cancer Institute (NCI)
Dirección del sitio web: www.cancer.gov (o https://livehelp.cancer.gov/app/chat/chat_launch para ayuda en línea en vivo)

Referencias

Citas bibliográficas

  1. National Cancer Institute (2013). SEER stat fact sheets: Breast. SEER Cancer Statistics Review, 1975–2010. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Available online: http://seer.cancer.gov/statfacts/html/breast.html.
  2. National Cancer Institute (2012). Breast cancer risk in American women. National Cancer Institute Fact Sheet. Available online: http://www.cancer.gov/cancertopics/factsheet/Detection/probability-breast-cancer.
  3. Dizon DS, et al. (2009). Breast cancer. In RR Barakat et al., eds., Principles and Practice of Gynecologic Oncology, 5th ed., pp. 897–945. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.

Otras obras consultadas

  • American Joint Committee on Cancer (2010). Breast. In AJCC Cancer Staging Manual, 7th ed., pp. 345-376. New York: Springer.
  • Golshan M (2010). Mastectomy. In JR Harris et al., eds., Diseases of the Breast, 4th ed., pp. 501–506. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • National Cancer Institute (2012). Male Breast Cancer Treatment PDQ—Patient Version. Available online: http://nci.nih.gov/cancertopics/pdq/treatment/malebreast/Patient.
  • National Cancer Institute (2013). Male Breast Cancer Treatment PDQ—Health Professional Version. Available online: http://nci.nih.gov/cancertopics/pdq/treatment/malebreast/HealthProfessional.
  • National Comprehensive Cancer Network (2012). Breast cancer risk reduction. NCCN Clinical Practice Guidelines in Oncology, version 1.2012. Available online: http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/pdf/breast_risk.pdf.
  • National Comprehensive Cancer Network (2012). Breast cancer screening and diagnosis. NCCN Clinical Practice Guidelines in Oncology, version 1.2012. Available online: http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/pdf/breast-screening.pdf.
  • National Comprehensive Cancer Network (2013). Breast cancer. NCCN Clinical Practice Guidelines in Oncology, version 1.2013. Available online: http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/pdf/breast.pdf.
  • Patel SA, Topham NS (2010). Breast reconstruction. In JR Harris et al., eds., Diseases of the Breast, 4th ed., pp. 529–539. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • U.S. Preventive Services Task Force (2009). Screening for breast cancer. Available online: http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf/uspsbrca.htm.
  • Willett WC, et al. (2010). Nongenetic factors in causation of breast cancer. In JR Harris et al., eds., Diseases of the Breast, 4th ed., pp. 248–290. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Sarah Marshall, MD - Medicina familiar
Douglas A. Stewart, MD - Oncología medica
Última revisión 28 junio, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.