Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Sensibilización al Rh durante el embarazo

Generalidades del tema

¿Qué es la sensibilización al Rh durante el embarazo?

Si usted es Rh negativo, sus glóbulos rojos no contienen un marcador que se llama factor Rh. El tipo de sangre Rh positivo sí contiene ese marcador. Si su sangre se mezcla con sangre Rh positivo, su sistema inmunitario reaccionará al factor Rh creando anticuerpos para destruirlo. Esta respuesta del sistema inmunitario se llama sensibilización al Rh.

¿Cuál es la causa de la sensibilización al Rh durante el embarazo?

La sensibilización al Rh puede ocurrir durante el embarazo si usted es Rh negativo y está embarazada de un bebé en desarrollo (feto) que tiene el tipo de sangre Rh positivo. En la mayoría de los casos, su sangre no se mezclará con la sangre de su bebé hasta el parto. Lleva tiempo crear anticuerpos que puedan afectar al bebé, así que durante el primer embarazo, probablemente no se afecte al bebé.

Pero si usted vuelve a quedar embarazada con un bebé Rh positivo, los anticuerpos que ya están en su sangre podrían atacar los glóbulos rojos del bebé. Esto puede hacer que el bebé tenga anemia, ictericia o problemas más graves. Esto se llama enfermedad hemolítica del recién nacido. Los problemas tienden a empeorar con cada embarazo Rh positivo que usted tenga.

La sensibilización al Rh es uno de los motivos por los que es importante consultar a su médico durante el primer trimestre de embarazo. No causa ningún síntoma de advertencia y el análisis de sangre es la única manera de saber si usted la tiene o está en riesgo de tenerla.

  • Si tiene el riesgo, casi siempre puede prevenirse la sensibilización al Rh.
  • Si ya está sensibilizada, el tratamiento puede ayudar a proteger a su bebé.

¿Quién tiene sensibilización al Rh durante el embarazo?

La sensibilización al Rh durante el embarazo solo puede ocurrir si la mujer tiene tipo de sangre Rh negativo y su bebé tiene tipo de sangre Rh positivo.

  • Si la madre es Rh negativo y el padre es Rh positivo, hay muchas probabilidades de que el bebé tenga sangre Rh positivo. Puede ocurrir sensibilización al Rh.
  • Si los dos padres tienen el tipo de sangre Rh negativo, el bebé también tendrá el tipo de sangre Rh negativo. Ya que la sangre de la madre coincide con la del bebé, no habrá sensibilización.

Si usted tiene el tipo de sangre Rh negativo, probablemente el médico la trate como si la sangre del bebé fuera Rh positivo, sin importar el grupo sanguíneo del padre, para no arriesgarse.

¿Cómo se diagnostica la sensibilización al Rh?

Toda mujer embarazada se hace un análisis de sangre en la primera consulta prenatal, a principios del embarazo. Este análisis muestra si usted tiene el tipo de sangre Rh negativo y si se ha sensibilizado al Rh.

Si usted tiene el tipo de sangre Rh negativo, pero no se ha sensibilizado:

  • El análisis de sangre podría repetirse entre la semana 24 y la semana 28 del embarazo. Si el análisis vuelve a mostrar que usted no se ha sensibilizado, probablemente no necesite otra prueba de anticuerpos hasta el parto. (Podría necesitar hacerse el análisis de nuevo si se practica una amniocentesis, si su embarazo se prolonga más allá de las 40 semanas o si tiene un problema, como desprendimiento de placenta, que podría causar sangrado en el útero).
  • A su bebé le harán un análisis de sangre después del nacimiento. Si la sangre del recién nacido es Rh positivo, a usted le harán una prueba de anticuerpos para ver si se sensibilizó en la última etapa del embarazo o durante el parto.

Si usted se sensibilizó al Rh, su médico vigilará su embarazo con mucho cuidado. Usted podría tener que realizarse:

  • Análisis de sangre regulares, para revisar el nivel de anticuerpos en la sangre.
  • Una ecografía Doppler, para revisar el flujo de sangre hacia el cerebro del bebé. Esto puede mostrar si hay anemia y su gravedad.
  • Una amniocentesis después de las 15 semanas, para revisar el grupo sanguíneo y el factor Rh del bebé y ver si hay problemas.

¿Cómo se previene la sensibilización al Rh?

Si usted tiene el tipo de sangre Rh negativo pero no está sensibilizada al Rh, el médico le dará una o más inyecciones de inmunoglobulina Rh (como RhoGAM). Esta previene la sensibilización al Rh en cerca de 99 de cada 100 mujeres que se la aplican.1

Usted podría recibir una inyección de inmunoglobulina Rh:

  • Si se ha hecho una prueba como la amniocentesis.
  • Alrededor de la semana 28 de embarazo.
  • Después del parto si el recién nacido es Rh positivo.

Las inyecciones solo funcionan por poco tiempo, así que usted tendrá que repetir este tratamiento cada vez que quede embarazada. (Para prevenir la sensibilización en embarazos futuros, también se le da inmunoglobulina Rh a una mujer Rh negativo embarazada que haya tenido un aborto espontáneo, un aborto provocado o un embarazo ectópico).

Las inyecciones no funcionan si usted ya está sensibilizada al Rh.

¿Cómo se trata?

Si usted está sensibilizada al Rh, se le harán pruebas con regularidad para ver cómo está su bebé. También podría necesitar consultar a un médico especializado en embarazos de alto riesgo (perinatólogo).

El tratamiento del bebé se basa en la gravedad de la pérdida de glóbulos rojos (anemia) que tenga.

  • Si la anemia del bebé es leve, solo tendrá que hacerse más pruebas de lo habitual durante el embarazo. Es posible que el bebé no necesite ningún tratamiento especial después del nacimiento.
  • Si la anemia empeora, podría ser más seguro adelantar el parto. Después del parto, algunos bebés necesitan una transfusión de sangre o un tratamiento para la ictericia.
  • En caso de anemia grave, se le puede practicar una transfusión de sangre al bebé mientras aún esté en el útero. Esto puede ayudar a mantener al bebé saludable, hasta que madure lo suficiente para que se adelante el parto. Es posible que le hagan una cesárea antes de término y que el bebé necesite otra transfusión de sangre inmediatamente después del nacimiento.

En el pasado, la sensibilización al Rh solía ser mortal para el bebé. Pero las mejoras en pruebas y tratamientos permiten que ahora la mayoría de los bebés con enfermedad hemolítica del recién nacido sobrevivan y estén bien después del nacimiento.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca de la sensibilización al Rh durante el embarazo:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Inquietudes a largo plazo:

Cómo vivir con sensibilización al Rh:

Causa

La sensibilización al Rh puede ocurrir cuando una persona con el tipo de sangre Rh negativo se expone al tipo de sangre Rh positivo. A la mayoría de las mujeres que se sensibilizan les sucede durante el parto, cuando su sangre se mezcla con la sangre Rh positivo de su feto. Después de la exposición al otro tipo de sangre, el sistema inmunitario de la madre produce anticuerpos contra los glóbulos rojos Rh positivos.

No se sabe cuál es la cantidad mínima de sangre fetal con la que se debe mezclar la sangre de la madre para que tenga lugar la sensibilización. Pero muchas mujeres se sensibilizan durante el embarazo o el parto después de estar expuestas incluso a 0.1 mL del tipo de sangre fetal Rh positivo.1 Afortunadamente, la sensibilización al Rh casi siempre puede prevenirse con una inyección de inmunoglobulina Rh.

Cuando el sistema inmunitario de una persona Rh negativo se expone por primera vez al tipo de sangre Rh positivo, tarda varias semanas en producir anticuerpos de inmunoglobulina M o IgM. Los anticuerpos IgM son demasiado grandes para atravesar la placenta. Por eso, por lo general, no se daña el feto Rh positivo que desencadena la sensibilización materna por primera vez.

Un sistema inmunitario previamente sensibilizado al Rh reacciona con rapidez al tipo de sangre Rh positivo, como en el caso de un segundo embarazo con un feto Rh positivo. Por lo general, después de algunas horas de exposición al tipo de sangre Rh positivo, se forman anticuerpos más pequeños de inmunoglobulina G o IgG. Los anticuerpos IgG pueden atravesar la placenta y destruir los glóbulos rojos del feto. Esto causa enfermedad hemolítica del recién nacido, que es peligrosa para el feto.

Algunas personas Rh negativo nunca se sensibilizan, incluso después de la exposición a grandes cantidades de sangre Rh positivo. No se sabe por qué pasa esto.

Síntomas

Si usted ya está sensibilizada al Rh o se sensibiliza al Rh durante el embarazo, no tendrá ningún síntoma fuera de normal.

Los problemas fetales que son consecuencia de la sensibilización al Rh se detectan con una prueba de ecografía Doppler y, a veces, con amniocentesis. Sin embargo, es posible que un feto con la enfermedad hemolítica del recién nacido grave se mueva con menos frecuencia que antes en el embarazo.

Otras afecciones con síntomas similares a la sensibilización al Rh incluyen otros problemas de incompatibilidad de grupo sanguíneo e infecciones fetales.

Qué sucede

Si usted es Rh negativo

A menos que se le administre inmunoglobulina Rh inmediatamente antes o después de un evento de alto riesgo, como aborto espontáneo, amniocentesis, aborto provocado, embarazo ectópico o parto, usted tiene la posibilidad de sensibilizarse al tipo de sangre Rh positivo del feto.

Si usted se ha sensibilizado al Rh en el pasado

Si usted se ha sensibilizado al Rh en el pasado, se la debe observar atentamente durante cualquier embarazo con una pareja Rh positivo, debido a que su feto tiene más probabilidades de tener el tipo de sangre Rh positivo. En respuesta a un feto Rh positivo, el sistema inmunitario podría producir rápidamente anticuerpos IgG, que pueden atravesar la placenta y destruir los glóbulos rojos del feto. Cada embarazo posterior con un feto Rh positivo podría producir problemas más graves para el feto. La enfermedad fetal resultante (que se llama enfermedad hemolítica del recién nacido o eritroblastosis fetal) puede ser de leve a grave.

  • Un caso leve de la enfermedad hemolítica del recién nacido implica la destrucción limitada de los glóbulos rojos del feto, que posiblemente provoque anemia fetal leve. Por lo general, el feto puede nacer a término y no requiere ningún tratamiento especial, pero podría tener problemas de ictericia después del nacimiento. Es más probable que se desarrolle un caso leve de la enfermedad hemolítica del recién nacido en el primer embarazo después de que haya ocurrido la sensibilización.
  • Un caso moderado de la enfermedad hemolítica del recién nacido implica la destrucción de una mayor cantidad de glóbulos rojos fetales. El feto podría tener un hígado agrandado y podría volverse moderadamente anémico. Es posible que sea necesario adelantar el parto y que el bebé requiera una transfusión de sangre antes (mientras está en el útero) o después del nacimiento. Se debe prestar especial atención a un recién nacido con enfermedad hemolítica moderada para determinar si tiene ictericia.
  • Un caso grave de la enfermedad hemolítica del recién nacido (hidropesía fetal) implica la destrucción generalizada de los glóbulos rojos fetales. El feto tiene anemia grave, aumento de tamaño del hígado y del bazo, aumento de los valores de bilirrubina y retención de líquido (edema). El feto podría necesitar una o más transfusiones de sangre antes del nacimiento. Un feto con una grave enfermedad hemolítica del recién nacido que sobrevive al embarazo podría necesitar una transfusión de recambio de sangre. Este procedimiento reemplaza la mayor parte de la sangre del bebé con sangre de un donante (por lo general, tipo O, Rh negativo).
  • Los antecedentes de embarazo con enfermedad hemolítica del recién nacido son una señal de que usted necesitará tratamiento especial cuando esté embarazada con un feto Rh positivo.

Si en el pasado usted ha sido sensibilizada al Rh, un feto Rh negativo no puede desencadenar una reacción inmunitaria.

Qué aumenta el riesgo

La sensibilización al Rh puede ocurrir cuando una persona con el tipo de sangre Rh negativo se expone al tipo de sangre Rh positivo. Durante el embarazo, una mujer Rh negativo puede sensibilizarse si está embarazada de un feto Rh positivo.

Entre las cosas que aumentan el riesgo de que la sangre se mezcle y de que se produzca sensibilización durante el embarazo se incluyen:

Aunque es poco frecuente, se ha detectado que la sensibilización al Rh ocurre después de compartir una aguja entre distintos consumidores de drogas intravenosas. La transfusión de sangre Rh positivo a una persona Rh negativo también puede desencadenar la sensibilización. Pero esto es muy poco frecuente, debido a que la sangre siempre se analiza antes de una transfusión.

Cuándo llamar al médico

Si usted ya está sensibilizada al Rh y está embarazada

Su embarazo será observado atentamente. Hable con su médico de los posibles síntomas al principio del embarazo. Se necesitarán reiteradas pruebas de diagnóstico para vigilar al feto.

Llame a su médico de inmediato si usted detecta una disminución en los movimientos del feto después de 24 a 26 semanas de embarazo.

Si usted es Rh negativo

Llame a su médico de inmediato si usted:

  • Cree que podría haber estado embarazada y haber tenido un aborto espontáneo.
  • Está embarazada y ha tenido un accidente que podría haberle lesionado el abdomen.

A quién consultar

Una mujer que podría tener problemas de incompatibilidad o de sensibilización al Rh puede ser tratada por:

  • Un médico de medicina familiar, para un caso leve de la enfermedad hemolítica del recién nacido.
  • Un obstetra, para un caso de leve a moderado de la enfermedad hemolítica del recién nacido.
  • Un perinatólogo, para un caso de moderado a grave de la enfermedad hemolítica del recién nacido (hidropesía).

Si su prueba para detectar sensibilización al Rh da positiva, su sistema de atención médica o su profesional de la salud podrían recomendar que se le realice un seguimiento y que se trate con un perinatólogo o con un obstetra que pueda recurrir fácilmente a un perinatólogo.

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

Si usted está embarazada, se le realizarán las primeras pruebas prenatales durante su primer trimestre. A todas las mujeres se les hace un análisis de sangre en su primera visita prenatal para ver qué grupo sanguíneo tienen. Si usted tiene un tipo de sangre Rh negativo, también se le realizará un análisis de anticuerpos contra el tipo de sangre Rh positivo. Si usted tiene anticuerpos, significa que se ha sensibilizado al tipo de sangre Rh positivo. Ahora, los anticuerpos pueden destruir los glóbulos rojos Rh positivos.

Si usted es Rh negativo y su pareja es Rh positivo, ses probable que su feto sea Rh positivo.

Si usted está embarazada o ha tenido un aborto espontáneo, o si ha tenido un aborto provocado, un embarazo molar parcial o un embarazo ectópico, deberá realizarse pruebas para ver si se ha sensibilizado al tipo de sangre Rh positivo.

Si usted es Rh negativo

Todas las mujeres embarazadas se realizan la prueba de Coombs indirecta a principios del embarazo.

  • En la primera visita prenatal, se analiza la sangre para ver si usted se ha sensibilizado previamente al tipo de sangre Rh positivo. Si usted es Rh negativo y los resultados de las pruebas muestran que usted no está sensibilizada, la prueba podría repetirse entre las semanas 24 y 28.
  • Si los resultados del análisis a las 28 semanas muestran que usted no se ha sensibilizado, no se realizarán análisis adicionales para detectar problemas relacionados con el Rh hasta el parto (excepto que se produzcan complicaciones, como el desprendimiento de placenta). También se le aplicará una inyección de inmunoglobulina Rh. Esto reduce sus probabilidades de sensibilizarse durante las últimas semanas de su embarazo.
  • Si se detecta que su recién nacido es Rh positivo, se analizará la sangre materna nuevamente al momento del parto con una prueba de Coombs indirecta para ver si usted se ha sensibilizado durante la última etapa del embarazo o durante el parto. Si usted no se ha sensibilizado, recibirá otra inyección de inmunoglobulina Rh.

Si usted está sensibilizada al factor Rh

Si usted ya está sensibilizada al Rh o se sensibiliza durante el embarazo, es importante que la observen atentamente para determinar si se está dañando al feto.

  • Si es posible, se le realizará un análisis al padre para ver si el feto podría ser Rh positivo. Si el padre es Rh negativo, el feto será Rh negativo y estará fuera de peligro. Si el padre es Rh positivo, pueden usarse otras pruebas para averiguar el grupo sanguíneo del feto. En algunos centros médicos, la sangre de la madre puede analizarse para averiguar el grupo sanguíneo del feto. Este es un análisis nuevo que no se encuentra ampliamente disponible.
  • Se realiza una prueba de Coombs indirecta en forma periódica durante su embarazo para ver si sus niveles de anticuerpos contra el Rh positivo están en aumento. Este es el curso de tratamiento típico para la mayoría de las mujeres sensibilizadas durante el embarazo.
  • La ecografía Doppler fetal del flujo de sangre en el cerebro muestra la anemia fetal y su gravedad. En un centro médico con expertos en Doppler, esta prueba puede darle la misma información sobre la anemia que la amniocentesis, sin los riesgos.
  • La amniocentesis puede hacerse para analizar el líquido amniótico a fin de detectar señales de problemas fetales o para conocer el grupo sanguíneo y el factor Rh del feto.
  • Podría realizarse una muestra de sangre fetal (cordocentesis) para evaluar en forma directa la salud del feto. Por lo general, este procedimiento se utiliza en forma limitada para vigilar problemas conocidos de sensibilización (como cuando la madre ha tenido muertes fetales anteriores o cuando otras pruebas han demostrado señales de sufrimiento fetal).
  • Podría realizarse una cardiotocografía electrónica (cardiotocografía en reposo) en el tercer trimestre para controlar el estado del feto. Los ritmos cardíacos fetales inusuales detectados durante la cardiotocografía en reposo podrían ser una señal de que el feto tiene anemia relacionada con la sensibilización.
  • Puede usarse una prueba de ecografía fetal a medida que el embarazo avanza para detectar problemas de sensibilización, como retención de líquido fetal (una señal de un caso grave de enfermedad hemolítica del recién nacido).

Generalidades del tratamiento

Si usted está sensibilizada al factor Rh

Si su tipo de sangre es Rh negativo y usted se ha sensibilizado al tipo de sangre Rh positivo, ahora tiene anticuerpos contra el tipo de sangre Rh positivo. Los anticuerpos destruyen los glóbulos rojos Rh positivos. Si usted queda embarazada de un bebé (feto) Rh positivo, los anticuerpos pueden destruir los glóbulos rojos del feto. Esto puede causar anemia.

Si usted ya está sensibilizada al Rh y está embarazada, su tratamiento se concentrará en prevenir o reducir el daño fetal al mínimo y en evitar un parto anticipado (prematuro).

Las opciones de tratamiento dependen de lo bien o mal que esté el feto.

  • Si las pruebas muestran que su feto es Rh positivo, pero solo está levemente afectado por sus anticuerpos contra el factor Rh, se la vigilará atentamente hasta que su embarazo llegue a término. Se adelantará el parto solo si su estado empeora.
  • Si las pruebas indican que su feto está afectado en forma moderada por sus anticuerpos contra el Rh, se vigilará de cerca el estado de su feto hasta que tenga los pulmones lo suficientemente maduros como para que se pueda realizar un parto prematuro. Podría realizarse un parto por cesárea para hacer que el bebé nazca rápidamente o para evitar la dificultad de inducir el trabajo de parto antes de término. Un recién nacido afectado en forma moderada a veces necesita una transfusión de sangre inmediatamente después del nacimiento.
  • Si las pruebas muestran que el feto está afectado en forma grave por sus anticuerpos contra el factor Rh, podría realizarse una transfusión de sangre antes del nacimiento (transfusión de sangre fetal intrauterina). Esto puede realizarse a través del abdomen del feto o directamente a través del cordón umbilical del feto. Probablemente deba realizarse un parto prematuro. A veces, se necesitan múltiples transfusiones de sangre para mantener al feto saludable hasta que los pulmones del feto estén lo suficientemente maduros para funcionar después del nacimiento. A menudo, se realiza un parto por cesárea para hacer que el bebé nazca en forma rápida. A veces, se necesita una transfusión de sangre inmediatamente después del nacimiento.

Prevención

Si usted es Rh negativo y está embarazada

Si usted es una mujer Rh negativo y ha concebido con una pareja Rh negativo, usted no está en riesgo de tener sensibilización al Rh durante el embarazo. (La mayoría de los profesionales de la salud tratan a todas las mujeres Rh negativo embarazadas como si el padre pudiera ser Rh positivo).

Si usted ya está sensibilizada al factor Rh, su embarazo deberá ser vigilado atentamente para prevenir daño fetal. Para obtener más información acerca del tratamiento en fetos y recién nacidos, vea Generalidades del tratamiento.

Si usted es Rh negativo y no está sensibilizada, el tratamiento se concentrará en prevenir la sensibilización al Rh durante el embarazo y el parto. La inmunoglobulina Rh (como RhoGAM) es un tratamiento altamente eficaz para prevenir la sensibilización.

  • Para prevenir que ocurra la sensibilización en una etapa avanzada del embarazo o durante el parto, usted debe aplicarse una inyección de inmunoglobulina Rh alrededor de la semana 28 de su embarazo. Este tratamiento impide que el sistema inmunitario produzca anticuerpos contra los glóbulos rojos Rh positivos de su feto.
  • La inyección de inmunoglobulina Rh también es necesaria si usted ha tenido sangrado vaginal o un procedimiento obstétrico, como amniocentesis o versión cefálica externa.
  • Si su recién nacido es Rh positivo, recibirá inmunoglobulina Rh nuevamente en el término de 72 horas del parto. Al prevenir la sensibilización al Rh a causa del parto, usted protegerá a su próximo feto Rh positivo.
  • Si su recién nacido es Rh negativo, no se puede producir la sensibilización y no se necesita ningún tratamiento.

La inmunoglobulina Rh también se necesita después de un aborto espontáneo, un embarazo molar parcial, un embarazo ectópico o un aborto provocado.

Medicamentos

El uso de inmunoglobulina Rh es eficaz para prevenir la sensibilización al Rh.1 La inmunoglobulina Rh contiene anticuerpos contra el Rh que han sido purificados de donantes humanos. Este tratamiento previene que una madre Rh negativo no sensibilizada produzca anticuerpos contra el tipo de sangre Rh positivo de su feto.

Si se debe adelantar el parto de un feto afectado de menos de 34 semanas, la madre podría recibir un medicamento corticosteroide (betametasona o dexametasona) para acelerar el desarrollo de los pulmones del feto antes de un parto prematuro.

Otro tratamiento

A veces se usa una transfusión de sangre fetal intrauterina para suministrar sangre saludable al feto con un caso grave de la enfermedad hemolítica del recién nacido (que también se llama eritroblastosis fetal).

A veces se le hace una transfusión de sangre o una transfusión de recambio de sangre al recién nacido para tratar la anemia o la ictericia graves relacionadas con la enfermedad hemolítica del recién nacido.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

American Congress of Obstetricians and Gynecologists (ACOG)
Dirección del sitio web: www.acog.org

Referencias

Citas bibliográficas

  1. American College of Obstetricians and Gynecologists (1999, reaffirmed 2010). Prevention of Rh D alloimmunization. ACOG Practice Bulletin No. 4. Obstetrics and Gynecology, 93(5): 1–7.

Otras obras consultadas

  • Moise KJ Jr (2008). Management of rhesus alloimmunization in pregnancy. Obstetrics and Gynecology, 112(1): 164–176.
  • Roman AS, Pernoll ML (2007). Rh isoimmunization and other blood group incompatibilities section of Late pregnancy complications. In AH DeCherney et al., eds., Current Diagnosis and Treatment Obstetrics and Gynecology, pp. 282–287. New York: McGraw-Hill.
  • U.S. Preventive Services Task Force (2004). Screening for Rh (D) incompatibility. Rockville, MD: Agency for Healthcare Research and Quality. Available online: http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf/uspsdrhi.htm

Créditos

Por El personal de Healthwise
Sarah Marshall, MD - Medicina familiar
William Gilbert, MD - Medicina materno-fetal
Última revisión 24 septiembre, 2013

Última revisión: 24 septiembre, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.