Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Prostatitis

Generalidades del tema

¿Qué es la prostatitis?

La prostatitis es la hinchazón o infección de la próstata. Por lo general es dolorosa. La próstata está ubicada justo debajo de la vejiga del hombre y produce parte del líquido que forma el semen. En hombres jóvenes, la próstata tiene aproximadamente el tamaño de una nuez de nogal ("walnut"). Por lo general, se agranda a medida que el hombre envejece.

Existen varios tipos de prostatitis. Estos varían según el tiempo durante el que un hombre haya tenido el problema y del tipo de síntomas que tenga.

¿Qué causa la prostatitis?

A veces, la prostatitis es causada por bacterias, pero con frecuencia se desconoce la causa.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la prostatitis a largo plazo (crónica) con frecuencia son leves y comienzan lentamente a lo largo de semanas o meses. Pueden incluir:

  • Necesidad de orinar con frecuencia. Pero es posible que solo orine cantidades pequeñas.
  • Ardor al orinar.
  • Problemas para comenzar a expulsar el chorro de orina, orinar en una serie de chorros en vez de un chorro continuo, flujo de orina que es más débil de lo normal y goteo después de orinar.
  • Despertarse por la noche para orinar con frecuencia.
  • Una sensación de no vaciar completamente la vejiga.
  • Dolor en la parte baja de la espalda, en la zona que se encuentra entre los testículos y el ano, en la parte inferior del abdomen o en la parte superior de los muslos o encima de la zona púbica. El dolor puede ser peor durante una evacuación de los intestinos.
  • Algo de dolor durante o después de la eyaculación.
  • Dolor en la punta del pene.

Los síntomas de prostatitis aguda son los mismos, pero comienzan de forma repentina y son graves. También pueden incluir fiebre y escalofríos.

Algunos hombres pueden no tener síntomas.

¿Cómo se diagnostica la prostatitis?

Con frecuencia, un médico puede darse cuenta de si usted tiene prostatitis haciéndole preguntas acerca de sus síntomas y antecedentes de salud. También le hará un examen físico, incluyendo un examen de tacto rectal. En esta prueba, el médico introduce un dedo enguantado y lubricado en el recto para sentir la próstata. También es posible que necesite análisis de sangre y orina para averiguar qué tipo de prostatitis tiene o para buscar otra causa de sus problemas.

¿Cómo se trata?

La prostatitis causada por bacterias se trata con antibióticos y cuidado personal.

El tratamiento en el hogar incluye beber abundante líquido y descansar mucho. Tomar analgésicos (medicamentos para el dolor) de venta libre también puede ayudar.

Es posible que su médico le recete medicamentos para controlar el dolor y reducir la hinchazón. También podría recetarle un medicamento para ablandar sus heces y relajar los músculos de la vejiga.

La cirugía rara vez se utiliza para el tratamiento de la prostatitis.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca de la prostatitis:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud. Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.
  Manejo del estrés: Cómo hacer relajación progresiva de los músculos

Causa

Prostatitis crónica

La mayoría de los hombres con prostatitis tienen prostatitis crónica, que también puede llamarse síndrome del dolor pélvico crónico. Se desconoce la causa de este tipo de prostatitis.

Prostatitis aguda y prostatitis bacteriana crónica

Las bacterias que infectan la próstata causan prostatitis aguda y prostatitis bacteriana crónica. Las bacterias ingresan a la próstata más probablemente:

  • A través de la uretra.
  • Por estar presentes en la orina debido a una infección en la vejiga.
  • Al ser introducidas por el uso de una sonda urinaria.

Síntomas

Los síntomas son similares para todas las formas de prostatitis, con la excepción de la prostatitis aguda.

Los síntomas de prostatitis crónica pueden incluir:

  • Una necesidad de orinar con frecuencia, aunque es posible que solo orine poca cantidad.
  • Una sensación de ardor al orinar (disuria).
  • Dificultad para empezar a orinar, flujo interrumpido (orinar en una serie de chorros en vez de un chorro continuo), flujo de orina más débil de lo normal y goteo después de orinar.
  • Orinar en exceso a la noche (nicturia).
  • Una sensación de no haber vaciado la vejiga por completo.
  • Dolor o molestia en la parte baja de la espalda, en la zona que se encuentra entre los testículos y el ano, en la parte inferior del abdomen o en la parte superior de los muslos o encima de la zona púbica. El dolor podría empeorar durante la evacuación del intestino.
  • Dolor o molestia indeterminada durante la eyaculación o después de esta.
  • Dolor en la punta del pene.

En el caso de la prostatitis aguda, los síntomas son intensos, aparecen de manera repentina e incluyen fiebre y escalofríos. Las señales de prostatitis bacteriana crónica podrían ser más leves y aparecer en forma repentina o gradual a lo largo de semanas o meses, y los síntomas podrían aparecer y desaparecer. No pueden utilizarse los síntomas solos para determinar el tipo de prostatitis que tiene.

Otras afecciones, como una infección en la vejiga o la hiperplasia prostática benigna (BPH, por sus siglas en inglés), pueden causar síntomas similares a los de la prostatitis.

Qué sucede

La prostatitis, especialmente si se prolonga durante mucho tiempo, puede causar estrés, ansiedad y depresión.

Prostatitis crónica

La prostatitis crónica a menudo mejora con el tiempo sin complicaciones graves. Pero a veces, los síntomas reaparecen inesperadamente.

Prostatitis aguda

Los hombres con prostatitis aguda tienen dolor intenso y fiebre. La mayoría de los hombres se recuperan por completo cuando reciben tratamiento con antibióticos. Demorar el tratamiento aumenta el riesgo de complicaciones, como sepsis o un absceso en la próstata.

Prostatitis bacteriana crónica

La prostatitis bacteriana crónica puede ser difícil de tratar, porque a algunos medicamentos se les dificulta llegar a la próstata.

Los hombres con prostatitis bacteriana crónica comúnmente tienen reiteradas infecciones urinarias. La infección podría propagarse al epidídimo.

La presencia de piedras infectadas en la próstata (cálculos prostáticos) puede dificultar el tratamiento de la prostatitis bacteriana crónica.

Qué aumenta el riesgo

Las cosas que pueden aumentar el riesgo de prostatitis incluyen:

Si usted ha tenido prostatitis bacteriana crónica, tiene mayores probabilidades de tenerla nuevamente.

Cuándo llamar al médico

Comuníquese con su médico de inmediato si tiene fiebre repentina, escalofríos y síntomas urinarios, como dolor o ardor al orinar o sangre o pus en la orina. Estos síntomas pueden indicar prostatitis aguda.

Llame a su médico si tiene:

  • Síntomas urinarios y dolor persistente en la parte baja de la espalda, en el escroto, en el pene o en la zona que se encuentra entre el escroto y el ano, o si tiene dolor al eyacular o al evacuar el intestino.
  • Infecciones urinarias (UTI, por sus siglas en inglés) recurrentes.
  • Secreción del pene o llagas en los genitales.
  • Problemas para orinar, como orinar en exceso a la noche, problemas para comenzar a orinar, disminución del chorro de orina o micción frecuente no relacionada con beber mucho líquido.

Espera vigilante

La mayoría de los hombres tendrán alguna molestia en la próstata (prostatitis) en algún momento de su vida. Si usted no tiene fiebre y escalofríos ni un dolor extremo, podría probar el tratamiento en el hogar durante algunas semanas. Tome analgésicos (medicamentos para el dolor) sin receta, como la aspirina, el ibuprofeno o el acetaminofén, para aliviar el dolor. Pero si los síntomas urinarios y el dolor continúan, no dude en ver a un médico.

A quién consultar

Entre los profesionales de la salud que pueden evaluar y tratar la prostatitis se incluyen:

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

Si su médico sospecha que usted tiene prostatitis, comenzará con una evaluación de sus antecedentes de salud y un examen físico completos. El tipo de prostatitis que usted tiene no puede determinarse solo a partir de su historial y sus síntomas. Su médico le hará pruebas para averiguar la causa de la prostatitis.

La prostatitis aguda es el tipo menos común, pero es el más fácil de diagnosticar. Si se sospecha que tiene prostatitis aguda, se le realizará un cultivo de orina para detectar la presencia y el tipo de bacterias.

Si sus antecedentes y su examen físico indican que no tiene prostatitis aguda, es posible que le realicen una prueba premasaje y posmasaje prostático (PPMT, por sus siglas en inglés) o una prueba de expresión de secreciones prostáticas para averiguar qué tipo de prostatitis tiene. Si se sospecha que el paciente tiene prostatitis aguda, no se realiza la prueba de expresión de secreciones prostáticas, debido a que cuando la próstata está inflamada o infectada, el masaje que se realiza a fin de obtener una muestra para las pruebas es muy doloroso y posiblemente peligroso. Algunos médicos consideran que realizar masajes en una próstata infectada aumenta el riesgo de desarrollar una infección bacteriana en la sangre (septicemia).

Es posible que sea necesario realizar más pruebas si:

  • Sus síntomas no mejoran con el tratamiento.
  • Sigue teniendo infecciones de la próstata.
  • Los síntomas podrían ser causados por cáncer de vejiga o cáncer de próstata.
  • Su médico sospecha que usted tiene una complicación relacionada con la prostatitis, como un absceso.

Entre las pruebas que podrían realizarse se incluyen:

Generalidades del tratamiento

El tratamiento para la prostatitis suele comenzar con la administración de antibióticos durante varias semanas. Si usted comienza a sentirse mejor, es posible que deba tomar los medicamentos durante 2 o 3 meses. Si no mejora mientras toma antibióticos, es posible que le realicen más pruebas.

Prostatitis crónica

Es posible que necesite probar más de un tratamiento. No hay un tratamiento estándar que funcione bien para todos los hombres.

  • Primero se prueba con antibióticos. Si sus síntomas no mejoran, el tratamiento con estos medicamentos suele detenerse.
  • Pueden usarse relajantes musculares y bloqueadores alfa si los espasmos musculares están causando dolor o problemas para orinar.
  • Los medicamentos para reducir la inflamación, como los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), pueden aliviar el dolor.
  • Pueden usarse inhibidores de la 5 alfa reductasa, medicamentos que retardan el crecimiento de la próstata.
  • La fisioterapia, el ejercicio o la masoterapia pueden ayudar a algunos hombres.
  • La asesoría psicológica, la biorretroalimentación o las técnicas de relajación pueden ayudar a reducir el estrés que contribuye al dolor.
  • Ciertos extractos de plantas, como el extracto de polen de abeja (Cernilton) o la quercetina (Prosta-Q), pueden brindar algo de alivio.1

Prostatitis aguda

El tratamiento para la prostatitis aguda tiene como objetivo curar la infección y prevenir las complicaciones. La prostatitis aguda bacteriana se trata con antibióticos, analgésicos (medicamentos para el dolor) y medicamentos para la fiebre, ablandadores de heces, consumo de líquido y reposo.

  • Si usted no puede orinar o necesita antibióticos intravenosos, es posible que lo hospitalicen por un corto tiempo para recibir tratamiento.
  • La mayoría de los hombres se recuperan rápidamente. El tratamiento (generalmente en casa) dura de 4 a 6 semanas.

Prostatitis bacteriana crónica

El tratamiento para la prostatitis bacteriana crónica tiene como objetivo curar la infección y prevenir las complicaciones. Se administran antibióticos de 6 a 12 semanas. El tratamiento con antibióticos a largo plazo podría ser necesario si la infección regresa.

  • Las piedras infectadas en la próstata (cálculos prostáticos) pueden hacer que resulte más difícil curar la infección. Es posible que deban extraerse quirúrgicamente.
  • Tal vez tengan que operarlo si problemas de las vías urinarias, como el estrechamiento del cuello de la vejiga o de la uretra, están causando la prostatitis.
  • La extirpación quirúrgica de la próstata (prostatectomía) a causa de infecciones reiteradas se utiliza en raras ocasiones y solo como último recurso.

Prevención

Tal vez pueda prevenir la prostatitis.

  • Tenga buenos hábitos de higiene y mantenga el pene limpio.
  • Beba suficiente líquido para poder orinar con regularidad.
  • Busque tratamiento temprano para una posible infección urinaria.

Tratamiento en el hogar

La prostatitis suele tratarse con antibióticos y otros medicamentos recetados por su médico. Pero existen algunas medidas que puede tomar en el hogar que podrían ayudarle a sentirse más cómodo:

  • Tomar analgésicos de venta libre, como aspirina, medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) o acetaminofén. Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta.
  • Sentarse en una tina con agua tibia que apenas le cubra las nalgas o probar un baño de asiento.
  • Cuidarse cuando tiene una infección. Descanse lo suficiente y beba mucho líquido. Esto le hará sentir mejor y podría acelerar su recuperación.
  • Comer abundantes alimentos con alto contenido de fibra, como frutas, verduras y panes y cereales integrales. Y beber suficiente agua para evitar el estreñimiento. Hacer un esfuerzo para evacuar el intestino podría ser muy doloroso cuando la próstata está inflamada; por eso, utilice ablandadores de heces si es necesario.
  • Hacer actividad física. Estar sentado por períodos de tiempo prolongados puede empeorar este problema. Pero el ejercicio, especialmente el ejercicio aeróbico, parece ayudar.
  • Evitar el alcohol, la cafeína y los alimentos condimentados, como ají picante, chiles, pepinillos y salsa, especialmente si empeoran sus síntomas.
  • Probar el manejo del estrés: respiración profunda, relajación, ejercicio suave y eliminación de circunstancias estresantes. El estrés y la ansiedad podrían hacer que sus síntomas empeoren.
Manejo del estrés

Medicamentos

El tratamiento de la prostatitis suele comenzar con antibióticos y posiblemente otros medicamentos para aliviar los síntomas. Si usted comienza a mejorar, es posible que deba continuar tomando antibióticos por 2 o 3 meses. Durante este tiempo, asegúrese de tomar los antibióticos tal como se los recetaron. Si no comienza a mejorar mientras toma medicamentos, su médico podría querer que se haga más pruebas.

Opciones de medicamentos

Prostatitis crónica

La prostatitis crónica suele tratarse primero con antibióticos según la posibilidad de que no se haya detectado una infección existente durante los análisis. Pero los expertos desaconsejan el tratamiento con antibióticos a largo plazo a menos que se sospeche la presencia de una infección bacteriana poco común.

Los medicamentos que pueden usarse para tratar la prostatitis crónica incluyen:

Prostatitis bacteriana aguda y crónica

Los antibióticos son fundamentales para tratar la prostatitis bacteriana aguda o crónica. Es posible que su médico le recete determinados antibióticos, según sus antecedentes de salud, sus síntomas y otros factores, como la edad. Es posible que también se utilicen otros medicamentos para ayudar a controlar los síntomas, entre los que se incluyen:

La prostatitis bacteriana crónica podría requerir antibióticos a largo plazo especialmente si los síntomas regresan. Algunos hombres necesitan tratamiento con dosis bajas de antibióticos durante un período prolongado para controlar la infección y prevenir infecciones urinarias (UTI, por sus siglas en inglés) reiteradas.

Cirugía

La cirugía para la prostatitis podría ser necesaria para tratar una prostatitis bacteriana crónica que no responde al tratamiento a largo plazo con antibióticos y que causa reiteradas infecciones urinarias. Podría operarse para extraer parte de la próstata o para extraer piedras infectadas de la próstata (cálculos prostáticos). Pero esto no siempre cura la infección y podría empeorar los síntomas. Normalmente, la cirugía solo se realiza cuando han fracasado todos los demás tratamientos.

Opciones de cirugía

La extirpación quirúrgica de parte de la próstata para eliminar cálculos prostáticos o para tratar una infección que no responde al tratamiento con antibióticos se llama prostatectomía transuretral.

La cirugía para extirpar parte de la próstata que está obstruyendo el flujo de orina se llama resección transuretral de la próstata (TURP, por sus siglas en inglés). Este tipo de cirugía puede hacerse en hombres con hiperplasia prostática benigna (BPH, por sus siglas en inglés) que están teniendo problemas de prostatitis.

Otro tratamiento

Masaje prostático

El masaje prostático en los casos de prostatitis (extracción de líquido de la próstata por parte de un médico) es un viejo tratamiento que muchos médicos están volviendo a utilizar debido a que los medicamentos no siempre curan con éxito la prostatitis.

Para masajear la próstata, el médico introduce un dedo enguantado y lubricado en el recto y ejerce presión contra la próstata varias veces. Es posible que deba realizar este procedimiento 2 o 3 veces a la semana. El motivo por el que esta técnica funciona no se conoce con certeza, pero se cree que el masaje ayuda a abrir conductos obstruidos de la próstata, y mejora la circulación y la penetración de los antibióticos dentro de la próstata.

El masaje prostático no se realiza en los casos de prostatitis aguda, debido a que podría hacer que las bacterias se propaguen desde la próstata y causen una infección más extendida (sepsis).

Otros tratamientos que podrían ser útiles para la prostatitis incluyen:

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse
Dirección del sitio web: www.kidney.niddk.nih.gov

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Anothaisintawee T, et al. (2011). Management of chronic prostatitis/chronic pelvic pain syndrome. JAMA, 305(1): 78–86.

Otras obras consultadas

  • Gupta K, Trautner BW (2012). Urinary tract infections, pyelonephritis, and prostatitis. In DL Longo et al., eds., Harrison's Principles of Internal Medicine, 18th ed., vol. 2, pp. 2387–2395. New York: McGraw-Hill.
  • Kuritzky L (2013). Prostatitis. In ET Bope, RD Kellerman, eds., Conn's Current Therapy 2013, pp. 969–972. Philadelphia: Saunders.
  • Le B, Schaeffer AJ (2011). Chronic prostatitis, search date August 2010. BMJ Clinical Evidence. Available online: http://www.clinicalevidence.com.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Christopher G. Wood, MD, FACS - Urología, Oncología
Última revisión 11 noviembre, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.