Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Enfermedad ósea de Paget

Generalidades del tema

El esqueleto

¿Qué es la enfermedad de Paget?

La enfermedad de Paget, u osteítis deformante, es un problema de crecimiento óseo anormal. Puede afectar solamente a un hueso, pero suele afectar a más de uno.

  • En el hueso normal, el tejido óseo se desintegra continuamente, el organismo lo absorbe, y se vuelve a formar con células nuevas.
  • En la enfermedad de Paget, el tejido óseo se desintegra y se absorbe mucho más rápido de lo normal, de modo que el organismo acelera el proceso de reconstrucción ósea. Pero este hueso nuevo a menudo es débil y quebradizo, y se fractura fácilmente.

La enfermedad de Paget es más frecuente en personas mayores de 50 años y el riesgo de tenerla aumenta con la edad. La mayoría de las personas que la tienen pueden llevar vidas normales.

¿Cuál es la causa de la enfermedad de Paget?

La causa de la enfermedad de Paget no está clara. Pero puede estar relacionada con:

  • Genética. Usted tiene más probabilidades de llegar a tener la enfermedad de Paget si sus padres, hermanos o hermanas la tienen.
  • Virus. Se han encontrado los virus relacionados con el sarampión de las personas y el moquillo de los perros en los huesos de personas con la enfermedad de Paget. Pero no hay evidencia de que estos virus causen esta enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas?

La mayoría de las personas con la enfermedad de Paget no tiene síntomas. Cuando hay síntomas, los más comunes son:

  • Dolor en los huesos. Puede ser peor por la noche y mejorar con el ejercicio. Las personas a menudo confunden el dolor con envejecimiento normal o artritis.
  • Huesos deformados, como piernas arqueadas, cráneo o caderas agrandados o columna vertebral curvada.
  • Huesos rotos, o fracturas.

Pueden ocurrir otros síntomas según la parte del cuerpo que esté afectada por la enfermedad de Paget.

  • Si afecta el cráneo, es posible que tenga síntomas como dolores de cabeza, músculos faciales caídos (caída facial), problemas para oír o dientes flojos.
  • Si afecta a la columna, puede dañar nervios y causar dolor, entumecimiento o debilidad en la pierna. También puede provocar una afección que requiere atención médica de urgencia que se llama síndrome de la cola de caballo que resulta en la pérdida de la sensibilidad en la zona pélvica y las piernas.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Paget?

La enfermedad de Paget a menudo se encuentra por casualidad cuando una persona ve a un médico por un problema como dolor de cadera o de espalda. Una radiografía anormal o un análisis de sangre pueden llevar al médico a descubrir esta enfermedad.

Para diagnosticar la enfermedad de Paget, el médico le preguntará sobre su salud anterior, le hará un examen físico y solicitará pruebas como:

  • Radiografías de los huesos. Los huesos afectados a menudo se ven deformados y demasiado gruesos en las radiografías.
  • Gammagrafía ósea. Esta es la mejor prueba para diagnosticar la enfermedad de Paget. Tal vez le hagan una gammagrafía ósea de todo el cuerpo para determinar qué huesos están afectados.
  • Análisis de sangre y de orina. El análisis más importante para diagnosticar la enfermedad de Paget es un análisis de sangre para ver el nivel de la fosfatasa alcalina, una enzima producida por el hueso. Si el nivel de esta enzima es alto, su médico querrá hacerle otras pruebas.

También puede necesitar otras pruebas, como una resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) o una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés).

¿Cómo se trata?

Muchas personas no necesitan tratamiento para la enfermedad de Paget. Pero aun si no necesita tratamiento, todavía tendrá que ver a su médico regularmente desde ahora en adelante. Esto le permitirá a su médico detectar otros problemas que pudiera tener usted a causa de la enfermedad, como artritis, fracturas o problemas neurológicos (de los nervios).

Su médico puede recetarle medicamentos si tiene síntomas o si no tiene síntomas pero corre el riesgo de tener otros problemas a causa de la enfermedad de Paget. El medicamento puede ayudar a reducir la desintegración del tejido óseo, controlar los síntomas como el dolor en los huesos y prevenir otros problemas como artritis, fracturas o daño nervioso.

  • Los bisfosfonatos suelen ser los primeros medicamentos que se recetan para la enfermedad de Paget. A menudo hacen que la enfermedad se vuelva inactiva, a veces por años o décadas. Si vuelve a activarse, tal vez tenga que tomar este medicamento de vez en cuando para mantener la enfermedad bajo control.
  • Pueden recetarle calcitonina si tiene problemas con los bisfosfonatos. Tiene beneficios parecidos.

Si todavía tiene dolor mientras toma su medicamento recetado, puede probar:

  • Un analgésico (medicamento para el dolor) de venta libre como el acetaminofén, el naproxeno o el ibuprofeno. Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta.
  • Acupuntura o técnicas de relajación como imaginación guiada o biorretroalimentación.

También podría necesitar otros tratamientos, como:

  • Fisioterapia para desarrollar los músculos y mejorar el equilibrio. Esto puede ayudar a reducir las caídas y prevenir la fractura de huesos.
  • Férulas o aparatos ortopédicos para sostener los huesos y las articulaciones y ayudar a prevenir que se fracturen los huesos débiles.
  • Un bastón o un andador para que le ayude a evitar caídas y fracturarse un hueso.
  • Un audífono si la enfermedad ha causado pérdida de la audición.

Algunas personas podrían necesitar cirugía para reemplazar la articulación dañada de la cadera o de la rodilla.

¿Qué puede hacer en el hogar para la enfermedad de Paget?

Hay muchas cosas que se pueden hacer para obtener alivio cuando se tiene la enfermedad de Paget.

  • Aprenda maneras de manejar el dolor. Por ejemplo, podría llevar un diario del dolor para averiguar qué le empeora o alivia el dolor.
  • Tenga cuidado de evitar caídas. Por ejemplo, mantenga los pasillos de su casa libres de obstáculos y de cables eléctricos. Instale barandas para tomarse de ellas en el baño.
  • Haga ejercicios con soporte de peso para mantener sus huesos fuertes. Caminar, bailar o levantar pesas podrían ser buenas actividades, pero asegúrese de no sobrecargar los huesos afectados. Su médico o fisioterapeuta pueden sugerir ejercicios para usted.
  • Siga una dieta saludable que incluya abundante calcio y vitamina D. Necesita de ambos para tener huesos fuertes.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Academy of Orthopaedic Surgeons (AAOS)
www.orthoinfo.aaos.org
NIH Osteoporosis and Related Bone Diseases National Resource Center (U.S.)
www.niams.nih.gov/Health_Info/Bone

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Anne C. Poinier, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Jennifer Hone, MD - Endocrinología, Diabetes y Metabolismo

Revisado30 agosto, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.