Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Osteoporosis

Generalidades del tema

El sistema óseo

¿Es para usted este tema?

Este tema trata sobre la osteoporosis, incluyendo cómo ayudar a prevenirla y también cómo se diagnostica y se trata. Para obtener más información sobre cómo la osteoporosis afecta a los hombres, vea el tema Osteoporosis en hombres.

¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis es una enfermedad que afecta los huesos. Significa que usted tiene huesos que son finos y quebradizos, con muchos agujeros en el interior, como una esponja. Esto hace que sean fáciles de romperse. La osteoporosis puede provocar rotura de huesos (fracturas) en la cadera, la columna vertebral y la muñeca. Estas fracturas pueden incapacitarla y hacer que le sea difícil vivir por su cuenta.

La osteoporosis afecta a millones de personas mayores. Por lo general aparece después de los 60 años de edad. Es más común en las mujeres, pero los hombres también pueden tenerla.

¿Qué causa la osteoporosis?

La osteoporosis está causada por falta de fortaleza o densidad ósea (en los huesos). Con la edad, los huesos se vuelven más finos de manera natural. Pero hay cosas que pueden aumentar la probabilidad de tener el grave adelgazamiento óseo de la osteoporosis. Estas cosas se llaman factores de riesgo.

Riesgos por la edad, el sexo y la complexión física
  • Su edad. Su riesgo aumenta con la edad.
  • Ser una mujer que ha pasado por la menopausia. Después de la menopausia, el cuerpo produce menos estrógeno. El estrógeno protege al cuerpo de la disminución de la masa ósea.
  • Tener una estructura corporal delgada
Riesgos por antecedentes familiares
  • Sus antecedentes familiares. La osteoporosis tiende a ser hereditaria.
  • Su raza. Las personas de origen europeo y asiático tienen la mayor probabilidad de tener osteoporosis.
Riesgos por estilo de vida
  • Fumar
  • No hacer suficiente ejercicio de soporte de peso
  • Beber demasiado alcohol
  • No obtener una cantidad suficiente de calcio y vitamina D

¿Cuáles son los síntomas?

La osteoporosis puede haber avanzado mucho antes de que usted lo note. En ocasiones, la primera señal es un hueso roto en la cadera, la columna vertebral o la muñeca a consecuencia de una caída o un golpe.

Según empeora la enfermedad, usted puede tener otras señales, como dolor de espalda. Podría notar que ya no es tan alta como antes y que tiene la columna encorvada.

¿Cómo se diagnostica la osteoporosis?

Su médico le preguntará acerca de sus síntomas y le hará un examen físico. También se le podría hacer una prueba para medir el grosor de sus huesos (prueba de densidad ósea) y su riesgo de fracturas.

Si la prueba indica que el grosor de sus huesos es menor de lo normal pero no es osteoporosis, usted podría tener osteopenia. Es una forma menos grave de pérdida de masa ósea.

Es importante detectar y tratar la osteoporosis temprano para prevenir fracturas de huesos. Los expertos recomiendan una prueba de densidad ósea (densitometría ósea) para las mujeres de 65 años y mayores. Si usted tiene un riesgo mayor de fracturas, es mejor empezar a hacerse la prueba antes.

¿Cómo se trata?

El tratamiento para la osteoporosis incluye medicamentos para reducir la pérdida de masa ósea y reforzar el grosor de los huesos. Los medicamentos también pueden aliviar el dolor causado por las fracturas u otros cambios en los huesos.

Es importante consumir suficiente calcio y vitamina D y tomar los medicamentos recetados para la enfermedad. Se necesita calcio y vitamina D para formar huesos fuertes y sanos.

Usted puede frenar la osteoporosis si adopta hábitos saludables. Si fuma, deje de hacerlo. Haga bastante ejercicio. Caminar, trotar, bailar y levantar pesas puede fortalecer los huesos. Coma una combinación saludable de alimentos que contengan calcio y vitamina D. Pruebe yogur, queso y leche (para el calcio). Coma huevos, pescados grasos y cereal enriquecido (para la vitamina D).

Hacer cambios, aunque sean pequeños, en su dieta y ejercicio, junto con los medicamentos, puede ayudarle a prevenir roturas de huesos.

Cuando se tiene osteoporosis, es importante protegerse de las caídas. Reduzca el riesgo de romperse un hueso haciendo su hogar más seguro. Asegúrese de que haya suficiente luz en su hogar. Elimine las alfombras pequeñas y los objetos desordenados con los que pueda tropezar. Instale pasamanos sólidos en las escaleras. Pruebe a hacer ejercicios para aumentar su fuerza y equilibrio.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca de la osteoporosis:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Cómo vivir con la osteoporosis:

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud. Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.
  Osteoporosis: ¿Debería realizarme una prueba de absorciometría de rayos X de energía dual (DXA)?
  Osteoporosis: ¿Debería tomar bisfosfonatos?

Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud. Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.
  Alimentación saludable: Tomar calcio y vitamina D
  Cómo envejecer bien: Preparar su hogar a prueba de caídas

Causa

El tejido óseo se deteriora como parte natural del envejecimiento. Es absorbido a una mayor velocidad de la que se produce el nuevo hueso, por lo que los huesos se adelgazan. Es más probable que usted tenga osteoporosis si no alcanzó el grosor óseo ideal (densidad ósea) durante los años de infancia y adolescencia.

En las mujeres, la pérdida ósea aumenta alrededor de la menopausia, cuando los ovarios disminuyen la producción de estrógeno, una hormona que protege contra la pérdida ósea. Por lo tanto, cuanto más edad tenga usted, mayor será la probabilidad de que tenga osteoporosis .

No consumir suficiente calcio y vitamina D contribuye al adelgazamiento de los huesos. Además, tener huesos delgados puede ser hereditario.

Síntomas

En las etapas iniciales de la osteoporosis, es probable que usted no tenga síntomas. A medida que la enfermedad progrese, usted podría tener síntomas relacionados con huesos debilitados, lo que incluye:

Qué sucede

En un adulto normal y saludable, el hueso se absorbe constantemente en el cuerpo y luego se reconstituye. Durante la infancia y los años de la adolescencia, el nuevo tejido óseo se añade con mayor rapidez de la que se absorbe el hueso existente. Como resultado, los huesos se hacen más grandes y pesados hasta cerca de los 30 años de edad, cuando se alcanza el máximo de masa ósea (densidad). Cuanta mayor masa ósea usted haya desarrollado a temprana edad, menor será su probabilidad de tener osteoporosis.

Después de los 30 años, las personas pierden una pequeña cantidad de hueso cada año.

Una persona cuyos huesos se están adelgazando podría ser diagnosticada con una densidad ósea menor de la normal (osteopenia). La osteopenia a veces progresa a osteoporosis.

Cuando los huesos se adelgazan, pierden fuerza y se rompen más fácilmente. Los huesos que más se rompen a causa de la osteoporosis son:

  • La columna vertebral. Cerca de la mitad de los huesos rotos a causa de la osteoporosis son huesos en la columna vertebral.1 Las vértebras que están debilitadas a causa de la osteoporosis pueden romperse y colapsarse una encima de la otra. (Esto se llama aplastamiento vertebral). Estas fracturas de la columna vertebral pueden causar dolor de espalda, postura encorvada, pérdida de altura y una parte superior de la espalda encorvada (joroba de la viuda).
  • La cadera. Las fracturas de la cadera frecuentemente están causadas por una caída. Pueden dificultarle seriamente el desplazamiento. Y suelen requerir una cirugía mayor. Después de una fractura de cadera, es posible que tenga complicaciones médicas, tales como coágulos de sangre, úlceras de decúbito o neumonía. Para conocer más detalles, vea el tema Fractura de cadera.
  • La muñeca y el antebrazo. Las fracturas de la muñeca pueden hacer que usted sea menos activa e independiente.2

En las mujeres, la pérdida ósea aumenta cuando los ovarios disminuyen la producción de estrógeno, una hormona que protege contra la pérdida ósea.

Qué aumenta el riesgo

El riesgo de osteoporosis aumenta con la edad a medida que los huesos se vuelven naturalmente más delgados. Pero no suele afectar a las personas hasta que tienen 60 años o más.

Antecedentes familiares y personales

Las cosas que aumentan el riesgo de osteoporosis incluyen:

  • Tener antecedentes familiares de osteoporosis. Si su madre, padre o hermano/a ha sido diagnosticado con osteoporosis o ha tenido huesos rotos a causa de una lesión menor, usted tiene una mayor probabilidad de tener osteoporosis.
  • Pasar la menopausia. El estrógeno protege a las mujeres de la pérdida ósea, y los niveles de estrógeno disminuyen después de la menopausia. Las mujeres cuyos ovarios no funcionan correctamente o han sido extraídos también están en riesgo debido a niveles más bajos de estrógeno.

Riesgos por estilo de vida

  • Fumar. Las personas que fuman pierden densidad ósea con mayor rapidez que los no fumadores.
  • Consumo de alcohol. El consumo excesivo de alcohol puede disminuir la formación de los huesos y aumenta el riesgo de caídas. Un consumo excesivo de alcohol es más de 2 bebidas estándar al día para los hombres y más de 1 bebida al día para las mujeres.
  • Hacer muy poco o nada de ejercicio. Los ejercicios de soporte de peso incluyen caminar, trotar, subir escaleras, bailar y levantar pesas. Mantienen los huesos fuertes y sanos al trabajar los músculos y los huesos contra la gravedad. El ejercicio podría mejorar su equilibrio y reducir su riesgo de caerse.
  • Dieta inadecuada. Una dieta deficiente en alimentos que contengan calcio y vitamina D aumenta su riesgo de tener huesos delgados.

Otras cosas que aumentan el riesgo

Otros factores de riesgo incluyen:

  • Tomar corticosteroides o algunos otros medicamentos.
  • Permanecer inactivo o encamado por largos periodos de tiempo.
  • Hacer demasiadas dietas o tener un trastorno alimenticio, como anorexia nerviosa.
  • Ser una atleta si tiene pocos ciclos menstruales o ciclos irregulares debido a que tiene grasa corporal baja.

Descubra su riesgo de fracturas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha creado una herramienta llamada FRAX. Sus médicos podrían usar la herramienta FRAX para ayudar a predecir su riesgo de tener una fractura relacionada con la osteoporosis en los próximos 10 años. Usted también puede usar esta herramienta. Vaya al sitio web www.sheffield.ac.uk/FRAX y haga clic en la Herramienta de cálculo. Si le han hecho una prueba de densidad ósea en la cadera, usted puede ingresar su cifra. Si no le han hecho esa prueba, puede dejar el espacio en blanco.

Cuándo llamar al médico

Llame a su médico de inmediato si usted:

  • Piensa que se ha fracturado un hueso, observa una deformidad después de una caída, o no puede mover una parte del cuerpo.
  • Siente dolor grave y repentino al soportar peso.

Llame a su médico para programar una cita si:

  • Quiere hablar acerca de su riesgo de tener osteoporosis.
  • Tiene síntomas de menopausia o ya ha pasado la menopausia y quiere hablar acerca de si debería tomar medicamentos para prevenir la osteoporosis.
  • Ha recibido tratamiento para una fractura causada por una lesión menor, por ejemplo por una caída simple, y quiere hablar acerca de su riesgo de osteoporosis.

Si usted tiene cerca de 65 años, tiene osteopenia, o piensa que tiene un alto riesgo de osteoporosis, hable con su médico sobre sus inquietudes.

Espera vigilante

Si usted no tiene factores de riesgo de osteoporosis y ya está tomando medidas de prevención, tales como consumir suficiente calcio y vitamina D, es posible que solo necesite exámenes de rutina.

A quién consultar

Los profesionales de la salud que pueden evaluar sus síntomas y su riesgo de tener osteoporosis incluyen:

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

Un diagnóstico de osteoporosis se basa en su historial de salud, en un examen físico y en una prueba para medir el grosor de los huesos (densidad).

Historial médico y examen físico

Su médico va a:

  • Informarse sobre su historial de salud haciéndole preguntas sobre su historial de salud y el de su familia.
  • Medir su estatura y comparar los resultados con mediciones anteriores.
  • Examinar su cuerpo para comprobar si hay señales de fracturas anteriores, como cambios en la forma de sus huesos largos y su columna vertebral.

Pruebas

Se le realizará una prueba de densidad ósea (densitometría ósea). Esta le ayuda a su médico a estimar la fuerza de sus huesos.

Los análisis de orina y de sangre de rutina pueden descartar otras afecciones médicas, como hiperparatiroidismo, hipertiroidismo y el síndrome de Cushing. Estas afecciones pueden causar pérdida de masa ósea.

Detección temprana

Si usted o su médico opinan que usted puede tener riesgo de osteoporosis, podrían realizarle una prueba de detección para comprobar la densidad de sus huesos. Una prueba de detección podría ser una buena opción si usted tiene:

  • Una fractura por una lesión menor que podría haber sido causada por osteoporosis.
  • Otra afección médica que se sabe que causa adelgazamiento óseo.
  • Factores de riesgo o síntomas que sugieren que usted podría tener osteoporosis.

Los expertos recomiendan que todas las mujeres de 65 años o más se hagan una densitometría ósea de manera regular para detectar osteoporosis. Si usted tiene un mayor riesgo de fracturas por osteoporosis, los exámenes de rutina deberían comenzar antes.3 El Grupo Especial de Servicios Preventivos de los EE. UU. (U.S. Preventive Services Task Force o USPSTF, por sus siglas en inglés) recomienda que usted y su médico examinen su riesgo de fracturas utilizando una herramienta como FRAX como ayuda para decidir si se le deberían hacer pruebas de detección de osteoporosis. Hable con su médico sobre sus factores de riesgo y cuándo comenzar a hacerse pruebas de densidad ósea.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Osteoporosis: ¿Debería realizarme una prueba de absorciometría de rayos X de energía dual (DXA)?

Cómo usar la herramienta FRAX

La herramienta FRAX fue desarrollada por la Organización Mundial de la Salud para ayudar a predecir su riesgo de tener una fractura relacionada con la osteoporosis en los próximos 10 años. La herramienta está dirigida a personas que no están ya siendo tratadas con medicamentos para la osteoporosis. Usted puede usar esta herramienta. Vaya al sitio web www.sheffield.ac.uk/FRAX y haga clic en la Herramienta de cálculo. Si le han hecho una prueba de densidad ósea en la cadera, usted puede ingresar su cifra. Si no le han hecho esa prueba, puede dejar el espacio en blanco.

Pruebas de detección en mujeres jóvenes

La mayoría de los expertos recomiendan que la decisión de realizar pruebas de detección en mujeres jóvenes se tome analizando cada caso particular. La necesidad de realizar pruebas dependerá del riesgo de osteoporosis y de si los resultados de las pruebas ayudarán a tomar decisiones sobre el tratamiento.

Ecografías

En eventos como las ferias de salud, a veces se ofrecen ecografías como una prueba rápida para detectar osteoporosis. La ecografía por sí misma no es una prueba confiable para diagnosticar la osteoporosis. Pero si los resultados de una ecografía muestran una densidad ósea baja, su médico puede ayudarle a decidir si usted debería realizarse una densitometría ósea.

Generalidades del tratamiento

El tratamiento para la osteoporosis es importante para prevenir las fracturas y ayudarle a desplazarse y desenvolverse adecuadamente. Suele incluir cambios en el estilo de vida y medicamentos. Nunca es demasiado tarde para establecer y mantener hábitos saludables que puedan disminuir el adelgazamiento de los huesos.

Cambios en el estilo de vida

Tome calcio y vitamina D

Es probable que su médico le recomiende que consuma alimentos ricos en calcio y vitamina D. Estos nutrientes mantienen los huesos sanos y fuertes.

Sus huesos necesitan la vitamina D para absorber el calcio. Consumir más vitamina D puede ayudar a prevenir las caídas en personas mayores que tienen un bajo nivel de vitamina D.4 Y algunos estudios indican que tomar vitamina D puede reducir la probabilidad de romperse un hueso.5 Hable con su médico acerca de determinar su nivel de vitamina D para asegurarse de que usted está obteniendo la cantidad suficiente.

Haga ejercicios de soporte de peso

Haga ejercicios de soporte de peso, como por ejemplo caminar, trotar, subir escaleras, bailar, levantar pesas, y ejercicios aeróbicos y de resistencia. Estas actividades mantienen los huesos sanos al trabajar los músculos y los huesos contra la gravedad. Para una mayor eficacia, los ejercicios de soporte de peso deberían realizarse por 30 minutos la mayoría de los días de la semana. Los ejercicios de resistencia deberían realizarse 2 o 3 días por semana.

Limite el consumo de alcohol y no fume

Junto con el ejercicio y la dieta, su médico le recomendará que no fume. Y es mejor limitar el alcohol a no más de 2 bebidas al día si es hombre y no más de 1 bebida al día si es mujer. Para obtener ayuda para dejar de fumar, vea el tema Cómo dejar de fumar.

Medicamentos

En algunos casos, el médico recetará medicamentos como bisfosfonatos u hormonas para proteger contra la pérdida de masa ósea.

Visitas de seguimiento

Después de que le hayan diagnosticado pérdida de masa ósea, necesitará que le realicen pruebas de seguimiento regulares para controlar la enfermedad.

Tratamiento para el aplastamiento vertebral

El aplastamiento vertebral por osteoporosis puede causar un dolor de espalda importante que dura varios meses. Los tratamientos para aliviar el dolor incluyen medicamentos de venta libre como acetaminofén y antiinflamatorios no esteroideos, así como medicamentos recetados más potentes.

Su médico también podría recomendarle un dispositivo ortopédico para la espalda o un corsé para ofrecerle soporte a la espalda.

Si tiene un hueso fracturado debido a la osteoporosis, el tratamiento para disminuir el adelgazamiento óseo gana aún más importancia. Si ha tenido una fractura vertebral, corre el riesgo de tener otra.

Prevención

Usted puede formar huesos fuertes y ayudar a prevenir la osteoporosis con ejercicios de soporte de peso y una dieta rica en calcio y vitamina D. Las mujeres jóvenes, en particular, deben ser conscientes de su riesgo de osteoporosis. Pueden tomar pasos con anticipación para retrasar su progreso y prevenir complicaciones.

Hacer mucho ejercicio físico durante los años de la preadolescencia y la adolescencia aumenta la masa ósea y reduce en gran medida el riesgo de osteoporosis en la edad adulta.

Junto con la dieta y el ejercicio, la prevención incluye no fumar y limitar el uso del alcohol. Para más información, vea Tratamiento en el hogar.

Tratamiento en el hogar

Usted puede hacer mucho para reducir la pérdida de masa ósea y prevenir las fracturas.

Consuma suficiente calcio y vitamina D

Consumir suficiente calcio y vitamina D es uno de los primeros pasos para prevenir o reducir los efectos de la osteoporosis. La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio. El calcio se encuentra en muchos alimentos, incluidos los productos lácteos, como leche y yogur.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Alimentación saludable: Tomar calcio y vitamina D
Cómo elegir suplementos

Si piensa que no está obteniendo suficiente calcio en su dieta, hable con su médico acerca de tomar suplementos de calcio.

Los expertos recomiendan que elija suplementos de marca conocida cuya efectividad haya sido comprobada. La mayoría de los productos de calcio de marcas comerciales se absorben con facilidad en el cuerpo. La Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (U.S. Food and Drug Administration o FDA, por sus siglas en inglés) ha emprendido acciones legales contra empresas que exaltan los beneficios del calcio de coral como una fuente superior de calcio y una cura para la enfermedad. No existe evidencia científica para apoyar estas afirmaciones.

Haga ejercicio

Los ejercicios de soporte de peso (caminar, trotar, subir escaleras, bailar o levantar pesas), así como el ejercicio aeróbico y los ejercicios de resistencia (usar pesas o bandas elásticas para ayudar a mejorar la fuerza muscular) son maneras efectivas de aumentar la densidad ósea y la fuerza. Este tipo de ejercicio también podría ayudar a reducir el riesgo de caídas o de fracturas óseas. Para obtener más información, vea el tema Actividad física.

Limite el consumo de alcohol

El consumo excesivo de alcohol puede reducir la formación del tejido óseo. También aumenta el riesgo de caídas. Un consumo excesivo de alcohol es más de 2 bebidas al día para los hombres y más de 1 bebida al día para las mujeres.

No fume

El fumar reduce la densidad ósea y acelera el ritmo al que se pierde tejido óseo. Para obtener información sobre cómo dejar de fumar, vea el tema Cómo dejar de fumar.

Prevenga las caídas

Aprenda maneras de prevenir las caídas que pueden resultar en roturas de huesos. Hágase revisiones regulares de la vista y la audición. Use pantuflas o calzado con suelas antideslizantes. Los ejercicios que mejoran el equilibrio y la coordinación, como el tai chi, también pueden reducir su riesgo de caídas. También puede hacer cambios en su hogar para prevenir las caídas.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Envejecer bien: Cómo preparar un hogar a prueba de caídas

Medicamentos

Los medicamentos se usan tanto para prevenir como para tratar la osteoporosis. Algunos medicamentos disminuyen el ritmo al que se pierde tejido óseo o aumentan la densidad ósea. Incluso pequeñas cantidades de nuevo tejido óseo pueden reducir el riesgo de sufrir roturas de huesos.

Medicamentos para el tratamiento y la prevención

  • Bisfosfonatos. Estos incluyen el alendronato (Fosamax), el ibandronato (Boniva), el risedronato (Actonel) y el ácido zoledrónico (Reclast).
    Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Osteoporosis: ¿Debería tomar bisfosfonatos?
  • Calcitonina (Calcimar o Miacalcin). Esta es una hormona natural que ayuda a regular los niveles de calcio en el cuerpo y que forma parte del proceso de formación del tejido óseo. La calcitonina también alivia el dolor que causa el aplastamiento vertebral.
  • Denosumab (Prolia). Se usa para tratar a las personas que tienen un alto riesgo de fracturas relacionadas con una disminución de la densidad ósea.
  • Teriparatida (Forteo). Se usa para el tratamiento de hombres y mujeres posmenopáusicas que sufren osteoporosis grave y que tienen un alto riesgo de fracturas óseas.
  • Raloxifeno (Evista). Este medicamento es un modulador selectivo de los receptores de estrógeno (SERM, por sus siglas en inglés).

Terapia hormonal

Generalmente no se recomienda la terapia hormonal para la mayoría de las mujeres que tienen osteoporosis. Pero si usted tiene un alto riesgo y no puede tomar otros medicamentos, su médico podría recomendársela bajo determinadas circunstancias. Si usted continúa teniendo pérdida de tejido óseo mientras toma un bisfosfonato, como el alendronato (Fosamax) o el risedronato (Actonel), podría tener que tomar tanto bisfosfonatos como terapia hormonal.

La terapia hormonal para la osteoporosis en mujeres incluye:

  • Estrógeno. El estrógeno sin progestina (terapia con estrógenos, o ET, por sus siglas en inglés) podría usarse para tratar la osteoporosis en mujeres que han pasado la menopausia y no tienen útero. Dado que tomar solo estrógeno aumenta el riesgo de cáncer del revestimiento del útero (cáncer de endometrio), la ET se utiliza únicamente si a una mujer se le ha extraído el útero (histerectomía).
  • Estrógeno y progestina. En raras ocasiones, se recomienda la combinación de estrógeno y progestina (terapia hormonal, o HT, por sus siglas en inglés) para mujeres que tienen osteoporosis.

Medicamentos contra el dolor causado por fracturas

El aplastamiento vertebral y otras fracturas óseas causadas por la osteoporosis pueden dar lugar a un dolor importante que dura varios meses. Los medicamentos para aliviar este dolor incluyen:

  • Acetaminofén de venta libre, como Tylenol.
  • Antiinflamatorios no esteroideos (AINE) de venta libre, como el ibuprofeno y el naproxeno. Si toma AINE con regularidad, su médico podría recomendarle que tome también un medicamento como un inhibidor de la bomba de protones (PPI, por sus siglas en inglés) para proteger el aparato digestivo. Pero hay una posibilidad de que los PPI ayuden a causar osteoporosis. Hable con su médico acerca de tomar AINE y PPI durante largos periodos de tiempo.
  • Un narcótico para aliviar el dolor, como la codeína o la morfina.
  • La calcitonina, como Calcimar o Miacalcin.

Cirugía

Si el aplastamiento vertebral está causando una compresión de las raíces nerviosas, es posible que su médico hable con usted acerca de operarse para estabilizar los huesos de la columna vertebral (vértebras).

Si sufre una fractura de cadera debido a la osteoporosis, es posible que necesite cirugía para reparar la cadera. Para obtener más información, vea el tema Fractura de cadera.

Otro tratamiento

Fisioterapia

Es posible que su médico le recomiende fisioterapia. Su fisioterapeuta podría enseñarle cómo realizar ejercicios de soporte de peso de manera segura.

Productos de soya

Se ha probado a usar productos de soya para reducir la posibilidad de fracturas debido a la osteoporosis, pero no existen pruebas contundentes de que estos productos ayuden. Pero la soya es una buena fuente de proteínas no derivadas de la leche, por lo cual muchas personas continúan incluyéndola en su dieta. (Por ejemplo, 1 taza de leche de soya contiene de 7 a 11 gramos de proteína de soya).

No existen suficientes pruebas para demostrar si otros productos naturales, como la cimicifuga racemosa ("black cohosh") sirven para reducir la pérdida de tejido óseo.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases (NIAMS), National Institutes of Health
Dirección del sitio web: www.niams.nih.gov

NIH Osteoporosis and Related Bone Diseases—National Resource Center
2 AMS Circle
Bethesda, MD  20892-3676
Teléfono: 1-800-624-BONE (1-800-624-2663)
(202) 223-0344
Fax: (202) 293–2356
TDD: (202) 466-4315
Correo electrónico: NIHBoneInfo@mail.nih.gov
Dirección del sitio web: www.niams.nih.gov/bone
 

The NIH Osteoporosis and Related Bone Diseases—National Resource Center is a government resource center that helps health professionals, patients, and the public learn about and locate current information on metabolic bone diseases such as osteoporosis, Paget's disease, osteogenesis imperfecta, and hyperparathyroidism.


Referencias

Citas bibliográficas

  1. Chapman-Novakofski K (2012). Nutrition and bone health. In LK Mahan, S Escott-Stump, eds., Krause's Food and the Nutrition Care Process, 13th ed., pp. 531–546. St. Louis: Saunders.
  2. Edwards BJ, et al. (2010). Functional decline after incident wrist fractures—Study of Osteoporotic Fractures: Prospective cohort study. BMJ. Published July 8, 2010 (doi:10.1136/bmj.c3324).
  3. U.S. Preventive Services Task Force (2011). Screening for Osteoporosis: Recommendation Statement. Available online: http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf10/osteoporosis/osteors.htm.
  4. Gillespie LD, et al. (2012). Interventions for preventing falls in older people living in the community. Cochrane Database of Systematic Reviews (11).
  5. Bischoff-Ferrari HA, et al. (2009). Prevention of nonvertebral fractures with oral vitamin D and dose dependency. Archives of Internal Medicine, 169(6): 551–561.

Otras obras consultadas

  • American Association of Clinical Endocrinologists (2003). Medical guidelines for clinical practice for the diagnosis and treatment of postmenopausal osteoporosis. Endocrine Practice, 16(Suppl 3): 1–37.
  • Becker C (2011). Diseases of calcium metabolism and metabolic bone disease. In EG Nabel, ed., ACP Medicine, section 5, chap. 4. Hamilton, ON: BC Decker.
  • Bell KJL, et al. (2009). Value of routine monitoring of bone mineral density after starting bisphosphonate treatment: Secondary analysis of trial data. BMJ. Published online June 23, 2009 (doi:10.1136/bmj.b2266).
  • Heiss G, et al. (2008). Health risks and benefits 3 years after stopping randomized treatment with estrogen and progestin. JAMA, 299(9): 1036–1045.
  • Howe TE, et al. (2011). Exercise for preventing and treating osteoporosis in postmenopausal women. Cochrane Database of Systematic Reviews (7).
  • Liu H, et al. (2008). Screening for osteoporosis in men: A systematic review for an American College of Physicians guideline. Annals of Internal Medicine, 148(9): 685–701.
  • National Osteoporosis Foundation (accessed November 2012). Exercise for strong bones. Available online: http://www.nof.org/articles/238.
  • Nelson HD, et al. (2010). Screening for osteoporosis: An update for the U.S. Preventive Services Task Force. Annals of Internal Medicine, 153(2): 99–111.
  • Newberry SJ, et al. (2012). Treatment to Prevent Fractures in Men and Women With Low Bone Density or Osteoporosis: Update of a 2007 Report. Comparative Effectiveness Review No. 53 (AHRQ Publication No. 12-EHC023-EF). Rockville, MD: Agency for Healthcare Research and Quality. Available online: http://effectivehealthcare.ahrq.gov/index.cfm/search-for-guides-reviews-and-reports/?productid=1006&pageaction=displayproduct.
  • North American Menopause Society (2010). Management of osteoporosis in postmenopausal women: 2010 position statement of the North American Menopause Society. Menopause, 17(1): 23–54. Also available online: http://www.menopause.org/aboutmeno/consensus.aspx.
  • Qaseem A, et al. (2008). Pharmacologic treatment of low bone density or osteoporosis to prevent fractures: A clinical practice guideline from the American College of Physicians. Annals of Internal Medicine, 149(6): 404–415. Also available online: http://www.acponline.org/clinical_information/guidelines/guidelines.
  • Vondracek SF, Hansen LB (2004). Current approaches to the management of osteoporosis in men. American Journal of Health-System Pharmacists, 61(17): 1801–1811.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Carla J. Herman, MD, MPH - Medicina Geriátrica
Última revisión 30 julio, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.