Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Infección del oído: ¿Debería darle antibióticos a mi hijo?

Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Infección del oído: ¿Debería darle antibióticos a mi hijo?

Obtenga los hechos

Sus opciones

  • Esperar y ver si la infección del oído desaparece por sí sola.
  • Darle antibióticos a su hijo.

Puntos clave para recordar

  • La mayoría de las infecciones del oído desaparecen por sí solas. Los antibióticos no ayudan con el dolor de oído inmediatamente. Usted puede tratar el dolor en el hogar con analgésicos (medicamentos para el dolor) y colocando una toalla tibia o una almohadilla térmica sobre el oído de su hijo. No permita que un niño se acueste con una almohadilla térmica. Él o ella podría quemarse. Use una almohadilla térmica solo si su hijo tiene edad suficiente para decirle si se está poniendo demasiado caliente.
  • Si su hijo tiene 2 años o más y tiene un dolor de oído leve, usted puede esperar hasta 48 horas para ver si la infección mejora por sí sola. Hable con su médico si el dolor de su hijo no mejora con un analgésico de venta libre (por ejemplo, acetaminofén) o si otros síntomas duran más de 48 horas.
  • Por lo general, los médicos recetan antibióticos si un niño:1
    • Tiene menos de 2 años y tiene una infección en ambos oídos o tiene dolor o fiebre que son más que leves.
    • Está muy enfermo a causa de la infección. Por ejemplo, su hijo podría estar deshidratado.
    • Tiene otros problemas de salud, como paladar hendido o infecciones recurrentes que podrían hacer que corra el riesgo de tener problemas graves a causa de una infección del oído.
    • Tiene implantes cocleares.
  • Si su médico le receta antibióticos, es posible que deba esperar, al menos, otras 48 horas para que el medicamento haga efecto.
  • Los antibióticos pueden tener efectos secundarios, como vómito, diarrea y una reacción alérgica.
  • Tomar antibióticos cuando no son necesarios puede hacer que sea difícil que los medicamentos den resultado la próxima vez que su hijo los necesite. Esto puede suceder debido a que las bacterias pueden crear una resistencia al medicamento.
PMCs

¿Qué es una infección del oído medio?

Una infección del oído medio, que también se llama otitis media, es una inflamación o infección del oído medio. A menudo, las infecciones del oído ocurren con un resfriado u otras infecciones respiratorias superiores. Casi todos los niños tienen, al menos, una infección del oído antes de los 7 años.

La mayoría de las infecciones del oído son causadas por bacterias. Sin embargo, también pueden ser causadas por virus. El virus respiratorio sincicial (RSV, por sus siglas en inglés) y el virus de la influenza (gripe) son los dos virus principales que causan las infecciones del oído.

Las infecciones del oído son más comunes en los niños pequeños, porque los niños pequeños tienen trompas de Eustaquio más cortas, y se obstruyen con más facilidad que las de los niños mayores y los adultos. Cuando se obstruye la trompa, se acumula líquido. Esto crea un caldo de cultivo para los gérmenes.

Se forma pus cuando el cuerpo intenta combatir la infección. Se acumula más líquido que presiona el tímpano, lo cual causa dolor y, a veces, una pérdida temporal de la audición. La fiebre dura alrededor de 1 a 2 días. La mayoría de los niños tienen cierto dolor que aparece y desaparece como máximo durante 4 días. Es posible que los niños pequeños tengan dolor que aparece y desaparece como máximo durante 9 días.

¿Cómo puede saber si su hijo tiene una infección del oído?

Si su hijo tiene una infección del oído, es posible que:

  • Tenga dolor de oído. Podría ser leve, o bien podría doler mucho.
  • Esté irritable (bebés o niños pequeños) o malhumorado.
  • Se tire de las orejas.
  • Tenga problemas para dormir.
  • Tenga dificultades de audición.
  • Tenga fiebre.
  • No tenga ganas de comer.
  • Vomite.

La mayoría de los padres sabrán que estos síntomas indican una infección del oído una vez que sus hijos han tenido un par de infecciones del oído. Sin embargo, una visita al médico es la única manera de saberlo con certeza. El médico de su hijo puede diagnosticar una infección examinando los oídos de su hijo con una herramienta que se llama otoscopio.

¿Qué tan bien desaparecen las infecciones del oído con antibióticos?

Los antibióticos dan resultado la mayoría de las veces para tratar las infecciones del oído causadas por bacterias. Sin embargo, no tratarán infecciones del oído causadas por virus.

Independientemente de la causa de la infección, la mayoría de los niños de 2 años o más no necesitarán antibióticos. Hasta 80 de cada 100 infecciones del oído mejoran por sí solas, mientras que 20 de cada 100 no lo hacen.2

¿Cómo puede tratar la infección del oído de su hijo en el hogar?

Usted puede ayudar a aliviar el dolor de su hijo en el hogar usando antibióticos o esperando que la infección del oído mejore por sí sola.

Usted puede:

  • Darle a su hijo un analgésico de venta libre como acetaminofén (como Tylenol) o ibuprofeno (como Advil o Motrin). Lea y siga todas las instrucciones en la etiqueta. Si usted le da la medicina a su bebé, siga los consejos de su médico sobre qué cantidad darle. No le dé aspirina a ninguna persona menor de 20 años. La aspirina ha sido relacionada con el síndrome de Reye, una enfermedad grave.
  • Colocarle una toalla tibia o una almohadilla térmica sobre el oído. No deje que su hijo se acueste con una almohadilla térmica, debido a que podría quemarse. Use una almohadilla térmica solo si su hijo es lo suficientemente grande para decirle si la almohadilla se está calentando demasiado.
  • Ayudar a su hijo a descansar programando un juego tranquilo.
  • Darle a su hijo gotas óticas para el dolor si su médico se las receta.

¿Por qué podría su médico recomendarle antibióticos para una infección del oído?

Por lo general, los médicos recetan antibióticos si un niño:

  • Tiene menos de 2 años, debido a que es menos probable que las infecciones a esta edad desaparezcan durante el período de espera vigilante. Y la audición normal es muy importante cuando un niño pequeño está aprendiendo a hablar.
  • Está muy enfermo a causa de la infección. Por ejemplo, su hijo podría estar deshidratado.
  • Tiene otros problemas de salud, como paladar hendido o infecciones recurrentes que podrían hacer que corra el riesgo de tener problemas graves a causa de una infección del oído.
  • Tiene implantes cocleares. Los niños que tienen estos dispositivos de audición corren riesgo de una infección más grave.

Compare sus opciones

Compare

¿Qué implica generalmente?









¿Cuáles son los beneficios?









¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?









Darle antibióticos a su hijo Darle antibióticos a su hijo
  • Su hijo toma antibióticos durante varios días. El antibiótico podría ser una pastilla o un líquido.
  • Aun cuando su hijo parezca estar bien, es posible que necesite una visita de seguimiento en 4 semanas aproximadamente, en especial si es pequeño.
  • Usted ayuda a aliviar el dolor de su hijo en el hogar con:
    • Analgésicos de venta libre (excepto aspirina, que no debe administrarse a ninguna persona menor de 20 años).
    • Una toalla tibia o una almohadilla térmica sobre el oído.
    • Reposo.
    • Gotas óticas, si su médico se las receta.
  • Usted sigue los consejos de su médico con respecto a bañarse, nadar y otras actividades.
  • La mayoría de las veces funcionan para que las infecciones del oído desaparezcan.
  • En niños de menos de 2 años o que están muy enfermos, los antibióticos podrían prevenir los problemas a causa de la infección, como problemas en el desarrollo del habla.
  • Los efectos secundarios podrían incluir vómito, diarrea y una reacción alérgica.
  • Usar antibióticos con demasiada frecuencia para las infecciones del oído puede hacer que sea difícil que los medicamentos den resultado la próxima vez que su hijo los necesite.
  • Estos medicamentos pueden ser muy costosos.
Esperar y observar Esperar y observar
  • Usted ayuda a aliviar el dolor de su hijo en el hogar con:
    • Analgésicos de venta libre (excepto aspirina, que no debe administrarse a ninguna persona menor de 20 años).
    • Una toalla tibia o una almohadilla térmica sobre el oído.
    • Reposo.
    • Gotas óticas, si su médico se las receta.
  • Usted sigue los consejos de su médico con respecto a bañarse, nadar y otras actividades.
  • Aun cuando su hijo parece estar bien, es posible que necesite una visita de seguimiento en 4 semanas aproximadamente, en especial si es pequeño.
  • La mayoría de las infecciones del oído mejoran por sí solas.
  • No hay posibles efectos secundarios y usted no debe pagar el costo de los antibióticos.
  • Usted reduce la posibilidad de que los antibióticos no den resultado en el futuro debido al uso excesivo.
  • Si su hijo no mejora después de un par de días, usted puede pedir antibióticos a su médico.
  • Algunas infecciones del oído no mejoran por sí solas.
  • Es posible que la infección de su hijo dure un poco más que si tomara antibióticos.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales de padres cuyos hijos tuvieron infecciones del oído

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

Mi hija, Biba, es una niña de 4 años maravillosamente fuerte. Cuando se quejó de un dolor de oído después de un resfriado, consultamos a nuestro médico. Nos dijo que la infección del oído probablemente desaparecería por sí sola, por eso decidí no surtir la receta médica que me dio mi médico en ese momento. El médico dijo que le diera a Biba medicamentos para aliviar el dolor durante los próximos días y que si no mejoraba en 2 días, que debería surtir la receta médica y darle a Biba los antibióticos. Biba permaneció en el hogar sin ir a la escuela durante un día, pero se sintió mejor al día siguiente. Lo mejor de todo fue que no tuvo que tomar antibióticos.

Maureen, 33 años

Mi hijo, Rashad, ha tenido muchas infecciones del oído. Él realmente las padece. Cuando el médico dijo que podría esperar para ver si desaparecería, pensé que probablemente necesitara antibióticos de todos modos, entonces, ¿por qué esperar?

Renee, 35 años

Me preocupan mucho las bacterias que no se ven afectadas por los antibióticos. El hijo de mi amiga tuvo que tomar antibióticos muy fuertes para curar su infección del oído. Cuando mi hijo, Maury, tuvo una infección del oído, esperé para ver si mejoraba. Sin embargo, todavía tenía dolor de oído después de 2 días, por eso decidí seguir adelante y darle antibióticos.

Briana, 41 años

Soy una madre soltera que trabaja y tengo tres niños. No tengo tiempo para quedarme en el hogar y ver si mi hijo, Darrell, mejora. Necesito la cura más rápida y más segura. Por eso, decidí que debería tomar antibióticos ahora.

Cecelia, 22 años

¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para darle antibióticos a su hijo

Motivos para esperar y observar

No me preocupa el riesgo de tener efectos secundarios de los antibióticos.

Me preocupa que mi hijo pudiera tener efectos secundarios de los antibióticos.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Quiero resolver el problema de infección de mi hijo ahora.

Estoy dispuesto a esperar un par de días para que la infección desaparezca por sí sola.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

No me preocupa que usar mucho los antibióticos pudiera hacer que no funcionen en el futuro.

Me preocupa que los antibióticos pudieran no funcionar en el futuro si mi hijo los usa mucho.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Puedo pagar los antibióticos.

No deseo gastar dinero en medicamentos que mi hijo podría no necesitar.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

Más importante
Igualmente importante
Más importante

¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Usar antibióticos

Esperar

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1.

¿Se les deberían dar antibióticos por una infección del oído a todos los niños?

  • Lo lamento, eso no es correcto. La mayoría de las infecciones del oído desaparecen por sí solas.
  • NoEs correcto. La mayoría de las infecciones del oído desaparecen por sí solas.
  • No estoy seguroEs posible que volver atrás y leer "Obtenga los hechos" le ayude. La mayoría de las infecciones del oído desaparecen por sí solas.
2.

Los antibióticos, ¿alivian el dolor de oído inmediatamente?

  • Lo lamento, eso no es correcto. Los antibióticos no alivian el dolor de oído inmediatamente. Su hijo puede necesitar tomar un medicamento de venta libre para el dolor.
  • NoEso es correcto. Los antibióticos no alivian el dolor de oído inmediatamente. Su hijo puede necesitar tomar un medicamento de venta libre para el dolor.
  • No estoy seguroEs posible que volver atrás y leer "Obtenga los hechos" le ayude. Los antibióticos no alivian el dolor de oído inmediatamente. Su hijo puede necesitar tomar un medicamento de venta libre para el dolor.
3.

¿Pueden los antibióticos tener efectos secundarios molestos?

  • Eso es correcto. Los antibióticos pueden tener efectos secundarios molestos, como vómito, diarrea y una reacción alérgica.
  • NoNo, eso no es correcto. Los antibióticos pueden tener efectos secundarios molestos, como vómito, diarrea y una reacción alérgica.
  • No estoy seguroEs posible que volver atrás y leer "Compare sus opciones" le ayude. Los antibióticos pueden tener efectos secundarios molestos, como vómito, diarrea y una reacción alérgica.

Decida cuál es el siguiente paso

1.

¿Entiende usted las opciones que tiene?

2.

¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3.

¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1.

¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro
3.

Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

Resumen

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.

Su decisión 

Pasos a seguir

Hacia qué se inclina

Qué tan seguro está

Sus comentarios

Su conocimiento de los hechos 

Conceptos clave que ha entendido

Conceptos clave que pueden necesitar revisión

Prepárese para actuar 

Opciones del paciente

Créditos y Referencias

Credits
CréditosEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioSusan C. Kim, MD - Pediatría
Revisor médico especializadoCharles M. Myer, III, MD - Otolaringología

Referencias
Citas bibliográficas
  1. American Academy of Pediatrics and American Academy of Family Physicians (2013). Clinical practice guideline: Diagnosis and management of acute otitis media. Pediatrics, 131(3): e964–e999.
  2. Damoiseaux RAJM, Rovers MM (2011). AOM in children, search date September 2010. BMJ Clinical Evidence. Available online: http://www.clinicalevidence.com.
Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Infección del oído: ¿Debería darle antibióticos a mi hijo?

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.
  1. Obtenga los hechos
  2. Compare sus opciones
  3. ¿Qué es lo que más le importa?
  4. ¿Hacia qué se inclina ahora?
  5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

1. Hechos

Sus opciones

  • Esperar y ver si la infección del oído desaparece por sí sola.
  • Darle antibióticos a su hijo.

Puntos clave para recordar

  • La mayoría de las infecciones del oído desaparecen por sí solas. Los antibióticos no ayudan con el dolor de oído inmediatamente. Usted puede tratar el dolor en el hogar con analgésicos (medicamentos para el dolor) y colocando una toalla tibia o una almohadilla térmica sobre el oído de su hijo. No permita que un niño se acueste con una almohadilla térmica. Él o ella podría quemarse. Use una almohadilla térmica solo si su hijo tiene edad suficiente para decirle si se está poniendo demasiado caliente.
  • Si su hijo tiene 2 años o más y tiene un dolor de oído leve, usted puede esperar hasta 48 horas para ver si la infección mejora por sí sola. Hable con su médico si el dolor de su hijo no mejora con un analgésico de venta libre (por ejemplo, acetaminofén) o si otros síntomas duran más de 48 horas.
  • Por lo general, los médicos recetan antibióticos si un niño:1
    • Tiene menos de 2 años y tiene una infección en ambos oídos o tiene dolor o fiebre que son más que leves.
    • Está muy enfermo a causa de la infección. Por ejemplo, su hijo podría estar deshidratado.
    • Tiene otros problemas de salud, como paladar hendido o infecciones recurrentes que podrían hacer que corra el riesgo de tener problemas graves a causa de una infección del oído.
    • Tiene implantes cocleares.
  • Si su médico le receta antibióticos, es posible que deba esperar, al menos, otras 48 horas para que el medicamento haga efecto.
  • Los antibióticos pueden tener efectos secundarios, como vómito, diarrea y una reacción alérgica.
  • Tomar antibióticos cuando no son necesarios puede hacer que sea difícil que los medicamentos den resultado la próxima vez que su hijo los necesite. Esto puede suceder debido a que las bacterias pueden crear una resistencia al medicamento.
PMCs

¿Qué es una infección del oído medio?

Una infección del oído medio , que también se llama otitis media, es una inflamación o infección del oído medio. A menudo, las infecciones del oído ocurren con un resfriado u otras infecciones respiratorias superiores. Casi todos los niños tienen, al menos, una infección del oído antes de los 7 años.

La mayoría de las infecciones del oído son causadas por bacterias. Sin embargo, también pueden ser causadas por virus. El virus respiratorio sincicial (RSV, por sus siglas en inglés) y el virus de la influenza (gripe) son los dos virus principales que causan las infecciones del oído.

Las infecciones del oído son más comunes en los niños pequeños, porque los niños pequeños tienen trompas de Eustaquio más cortas, y se obstruyen con más facilidad que las de los niños mayores y los adultos. Cuando se obstruye la trompa, se acumula líquido. Esto crea un caldo de cultivo para los gérmenes.

Se forma pus cuando el cuerpo intenta combatir la infección. Se acumula más líquido que presiona el tímpano, lo cual causa dolor y, a veces, una pérdida temporal de la audición. La fiebre dura alrededor de 1 a 2 días. La mayoría de los niños tienen cierto dolor que aparece y desaparece como máximo durante 4 días. Es posible que los niños pequeños tengan dolor que aparece y desaparece como máximo durante 9 días.

¿Cómo puede saber si su hijo tiene una infección del oído?

Si su hijo tiene una infección del oído, es posible que:

  • Tenga dolor de oído. Podría ser leve, o bien podría doler mucho.
  • Esté irritable (bebés o niños pequeños) o malhumorado.
  • Se tire de las orejas.
  • Tenga problemas para dormir.
  • Tenga dificultades de audición.
  • Tenga fiebre.
  • No tenga ganas de comer.
  • Vomite.

La mayoría de los padres sabrán que estos síntomas indican una infección del oído una vez que sus hijos han tenido un par de infecciones del oído. Sin embargo, una visita al médico es la única manera de saberlo con certeza. El médico de su hijo puede diagnosticar una infección examinando los oídos de su hijo con una herramienta que se llama otoscopio.

¿Qué tan bien desaparecen las infecciones del oído con antibióticos?

Los antibióticos dan resultado la mayoría de las veces para tratar las infecciones del oído causadas por bacterias. Sin embargo, no tratarán infecciones del oído causadas por virus.

Independientemente de la causa de la infección, la mayoría de los niños de 2 años o más no necesitarán antibióticos. Hasta 80 de cada 100 infecciones del oído mejoran por sí solas, mientras que 20 de cada 100 no lo hacen.2

¿Cómo puede tratar la infección del oído de su hijo en el hogar?

Usted puede ayudar a aliviar el dolor de su hijo en el hogar usando antibióticos o esperando que la infección del oído mejore por sí sola.

Usted puede:

  • Darle a su hijo un analgésico de venta libre como acetaminofén (como Tylenol) o ibuprofeno (como Advil o Motrin). Lea y siga todas las instrucciones en la etiqueta. Si usted le da la medicina a su bebé, siga los consejos de su médico sobre qué cantidad darle. No le dé aspirina a ninguna persona menor de 20 años. La aspirina ha sido relacionada con el síndrome de Reye, una enfermedad grave.
  • Colocarle una toalla tibia o una almohadilla térmica sobre el oído. No deje que su hijo se acueste con una almohadilla térmica, debido a que podría quemarse. Use una almohadilla térmica solo si su hijo es lo suficientemente grande para decirle si la almohadilla se está calentando demasiado.
  • Ayudar a su hijo a descansar programando un juego tranquilo.
  • Darle a su hijo gotas óticas para el dolor si su médico se las receta.

¿Por qué podría su médico recomendarle antibióticos para una infección del oído?

Por lo general, los médicos recetan antibióticos si un niño:

  • Tiene menos de 2 años, debido a que es menos probable que las infecciones a esta edad desaparezcan durante el período de espera vigilante. Y la audición normal es muy importante cuando un niño pequeño está aprendiendo a hablar.
  • Está muy enfermo a causa de la infección. Por ejemplo, su hijo podría estar deshidratado.
  • Tiene otros problemas de salud, como paladar hendido o infecciones recurrentes que podrían hacer que corra el riesgo de tener problemas graves a causa de una infección del oído.
  • Tiene implantes cocleares. Los niños que tienen estos dispositivos de audición corren riesgo de una infección más grave.

2. Compare sus opciones

  Darle antibióticos a su hijo Esperar y observar
¿Qué implica generalmente?
  • Su hijo toma antibióticos durante varios días. El antibiótico podría ser una pastilla o un líquido.
  • Aun cuando su hijo parezca estar bien, es posible que necesite una visita de seguimiento en 4 semanas aproximadamente, en especial si es pequeño.
  • Usted ayuda a aliviar el dolor de su hijo en el hogar con:
    • Analgésicos de venta libre (excepto aspirina, que no debe administrarse a ninguna persona menor de 20 años).
    • Una toalla tibia o una almohadilla térmica sobre el oído.
    • Reposo.
    • Gotas óticas, si su médico se las receta.
  • Usted sigue los consejos de su médico con respecto a bañarse, nadar y otras actividades.
  • Usted ayuda a aliviar el dolor de su hijo en el hogar con:
    • Analgésicos de venta libre (excepto aspirina, que no debe administrarse a ninguna persona menor de 20 años).
    • Una toalla tibia o una almohadilla térmica sobre el oído.
    • Reposo.
    • Gotas óticas, si su médico se las receta.
  • Usted sigue los consejos de su médico con respecto a bañarse, nadar y otras actividades.
  • Aun cuando su hijo parece estar bien, es posible que necesite una visita de seguimiento en 4 semanas aproximadamente, en especial si es pequeño.
¿Cuáles son los beneficios?
  • La mayoría de las veces funcionan para que las infecciones del oído desaparezcan.
  • En niños de menos de 2 años o que están muy enfermos, los antibióticos podrían prevenir los problemas a causa de la infección, como problemas en el desarrollo del habla.
  • La mayoría de las infecciones del oído mejoran por sí solas.
  • No hay posibles efectos secundarios y usted no debe pagar el costo de los antibióticos.
  • Usted reduce la posibilidad de que los antibióticos no den resultado en el futuro debido al uso excesivo.
  • Si su hijo no mejora después de un par de días, usted puede pedir antibióticos a su médico.
¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
  • Los efectos secundarios podrían incluir vómito, diarrea y una reacción alérgica.
  • Usar antibióticos con demasiada frecuencia para las infecciones del oído puede hacer que sea difícil que los medicamentos den resultado la próxima vez que su hijo los necesite.
  • Estos medicamentos pueden ser muy costosos.
  • Algunas infecciones del oído no mejoran por sí solas.
  • Es posible que la infección de su hijo dure un poco más que si tomara antibióticos.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales de padres cuyos hijos tuvieron infecciones del oído

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

"Mi hija, Biba, es una niña de 4 años maravillosamente fuerte. Cuando se quejó de un dolor de oído después de un resfriado, consultamos a nuestro médico. Nos dijo que la infección del oído probablemente desaparecería por sí sola, por eso decidí no surtir la receta médica que me dio mi médico en ese momento. El médico dijo que le diera a Biba medicamentos para aliviar el dolor durante los próximos días y que si no mejoraba en 2 días, que debería surtir la receta médica y darle a Biba los antibióticos. Biba permaneció en el hogar sin ir a la escuela durante un día, pero se sintió mejor al día siguiente. Lo mejor de todo fue que no tuvo que tomar antibióticos."

— Maureen, 33 años

"Mi hijo, Rashad, ha tenido muchas infecciones del oído. Él realmente las padece. Cuando el médico dijo que podría esperar para ver si desaparecería, pensé que probablemente necesitara antibióticos de todos modos, entonces, ¿por qué esperar?"

— Renee, 35 años

"Me preocupan mucho las bacterias que no se ven afectadas por los antibióticos. El hijo de mi amiga tuvo que tomar antibióticos muy fuertes para curar su infección del oído. Cuando mi hijo, Maury, tuvo una infección del oído, esperé para ver si mejoraba. Sin embargo, todavía tenía dolor de oído después de 2 días, por eso decidí seguir adelante y darle antibióticos."

— Briana, 41 años

"Soy una madre soltera que trabaja y tengo tres niños. No tengo tiempo para quedarme en el hogar y ver si mi hijo, Darrell, mejora. Necesito la cura más rápida y más segura. Por eso, decidí que debería tomar antibióticos ahora."

— Cecelia, 22 años

3. ¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para darle antibióticos a su hijo

Motivos para esperar y observar

No me preocupa el riesgo de tener efectos secundarios de los antibióticos.

Me preocupa que mi hijo pudiera tener efectos secundarios de los antibióticos.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Quiero resolver el problema de infección de mi hijo ahora.

Estoy dispuesto a esperar un par de días para que la infección desaparezca por sí sola.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

No me preocupa que usar mucho los antibióticos pudiera hacer que no funcionen en el futuro.

Me preocupa que los antibióticos pudieran no funcionar en el futuro si mi hijo los usa mucho.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Puedo pagar los antibióticos.

No deseo gastar dinero en medicamentos que mi hijo podría no necesitar.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

  
       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

4. ¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Usar antibióticos

Esperar

       
Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1. ¿Se les deberían dar antibióticos por una infección del oído a todos los niños?

  • No
  • No estoy seguro
Es correcto. La mayoría de las infecciones del oído desaparecen por sí solas.

2. Los antibióticos, ¿alivian el dolor de oído inmediatamente?

  • No
  • No estoy seguro
Eso es correcto. Los antibióticos no alivian el dolor de oído inmediatamente. Su hijo puede necesitar tomar un medicamento de venta libre para el dolor.

3. ¿Pueden los antibióticos tener efectos secundarios molestos?

  • No
  • No estoy seguro
Eso es correcto. Los antibióticos pueden tener efectos secundarios molestos, como vómito, diarrea y una reacción alérgica.

Decida cuál es el siguiente paso

1. ¿Entiende usted las opciones que tiene?

2. ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3. ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

     
Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

2. Verifique lo que debe hacer antes de tomar esta decisión.

  • Estoy listo para actuar.
  • Yo quiero discutir las opciones con otras personas.
  • Yo quiero aprender más acerca de mis opciones.

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

 
Créditos
PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioSusan C. Kim, MD - Pediatría
Revisor médico especializadoCharles M. Myer, III, MD - Otolaringología

Referencias
Citas bibliográficas
  1. American Academy of Pediatrics and American Academy of Family Physicians (2013). Clinical practice guideline: Diagnosis and management of acute otitis media. Pediatrics, 131(3): e964–e999.
  2. Damoiseaux RAJM, Rovers MM (2011). AOM in children, search date September 2010. BMJ Clinical Evidence. Available online: http://www.clinicalevidence.com.

Nota: La "versión imprimible" del documento no contendrá toda la información disponible en el documento en línea; parte de la información (por ejemplo, referencias cruzadas a otros temas, definiciones o ilustraciones médicas) sólo está disponible en la versión en línea.

Última revisión: 10 abril, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.