Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Incontinencia urinaria en hombres

Generalidades del tema

¿Qué es la incontinencia urinaria en los hombres?

La incontinencia urinaria es la pérdida accidental de orina. No es una enfermedad. Es un síntoma de un problema en las vías urinarias de un hombre.

La orina se produce en los riñones y se almacena en un saco muscular que se llama vejiga urinaria. Un tubo llamado uretra se extiende desde la vejiga a través de la próstata y el pene hacia el exterior del cuerpo. Alrededor de este conducto hay un anillo de músculos que se llama esfínter urinario. A medida que la vejiga se llena de orina, las señales nerviosas ordenan al esfínter que se contraiga para mantenerse cerrado mientras que la vejiga permanece relajada. Los nervios y los músculos trabajan juntos para evitar que se fugue orina hacia el exterior del cuerpo.

Cuando usted tiene que orinar, las señales nerviosas ordenan a los músculos de las paredes de la vejiga que se contraigan. Esto hace que la orina salga de la vejiga e ingrese en la uretra. Al mismo tiempo que la vejiga se contrae, la uretra se relaja. Esto permite que la orina pase a través de la uretra y salga del cuerpo.

La incontinencia puede suceder por muchos motivos:

  • Si la vejiga se contrae en el momento equivocado, o si se contrae con demasiada fuerza, es posible que ocurra una pérdida de orina.
  • Si los músculos alrededor de la uretra están dañados o débiles, puede ocurrir una pérdida de orina, incluso si usted no tiene problemas con la constricción de la vejiga en el momento equivocado.
  • Si la vejiga no se vacía cuando debe hacerlo, usted se queda con demasiada orina en la vejiga. Si la vejiga se llena demasiado, tendrá una pérdida de orina cuando usted no lo desee.
  • Si algo está bloqueándole la uretra, la orina puede acumularse en la vejiga. Esto puede causar una pérdida.

La incontinencia urinaria ocurre con más frecuencia en hombres mayores que en hombres jóvenes. Pero no es simplemente una parte normal del envejecimiento.

¿Cuáles son los tipos y los síntomas de la incontinencia urinaria?

La incontinencia urinaria puede ser a corto plazo o a largo plazo (crónica). La incontinencia a corto plazo suele ser causada por otros problemas de salud o tratamientos. Este tema trata acerca de los diferentes tipos de incontinencia urinaria crónica:

  • La incontinencia de esfuerzo significa que usted pierde orina cuando estornuda, tose, se ríe, levanta algo, cambia de posición o hace algo que presiona o tensiona la vejiga.
  • La incontinencia de urgencia es la necesidad urgente de orinar que es tan fuerte que no puede llegar al baño a tiempo. También sucede cuando la vejiga se contrae cuando no debería hacerlo. Esto puede suceder incluso cuando solo tiene una pequeña cantidad de orina en la vejiga. La vejiga hiperactiva es un tipo de incontinencia de urgencia. Pero no todas las personas con vejiga hiperactiva tienen pérdida de orina.
  • La incontinencia por rebosamiento significa que usted tiene la necesidad urgente de orinar, pero solo puede evacuar una pequeña cantidad. Dado que la vejiga no se vacía como debería, gotea orina más tarde.
  • La incontinencia total significa que usted siempre está perdiendo orina. Sucede cuando el músculo esfínter deja de funcionar.
  • La incontinencia funcional significa que usted no puede llegar al baño a tiempo para orinar. Por lo general, esto ocurre debido a que algo se interpuso en su camino o no pudo caminar hasta allí por su propia cuenta.

¿Cuál es la causa de la incontinencia urinaria en los hombres?

Los diferentes tipos de incontinencia tienen diferentes causas.

  • La incontinencia de esfuerzo puede suceder cuando se extirpa la próstata. Si se dañaron los nervios o el esfínter, la parte inferior de la vejiga podría no tener el apoyo suficiente. Por lo tanto, mantener la orina en la vejiga depende únicamente del esfínter.
  • La incontinencia de urgencia es causada por los músculos de la vejiga que se contraen tan fuerte que el esfínter no puede retener la orina. Esto causa una necesidad urgente y muy fuerte de orinar.
  • La incontinencia por rebosamiento puede ser causada por algo que obstruye la uretra, lo que provoca que la orina se acumule en la vejiga. A menudo, esto es causado por un agrandamiento de la próstata o un estrechamiento de la uretra. También puede suceder debido al debilitamiento de los músculos de la vejiga.

En los hombres, la incontinencia suele relacionarse con problemas o tratamientos de la próstata.

Beber alcohol puede empeorar la incontinencia urinaria. Tomar medicamentos recetados o de venta libre, como diuréticos, antidepresivos, sedantes, narcóticos o medicamentos de venta libre para el resfriado o para hacer dieta, también puede afectar sus síntomas.

¿Cómo se diagnostica la causa?

Su médico le hará un examen físico, le preguntará acerca de sus síntomas y sus antecedentes de salud y le hará un análisis de orina. A menudo, esto es suficiente para ayudar al médico a encontrar la causa de la incontinencia. Es posible que necesite otras pruebas si la pérdida es causada por más de un problema o si la causa no es clara.

¿Cómo se trata?

Los tratamientos dependen del tipo de incontinencia que usted tenga y cuánto afecta su vida. Su tratamiento puede incluir medicamentos, ejercicios sencillos o ambos. Algunos hombres necesitan cirugía, pero la mayoría no.

También hay algunas medidas que puede tomar en el hogar. En muchos casos, estos cambios en el estilo de vida pueden ser suficientes para controlar la incontinencia.

  • Reduzca el consumo de bebidas con cafeína, como café o té. También reduzca el consumo de bebidas efervescentes, como las sodas. Y limite el alcohol a no más de 1 bebida al día.
  • Coma alimentos ricos en fibra para ayudar a evitar el estreñimiento.
  • No fume. Si necesita ayuda para dejar de fumar, hable con su médico sobre programas y medicamentos para dejar de fumar. Estos pueden aumentar sus probabilidades de dejar de fumar para siempre.
  • Mantenga un peso saludable.
  • Intente ejercicios sencillos para el piso pélvico, como los ejercicios de Kegel.
  • Vaya al baño a varios horarios fijos cada día. Use prendas que pueda sacarse fácilmente. Mantenga el camino hacia el baño lo más despejado y corto que pueda.
  • Cuando orine, practique el vaciado doble. Esto significa orinar lo más que pueda, relajarse por un momento y, luego, orinar nuevamente.
  • Use un diario para llevar un registro de sus síntomas y de cualquier pérdida de orina. Esto los ayuda a usted y su médico a encontrar el mejor tratamiento para usted.

Si tiene síntomas de incontinencia urinaria, no sienta vergüenza de decírselo a su médico. La mayoría de las personas con incontinencia pueden recibir ayuda o curarse.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca de la incontinencia urinaria:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Inquietudes a largo plazo:

Cómo vivir con incontinencia urinaria:

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Las Herramientas interactivas le ayudan a la gente a determinar los riesgos de salud, el peso ideal, la frecuencia cardíaca deseable y mucho más. Las Herramientas interactivas están diseñadas para ayudarle a la gente a determinar los riesgos de salud, el peso ideal, la frecuencia cardíaca deseable y mucho más.
  Herramienta interactiva: ¿Cuál es la gravedad de sus síntomas urinarios de hiperplasia prostática benigna (BPH)?

Causa

La incontinencia urinaria ocurre cuando el músculo esfínter de la vejiga no es lo suficientemente fuerte como para retener la orina. Esto puede ocurrir cuando:

  • El esfínter es demasiado débil.
  • Los músculos de la vejiga se contraen con demasiada fuerza.
  • La vejiga está demasiado llena.

El tratamiento para la próstata es una de las causas principales de incontinencia urinaria en los hombres.

  • La incontinencia a corto plazo después de una operación de la próstata puede desaparecer con el tiempo, especialmente en hombres jóvenes. En algunos casos, dura hasta un año.
  • La incontinencia de esfuerzo es un problema común después de una extirpación de la próstata (prostatectomía radical) o de un tratamiento de radiación para el cáncer de próstata. Es cada vez menos frecuente dado que hay mejores técnicas quirúrgicas.
  • Algunos tratamientos para una próstata agrandada (hiperplasia prostática benigna o BPH, por sus siglas en inglés) también pueden provocar incontinencia. Pero esto no es común.

Las contracciones de la vejiga que provocan la incontinencia de urgencia pueden ser causadas por muchas afecciones, que incluyen:

  • Infección de las vías urinarias.
  • Problemas intestinales, como estreñimiento.
  • Prostatitis. Esta es una infección dolorosa de la próstata.
  • Determinadas afecciones que afectan las señales nerviosas provenientes del cerebro, como la enfermedad de Parkinson o un ataque cerebral.
  • Cálculos en los riñones o cálculos en la vejiga.
  • Obstrucción por cáncer de próstata o hiperplasia prostática benigna (BPH, por sus siglas en inglés).

La incontinencia por rebosamiento suele ser causada por una obstrucción de la uretra por BPH o por cáncer de próstata. Otras causas incluyen:

  • Estrechamiento de la uretra (estenosis).
  • Medicamentos, como antihistamínicos y descongestionantes.
  • Afecciones nerviosas, como diabetes o esclerosis múltiple.

Usted puede tener un tipo de incontinencia o más. Cada tipo puede tener una causa diferente.

Síntomas

Sus síntomas dependen del tipo de incontinencia urinaria que tenga.

El síntoma principal de la incontinencia de esfuerzo es la pérdida de orina cuando tose, se ríe, levanta algo, se esfuerza o cambia de postura.

Los síntomas de la incontinencia de urgencia pueden incluir:

  • Una repentina necesidad urgente de orinar.
  • Pérdida repentina de una gran cantidad de orina.
  • La necesidad de orinar con frecuencia, a menudo por la noche.

Los síntomas de la incontinencia por rebosamiento pueden incluir:

  • Un chorro de orina que comienza y se detiene cuando usted orina.
  • Pérdida de una pequeña cantidad de orina.
  • Un chorro de orina débil.
  • Una necesidad de hacer un esfuerzo mientras orina y una sensación de que la vejiga no está vacía.
  • Una necesidad urgente de orinar, a menudo por la noche.
  • Pérdida de orina mientras duerme.

Qué sucede

La incontinencia urinaria suele relacionarse con problemas de próstata. A medida que los hombres envejecen, la próstata se agranda. Puede comprimir la uretra y empujar el cuello de la vejiga fuera de lugar. Estos cambios pueden provocar incontinencia.

  • La incontinencia de esfuerzo ocurre cuando el músculo (esfínter) que rodea la uretra se abre en el momento equivocado. Esto puede suceder cuando usted se ríe, estornuda, tose, levanta algo o cambia de postura.
  • La incontinencia de urgencia es causada por contracciones de la vejiga que son demasiado fuertes para ser detenidas por el esfínter. A menudo, la urgencia es una respuesta a algo que le da ganas de orinar. Puede suceder cuando espera para usar el baño, abre la puerta cuando llega a su casa, o incluso cuando abre un grifo. La vejiga hiperactiva es un tipo de incontinencia de urgencia. Pero no todas las personas con vejiga hiperactiva tienen pérdida de orina. Para más información, vea el tema Vejiga hiperactiva.
  • La incontinencia por rebosamiento suele ser causada por una obstrucción de la uretra por BPH o por cáncer de próstata. También se produce cuando los músculos de la vejiga se contraen débilmente o no se contraen cuando deberían.
  • La incontinencia funcional puede suceder cuando hay limitaciones físicas o mentales que restringen la capacidad de un hombre para llegar al baño a tiempo.

En la mayoría de los casos, la incontinencia provocada por un agrandamiento de la próstata puede curarse con medicamentos o con cirugía de próstata.

Si su incontinencia no está relacionada con una cirugía de próstata y aparece de manera repentina, por lo general, desaparecerá después de que haya recibido tratamiento para cualquier cosa que la esté causando. Por ejemplo, lo más probable es que la incontinencia relacionada con una infección de las vías urinarias, prostatitis o estreñimiento desaparezca cuando la infección o la afección se curen.

Qué aumenta el riesgo

Muchas cosas han sido vinculadas con un riesgo mayor de incontinencia urinaria en los hombres.

Problemas físicos o estilo de vida

  • Cambios causados por la edad, que incluyen una capacidad disminuida de la vejiga y debilidad física
  • Fumar tabaco
  • Lesión a la vejiga o a la uretra, como por radioterapia o cirugía de próstata
  • Infección en la vejiga o prostatitis
  • Obesidad
  • Anormalidades estructurales de las vías urinarias

Medicamentos y alimentos

  • Bebidas con cafeína y gaseosas, como café, té y soda
  • Alcohol
  • Medicamentos recetados que aumentan la producción de orina, como diuréticos, o que relajan la vejiga, como anticolinérgicos y antidepresivos
  • Otros medicamentos recetados, como sedantes, narcóticos y bloqueadores de los canales de calcio
  • Medicamentos sin receta, como medicamentos para adelgazar, para la alergia y para el resfriado

Enfermedades y afecciones de salud

  • Afecciones neurológicas, como enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Parkinson, ataque cerebral, diabetes, lesión en la médula espinal y esclerosis múltiple
  • Cáncer de vejiga
  • Bronquitis crónica
  • Cistitis intersticial
  • Ansiedad y depresión

Cuándo llamar al médico

Vea a su médico de inmediato si su incontinencia urinaria no desaparece o si también tiene:

  • Debilidad o entumecimiento de los glúteos, las piernas y los pies.
  • Fiebre, escalofríos y dolor abdominal o dolor en el flanco.
  • Sangre en la orina o ardor al orinar.
  • Un cambio en sus hábitos de evacuación.

Llame a su médico si:

  • Su incontinencia empeora.
  • La pérdida de orina es un problema tal que tiene que usar una toalla para absorberla.
  • La incontinencia interfiere en su vida de alguna manera.

No sienta vergüenza de hablar sobre la incontinencia con su médico. No es algo que siempre sucede con el envejecimiento. La mayoría de las personas con incontinencia pueden recibir ayuda o curarse.

Si usted tiene un cambio repentino en su capacidad para orinar y no está seguro de que esté relacionado con su incontinencia urinaria, vea el tema Lesiones y problemas urinarios, 12 años o más.

Espera vigilante

Si tiene incontinencia urinaria crónica que comienza lentamente, quizá pueda controlar el problema usted mismo. Si el tratamiento en el hogar no controla su problema, o si la incontinencia le molesta, pregúntele a su médico acerca de tratamiento.

Si tiene incontinencia que comienza repentinamente (aguda), llame a su médico. La incontinencia aguda suele ser causada por problemas de las vías urinarias o medicamentos. Puede corregirse fácilmente.

A quién consultar

Cualquiera de los siguientes profesionales de la salud pueden diagnosticar y tratar la incontinencia urinaria:

Si precisa que lo operen para tratar la incontinencia, asegúrese de encontrar un médico que tenga experiencia en el tipo de cirugía que necesita usted, generalmente, un urólogo.

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

Para saber la causa de su incontinencia urinaria, su médico primero revisará su historial de salud y le hará un examen físico. Junto con pruebas de rutina, como un análisis de orina, esto puede ser todo lo que su médico necesita para diagnosticar la causa y comenzar el tratamiento.

Su médico puede pedirle que lleve un registro de diuresis. Esto es un registro de la cantidad de líquidos que bebe y cuánto y con qué frecuencia orina.

Pruebas de incontinencia

Las pruebas que pueden realizarse para determinar el tipo y la causa de su incontinencia urinaria incluyen:

  • Análisis de orina y urocultivo. Estas pruebas indican si usted tiene una infección de las vías urinarias (UTI, por sus siglas en inglés) o prostatitis, o sangre o azúcar en la orina.
  • Prueba de la tos. Detecta pérdida de orina al toser.
  • Pruebas urodinámicas, que pueden incluir:
    • Uroflujometría. Esta prueba mide su tasa de flujo de orina. Una tasa baja de flujo máximo puede ser señal de una obstrucción o de una vejiga débil.
    • Estudios de presión/flujo. Esta prueba mide los cambios de presión en la vejiga a medida que cambia el flujo. Suele usarse cuando la causa de los síntomas de un hombre es incierta. Puede ayudar a indicar si la causa puede ser una obstrucción o un problema de los músculos o nervios de la vejiga.
    • Volumen de residuo posmiccional. Esta prueba mide la cantidad de orina que queda después de que usted vacía la vejiga.
  • Cistometrograma (CMG). Esta prueba mide lo bien que la vejiga puede almacenar y evacuar orina.
  • Electromiografía (EMG). Esta prueba registra la actividad eléctrica de los músculos.

Es posible que su médico le haga un examen cistoscópico. Es una prueba que le permite a su médico ver dentro de las vías urinarias.

Otras pruebas

Es posible que precise más pruebas si:

  • Ha fallado el primer tratamiento para la incontinencia.
  • Ha tenido anteriormente una operación de próstata, radioterapia o infecciones frecuentes de las vías urinarias.
  • No se le puede colocar una sonda en la vejiga con facilidad.

Algunas pruebas no suelen usarse para la incontinencia, pero pueden ser útiles. Un ejemplo es la cistouretrografía. Es una radiografía de la vejiga y de la uretra mientras está orinando.

Si el médico quiere hacer más pruebas, pregunte de qué manera esta prueba puede ayudar a su médico a tratar su incontinencia.

Generalidades del tratamiento

El tratamiento que usted y su médico elijan depende de su tipo de incontinencia urinaria y de la gravedad de sus síntomas.

Si no hay infección ni cáncer ni otra causa que pudiera curarse solamente con cirugía, el tratamiento se hace en etapas.

  • Las estrategias conductuales pueden ser suficientes para controlar sus síntomas. Estas incluyen cambios simples en su dieta, estilo de vida y hábitos para orinar. Vea Tratamiento en el hogar para obtener más información.
  • Los medicamentos que tratan infecciones o espasmos musculares de la vejiga pueden ayudar.
  • El autosondaje puede ayudarlo a manejar la incontinencia por rebosamiento debida a una vejiga débil u obstrucción. También puede usarse si una operación no es la mejor alternativa para usted. Cuando necesite drenarse la vejiga, usted se inserta un tubo hueco y delgado a través de la uretra que llega a la vejiga. Para aprender más, vea Otro tratamiento.
  • La cirugía, por lo general, se considera cuando es el único tratamiento que puede curar la incontinencia, como cuando la afección es causada por una obstrucción en la vejiga.

Muchos hombres que tienen incontinencia de urgencia o incontinencia por rebosamiento también tienen un agrandamiento de la próstata (hiperplasia prostática benigna o BPH, por sus siglas en inglés). Para más información, vea el tema Hiperplasia prostática benigna (BPH).

Para pensar

El ejercicio es importante para su salud física y emocional. Incluso si hacer actividad le causa algo de pérdida, haga ejercicio con regularidad. Puede ayudarlo a manejar el estrés y a mantener el tono de los músculos.

Los productos para la incontinencia absorben orina o aplican presión para evitar que se derrame la orina. Para aprender más, vea Otro tratamiento.

Prevención

Usted puede reducir las probabilidades de tener incontinencia urinaria si:

  • Limita la cafeína y el alcohol.
  • Alcanza y mantiene un peso saludable.
  • Deja de fumar.
  • Evita el estreñimiento siguiendo una dieta saludable y con alto contenido de fibra.
  • Hace ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos que controlan el flujo de orina.

Tratamiento en el hogar

Puede usar estrategias conductuales para ayudar a controlar la incontinencia urinaria. Estas incluyen cambios simples en su dieta, estilo de vida y hábitos para orinar.

Estrategias de alimentación y de estilo de vida

  • Reduzca o deje de tomar bebidas con cafeína y gaseosas, como café, té y soda.
  • Limite el alcohol a no más de 1 bebida al día.
  • Coma menos de cualquier alimento que pudiera irritarle la vejiga. Luego, fíjese en los cambios en los hábitos de su vejiga. Estos alimentos incluyen cítricos, chocolate, tomates, vinagres, comidas picantes, productos lácteos y aspartamo.
  • Si fuma, deje de hacerlo.
  • Evite el estreñimiento:
    • Incluya frutas, verduras, frijoles y granos integrales en su alimentación de todos los días. Estos alimentos son ricos en fibra.
    • Beba suficiente cantidad de líquido. No evite tomar líquidos porque está preocupado de gotear orina.
    • Haga algo de ejercicio todos los días. Trate de hacer al menos 2½ horas de actividad moderada a la semana. O bien, trate de hacer actividad intensa al menos 1¼ horas a la semana. Está bien hacer actividad en bloques de 10 minutos o más a lo largo del día y de la semana.
    • Tome todos los días un suplemento de fibra con psilio (como Metamucil) o celulosa de metilo (como Citrucel). Comience con una dosis pequeña. Luego aumente la dosis muy lentamente por un mes o más tiempo.
    • Programe tiempo todos los días para evacuar el intestino. Una rutina diaria puede ayudar. Tómese su tiempo y no se esfuerce.
  • Si tiene sobrepeso, trate de adelgazar un poco. Haga más actividad y haga cambios pequeños y saludables en lo que come y en la cantidad. Notará buenos resultados con el tiempo.
  • Pruebe hacer ejercicios para el piso pélvico (Kegel), a fin de fortalecer los músculos pélvicos.

Hábitos urinarios

Pruebe uno o más de estos consejos. Pueden ayudarlo a tener algo de control sobre sus síntomas:

  • Fíjese un horario para orinar con una frecuencia de 2 a 4 horas. Vaya tanto si tiene ganas de ir o no.
  • Practique el "doble vaciado". Esto significa orinar todo lo que pueda, relajarse unos momentos y, después, volver a orinar.
  • Si tiene dificultad para llegar al baño antes de orinar, considere hacer una vía más despejada y rápida al baño. Use prendas que pueda sacarse fácilmente (como aquellas con cintura de elástico o cierres de Velcro). O mantenga un orinal cerca de su cama o de su silla.

Hable con su médico acerca de todos los medicamentos que toma, incluidos los medicamentos sin receta, para ver si alguno de ellos puede estar empeorando su incontinencia. Los medicamentos que pueden provocar incontinencia urinaria en hombres incluyen algunos antidepresivos, sedantes e incluso algunos medicamentos para alergias y resfriados.

Medicamentos

Los medicamentos pueden ayudar con algunos tipos de incontinencia urinaria.

Opciones de medicamentos

Para pensar

Algunos medicamentos que se utilizan para tratar la incontinencia pueden de hecho empeorar la afección en los hombres cuya incontinencia es causada por un agrandamiento de la próstata (hiperplasia prostática benigna o BPH, por sus siglas en inglés). Por lo tanto, consultar a un urólogo es una parte importante de la atención de la incontinencia.

Cirugía

La cirugía puede ser una opción para hombres que:

  • Tienen incontinencia continua (crónica).
  • Tienen síntomas graves e incontinencia total.
  • Tienen síntomas que les molestan extremadamente.
  • Tienen problemas con la retención de orina.
  • Tienen sangrado de moderado a grave en la orina (hematuria) que sigue apareciendo.
  • Tienen infecciones de las vías urinarias que siguen apareciendo.
  • Tienen un problema médico que solo puede tratarse con cirugía. Un ejemplo es una obstrucción en la salida de la vejiga que está afectando la actividad renal.

Opciones de cirugía

La incontinencia por rebosamiento causada por un agrandamiento de la próstata (hiperplasia prostática benigna o BPH, por sus siglas en inglés) es la forma de incontinencia que más se trata con cirugía. Para más información acerca de las opciones de cirugía y el tratamiento para la BPH, vea el tema Hiperplasia prostática benigna (BPH).

La incontinencia de esfuerzo causada por la extirpación de la próstata también puede tratarse con cirugía si la incontinencia no se cura después de un período de espera vigilante.

La cirugía para la incontinencia de esfuerzo grave que no mejora con métodos conductuales incluye:

  • Esfínter artificial. Se coloca un dispositivo de goma de silicona alrededor de la uretra (el conducto que transporta la orina desde la vejiga al exterior de su cuerpo). Puede inflarse o desinflarse para controlar la micción.
  • Aumento del volumen uretral. Se inyecta material alrededor de la uretra. Esto sirve para controlar la micción, ya sea cerrando un orificio en la uretra o aumentando el grosor de la pared de la uretra.
  • Cabestrillo bulbouretral. Se coloca un cabestrillo debajo de la uretra. Puede adherirse al tejido muscular o al hueso púbico. El cabestrillo comprime y levanta la uretra. Esto da a la uretra mayor resistencia a la presión del abdomen. La cirugía de cabestrillo puede considerarse como tratamiento para la incontinencia urinaria grave a causa de la cirugía de próstata.
  • Estimulación del nervio sacro (SNS, por sus siglas en inglés). Un estimulador eléctrico debajo de la piel envía impulsos al nervio sacro en la parte baja de la espalda. Este nervio desempeña una función en el almacenamiento y vaciado de la vejiga.

Para pensar

La cirugía funciona para algunas personas pero no para otras. Tiene más probabilidades de mejorar la incontinencia cuando:

  • El diagnóstico es correcto.
  • La causa de los síntomas es algo que puede corregirse con cirugía.
  • Su cirujano tiene mucha experiencia y habilidad con la cirugía que le va a hacer.

Las cosas que pueden llevar a resultados decepcionantes incluyen:

  • Expectativas no realistas. La cirugía no siempre cura los síntomas, pero suele mejorarlos.
  • Factores físicos, como obesidad, tos crónica, radioterapia, alimentación deficiente, edad y actividad física intensa.

Otro tratamiento

Es posible que puedan utilizarse otros tratamientos que no impliquen cirugía ni medicamentos para tratar la incontinencia urinaria.

  • Para la incontinencia de esfuerzo, la biorretroalimentación puede ayudarlo a aprender a leer las señales de su cuerpo. Esto ayuda a mejorar el control.
  • Para la incontinencia de urgencia, las terapias conductuales como la biorretroalimentación y el entrenamiento de la vejiga pueden ayudarlo a controlar los músculos de la vejiga.
  • Para la incontinencia por rebosamiento, usar una sonda para drenar la vejiga puede ayudar a evitar que su vejiga se llene demasiado.

Sondas

  • El sondaje puede utilizarse para tratar la incontinencia grave que no puede manejarse con medicamentos ni con cirugía. Las sondas no curan la incontinencia. Pero permiten que usted o un cuidador la manejen.
    • El autosondaje intermitente se realiza con un tubo delgado, flexible y hueco (sonda) que se inserta a través de la uretra dentro de la vejiga. Esto permite drenar la orina hacia afuera.
    • El sondaje permanente utiliza una sonda que permanece colocada a toda hora. Para más información, vea el tema Cuidados para una sonda urinaria permanente.
    • La sonda tipo condón o Texas utiliza un condón especial que puede adherirse a un tubo para un uso a corto plazo. El condón, que se coloca sobre el pene, mantiene el tubo en su lugar. El tubo permite que la orina drene hacia afuera.

Terapias conductuales

Las terapias conductuales, incluyendo biorretroalimentación y ejercicios para los músculos pélvicos, se utilizan para tratar la incontinencia de esfuerzo y de urgencia.

Productos para la incontinencia

Los productos para la incontinencia, como protectores absorbentes o pañales, pinzas para incontinencia o manguitos de presión, pueden utilizarse para manejar cualquier forma de incontinencia. Algunos de estos productos absorben orina que haya goteado. Otros aplican presión sobre la uretra para ayudar a evitar que se escape la orina.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse
Dirección del sitio web: www.kidney.niddk.nih.gov

Urology Care Foundation: The Official Foundation of the American Urological Association
Dirección del sitio web: www.urologyhealth.org

Referencias

Citas bibliográficas

  1. MacDiarmid SA, et al. (2008). Efficacy and safety of extended-release oxybutynin in combination with tamsulosin for treatment of lower urinary tract symptoms in men: Randomized, double-blind, placebo-controlled study. Mayo Clinic Proceedings, 83(9): 1002–1010.
  2. Kaplan SA, et al. (2006). Tolterodine and tamsulosin for treatment of men with lower urinary tract symptoms and overactive bladder. JAMA, 296(19): 2319–2328.

Otras obras consultadas

  • Chapple CR, Milson I (2012). Urinary incontinence and pelvic prolapse: Epidemiology and pathophysiology. In AJ Wein et al., eds., Campbell-Walsh Urology, 10th ed., vol. 3, pp. 1871–1895. Philadelphia: Saunders.
  • Herschorn S (2012). Injection therapy for urinary incontinence. In AJ Wein et al., eds., Campbell-Walsh Urology, 10th ed., vol. 3, pp. 2168–2185. Philadelphia: Saunders.
  • Naumann M, et al. (2008). Assessment: Botulinum neurotoxin in the treatment of autonomic disorders and pain (an evidence-based review): Report of the Therapeutics and Technology Assessment Subcommittee of the American Academy of Neurology. Neurology, 70(19): 1707–1714.
  • Resnick, NM (2012). Incontinence. In L Goldman, A Shafer, eds., Goldman's Cecil Medicine, 24th ed., pp. 110–114. Philadelphia: Saunders.
  • Silva LA, et al. (2011). Surgery for stress urinary incontinence due to presumed sphincter deficiency after prostate surgery. Cochrane Database of Systematic Reviews (4).
  • Wadie BS (2010). Retropubic bulbourethral sling for post-prostatectomy male incontinence: 2-year followup. Journal of Urology, 184(6): 2446–2451.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Avery L. Seifert, MD - Urología
Última revisión 6 mayo, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.