Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Gonorrea

Generalidades del tema

¿Qué es la gonorrea?

La gonorrea es una infección que se contagia a través del contacto sexual. En los hombres, la mayoría de las veces infecta la uretra. En las mujeres, por lo general infecta la uretra, el cuello uterino o ambos. También puede infectar el recto, el ano, la garganta y los órganos pélvicos. En raras ocasiones, puede infectar los ojos.

La gonorrea no causa problemas si se la trata de inmediato. Pero si se deja sin tratar, puede provocar problemas graves.

En una mujer, la gonorrea no tratada puede pasar al útero, a las trompas de Falopio y a los ovarios. Esto puede causar tejido cicatricial doloroso e inflamación, conocida como enfermedad inflamatoria pélvica (EIP). La EIP puede causar esterilidad o embarazo ectópico.

A veces a la gonorrea se la llama purgación, gota militar o GC.

¿Cuál es la causa de la gonorrea?

Un determinado tipo de bacteria causa la gonorrea. La gonorrea es una infección de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés). Esto significa que puede contagiarse de una persona a otra durante las relaciones sexuales vaginales, anales u orales.

Una mujer que está embarazada puede transmitirle la infección a su hijo recién nacido durante el parto.

¿Cuáles son los síntomas?

Muchas personas no tienen síntomas, por lo que pueden transmitir la gonorrea a sus parejas sexuales sin saberlo.

Si hay síntomas, estos podrían incluir:

  • Dolor al orinar.
  • Secreción anormal del pene o de la vagina.

Además, por lo general, la infección por gonorrea en la garganta no causa síntomas.

Los síntomas en los hombres suelen ser más fáciles de notar que en las mujeres. Pero algunos hombres tienen síntomas leves o no tienen síntomas.

En las mujeres, los primeros síntomas podrían ser tan leves que se confunden con una infección en la vejiga o una infección vaginal. Cuando una infección no tratada pasa a los órganos pélvicos de una mujer, los síntomas pueden incluir dolor en la parte inferior del abdomen, dolor durante las relaciones sexuales, sangrado vaginal y fiebre.

El tiempo desde la exposición a la gonorrea hasta que comienzan los síntomas suele ser de 2 a 5 días. Sin embargo, podrían pasar hasta 30 días antes de que los síntomas comiencen.

Usted puede contagiar la gonorrea incluso si no tiene síntomas. Puede seguir contagiando la enfermedad hasta haber recibido tratamiento.

¿Cómo se diagnostica la gonorrea?

Su médico le hará preguntas acerca de sus antecedentes de salud y sus antecedentes sexuales, como cuántas parejas tiene. Es posible que su médico también le haga un examen físico para detectar señales de infección.

La orina o el líquido de la zona infectada se analizarán para detectar gonorrea. También podrían realizarle pruebas para detectar otras infecciones de transmisión sexual (STI) al mismo tiempo. Las pruebas se pueden realizar con una prueba de Papanicolaou.

Tan pronto como se entere de que tiene gonorrea, asegúrese de avisar a sus parejas sexuales. Los expertos recomiendan que le avise a todas las personas con las que ha tenido relaciones sexuales en los últimos 60 días. Si usted no ha tenido relaciones sexuales en los últimos 60 días, comuníquese con la última persona con la que ha tenido relaciones sexuales.

¿Cómo se trata?

Se usan antibióticos para tratar la gonorrea. Es importante tomar todos los medicamentos según las indicaciones. De lo contrario, es posible que el medicamento no dé resultados. Ambas parejas sexuales necesitan tratamiento para evitar que se transmitan la enfermedad entre sí.

Recibir tratamiento tan pronto como sea posible ayuda a prevenir la propagación de la infección y reduce su riesgo de tener otros problemas, como enfermedad inflamatoria pélvica.

Muchas personas que tienen gonorrea también tienen clamidia, otra STI. Si tiene gonorrea y clamidia, recibirá medicamentos que tratan ambas infecciones.

Evite todo contacto sexual mientras recibe tratamiento para una STI. Si su tratamiento es una dosis única de medicamento, no debería tener ningún contacto sexual durante 7 días después del tratamiento para que el medicamento tenga tiempo de hacer efecto.

Haberse curado de una infección por gonorrea no impide que la vuelva a tener. Si usted recibe tratamiento y su pareja sexual no, probablemente se vuelva a contagiar.

Enterarse de que tiene una STI podría hacerle sentir mal con usted mismo o con respecto a las relaciones sexuales. La asesoría psicológica o un grupo de apoyo podrían ayudarle a sentirse mejor.

¿Cómo puede prevenir la gonorrea?

Es más fácil prevenir una STI, como la gonorrea, que tratarla.

  • Use condón cada vez que tenga relaciones sexuales. Los condones de látex y poliuretano evitan el contacto con los virus y las bacterias que causan las STI.
  • No tenga más de una pareja sexual al mismo tiempo. Las relaciones sexuales son más seguras cuando tiene una sola pareja que tiene relaciones sexuales solo con usted. Cada vez que usted tiene una nueva pareja sexual, se está exponiendo a todas las enfermedades que todas las parejas de esa persona podrían tener.
  • Sea responsable. No tenga relaciones sexuales si tiene síntomas de una infección o si está recibiendo tratamiento para una STI.
  • Para tener relaciones sexuales con una nueva persona, espere a que usted y su pareja se hayan realizado una prueba de detección de STI.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca de la gonorrea:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Inquietudes a largo plazo:

Causa

La gonorrea es causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae.

La gonorrea se transmite durante las relaciones sexuales vaginales, anales u orales con una pareja infectada. Es posible que una mujer embarazada le transmita la infección a su hijo recién nacido durante el parto.

La gonorrea puede transmitirse en cualquier momento por una persona que está infectada con la bacteria Neisseria gonorrhoeae, ya sea que tenga o no síntomas. Una persona que está infectada con gonorrea siempre puede contagiar hasta que haya recibido tratamiento.

Tener una infección por gonorrea una vez no impide que vuelva a tener otra infección en el futuro. Una nueva exposición a la gonorrea causará una nueva infección, aun si usted recibió tratamiento y se curó previamente.

Síntomas

Es bastante común que la gonorrea no cause síntomas, especialmente en las mujeres. El período de incubación, el tiempo desde la exposición a la bacteria hasta que se desarrollan los síntomas, suele ser de 2 a 5 días. Sin embargo, a veces, los síntomas podrían no desarrollarse hasta los 30 días.

La gonorrea podría no causar síntomas hasta que la infección se ha propagado a otras zonas del cuerpo.

Síntomas en las mujeres

En las mujeres, los primeros síntomas son a veces tan leves que se confunden con una infección en la vejiga o una infección vaginal. Los síntomas pueden incluir:

  • Micción dolorosa o frecuente.
  • Comezón, molestia, sangrado o secreción anal.
  • Flujo vaginal anormal.
  • Sangrado vaginal anormal durante las relaciones sexuales o después de ellas, o entre períodos.
  • Comezón en la zona genital.
  • Sangrado menstrual irregular.
  • Dolor en la parte inferior del abdomen (vientre).
  • Fiebre y cansancio general.
  • Glándulas hinchadas y dolorosas en la abertura de la vagina (glándulas de Bartolino).
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Dolor de garganta (poco frecuente).
  • Conjuntivitis (poco frecuente).

Síntomas en los hombres

En los hombres, los síntomas por lo general son lo suficientemente obvios como para hacer que un hombre busque tratamiento médico antes de que se produzcan complicaciones. Pero algunos hombres tienen síntomas leves o no tienen síntomas y pueden transmitir a sus parejas sexuales las infecciones por gonorrea sin darse cuenta. Los síntomas podrían incluir:

  • Secreción anormal del pene (transparente o lechosa al principio, y luego amarillenta, espesa y excesiva y, a veces, con sangre).
  • Micción dolorosa o frecuente o uretritis.
  • Comezón, molestia, sangrado o secreción anal.
  • Dolor de garganta (poco frecuente).
  • Conjuntivitis (poco frecuente).

Otros síntomas

La infección gonocócica diseminada (DGI, por sus siglas en inglés) ocurre cuando la infección por gonorrea se propaga a otros sitios además de los genitales, como las articulaciones, la piel, el corazón o la sangre. Los síntomas de la DGI incluyen:

  • Salpullido.
  • Dolor articular o artritis.
  • Tendones inflamados.

Qué sucede

La gonorrea no causa problemas a largo plazo si se la trata en la etapa temprana del desarrollo de la infección antes de que se desarrolle alguna complicación. Si se deja sin tratar, la gonorrea puede provocar complicaciones graves.

Complicaciones en las mujeres

Las mujeres que tienen gonorrea no tratada podrían tener las siguientes complicaciones del aparato reproductor femenino:

  • Enfermedad inflamatoria pélvica (EIP). El riesgo de esterilidad aumenta con cada episodio de EIP.
  • Un absceso en los ovarios o cerca de ellos (absceso tubo-ovárico).
  • Inflamación de las glándulas de Bartolino.
  • Un embarazo ectópico (tubárico).
  • Dolor pélvico crónico.
  • Esterilidad.
  • Síndrome de Fitz-Hugh-Curtis (poco frecuente).

Complicaciones en las mujeres embarazadas

Los problemas relacionados con la gonorrea no tratada en las mujeres embarazadas incluyen:

  • La posibilidad de un aborto espontáneo.
  • Trabajo de parto prematuro. La mujer podría recibir medicamentos para prevenir el parto prematuro, que podría requerir una hospitalización.
  • Ruptura prematura de las membranas (PROM, por sus siglas en inglés), que se produce antes de que comiencen las contracciones del trabajo de parto. El saco amniótico se rompe, y hace que chorree líquido amniótico o, con menos frecuencia, que pierda un poco.
  • Parto prematuro. Un bebé prematuro tiene un mayor riesgo de tener problemas de salud.
  • Infección del revestimiento del útero (endometritis).

Si una mujer tiene gonorrea cuando da a luz, su hijo recién nacido puede infectarse.

Las mujeres que tienen gonorrea no tratada y los recién nacidos infectados tienen más probabilidades de desarrollar complicaciones a largo plazo como consecuencia de la gonorrea.

Complicaciones en los recién nacidos

Los hijos recién nacidos de mujeres que tienen gonorrea no tratada podrían tener cualquiera de las siguientes complicaciones:

  • Conjuntivitis. La mayoría de los recién nacidos que tienen gonorrea también tienen conjuntivitis.
  • Una infección en el torrente sanguíneo (sepsis).
  • Inflamación en una articulación (artritis).
  • Infecciones en el cuero cabelludo en el lugar donde se colocó un dispositivo para cardiotocografía.
  • Infección del líquido y de los tejidos que rodean el cerebro y la médula espinal (meningitis).

Complicaciones en los hombres

Los hombres con gonorrea no tratada podrían desarrollar:

  • Epididimitis, una inflamación e infección del epidídimo, que es el tubo largo y fuertemente enrollado que se encuentra detrás de cada testículo y almacena esperma.
  • Una inflamación de la próstata (prostatitis).

Complicaciones de la gonorrea no tratada en otras zonas del cuerpo

La infección gonocócica diseminada (DGI, por sus siglas en inglés) ocurre cuando la infección por gonorrea se propaga a otros sitios aparte de los genitales, como las articulaciones, la piel, el corazón o la sangre. Las complicaciones de la DGI incluyen:

  • Fiebre.
  • Infección de la piel (celulitis).
  • Una infección en el torrente sanguíneo (sepsis).
  • Inflamación en una articulación (artritis). La mayoría de las veces afecta las rodillas y las manos.
  • Una infección e inflamación de las válvulas cardíacas y de las cavidades del corazón (endocarditis).
  • Una infección del líquido y de los tejidos que rodean el cerebro y la médula espinal (meningitis).

Debido a que muchas mujeres no tienen los primeros síntomas de la gonorrea que hacen que se busque tratamiento, tienen más probabilidades que los hombres de tener complicaciones más graves como consecuencia de que la gonorrea se propague a otras partes del cuerpo.

Tener una infección por gonorrea una vez no impide que vuelva a tener otra infección en el futuro. Una nueva exposición a la gonorrea causará una nueva infección, aun si usted recibió tratamiento y se curó previamente.

Qué aumenta el riesgo

Los factores de riesgo para contraer gonorrea incluyen:

  • Tener múltiples parejas sexuales (más de una pareja sexual en el año anterior).
  • Tener una pareja de alto riesgo (una pareja que tiene otras parejas sexuales, relaciones sexuales sin protección o parejas sexuales infectadas con gonorrea).
  • Tener contacto sexual sin protección (sin usar condones).

Cualquier niño con gonorrea necesita ser examinado por un médico para averiguar la causa y evaluar un posible abuso sexual.

Cuándo llamar al médico

La gonorrea no causa problemas a largo plazo si se la trata en la etapa temprana del desarrollo de la infección antes de que se desarrolle alguna complicación. La gonorrea no tratada puede provocar muchas complicaciones.

En las mujeres:

Llame a su médico de inmediato si tiene los siguientes síntomas.

  • Dolor repentino e intenso en la parte inferior del abdomen.
  • Dolor en la parte inferior del abdomen con sangrado o flujo vaginal y fiebre de 100 °F (38 °C) o más.
  • Ardor al orinar, micción frecuente o incapacidad para orinar y fiebre de 100 °F (38 °C) o más.

Llame a su médico para averiguar cuándo se necesita una evaluación si tiene los siguientes síntomas.

  • Flujo vaginal que se ha vuelto amarillento, más espeso o que tiene mal olor.
  • Sangrado entre períodos que ocurre más de una vez cuando los periodos son, por lo general, regulares.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Sangrado después de las relaciones sexuales.
  • Llagas, bultos, salpullido, ampollas o verrugas sobre la zona genital o anal, o a su alrededor.
  • Comezón, molestia, sangrado o secreción anal.
  • Ardor, dolor o comezón al orinar, o micción frecuente que dura más de 24 horas.
  • Dolor pélvico o en la parte inferior del abdomen que se produce sin causa conocida, como diarrea o cólicos menstruales.
  • Conjuntivitis.

Llame a su médico o clínica si ha tenido relaciones sexuales sin protección con alguien que tiene, o alguien que usted piensa que puede tener una infección de transmisión sexual.

En los hombres:

Llame a su médico de inmediato si tiene los siguientes síntomas.

  • Secreción del pene y fiebre de 100 °F (38 °C) o más.
  • Ardor al orinar, micción frecuente o incapacidad para orinar y fiebre de 100 °F (38 °C) o más.
  • Dolor, hinchazón o sensibilidad en el escroto y fiebre de 100 °F (38 °C) o más.

Llame a su médico para averiguar cuándo es necesario realizar una evaluación si tiene los siguientes síntomas.

  • Llagas, bultos, salpullido, ampollas o verrugas sobre la zona genital o anal, o a su alrededor.
  • Ardor, dolor o comezón al orinar, o micción frecuente que dura más de 24 horas.
  • Sospecha de exposición a una infección de transmisión sexual.
  • Secreción anormal del pene.
  • Conjuntivitis.
  • Comezón, molestia, sangrado o secreción anal.

Llame a su médico o clínica si tiene relaciones sexuales sin protección con una persona que tiene una infección de transmisión sexual o que usted cree que podría tenerla.

Espera vigilante

La espera vigilante es un período durante el cual usted y su médico observan sus síntomas o su afección sin usar un tratamiento médico. La espera vigilante no es adecuada en caso de una infección por gonorrea. La gonorrea no causa problemas a largo plazo si se la trata en la etapa temprana del desarrollo de la infección antes de que se desarrolle alguna complicación. Pero la gonorrea no tratada puede provocar muchas complicaciones. Evite el contacto sexual hasta que haya sido examinado por su médico para que no contagie a otra persona.

Si sabe que ha estado expuesto a la gonorrea, usted y su pareja sexual (o parejas sexuales) deben recibir tratamiento. Usted necesita tratamiento incluso si no tiene síntomas.

Tan pronto como sepa que tiene gonorrea, asegúrese de notificar a todas sus parejas sexuales. Los expertos recomiendan que notifique a todas las personas con las que ha tenido relaciones sexuales en los 60 días anteriores. Si no ha tenido relaciones sexuales en los últimos 60 días, notifique a la última persona con quien tuvo relaciones sexuales.

Si no puede comunicarse con sus parejas sexuales o no se siente cómodo al hacerlo, los departamentos de salud y las clínicas de infecciones de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés) pueden ayudar con este proceso.

A quién consultar

Los profesionales de la salud que pueden diagnosticar y tratar la gonorrea incluyen:

Por lo general, en los departamentos de salud locales y en las clínicas de planificación familiar, como Planned Parenthood, se ofrece diagnóstico y tratamiento de la gonorrea, de bajo costo.

Algunas personas no se sienten cómodas al consultar a su médico habitual acerca del tratamiento para las infecciones de transmisión sexual. La mayoría de los condados tienen clínicas confidenciales para diagnosticar y tratar la gonorrea y otras infecciones de transmisión sexual.

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

El diagnóstico de la gonorrea incluye un historial de salud y un examen físico. Su médico podría hacerle las siguientes preguntas:

  • ¿Cree que ha estado expuesto a alguna infección de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés)? ¿Cómo lo sabe? ¿Se lo dijo su pareja?
  • ¿Cuáles son los síntomas?
    • ¿Tiene alguna secreción? Si usted tiene secreción de la vagina o del pene, es importante prestar atención a cualquier olor o color.
    • ¿Tiene llagas en la zona genital o en algún otro lugar del cuerpo?
    • ¿Tiene algún síntoma urinario, que incluye micción frecuente, ardor o pinchazos al orinar, u orina en pequeñas cantidades?
    • ¿Tiene algún dolor abdominal o pélvico inusual?
  • ¿Qué método anticonceptivo usa? ¿Usa condón para protegerse contra las STI cada vez que tiene relaciones sexuales?
  • ¿Usted o su pareja tienen ciertos comportamientos sexuales que les puedan poner en riesgo, como tener múltiples parejas sexuales o tener relaciones sexuales sin usar condones (excepto si está en una relación duradera)?
  • ¿Ha tenido una STI en el pasado? ¿Cómo se la trató?

Su médico le hará preguntas acerca de su historial de salud. Luego:

  • Es posible que se realice un examen pélvico a las mujeres.
  • Es posible que se realice un examen genital a los hombres para detectar señales de uretritis y epididimitis.
  • Es posible que se realice un análisis de orina para detectar gonorrea.

Pueden usarse varias pruebas de gonorrea para detectar o confirmar una infección. Su médico recolectará una muestra de líquido corporal u orina para analizarla a fin de detectar la bacteria de la gonorrea (Neisseria gonorrhoeae). La mayoría de las pruebas proporcionan los resultados en algunos días.

Podría haber otras infecciones de transmisión sexual al mismo tiempo que una infección por gonorrea. Es posible que su médico le recomiende que se realice una prueba para detectar:

  • Clamidia, una infección bacteriana de la uretra en los hombres, y de la uretra, del cuello uterino o de los órganos reproductivos superiores (o de los tres) en las mujeres. Hasta el 40% de las personas que tienen gonorrea también tienen clamidia.1
  • Sífilis, una infección bacteriana en la que el síntoma más común es una llaga indolora que se llama chancro, que se desarrolla en los genitales.
  • Hepatitis B, una infección viral que provoca hinchazón y sensibilidad (inflamación) en el hígado.
  • El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), un virus que ataca el sistema inmunitario, lo que hace que sea difícil para el cuerpo combatir las infecciones y algunas enfermedades.

En los Estados Unidos, su médico debe informar al departamento de salud estatal que tiene gonorrea.

Detección temprana

El U.S. Preventive Services Task Force (Grupo Especial de Servicios Preventivos de los EE. UU. o USPSTF, por sus siglas en inglés) recomienda realizar pruebas de detección de la gonorrea a todas las mujeres sexualmente activas que tengan factores de riesgo de tener gonorrea.2

Es recomendable que considere la posibilidad de realizarse una prueba una vez al año para detectar gonorrea aunque no tenga síntomas si tiene un mayor riesgo de contraer una STI. Esto incluye tener múltiples parejas sexuales o tener relaciones sexuales sin usar condones (excepto si está en una relación duradera). La prueba permitirá que se diagnostique y se trate rápidamente la gonorrea. Esto ayuda a reducir el riesgo de transmitir la gonorrea y a evitar las complicaciones de la infección.

Los U.S. Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU. o CDC, por sus siglas en inglés) también recomiendan realizar pruebas de detección a mujeres embarazadas que tienen comportamientos sexuales de alto riesgo para evitar que transmitan la gonorrea a sus bebés. Si una mujer embarazada tiene alto riesgo de tener gonorrea, es posible que se le realice otra prueba durante el tercer trimestre antes del parto, para evitar la transmisión de la infección a su hijo recién nacido.3

Generalidades del tratamiento

La gonorrea no causa problemas a largo plazo si se la trata en la etapa temprana del desarrollo de la infección antes de que se desarrolle alguna complicación. La gonorrea no tratada puede provocar muchas complicaciones.

Tratamiento inicial

La gonorrea se trata con antibióticos. Se recomienda el tratamiento para:

  • Una persona que tiene una prueba de gonorrea con resultado positivo.
  • Cualquier persona que haya tenido contacto sexual en los últimos 60 días con una persona a la que se le haya diagnosticado gonorrea, ya sea que tenga o no síntomas o que haya usado o no condones.
  • Un recién nacido cuya madre tenga gonorrea al momento del parto.

Si se le receta más de una dosis de un antibiótico, asegúrese de tomar su antibiótico exactamente según las indicaciones. Si omite dosis o no completa el curso de tratamiento con el medicamento, la infección por gonorrea podría no curarse.

No tenga contacto sexual con ninguna persona:

  • Mientras esté en tratamiento.
  • Hasta que usted y su pareja (o parejas) hayan sido evaluadas y tratadas. Si usted recibe tratamiento para la gonorrea y su pareja sexual no, probablemente tenga la infección otra vez.

Si su tratamiento es una dosis única de antibiótico, espere al menos 7 días después de tomar la dosis antes de tener algún contacto sexual.

Siempre use un condón cuando tenga relaciones sexuales. Esto ayuda a que se proteja de las infecciones de transmisión sexual.

Tratamiento si la afección no mejora

Los síntomas que no desaparecen después del tratamiento podrían estar causados por otra infección por gonorrea o por el fracaso del tratamiento.

Determinadas cepas de la bacteria de la gonorrea se han vuelto resistentes a algunos antibióticos, como las quinolonas, la penicilina, la tetraciclina y los medicamentos sulfamidas. Cuando las bacterias se vuelven resistentes a un antibiótico, ya no pueden eliminarse con ese medicamento.3

Si usted ha recibido tratamiento para la gonorrea y no mejora, podría volver a ser evaluado con un cultivo de gonorrea para ver si hay resistencia bacteriana al antibiótico que estuvo tomando. Si hay resistencia bacteriana, necesitará otro antibiótico para curar la infección.

Para pensar

Para prevenir una nueva infección, no tenga relaciones sexuales hasta que cualquier pareja que podría estar infectada sea evaluada y tratada.

Algunas personas que tienen gonorrea también tienen clamidia. Los U.S. Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU. o CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que el tratamiento con medicamentos para la gonorrea también incluya antibióticos que sean eficaces para tratar la clamidia. Para obtener más información, vea el tema Clamidia.

La enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) es una complicación grave de la gonorrea que puede provocar esterilidad, dolor pélvico crónico y embarazo ectópico. Para prevenir la EIP, es importante el tratamiento inmediato de la gonorrea. Para obtener más información, vea el tema Enfermedad inflamatoria pélvica (EIP).

La infección gonocócica diseminada (DGI, por sus siglas en inglés) ocurre cuando la infección por gonorrea se propaga a otros sitios aparte de los genitales, como las articulaciones, la piel, el corazón o la sangre. El tratamiento de la DGI suele requerir hospitalización y que se dé tratamiento con antibióticos por vía intravenosa (IV) o en un músculo (por vía intramuscular, IM).

En los Estados Unidos, su médico debe informar al departamento de salud estatal que usted tiene gonorrea.

Prevención

Puede tomar medidas para reducir su riesgo de infectarse con gonorrea u otra infección de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés). También puede reducir el riesgo de transmitir la gonorrea a su pareja sexual (o parejas sexuales).

Practique relaciones sexuales más seguras

Prevenir una infección de transmisión sexual (STI) es más fácil que tratar una infección después de que esta aparezca.

  • Hable con su pareja acerca de las STI antes de comenzar una relación sexual. Averigüe si su pareja corre el riesgo de tener una STI. Recuerde que es bastante posible estar infectado con una STI sin saberlo. Puede tomar hasta 6 meses detectar algunas STI en la sangre, como sucede con el VIH.
  • Sea responsable.
    • Evite el contacto sexual si tiene síntomas de una STI o si está recibiendo tratamiento para una STI.
    • Evite el contacto sexual con alguien que tiene síntomas de una STI o que podría haber estado expuesto a una STI.
  • No tenga más de una pareja sexual al mismo tiempo. Su riesgo de tener una STI aumenta si tiene varias parejas sexuales al mismo tiempo.

Si usted o su pareja han tenido varias parejas sexuales en el último año, o si usted es un hombre que tiene relaciones sexuales sin protección con hombres, hable con su médico acerca de las pruebas de detección de la gonorrea y de otras STI incluso si no tiene síntomas.

Uso del condón

El uso del condón reduce el riesgo de infectarse con una STI, especialmente gonorrea, clamidia y VIH. El condón debe estar colocado antes de iniciar cualquier contacto sexual. Use condones con una nueva pareja cada vez que tenga relaciones sexuales, hasta que sepa por los resultados de las pruebas que no tiene una STI. Puede usar tanto condones masculinos como condones femeninos.

Aun si usted usa otro método anticonceptivo para prevenir el embarazo, puede usar condones para reducir su riesgo de tener una STI. Los condones femeninos están disponibles para las mujeres cuyas parejas masculinas no tienen o no quieren usar un condón masculino.

Tratamiento en el hogar

No existe un tratamiento en el hogar para la gonorrea. La gonorrea requiere medicamentos recetados por un médico.

Los antibióticos recetados normalmente curan las infecciones por gonorrea. La gonorrea no causa problemas a largo plazo si se la trata antes de que se desarrolle alguna complicación. Pero la gonorrea puede provocar muchas complicaciones si no se la trata.

Si le han diagnosticado gonorrea:

  • Complete el curso de tratamiento con antibióticos tal como se lo haya recetado su médico. Si omite dosis o no completa el tratamiento, la infección podría no curarse.
  • No tenga contacto sexual con ninguna persona mientras recibe tratamiento. Si su tratamiento es una dosis única de antibióticos, espere al menos 7 días después de tomar la dosis antes de tener cualquier contacto sexual.
  • Asegúrese de que su pareja sepa que necesita recibir tratamiento incluso si no hay síntomas. Usted puede contagiar la infección a otras personas aun cuando no tenga síntomas.
  • Llame a su médico si sus síntomas continúan o reaparecen después del tratamiento o si se desarrollan nuevos síntomas. Es posible que necesite un medicamento antibiótico diferente o más pruebas.

Enterarse de que tiene gonorrea podría hacerle tener pensamientos o sentimientos negativos sobre usted mismo o sobre las relaciones sexuales. Hablar con un consejero o unirse a un grupo de apoyo para personas que tienen infecciones de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés) podría ser útil.

Medicamentos

Los antibióticos, si se toman exactamente según las indicaciones, normalmente curan las infecciones por gonorrea. Si los antibióticos no se toman en forma adecuada, no se curará la infección. El tratamiento con antibióticos inmediato también previene la propagación de la infección y disminuye las complicaciones, como la enfermedad inflamatoria pélvica (EIP).

Evite todo contacto sexual mientras recibe tratamiento para una infección de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés). Las personas que toman una única dosis de medicamento no deberían tener ningún contacto sexual durante 7 días después del tratamiento a fin de que el medicamento tenga tiempo de hacer efecto. Las parejas sexuales expuestas necesitan tratamiento ya sea que tengan o no síntomas.

Para pensar

Hay una cantidad creciente de cepas de la gonorrea que no pueden eliminarse con determinados antibióticos (son resistentes a estos). Si su médico descubre que su gonorrea es resistente al medicamento que está tomando, podría recetar otro antibiótico para curar la infección. Si sigue teniendo síntomas después de que haya recibido tratamiento para la gonorrea, deberá volver a ser evaluado mediante un cultivo de gonorrea para averiguar si hay resistencia bacteriana al antibiótico que estuvo tomando.

Llame a su médico si continúan los síntomas o si se desarrollan nuevos síntomas de 3 a 4 semanas después del tratamiento.

Es posible que se necesite tratamiento en un hospital con medicamentos intravenosos (IV) para mujeres que tienen enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) y para hombres que tienen epididimitis. En muchos casos, estas afecciones pueden tratarse fuera del hospital con antibióticos orales y con un seguimiento minucioso por parte de su médico. Para obtener más información, vea el tema Enfermedad inflamatoria pélvica.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Social Health Association
Dirección del sitio web: www.ashastd.org

Centers for Disease Control and Prevention (CDC): National Center for HIV/AIDS, Viral Hepatitis, STD, and TB Prevention
Dirección del sitio web: www.cdc.gov/nchstp

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Creighton S (2011). Gonorrhoea, search date March 2010. BMJ Clinical Evidence. Available online: http://www.clinicalevidence.com.
  2. U.S. Preventive Services Task Force (2005). Screening for gonorrhea. Available online: http://www.uspreventiveservicetaskforce.org/uspstf/uspsgono.htm.
  3. Centers for Disease Control and Prevention (2010). Gonococcal infections section of Sexually transmitted diseases treatment guidelines, 2010. MMWR, 59(RR-12): 49–55. Also available online: http://www.cdc.gov/std/treatment/2010/default.htm.

Otras obras consultadas

  • Abramowicz M (2010). Drugs for sexually transmitted infections. Treatment Guidelines From The Medical Letter, 8(95): 53–60.
  • Centers for Disease Control and Prevention (2010). Gonococcal infections section of Sexually transmitted diseases treatment guidelines, 2010. MMWR, 59(RR-12): 49–55. Also available online: http://www.cdc.gov/std/treatment/2010/default.htm.
  • Centers for Disease Control and Prevention (2012). Update to CDC's Sexually Transmitted Diseases Treatment Guidelines, 2010: Oral Cephalosporins No Longer a Recommended Treatment for Gonococcal Infections. MMRW, 61(31) 590-594. Available online:http://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/mm6131a3.htm?s_cid=mm6131a3_w.
  • Ison C, et al. (2010). Gonorrhea. In SA Morse et al., eds., Atlas of Sexually Transmitted Diseases and AIDS, 4th ed., pp. 24–39. Philadelphia: Saunders.
  • Marrazzo J, et al. (2010) Neisseria gonorrhoeae. In GL Mandell et al., eds., Mandell, Douglas, and Bennett’s Principles and Practice of Infectious Diseases, 7th ed., vol. 2, pp. 2753–2771. Philadelphia: Churchill Livingstone Elsevier.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Sarah Marshall, MD - Medicina familiar
Peter Shalit, MD, PhD - Medicina interna
Última revisión 26 marzo, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.