Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Problemas de erección (disfunción eréctil)

Generalidades del tema

¿Qué son los problemas de erección?

Un hombre tiene problemas de erección si no puede lograr o mantener una erección que sea lo suficientemente firme para tener relaciones sexuales. Los problemas de erección también se llaman disfunción eréctil o impotencia.

La mayoría de los hombres tienen problemas de erección de vez en cuando. Esto es normal. Estos problemas pueden ocurrir a cualquier edad. Pero son más comunes en hombres mayores, que suelen tener otros problemas de salud. El tratamiento puede ayudar tanto a los hombres mayores como a los jóvenes.

¿Cuál es la causa de los problemas de erección?

Los problemas de erección pueden tener muchas causas. Estas incluyen:

¿Cuáles son los síntomas?

El único síntoma de un problema de erección es no poder lograr y mantener una erección que sea lo suficientemente firme para tener relaciones sexuales. Pero aun con un problema de erección, es posible que un hombre aún tenga deseo sexual y sea capaz de tener un orgasmo y eyacular.

¿Cómo se diagnostican los problemas de erección?

Su médico puede detectar si usted tiene un problema de erección haciéndole preguntas sobre su salud y haciéndole un examen físico. Su médico querrá saber qué tan a menudo sucede el problema. El examen, las pruebas de laboratorio y a veces los exámenes de salud mental pueden ayudar a detectar la causa del problema.

¿Cómo se tratan?

Los médicos suelen comenzar con cambios en el estilo de vida y medicamentos. Por lo general, no aconsejan cirugía ni otros tratamientos a menos que esas primeras medidas no ayuden.

El tratamiento puede incluir:

  • Evitar el tabaco y las drogas, y limitar el alcohol.
  • Hablar sobre el asunto con su pareja, hacer ejercicios sensuales y recibir asesoramiento.
  • Encontrar los medicamentos que quizás estén causando el problema y dejar de tomarlos. En algunos casos, puede tomar un medicamento diferente que no cause problemas de erección.
  • Tomar medicamentos recetados que puedan ayudarle a lograr erecciones. Estos incluyen pastillas como sildenafil (por ejemplo, Viagra), tadalafil (por ejemplo, Cialis) y vardenafil (por ejemplo, Levitra). Consulte con su médico para ver si es seguro que tome uno de estos medicamentos en combinación con sus otros medicamentos. Estas pastillas pueden ser peligrosas si usted tiene enfermedad cardíaca que requiera que tome nitroglicerina u otros medicamentos que contengan nitratos.
  • Tomar medicamentos y recibir asesoría psicológica para la depresión o la ansiedad.
  • Usar dispositivos de vacío o inyectarse medicamentos en el pene.
  • Someterse a cirugía para colocar un implante en el pene.

¿Pueden prevenirse los problemas de erección?

La mayoría de las veces, los problemas de erección son causados por un problema físico. Así que es importante comer alimentos saludables y hacer suficiente ejercicio para ayudarle a mantenerse saludable.

Para reducir su riesgo de tener un problema de erección, no fume, no beba demasiado alcohol ni consuma drogas ilegales.

Es posible que pueda evitar los problemas de erección relacionados con la ansiedad y el estrés hablando con su pareja sobre sus inquietudes. Esto puede ayudarle a relajarse.

Preguntas frecuentes

Aprender sobre los problemas de erección:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Inquietudes a largo plazo:

Cómo vivir con disfunción eréctil:

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud. Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.
  Problemas de erección: ¿Debería probar tratamientos de inyección?
  Problemas de erección: ¿Debería tomar medicamentos?

Causa

Los problemas de erección pueden ser causados por problemas físicos relacionados con los vasos sanguíneos, los nervios y las hormonas. O pueden ser causados por cuestiones psicológicas.

Normalmente, una erección ocurre cuando su imaginación o sus sentidos (vista, audición, tacto, olfato, gusto) son estimulados y usted se excita. El sistema nervioso central envía impulsos nerviosos que aumentan el flujo de sangre al pene.

Problemas físicos

Los problemas físicos causan alrededor de 8 de cada 10 casos de disfunción eréctil. Los problemas físicos suelen ser la causa de los problemas de erección en los hombres de 50 años o más. Estos incluyen:

  • Efectos secundarios de medicamentos, incluyendo algunas medicinas para la presión arterial alta y la depresión. En algunos casos, puede ser posible cambiar la dosis del medicamento o usar otro medicamento. Hable con su médico.
  • Uso de tabaco, alcohol o drogas ilegales. Dejar de consumir estas sustancias o reducir su consumo puede hacer que los problemas de erección sean menos graves.
  • Problemas con los vasos sanguíneos. Estos problemas pueden impedir que la sangre llene al pene o que la sangre permanezca allí el tiempo suficiente para mantener una erección. Por ejemplo, la presión arterial alta a largo plazo puede hacerle daño a los vasos sanguíneos y conducir a problemas de erección.
  • Problemas con los nervios (problemas neurológicos). Estos pueden impedir que las señales de excitación viajen del cerebro y la médula espinal al pene.
    • Los trastornos nerviosos, como la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Alzheimer, la esclerosis múltiple y el ataque cerebral pueden interferir con la capacidad de un hombre para tener una erección. Y pueden reducir el deseo sexual.
    • El daño en los nervios a causa de diabetes, las complicaciones a causa de cirugías y las lesiones de la médula espinal también pueden causar problemas.
  • Problemas relacionados con la estructura del pene o el tejido que lo rodea.
  • Factores hormonales, como un nivel bajo de la hormona testosterona.
  • Lesiones pélvicas y complicaciones de próstata u otras cirugías que interfieran con los impulsos nerviosos o el flujo de sangre al pene.

Causas psicológicas

Muchos casos de problemas de erección suelen involucrar asuntos psicológicos. Estos asuntos mentales incluyen:

Estas cosas interfieren en el proceso de la erección distrayendo al hombre de las cosas que normalmente lo excitarían.

Es más probable que los problemas de erección en hombres menores de 40 años que no tienen factores de riesgo físicos sean causados por factores mentales que por causas físicas.

Síntomas

Los síntomas de los problemas de erección incluyen ser incapaz de:

  • Tener una erección, la mayor parte del tiempo.
  • Mantener una erección suficientemente firme para tener relaciones sexuales.
  • Mantener una erección el tiempo suficiente para completar una relación sexual.

Aun con un problema de erección, es posible que un hombre aún tenga deseo sexual y sea capaz de tener un orgasmo y eyacular.

Qué sucede

La mayoría de los hombres tienen problemas de erección de vez en cuando. Pero cuando los problemas de erección son duraderos, estos pueden afectar su propia imagen, su vida sexual y su relación de pareja. Cuando tiene problemas de erección a menudo, la "ansiedad de desempeño" puede empeorar el problema. Si no puede mantener una erección que sea suficientemente firme para tener relaciones o si tiene un orgasmo antes o justo después de penetrar a su pareja (eyaculación precoz), es posible que se sienta frustrado y crea que no satisface a su pareja. Todas estas cosas pueden afectar la manera en que usted ve su relación de pareja.

Afortunadamente, muchas de las cosas que causan problemas de erección pueden tratarse.

Qué aumenta el riesgo

Su riesgo de tener un problema de erección aumenta con la edad. Otros factores que aumentan su riesgo incluyen:

  • Enfermedades que afectan los vasos sanguíneos, como diabetes, alta presión arterial y alto colesterol. Alrededor de la mitad de los hombres con diabetes desarrollan problemas de erección.
  • Enfermedades que afectan los nervios. Estas incluyen la esclerosis múltiple y la enfermedad de Parkinson.
  • Medicamentos.
  • Fumar o usar tabaco.
  • Otros problemas de salud, como niveles bajos de testosterona.
  • Lesiones en la zona pélvica, una lesión de la médula espinal o tratamientos como cirugía pélvica o radiación en la zona pélvica.
  • Usar sustancias, como el abuso del alcohol a largo plazo (crónico).
  • Factores de riesgo psicológicos, como la depresión o un cambio de vida reciente.

Las actividades que restringen el flujo sanguíneo al pene pueden aumentar el riesgo de problemas de erección. Por ejemplo, montar en bicicleta largas distancias, con frecuencia, en una silla dura y estrecha puede aumentar el riesgo. Pero la posible relación entre montar en bicicleta y los problemas de erección no ha sido comprobada. Los expertos siguen debatiendo este tema.

Por lo general, una vasectomía no causa problemas de erección. Pero el dolor después de la operación puede afectar el desempeño sexual por un tiempo. Y si un hombre no se sintiera cómodo con su decisión de hacerse una vasectomía, o si está dudando hacérsela, podría afectarlo psicológicamente.

Cuándo llamar al médico

Llame a su médico ahora mismo o busque atención médica inmediata si:

  • Tiene una erección que dura más de 3 horas.
  • Ha tomado sildenafil (por ejemplo, Viagra) o vardenafil (por ejemplo, Levitra) en las últimas 24 horas, o tadalafil (por ejemplo, Cialis) en las últimas 48 horas, y tiene dolor en el pecho. No tome nitroglicerina. Asegúrese de que todos los médicos que vea sepan que tomó unos de estos medicamentos.
  • Tiene problemas de erección que aparecen junto con dolor o dificultad para orinar, fiebre o dolor en la parte baja del vientre.

Llame a un médico si los problemas de erección suceden:

  • Con cualquier tipo de lesión en la espalda, las piernas, las nalgas, la ingle, el pene o los testículos.
  • Con otros síntomas como caída del cabello, agrandamiento de los senos o dolor de espalda.
  • Con cualquier cambio en los medicamentos que toma.

Si su problema de erección ocurre solo de vez en cuando, no hay motivo para llamar a su médico. Si ocurre con frecuencia y le molesta a usted o su pareja, está bien llamar al médico. Si un problema de erección no les molesta a usted ni a su pareja, puede elegir no llamar a su médico.

Espera vigilante

Espera vigilante quiere decir un enfoque de "esperar y ver". Un solo episodio de un problema de erección suele ser un problema temporal que es fácil de revertir. No suponga que volverá a suceder. Trate de olvidarlo y espere tener una experiencia más exitosa la próxima vez. Si a usted o su pareja les preocupa, hablen sobre el problema. Hablen abiertamente sobre sus temores y ansiedades.

Si el cuidado personal no ha ayudado después de 2 semanas y usted está preocupado por su problema de erección, consulte a un médico que tenga experiencia en manejar estos problemas.

A quién consultar

Los siguientes profesionales de la salud pueden evaluar los síntomas de los problemas de erección:

Si es posible que un problema psicológico esté contribuyendo a su problema de erección, su médico puede remitirlo a un profesional de la salud, como un:

  • Psiquiatra.
  • Psicólogo.
  • Trabajador social certificado con licencia.
  • Consejero con capacitación especial en sexualidad o problemas de pareja.

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

Dado que con frecuencia están involucrados tanto factores físicos como mentales, puede ser difícil diagnosticar la causa exacta de su problema de erección.

Para comenzar, su médico puede:

En este momento, suelen recomendarse pastillas como sildenafil (por ejemplo, Viagra), tadalafil (por ejemplo, Cialis) y vardenafil (por ejemplo, Levitra), a menos que se haya identificado una causa fácil de tratar (como el efecto secundario de un medicamento o la deficiencia de testosterona).

Si las pastillas no dan resultado o si su médico cree que es necesario hacer más pruebas, puede recomendarle:

Puede hacerse una ecografía si su médico piensa que usted puede tener un problema de circulación (enfermedad arterial periférica).

Generalidades del tratamiento

El tratamiento para un problema de erección depende de la causa del problema. La causa puede ser mental, física o una combinación de ambas.

Muchos médicos adoptan un enfoque gradual para tratar problemas de erección. Usan primero el tratamiento menos invasivo. Los pasos del tratamiento son:

  1. Descubrir y luego dejar de tomar los medicamentos que pudieran estar causando su afección. En algunos casos, puede probarse un medicamento diferente.
  2. Probar testosterona u otro tratamiento para corregir un problema hormonal si las pruebas indican que usted lo tiene.
  3. Probar pastillas llamadas inhibidores de la PDE-5, como sildenafil (por ejemplo, Viagra), tadalafil (por ejemplo, Cialis) y vardenafil (por ejemplo, Levitra).
  4. Probar asesoría si se sospecha una causa psicológica.
  5. Probar medicamentos que se inyectan o se introducen en el pene.
  6. Probar un dispositivo de vacío.
  7. Probar una cirugía de implante de pene.

Para aprender más sobre opciones de tratamiento, vea:

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Problemas de erección: ¿Debería tomar medicamentos?
Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Problemas de erección: ¿Debería probar tratamientos de inyección?

Cómo tomar medicamentos de manera segura

Los inhibidores de la PDE-5 tienen relativamente pocos efectos secundarios. Pero pueden ser peligrosos en ciertos hombres. Si está tomando medicamentos que contengan nitratos, como la nitroglicerina, no puede usar sildenafil (por ejemplo, Viagra), tadalafil (por ejemplo, Cialis) o vardenafil (por ejemplo, Levitra).

Tampoco debería tomar determinados bloqueadores alfa, utilizados para reducir la presión arterial y para tratar el agrandamiento de la próstata, con estos medicamentos. Hay riesgo de una disminución peligrosa de la presión arterial. Consulte con su médico para ver si puede tomar inhibidores de la PDE-5 con su bloqueador alfa.

Para pensar

Comúnmente, se prueban primero medicamentos orales antes que otras medicinas o cirugía.

Es importante que involucre a su pareja en su decisión, independientemente del tratamiento que elija.

Muchos hombres sobrestiman lo importante que es poder tener erecciones para sus relaciones. Algunos hombres descubren que una vez que pueden volver a tener erecciones, las molestias que implica seguir un tratamiento no valen el esfuerzo. Es posible que otros hombres descubran que poder tener erecciones no cambia su relación tanto como ellos o sus parejas esperaban.

Prevención

Quizás pueda evitar los problemas de erección relacionados con la ansiedad y el estrés adoptando un enfoque más relajado en la relación sexual. Hable con su pareja de sus problemas e inquietudes. La intimidad sexual es un tipo de comunicación. Si usted y su pareja hablan de su relación sexual, esto ayudará a reducir su estrés y su ansiedad. Y quizás se vuelva más relajado.

Es posible que gradualmente le resulte más difícil tener y mantener erecciones a medida que envejece. Sin embargo, el juego previo —la estimulación erótica previa a las relaciones sexuales— y el ambiente adecuado pueden ayudar a aumentar su capacidad de tener una erección, independientemente de su edad.

He aquí algunas otras cosas que puede hacer que pueden reducir su riesgo de problemas de erección:

  • Dejar de fumar.
  • Evitar el uso de drogas ilegales.
  • Limitar el alcohol. Aun pequeñas cantidades de alcohol pueden causar problemas de erección.
  • Mantener un nivel bajo de colesterol para reducir el riesgo de endurecimiento de las arterias (aterosclerosis).
  • Tratar la presión arterial alta.
  • Mantener el azúcar en la sangre dentro de su intervalo ideal si tiene diabetes.
  • Hacer ejercicio con regularidad.
  • Bajar de peso, especialmente si es obeso.
  • Reducir el estrés en su vida.

Tratamiento en el hogar

En algunos casos, los episodios ocasionales de problemas de erección pueden tratarse en casa, sin la ayuda de un médico. Pero involucre a su pareja en el proceso. Y no se avergüence de buscar ayuda profesional si los problemas de erección son constantes y molestos. Es posible que pueda ayudarse:

Es posible que algunos hombres prueben métodos disponibles en tiendas de alimentos saludables o a través de las publicidades de revistas. Nunca se ha comprobado médicamente que funcionen la mayoría de estos métodos. Es posible que no sean seguros, y suelen ser costosos. No se recomiendan.

Hacer cambios de estilo de vida, como dejar de fumar y beber menos alcohol, también puede ayudar a hacer que los problemas de erección sean menos probables. Para aprender más, vea Prevención.

Medicamentos

Los medicamentos que pueden ayudar a provocar una erección pueden usarse para tratar problemas de erección que son causados por problemas de los vasos sanguíneos (vasculares), hormonales, del sistema nervioso o psicológicos. También pueden combinarse con asesoría para tratar los problemas de erección que tienen causas psicológicas.

Opciones de medicamentos

Los medicamentos orales comúnmente usados incluyen:

  • Inhibidores de la PDE-5, como sildenafil (por ejemplo, Viagra), tadalafil (por ejemplo, Cialis) y vardenafil (por ejemplo, Levitra).

Otros medicamentos que pueden usarse incluyen:

Pueden recetarse hormonas y otros medicamentos para hombres que tienen niveles bajos de testosterona o altos de prolactina.

Para más información sobre opciones de medicamentos, vea:

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Problemas de erección: ¿Debería tomar medicamentos?
Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Problemas de erección: ¿Debería probar tratamientos de inyección?

Para pensar

Aunque los medicamentos orales para los problemas de erección pueden comprarse por Internet, usted debe hablar con su médico antes de usar este medicamento. Esto es especialmente importante si usted tiene un problema del corazón.

Inhibidores de la PDE-5 y problemas del corazón

Los inhibidores de la PDE-5 nunca deben tomarse si es posible que deba tomar un medicamento que contenga nitratos, como la nitroglicerina. Tomar nitroglicerina e inhibidores de la PDE-5 con menos de 24 horas entre sí puede reducir en gran medida la presión arterial. Esto puede conducir a ataque cardíaco, ataque cerebral o la muerte.

Hable con su médico sobre si los medicamentos para problemas de erección son seguros para usted si:

Si está tomando un inhibidor de la PDE-5 y va a hacerse una prueba para detectar enfermedades cardíacas, asegúrese de que su médico sepa que lo está tomando. No debería tomar sildenafil (por ejemplo, Viagra) ni vardenafil (por ejemplo, Levitra) por 24 horas antes de la prueba. No tome tadalafil (por ejemplo, Cialis) por al menos 48 horas antes de la prueba. Así, si tiene un problema durante la prueba, será seguro usar medicamentos que contengan nitratos, como nitroglicerina.

Si está usando una combinación de medicamentos para la presión arterial alta, los inhibidores de la PDE-5 podrían causar presión arterial baja (hipotensión). También por este motivo, no debería tomar bloqueadores alfa —utilizados para reducir la presión arterial y para tratar el agrandamiento de la próstata— con estos medicamentos sin hablar con su médico. La combinación podría causar una disminución peligrosa de la presión arterial.

Relaciones sexuales cuando tiene problemas cardíacos

La actividad sexual es ejercicio. Si tiene una afección cardíaca y no ha sido sexualmente activo por un tiempo, hable con su médico para asegurarse de que pueda participar en actividad sexual en forma segura.

Cirugía

En pocos casos, la cirugía puede ser una opción para tratar problemas de erección. La cirugía rara vez se recomendará antes de haber probado tratamiento no quirúrgico y asesoría psicológica.

Opciones de cirugía

Para pensar

Considere cuidadosamente las opciones no quirúrgicas y los posibles riesgos de la cirugía. Incluya a su pareja en su decisión.

Los médicos que se especializan en las afecciones de las vías urinarias (urólogos) llevan a cabo la mayoría de los implantes de pene. Los cirujanos urólogos especialmente capacitados suelen hacer la cirugía de reparación de los vasos sanguíneos.

Otro tratamiento

Otras opciones de tratamiento

  • Los dispositivos de vacío son útiles para todos los tipos de problemas de erección —físicos, psicológicos o ambos. El dispositivo tiene un tubo que se coloca alrededor del pene. Usted bombea el dispositivo para crear un vacío que provoca una erección.
  • La asesoría psicológica (psicoterapia) se recomienda para los hombres cuyos problemas de erección son causados, al menos en parte, por factores psicológicos. El tratamiento puede incluir:
    • Terapia sexual. Se enfoca en maneras de mejorar la actitud hacia el sexo. También se enfoca en técnicas sexuales específicas.
    • Terapia de grupo. Las pruebas demuestran que la terapia en grupo ayuda a algunos hombres con problemas de erección. Agregar terapia en grupo al tratamiento con sildenafil (por ejemplo, Viagra) ayudó más que el sildenafil solo. Los hombres que participaron en la terapia en grupo también fueron más propensos a seguir tomando su medicamento.1

Es posible que la asesoría psicológica también se use con un tratamiento con medicamentos o con dispositivos de vacío para problemas de erección que tengan causas psicológicas y físicas.

Los medicamentos suelen ser el tratamiento principal para los problemas de erección. Pero algunos hombres prueban terapias complementarias. Si no desea tomar medicamentos, o si los medicamentos no le dan resultado, quizá desee hablar con su médico sobre algunas de las siguientes opciones. Es necesario llevar a cabo más investigaciones para la mayoría de estos tratamientos antes de que los médicos puedan saber si realmente dan resultado.2 Los tratamientos incluyen:

  • Acupuntura.
  • Ginseng. Se ha demostrado que funciona para algunos hombres que tienen problemas de erección. Pero debido a que se vende como un suplemento dietético, es difícil saber si está tomando la cantidad adecuada.
  • El aminoácido L-arginina. Algunos hombres toman este suplemento dietético para intentar aliviar los problemas de erección. El aminoácido aumenta la cantidad de óxido nítrico en la sangre, lo que relaja los vasos sanguíneos. En teoría, la L-arginina podría mejorar las erecciones. Pero la L-arginina puede ser perjudicial.
  • Zinc. Algunos hombres que tienen niveles bajos de zinc en el cuerpo han tenido éxito al usar suplementos de zinc para tratar los problemas de erección. Pero las dosis altas de zinc pueden ser peligrosas.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse
Dirección del sitio web: www.kidney.niddk.nih.gov

Urology Care Foundation: The Official Foundation of the American Urological Association
Dirección del sitio web: www.urologyhealth.org

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Melnik T, et al. (2007). Psychosocial interventions for erectile dysfunction. Cochrane Database of Systematic Reviews (3).
  2. Burnett AL (2012). Evaluation and management of erectile dysfunction. In AJ Wein et al., eds., Campbell-Walsh Urology, 10th ed., vol. 1, pp. 721–748. Philadelphia: Saunders.

Otras obras consultadas

  • American Urological Association (2005, reviewed and confirmed 2011). Management of Erectile Dysfunction: An Update. Baltimore: American Urological Association. Also available online: http://www.auanet.org/content/clinical-practice-guidelines/clinical-guidelines.cfm?sub=ed.
  • Cheitlin MD, et al. (1999). Use of sildenafil (Viagra) in patients with cardiovascular disease. ACC/AHA expert consensus document. Circulation, 99(1): 168–177.
  • Esposito K, et al. (2004). Effect of lifestyle changes on erectile dysfunction in obese men. JAMA, 291(24): 2978–2984.
  • Montague DK (2012). Prosthetic surgery for erectile dysfunction. In AJ Wein et al., eds., Campbell-Walsh Urology, 10th ed., vol. 1, pp. 780–791. Philadelphia: Saunders.
  • Schulman SP, et al. (2006). L-arginine therapy in acute myocardial infarction. JAMA, 295(1): 58–64.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Christopher G. Wood, MD, FACS - Urología, Oncología
Última revisión 14 mayo, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.