Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Enuresis

Generalidades del tema

¿Qué es la enuresis?

Enuresis es orinar durante el sueño. Los niños aprenden el control de la vejiga a distintas edades. Los niños de menos de 4 años a menudo mojan la cama o la ropa, ya que aún no pueden controlar la vejiga. Pero para la edad de 5 o 6 años, la mayoría de los niños pueden controlarse durante la noche.

Se define como enuresis cuando un niño de 5 años o más se orina en la cama al menos 1 o 2 veces a la semana durante al menos 3 meses. En algunos casos, el niño se orina en la cama todo el tiempo. Pero la enuresis también puede comenzar después de que un niño no se ha orinado en la cama por la noche durante mucho tiempo.

Orinarse en la cama puede ser molesto, especialmente para un niño de más edad. Su hijo podría sentirse mal y avergonzado. Usted puede ayudar siendo afectuoso y comprensivo. Trate de no disgustarse ni castigar a su hijo por orinarse en la cama.

¿Cuál es la causa de la enuresis?

Los niños no se orinan en la cama a propósito. Lo más probable es que un niño se orine en la cama por uno o más motivos, como:

  • Retraso del crecimiento. Los niños cuyo sistema nervioso está todavía en formación podrían no ser capaces de saber cuándo tienen la vejiga llena.
  • Una vejiga pequeña. Algunos niños podrían tener una vejiga que se llena rápidamente.
  • Muy poca hormona antidiurética. El cuerpo produce esta hormona, la cual aumenta en la noche para decirles a los riñones que liberen menos agua. Algunos niños pueden no tener suficiente cantidad de esta hormona.
  • Sueño profundo. Muchos niños que se orinan en la cama duermen tan profundamente que no se despiertan para ir al baño. Probablemente se orinen en la cama con menos frecuencia a medida que crezcan y que cambien sus hábitos de sueño.
  • Factores emocionales o sociales. Los niños con un poco de estrés podrían tener más probabilidades de orinarse en la cama. Por ejemplo, un niño podría tener un nuevo hermano o hermana.

Los niños que se orinan en la cama por las noches después de no haberlo hecho durante 6 meses o más podrían tener un problema médico, como por ejemplo, una infección en la vejiga. O es posible que el estrés les haga orinarse en la cama.

¿Cómo se trata?

Por lo general, no es necesario ningún tratamiento para niños de 7 años o menos que se orinan en la cama. La mayoría de los niños de esta edad aprenderán a controlar la vejiga con el tiempo sin tratamiento.

Pero si su hijo mayor de 7 años se orina en la cama al menos 2 veces a la semana por al menos 3 meses, el tratamiento puede ayudar a su hijo a que se orine la cama con menos frecuencia o ayudarle a despertarse para ir al baño más a menudo. Usted y su hijo también pueden decidir probar un tratamiento si el hecho de orinarse en la cama parece estar afectando el rendimiento de su hijo en la escuela o llevarse bien con sus compañeros. El tratamiento puede consistir en un sistema de elogios y premios (terapia motivacional), una alarma de humedad o medicamentos. Pueden usarse uno o más de estos métodos.

Si orinarse en la cama es causado por un problema médico tratable, como una infección en la vejiga, el médico tratará el problema.

¿Qué puede hacer para ayudar a su hijo?

Ayude a su hijo a entender que controlar la vejiga será más fácil a medida que crezca.

Estos son algunos consejos que podrían ayudar a su hijo:

  • Dele a su hijo la mayoría de sus líquidos por la mañana y por la tarde.
  • Haga que su hijo evite la cafeína, como del chocolate o de las bebidas cola.
  • Haga que su hijo vaya al baño antes de irse a dormir.
  • Si su hijo tiene más de 4 años, permita que ayude a resolver el problema. Puede ayudar a decidir qué tratamientos probar.
  • Aliente a su hijo elogiando sus éxitos.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca de la enuresis:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Cómo vivir con enuresis:

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud. Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.
  Enuresis: ¿Debería hacer algo respecto de la enuresis de mi hijo?
  Enuresis: ¿Debería mi hijo consultar a un médico?

Causa

Casi todos los niños que se orinan en la cama no lo hacen intencionalmente. Lo más probable es que sean varias las cosas involucradas cuando un niño de más de 5 años continúa orinándose en la cama. Las posibles causas de la enuresis nocturna primaria incluyen:

  • Retraso del desarrollo. Es posible que los niños con un sistema nervioso menos maduro no puedan darse cuenta cuándo está llena la vejiga.
  • Capacidad pequeña de la vejiga. Tener una vejiga más pequeña de lo normal podría hacer que algunos niños sean más propensos a orinarse en la cama.
  • Muy poca hormona antidiurética (ADH, por sus siglas en inglés). Normalmente, los niveles de la hormona antidiurética (ADH), una sustancia química del cerebro que envía las señales a los riñones para que eliminen menos agua, aumentan durante la noche. Es posible que algunos niños que se orinan en la cama no produzcan más ADH por la noche.
  • Dormir profundamente. Muchos padres advierten que los hijos que se orinan en la cama duermen profundamente. Por lo general, estos niños se orinan en la cama con menos frecuencia a medida que sus patrones de sueño maduran.
  • Factores psicológicos y sociales. Aparentemente, la enuresis no es una consecuencia directa de los problemas emocionales. De hecho, la enuresis podría ser la causa de algunos problemas emocionales para los niños. Sin embargo, podría ser más probable que se orinen en la cama los niños que viven en hogares estresantes o en instituciones.

Es posible que algunas de estas cosas se hereden. Un niño tiene un mayor riesgo de orinarse en la cama si uno o ambos padres tienen antecedentes de haberse orinado en la cama cuando eran niños.

La mayoría de los casos de enuresis nocturna primaria no son causados por ninguna afección médica. Sin embargo es más probable que la enuresis nocturna secundaria, que es la enuresis que sucede después de un período de no haberse orinado en la cama, esté relacionada con una afección médica. Algunos ejemplos de causas físicas incluyen infección en los riñones o en la vejiga (infección en el tracto urinario) o defectos congénitos (de nacimiento) que afectan el tracto urinario. El estrés emocional, que podría ocurrir por ejemplo por el nacimiento de un hermano o una hermana, también puede ser algo que desencadene la enuresis.

Síntomas

La enuresis no es una enfermedad; por este motivo, no tiene síntomas. En el caso de un niño que nunca tuvo control nocturno de la vejiga durante más de 3 meses, superar este problema suele ser una cuestión del desarrollo normal.

Si un niño tiene otros síntomas, como llorar o quejarse de dolor al orinar, necesidad urgente, repentina y fuerte de orinar o aumento de la sed, la enuresis podría ser un síntoma de alguna otra afección médica. Llame a su médico si su hijo tiene alguno de estos síntomas.

Qué sucede

La enuresis es común en niños pequeños. Los niños crecen y se desarrollan a velocidades distintas, y cada niño logra el control de la vejiga a su propio ritmo. Por lo general, el control diurno de la vejiga sucede antes que el control nocturno.

Es posible que los niños se orinen en la cama varias veces durante la noche y que no se despierten después de orinarse.

Por lo general, la enuresis nocturna primaria, la enuresis que continúa pasada la edad en la que la mayoría de los niños tienen el control nocturno de la vejiga, cesará con el tiempo sin tratamiento. Si una afección médica causa la enuresis, es posible que el niño deje de orinarse en la cama si se trata la afección.

El tratamiento no suele hacer cesar la enuresis por completo, pero podría hacer que disminuya su frecuencia. Aunque la enuresis podría regresar cuando se suspende el tratamiento, reiterar o combinar los tratamientos podría tener resultados más duraderos.

A veces, la enuresis está relacionada con el estrés emocional. Por lo general, la enuresis cesa cuando se alivia o maneja el estrés.

Las respuestas emocionales a la enuresis pueden generar un impacto en la relación con su hijo. Si usted o su hijo tienen dificultades para manejar la enuresis, podría convenirle averiguar sobre opciones de tratamiento.

Algunos niños que se orinan en la cama también se orinan accidentalmente durante el día. Cuando el niño se orina tanto durante el día como durante la noche, suelen analizarse primero las cosas relacionadas con la enuresis diurna.

Qué aumenta el riesgo

Los niños que se desarrollan a un ritmo más lento durante los primeros 3 años de vida tienen una mayor probabilidad de orinarse en la cama. Los varones tienden a desarrollarse de forma más lenta; por este motivo, tienen más probabilidades de orinarse en la cama que las niñas.

Es posible que un niño herede la tendencia a orinarse en la cama.

Cuándo llamar al médico

Llame a su médico si:

  • Su hijo tiene señales de tener una infección en la vejiga o en los riñones u otros síntomas, como dolor de espalda, dolor abdominal (del estómago) o fiebre. Las señales de una infección en la vejiga o en los riñones incluyen:
    • Orina turbia o de color rosa, o manchas de sangre en la ropa interior.
    • Orinar con más frecuencia de lo normal.
    • Llorar o quejarse al orinar.
  • Su hijo de 4 años o más se orina en la cama y tiene pérdidas de heces. Es posible que las heces obstruyan los intestinos del niño, lo que es causado por estar el niño estreñido desde hace un tiempo.
  • Su hijo se orina en la cama con mayor frecuencia mientras usted está usando un tratamiento en el hogar para la enuresis.
  • Su hija mayor de 5 años o su hijo mayor de 6 años nunca tuvieron control de la vejiga durante más de 3 meses seguidos después de probar un tratamiento en el hogar y esto está causando problemas en la escuela o en las relaciones del niño con familiares y amigos.
  • Su hijo, quien ha tenido control de la vejiga durante al menos 3 meses, comenzó a orinarse en la cama y esto sucedió varias veces.

Si su hijo se orina en la cama, pero no tiene otros síntomas, y usted probó con tratamientos en el hogar y no tuvo éxito, su médico puede recomendar otros métodos de tratamiento.

Espera vigilante

La espera vigilante es adecuada si la enuresis no afecta el rendimiento del niño en la escuela ni llevarse bien con sus compañeros o familiares. La mayoría de los niños logran un control completo de la vejiga incluso sin tratamiento. Es posible que el tratamiento en el hogar sea lo único que se necesita para ayudar al niño a aprender a tener el control de la vejiga.

Es posible que la espera vigilante no sea adecuada si la enuresis empieza después de que un niño tuvo el control de la vejiga durante un tiempo. Busque posibles episodios de estrés que podrían estar causando la enuresis. Es posible que la enuresis cese cuando se alivie o maneje el estrés de su hijo. Si no cesa, su hijo debería consultar a un médico. Para obtener más información, vea:

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Enuresis: ¿Debería mi hijo consultar a un médico?

A quién consultar

Los siguientes profesionales de la salud pueden evaluar y tratar la enuresis:

Es posible que se necesite(n) el (los) siguiente(s) especialista(s) si su hijo tiene afecciones médicas o emocionales:

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

Cualquier niño de más de 6 o 7 años que continúe orinándose en la cama podría necesitar que lo evalúe un médico. La evaluación debería incluir un análisis de orina.

Un historial médico y un examen físico también forman parte de una evaluación médica de la enuresis. Si están evaluando a su hijo por orinarse en la cama, lleve un diario por una semana o dos antes de su consulta. Anote cuándo se orina en la cama y en qué cantidad.

En algunos casos, es posible que deban realizarse más pruebas. Las pruebas podrían incluir:

Si un niño tiene enuresis incontrolable tanto durante la noche como durante el día, es posible que deban realizarse otras pruebas.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Enuresis: ¿Debería mi hijo consultar a un médico?

Generalidades del tratamiento

La mayoría de los niños adquieren el control de la vejiga con el tiempo sin tratamiento. La enuresis que continúa pasada la edad a la que la mayoría de los niños logran el control nocturno de la vejiga —generalmente a los 5 o 6 años de edad— también suele cesar con el tiempo sin tratamiento. Si no es así, es posible que el tratamiento en el hogar sea lo único que se necesita para ayudar al niño a que deje de orinarse en la cama. Para obtener más información, vea la sección Tratamiento en el hogar de este tema.

Si el tratamiento en el hogar no da resultado, si el niño y los padres necesitan asistencia o si la enuresis podría ser causada por una afección médica, es posible que el tratamiento médico sea útil. El tratamiento médico puede ayudar a su hijo a orinarse en la cama con menos frecuencia o ayudarle a levantarse para usar el baño más a menudo.

El tratamiento para la enuresis se basa en:

  • La edad del niño. Algunos tratamientos tienen mejores resultados que otros para los niños de un determinado grupo de edad.
  • La actitud del niño y de los padres frente a la enuresis. Si lograr el control de la vejiga se ve como un proceso normal, suele ser más fácil para el niño dejar de orinarse en la cama.
  • Situación en el hogar. Si un niño comparte la habitación con otros niños, es posible que determinadas técnicas para despertar al niño, como algunas alarmas de humedad, no sean prácticas.

El tratamiento para la enuresis podría incluir:

  • Terapia motivacional. Este método consiste en que los padres alienten y refuercen el sentido de control de un niño respecto de la enuresis.
  • Alarmas de humedad, que detectan si la ropa interior del niño está mojada cuando duerme y suenan para despertarlo.
  • Desmopresina y antidepresivos tricíclicos. Estos medicamentos aumentan la cantidad de orina que puede retener la vejiga o disminuyen la cantidad de orina que liberan los riñones.

El tratamiento podría ser útil si orinarse en la cama parece estar afectando la autoestima de su hijo, o afectando cómo le está yendo en la escuela o cómo se lleva con sus compañeros.

La mejor solución puede ser una combinación de tratamientos. A continuación, ofrecemos algunas sugerencias de opciones de tratamiento según la edad de su hijo.

  • De 5 a 8 años: Ayude a su hijo a que comprenda que orinarse en la cama es una etapa normal del crecimiento. Es posible que alentarlo y elogiarlo sea lo único que se necesita para ayudar a su hijo a despertarse antes de orinarse en la cama. Elogie y premie a su hijo por las medidas que toma para tener noches secas. Y haga que su hijo asuma un papel activo en la limpieza después de orinarse en la cama.
  • De 8 a 11 años: Si su hijo aún se orina en la cama, la alarma de humedad podría ser una opción de tratamiento exitosa. Además, un medicamento, como la desmopresina, puede ser útil para los eventos que ocurren de vez en cuando como campamentos o noches en las que se duerme fuera de casa.
  • 12 años o más: Puede haber efectos emocionales significativos si la enuresis continúa a esta edad; por este motivo, el tratamiento puede ser más agresivo. Si el uso sistemático de alarmas de humedad no da resultado, el médico podría sugerir algún medicamento y/o asesoramiento.

Para obtener más información, vea:

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Orinarse en la cama: ¿Debería hacer algo respecto de la enuresis de mi hijo?

¿Y el tratamiento para la enuresis diurna?

La enuresis diurna accidental podría ser una parte normal del desarrollo de un niño o podría indicar una afección médica. Hable con el médico de su hijo si su hijo tiene enuresis diurna.

Para pensar

El tratamiento para la enuresis no suele ser una cura. La meta es reducir la cantidad de veces que el niño se orina en la cama y controlar la enuresis hasta que se vaya sola.

Algunos niños que terminan un tratamiento y dejan de orinarse por un tiempo comenzarán a mojar la cama otra vez. Repetir el tratamiento, especialmente con una alarma de humedad, suele ayudar a retornar a noches sin orinarse.

El asesoramiento (psicoterapia) puede ser útil para el niño que tiene una enuresis secundaria o para enuresis que es causada por estrés emocional. La psicoterapia consiste en hablar con un asesor capacitado. El asesor ayuda al niño a identificar y a enfrentar el estrés emocional que puede estar provocándole que se orine en la cama accidentalmente. La meta es reducir o ayudar a controlar el estrés o prevenir que suceda el estrés.

Prevención

Aprender a usar el baño es un proceso natural que sucede cuando los niños son lo suficientemente grandes como para controlar los músculos de la vejiga y para saber cuándo están por orinarse. Es normal que los niños pequeños tengan episodios de enuresis accidental mientras aprenden a controlar la vejiga.

Si le está enseñando a su hijo a usar el baño, tenga paciencia. Algunos niños tardan más que otros en lograr un completo control de la vejiga. Tenga una actitud positiva y alentadora, y obtenga información sobre el desarrollo normal del control de la vejiga. Para obtener más información, vea el tema Entrenamiento para usar el inodoro.

Puede ayudar a prevenir o reducir la enuresis limitando el consumo de líquido de su hijo por las noches. No le dé a su hijo ninguna bebida con cafeína, como bebidas cola o té. También, recuérdele a su hijo a la hora de acostarse que debe levantarse por la noche para usar el baño si es necesario.

Tratamiento en el hogar

La mayoría de los niños adquieren el control de la vejiga con el tiempo sin tratamiento. Primero, se debe dejar al niño superar por sus propios medios la enuresis. Sin embargo, el tratamiento en el hogar podría ayudar a un niño a orinarse en la cama con menos frecuencia.

Usted puede ayudar a manejar la enuresis de su hijo de la siguiente manera:

  • Vigile el consumo de líquidos de su hijo. Como regla general, se debe alentar a los niños a que consuman el 40% del total de los líquidos diarios por la mañana, el 40% por la tarde y el 20% por la noche. Hable con el médico acerca de cuánto líquido necesita su hijo.
  • Haga que su hijo evite la cafeína. La cafeína es un diurético, es decir, estimula la excreción de orina. Los alimentos como el chocolate y las bebidas como las bebidas cola y el té pueden contener cafeína.
  • Haga que su hijo use el baño antes de acostarse.
  • Recuérdele a su hijo que debe levantarse por la noche para ir al baño. Podría ayudar dejar una lamparita nocturna cerca de la cama o una silla con bacinica al lado de la cama.
  • Si su hijo tiene más de 4 años, permita que ayude a resolver el problema.
  • Elogie y recompense a su hijo por tomar medidas para no orinarse por la noche. Haga participar a su hijo en la planificación del sistema de recompensa. Podría convenirle usar un calendario y colocar estrellas o etiquetas autoadhesivas en los días que su hijo no se orina en la cama.
  • Aliente a su hijo a tomar la responsabilidad de cambiarse la ropa y cambiar la ropa de cama después de un episodio de enuresis. Por ejemplo, use bolsas de dormir lavables como ropa de cama para que su hijo pueda reemplazar fácilmente la que está orinada con una que está seca.
  • Agregue 0.5 tazas (125 mL) de vinagre al agua de lavar para quitar el olor a orina de la ropa y de la ropa de cama.

Si su hijo se orina en la cama, no se culpe usted ni culpe al otro padre. No castigue, culpe ni avergüence a su hijo. Su hijo no elige conscientemente ni inconscientemente orinarse en la cama. Brinde a su hijo comprensión, aliento, amor y apoyo positivo.

  • Tenga paciencia con respecto al cambio de la ropa de cama. No se muestre ofendido por el olor a orina.
  • No levante al niño a distintas horas de la noche para que vaya al baño, a menos que sea parte de un tratamiento sistemático que el niño haya aceptado.
  • No haga sentir mal al niño. Avergonzar o castigar al niño podría empeorar el problema.
  • Si cree que su hijo podría tener estrés emocional, hable con un profesional de la salud acerca de si la asesoría psicológica podría ser útil.

Medicamentos

Los medicamentos que aumentan la cantidad de orina que puede retener la vejiga (capacidad de la vejiga) o que disminuyen la cantidad de orina que liberan los riñones pueden utilizarse para tratar la enuresis. Estos medicamentos recetados pueden usarse para controlar la enuresis por un breve tiempo. Pero no la detienen completamente.

  • Los medicamentos dan buenos resultados para controlar la enuresis accidental por períodos cortos, por ejemplo, cuando los niños viajan por la noche o cuando se van de campamento.
  • Su médico puede sugerirlos para enuresis que está relacionada con un evento estresante, como un divorcio o el nacimiento de un hermano.
  • A veces, se usan medicamentos junto con otros tratamientos o para los niños que no pudieron controlar la enuresis con otros tratamientos. Los medicamentos pueden ayudar a alentar y a motivar a un niño que tiene problemas con otros tratamientos permitiendo al niño experimentar qué se siente al no orinarse por las noches.

Opciones de medicamentos

Desmopresina para la enuresis (DDAVP, por sus siglas en inglés)
Antidepresivos tricíclicos (TCA) para la enuresis (como desipramina o imipramina)

En algunos casos, cuando se cree que la capacidad pequeña de la vejiga o una vejiga hiperactiva es la causa de la enuresis, podría usarse oxibutinina (como Ditropan u Oxytrol) para tratar la enuresis, especialmente cuando el niño también tiene enuresis diurna accidental.

Otro tratamiento

Es posible que oiga sobre otras maneras de ayudar a los niños que se orinan en la cama. Pero no hay evidencia de que todos estos tratamientos puedan ayudar. Hable con su médico antes de perder tiempo y dinero en estos tratamientos diferentes. Pregúntele sobre los riesgos y los beneficios. Entre ellos se incluyen:

  • Acupuntura.
  • Ejercicios de elasticidad de la vejiga que ayudan al niño a retener la orina por períodos de tiempo más prolongados.
  • Entrenamiento para dejar de orinarse en la cama, el cual consiste en seguir un horario estricto para despertar al niño a la noche hasta que aprenda a despertarse solo cuando lo necesite.
  • Hipnosis.
  • Despertar a su hijo y llevarlo al baño varias veces cada noche, o hacer que su hijo mayor se despierte solo varias veces cada noche para ir al baño.

No es una buena idea hacer que su hijo use pañales o ropa interior desechable ("pull-ups") durante la noche en forma regular. Usar pañales puede interferir en los tratamientos comprobados (como la terapia motivacional y las alarmas de humedad) que requieren que el niño se despierte por la noche.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

Urology Care Foundation: The Official Foundation of the American Urological Association
Dirección del sitio web: www.urologyhealth.org

Referencias

Otras obras consultadas

  • Huang T, et al. (2011). Complementary and miscellaneous interventions for nocturnal enuresis in children. Cochrane Database of Systematic Reviews (12).
  • Foreman JW (2011). Kidney or urinary tract disorders. In CD Rudolph et al., eds., Rudolph's Pediatrics, 22nd ed., pp. 1691–1696. New York: McGraw-Hill.
  • Glazener CMA, et al. (2004). Complex behavioural and educational interventions for nocturnal enuresis in children. Cochrane Database of Systematic Reviews (1).
  • Graham KM, Levy JB (2009). Enuresis. Pediatrics in Review, 30(5): 165–173.
  • Medical Specialty Society, American Academy of Child and Adolescent Psychiatry (2004). Practice parameter for the assessment and treatment of children and adolescents with enuresis. Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry, 43(12): 1540–1550.
  • Mikkelsen EJ (2007). Elimination disorders: Enuresis and encopresis. In A Martin, FR Volkmar, eds., Lewis's Child and Adolescent Psychiatry, 4th ed., pp. 655–669. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Sadock BJ, Sadock VA (2007). Elimination disorders. In Kaplan and Sadock's Synopsis of Psychiatry: Behavioral Sciences/Clinical Psychiatry, 10th ed., pp. 1244–1249. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Tanagho EA (2008). Disorders of the bladder, prostate, and seminal vesicles. In EA Tanagho, JW McAninch, eds., Smith's General Urology, 17th ed., pp. 574–588. New York: McGraw-Hill.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Susan C. Kim, MD - Pediatría
Thomas Emmett Francoeur, MD, MDCM, CSPQ, FRCPC - Pediatría
Última revisión 24 octubre, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.