Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Celiaquía

Generalidades del tema

¿Qué es la celiaquía?

La celiaquía (enfermedad celíaca) es un problema que algunas personas tienen con alimentos que contienen gluten. El gluten es un tipo de proteína. Se encuentra en granos de trigo, cebada, centeno y triticale (híbrido de trigo y centeno).

Cuando tiene esta enfermedad y come alimentos con gluten, el gluten desencadena una respuesta inmunitaria que no es normal. Esto daña el interior del intestino delgado, por lo que este no puede absorber bien los nutrientes de los alimentos.

Es importante recibir tratamiento, porque la celiaquía puede:

En los niños, la celiaquía puede desacelerar el crecimiento y debilitar los huesos. Si no se la trata, su hijo se puede enfermar de gravedad. Llame a su médico si su hijo está perdiendo mucho peso, tiene diarrea o se siente débil y cansado durante muchos días sin razón.

¿Qué causa la celiaquía?

Los médicos no saben con certeza las causas de la enfermedad. Tener ciertos genes puede aumentar la probabilidad de tenerla. Usted tiene mayor probabilidad de tener estos genes y de padecer celiaquía si un familiar cercano la tiene.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la celiaquía incluyen:

  • Gases y abotagamiento.
  • Cambios en las evacuaciones intestinales.
  • Pérdida de peso.
  • Sentirse muy cansado.
  • Debilidad.

Estos síntomas pueden ser muy leves.

Algunas personas vomitan después de comer gluten. Es más probable que esto ocurra en niños que en adultos.

¿Cómo se diagnostica la celiaquía?

Su médico le hará preguntas acerca de sus síntomas y le hará un examen físico.

Es posible que le hagan análisis de sangre para ver si tiene ciertos anticuerpos que pudieran significar que usted tiene la enfermedad.

Es probable que le hagan una endoscopia para asegurarse de que tiene celiaquía. En esta prueba, el médico utiliza un tubo delgado iluminado para observar el interior del intestino delgado. También es posible que su médico tome pequeñas muestras de tejido para analizarlas en un laboratorio. Esto se llama biopsia.

La celiaquía a menudo se confunde con otro problema como la intolerancia alimentaria o el síndrome de intestino irritable. Es posible que primero lo traten por uno de estos problemas.

Después del diagnóstico de celiaquía, su médico podría hacerle más pruebas, como, por ejemplo, análisis de sangre para detectar anemia. También podrían hacerle un examen de densidad ósea. Estas pruebas ayudarán a su médico a averiguar si tiene usted otros problemas, como osteoporosis, que pueden surgir si tiene celiaquía.

¿Cómo se trata?

Para reponerse y mantenerse bien, es necesario evitar todos los alimentos que tengan gluten. Para muchas personas, esto significa cambiar todo lo relacionado con sus hábitos de alimentación. Esto puede ser un reto. Para obtener ayuda, colabore con un dietista que tenga experiencia con dietas sin gluten. Juntos pueden encontrar alimentos que le gusten y que no tengan gluten.

Evite todos los alimentos elaborados con trigo, centeno, cebada o triticale. No beba ningún tipo de cerveza ni bebidas fermentadas del tipo ale.

Todavía puede comer huevos, carne, pescado, frutas y verduras. También puede comer harinas y almidones de arroz, maíz, trigo sarraceno, papas y soya. Dentro de 2 semanas después de comenzar un plan de alimentación sin gluten, la mayoría de las personas descubren que sus síntomas comienzan a mejorar.

Durante un corto tiempo después de iniciado su tratamiento, puede que necesite dejar de beber leche de vaca y alimentos hechos con esta. La mayoría de las veces, pero no siempre, la gente puede ingerir estos alimentos otra vez después de que su intestino haya sanado.

Algunos alimentos que están etiquetados como "no contiene trigo" todavía podrían tener gluten. El gluten puede estar en las cosas que usted no esperaría, como medicamentos, vitaminas y lápiz labial. Asegúrese de leer las etiquetas.

Tenga cuidado con las siguientes frases. Podrían significar que un producto contiene gluten:

  • "Almidón comestible modificado".
  • "Proteína vegetal hidrolizada".

Preguntas frecuentes

Aprender sobre la celiaquía:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Inquietudes a largo plazo:

Vivir con la celiaquía:

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud. Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.
  Celiaquía: Cómo seguir una dieta libre de gluten

Causa

Aunque no se conoce la causa exacta de la celiaquía, tener ciertos genes aumenta el riesgo. Es más probable que tenga estos genes si tiene un pariente de primer grado (madre, padre, hermano, hermana, hijo o hija) que tenga celiaquía.

Los factores ambientales, como las infecciones, pueden provocar cambios en el intestino delgado de una persona con estos genes. Entonces, comer alimentos que contengan gluten puede desencadenar una respuesta anormal del sistema inmunitario. Con el tiempo, esta respuesta puede causar problemas de digestión y absorción.

Síntomas

Los síntomas de la celiaquía varían mucho y pueden aparecer y desaparecer. Pueden ser muy leves y pasar totalmente desapercibidos, o pueden ser graves y afectar la vida cotidiana.

Los síntomas incluyen los siguientes:

  • Gases, hinchazón abdominal y abotagamiento. Estos síntomas se deben a que el intestino delgado no absorbe los nutrientes de los alimentos. También puede tener dolor de estómago leve, pero generalmente no es grave.
  • Heces anormales. A menudo se producen diarrea o heces voluminosas, sueltas (o acuosas), pálidas, espumosas y malolientes. Las heces pueden contener una gran cantidad de grasa y pueden pegarse a las paredes de la taza del inodoro, que no se limpia bien al tirar de la cadena. Los niños y los adultos tienen a menudo los mismos tipos de síntomas. Pero es más probable que los problemas intestinales, como el estreñimiento, ocurran en los niños.
  • Pérdida de peso. Los adultos y los niños pueden tener una pérdida inexplicable de peso a pesar de tener un apetito normal. Los niños pequeños pueden no subir de peso ni crecer como se espera. Esto se llama retraso en el crecimiento.
  • Fatiga y debilidad. La celiaquía puede causar una falta general de fuerza y energía. A veces, una absorción deficiente de nutrientes provoca fatiga y debilidad.
  • Vómito. Algunas personas pueden enfermarse después de comer gluten. Los niños tienen más probabilidades de tener esta reacción que los adultos.

Si no se trata, la celiaquía puede causar otros problemas. Podría tener problemas con la memoria y la concentración. Los niños pueden estar más irritables. Los adultos pueden manifestar señales de depresión.

Los síntomas de la celiaquía también se producen con algunas otras afecciones.

Qué sucede

La celiaquía es una afección de por vida (crónica) que se produce cuando el gluten desencadena una respuesta anormal del sistema inmunitario que daña al intestino delgado.

El intestino delgado está recubierto de tejidos pequeños en forma de dedo llamados vellosidades. Las vellosidades crean una gran superficie que absorbe vitaminas, azúcares y otros nutrientes a medida que pasa el alimento por el intestino delgado. Cuando una persona que tiene celiaquía come gluten, las vellosidades se aplanan y la mucosa intestinal se daña. Esto reduce el área que puede absorber los nutrientes.

En algunos casos, esta incapacidad para absorber los nutrientes puede ser lo suficientemente grave como para retardar el crecimiento y debilitar los huesos. La pérdida de vitaminas y minerales puede llevar a otros problemas, como anemia, osteoporosis o retrasos del crecimiento en niños.

Las personas que tienen celiaquía pueden tener períodos en los que sus síntomas parecen empeorar. O en ocasiones los síntomas pueden no percibirse en absoluto. En adultos, los síntomas pueden ocurrir a cualquier edad pero suceden con más frecuencia entre 20 y 49 años de edad.

A veces, una persona que tiene celiaquía no tiene síntomas después de comer alimentos que contienen gluten. Pero todavía se está produciendo daño al intestino delgado.

En 2 semanas después de comenzar una dieta sin gluten, la mayoría de las personas con celiaquía descubren que sus síntomas mejoran. Los síntomas deberían desaparecer totalmente en 3 meses. Pero lleva hasta 6 meses o más, siguiendo una dieta sin gluten, que las vellosidades vuelvan a la normalidad.

Seguir una dieta sin gluten suele impedir que los síntomas regresen y disminuye el riesgo de complicaciones.

Esprúe refractario

En casos raros, no es de ayuda una dieta sin gluten. Algunas personas mejoran por un tiempo, pero sus síntomas se presentan nuevamente a pesar de que todavía estén siguiendo una dieta sin gluten. Esta afección se conoce como esprúe refractario.

En estos casos, se pueden utilizar corticosteroides u otros medicamentos que modifiquen la respuesta del sistema inmunitario para controlar los síntomas. A las personas que no mejoran siguiendo una dieta sin gluten se les deben hacer exámenes para otras afecciones, incluido el linfoma de las células T.

Celiaquía en niños

En algunos niños, los síntomas comienzan poco después de introducir los cereales en su dieta, generalmente después de los 6 meses de edad.

Los síntomas de la enfermedad se controlan mediante la adopción de una dieta sin gluten. Pero en un niño es necesario observar lo siguiente:

  • Retraso en el crecimiento. Los niños con celiaquía no absorben los nutrientes necesarios cuando consumen gluten. Esto puede provocar un retraso en el crecimiento si comen gluten regularmente durante un largo período.
  • Deficiencias nutricionales. Comer gluten puede además conducir a un desequilibrio de sustancias químicas, minerales y vitaminas. Estas deficiencias deberían revertirse con una dieta sin gluten. Pero a veces se necesitan suplementos de vitaminas, hierro o calcio.
  • Tumores. Una vez que los niños celíacos llegan a la edad adulta, pueden tener un riesgo ligeramente mayor de tener cáncer (linfoma). Los estudios han encontrado que una dieta sin gluten reduce el riesgo de linfoma en adultos.1

Los niños celíacos que no reciben tratamiento pueden enfermarse gravemente. Quizás tengan que ir al hospital para recibir tratamiento con líquidos y medicamentos para reponer los nutrientes. Estos tratamientos suelen ser a corto plazo. La mayoría de los niños se recuperan por completo.

Qué aumenta el riesgo

El riesgo de tener celiaquía puede ser hereditario. Si tiene un pariente cercano (padre, hijo o hermano) que la tenga, sus posibilidades de tenerla son más elevadas.

Cuando una persona ha heredado este riesgo, una infección o algo en el medio ambiente puede desencadenar cambios en el intestino delgado y causar celiaquía.

Además, la celiaquía es más común en personas que tienen:

  • Diabetes tipo 1.
  • Enfermedad tiroidea autoinmunitaria.
  • Síndrome de Down.
  • Síndrome de Sjögren.
  • Deficiencia selectiva de anticuerpos (deficiencia de inmunoglobulina A [IgA]).

Cuándo llamar al médico

Llame a un médico si usted o su hijo presentan síntomas de la celiaquía, como:

  • Pérdida de peso inesperada.
  • Diarrea que dura más de 1 o 2 semanas.
  • El niño no crece o no aumenta de peso como se espera.
  • Fatiga o cambios de estado de ánimo inusuales, especialmente si estos duran más de una semana y no están relacionados con ninguna otra enfermedad, como la gripe.

Si usted o su hijo han sido diagnosticados con celiaquía, llame a un médico si:

  • Los síntomas continúan, vuelven a aparecer o empeoran.

Espera vigilante

Si piensa que usted o su hijo podrían tener celiaquía, la espera vigilante es adecuada si los síntomas leves de diarrea o vómito duran solo unos días. Hable con un médico si su hijo sigue teniendo diarrea y no parece estar subiendo de peso como se esperaba, a pesar de tener buen apetito.

A quién consultar

Los profesionales de la salud que pueden evaluar los síntomas de la celiaquía en adultos o niños incluyen los siguientes:

Se debe consultar a un médico que se especialice en problemas del sistema digestivo (gastroenterólogo) para confirmar el diagnóstico con una biopsia del intestino delgado. Además, un dietista puede ayudarle a planear y cumplir con una dieta sin gluten.

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

Los antecedentes de salud, un examen físico y pruebas de laboratorio a menudo son los que indican la celiaquía. El diagnóstico se confirma con una biopsia del intestino delgado realizada durante una endoscopia, durante la cual un pequeño tubo se dirige por la garganta de una persona hasta su intestino delgado.

Las pruebas para la celiaquía deberían hacerse cuando usted o su hijo todavía están siguiendo una dieta que incluya gluten. Si ya ha iniciado una dieta sin gluten antes de que le realicen estas pruebas, el médico puede sugerir que usted o su hijo coman una cierta cantidad de gluten antes de la prueba.

Análisis de anticuerpos en la sangre

La celiaquía hace que el sistema inmunitario produzca ciertos anticuerpos. Los análisis de sangre que detectan y miden estos anticuerpos incluyen:

  • IgAtTG: Anticuerpo antitransglutaminasa tisular (anti-tTG), de tipo inmunoglobulina A (IgA).
  • IgAEMA: Anticuerpo antiendomisial (EMA), de tipo inmunoglobulina A (IgA).

Endoscopia

Puede hacerse una biopsia tomada durante una endoscopia gastrointestinal superior para confirmar la celiaquía después de que se han encontrado anticuerpos. En ocasiones, una biopsia detecta la celiaquía cuando a una persona se le están haciendo pruebas por otra afección.

Si la biopsia muestra señales de celiaquía (como vellosidades anormales e inflamación en el intestino delgado), se recomendará una dieta sin gluten.

Un diagnóstico de celiaquía se confirma si la dieta hace que los síntomas desaparezcan y las pruebas de anticuerpos se vuelven normales.

Otras pruebas

Entre las otras pruebas que podrían realizarse se incluyen:

Pueden ser necesarias otras pruebas para buscar otras afecciones y enfermedades si se sospecha un diagnóstico de celiaquía pero los síntomas no mejoran con una dieta sin gluten.

Usted puede preparar a su hijo para estas pruebas. Saber por qué se realizan las pruebas y qué puede esperar puede ayudar a hacer que las pruebas sean menos atemorizantes.

Generalidades del tratamiento

El tratamiento para la celiaquía es una dieta sin gluten. Comer incluso una mínima cantidad de gluten puede causar síntomas como pérdida de peso y diarrea.

Una dieta sin gluten significa lo siguiente:

  • Evitar todos los alimentos con trigo, cebada, centeno, triticale (híbrido de trigo y centeno) o avena. Más adelante, tal vez se pueda reintroducir gradualmente la avena en la dieta.
  • Evitar la cerveza a menos que no contenga gluten. Las cervezas con o sin alcohol, incluidas las de fermentación baja ("lagers"), las de fermentación alta ("ales") y las oscuras ("stouts") contienen gluten a menos que las etiquetas digan específicamente que no lo tienen.
  • Ingerir comidas que incluyan arroz, maíz, mijo y trigo sarraceno.

También es posible que le aconsejen que evite la leche o los productos lácteos por un tiempo hasta que sane su intestino. Tal vez pueda reintroducirlos gradualmente más adelante.

Para obtener más información acerca de una dieta sin gluten, vea Tratamiento en el hogar.

Si tiene deficiencias nutricionales, es posible que necesite otros tratamientos, como suplementos de vitaminas, hierro y calcio.

El tratamiento de las complicaciones varía en función de los problemas específicos y de su gravedad. Por ejemplo, algunos adultos pueden requerir tratamiento a largo plazo para complicaciones, como la osteoporosis.

Cuando una dieta sin gluten no parece ser de ayuda

Si parece que usted o su hijo no están mejorando, es posible que necesite:

  • Una evaluación de la dieta para asegurarse de que no tenga gluten. Su médico o dietista puede ayudarle a averiguar si está comiendo alimentos con gluten oculto. Es posible que sea necesario recordar a los niños mayores y a los adolescentes la importancia de mantener la dieta.
  • Hacerse pruebas para otras enfermedades o afecciones, como el síndrome de intestino irritable, si no se detecta gluten en su dieta.
  • Una reevaluación de su endoscopia gastrointestinal superior y su biopsia para garantizar la exactitud del diagnóstico.
  • Esteroides orales (en casos muy raros). Los expertos no están de acuerdo sobre el uso de medicamentos esteroideos para tratar a las personas que tienen celiaquía y no mejoran con una dieta sin gluten.

Prevención

La celiaquía no se puede prevenir.

Si usted ya tiene celiaquía, puede evitar los síntomas, y el daño al intestino delgado, al consumir una dieta sin gluten.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Celiaquía: Cómo seguir una dieta sin gluten

Algunos adultos con celiaquía tienen un funcionamiento deficiente o nulo del bazo, que es un factor de riesgo para el desarrollo de una infección neumocócica. Por esta razón, el médico puede recomendarle que se aplique la vacuna antineumocócica.

Tratamiento en el hogar

Tener celiaquía significa que tendrá que seguir una dieta sin gluten para el resto de su vida. Esto puede ser difícil de afrontar, especialmente si no tiene síntomas.

Con tiempo y esfuerzo, usted será capaz de cambiar sus hábitos alimentarios y mantenerse saludable. Estos consejos podrían ayudar:

  • Procure obtener muchos consejos. Los dietistas, otros expertos en salud y los grupos de apoyo para la celiaquía pueden darle mucha ayuda. Trate de llevar un diario de alimentos hasta que esté más familiarizado con la planificación de comidas sin gluten.
  • Tenga cuidado con el gluten oculto. Lea cuidadosamente las etiquetas de alimentos preparados o procesados. Por ejemplo, la "proteína vegetal hidrolizada" puede provenir del trigo y contener gluten.
  • Evite la contaminación. Es mejor mantener los alimentos sin gluten en un estante separado. Asegúrese de que los mesones de la cocina, los utensilios y los electrodomésticos estén limpios y no contengan gluten antes de usarlos. Utilice una tostadora separada para panes sin gluten.
  • Hable con los camareros. Cuando coma fuera de casa, informe al camarero sobre sus necesidades dietéticas especiales.
  • Verifique su peso (o el de su hijo) semanalmente para asegurarse de que está obteniendo suficientes nutrientes.
  • Coma muchas frutas y verduras para evitar el estreñimiento. Si lo necesita, utilice preparaciones de fibra comercial sin gluten, como las que contienen salvado de arroz.
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Celiaquía: Cómo seguir una dieta sin gluten

Niños y adolescentes

Seguir una dieta especial puede ser especialmente difícil para los niños y los adolescentes, que a menudo no quieren sentirse diferentes de sus amigos. Además, los adolescentes parecen tener menos síntomas que los niños más pequeños después de comer gluten.

A continuación, le indicamos algunas medidas que puede tomar para ayudar:

  • Póngase en contacto con su hospital local, su médico o su dietista para obtener información sobre grupos de apoyo en su área. La mayoría de la gente encuentra que estos grupos son de ayuda para descubrir maneras para ayudarles a manejar su afección.
  • Colabore con la escuela de su hijo. Hable con los maestros y enfermeras escolares acerca de estrategias cotidianas. Averigüe qué están llevando otros niños para el almuerzo. Por ejemplo, si otros niños están llevando comidas frías, encuentre formas de empacar almuerzos fríos sin gluten similares. Si su hijo prefiere un almuerzo caliente, averigüe con la cafetería de la escuela para ver si hay opciones sin gluten. Cuanto más "normal" pueda parecer la dieta, mejores serán las posibilidades de que su hijo la siga.
  • Deje que su hijo tenga algo de responsabilidad. Con los niños más pequeños, juegue a elegir alimentos sin gluten. Permita que los niños mayores elijan alimentos sin gluten. Ayudar a su adolescente a que siga una dieta sin gluten generalmente incluye reconocer su creciente necesidad de independencia.
  • Maneje los deslices. Entienda que los alimentos pueden ser parte de la vida social y para pertenecer. Su hijo puede accidentalmente (o intencionalmente) comer algunos alimentos que contengan gluten. Si su hijo experimenta síntomas después de comer gluten, enfoque su atención en cómo se siente físicamente.
  • Planifique con anticipación. Antes de los eventos sociales, por ejemplo, una fiesta de pijamas, donde es posible que se sirvan alimentos que contengan gluten, recuérdele a su hijo lo que sucede cuando come gluten. Trate de planificar con antelación para estas ocasiones hablando con los padres de sus amigos o preparando algo sin gluten que el grupo pueda comer.

Si reaparecen los síntomas

Si los síntomas de la celiaquía reaparecen después de que su hijo o usted estuvo sin síntomas durante una dieta sin gluten, generalmente significa que comió alimentos que contenían gluten. Estas son algunas sugerencias:

  • Trate de anotar lo que come su hijo. Mantenga notas detalladas sobre cada comida y refrigerio.
  • Revise las etiquetas de los alimentos, buscando minuciosamente ingredientes que puedan ser fuentes de gluten oculto. Su biblioteca local o la librería deben tener recursos que pueden ayudarle a identificar posibles fuentes de gluten oculto.
  • Si vuelven los síntomas de su hijo, asegúrese de hacer preguntas detalladas acerca de lo que ha consumido recientemente fuera de casa.

Llame a su médico si está seguro de que su dieta o la de su hijo no tiene gluten pero los síntomas han reaparecido o continúan.

Medicamentos

Los medicamentos solo son necesarios si usted o su hijo se caen gravemente enfermos o presentan complicaciones por la celiaquía. Algunas complicaciones, como el retraso en el crecimiento, no pueden tratarse con medicamentos.

Es posible que el médico recomiende tomar un suplemento de vitaminas para asegurarse de que obtenga suficientes vitaminas y minerales.

Algunos médicos recetan medicamentos esteroideos para aliviar la inflamación en el intestino y para ayudarle a absorber mejor los nutrientes. Pero no todos los médicos coinciden en esto.

Si se han descartado otras posibles enfermedades, se pueden utilizar esteroides u otros medicamentos que modifican la respuesta del sistema inmunitario para tratar el esprúe refractario que no responde a una dieta sin gluten.

Otro tratamiento

Asesoramiento psicológico

Hablar con un consejero, un psicólogo o un psiquiatra puede ayudar a hacer frente a la celiaquía cambiando ciertos pensamientos, sentimientos y comportamientos.

La asesoría nutricional de un dietista registrado que esté familiarizado con la celiaquía puede ayudarle a diseñar una dieta sin gluten práctica y saludable.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

Celiac Sprue Association (U.S.)
Dirección del sitio web: www.csaceliacs.org

National Digestive Diseases Information Clearinghouse
Dirección del sitio web: www.digestive.niddk.nih.gov

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Lebwohl B, et al. (2013). Mucosal healing and risk for lymphoproliferative malignancy in celiac disease: A population-based cohort study. Annals of Internal Medicine, 159(3): 169–175.

Otras obras consultadas

  • Agency for Healthcare Research and Quality (2004). Celiac Disease (AHRQ Evidence Report/Technology Assessment No. 104). Rockville, MD: Agency for Healthcare Research and Quality. Available online: http://www.ahrq.gov/clinic/epcsums/celiacsum.pdf.
  • American Diabetes Association (2013). Standards of medical care in diabetes—2013. Diabetes Care, 36(Suppl 1): S11–S66.
  • Case S (2005). The gluten-free diet: How to provide effective education and resources. Gastroenterology, 128(4, Suppl 1): S128–S134.
  • Dewar DH, Ciclitira PJ (2005). Clinical features and diagnosis of celiac disease. Gastroenterology, 128(4, Suppl 1): S19–S24.
  • Farrell RJ, Kelly CP (2010). Celiac disease and refractory celiac disease. In M Feldman et al., eds., Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease, 9th ed., vol. 2, pp. 1797–1820. Philadelphia: Saunders.
  • Gluten-free drugs for celiac disease patients (2008). Medical Letter on Drugs and Therapeutics, 50(1281): 19–20.
  • Green PHR, Cellier C (2007). Celiac disease. New England Journal of Medicine, 357(17): 1731–1743.
  • Haboubi NY, et al. (2006). Coeliac disease and oats: A systematic review. Postgraduate Medical Journal, 82(972): 672–678.
  • Hill ID, et al. (2005). Guideline for the diagnosis and treatment of celiac disease in children: Recommendations of the North American Society for Pediatric Gastroenterology, Hepatology and Nutrition. Journal of Pediatric Gastroenterology and Nutrition, 40(1): 1–19.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Jerry S. Trier, MD - Gastroenterología
Última revisión 16 septiembre, 2013

Última revisión: 16 septiembre, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.