Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Endometriosis

Generalidades del tema

¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis es un problema que tienen muchas mujeres durante la edad reproductiva. Significa que un tipo de tejido que recubre el útero crece también fuera del útero. No siempre causa síntomas y, por lo general, no es peligrosa. Pero puede causar dolor y otros problemas.

Las aglutinaciones de tejido que crecen fuera del útero se llaman implantes. Por lo general, crecen en los ovarios, las trompas de Falopio, la pared externa del útero, los intestinos u otros órganos en el abdomen. En raras ocasiones, pueden propagarse a zonas más allá del abdomen.

¿De qué manera causa problemas la endometriosis?

El útero está revestido de un tipo de tejido llamado endometrio. Todos los meses, el cuerpo libera hormonas que hacen que el endometrio aumente de espesor y esté listo para recibir un óvulo. Si usted queda embarazada, el óvulo fecundado se adhiere al endometrio y comienza a crecer. Si no queda embarazada, el endometrio se deshace, y el cuerpo lo elimina como sangre. Esto es el período menstrual.

Cuando usted tiene endometriosis, los implantes de tejido fuera del útero actúan exactamente igual que el tejido que reviste el útero. Durante el ciclo menstrual, se vuelven más gruesos; luego, se deshacen y sangran. Pero los implantes se encuentran fuera del útero, por lo que la sangre no puede salir del cuerpo. Los implantes pueden irritarse y doler. A veces, forman tejido cicatricial o sacos llenos de líquido (quistes). El tejido cicatricial podría causar dificultades para quedar embarazada.

¿Cuál es la causa de la endometriosis?

Los expertos no saben cuál es la causa de que el tejido endometrial crezca fuera del útero. Pero sí saben que la hormona femenina estrógeno empeora el problema. Las mujeres tienen niveles altos de estrógeno durante la edad reproductiva. Es durante estos años (por lo general, desde la adolescencia hasta la edad de 40 a 49 años) que las mujeres tienen endometriosis. Los niveles de estrógeno bajan cuando se interrumpen los períodos menstruales (menopausia). Por lo general, los síntomas desaparecen en ese momento.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas más comunes son:

  • Dolor. El lugar del dolor depende del lugar donde están creciendo los implantes. Es posible que tenga dolor en la parte inferior del abdomen, el recto o la vagina, o la parte baja de la espalda. Es posible que tenga dolor solo antes de sus períodos y durante estos, o todo el tiempo. Algunas mujeres tienen más dolor durante las relaciones sexuales, cuando tienen una evacuación del intestino, o cuando los ovarios liberan un óvulo (ovulación).
  • Sangrado anormal. Algunas mujeres tienen períodos menstruales abundantes, manchado o sangrado entre períodos, sangrado después de las relaciones sexuales, o sangre en la orina o las heces.
  • Problemas para quedar embarazada (esterilidad). Este es el único síntoma que tienen algunas mujeres.

La endometriosis varía de una mujer a otra. Algunas mujeres no saben que tienen este problema hasta que consultan a un médico debido a que no pueden quedar embarazadas o le hacen un procedimiento por otro problema. Algunas mujeres tienen cólicos leves, que creen que son normales para ellas. En otras mujeres, el dolor y el sangrado son tan fuertes que no pueden trabajar ni ir a la escuela.

¿Cómo se diagnostica la endometriosis?

Una gran cantidad de problemas diferentes pueden causar períodos menstruales dolorosos o abundantes. Para averiguar si usted tiene endometriosis, su médico:

  • Le hará preguntas acerca de sus síntomas, sus períodos, sus antecedentes de salud y sus antecedentes familiares. A veces, la endometriosis es hereditaria.
  • Le hará un examen pélvico. Esto podría incluir un examen tanto de la vagina como del recto.

Si parece que usted tiene endometriosis, su médico podría recomendarle que pruebe medicamentos durante algunos meses. Si usted mejora cuando usa medicamentos, es probable que tenga endometriosis.

Para averiguar si tiene un quiste en un ovario, es posible que se le realice un examen de diagnóstico por imágenes, como una ecografía, un examen de imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) o una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés). Estas pruebas muestran imágenes del interior del abdomen.

La única manera para asegurarse de que usted tiene endometriosis es mediante un tipo de cirugía llamada laparoscopia. Durante esta cirugía, el médico introduce un tubo delgado con luz por un pequeño corte realizado en el abdomen. Esto permite al médico ver el interior del abdomen. Si el médico encuentra implantes, tejido cicatricial o quistes, puede extraerlos durante la misma cirugía.

¿Cómo se trata?

No existe una cura para la endometriosis, pero existen buenos tratamientos. Es posible que deba probar varios tratamientos para descubrir cuál le da mejores resultados. Con cualquier tratamiento que pruebe, existe la posibilidad de que los síntomas reaparezcan.

Las opciones de tratamiento dependen de si usted quiere controlar el dolor o quedar embarazada. Para tratar el dolor y el sangrado, usted puede probar medicamentos o cirugía. Si quiere quedar embarazada, es posible que tengan que operarla para extraerle los implantes.

Los tratamientos para la endometriosis incluyen:

  • Analgésicos (medicamentos para el dolor) de venta libre, como ibuprofeno (como Advil o Motrin) o naproxeno (como Aleve). Estos medicamentos se llaman medicamentos antiinflamatorios o AINE. Pueden reducir el sangrado y el dolor.
  • Píldoras anticonceptivas, que suelen usarse para tratar la endometriosis. La mayoría de las mujeres pueden usarlas en forma segura durante años. Sin embargo, usted no puede usarlas si quiere quedar embarazada.
  • Terapia hormonal. Esto interrumpe sus períodos y reduce el tamaño de los implantes. Pero puede causar efectos secundarios, y es posible que el dolor reaparezca después de finalizar el tratamiento. Al igual que las píldoras anticonceptivas, la terapia hormonal evitará que quede embarazada.
  • Laparoscopia para extraer los implantes y el tejido cicatricial. Esto podría reducir el dolor y es posible que también la ayude a quedar embarazada.

Como último recurso contra el dolor intenso, a algunas mujeres se les extraen el útero y los ovarios (histerectomía y ovariectomía). Si se le extraen los ovarios, bajará su nivel de estrógeno, y es probable que los síntomas desaparezcan. Pero es posible que tenga síntomas de menopausia y no podrá quedar embarazada.

Si se está acercando a la menopausia, podría convenirle intentar manejar sus síntomas con medicamentos en lugar de con una cirugía. Por lo general, la endometriosis deja de causar problemas cuando se interrumpen los períodos.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca de la endometriosis:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Inquietudes a largo plazo:

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud. Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.
  Endometriosis: ¿Debería realizarme una histerectomía y una ovariectomía?
  Endometriosis: ¿Debería usar una terapia hormonal?
  Histerectomía y ooforectomía: ¿Debería usar terapia de estrógeno (ET)?

Causa

No se conoce la causa exacta de la endometriosis. Entre las posibles causas se incluyen las siguientes:

  • Es posible que su sistema inmunitario no pueda deshacerse de las células endometriales fuera del útero como debería.
  • El sangrado abundante o una estructura anormal del útero, el cuello uterino o la vagina hace que demasiadas células endometriales suban por las trompas de Falopio y luego lleguen al abdomen. (Esto se llama menstruación retrógrada).
  • La sangre o el líquido linfático pueden transportar células endometriales a otras partes del cuerpo. O las células pueden ser transportadas durante una cirugía, como una episiotomía o un parto por cesárea.
  • Las células del abdomen y de la pelvis pueden convertirse en células endometriales.
  • Las células endometriales podrían haberse formado fuera del útero cuando usted era un feto.
  • Puede ser hereditaria.

Síntomas

Algunas mujeres con endometriosis no tienen síntomas. Otras mujeres tienen síntomas que van de leves a graves. Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor, que puede ser:
    • Dolor pélvico.
    • Cólicos menstruales intensos.
    • Dolor en la parte baja de la espalda 1 o 2 días antes del comienzo del período menstrual (o antes).
    • Dolor durante las relaciones sexuales.
    • Dolor rectal.
    • Dolor durante las evacuaciones del intestino.
  • Esterilidad, que podría ser la única señal de que tiene endometriosis. Entre el 20% y el 40% de las mujeres con esterilidad tienen endometriosis.1
  • Sangrado anormal. Esto puede incluir:
    • Sangre en la orina o las heces.
    • Cierta cantidad de sangrado vaginal antes del comienzo del período menstrual.
    • Sangrado vaginal después de las relaciones sexuales.

Los síntomas suelen ser más graves inmediatamente antes y durante su período menstrual. Mejoran a medida que su período termina. Algunas mujeres, especialmente las adolescentes, tienen dolor todo el tiempo.

Hay varias afecciones diferentes que pueden causar síntomas similares a los de la endometriosis. Estas afecciones incluyen períodos dolorosos, adenomiosis y fibromas uterinos.

Qué sucede

La endometriosis suele ser una enfermedad a largo plazo (crónica). Si usted tiene endometriosis, el tipo de tejido que recubre el útero también crece fuera del útero. Estas masas de tejido (llamados implantes) pueden haber crecido en los ovarios o en las trompas de Falopio, en la pared externa del útero, los intestinos u otros órganos abdominales. En casos poco comunes se extienden a zonas más allá del abdomen.

Con cada ciclo menstrual, los implantes pasan por las mismas etapas de crecimiento, desintegración y sangrado que el recubrimiento uterino (endometrio). Por este motivo, el dolor que causa la endometriosis podría comenzar como una molestia leve algunos días antes del período menstrual, que luego suele desaparecer para el momento en que finaliza el período. Pero si un implante crece en una zona sensible, puede causar dolor constante o dolor durante determinadas actividades, como las relaciones sexuales, el ejercicio o la evacuación del intestino.

Algunas mujeres no tienen síntomas ni problemas. Otras tienen síntomas que varían de leves a graves o esterilidad. No hay manera de predecir si la endometriosis empeorará, mejorará o si permanecerá igual hasta la menopausia.

Problemas de esterilidad

Entre el 20% y el 40% de las mujeres con esterilidad tienen endometriosis (algunas tienen más de una causa posible de esterilidad).1 Los expertos no comprenden totalmente de qué manera la endometriosis causa esterilidad. Podría ser que:2

  • Podría formarse tejido cicatricial (adherencias) en los lugares de los implantes y cambiar la forma o la función de los ovarios, las trompas de Falopio o el útero.
  • Los implantes endometriales podrían cambiar la composición química y hormonal del líquido que rodea los órganos de la cavidad abdominal (líquido peritoneal). Esto puede cambiar el ciclo menstrual o impedir un embarazo.

Problemas ováricos

Una complicación común de la endometriosis es la formación de quistes en los ovarios. Este crecimiento lleno de sangre se llama endometrioma ovárico o quiste endometrial. Los endometriomas pueden medir tan poco como 1 mm de diámetro o más de 8 cm de diámetro. Los síntomas de un quiste ovárico pueden ser iguales a los de la endometriosis.

Además, el riesgo de cáncer ovárico es ligeramente más alto en mujeres que tienen endometriosis.3 Este tipo de cáncer ovárico se ve más comúnmente en mujeres mayores de 60.

Qué aumenta el riesgo

Su riesgo de endometriosis es más alto si:

  • Está entre la pubertad y la menopausia (alrededor de los 50 años). Después de que los niveles de estrógeno bajan en la menopausia, desaparece su riesgo.
  • Su madre o su hermana tiene o ha tenido endometriosis. Esto hace más probable que usted tenga síntomas graves. Este riesgo parece ser transmitido por la madre.
  • Sus ciclos menstruales son de menos de 28 días.
  • Su flujo menstrual dura más de 7 días.
  • Comenzó a menstruar antes de los 12 años.
  • Nunca ha estado embarazada.
  • Su útero, su cuello uterino o su vagina tiene una forma anormal que obstruye o retrasa el flujo menstrual.

Cuándo llamar al médico

Llame a un médico de inmediato si empieza a tener dolor pélvico repentino e intenso.

Llame a un médico para programar una cita si:

  • Sus períodos han cambiado y pasaron de ser relativamente indoloros a dolorosos.
  • El dolor interfiere en sus actividades cotidianas.
  • Comienza a tener dolor durante las relaciones sexuales.
  • Tiene dolor al orinar, sangre en la orina o incapacidad para controlar el flujo de orina.
  • Tiene sangre en las heces, empieza a tener dolor o tiene un cambio significativo e inexplicable de las evacuaciones del intestino.
  • No puede quedar embarazada después de intentarlo durante 12 meses.

Espera vigilante

Si tiene dolor leve durante su período pero ningún otro síntoma ni inquietud, puede esperar a que pasen varios ciclos menstruales. Luego, en su próxima visita de rutina a su médico, puede hablar sobre el dolor. Es posible que lo único que usted necesite sea tratamiento en el hogar para aliviar el dolor leve.

A quién consultar

Entre los profesionales de la salud que pueden evaluar la endometriosis y ayudarla a manejar el dolor, se incluyen:

Si su caso es complicado o su problema principal es la esterilidad, es posible que se la remita a:

Para realizarse un diagnóstico mediante laparoscopia o para recibir tratamiento quirúrgico, es posible que se la remita a un ginecólogo.

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

Para ver si sus síntomas son causados por endometriosis o no, su médico primero:

  • Hablará con usted acerca de sus antecedentes familiares y su historial médico, sus síntomas y sus períodos menstruales.
  • Le realizará un examen pélvico. A menudo, esto incluye revisar tanto la vagina como el recto.

Si el examen, los síntomas y los factores de riesgo son suficientes como para tener fuertes sospechas de que usted tiene endometriosis, su médico podría sugerir que pruebe primero algún medicamento antiinflamatorio no esteroideo (AINE) y/o terapia hormonal antes de realizarse otras pruebas. Si el tratamiento mejora sus síntomas después de algunos meses, el diagnóstico de endometriosis es más seguro.

Laparoscopia

La laparoscopia es un procedimiento quirúrgico que se usa para diagnosticar y tratar la endometriosis. Si su médico recomienda una laparoscopia, se utilizará para buscar y posiblemente extraer implantes y tejido cicatricial. Sin embargo, no siempre es necesaria una laparoscopia. Por lo general, se realiza cuando la esterilidad requiere tratamiento rápido y una probable cirugía o cuando el tratamiento no ha aliviado el dolor ni solucionado el problema de la esterilidad.

Pruebas para quistes ováricos u otros problemas

Si su médico palpa una masa anormal durante el examen pélvico, es posible que tenga un quiste en el ovario (endometrioma ovárico) u otro problema. Es posible que necesite una ecografía transvaginal, una tomografía computarizada o una MRI.

Generalidades del tratamiento

Aunque no existe una cura para la endometriosis, el tratamiento puede ayudar en caso de dolor y esterilidad. El tratamiento depende de lo graves que sean sus síntomas y si quiere quedar embarazada. Si solo tiene dolor, la terapia hormonal para reducir los niveles de estrógeno del cuerpo encogerá los implantes y puede reducir el dolor. Si quiere quedar embarazada, operarse, recibir tratamiento para la esterilidad o ambos podrían ayudar.

No todas las mujeres con endometriosis tienen dolor. Y la endometriosis no siempre empeora con el tiempo. Durante el embarazo, suele mejorar, al igual que después de la menopausia. Si tiene dolor leve, no tiene planes de quedar embarazada en el futuro o se está acercando a la menopausia (alrededor de los 50 años), es posible que no tenga necesidad de tratamiento. La decisión depende de usted.

Medicamentos

Si tiene dolor o sangrado pero no está planeando quedar embarazada próximamente, las hormonas anticonceptivas (parche, píldoras o anillo) o antiinflamatorios (AINE) pueden ser todo lo que necesita para controlar el dolor. Es probable que las hormonas anticonceptivas impidan que empeore la endometriosis.4 Si tiene síntomas graves o si las hormonas anticonceptivas y los AINE no funcionan, podría probar con una terapia hormonal más fuerte.

Además de los medicamentos, usted puede probar otras cosas en el hogar para aliviar el dolor. Por ejemplo, usted puede aplicarse calor en el abdomen o puede hacer ejercicio en forma regular.

Cirugía

Si la terapia hormonal no funciona o si los crecimientos están afectando otros órganos, la cirugía es el paso siguiente. Extrae los crecimientos endometriales y el tejido cicatricial. Esto suele poder hacerse a través de una o más incisiones pequeñas, usando laparoscopia.

La laparoscopia puede mejorar el dolor y sus probabilidades de quedar embarazada.

En casos graves, extraer el útero y los ovarios (histerectomía y ovariectomía) es una opción. Esta cirugía provoca una menopausia temprana. Solo se usa si no tiene planes de embarazo y ha tenido poco alivio con otros tratamientos.

Tratamiento para la esterilidad

Si tiene problemas para quedar embarazada incluso después de operarse, podría considerar probar medicamentos para la fertilidad con inseminación o fertilización in vitro. Para aprender más, vea el tema Problemas de fertilidad.

Prevención

La endometriosis no puede prevenirse. Esto se debe en parte a que no se entiende muy bien cuál es la causa. Sin embargo, el uso a largo plazo de hormonas anticonceptivas (parche, píldoras o anillo) podría evitar que la endometriosis empeore.

Tratamiento en el hogar

Es posible que el tratamiento en el hogar alivie el dolor de la endometriosis. Usted puede probar las siguientes cosas junto con sus otros tratamientos.

  • Aplíquese calor en la parte inferior del abdomen. Use una almohadilla térmica o una bolsa de agua caliente, o dese un baño caliente. El calor mejora la circulación de la sangre y puede aliviar el dolor pélvico.
  • Recuéstese y coloque una almohada debajo de las rodillas. Cuando se acueste de costado, lleve las rodillas al pecho para aliviar la presión en la espalda.
  • Use técnicas de relajación y biorretroalimentación ("biofeedback").
  • Haga ejercicio en forma regular. Mejora el flujo de sangre, aumenta las endorfinas —estas calman dolores y son producidas naturalmente por el organismo— y reduce el dolor.
  • Intente tener relaciones sexuales. Esto puede (o puede que no) ayudar con los cólicos y los dolores de espalda.

Medicamentos

Los medicamentos pueden usarse para reducir el dolor y el sangrado y, en algunos casos, para encoger los crecimientos de la endometriosis. Para las mujeres que no están tratando de quedar embarazadas, las hormonas anticonceptivas y los antiinflamatorios (AINE) suelen recomendarse primero. Son los que tienen menos probabilidades de causar graves efectos secundarios y pueden ser una opción de tratamiento a largo plazo.1 Pero si la esterilidad a causa de la endometriosis es su problema principal, generalmente, los medicamentos no se usan.

Antiinflamatorios (AINE)

  • Los antiinflamatorios (AINE) reducen el dolor, la inflamación y el sangrado del tejido endometrial. Consulte a su médico antes de usar un medicamento de venta libre por más de unos pocos días.
    • Comience a tomar la dosis recomendada en cuanto comiencen sus molestias o el día anterior de la fecha esperada de inicio de su período menstrual.
    • Tome el medicamento en dosis programadas regularmente. Tomar el medicamento solo cuando el dolor es grave no es tan eficaz.
    • Si un tipo de AINE no alivia su dolor, pruebe con otro tipo. O pruebe acetaminofén, como Tylenol.

Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta.

Terapia hormonal

  • Las hormonas anticonceptivas (parche, píldoras o anillo) interrumpen la ovulación mensual y el crecimiento, el desprendimiento y el sangrado que hacen que la endometriosis sea dolorosa. Las hormonas anticonceptivas mejoran el dolor de la endometriosis en la mayoría de las mujeres.4 Y son la terapia hormonal que tiene menos probabilidades de causar efectos secundarios fuertes. Por este motivo, muchas mujeres pueden usarlas durante años. Otras terapias hormonales solo pueden usarse por un período que va desde varios meses hasta 2 años. Para obtener más información general sobre las hormonas anticonceptivas, vea Píldora, parche o anillo anticonceptivos.
  • La terapia con un agonista de hormonas que liberan gonadotropina (GnRH-a) reduce el nivel de estrógeno y desencadena un estado similar a la menopausia. Esto reduce el tamaño de los implantes y reduce el dolor en la mayoría de las mujeres.
  • La progestina (pastilla o inyección de Depo-Provera) detiene la ovulación y baja el estrógeno. Para la mayoría de las mujeres, encoge los crecimientos de la endometriosis y reduce el dolor. Algunos estudios indican que el dispositivo intrauterino (DIU) con levonorgestrel reduce el dolor.5
  • La terapia con danazol reduce los niveles de estrógeno y aumenta los niveles de andrógenos, lo que desencadena un estado similar a la menopausia. Esto encoge los crecimientos y reduce el dolor en la mayoría de las mujeres. Por lo general, este alivio dura de 6 a 12 meses después del tratamiento. Pero los efectos secundarios del danazol pueden ser significativos.

Todas las terapias hormonales para la endometriosis pueden causar efectos secundarios y presentar determinados riesgos para la salud. Algunas causan efectos secundarios particularmente desagradables. Antes de empezar a tomar un medicamento o una terapia hormonal, revise sus posibles efectos secundarios. Si parece que son menos fuertes que sus síntomas de endometriosis, converse con su médico sobre la terapia.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Endometriosis: ¿Debería usar terapia hormonal?

Para pensar

El riesgo de cáncer de ovario es más alto en las mujeres que tienen endometriosis. El uso de hormonas anticonceptivas durante 5 años o más reduce ese riesgo.6

Cirugía

Aunque la cirugía no cura la endometriosis, sí ofrece resultados a corto plazo para la mayoría de las mujeres y alivio a largo plazo para algunas.

Es posible que se recomiende operar si:

  • El tratamiento con terapia hormonal no ha controlado los síntomas, y los síntomas interfieren en su vida diaria.
  • Los implantes endometriales o el tejido cicatricial (adherencias) interfieren en las funciones de otros órganos abdominales.
  • La endometriosis causa esterilidad.

Opciones de cirugía

  • La laparoscopia es el procedimiento más común utilizado para diagnosticar y tratar la endometriosis. Si su médico recomienda una laparoscopia, se la utilizará para detectar y posiblemente extraer o destruir implantes y tejido cicatricial.
  • La histerectomía con ovariectomía es para mujeres que no tienen planes de quedar embarazada. Puede ayudar con el dolor a largo plazo. Pero después de que se le extraen los ovarios, los efectos secundarios de bajos niveles de estrógenos pueden ser graves. Y cuando usted tiene la menopausia en forma temprana, su riesgo de osteoporosis aumenta, a menos que tome medidas para protegerse los huesos.
Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Endometriosis: ¿Debería realizarme una histerectomía y una ovariectomía?
Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Histerectomía y ovariectomía: ¿Debería usar terapia de estrógenos (ET, por sus siglas en inglés)?

Para pensar

Algunos estudios sugieren que usar terapia hormonal después de la cirugía puede extender el período sin dolor al prevenir el crecimiento de una nueva endometriosis o su regreso.4

Otro tratamiento

Para ayudar con el estrés y el dolor de la endometriosis, puede considerar otros tratamientos. Los investigadores no han examinado aún estas terapias para la endometriosis. Pero estos tratamientos tienen beneficios de eficacia comprobada en el tratamiento de otras afecciones:

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Congress of Obstetricians and Gynecologists (ACOG)
Dirección del sitio web: www.acog.org

American Society for Reproductive Medicine
Dirección del sitio web: www.asrm.org

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Fritz MA, Speroff L (2011). Endometriosis. In Clinical Gynecologic Endocrinology and Infertility, 8th ed., pp. 1221–1248. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  2. Barbieri RL (2010). Endometriosis. In EG Nabel, ed., ACP Medicine, section 16, chap. 10. Hamilton, ON: BC Decker.
  3. D'Hooghe TM (2012). Endometriosis. In JS Berek, ed., Berek and Novak's Gynecology, 15th ed., pp. 505–556. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  4. Ferrrero S, et al. (2010). Endometriosis, search date December 2009. Online version of BMJ Clinical Evidence: http://www.clinicalevidence.com.
  5. American College of Obstetricians and Gynecologists (2010). Management of endometriosis. ACOG Practice Bulletin No. 114. Obstetrics and Gynecology, 116(1): 225–236.
  6. American College of Obstetricians and Gynecologists (2010, reaffirmed 2012). Noncontraceptive uses of hormonal contraceptives. ACOG Practice Bulletin No. 110. Obstetrics and Gynecology, 115(1): 206–218.

Otras obras consultadas

  • American Society for Reproductive Medicine (2008). Treatment of pelvic pain associated with endometriosis. Fertility and Sterility, 90(Suppl 3): S260–S269.
  • American Society for Reproductive Medicine (2012). Endometriosis and infertility: A committee opinion. Fertility and Sterility, 98(3): 591–598.
  • D'Hooghe TM (2012). Endometriosis. In JS Berek, ed., Berek and Novak's Gynecology, 15th ed., pp. 505–556. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Lobo RA (2012). Endometriosis: Etiology, pathology, diagnosis, management. In GM Lentz et al., eds., Comprehensive Gynecology, 6th ed., pp. 433–452. Philadelphia: Mosby.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Sarah Marshall, MD - Medicina familiar
Kirtly Jones, MD - Obstetricia y ginecología
Última revisión 5 agosto, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.