Generalidades del tema

¿Qué es un embarazo ectópico?

En un embarazo normal, un óvulo fecundado se desplaza por una de las trompas de Falopio al útero. El óvulo se implanta en el útero y comienza a crecer. Pero en un embarazo ectópico, el óvulo fecundado se implanta (se adhiere) en un lugar distinto al útero, la mayoría de las veces en una de las trompas de Falopio. (Por eso, a veces se denomina embarazo tubárico). En raras ocasiones, el óvulo se implanta en un ovario, el cuello uterino o el abdomen.

No hay forma de salvar un embarazo ectópico. No puede convertirse en un embarazo normal. Si el óvulo sigue creciendo en la trompa de Falopio, puede dañar o hacer estallar la trompa y provocar sangrado intenso potencialmente mortal. Si tiene un embarazo ectópico, deberá someterse a un tratamiento rápido para interrumpirlo antes de que cause problemas peligrosos.

¿Cuál es la causa de un embarazo ectópico?

Con frecuencia, un embarazo ectópico es causado por un daño en las trompas de Falopio. Un óvulo fecundado puede tener dificultades para pasar por una trompa dañada, lo cual hace que el óvulo se implante y crezca en la trompa.

Las cosas que aumentan las probabilidades de que se dañen las trompas de Falopio y de que se produzca un embarazo ectópico incluyen:

  • Fumar. Cuanto más fume, mayor será su riesgo de tener un embarazo ectópico.
  • Enfermedad inflamatoria pélvica (EIP). Con frecuencia, este es el resultado de una infección, como la clamidia o la gonorrea.
  • Endometriosis, la cual puede provocar la formación de tejido cicatricial en las trompas de Falopio o alrededor de ellas.
  • Haber estado expuesta a la sustancia química DES antes de nacer.

Algunos tratamientos médicos pueden aumentar su riesgo de embarazo ectópico. Estos incluyen:

  • Cirugía en las trompas de Falopio o en la zona pélvica.
  • Tratamientos de fertilidad, como la fecundación in vitro.

¿Cuáles son los síntomas?

En las primeras semanas, un embarazo ectópico suele causar los mismos síntomas que un embarazo normal, como la ausencia del período menstrual, cansancio, náuseas y dolor en los senos.

Las señales clave de un embarazo ectópico son:

  • Dolor pélvico o abdominal. En un principio, puede tratarse de un dolor agudo de un lado y, luego, extenderse por el abdomen. Puede ser peor cuando se mueve o hace un esfuerzo.
  • Sangrado vaginal.

Si piensa que está embarazada y tiene estos síntomas, consulte a su médico de inmediato.

¿Cómo se diagnostica un embarazo ectópico?

Un análisis de orina puede determinar si usted está embarazada. Para averiguar si tiene un embarazo ectópico, es probable que su médico le haga:

  • Un examen pélvico para revisarle el tamaño del útero y palpar bultos o zonas sensibles en su abdomen.
  • Un análisis de sangre para revisar el nivel de la hormona del embarazo (hCG, por sus siglas en inglés). Este análisis se repite 2 días después. Al inicio de un embarazo, el nivel de esta hormona se duplica cada 2 días. Un nivel bajo sugiere la existencia de un problema, como un embarazo ectópico.
  • Una ecografía. Esta prueba muestra imágenes del interior de su abdomen. Con una ecografía, un médico generalmente puede ver un embarazo en el útero 6 semanas después de su último período menstrual.

¿Cómo se trata?

Los tratamientos más comunes son medicamentos y cirugía. En la mayoría de los casos, un médico tratará un embarazo ectópico inmediatamente para prevenir daño a la mujer.

Pueden utilizarse medicamentos si el embarazo se detecta en forma temprana, antes de que se dañe la trompa. En la mayoría de los casos, una o más inyecciones de un medicamento denominado metotrexato interrumpirán el embarazo. La inyección le permite evitar la cirugía, pero puede causar efectos secundarios. Deberá visitar a su médico para realizarse análisis de sangre de seguimiento con el fin de asegurarse de que la inyección haya funcionado.

En el caso de un embarazo que haya superado las primeras semanas, la cirugía es más segura que los medicamentos y tiene mayores probabilidades de ser eficaz. En lo posible, la cirugía que se utilizará es la laparoscopia. Este tipo de cirugía se realiza a través de uno o más cortes pequeños (incisiones) en el abdomen. Si necesita una cirugía de urgencia, es posible que le hagan una incisión más grande.

¿Qué puede esperar después de un embarazo ectópico?

La pérdida de un embarazo siempre es difícil, independientemente de lo temprano que se haya producido. Tómese tiempo para hacer duelo por su pérdida, y consiga el apoyo que necesita para superar este momento.

Podría correr riesgo de tener depresión después de un embarazo ectópico. Si tiene síntomas de depresión que duran más de un par de semanas, asegúrese de decírselo a su médico para poder obtener la ayuda que necesita.

Es común preocuparse por su fecundidad después de tener un embarazo ectópico. Haber tenido un embarazo ectópico no significa que no pueda tener un embarazo normal en el futuro. Pero sí significa que:

  • Es posible que tenga dificultades para quedar embarazada.
  • Tiene mayores probabilidades de tener otro embarazo ectópico.

Si queda embarazada nuevamente, asegúrese de que su médico sepa que usted tuvo un embarazo ectópico con anterioridad. La realización de pruebas regulares durante las primeras semanas del embarazo puede detectar un problema en forma temprana o permitirle saber que su embarazo es normal.

Preguntas frecuentes

Aprender sobre el embarazo ectópico:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Inquietudes a largo plazo:

Causa

El daño en la trompa de Falopio es una causa común de embarazo ectópico. Un óvulo fecundado puede quedar atrapado en una zona dañada de una de las trompas y comenzar a crecer allí. Algunos embarazos ectópicos ocurren sin ninguna causa conocida.

Las causas comunes del daño a una trompa de Falopio que pueden provocar un embarazo ectópico incluyen:

  • Fumar. Las mujeres que fuman o que solían fumar tienen mayores índices de embarazo ectópico. Se considera que el hábito de fumar afecta la capacidad de las trompas de Falopio para empujar el óvulo fecundado hacia el útero.
  • La enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), como por una infección de clamidia o de gonorrea. La EIP puede formar tejido cicatricial en las trompas de Falopio.
  • La cirugía de trompas de Falopio, a menudo hecha para revertir una ligadura de trompas o para reparar una trompa obstruida o con tejido cicatricial.
  • Un embarazo ectópico anterior en una trompa de Falopio.

A pesar de que el embarazo es raro después de una ligadura de trompas o de la colocación de un dispositivo intrauterino (DIU), esos embarazos que sí ocurren pueden tener una probabilidad mayor de ser ectópicos.

Síntomas

Al principio, un embarazo ectópico a menudo se siente como un embarazo normal. Una mujer con un embarazo ectópico puede presentar señales comunes de un embarazo en sus primeras etapas, por ejemplo:

  • Ausencia del período menstrual.
  • Sensibilidad en los senos.
  • Fatiga.
  • Náuseas.
  • Aumento en la micción.

Las primeras señales de un embarazo ectópico pueden incluir:

  • Sangrado vaginal, que podría ser leve.
  • Dolor abdominal o pélvico, generalmente luego de 6 a 8 semanas de la ausencia del período menstrual.

Sin embargo, a medida que progresa el embarazo ectópico, pueden aparecer otros síntomas, incluyendo:

  • Dolor abdominal o pélvico que puede empeorar si se mueve o hace un esfuerzo. En un principio, puede tratarse de un dolor agudo de un lado y, luego, extenderse a toda la región pélvica.
  • Sangrado vaginal abundante o intenso.
  • Dolor durante las relaciones sexuales o durante un examen pélvico.
  • Mareo, aturdimiento o desmayos (síncope) causados por el sangrado interno.
  • Señales de choque ("shock").
  • Dolor en los hombros causado por el sangrado en el abdomen debajo del diafragma. El sangrado irrita el diafragma y se siente como dolor en los hombros.

Los síntomas del aborto espontáneo a menudo son similares a los experimentados en las primeras etapas de un embarazo ectópico. Para obtener más información, vea el tema Aborto espontáneo.

Qué sucede

Normalmente, al comienzo de un embarazo, el óvulo fecundado se desplaza desde la trompa de Falopio al útero, donde se implanta y crece. Pero en unos pocos embarazos diagnosticados, el óvulo fecundado se implanta en una zona fuera del útero, lo cual resulta en un embarazo ectópico (también conocido como embarazo tubárico o embarazo extrauterino).

Un embarazo ectópico no puede mantener un feto con vida durante mucho tiempo. No obstante, un embarazo ectópico puede crecer lo suficiente como para provocar una ruptura en la zona que ocupa, y así causar sangrado intenso y poner en peligro a la madre. Una mujer con señales o síntomas de un embarazo ectópico requiere atención médica inmediata.

Un embarazo ectópico puede ocurrir en diferentes lugares. En la mayoría de los embarazos ectópicos, el óvulo fecundado se implanta en una de las trompas de Falopio.

En raras ocasiones:

  • El óvulo se adhiere y crece en un ovario, el cuello uterino o la cavidad abdominal (fuera del aparato reproductor).
  • Uno o más óvulos crecen en el útero, y uno o más óvulos crecen en una de las trompas de Falopio, el cuello uterino o la cavidad abdominal. Esto se llama embarazo heterotópico.

Complicaciones del embarazo ectópico

El embarazo ectópico puede dañar la trompa de Falopio, lo cual puede crear dificultades para quedar embarazada en el futuro.

Por lo general, los embarazos ectópicos se detectan lo suficientemente temprano como para evitar complicaciones mortales, como el sangrado intenso. Un embarazo ectópico que presenta ruptura requiere cirugía de urgencia para prevenir sangrado intenso dentro del abdomen. La trompa afectada se extirpa en forma parcial o total. Para obtener más información, vea Cirugía.

Qué aumenta el riesgo

Las cosas que pueden aumentar su riesgo de tener un embarazo ectópico incluyen:

  • Un embarazo ectópico anterior.
  • Hábito de fumar cigarrillos actual o anterior. Cuanto más fume, mayor será el riesgo. Los especialistas creen que es posible que el hábito de fumar afecte el funcionamiento de las trompas de Falopio.
  • Antecedentes de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), a menudo causada por la clamidia o la gonorrea.
  • Endometriosis, la cual puede provocar la formación de tejido cicatricial en las trompas de Falopio o alrededor de ellas.
  • Exposición a la sustancia química DES (dietilestilbestrol) antes de nacer.

Los tratamientos y procedimientos médicos que pueden aumentar su riesgo de tener un embarazo ectópico incluyen:

  • Cirugía previa en las trompas de Falopio para tratar la esterilidad o revertir una ligadura de trompas.
  • Una falla de una ligadura de trompas. En raras ocasiones, cuando se produce un embarazo luego de una cirugía de esterilización, existe un riesgo más alto del habitual de que sea ectópico.
  • Una falla con un método anticonceptivo de progestina solamente, como las pastillas que solo contienen progestina o un embarazo que ocurre con un dispositivo intrauterino (DIU) colocado.
  • Tratamiento con tecnología de reproducción asistida (ART, por sus siglas en inglés), como la fecundación in vitro (IVF, por sus siglas en inglés). Esto puede ocurrir cuando el óvulo fecundado es arrastrado hacia la trompa de Falopio dañada luego de haberse trasladado al útero.
  • Infección luego de cualquier tipo de cirugía que se realice en el útero o las trompas de Falopio. Esto puede hacer que se forme tejido cicatricial.

El embarazo ectópico se ha asociado con el uso de medicamentos destinados a producir la liberación múltiple de óvulos del ovario (superovulación). Los especialistas aún no saben si esto ocurre porque muchas mujeres que los usan ya tenían dañadas las trompas de Falopio o si es por los medicamentos en sí.

Si queda embarazada y tiene un alto riesgo de tener un embarazo ectópico, se la supervisará atentamente. Los médicos no siempre coinciden en cuanto a qué factores de riesgo son lo suficientemente graves como para que se requiera una vigilancia atenta. Sin embargo, las investigaciones sugieren que el riesgo es lo suficientemente grave si usted fue sometida a una cirugía tubárica o si tuvo un embarazo ectópico, estuvo expuesta al DES antes de nacer, tiene problemas conocidos en las trompas de Falopio o si quedó embarazada con un dispositivo intrauterino (DIU) colocado.

Cuándo llamar al médico

Si está embarazada, esté atenta a los síntomas que pudieran significar que usted tiene un embarazo ectópico, especialmente si corre riesgos. Si usted tiene síntomas de un embarazo ectópico o la están tratando por un embarazo ectópico, evite actividad intensa hasta que un médico haya evaluado sus síntomas.

Llame al 911 o a otros servicios de urgencia de inmediato si:

  • Se desmayó (perdió el conocimiento).
  • Tiene sangrado vaginal intenso.
  • Tiene dolor repentino e intenso en el abdomen o en la pelvis.

Llame a su médico ahora mismo o busque atención médica inmediata si:

  • Está mareada o aturdida, o siente que puede desmayarse.
  • Tiene sangrado vaginal.
  • Tiene cólicos nuevos o nuevo dolor en el abdomen o en la pelvis.

A quién consultar

Los siguientes profesionales de la salud pueden evaluar si usted tiene un embarazo ectópico:

Un embarazo ectópico diagnosticado es tratado por un ginecólogo.

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

La mayoría de los embarazos ectópicos pueden detectarse por medio de un examen pélvico, una ecografía y análisis de sangre. Si tiene síntomas de un posible embarazo ectópico, se le realizarán:

  • Un examen pélvico, el cual puede detectar sensibilidad en el útero o en las trompas de Falopio, menor dilatación del útero de lo que se espera para un embarazo, o una masa en la zona pélvica.
  • Una ecografía pélvica (transvaginal o abdominal), la cual usa ondas de sonido para producir una imagen de los órganos y las estructuras de la parte inferior del abdomen. La ecografía transvaginal es la manera más confiable para ver dónde está el embarazo. Un embarazo ubicado en el útero puede verse a las 6 semanas del último período menstrual. Es probable que haya un embarazo ectópico si no hay señales de un embrión o feto en el útero pero los niveles de hCG están elevados o en aumento.
  • Dos o más análisis de sangre de los niveles de la hormona del embarazo (gonadotropina coriónica humana, o hCG, por sus siglas en inglés), tomados con 48 horas de diferencia. Durante las primeras semanas de un embarazo normal, los niveles de hCG se duplican cada 2 días. Los niveles de hCG en la sangre bajos o que aumentan lentamente sugieren un embarazo anormal, como un embarazo ectópico o un aborto espontáneo. Si los niveles de hCG son anormalmente bajos, se hacen más pruebas para encontrar la causa.

A veces, se realiza un procedimiento quirúrgico por medio de una laparoscopia para ver si hay un embarazo ectópico. Un embarazo ectópico después de las 5 semanas suele poder diagnosticarse y tratarse con una laparoscopia. Pero la laparoscopia no se usa a menudo para diagnosticar un embarazo ectópico en una etapa muy temprana, porque la ecografía y los análisis de sangre para embarazo son muy precisos.

Pruebas de seguimiento luego del tratamiento

Durante la semana posterior al tratamiento del embarazo ectópico, se le realizarán en varias ocasiones análisis para determinar los niveles de hCG (gonadotropina coriónica humana) en la sangre. Su médico observará si hay una disminución en los niveles de hCG, lo cual indica que el embarazo se está interrumpiendo (en ocasiones, los niveles de hCG aumentan durante los primeros días de tratamiento, y luego disminuyen). En algunos casos, se continúan realizando las pruebas de hCG durante semanas o meses hasta que los niveles de hCG disminuyan hasta un nivel bajo.

Para pensar

Si queda embarazada y tiene un alto riesgo de tener un embarazo ectópico, se la supervisará atentamente. Los médicos no siempre coinciden en cuanto a qué factores de riesgo son lo suficientemente graves como para que se requiera una vigilancia atenta. Sin embargo, las investigaciones sugieren que el riesgo es lo suficientemente grave si usted fue sometida a una cirugía tubárica o si tuvo un embarazo ectópico, estuvo expuesta al DES antes de nacer, se sabe que tiene problemas de las trompas de Falopio o tiene un embarazo con un dispositivo intrauterino (DIU) colocado.

Una prueba de orina de embarazo, incluyendo una prueba casera de embarazo, puede diagnosticar un embarazo de manera precisa, pero no puede detectar si se trata de un embarazo ectópico. Si la prueba de orina de embarazo confirma el embarazo y se sospecha la existencia de un embarazo ectópico, se deberán realizar más análisis de sangre o ecografías para diagnosticarlo.

Generalidades del tratamiento

En la mayoría de los casos, un embarazo ectópico e trata inmediatamente para evitar una ruptura y una pérdida de sangre grave. La decisión acerca de qué tratamiento se usa depende de lo temprano que se detecte el embarazo y de su estado de salud general. En el caso de un embarazo ectópico en sus primeras etapas que no esté causando sangrado, tal vez usted pueda decidir entre tomar medicamentos u operarse para interrumpir el embarazo.

Medicamentos

Usar metotrexato para interrumpir un embarazo ectópico la libera de una incisión y de la anestesia general. Pero causa efectos secundarios y puede tener que hacerse pruebas del nivel de la hormona en la sangre durante varias semanas para cerciorarse de que el tratamiento haya tenido éxito. El metotrexato tiene más probabilidades de ser eficaz:

  • Cuando los niveles de la hormona del embarazo (gonadotropina coriónica humana o hCG, por sus siglas en inglés) son bajos (menos de 5,000).
  • Cuando el embrión no tiene actividad cardíaca.

Cirugía

La cirugía suele ser necesaria si usted tiene un embarazo ectópico que le produce síntomas intensos, sangrado o niveles altos de hCG. Esto ocurre porque es poco probable que los medicamentos funcionen y hay más probabilidades de una ruptura a medida que pasa el tiempo. Cuando es posible, se hace una cirugía laparoscópica en la que se realiza una pequeña incisión. En el caso de un embarazo ectópico que presenta ruptura, hay que operar de urgencia.

Tratamiento expectante

En el caso de un embarazo ectópico en sus primeras etapas que parece interrumpirse en forma natural (aborto espontáneo), es posible que no necesite tratamiento alguno. Su médico le realizará análisis de sangre con regularidad para asegurarse de que los niveles de la hormona del embarazo (hCG o gonadotropina coriónica humana) estén disminuyendo. Esto se llama tratamiento expectante.

Los embarazos ectópicos pueden ser resistentes a tratamientos.

  • Si los niveles de hCG no disminuyen o si el sangrado no se detiene luego de haber tomado metotrexato, el próximo paso puede ser la cirugía.
  • Si la operan, es posible que después tome metotrexato.

Si su grupo sanguíneo es Rh-negativo, es posible que se utilice inmunoglobulina Rh para proteger a cualquier futuro embarazo contra una sensibilización al Rh. Para obtener más información, vea el tema Sensibilización al Rh durante el embarazo.

Para pensar

La cirugía en comparación con los medicamentos
  • Por lo general, el metotrexato es el primer tratamiento que se elige para interrumpir un embarazo ectópico en sus primeras etapas. Se deben realizar análisis de sangre de seguimiento con regularidad, durante días o semanas después de inyectar el medicamento.
  • Existen diferentes tipos de cirugía para un embarazo ectópico tubárico. Siempre y cuando usted tenga una trompa de Falopio saludable, la salpingostomía (una pequeña incisión en la trompa de Falopio) y una salpingectomía (se extirpa una parte de la trompa) tienen aproximadamente el mismo efecto en su fertilidad futura. Pero si su otra trompa está dañada, su médico puede tratar de hacer una salpingostomía. Esto podría mejorar sus probabilidades de quedar embarazada en el futuro.
  • A pesar de que la cirugía es un tratamiento más rápido, es posible que forme tejido cicatricial que podría causar dificultades para un futuro embarazo. La cirugía tubárica puede dañar la trompa de Falopio, según el lugar donde se encuentre el embrión y cuál sea su tamaño, y según el tipo de cirugía necesaria.

La cirugía podría ser su única opción de tratamiento si tiene sangrado interno.

Prevención

No es posible evitar un embarazo ectópico, pero sí se pueden prevenir complicaciones graves por medio del diagnóstico y el tratamiento tempranos. Si tiene uno o más factores de riesgo de embarazo ectópico, usted y su médico pueden vigilar atentamente las primeras semanas de su embarazo.

Si fuma, deje el hábito para disminuir su riesgo de tener un embarazo ectópico. Las mujeres que fuman o que solían fumar tienen índices más altos de embarazo ectópico.

Seguir las prácticas de relaciones sexuales más seguras, como usar un condón masculino o un condón femenino cada vez que tiene relaciones sexuales la ayuda a protegerse de infecciones de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés) que pueden causar enfermedad inflamatoria pélvica (EIP). La EIP es una causa común de la formación de tejido cicatricial en las trompas de Falopio, lo cual puede dar lugar a un embarazo ectópico.

Tratamiento en el hogar

Si usted tiene riesgo de embarazo ectópico y piensa que puede estar embarazada, use una prueba de embarazo en el hogar. Si es positiva, asegúrese de que un médico le haga una prueba de confirmación, especialmente si le preocupa que pudiera tener un embarazo ectópico.

Si está recibiendo tratamiento con metotrexato para interrumpir un embarazo ectópico, usted podría experimentar efectos secundarios del medicamento. Vea estos consejos para manejar el tratamiento con metotrexato para reducir estos efectos secundarios.

Si sufre una pérdida por un embarazo ectópico, independientemente de lo temprano que haya ocurrido en un embarazo, es de esperar que usted y su pareja necesiten tiempo para hacer duelo. Es posible que también llegue a tener depresión debido a los cambios hormonales después de la pérdida de un embarazo. Si tiene síntomas de depresión que duran más de un par de semanas, no dude en llamar a su médico o a un psicólogo, un trabajador social clínico o un consejero en salud mental matriculado.

Usted puede comunicarse con un grupo de apoyo, leer sobre las experiencias de otras mujeres y hablar con amigos, un consejero o un miembro del clero. Estas cosas pueden ayudarlos a usted y a su familia a sobrellevar la pérdida de un embarazo.

Inquietudes sobre un futuro embarazo

Si ha tenido un embarazo ectópico, es posible que tenga inquietudes sobre sus probabilidades de tener un embarazo saludable o ectópico en el futuro. Sus factores de riesgo y cualquier daño a las trompas de Falopio que pueda tener, afectarán su riesgo y su capacidad de quedar embarazada en el futuro. Su médico puede responder sus preguntas basándose en sus factores de riesgo.

Medicamentos

Los medicamentos solo pueden usarse para embarazos ectópicos en una etapa temprana que no hayan sufrido una ruptura. Según el lugar donde se encuentre la masa ectópica y el tipo de cirugía que de lo contrario se usaría, los medicamentos tal vez tengan menos probabilidades de causar un daño en las trompas de Falopio que el tratamiento quirúrgico.

Los medicamentos tienen más probabilidades de funcionar cuando el embarazo ectópico que se encuentra en sus primeras etapas no está causando sangrado y cuando:

  • El nivel de la hormona del embarazo (hCG o gonadotropina coriónica humana) es bajo (menos de 5,000).
  • El embrión no tiene actividad cardíaca.

En el caso de un embarazo ectópico más desarrollado, la cirugía es un tratamiento más seguro y confiable.

Opciones de medicamentos

El metotrexato se usa para detener el crecimiento de un embarazo ectópico que se encuentra en sus primeras etapas. También puede utilizarse luego del tratamiento quirúrgico de un embarazo ectópico para asegurar que se haya interrumpido todo crecimiento celular ectópico.

Si su grupo sanguíneo es Rh-negativo, es posible que se utilice inmunoglobulina Rh para proteger a cualquier futuro embarazo contra una sensibilización al Rh. Para obtener más información, vea el tema Sensibilización al Rh durante el embarazo.

Para pensar

Por lo general, el tratamiento con metotrexato es la primera opción para interrumpir un embarazo ectópico en sus primeras etapas. Si el embarazo está más avanzado, la cirugía es más segura que los medicamentos y tiene mayores probabilidades de resultar eficaz.

Se deben realizar análisis de sangre de seguimiento periódicos durante días o semanas después de inyectar el medicamento.

El metotrexato puede causar efectos secundarios desagradables, como náuseas, dispepsia y diarrea. Para obtener información sobre cómo reducir los efectos secundarios, lea estos consejos para manejar el tratamiento con metotrexato.

Metotrexato en comparación con cirugía

Si su embarazo ectópico no está demasiado avanzado y no ha habido ruptura, el metotrexato puede ser una opción de tratamiento para usted. El tratamiento exitoso de un embarazo ectópico en sus primeras etapas con metotrexato evita los riesgos de la cirugía, puede tener menos probabilidades de causar un daño en la trompa de Falopio que la cirugía y tiene más probabilidades de preservar su fertilidad.

Si a usted no le preocupa preservar su fertilidad, la cirugía por embarazo ectópico es una opción más rápida que el tratamiento con metotrexato y es probable que cause menos sangrado.

Cirugía

En cualquier etapa del desarrollo, la extirpación quirúrgica de una masa ectópica y/o de la sección de la trompa de Falopio donde se haya implantado es el tratamiento más rápido para el embarazo ectópico. La cirugía podría ser su única opción de tratamiento si tiene sangrado interno. De ser posible, se opera por medio de una pequeña incisión usando laparoscopia. Por lo general, este tipo de cirugía tiene un período de recuperación breve.

Opciones de cirugía

Es posible extirpar una masa ectópica de una trompa de Falopio por medio de una salpingostomía o una salpingectomía.

  • Salpingostomía. La masa ectópica se extirpa a través de un pequeño corte longitudinal en la trompa de Falopio (salpingostomía lineal). Se deja que el corte se cierre por sí solo o se cierra con puntos.
  • Salpingectomía. Se extirpa un segmento de la trompa de Falopio. Puede volver a conectarse la parte sana de la trompa de Falopio restante. Es necesario realizar una salpingectomía cuando la trompa de Falopio se estira a causa del embarazo y puede romperse, o cuando ya se ha roto o la trompa está muy dañada.

Tanto la salpingostomía como la salpingectomía pueden hacerse tanto por medio de una pequeña incisión usando una laparoscopia o por medio de una incisión abdominal más grande (laparotomía). La laparoscopia lleva menos tiempo que la laparotomía. Y la internación en el hospital es más breve. Pero para un embarazo ectópico abdominal o una extirpación ectópica tubárica de urgencia, suele ser necesaria una laparotomía.

Para pensar

Cuando un embarazo ectópico está ubicado en una trompa de Falopio que no se ha roto, se hace todo lo posible para interrumpir el embarazo sin extirpar ni dañar la trompa.

Se requiere cirugía de urgencia en el caso de un embarazo ectópico con ruptura.

Fertilidad futura

Su fertilidad futura y su riesgo de tener otro embarazo ectópico se verán afectados por sus propios factores de riesgo. Entre estos se encuentran el hábito de fumar, el uso de tecnología de reproducción asistida (ART, por sus siglas en inglés) para quedar embarazada, y la gravedad del daño en las trompas de Falopio.

Siempre y cuando una de las trompas de Falopio esté sana, la salpingostomía (pequeña incisión tubárica) y la salpingectomía (extirpación parcial de la trompa) tienen aproximadamente el mismo efecto en su fertilidad futura. Pero si la otra trompa está dañada, es posible que su médico intente realizar una salpingostomía. Esto puede mejorar sus probabilidades de quedar embarazada en el futuro.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Congress of Obstetricians and Gynecologists (ACOG)
www.acog.org
American Pregnancy Association
www.americanpregnancy.org

Referencias

Otras obras consultadas

  • American College of Obstetricians and Gynecologists (2008, reaffirmed 2012). Medical management of ectopic pregnancy. ACOG Practice Bulletin No. 94. Obstetrics and Gynecology, 111(6): 1479–1485.
  • Cunningham FG, et al. (2010). Ectopic pregnancy. In Williams Obstetrics, 23rd ed., pp. 238–256. New York: McGraw-Hill.
  • Fritz MA, Speroff L (2011). Ectopic pregnancy. In Clinical Gynecologic Endocrinology and Infertility, 8th ed., pp. 1383–1412. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Leven ED, et al. (2010). Ectopic pregnancy and spontaneous abortion. In RG Nabel. ed., ACP Medicine, section 16, chap. 6. Hamilton, ON: BC Decker.
  • Surette AM, Dunham SM (2013). Early pregnancy risks. In AH DeCherney et al., eds., Current Diagnosis and Treatment Obstetrics & Gynecology, 11th ed., pp. 234–249. New York: McGraw-Hill.
  • Varma R, Gupta J (2012). Tubal ectopic pregnancy, search date July 2011. BMJ Clinical Evidence. Available online: http://www.clinicalevidence.com.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Sarah Marshall, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado Kirtly Jones, MD - Obstetricia y ginecología

Revisado4 junio, 2014